Vida Capital
Manifiesto MXCity: Cambiando la narrativa de México (VIDEO)
Benjamin Malik
"Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos pueden cambiar el mundo. De hecho, es lo único que lo ha logrado" (Margaret Mead)
06

La ciudad de México es el corazón de la República Mexicana. La capital histórica y cultural de América. Es de las ciudades más dinámicas y grandes del planeta; es por ello que seduce y fascina a todas las personas que la visitan. MX City es una plataforma diseñada para destacar, facilitar y presumir a las personas, los lugares y eventos más atractivos de la ciudad, con el fin de generar mayor interés en la cultura histórica y contemporánea de la ciudad de México.

MX City es un sitio que ofrece una experiencia digital personalizada, una guía de consulta avanzada, donde el visitante forma parte de una comunidad, con acceso a toda la información de los puntos más importantes de la ciudad.

El objetivo de MX City es el de poner al alcance de los visitantes todas las posibilidades, creaciones, innovaciones y entretenimiento que ofrece una de las ciudades más importantes del mundo.

MX City es un canal web 2.0 que expondrá toda la creatividad mexicana. Visitamos cada rincón relevante de la ciudad para exhibirlo a nuestra comunidad. Conocemos a los creadores de la nueva cultura mexicana, con el fin de entender su proceso creativo y su visión de la ciudad de México.

MX City no es sólo una plataforma de la ciudad de México para el visitante local e internacional. Es una plataforma de inspiración para cambiar la narrativa de México: todos creamos, habitamos y construimos esta ciudad, somos pasajeros y tripulación.

Vivimos en una de las mejores ciudades del mundo por la infinidad de posibilidades a nuestro alcance y MX City lo recordará en cada publicación.

Las paradas vitales de un día cultural en San Ángel
Mare Loustaunau
Qué mejor que redescubrir el barrio mágico de San Ángel que con un maravilloso recorrido cultural.
san angel

Vivir San Ángel a través de su cultura resulta imprescindible.

 

Sin temor a equivocarnos, podemos decir que San Ángel es uno de los barrios más hermosos de toda la capital. Se trata de un lugar que data de la época prehispánica, de cuando los mexicas resolvieron que aquella zona llamada Tenanitla era la ideal para asentarse.

Cabe mencionar, que el toponimio náhuatl alude al suelo de lo que hoy conocemos como San Ángel: uno que se compone de pedregales, producto de la erupción volcánica del Xitle. Para la etapa virreinal, destacaban sus jardines y manantiales.

Actualmente, y a pesar de la urbanización que invadió varias áreas de la ciudad, San Ángel sigue conservando su ambiente tradicional, que sin duda, es permeado por toda la cultura que se asoma por sus callejones. Visitar este barrio se torna una travesía mucho más sugestiva si se hace desde la perspectiva cultural. Aquí las paradas imperdibles de un día cultural por San Ángel.

 

Hacienda Goicochea
san angel

Indudablemente se trata de una de las haciendas más bellas y mejor conservadas al sur de la ciudad. Su construcción data de finales del siglo XVII, por los carmelitas. Y aunque no pudo convertirse en monasterio como era su inicial vocación, sí fungió como residencia; era un lugar de descanso para los virreyes. Más tarde el predio es comprado por Ramón Goicochea, y durante principios del siglo XX se volvió una fábrica de pulque. Para la década de los 60, la hacienda se convirtió en el afamado restaurante San Ángel Inn.

Dirección: Diego Rivera 50, col. San Ángel Inn.

Teléfono: 5616 1402.

Página web

 

Museo de El Carmen
museo el carmen

Además de ser una de las edificaciones más antiguas del barrio, es un recinto que alberga una profusa e importante colección de arte novohispano. Hoy por hoy, este museo es conocido por exhibir momias de religiosos que habitaron el inmueble, pues solía ser un convento. Muebles, pinturas y esculturas podrás admirar dentro de las paredes de este increíble museo.

Dirección: Plaza del Carmen 4, col. San Ángel.

Teléfono: 5616  1504.

