Calzada de Tlalpan: comunicando a la ciudad desde épocas remotas
Mare Loustaunau
El origen de la Calzada de Tlalpan se remonta al siglo XV, de cuando Tenochtitlán no era más que un islote.
calzada

Fue en la Calzada de Tlalpan donde se dio el famoso encuentro entre Hernán Cortés y Moctezuma.

 

El camino que hoy conocemos como la Calzada de Tlalpan es realmente una de las avenidas más importantes de toda la urbe. Se trata de una calle que comunica al Centro Histórico con la zona sur de la capital, y que termina descubriendo la Autopista México-Cuernavaca.

Su origen se remonta a épocas precolombinas, alrededor de 1432, cuando los mexicas se daban a la tarea de construir carreteras para unir el islote de Tenochtitlán con los poblados aledaños de tierra firme. Estas calzadas se elaboraban con arcilla, piedra y madera. Y varias aún siguen manteniéndose incólumes alrededor de la CDMX.

La Calzada de Tlalpan se caracterizaba por no contar con paso para canoas, estaba hecha exclusivamente de materiales estables. Esto se pensó con el objetivo de evitar que las aguas de los lagos se mezclaran, motivo por el cual el camino medía más o menos 20 metros de ancho. De igual forma, contaba con un acueducto que transportaba agua potable de los manantiales de Coyoacán.

calzada

Lo cierto es que esta calzada ha sido testigos de varios hitos históricos relevantes para la identidad capitalina. Fue por esta calle que los primeros conquistadores españoles arribaron a la ciudad. Y en la primera parte de esta calzada, se dio el afamado encuentro entre Hernán Cortés y Moctezuma el 8 de noviembre de 1519. Hoy, este punto es la esquina donde se encuentran las calles de República del Salvador y Pino Suárez.

Si algo destaca de la infraestructura actual de la Ciudad de México, es que aún prevalecen varios de los trazos originales de la misma. Y pese a que los españoles sí se dedicaron a cambiar exponencialmente el aspecto de la capital, también se mostraron tolerantes al dejar varias de las calles que ya existían. La Calzada de Tlalpan fue una de éstas, pues se trataba de un camino importantísimo para la conexión entre la ciudad mexica y tierra firme. Además, fue un gran elemento durante el periodo colonial de la capital, al brindarle protagonismo a Coyoacán y su gobierno virreinal.

calzada

A finales del siglo XIX, ya se veían carretas tiradas por mulas en la calzada. La ruta más frecuentada partía desde lo que hoy es el Zócalo, y llegaba hasta el pueblo de Tlalpan. Pronto estos transportes evolucionaron hasta convertirse en tranvías. La Calzada de Tlalpan es una de las primeras calles de la CDMX que vio el avance urbano en materia de transporte.

Al tratarse de una entrada principal de la ciudad, la calzada también era una de las más utilizadas para recibir mercancías provenientes de distintas latitudes del país y otras naciones del globo. Además, es una de las avenidas más anchas de toda la capital, sus carriles dan cabida a toda clase de vehículo.

Actualmente, la Calzada de Tlalpan es transitada por millones de citadinos y extranjeros que llegan a la Ciudad de México. Conviene recordar sus antecedentes para darse cuenta que se trata de un vestigio urbano que no sólo marcó la distribución de la metrópoli, sino que también cambió la manera en que se transportaban tanto productos como personas. La Calzada de Tlalpan fue, es y será uno de los caminos con más identidad de la ciudad.

calzada

Hello Ciudades: es momento de apreciar todo lo que pasa a nuestro alrededor
MXCity
Una iniciativa de Motorola para levantar la mirada y compartir todo lo bueno de la vida #HelloCiudades.
hello ciudades

Descubre nuevas formas de usar tu teléfono y reconecta con tu ciudad #HelloCiudades.

