Comunidad
Los mejores siete lugares para tomar yoga en la Ciudad de México
MXCity
Desde hace cinco mil años el Yoga ha transformado la vida de muchos. Hoy la Ciudad de México es uno de las urbes con más opciones para tomar una buena clase.
yoga

Algunos centros alrededor de la ciudad para practicar el yoga. 

 

El yoga es muchas cosas. Es el equilibrio entre la mente y el cuerpo, la unión entre los seres humanos y la naturaleza, y la manera más sencilla de pasar del pensamiento a la acción. Es también una forma de vivir, de encontrar armonía con uno mismo y con lo que lo rodea.

Sus inicios se rastrean hace cinco mil años en Oriente, específicamente en el Valle Indo donde una serie de arqueólogos encontraron grabados y artefactos en los que se veían humanos haciendo posturas y saludos característicos del yoga. Por otro lado, en los textos más antiguos de la literatura India, los Vedas, se establece que el primer gran yogui fue Shiva, dios supremo, que con su ascetismo le enseñó a la humanidad los pormenores de esta práctica cuyo objetivo es encontrar el camino para alcanzar la verdadera conciencia.

Este regalo holístico que la dio la India al mundo, se ha preservado con los años, no sólo por su innegable valor cultural, sino porque tiene muchos beneficios para la salud. Entre otras cosas, mejora la postura, la flexibilidad y la tonificación muscular. Además, ayuda a los que sufren de ansiedad o trastornos de sueño y mejora la calidad de vida de personas que tienen diversos padecimientos.

La Ciudad de México es uno de los lugares del mundo con más opciones para tomar una buena clase de yoga. A continuación te dejamos una lista con los mejores sitios para practicar esta disciplina ancestral, y que te animes a hacer una pausa y cambiar tu vida.

 

Centro Budista de la Ciudad de Méxicocentrobudista2

Este lugar es ideal para que te conectes con la esencia del yoga. Aquí aprenderás lo mejor de las posturas, la respiración y el balance perfecto entre mente y cuerpo. Además es el refugio perfecto para los que quieran acompañar el ejercicio con la meditación. En este sitio lo importante es que te encuentres a ti mismo.

Dirección: Jalapa 94, colonia Roma Norte.

Teléfono: 5525 4023.

 

Hatha Yoga en Viverosyoga-de-coyoacan

Quién mejor que los árboles, el aire fresco y la luz de día para acompañar al yoga. Si eres de los que no gustan de encerrarte en un salón, recuerda que todos los sábados a las 9:00 hrs. el Templo Chan México, una iniciativa sin fines de lucro que se decida a difundir conocimientos budistas, ofrece clases a todo aquel que quiera respirar y sentir como el movimiento cambia su vida. El único requisito es llevar ropa cómoda y buena actitud, suena bien.

Dirección: Av. Progreso 1, colonia del Carmen, Coyoacán.

Teléfono: 5535 4393.

 

Bikram Yoga San Ángelbikram-yoga1

Para los que creen que la respuesta está en el sudor, tienen que probar las ventajas del Bikram. Clases de 90 minutos que se dan adentro de saunas que están a 42 grados, nada se pone más espiritual que eso. Brikam Yoga San Ángel es pionero en esta disciplina ya que desde hace siete años ha cambiado la vida de cientos de personas, gracias a la astucia de sus profesores que con calor y yoga enseñan sobre todo a encontrar la paz mental necesaria para vivir. ¿Te animas?

Dirección: Tecoyotitla 343, colonia Hacienda de Guadalupe, Álvaro Obregón.

Teléfono: 56662 2864.

 

Green Yoga Polancogreen-yoga

El verde simboliza muchas cosas. Es el color de la naturaleza, de la armonía y de la vida. También es el nombre de un espacio sustentable en el que encontrarás un estilo de vida a la vez sofisticado y saludable. Además este lugar ofrece diversos tipos de yoga, como Air Yoga, una clase en la que volar en columpios es parte de la regla o Soul Yoga una clase perfecta para los que quieren liberar su cuerpo con movimiento. Entrar a Green Yoga hará que la armonía llene tus días.

