Fotogalería
Helado Obscuro, una experiencia glaciar y embriagante
MXCity
La magia de este delicioso invento no sólo se centra en la diversidad de sabores que imaginaron sus creadores sino, también, en la mixologia de las bebidas alcohólicas que los hace especiales
bar Helado Obscuro
Helado ObscuroBeso de GremlinDirty WonkaAlice in WonderbraSangre EuropeaDark VaderGalaxia Ficticia
<
>
Alice in Wonderbra

En el último par de años Helado Obscuro ha sido una de las heladerías preferidas de la colonia Roma, no sólo por sus espectaculares híbridos de sabores sino también porque si consumes cantidades elevadas de este helado puedes terminar ebrio. La receta secreta de Romy Gutman nació luego de salir del antro con mezcal en mano, cuando se le antojó una nieve de melón y la mezcló con el alcohol. Esta deliciosa combinación dio lugar a todo el menú de sabores singulares que puedes hallar en este lugar: helados de chocolate con licor de cacao y vodka, algunas variantes con cafeína y taurina, nieve de granada, jamaica y aguardiente, sabores de café espresso con Jack Daniels, algunos helados más fuertes como el de menta, chocoretas y Absinth o el de lichi, zarzamora, sake y vodka. La lista de sabores varía de acuerdo a las frutas de temporada, además de que todas las semanas se ofrece un sabor especial diferente.

La magia de este delicioso invento no sólo se centra en la diversidad de sabores y experimentos que puedan llegar a imaginar sus creadores sino también en la correcta mixología de las bebidas con los ingredientes, que no siempre resultan deliciosos y, en su defecto, se tiene que intentar con una receta nueva. Pero con todo esto de la euforia alcohólica que crea este introvertido lugar, los dueños (quienes preparan personalmente las recetas) se dieron a la tarea de inventar sabores que oscilen entre dos extremos: por un lado encuentras los helados versión doble AA, una verdadera coctelería de un bar acaramelado, diseñados para volarte la cabeza en un viaje de confituras exquisitas cargadas de explosivos embriagantes, como el heladoStacey Malibu, preparado con cereza, licor de plátano, ginebra, dulces sweet tarts’s y licor de coco. En el otro límite se encuentran los helados que no necesitan del alcohol para ser igualmente exquisitos, como el helado de chicle de Chewbacca y el Confeti de vainilla con lunetas (hechos especialmente para los niños).

Con motivo de su segundo aniversario, Helado Oscuro ha diseñado un nuevo sabor místico que provocará que el helado sea totalmente de color negro, un gélido y elegante sabor a base de vino tinto que tienes que probar en estas fechas, porque seguramente será edición limitada.

 

Helado Obscuro

Facebook@heladobscuro

Dirección: Córdoba 223, col. Roma Norte, México, DF.

También cuenta con servicio a restaurantes, conciertos, fiestas y demás eventos.

Horario: lunes y martes de 11 am a 9 pm, miércoles a sábado de 11 am a 10 pm y domingo de 11am a 8pm

Precios: desde $35

Sublimes fotografías de bailarines en la Ciudad de México
Maria Jose CA
El fotógrafo Pablo A. Tonatiuh reunió a un grupo de bailarines para que se apoderaran de diversos escenarios de la CDMX a través de su danza.
Pablo A Tonatiuh bailarines en CDMX

¿Cómo has podido vivir tanto tiempo y todavía no entenderlo? Esta obsesión que tienes sobre ti es un desgasto de vida. Podrías pasar el tiempo salvando cosas, apreciando la naturaleza, nutriendo la amabilidad y amistad, y danzando. Has tenido mucha suerte en el amor, si me preguntas.

Only Lovers Left Alive (2013)

Hay quienes dicen que la danza es el lenguaje del alma, transmutada en movimientos corporales. Se trata de una de las expresiones más puras del espíritu humano, la cual puede convertirse en una salvación, en un regalo que uno se hace a sí mismo como un proceso de autocuidado.

Pese a la danza no es una profesión particularmente apreciada, se trata de un tipo de arte que, según Bukowski, te salva a ti mismo, “tu parte espiritual / la parte de tus entrañas. / Tu parte mágica y ebria.

