Comunidad
El Teatro Blanquita es nombrado Patrimonio Cultural Urbano de la CDMX
Mariana Gaxiola
Además de reconocer al Teatro Blanquita como Patrimonio, esta iniciativa pretende rescatarlo y posicionarlo como un recinto cultural concurrido en la ciudad.
teatro blanquita

Con esta propuesta, el Teatro Blanquita reanudará actividades culturales y artísticas en 2017.

 

Los orígenes del Teatro Blanquita se remontan a 1948, y a una pareja entusiasta de la cultura teatral en la ciudad. Margo Su era una actriz, escritora y empresaria de teatro, que en aquel año adquirió el terreno de la Plaza Villamil junto con su esposo.

En este predio, el par inauguró un recinto llamado el Teatro Salón Mango. Se trataba de un lugar donde se organizaban espectáculos de cabarets, lo cual era un poco mal visto por la sociedad conservadora de la ciudad en esa época. Después de mucha presión, el entonces regente de la ciudad mandó clausurar el teatro, y después de unos meses fue demolido.

Pero esta debacle no fue para nada desmotivadora. La pareja, que contaba con un amor al teatro bastante arraigado, decidió volver a erigir un recinto en aquel lugar. Fue así como surgió el mítico Teatro Blanquita.

teatro blanquita

El nombre fue en honor a su hija, Blanca. Fue inaugurado el 27 de agosto de 1960, con un increíble espectáculo de la actriz argentina Libertad Lamarque. A partir de aquel momento, este teatro se convirtió en uno de los favoritos de la ciudad, por albergar en su escenario brillantes presentaciones que iban desde las obras hasta los conciertos.

“El Teatro Blanquita es un recinto sacro o mejor popular, la confusión entre la mera insistencia y la tradición. El Blanquita es un almácigo, una alhóndiga, el sitio de la preservación y del rescate de todo lo rescatable y preservable: una canción, una seña significativa, un refrán” escribe Carlos Monsiváis acerca del lugar.

Sin embargo, es importante mencionar, que la cartelera del teatro dejó de funcionar hace un par de años. Y se había dado a conocer, que la construcción pasaría a fungir como otra clase de inmueble. Pero afortunadamente, varios ciudadanos y actores del gremio artístico de la ciudad demandaron que se rescatase el Teatro Blanquita.

teatro blanquita

Es por este motivo, que desde hace pocos días, el gobierno de la CDMX reconoció al teatro como Patrimonio Cultural Urbano de la capital. Esto, además de ser un gran reconocimiento, protege al teatro y soslaya que se utilice para otros fines que no tengan que ver con el corte artístico, cultural o teatral.

De igual forma, la iniciativa pretende regresarle la vida al recinto. Así que durante los primeros meses de 2017, se reanudarán las actividades dentro del teatro. De esta forma, la reapertura del teatro será parte de la rehabilitación que se busca comenzar a gestionar en la zona.

Este corredor en la ciudad tendrá un nuevo aspecto, influenciado por el interés ciudadano para con las artes y las ganas de revitalizar espacios públicos de la capital.

teatro blanquita

La ciudad como detonante de la felicidad humana
Mariana Gaxiola
Investigaciones de carácter sociológico determinaron que todo lo que define al concepto citadino es vital para alcanzar la felicidad.
felicidad

¿Realmente existe una relación entre la ciudad y la felicidad de quienes la habitan?

 

Puede resultar complejo definir el concepto de felicidad humana. Pero para fines prácticos, se puede constatar que la felicidad es una emoción; un estado de ánimo en el que la satisfacción y el gozo son los sentimientos protagonistas del ser humano.

Si en algo coinciden las corrientes filosóficas de Occidente, es en que todos buscamos ser felices. La discordancia aparece cuando se intenta determinar cuáles son los alicientes que detonan esta felicidad. Hay quienes la relacionan con la autorrealización, como Aristóteles. Epicuro, por ejemplo, sugería que la felicidad se podía alcanzar solamente a través del placer. Por el contrario, la escuela estoica alegaba que la felicidad significaba ser autosuficiente.

Pese a que estas nociones son bastante acertadas, hoy por hoy, podemos decir que existen otros detonantes de la felicidad humana. Una postura alude a la ciudad como relevante potencia de la felicidad de quienes la habitan. ¿Por qué?

felicidad

Según diversas encuestas que se realizan alrededor del mundo, los principales aspectos que hacen feliz a alguien tienen que ver con la salud, el amor y el dinero. Ciertamente, estos elementos constituyen el valor intrínseco de la felicidad, pero vale la pena analizar los demás elementos que figuran en las respuestas de los encuestados.