Página web

 

Centro Cultural San Ángel
san angel

A finales del siglo XIX, se fundó el Palacio Municipal de San Ángel, en lo que fueran los restos del Convento del Carmen. Resalta entre sus construcciones vecinas por ser un edificio clásico con decoraciones hermosas de herrería. En su interior, se encuentra un teatro y una sala dedicada a las artesanías. De igual manera, se organizan conciertos, proyecciones fílmicas, exposiciones pictóricas y presentaciones de libro.

Dirección: Av. Revolución s/n, col. San Ángel.

Teléfono: 5616 1254.

Página web

 

Jardín del Arte
san angel

El Mercado de San Jacinto, mejor conocido como el Jardín del Arte, es un mercado que se instala los sábados en un parque repleto de árboles, que fungen como sombra para todos los artistas que dan a conocer su obra. Desde obras plásticas hasta artesanías, aquí encontrarás las más hermosas piezas de arte local. También, en ocasiones se organizan actividades de carácter cultural.

Dirección: San Jacinto 11, col. San Ángel.

 

Casa del Obispo
san angel

Esta residencia data del siglo XVII, es un lugar que actualmente asume el rol de una plaza, pues sus adentros dan cabida a la difusión y comercialización de objetos como joyería y de diseño y moda. De igual forma, se exhiben piezas de arte nacional, lo cual coadyuva a impulsar la trayectoria de los creadores locales.

Dirección: Benito Juárez 1, col. San Ángel.

Teléfono: 5616 8839.

Facebook

 

Museo Casa El Risco
san angel

Es una estructura colonial que fue nombrado museo en la década de los 60. Fue una donación de Isidro Fabela y su esposa. Su exterior destaca por su hermosa simetría, pero es su interior el que verdaderamente embelesa a los empedernidos del arte. La exposición es una colección de Fabela, que consiste en documentales y fotografías de distintos hitos de la historia de México. También se exponen piezas pictóricas, pero uno de los mayores atractivos de la casa es la Fuente del Risco, un referente clave del arte barroco mexicano.

Dirección: San Jacinto 5, col. San Ángel.

Teléfono: 5550 9296.

Página web

Sobre los monumentos que han recorrido toda la ciudad
Mariana Gaxiola
La historia de los monumentos ambulantes más emblemáticos de la Ciudad de México.
monumentos

Acerca de los monumentos citadinos que han cambiado de sitio a lo largo de las décadas.

 

Cualquier metrópoli alrededor del mundo se define, en cierta manera, por su arquitectura. Y cuando hablamos de arquitectura, no solamente hacemos referencia a los rascacielos que se postran sobre las principales avenidas de una capital, sino a aquellas construcciones o monumentos que la adornan y le otorgan un nuevo valor artístico y cultural a la misma.

En el caso de la Ciudad de México, destacan esculturas y otras estructuras que se han creado con motivos patrios o meramente estéticos. Pero aunque hoy se mantengan incólumes sobre pedestales en sitios emblemáticos de la urbe, lo cierto es, que algunos no siempre han estado en el lugar donde hoy los asociamos.

Estos monumentos ambulantes han tenido que cambiar de destino, y esto, los ha hecho testigos de los avances urbanos de nuestra ecléctica ciudad. Aquí algunas de las estructuras que han deambulado por toda la capital:

 

El Caballito
monumentos

Aunque popularmente la conocemos como El Caballito, esta estatua es del Rey Carlos IV de España. Su creación, que corrió a cargo de Manuel Tolsá, data de 1802. Primero se colocó en la huerta del Colegio de San Gregorio, en la calle que hoy es San Ildefonso. Más tarde se movió a la Plaza Mayor, y para 1823 se trasladó al patio de la Pontificia y Nacional Universidad de México. Luego, a mediados del siglo XIX, se llevó a la primera glorieta del entonces Paseo de Bucareli, donde permaneció varias décadas. Finalmente, se resolvió colocar en la renovada Plaza Manuel Tolsá del centro en 1979, donde aún prevalece y pretende quedarse muchos años más.