Por ello es indispensable promover este tipo de arte mediante asistir a clase o a eventos de danza, como difundirlo a través de fotografías y publicaciones. Un claro ejemplo de ello es el trabajo del fotógrafo Pablo A. Tonatiuh, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, quien realizó una sesión fotográfica en donde los bailarines se empoderan en diferentes escenarios de la CDMX.

Para lograr este proyecto, reunió a un grupo de bailarines de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea así como a bailarines autodidactas, y los llevó a que expresaran su experiencia dentro de la ciudad a través de la danza. Fue en 2014 cuando comenzó el proyecto, cuando hubo un aumento en la tarifa del metro y se realizaron una serie de manifestaciones como la de #PosMeSalto –saltar los torniquetes y no pagar el uso del transporte público–.

Tonatiuh publicó sus fotografías como una idea activista, pero al notar el impacto artístico, decidió continuar retratando a los bailarines en diferentes partes de la ciudad de México: el metro, las trajineras de Xochimilco, el Centro Histórico, entre otros.

Para él, es un proceso de adaptación tanto al escenario como a la vida, evolucionando hacia algo nuevo y hermoso: 

Pablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMXPablo A Tonatiuh bailarines en CDMX
<
>
Pablo A Tonatiuh bailarines en CDMX

Mira a la Ciudad de México a través de la lente de Guillermo Kahlo (FOTOS)
MXCity
Reconocido fotógrafo alemán-mexicano (y padre de Frida Kahlo) quien retrató buena parte de la modernidad que abrazó a México en épocas del porfiriato.
Especial Archivo MXCity Guillermo Kahlo
Guillermo KahloAutorretrato, 1900guillermo-kahlo-fotografias-ciudad-de-mexico-13Frida Kahlo a los 2 años de edadFrida y Diego
<
>
guillermo-kahlo-fotografias-ciudad-de-mexico-13

 

Guillermo Kahlo ya era un reconocido artista antes de que su hija, Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón lo fuera. De origen alemán-mexicano, este fotógrafo de la época porfirista retrató la evolución de la capital a lo largo de su brillante arquitectura, que en aquél entonces se mostraba como un cambio transcultural decisivo para la realidad mexicana. 

Carl Wilhelm Kahlo Kauffman, llegó a la edad de 19 años al país en 1891, enviado por su padre, un reconocido joyero de la entonces región de Fráncfort del Meno. A partir de 1900  y durante esa década fotografiará los sitios monumentales más emblemáticos del México de la época, que básicamente enaltecía la modernización arquitectónica del país, bajo una visión afrancesada. 

A Kahlo se le atribuyen fotografías que inmortalizaron sitios como Bellas Artes, el novedoso edificio de Correos de México (hoy Palacio Postal) y su arquitectura ecléctica, el Gran Hotel de México con su art noveau, entre otras mezcolanzas de diseños modernos que se vieron abrazados por México especialmente en el gobierno de Porfirio Díaz. Algunas otras de sus fotografías muestran rostros conocidos de la historia de México, como Emiliano Zapata o su propia hija Frida en compañía del pintor Diego Rivera.

Para muchos, las fotografías de Kahlo resultarán un brillante manifiesto del progreso en un México arraigado como su propia conquista; para otros, el testimonio del inicio de una desaparición parcial de la arquitectura del México prehispánico. 

Arnold Belkin, la otra cara del muralismo en México (FOTOS)
Jaen Madrid
Una serie de retratos dimensionales de Emiliano Zapata, inventados o más bien deconstruidos por Arnold Belkin, el último de los muralistas mexicanos.
Los Zapatas de Arnold Belkin

La guerra fría fue, de alguna manera indirecta, partidaria de todas las artes en Europa, en especial de corrientes cuyo apoyo lo encontraron en antiguos ideales filosofo-políticos retomados en la época.De ahí conviene descartar principalmente a los surrealistas exiliados a México y a los muralistas mexicanos influenciados del murmullo comunista de occidente.

Los años 30’s, vieron florecer a nuestros más grandes pintores, una época de claridad mental que inclusive atrajo secuelas artísticas posteriores; un ejemplo claro son las obras del canadiense de nacimiento y mexicano por naturalización: Arnold Belkin, una figura clave para entender lo que ocurrió en la pintura después del Muralismo mexicano.