Dirección: Petrarca 223, entre Horacio y Homero, colonia Polanco.

Teléfono: 5531 6697.

 

Centro Kiai
yogaespacio

Si lo que quieres es un lugar reconocido por los que saben, en el que los maestros estén plenamente comprometidos con tu bienestar y te enseñen a respirar y a encontrar la postura perfecta, es recomendable que pruebes esta escuela, un sitio en el que no sólo aprenderás acerca de yoga, sino de ti mismo.  

Dirección: Bosques de Reforma 1362. Colonia Bosques de Chamizal. Cuajimalpa.

Teléfono: 5596 8553

 

Mukta Yoga mukta

Desde hace veinte años hay una escuela en la CDMX, especializada en la enseñanza del Yoga Hashtanga, su nombre es Mukta y sus fundadores son los pioneros  de la enseñanza de esta disciplina en nuestro país. Aquí aprenderás a respetar y a amar esta disciplina milenaria, porque quien mejor que los expertos para inducirte en el movimiento.

Dirección: Ámsterdam 171, int. 101. Colonia Condesa.

Teléfono: 5211 6036

 

Yogahéyoga

En 1997 la yogui Ana Desvignes, la primera maestra de Hashtanga en México, abrió en el corazón de la colonia Roma un espacio perfecto para quien quiere conectarse con las esencia del  Yoga. Un refugio ubicado en una casa antigua de la época porfiriana, perfecto para los que quieren entender las complejidades del aquí y ahora, y les gustaría encontrar  con su respiración paz interior. Yoga He es algo más que una escuela, es la posibilidad de entender el verdadero significado de Namasté.

Dirección: Puebla 135. Colonia Roma.

Teléfono: 5533 3278

Xochimilco está en peligro (y tu puedes ayudar a evitar su extinción)
Jaen Madrid
Xochimilco necesita urgentemente una transformación rumbo a lo sustentable, firma para que esto sea posible.
salvemos xochimilco-mxc

La zona lacustre de Xochimilco presenta varios problemas ecológicos que podrían llevarle a su desaparición.

En el marco de las políticas públicas y ambientales, la CDMX debería actuar urgentemente para volver esta área un paraje sustentable.

Apoya firmando la petición en change.org.

Xochimilco no solo es el más importante patrimonio de la humanidad que ostenta la Ciudad de México. Se trata de un territorio ancestral, que ha sobrevivido a las fracturas de la conquista y de todos los declives que la modernidad ha venido ocasionando en la cultura mexicana.

Se sabe que la zona lacustre de Xochimilco fue habitada por hombres y mujeres mucho tiempo antes de los aztecas –al menos un siglo antes–. Por sus canales han navegado una cantidad de personas, de fantasmas, que han impregnado su esencia a través de miles de costumbres, hoy en día vivas y diversas. Tal es el caso de sus fiestas tradicionales.

Xochimilco es un sitio altamente turístico. Según académicos, “forma parte de los humedales de importancia estratégica mundial, reconocidos por la Convención RAMSAR en 2004”,  y es hogar de una gran diversidad de especies. Posee también una importancia a nivel mundial en cuanto a riqueza cultural refiere. De manera que la desaparición de un paraje como este, repercute en más de un problema ecológico y/o cultural, derivado tan solo de su poca o nula conservación

 

El problema

xochimilco

El mes pasado, una grieta de 1.5 metros de diámetro causó la fuga de entre 8 y 10 millones de litros de agua en los canales. La causa: la generación de socavones (hoyos grandes producidos por el hundimiento del suelo). Los socavones son producidos por las condiciones del subsuelo donde se encuentran los canales –la zona presenta una actividad sísmica alta–, pero más enfáticamente a causa de la sobreexplotación del acuífero, derivado del crecimiento de los asentamientos humanos y la escasa existencia de un manejo integral y sostenible del territorio. La zona, además, presenta un grave deterioro por contaminación, deforestación y a grandes rasgos erosión del suelo.

Estamos ante un grave problema ecológico y social que si bien, no provocará que la zona se seque de un día para otro, seguirá generando desastres ecológicos como este cada vez con más frecuencia.

salvemos xochimilco

Xochimilco necesita urgentemente una transformación rumbo a lo sustentable. 

