Arte y Cultura
El Castillo de Chapultepec: testigo de grandes historias
Mariana Gaxiola
Este castillo fue algo más que el hogar de Maximiliano. A continuación te presentamos cronológicamente lo que pasó en este lugar.
castillo de chapultepec

El único Castillo Real de América Latina es el que se encuentra en el Bosque de Chapultepec. Tal vez creas la función de este lugar únicamente fue para albergar a Maximiliano y a su esposa, pero lo cierto es, que se trata de un espacio que ha funcionado como más que una casa, desde su construcción hasta la fecha.

Aquí te contamos de forma cronológica de qué ha sido testigo el Castillo de Chapultepec:

 

1778- 1788: Construcción.

Originalmente, se planeaba que el Castillo fuera la casa de verano del virrey. La idea no prosperó y cuando Juan Vicente Güemes Pacheco no encontró ningún comprador, se decidió que el edificio fuera la sede del Archivo General del Reino de Nueva España. Los planos se llevaron a cabo para lograr este cometido, sin embargo, este proyecto tampoco tuvo lugar.

1803: Propiedad de CDMX.

Finalmente el Castillo fue comprado por el gobierno de la Ciudad de México.

1810-1821: Independencia de México.

El Castillo fue abandonado por las batallas que estallaron en el periodo de independencia por varios años.

1833: Propiedad de la milicia.

Se convierte el Castillo en la nueva cara del Colegio Militar. La estructura del edificio se modifica, y hasta se construye una torre de vigilancia.

1847: Niños héroes.

Durante la guerra con Estados Unidos, el Castillo sufre de bombardeos. El 13 de septiembre Juan Escutia, Juan de la Barrera, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez y Vicente Suárez mueren defendiendo el Palacio.

1864: Segundo Imperio Mexicano.

Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota optan por establecer en el Castillo de Chapultepec su residencia oficial. El emperador contrata a arquitectos europeos y mexicanos para remodelar el edificio y darle un estilo más habitable. Wilhelm Knechtel (botánico) es el responsable del jardín de la azotea. Maximiliano manda traer mobiliario de Europa y manda la construcción de una calle que el centro de la ciudad con la residencia. A esta avenida la llamó Paseo de la Emperatriz, pero hoy la conocemos como Paseo de la Reforma.

1867: Desuso.

Cae el Segundo Imperio Mexicano y el Castillo pasa varios años vacío.

1878: Observatorio.

Por decreto se establece que el Castillo se convierta en la sede del primer Observatorio Astronómico de México.

1882: Residencia presidencial.

El entonces presidente, Manuel González Flores, decide volver a hacer del Castillo la residencia oficial para todos los presidentes. A partir de su mandato, los demás presidentes siguen con la tradición. Porfirio Díaz, Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez son los mandatarios que habitan el Castillo durante sus lapsos presidenciales.

1939: Museo Nacional de Historia.

Lázaro Cárdenas del Río establece la ley de que el Castillo de Chapultepec sea la sede del Museo Nacional de Historia. Pero es hasta 1944 que comienza a entrar en vigor. Lázaro Cárdenas se traslada a otro territorio de la zona, el cual hoy se conoce como “Los Pinos”.

1991 y 1992: Acuerdos de la Paz.

Arriban al Castillo las firmas de los acuerdos de la Paz que finalizan doce años de guerra en El Salvador.

Actualmente, el Castillo de Chapultepec sigue utilizándose como museo. Con 19 salas, el lugar cuenta con varios objetos y pinturas que narran la historia de México desde La Conquista hasta la época en que funcionó como el hogar de los presidentes.

Asimismo, se han filmado algunas películas extranjeras y nacionales. Es sin duda uno de los edificios más hermosos y con más acervo histórico no sólo de la Ciudad de México sino de todo el país.