 

Es un hecho que durante la última década, han surgido innovadores avances en materia tecnológica, que por un lado han logrado hacer nuestras vidas más sencillas, pero por el otro, han hecho que estemos inmersos a nuestros aparatos. Lo cierto es que la tecnología se hizo para unirnos, no para aislarnos de lo que sucede a nuestro alrededor. Es por este motivo que Motorola lanza la iniciativa Hello Ciudades.

Este proyecto no busca hacer que nos desconectemos de nuestros celulares, lo que pretende es que levantemos la mirada y aprovechemos nuestros artefactos para descubrir todo lo bueno que la vida tiene para ofrecer.

hello ciudades

hello ciudades

Llegó el momento de reconectar con la ciudad, y qué mejor que hacerlo con la Ciudad de México, una urbe llena de diversidad, color, gastronomía, arquitectura, historia y mucha diversión.

La idea es explorar nuevas formas de utilizar nuestros teléfonos, no solo para conocer nuevas cosas, sino también para compartirlas. Es hora de usar lo que la tecnología nos ofrece como una herramienta que nos permita vivir la vida de la mejor forma.

Cabe mencionar, que Hello Ciudades es una plataforma de Motorola a nivel global que en México está siendo llevada por los embajadores Diego Alfaro y Reclu. Para dar a conocer la iniciativa, se llevarán a cabo happenings alrededor de la metrópoli. El primero ocurrió el pasado 16 de noviembre, y fue un encuentro fabuloso donde Diego invitó a sus amigos más cercanos para proyectar su película preferida de una manera original…

hello ciudades

hello ciudades

Lo hizo con su Moto Z 2 y su Moto Mod Proyector, con el objetivo de darles una experiencia colectiva sin precedentes. Y es que con el nuevo Moto Z 2 y el moto mod Insta Share-Projector puedes proyectar películas, fotos y videos sobre la superficie que quieras con un simple snap.

Atrévete a cambiar las experiencias individuales por experiencias colectivas y reenamorarte de la ciudad. Dile hello a lo nuevo de Motorola y aprovecha que la tecnología te acerca a lo que más importa en la vida. Quédate pendiente, pues pronto ¡se organizarán más happenings para presentar esta magnífica idea!

hello ciudades

hello ciudades

El zorro gris regresa a la reserva ecológica de CU
MXCity
La reserva ecológica de la UNAM estrena nuevo proyecto para reintroducir a esta especie que poco a poco ha ido desapareciendo.
reserva ecológica de CU

La máxima casa de estudios de la UNAM acoge una impresionante colección de biota endémica de la región; extraordinarias especies de flora y fauna que confluyen en la zona y que nos hacen reflexionar sobre la posibilidad cercana de que una ciudad sea capaz de convivir con su entorno natural sin destruirlo. En Ciudad Universitaria, algunos de sus más brillantes detalles se pueden encontrar en la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel, una gran superficie con cimientos volcánicos que comprende una extensión de 237.33 hectáreas.

zorro-gris

En esta reserva se ha estado planeando un loable proyecto para preservar a una preciosa especie que se vio por última vez deambulando estos lares en 2007. Se trata del zorro gris, un mamífero carnívoro cuyo territorio abarca desde Canadá hasta Colombia y que hoy permanece cuasiextinto en la Ciudad de México.

Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel de Ciudad Universitaria

El crecimiento de la mancha urbana de Ciudad Universitaria -y con ello los obstáculos que ha tenido que enfrentar esta especie como atropellamientos, hambruna, enfermedades, etc.-, ha llevado a que muchas especies de la zona hayan desaparecido, contando hoy con solo 37 clases de mamíferos.