Es indispensable seguir manteniendo las practicas tradicionales de estas cuencas, como lo son las chinampas –un ejemplo claro de agricultura ecológica que provee de alimentos limpios y sustentables a regionales y compradores externos– o el aprovechamiento de las aguas de la zona por parte de las comunidades locales que han residido ahí durante décadas. La solución más viable ante este panorama es sin duda la transformación de este valioso humedal, a un ecosistema sostenible y viable de conservar por una sociedad urbana consciente de que el agua es un recurso valioso.

 

¿Qué debe hacer la CDMX?

xochimilco

De entrada, formular mecanismos de restauración y manejo del territorio. Estos deberían estar basados en el potencial que las comunidades locales tienen para conservar y aprovechar de forma sostenible los ecosistemas y, derivados de estos, los beneficios ambientales que nos comparten incluso a toda la ciudadania.

Como es bien sabido, las comunidades, oriundas de las regiones ricas en recursos naturales, son las más capacitadas para cuidar de la naturaleza, puesto que conocen bien los parajes. Apoyándolas a ellas se encuentran colectivos, académicos, asociaciones civiles y ciudadanos preocupados por que se elabore un plan de manejo del territorio urgente.

 

¿Cómo podemos ayudar?

salvemos xochimilco

Hasta ahora la única manera es firmando la petición en change.org que están promoviendo los Supercívicos para que el jefe de gobierno de la CDMX, Miguel Mancera, tome las riendas de esta situación. En el hashtag #SoyXochimilco puedes encontrar más información. 

En los últimos años, la Ciudad de México se ha caracterizado por su crecimiento notable de turismo. Esto ha sido posible gracias a lugares como Xochimilco, uno de los pocos lugares que aún mantienen viva la raíz indígena, esa que hemos venido negando con la indiferencia y el abandono de prácticas tan importantes de cultura, como claramente lo era la conservación de nuestros ríos y lagos. 

*Twitter de la autora: Jaen Madrid

 

/ Imágenes:Jay Galvin – Creative Commons 1 2) SkyscraperCity3) Hernán García Crespo – Creative Commons; 4) Folklor Mexicano; 5) Serge Saint – Creative Commons

Compra Local: marcas mexicanas online que tienes que probar
Mare Loustaunau
Estas son algunas de las mejores tiendas mexicanas para comenzar a consumir local a través de internet.
local

Te contamos de algunas marcas nacionales que debes empezar a consumir ya.

 

Ante la flagrante situación de incertidumbre y caos que han detonado las reformas migratorias del nuevo presidente del país vecino, resulta no sólo pertinente sino necesario enaltecer y consumir lo hecho en México.

Hoy más que nunca hay que sentirnos orgullosos de nuestras raíces, pues lo cierto es, que en nuestro país abunda la riqueza, y ésta se debe a los habitantes que lo constituyen. Sin duda la cultura, el arte y la creatividad son cualidades que actualmente invaden las expresiones con las que los mexicanos dan a conocer su postura, principalmente en sus comercios y productos.

En el ámbito de la moda y el diseño, cada vez emerge más y nuevo talento mexicano. Y para incentivar el consumo local, hemos realizado una lista con marcas de todo tipo para comprar por internet. Estas tiendas destacan por su propuesta original, y desde luego, 100% nacional. Aquí algunas de las que tienes que conocer:

 

Lentes: Ben & Frank
local

Esta marca nació con el objetivo de brindar diseños increíbles de armazones a un precio accesible. La calidad de todos sus modelos es indiscutible, y todos cuestan $1700 (graduación incluida). El modelo de negocio de Ben & Frank es de los mejores, cuentan con pruebas en casa muy sencillas, y hasta te invitan el examen de la vista.

Página web

 

Joyería: Rodete
local

Se trata de un estudio de diseño que surge hace cuatro años, bajo la visión de fusionar disciplinas como la artesanía, el diseño gráfico y el industrial en sus joyas. Los accesorios metálicos y de piedras son de los más hermosos.