 

Estatua George Washington
monumentos

Con motivo del centenario de la Independencia, la colonia estadounidense en México donó este monumento, que representa al primer presidente del país vecino. Primero, se puso en el cruce de las calles Londres y Dinamarca, en la colonia Juárez. En la década de los 70, se llevó a la segunda sección del Bosque de Chapultepec, y allí ha permanecido desde entonces.

 

Diana Cazadora
monumentos

El escultor Juan Olaguíbel y el arquitecto Vicente Mendiola fueron los encargados de este proyecto en 1942, tan propio de la estética del icónico Paseo de la Reforma. Primero, la fuente estuvo frente a la famosa Puerta de los Leones de Chapultepec, pero pronto fue sustituida por una réplica. La nueva Diana se trasladó a la calle Río Ródano y ahí estuvo hasta 1992, cuando en una ceremonia inolvidable se llevó hasta donde hoy se postra, en Reforma y Río Misisipi.

 

Monumento al Obrero
monumentos

Para los años 30, el escultor Ignacio Asúnsolo hizo un monumento dedicado al trabajo. Se trata de un hombre que sujeta un mazo, y que primeramente se mantuvo sobre la Avenida Juárez, en el corazón del Centro Histórico. Años más tarde, se reubicó en la colonia Morelos. Actualmente, se posiciona afuera del Congreso del Trabajo, justo frente a la Plaza 1 de Mayo.

 

Kiosko Moriscokiosko

Fue diseñado en el siglo XIX por el ingeniero José Ramón Ibarrola, para fungir como Pabellón de México en la Exposición Universal en Nueva Orleans. Después llegó a nuestro país, y se colocó en la Alameda Central. Ahí, fue sede de algunos sorteos de la Lotería Nacional. Sin embargo, en el marco de las celebraciones del centenario de la Independencia, mandó erigir en la alameda el Hemiciclo a Juárez. Por este motivo, el majestuoso kiosko se llevó a la colonia Santa María la Ribera, por petición de los colonos. Y ahí se sigue manteniendo orgulloso.

Casa Talavera: un majestuoso clásico de La Merced
Mariana Gaxiola
Aunque la construcción de la Casa Talavera data de la época colonial, su antecedente es una pirámide mexica que fungía como espacio para ofrendas.
casa talavera

El lugar donde hoy se erige este emblemático edificio ha sido testigo de diversos hitos históricos de la capital.

 

Tras la caída de Tenochtitlán, el cambio infraestructural de la entonces Nueva España era inminente. No pasaron muchos años antes de que los españoles comenzaran a levantar toda clase de edificios alrededor de la capital, desde parroquias hasta palacios. Es por este motivo, que la CDMX aún cuenta con este tipo de fachadas, sobre todo, en el Centro Histórico.

Sin duda el corazón de la ciudad debía ser el primero en trasformar su aspecto estético. Varias construcciones comenzaron a levantarse, entre las cuales destacan ostentosas residencias de familias acaudaladas y hombres con cargos que respondían a la Corona.

En el barrio de La Merced, una casona que hoy funge como centro cultural resalta entre sus vecinos. Se trata de la Casa Talavera, un edificio al estilo barroco, que fue mandado construir por el Marqués de Aguayo. Este hombre, expulsó de Texas a los franceses, lo cual coadyuvó al pronto dominio español durante el siglo XVIII. Gracias a este acontecimiento, Aguayo fue acreedor a varios inmuebles.

casa talavera

Uno de ellos fue esta casona, que por cierto, encuentra su antecedente en un basamento mexica hecho a base de adobe. Era, realmente, una pirámide, donde los aztecas depositaban toda clase de ofrendas.

Para la etapa virreinal, la construcción de la casa respetó, en la medida de lo posible, el trazo original. Mantuvo lo que podía definirse como el patio. Actualmente, esta área del edificio cuenta con pozos, que solían utilizarse cotidianamente para suministrar de agua a los habitantes del hogar.