Captura-de-pantalla-2017-08-25-a-las-22.54.13

Según el Departamento de la reserva ecológica, conviene analizar la condición a profundidad antes de llevar a cabo el proyecto puesto que no valdría la pena realizar la reintroducción si los animales corren peligro de morir por las causas ya señaladas. La reintroducción de esta especie sería viable pues, por un lado, se trata de un mamífero con altas capacidades de supervivencia y, por el otro lado, el área favorece el establecimiento de nuevas poblaciones por ser afín a sus preferencias alimentarias.

zorro-gris-

Imaginar la ciudad rodeada de preciosos mamíferos pequeños como este, ya no es una visión tan alejada del presente, no al menos para Ciudad Universitaria, un referente en la capital y en el mundo en los rubros del cuidado de áreas verde urbanas. 

¿Quién provocó la muerte de Moctezuma?
Mariana Gaxiola
Los códices y las crónicas narran historias distintas en cuanto a la muerte del emperador Moctezuma.
moctezuma

¿Fueron los mexicas o los españoles los que asesinaron al tlatoani?

 

Moctezuma II, el tlatoani que gobernó Tenochtitlán durante 19 años, murió en 1520, año en que se recuerda el bloqueo de los indígenas a los españoles que se escondían en el palacio de Axayácatl. Según diversos códices y crónicas, la causa del deceso del emperador oscila entre dos teorías, o mejor dicho, dos asesinatos.

La primera versión es la de los españoles, quienes aseguran que fueron los mexicas los que, hartos de la guerra, mataron a su gobernante. Por el otro lado, está la versión de cronistas de ascendencia mexica que aseveran que los españoles dieron muerte a Moctezuma para finalmente hacer caer Tenochtitlán.

moctezuma

Fernando Alvarado Tezozómoc narra en su obra Crónica Mexicáyotl que el “al rey Moctezuma Xocoyotl, hijo de Axayacatzin, lo mataron los españoles”. En un texto más elaborado, Francisco de San Antón Chimalpahin escribe que “en el mes de Tecuilhuitontli, los españoles dieron muerte al Moteuhcmatzin, haciéndolo estrangular y después de eso huyeron aprovechando las sombras de la noche”.

Cabe mencionar, que en el Códice Moctezuma se pueden apreciar imágenes donde aparece el emperador con una soga enrollada en el cuello, mientras se asoma por la azotea del palacio para calmar a la multitud. Esta escena podría avalar lo que los cronistas de linaje mexica cuentan, y tomar por verdad que fueron los españoles quienes asesinaron al tlatoani.moctezuma

No obstante, Hernán Cortés afirma en su Segunda Carta de Relación que Moctezuma pidió salir por la azotea del palacio para hablar con su gente y prometerles que la guerra pronto se acabaría. Cortés le cumplió su petición, pero en cuanto salió de la fortaleza, los indígenas le lanzaron una piedra tan grande que en los siguientes tres días murió.

Por su parte, Bernal Díaz del Castillo replica el relato de la azotea de Moctezuma. Pero este español elabora en cuanto al discurso amoroso que Moctezuma le ofreció a los suyos. En cuanto comenzó a hablar, los mexicas callaron y no tiraron piedras ni flechas. Cuatro indígenas pudieron llegar a donde estaba el tlatoani, y le dijeron que habían nombrado a su pariente Cuitláhuac como señor de Tenochtitlán. Después de esto, el pueblo empezó a tirar piedras, tres de las cuales hirieron a Moctezuma y lo mataron.

moctezuma

Pese a que existen dos versiones que con fuentes fidedignas narran la muerte de Moctezuma, varios historiadores se han inclinado a la que dice que los españoles fueron los responsables del asesinato. Eduardo Matos Moctezuma, el arqueólogo, propone esto por distintas razones.

La primera es la obra pictórica del códice que confirma el estrangulamiento del emperador. La segunda es el hecho de que, como Bernal Díaz del Castillo narra, el pueblo respetaba al tlatoani y calló cuando salió a dar su esperanzador discurso. Y la tercera es que los mexicas habían decidido nombrar a otro como señor de Tenochtitlán, lo cual convertía a Moctezuma en alguien irrelevante para los españoles. Por este motivo, los conquistadores prefirieron matarlo que conservarlo como presa. Así, la teoría de los cronistas indígenas, aunque más breve, se torna mucho más contundente. Y sugiere que en efecto, los extraños que llegaron en barcos hasta el Valle de México fueron los que acabaron con el emperador más querido de Tenochtitlán.

moctezuma

Fuente: Eduardo Matos Moctezuma.