Cultura UNAM celebrará así el Día Internacional de la Danza…
MXCity
La máxima casa de estudios festejará el Día Internacional de la Danza con una gran cantidad de actividades en torno a este bello arte.
danza3

Cultura UNAM anunció recientemente sus espectaculares actividades para el Día Internacional de la Danza…

 

Desde 1982, la UNESCO declaró el 29 de abril Día Internacional de la Danza, por lo cual, los próximos 29 y 30 de este mes la UNAM festejará esta fecha, en una celebración titulada Todos los cuerpos, todas las voces, un esfuerzo por fomentar, a través de este arte, la tolerancia, la pluralidad y la diversidad en un mundo que ciertamente lo necesita.

danza4

Esta gran fiesta, que incluye más de 254 actividades, se llevará a cabo, mayormente, en el Centro Cultural Universitario de la Ciudad Universitaria y otras sedes de la máxima casa de estudios. Incluyen muestras artísticas de casi todos los géneros, como intervenciones de danza espontáneas, presentaciones multidisciplinarias, ciclos de películas sobre el baile, exposiciones fotográficas, funciones de danza de distintas regiones del mundo y un maratón de danza contemporánea.

hindu

Para cerrar esta espectacular jornada, se realizará un baile colectivo de mambo, musicalizado por la Orquesta de Pérez Prado, un homenaje al gran Dámaso Pérez Prado a 100 años de su nacimiento. Además, las celebraciones del Día de la Danza cerrarán con una fiesta en la que Dance 2Xs, una destacada agrupación de hip-hop, musicalizará el cierre.

danza

Todas estas actividades incluyen la participación de los más reconocidos coreógrafos, bailarines y las más importantes compañías de danza de nuestro país, como la Compañía Nacional de Danza y el Taller Coreográfico de la UNAM.

danza2

La reflexión sobre la necesidad de incluir y respetar a todos los grupos que integran nuestra sociedad, a través de muestras artísticas no solamente destacadas sino de calidad internacional, caracteriza a la Universidad Nacional Autónoma de México y la engrandece como una de las instituciones culturales y artísticas más importantes de nuestro país.

Para mayor información sobre el programa del Día Internacional de la Danza en la UNAM, consulta esta liga.

 

 

Un increíble día de cultura en Azcapotzalco
Mariana Gaxiola
Conviene, también, voltear a ver a Azcapotzalco desde la perspectiva artística y cultural. Aquí algunas paradas imperdibles.
azcapotzalco

Un recorrido distinto y original para redescubrir la delegación de Azcapotzalco.

 

Azcapotzalco, en náhuatl, quiere decir “en el hormiguero”. El topónimo nace de una leyenda que hace referencia a Quetzalcóatl, la deidad más importante de la cultura tolteca. La historia indígena cuenta que después de la formación del Quinto Sol, Quetzalcóatl se tenía que encargar de volver a crear al hombre.

Entró al Mictlán, y unas hormigas le indicaron dónde se encontraban los restos humanos. Pero para sacarlos debía convertirse en hormiga, pues solamente así cabría. Lo hizo, y para que no lo descubrieran tuvo que correr a toda prisa, pero en su intento por huir se tropezó y dejó caer los esqueletos que había recogido. A la hora de que Quetzalcóatl los quiso volver a armar, los huesos no coincidían unos con otros. Por este motivo, es que existen humanos de todos los tamaños.

Actualmente, la zona de Azcapotzalco ocupa uno de los lugares más privilegiados en la reconstrucción del Valle de México. De hecho, la construcción de Tenochtitlán se llevó a cabo con el permiso del señorío tepaneca de Azcapotzalco, sobre aguas y tierras de su propiedad. Por toda esta historia, conviene mirar a esta delegación como una llena de cultura y arte. Dicho esto, hemos realizado un listado con las paradas imperdibles de un día distinto por Azcapotzalco:

 

Casa de Cultura
azcapotzalco

Cabe mencionar, que en épocas prehispánicas, el terreno en el que hoy se erige la Casa de Cultura de Azcapotzalco solía ser un centro ceremonial tepaneca. En tiempos coloniales se convirtió en convento, y para el porfiriato se volvió el Palacio Municipal de la Región. En la década de los 80 del siglo XX fue declarado Monumento Histórico por el INAH, y hasta los 90 se inauguró como Casa de la Cultura. Aquí se imparten talleres y otros eventos artísticos, como exposiciones o conciertos. Se ubica frente al Jardín Hidalgo, por lo que se trata de una excelente opción para pasar un fantástico día al lado de la familia.

Dirección: Av. Azcapotzalco 607, Centro de Azcapotzalco.