Página web

 

Muebles: Alameda
local

Si lo que buscas es crear o mejorar un espacio, ya sea para tu hogar u otro lugar, Alameda es la tienda indicada para ti. Cuentan con diseños muy originales y de alta calidad. Desde comedores y burós, hasta tapetes y sillones, las creaciones de esta marca te dejarán encantado.

Página web

 

Tenis: Casta Propaganda
local

Con un estilo urbano, casual y cómodo, las piezas de esta marca enamoran a cualquier empedernido del streetstyle. Tienen prendas y accesorios, pero sin duda, son famosos por sus tenis. Son para hombres y mujeres; coloridos, a precios accesibles y de gran calidad.

Página web

 

Fragancias: Coqui Coqui
local

Se trata de una marca de fragancias de origen yucateco, lugar que ha inspirado los aromas naturales de cada perfume. Coqui Coqui es sofisticado, rico y tropical, como Mérida. También cuentan con velas y aceites de baño espectaculares.

Página web

 

Diseño: Geoide
local

Geoide es una marca que se define como una conjunción de diseño y artesanía. Se enfoca a la creación de objetos a través de conceptos formales y en el tratamiento de su apariencia. Las macetas son sus diseños insignia: originales y hermosas.

Página web

 

Moda: Alejandra Quesada
local

Esta diseñadora mexicana es conocida por sus prendas, que son creadas para la mujer imperfecta. Sus piezas están hechas para la gente casual, simple y auténtica. Lo mejor es que su espectro abarca desde trajes de baño y vestidos, hasta accesorios y zapatos.

Página web

El día que llegó el pan a la Ciudad de México
Mariana Gaxiola
A Juan Garrido, un esclavo liberto oriundo de África, le debemos el dulce aroma de pan que viaja por la ciudad todas las mañanas.
pan

El pan llegó a la Nueva España por una mera coincidencia…

 

Concebir la Ciudad de México sin panaderías, hoy, resulta casi imposible. El dulce aroma de pan recién horneado que sale de los locales para viajar por toda la urbe es exquisito, y sin duda, un olor clásico y entrañable que permea la identidad gastronómica de diversos sitios alrededor de la capital.

Pero… ¿cómo y cuándo llegó el pan a la CDMX? Fue justo tras la caída de Tenochtitlán, en 1522 gracias a un hombre llamado Juan Garrido. Héctor de Mauleón narra, en La ciudad que nos inventa, que a partir de aquel momento, la Ciudad de México fue oficialmente fundada.

Aquel hombre era un conquistador negro, que nació en África y más tarde emigró a Lisboa. Pronto, Garrido terminaría en Sevilla como un negro horro (como se les conocía a los esclavos que gozaban de absoluta libertad).

pan

A principios del siglo XVI, Garrido se unió a las expediciones hacia el Nuevo Mundo. Fue fiel partícipe de la embarcación que corrió a cargo de Nicolás de Ovando, y surcó las aguas de lugares como Puerto Rico y Florida. Finalmente (no se sabe bien cómo o por qué) apareció entre las tropas de Hernán Cortés, con rumbo a nuestro país en 1520.

Poco tiempo después de las lúgubres batallas en México-Tenochtitlán, cuando aquella ciudad “todavía hedía y humeaba”, los españoles comenzaron a recibir diversos productos desde el puerto de Veracruz. Cortés, confiando en Garrido, le encomendó la tarea de limpiar los granos de arroz que arribaban.

Por suerte, u obra del destino, Garrido encontró en alguno de los sacos tres granos de trigo, los cuales no dudó en sembrar de inmediato. Distintas crónicas aseguran que de aquellos granos, solamente uno dio fruto: 47 espigas doradas.

pan

Finalmente había pan en México, y los españoles, alegres, pudieron saborear de nuevo aquella delicia igual que en su tierra natal. El pan bazo, el birote y el hojaldre fueron algunos de los panes que empezaron a hornearse y desde luego, comercializarse.

Hernán Cortés ordenó que primeramente, se empezara a vender el pan en la plancha de la Plaza Mayor, hoy el Zócalo capitalino. Así que se puede decir que la primera panadería de nuestra ciudad, yacía en el corazón y punto más importante de la misma.