En otras palabras, las encuestas arrojaron que “vivir bien” era un motivo de felicidad, lo cual está relacionado con la calidad de vida de las ciudades. Es un hecho flagrante que la ciudad donde vivimos funge como un importante factor cuando de definir el estado de ánimo se trata.

Es ahí donde transcurren nuestros días, donde se desenvuelven nuestras relaciones interpersonales, donde disfrutamos de las cosas que nos gustan y donde experimentamos las dádivas de la vida. Es sólo natural pensar que vivir en una ciudad que nos mueva y nos encante es una razón para ser o no feliz.

felicidad

Es así como la ciudad, y todo lo que la constituye, es un requisito inequívoco para alcanzar la felicidad. Factores como la cultura, el arte, la educación, el sistema político y la gente son imprescindibles para ser feliz en una ciudad. En pocas palabras, si la ciudad provee a sus habitantes con una buena calidad de vida, estarán haciéndolos más felices.

Lo cierto es, que es un poco complicado establecer qué caracteriza a una buena calidad de vida. Pero en términos generales, tiene que ver la oferta cultural, de entretenimiento y deportiva; la funcionalidad de servicios públicos, como el transporte o la salud; la seguridad; la educación; la situación climática; el carácter y personalidad de los habitantes; y la asequibilidad de las viviendas.

Con esto en mente, y teniendo a la Ciudad de México como ejemplo, podemos decir que la capital aporta tanto aspectos positivos como negativos. Habría que enfocarse a los positivos y en la medida de lo posible, tratar de moverlos a primer plano. Poner el foco en las buenas características de una ciudad como esta, podría hacer a sus habitantes mucho más felices. Y a ti, ¿qué tan feliz te hace tu ciudad?

felicidad

Fuente: El País.

¡Extra! ¡Extra! Alfonso Cuarón solicita extras en CDMX para su nueva película
MXCity
Alfonso Cuarón solicitó extras para su nueva película, Roma, que se está filmando en la Ciudad de México.
destacada

¿Quieres ser un extra en la nueva película de Alfonso Cuarón?

 

Desde hace varios meses el multipremiado y legendario director de cine Alfonso Cuarón se encuentra filmando su próxima película, que llevará por título Roma, en la que retratará la Ciudad de México de la década de los setenta.

filmacion2

Hace un par de días, la producción de la película a través de la agencia Julio Toledo Extras Casting, solicitó la participación de cientos extras, para ser parte de algunas partes del filme. La realización de dichas escenas tomará solamente tres días, por los que se pagarán entre 400 y 500 pesos por jornada.

cua

Por tratarse de un película de época, la producción solicita extras, hombres y mujeres de entre 15 y 26 años de edad, sin tatuajes faciales, perforaciones, uñas postizas, cirugías, delineado de ojos o cejas, cortes de cabello o peinados extravagantes (no tintes, mechas, luces o colores llamativos), y sólo personas con cabello negro o castaño.

filmacion

Los interesados en participar como extras en la película, tendrán que presentarse en las instalaciones de la agencia de casting Julio Toledo Extras Casting, en un horario de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas. La dirección de la agencia es calle Durango # 225, despacho 302, en la colonia Roma Norte, delegación Cuauhtémoc.

Se trata de una gran oportunidad para ser parte del nuevo filme de uno de los más talentosos directores de cine activos en nuestro país…

Para más información contactar a la agencia Julio Toledo Extras Casting a través de su correo casting@juliotoledo.com o el teléfono 01 (55) 55253626.

 

Niñopa, la historia de una interesante veneración en Xochimilco
Mariana Gaxiola
Curiosamente, el Niñopa no cuenta con un templo en Xochimilco. La custodia se va rotando entre los vecinos de la zona.
niñopa

Existe una lista de espera de más de 45 años para convertirse en el “mayordomo” del Niñopa en Xochimilco.

 

Alrededor de las delegaciones de esta ciudad, existen muchísimas tradiciones de carácter religioso. Durante el año, se organizan distintas festividades místicas para venerar a ciertos personajes, sobre todo, de la religión católica.

Una de los cultos más interesantes es el de Niñopa, se trata de una de las celebraciones más concurridas en la ciudad. La costumbre consiste en una procesión folclórica, donde se venera a la imagen del Niñopa, una escultura elaborada a base de madera que data del siglo XVI. Después de la Virgen de Guadalupe, este niño de Xochimilco es quizá uno de los personajes de la religión católica más venerados en la capital.