Página web

 

Parroquia de los Santos Apóstoles
azcapotzalco

La edificación data del siglo XVI, por la orden dominica. Llama la atención desde su fachada, pues cuenta con uno de los atrios más grandes y esplendorosos de toda la ciudad. Tiene una hormiga pintada en una de sus torres, que según los habitantes de la zona, va caminando hasta el campanario de la iglesia. Su interior es verdaderamente espectacular, resulta especialmente vibrante ingresar para admirar sus muros churriguerescos, que evocan un estilo bizantino.

Dirección: Morelos 14, col. Azcapotzalco.

Teléfono: 5561 0453.

Página web

 

Parque Tezozómoc
azcapotzalco

Lo cierto es que hay diversos parques alrededor de la ciudad que bien podrían caber dentro del concepto de arquitectura de paisaje, pues más allá de ser espacios naturales, son lugares pensados desde la perspectiva arquitectónica. Tal es el caso del Parque Tezozómoc, un parque urbano enclavado en la zona norte de la Ciudad de México. Lo interesante es que para el diseño se retomó la antigua tipografía y cuerpos de agua del Valle de México. Cerca del complejo se encuentran distintos recintos artísticos: el Museo de Arte Regional, el Tezozómoc del IPN y el Tridimensional.

Dirección: Hacienda de Sotelo s/n, col. Azcapotzalco.

Teléfono: 5382 7209.

Página web

 

Centro Verde Azcapotzalco
azcapotzalco

Este lugar nació con el objetivo de difundir actividades para que los vecinos de la delegación aprendieran a cuidar su ecosistema de manera sustentable. El lugar se comprende de más de 400 metros cuadrados de puras áreas verdes, además de un lago alimentado con agua pluvial. Aquí se organizan diversos talleres relacionados con el tema del cultivo hidropónico y los huertos urbanos.

Dirección: Calle 22 de Febrero 440, col. Azcapotzalco.

Teléfono: 5354 9994.

Facebook

 

Clavería 22
azcapotzalco

En Azcapotzalco también se da cabida al arte urbano, se trata de un lugar amplio que cuenta con un patio donde se exponen obras de artistas locales. También se organizan conciertos, de bandas independientes sobre todo de rock y punk. Pero se llevan a cabo, asimismo, presentaciones de libro, performance y talleres de temas urbanos.

Dirección: Clavería 22, col. Clavería.

Teléfono: 5341 1080.

Facebook

Una crónica de la nota roja en México, la imponente exposición del Museo del Estanquillo
Mare Loustaunau
Entre maquetas, caricaturas y fotografías, son más de 300 las piezas que se exponen dentro del recinto.
nota roja

La exposición pretende abordar la historia de la nota roja en México, a través del acervo de Carlos Monsiváis.

 

En el Centro Histórico, dentro del Edificio de La Esmeralda, se encuentra el Museo del Estanquillo, un espacio que alberga la famosa colección del escritor Carlos Monsiváis. Es sabido que este acervo destaca por ser un recorrido de la vida cotidiana de México. Pero cuando se volvió a analizar dicha colección, el curador Rafael Barajas descubrió un número importante de fotografías con un sello en particular.

Eran imágenes de Enrique Metinides, un fotógrafo recordado por su trabajo periodístico dentro del género de la nota roja en nuestro país. A partir de estas fotos, resultó impostergable la exposición Una crónica de la nota roja en México: De Posada a Metinides y del Tigre de Santa Julia al crimen organizado.

En esta exhibición se reúne la historia de la nota roja en el país, narrada a través de atentados, accidentes, asesinatos y criminales que en distintas épocas han logrado captar la atención de la sociedad.

nota roja

La muestra está compuesta por 360 piezas, entre litografías, documentos históricos, maquetas, collages, fotografías y caricaturas. Se trata de un homenaje a Carlos Monsiváis, pues está basada en los pensamientos que plasmó en su libro Los mil y un velorios. Crónica de la nota roja en México en 1994. En esta obra, el autor asevera que la vida de la nota roja corre de forma paralela a la historia de la nación.

Es importante mencionar, que a diferencia de la actualidad, la prensa y las autoridades tenían una colaboración más cercana. Años atrás, los periodistas eran apoyados por elementos policiacos para registrar el crimen, inclusive varios casos se podían resolver con la ayuda de los periodistas. Justo esto es lo que pretende abordar la exposición, mirar a la nota roja más como un género policiaco y no morboso.