En los años 40’s, Belkin se vio fuertemente influenciado por aquellos mexicanos que llevaron la pintura y el socialismo a su máxima escala. De ahí que en 1948 decide ingresar a la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, en la Ciudad de México y persuadirse de las obras del pintor José Clemente Orozco. Pero lo que hace de Belkin, un gran artista recordado hoy, no fue su persistencia por retomar dicho muralismo cuando en México se había descartado ya como un arte propositivo, sino el hecho de que, eventualmente, Belkin deconstruyó la idea del viejo muralismo para integrarla a un contexto aún más moderno, incluso más futurista. 

En las obras de Belkin se observa una especie de cubismo de ficción; figuras geométricas de ideología probablemente surrealista proyectadas a gran escala. Para crear sus pinturas, se ayudó de instrumentos como el proyector de transparencias y el pincel de aire, además de disciplinas como la serigrafía y en buena medida la fotografía. De esta última es donde extrajo sus famosos “Zapatas” (1978), una serie de retratos de Emiliano Zapata que deconstruyen la figura del revolucionario mexicano para revelar un extraordinario interior geométrico. 

Para su realización, utilizó  lápiz, tinta y crayón, diseccionando su cuerpo de manera que su anatomía puede ser imaginada. Su serie de Zapatas se encuentra embestida de análisis extraordinarios, tales como el que sugiere la investigadora Nadia Ugalde Gómez, sobre su obra La llegada de los generales Zapata y Villa al Palacio Nacional el 6 de diciembre de 1914 (1979), quien nos dice al respecto que Belkin enfatiza “la condición humana de los mártires de la gesta revolucionaria a manera de testigos que delimitan la escena, logrando un nuevo discurso de imágenes y un efecto de distanciamiento entre estas figuras y la escena descrita, de la cual ellos mismos serían los principales protagonistas, enlazando así el momento histórico con el sentido trágico y épico del suceso”. 

Lo que Arnold Belkin logró con estas y otras de sus obras más famosas –que en buena medida retratan a batallas y héroes históricos– fue el desarticular, más allá de una imagen, una narración visual alterna de historias épicas. 

Twitter de la autora: @surrealindeath 

(1979)

(1979)

Serie Zapata I

Serie Zapata II

"Traicion y muerte de Zapata"

Otras pinturas de Belkin

 

Otros murales de Arnold Belkin

Otros murales de Arnold Belkin

Mural de Arnold Belkin en la UAM

Arnold Belkin

 

El espectacular videomapping que está proyectándose en Teotihuacán (FOTOS)
Alan Roque
Ya sea en la calzada de los muertos o en la pirámide del Sol; el objetivo de esta intervención es jugar con la ilusión óptica del espectador mediante una serie de exorbitantes imágenes en movimiento.
video mapping teotihuacan
video mapping teotihuacan
<
>
video mapping teotihuacan

La técnica de proyección de video conocida como mapping o videomapping es una de las invenciones digitales más avanzadas y ciertamente seductoras que la tecnología y el arte digital han arrojado en los últimos años. Básicamente se trata de dar vida a cualquier objeto sin movimiento mediante un juego de colores, luces y alucinantes imágenes.

Ya sea en un edificio o una apabullante pirámide, el objetivo de esta intervención, es jugar con la ilusión óptica del espectador mediante una serie de imágenes en movimiento que deconstruyen al objeto y le dan una nueva identidad al espacio, una incluso tridimensional. En las pirámides de Teotihuacán está ocurriendo un show cuya principal intención es el de enaltecer al grandioso complejo piramidal que es la Pirámide del Sol y de pasó divertir a sus visitantes. 

Experiencias nocturnas es el nombre de este fascinante evento que no puedes perderte, un show que refleja 20 millones de tonalidades por medio de imágenes, cósmicas, exóticas y un tanto psicodélicas. Hasta el mes de Junio se estará proyectando el espectáculo –con un máximo de 45 minutos–, mismo que podrás disfrutar los días viernes, sábados y lunes. El costo es de $390 pesos y puedes obtener más información de boletos aquí.