En cuanto el amanecer se asomaba por la capital, los vendedores, que por cierto eran españoles y no indígenas, llegaban a la plaza para vender su delicioso pan. Para lograr la mayor venta, los comerciantes decidieron crear una imagen para que todos los capitalinos pudieran asociarlos con el pan y no otro producto. Así, nació la imagen de un vendedor con una gran canasta sobre su cabeza, desbordándose con pan. Y aunque esta imagen publicitaria ya no se utiliza mucho, cualquier capitalino puede saber que un vendedor de pan se acerca por el simple y sublime aroma que lo acompaña.

pan

Fuente: La ciudad que nos inventa, Hector de Mauleón.

Imagen principal: 7 boom

La peculiar historia de Roji, la primera guía que mapeó la ciudad
Mariana Gaxiola
A principios de la década de los años 20 salió la primera edición de la Guía Roji. Entonces, sólo había 3000 calles en la CDMX.
guia roji

“Hojear la Guía Roji es como leer la biografía de la Ciudad de México” – David Lida.

 

Es un hecho flagrante que la mancha urbana se ha apoderado de esta metrópoli y sus sitios aledaños con mayor rapidez durante las últimas décadas. Lo que solía ser el Distrito Federal, ha proliferado hasta constituirse como una de las urbes más pobladas de toda la Tierra.

Alrededor de nuestra capital, existen más o menos 85,000 calles, las cuales cuentan con nomenclaturas de todo tipo. Y para llevar un registro actualizado de las nuevas vías que nacen, se fundó, en 1928, la famosa Guía Roji. Se trata de un negocio familiar, que sin duda cambió marcó una pauta inequívoca dentro del concepto de mapa y ubicación en México.

Hoy en día, los mapas están al acceso de todos. Es una fortuna que los teléfonos celulares inteligentes cuenten con esta opción. Pero lo cierto es, que esta posibilidad, a principios del siglo XX, era inimaginable. Por este motivo surgió la Guía Roji.

guia roji

Durante el siglo XIX, una familia belga de apellido Roji emigró de Bélica a España, y luego a México. Joaquín Palacios Roji primero trabajó de sastre, pero su sueño siempre fue publicar un mapa de la Ciudad de México en forma de libro. Encontró la inspiración en uno que descubrió en Nueva York, y para 1928 se lanzó la primera guía de la capital mexicana. Entonces, solamente existían 3000 calles.

La primera edición no era realmente un mapa, más bien era una lista de las calles principales con consejos prácticos de cómo llegar de un lugar a otro y pormenores del tranvía. Pronto la guía fue evolucionando, al punto de llegar a vender más de 750,000 ejemplares al año, en forma de libro y CD.

guia roji

El reto, sin duda, es la actualización de la guía. Cada año, un grupo de personas recorre la ciudad, con la guía anterior en la mano, para comparar las nomenclaturas de las nuevas calles y colonias. Un dato interesante es que estos nombres no siempre son oficiales, y son los vecinos quienes los bautizan. Por esto, los encargados de mapear la ciudad para la Guía Roji deben llevar a cabo una clase de censo con los habitantes de las colonias, para ver cuáles son los nombres que le han otorgado.

guia-roji-de-la-cd-mexico-1962-D_NQ_NP_936121-MLM20706582453_052016-F

primera_guia_roji-portada_baja

Roji1928

Los nombres y las fechas históricas son las nomenclaturas que más se repiten alrededor de esta ciudad. Después destacan los árboles, las flores, los ríos y los santos. Y entre las más extrañas sobresalen las bebidas embriagantes, los accesorios postales y los jugadores de futbol.

Uno pensaría que los mapas van de salida, pero la realidad es que esta guía trasciende la noción de mapa. La Guía Roji sigue en el mercado, y tiene planes para el futuro. Pero mientras esto sucede, conviene voltear a ver este invento con nostalgia y admiración, pues ciertamente fue una creación de suma importancia y relevancia en el mapeo de esta gran ciudad.

guia roji

Fuente: Las llaves de la ciudad, un mosaico de México. David Lida.