Se apreciarán fotos que evocarán la imprenta en blanco y negro, de cuando se retocaban las imágenes para que no se viera la sangre. También durante la impresión a color se tenía prohibido retratar sangre. Por este motivo, parte de la llamada nota roja también era mostrar retratos de las víctimas en vida y sus hogares.

nota roja

La exposición del Museo del Estanquillo está integrada por 10 secciones, una de ellas está dedicada al fotógrafo Metinides. Aquí se apreciarán imágenes del mismo periodista, una aparece con Carlos Monsiváis, otra sale huyendo de un incendio y la última cargando a un herido. “A veces no podía tomar la foto porque me ponía a atenderlos, incluso hasta tomé un curso de primeros auxilios”, cuenta el fotógrafo.

En otra de las salas el público podrá acercarse a los inicios de la nota roja desde el siglo XVIII, con narraciones y ejecuciones del México prehispánico relatadas por El libro rojo de Manuel Payno y Vicente Riva Palacio. También se muestran historias como el fusilamiento de Maximiliano, el “Tigre de Santa Julia” y el asesino serial “El Chalequero”.

Atentados contra Álvaro Obregón, Manuel Ávila Camacho, Pascual Ortiz Rubio y León Trotsky se cuentan con imágenes en el museo. Sin duda se trata de una exhibición que vale la pena visitar, para comprender los antecedentes que fraguaron lo que hoy popularmente conocemos como la nota roja de México.

nota roja

Una crónica de la nota roja en México

Dirección: Museo del Estanquillo. Isabel La Católica 26, col. Centro.

Fecha: Hasta el 11 de septiembre de 2017.

Página web

Murakami y la importancia de no olvidar la memoria colectiva
Ana Paula de la Torre Díaz
En estos tiempos, sobre todo, es importantísimo voltear al pasado para reconocer el sufrimiento y los aciertos, tener perspectiva como especie humana.
haruki murakami

En torno a la presentación de su última novela Matar al Comentador, Murakami hace un llamado al mundo para reconocer lo pasado, para no perder la imprescindible memoria colectiva.

 A los revisionismos se les debe plantar cara mediante la narración

H. Murakami

Haruki Murakami tiene esa capacidad escaza de llevarnos a la extraña fantasía que rodea la cultura japonesa. Las imágenes que nos regala tienen algo de animadas, y su narrativa, que además nos desvela temas tanto lúdicos como oscuros es memorable: un libro de Murakami siempre se queda impreso en numerosas imágenes en la mente.

Y más allá de todo ello, también es un autor preocupado por los acontecimientos del mundo. Su personalidad, además, es cautivadora. Amante del jazz (en algún momento abrió uno con su esposa Yoko), del deporte (es corredor de maratones) y también un humanista: regresó a vivir a Tokio luego del ataque de gas sarin en el metro de de esta ciudad por parte de la secta La Suprema Verdad, tema sobre el cual escribió.

haruki murakami

Recientemente publicó su última novela Matar al comendador, donde sitúa dos hechos históricos que  nos invita a no olvidar: la anexión de Austria por la Alemania nazi y la matanza en la ciudad china de Nanjing perpetrada por el ejército nipón en 1937.

Sobre esta novela, donde emula su propio proceso creativo en el hallazgo de una pintura, Murakami nos invita, por medio de la narración que siempre le da perspectiva al horror, e incluso a lo bello,  a que no olvidemos, a que no perdamos la memoria colectiva con la abundancia de la información y la premura contemporánea.

La historia está construida a partir de la memoria colectiva, y está mal olvidarla o alterarla.(..) A los revisionismos “se les debe plantar cara mediante la narración.

En la presentación de su libro manifestó también su preocupación por la xenofobia que en los últimos años está en auge. Y es que si como sociedad perdemos la memoria colectiva, si miramos a nuestros time lines como si todo existiera solo en el presente, no contaremos con las herramientas para entender el horror y la deshonra que ciertos fenómenos como la xenofobia implican. Y es que los vemos muy lejos, es más, quizá solo los vemos como ficción.

La lectura en este sentido es muy importante, porque los fenómenos de la literatura se ubican en épocas y contextos en específico que nos otorgan perspectiva para reconocer aquello en lo que se ha avanzado, y es siempre importante estar en el presente, pero con la perspectiva de nuestra memoria colectiva como humanidad.