Museo de la Ciudad de México: el palacio que alberga arte
Mare Loustaunau
La edificación virreinal se encuentra en el centro, y es un excelente lugar para admirar distintas expresiones de arte.
museo de la ciudad de mexico

Los rincones de este palacio cuentan historias de cuando era la casa de los condes de Santiago de Calimaya.

 

El Museo de la Ciudad de México es un recinto cultural que se ubica en la avenida Pino Suárez, una de las calles más concurridas y emblemáticas del Centro Histórico. Se trata de un inmueble que por su belleza e historia es conocido como palacio. Y es que la historia de esta edificación se remonta a 1527, año en que arribó a la Nueva España el licenciado Juan Gutiérrez Altamirano desde Cuba para asumir el puesto de corregidor de Texcoco.

Años más tarde, el hijo de Juan Gutiérrez Altamirano, llamado Fernando, contrajo matrimonio con una de las nietas del virrey Luis de Velasco. Por este motivo, en 1616, Fernando Altamirano y Velasco recibió el título de conde de Santiago de Calimaya por Felipe III de España.

Por ser una familia noble, los Altamirano Velasco mandaron construir una ostentosa residencia hacia el siglo XVII. Esta es la construcción que hoy se desdobla en el número 30 de Pino Suárez.

museo de la ciudad de mexico

Si bien la arquitectura de este palacio es virreinal, también cuenta con otros detalles que hacen pensar que la casa tuvo remodelaciones a lo largo de los años. El primero es una cabeza de serpiente que se asoma en una de las esquinas del inmueble. Se cree que durante la construcción del palacio, se encontró este vestigio prehispánico y se optó por dejarlo como adorno alusivo.

También cuenta con una capilla y dos patios, aspectos comunes en las llamadas casas señoriales. Algo que destaca del edificio es la fuente en forma de concha y los escudos de armas que enmarcan las arquerías del patio principal. De igual forma, la edificación está adornada con gárgolas.

Algo curioso del palacio es que hay unos perros y figuras que remiten a la cultura oriental. De hecho, se cree que la puerta al museo fue hecha artesanalmente con madera, y que los condes la mandaron pedir de Filipinas. Es por esto que la edificación no es del todo virreinal, sino que fusiona distintos estilos que la hacen única en el Centro Histórico.

museo de la ciudad de mexico

Para finales del siglo XIX, el comercio comenzó a apropiarse de estas cuadras del centro. Y esta zona citadina dejó atrás su aire aristócrata para convertirse en una popular. Por este motivo, los herederos de la casa optaron por rentar los cuartos del palacio para transformarlo en una especie de vecindad.

Ya en el siglo XX, en 1931, el Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya fue declarado como Patrimonio Nacional. Y tres décadas más tarde, lo que solía ser el Distrito Federal decretó que el inmueble alojaría el Museo de la Ciudad de México. Para cumplir este cometido, el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez llevó a cabo una remodelación, para que las antiguas habitaciones se volvieran salas de exposición.

La exposición permanente del museo se llama Todo cabe en una cuenca, y narra el desarrollo de la Ciudad de México. Pero se trata de un fantástico lugar que aloja todo tipo de muestras, incluso extranjeras. Desde fotografías icónicas de David Bowie hasta instalaciones de luz han visitado este maravilloso palacio, cuyos muros siguen susurrando las anécdotas de un México virreinal.

museo de la ciudad de mexico

Museo de la Ciudad de México

Dirección: José María Pino Suárez 30, Centro

Horarios: martes a domingo 10 am a 6pm

Teléfono: 55 5522 9936