Según su origen etimológico, Niñopa quiere decir “Niño Padre”. Y lo más interesante de esta imagen, es que no cuenta con ningún templo en Xochimilco. La custodia es rotativa, y los vecinos de la zona fungen como “mayordomos” de dicho niño. Cabe aclarar, que hay una lista de espera de más de 45 años para convertirse en la familia que resguarda esta importantísima escultura.

niñopa

El origen de esta imagen data de la época virreinal, de cuando los evangelizadores utilizaban muñecos para explicar episodios como la Natividad de Jesucristo. No se sabe exactamente el por qué, pero el barrio de Xochimilco se convirtió en el pueblo encargado de cuidarlo. Y desde hace más de cuatro siglos, esta festividad se celebra cada 2 de febrero, en el marco del Día de la Candelaria.

Hacia el año 1969, uno de los sacerdotes de la parroquia de San Bernardino, pensó en llevarse al Niñopa. Sin embargo, la comunidad se mostró renuente, al grado de convocar a la Secretaría de Gobernación. A partir de este momento, el Niñopa se volvió oficialmente Patrimonio de Xochimilco. Inclusive se creó un comité de vigilancia en la delegación para cuidar siempre al niño.  

Cada año, se celebra el cambio de mayordomo en Xochimilco. Se trata de una procesión donde se nombra la nueva familia que custodiará y venerará al niño durante todo un año. Los nuevos mayordomos se eligen por medio de un proceso del comité.

niñopa

Las obligaciones del mayordomo son varias. De primera instancia, debe de contar con una propiedad en donde pueda guardar las más de 5000 prendas que tiene el niño. También cuenta con cunas, muebles, juguetes y joyas. De igual forma, durante un año, debe de reunir el dinero necesario para organizar la fiesta el 2 de febrero. En ésta, hay música, comida, baile, decoraciones, fuegos artificiales y demás.

Al tratarse de una escultura que data de hace más de 400 años, no se puede tocar, fotografiar o exponer demasiado al sol. Es por este motivo, que cada año, el Instituto Nacional de Antropología e Historia interviene en la procesión para llevar a cabo una restauración.

La celebración religiosa acaba cuando el niño arriba a su nuevo hogar. Pero después, la fiesta continúa en el barrio de Xochimilco. Es sin duda el festejo más importante del año para los habitantes del lugar. Vale la pena presenciar al menos una vez en la vida alguna de las tradiciones místicas que tanta identidad le traen a los diversos sitios de esta maravillosa ciudad.

niñopa

La CDMX te regala una planta a cambio de tu pino de navidad
MXCity
¿Aún no sabes qué hacer con tu árbol navideño? Llévalo a alguno de estos centros de acopio autorizados, podrás intercambiarlo por otro árbol en maceta.
arbol x arbol

Un árbol jamás puede ser basura. Incluso si lo has adquirido solo por temporada navideña. Los pinos blancos y los oyameles que usualmente se venden al público para fiestas decembrinas, todavía pueden tener un segundo uso. Y es el de convertirlos en composta y mulch para sembrar nuevos

Muchas personas tienen duda sobre si es buena idea o no usar un pino real como árbol navideño. Y la respuesta es que efectivamente lo es. Además de expedir un delicioso aroma que penetra en toda tu casa durante los días festivos, los pinos y oyameles usualmente utilizados para este fin, suelen venderse en las afueras de la Ciudad de México por productores certificados por CONAFOR. Estos productores –generalmente colectivos, aliados en empresas comunitarias forestales– siembran árboles todos los años para venderlos, y otro puñado más para reforestar las áreas boscosas donde haga falta. Se trata de personajes que viven, literalmente, del y para el bosque. Por lo que, además de hacer una compra sustentable, comprando uno de estos árboles haciendo un bien para las comunidades que subsisten de ello. 

Pero hay que cerciorarnos de que el productor realmente esté certificado. Y no olvidarnos de regresar el pino una vez haya concluido su fin en nuestros hogares.

Recientemente el gobierno de la CDMX dio a conocer los centros de acopio donde es posible llevar nuestro árbol navideño e intercambiarlo por plantas de ornato que podemos cuidar en nuestros hogares o abono orgánico. Se trata de la iniciativa  “Árbol por Árbol Tu Ciudad Reverdece”, un pequeño incentivo para alentar a la comunidad a reciclar sus pinos, y de esta manera contribuir a que se sigan sembrando más. Cabe resaltar que tu pino servirá para sembrar nuevos, o bien, para abonar los parques y  jardines de la capital.

Por el momento los centro de acopio a donde puedes acudir a las explanadas delegaciones, así como a centros de acopio ubicados en  Parque de los Venados, frente al monumento Francisco Villa, y Walmart de avenida Universidad. Tienes hasta el 30 de enero.

Más información sobre otros sitios de acopio en este link.

 

arbolxarbol

 

También en MXCity: ¿por qué en tu próxima navidad deberías optar por comprar un árbol de navidad natural?