El piso de arriba todavía mantiene las habitaciones. Y es que después de haber sido la casa del marqués, el lugar fue sede de distintos comercios. Primero, fue una fábrica curtidora de piel, más tarde de loza y después fue una clase de albergue para mujeres. También fue escuela e inclusive bodega. Para 1930, la Casa Talavera se reconoció como monumento histórico.

casa talavera

Pero a partir de la década de los 80, se decidió que la casa sería museo. Se trata de un recinto que cuenta con un acervo increíble de utensilios que datan de la época virreinal. Vajillas, navajas y hasta accesorios de limpieza aún prevalecen entre las paredes de lo que solía ser la casa de alguien. De igual manera se exponen figuras de barro, muebles, tinas y escupideros.

Pero ahora, el edificio se llama Centro Cultural Casa Talavera, y pertenece a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Aquí, se organizan talleres, conferencias, exposiciones, cursos de danza, instalaciones videográficas, clases de artesanías y más. Sin duda es uno de los centros culturales más interesantes y poco conocidos de la ciudad. Vale la pena visitarlo para además de empaparse de arte y cultural, también descubrir un edificio lleno de historia.

casa talavera

Constituyentes 41: Un pequeño edificio con grandes declaraciones
Habitual Taller de Arquitectura
Una torre cuya arquitectura plantea  una relación con el área verde más importante de la CDMX.
constiyentes

Espacio, estructura y vegetación en un solo edificio.

 

En el número 41 de la caótica Avenida Constituyentes hay una torre, que no sólo resuelve de manera eficiente la existencia de un edificio de oficinas en un ajustado terreno, sino que plantea la posibilidad de una relación estrecha con el área verde más importante de la ciudad, el Bosque de Chapultepec.constiyentes

 

Obra del Taller de Arquitectura X, liderado por Alberto Kalach, este proyecto es sencillo y muestra a simple vista todos los elementos que lo componen: estructura, espacio y vegetación.

La forma de dicha torre obedece a la geometría de su apretado terreno y el oblicuo ángulo en el que se encuentra. Dos muros de concreto en los lados colindantes sostienen las losas en forma de romboide que, así como el Conjunto Aristos de José Luis Benlliure, ubicado en la Condesa, divide su superficie en triángulos. La estructura de Constituyentes 41 está complementada por elementos de acero diagonales que, a pesar de cruzar su fachada, no estorban las vistas panorámicas hacia el Bosque de Chapultepec, su Castillo y las grandes torres de Paseo de la Reforma al fondo.constiyentes

constiyentes

Foto: Álvaro Araíco Castant

Los espacios interiores, abiertos y flexibles, favorecen la iluminación y ventilación natural, a diferencia de la tendencia actual que tienen los edificios de oficinas convencionales que encierran espacios en cajas de cristal, con clima controlado por medio de complicados sistemas de aire acondicionado. Sin la pretensión de ser un inmueble ”verde”, este proyecto logra de manera muy elemental, lo que otros prentenden conseguir.

constiyentes

La vegetación es un elemento medular del proyecto y recorre todo el edificio. A la entrada, el vestíbulo es a la vez aislado y abierto, integra en su triple altura un abundante jardín que bien podría ser una continuación del parque que tiene enfrente, pero es sólo visible desde la calle por encima de las pesadas puertas que bloquean la vista y el ruido del pesado tráfico de la avenida.  

En la azotea, por otro lado, una estructura, igual a la de los niveles inferiores, se descubre rodeando una terraza con vegetación baja que confunde arbustos con las copas de los árboles del Bosque de Chapultepec.constiyentes

constituyentes 41 2

El proyecto fue nominado para el Mies Crown Americas Prize, Premio Bienal concedido por el Colegio de Arquitectura del Illinios Institute of Technology a los mejores edificios del continente americano, destacando que es un proyecto que desafía el desarrollo desvirtuado con aspiraciones de avanzar, y que podría ser una señal de síntesis futura ante el crecimiento descontrolado de casualidad urbano.[1]

 

Fotografías: Archdaily

[1]  Traducción del texto original de IIT College of Architecture en: http://www.arch.iit.edu/prize/mchap/selected-works/project/-tower-41