Gastronomía
Datos que seguro no conocías del mítico Café de Tacuba
Mariana Gaxiola
Sin duda el Café de Tacuba es uno de los restaurantes más afamados y clásicos de la ciudad… Pero, ¿conoces su historia?
cafe de tacuba

Algunos secretos que el Café de Tacuba esconde entre sus muros…

 

De todos los restaurantes que se ubican en el Centro Histórico de la ciudad, sin duda, destacan aquellos que se descubren dentro de hermosas casonas que datan de hace siglos. Uno de los más conocidos, concurridos y afamados es el mítico Café de Tacuba.

Este restaurante tiene ya más de 100 años, y es que además de su delicioso y mexicano menú, son sus muros los que embelesan a cualquier comensal que ingresa al lugar. Las mesas, la música y las pinturas transportan a todo visitante al México del siglo XX. Es preciso decir que el Café de Tacuba ha permeado la idiosincrasia capitalina desde hace años, por su gran tradición y preciosa decoración.

Pero hay algunos datos de su historia que muchos citadinos desconocen. Vale la pena echar un vistazo a su pasado para verdaderamente comprender los momentos que le otorgaron tanta identidad. Aquí algunos datos inadvertidos del grandioso Café de Tacuba:

 

Antecedente
cafe de tacuba

El inmueble que alberga hoy el Café de Tacuba fue construido desde el siglo XVII. Cabe mencionar, que a principios del siglo XX, esta casona fungía como sede de una lechería. Para 1912, Dionisio Mollinero llegó desde Tabasco a la Ciudad de México para fundar un restaurante de auténticas y tradicionales delicias mexicanas. Eligió esta increíble residencia de la calle de Tacuba para hacerlo.

 

Decoración
cafe de tacuba

El arte que adorna todos los alrededores del Café de Tacuba es admirable. Lo que más resalta son sus vitrales y mosaicos. Pero también conviene voltear a ver las obras pictóricas, pues muchas son de la época novohispana. Uno de los cuadros más famosos se llama La niña en traje rojo, y es de José de la Borda. También llaman la atención unos óleos de Carlos González, que narran con bellas imágenes el descubrimiento del mole y el chocolate.

 

La boda de Diego Rivera
cafe de tacuba

Antes de casarse con Frida Kahlo en 1929, Diego Rivera contrajo nupcias con la novelista Guadalupe Marín en 1922. La recepción de la boda se llevó a cabo en el Café de Tacuba.

 

Clientes asiduos
cafe de tacuba

Entre los varios presidentes que solían comer en este gran restaurante, Porfirio Díaz es el más recordado. De igual forma, el compositor Agustín Lara gustaba de visitar el lugar y deleitarse con los riquísimos platillos de la cocina mexicana.

 

Testigo de asesinato
cafe de tacuba

Un 25 de junio de 1936, un atacante entró al Café de Tacuba y le disparó al entonces gobernador de Veracruz, Manlio Fabio Altamirano Flores. El político se encontraba comiendo con su esposa, y poco sabía que esa iba a ser su última comida…

 

Set para película
cafe de tacuba

En 1978 se filmaron algunas escenas del filme Los hijos de Sánchez, una cinta que se basó en la novela de Oscar Lewis, The Children of Sanchez. Cabe aclarar, que el autor de este libro se inspiró en uno de los primeros empleados del Café de Tacuba para el personaje de Santos Hernández.

 

Sobre el incendiocafe de tacuba

En 1999 un incendio quemó una buena parte del salón principal. Afortunadamente, las llamaradas solamente arrasaron con un poco del mobiliario y algunos objetos de decoración. La estructura del salón quedó intacta, gracias a la labor de los bomberos que llegaron al pronto rescate. Como agradecimiento, el restaurante los invitó a desayunar una vez que el Café de Tacuba volvió a abrir sus puertas.

Makoto, la esencia culinaria de Japón enfrente de Chapultepec
Viviana Cohen
Llega a la capital uno de los restaurantes más sofisticados y visitados del mundo.
makoto

Aquí la comida japonesa se hace con ingredientes mexicanos…

 

La experiencia en Makoto inicia en la entrada. Un espacio amplio cuya decoración osila entre lo moderno y lo clásico. Ventanas enormes desde las que se ve el corazón de Polanco. Una inmensa barra de sushi comandada por un mexicano y un mural abstracto que no sólo llena de color el espacio, sino que es una bella metáfora de todo lo que es este delirante lugar.

Makoto

Pero además de su impecable diseño, Makoto es el nombre de un experimentado cocinero (reconocido mundialmente) que ha tenido el don de difundir y modernizar la esencia más pura de la comida japonesa, entre otras cosas, gracias al uso de la Robata; una técnica nipona que consiste en cocinar encima de una parrilla de metal hecha con carbón vegetal que tiene tres tipos de cocción que engrandecen el sabor de la comida.

makoto

A pesar de llevar poco en el firmamento gastronómico de la urbe, Makoto ha adquirido gran popularidad entre los capitalinos. Esto se debe a la calidad de su comida y a que sus platillos están preparados (casi exclusivamente) con ingredientes mexicanos que vienen de lugares tan remotos como los criaderos de peces de Baja California.

Dicho todo lo anterior, no es una sorpresa para nadie anunciar que el menú de Makoto es una verdadera obra de arte. Una colección de platos perfectamente ejecutados y presentados que dejan en el paladar y en el alma rastros de armonía y bienestar, y que desafían de una manera elegante todo lo que sabemos de comida japonesa.

Todo lo que se ofrece en la carta de este restaurante es soberbio. Sin embargo, si tuviéramos que recomendar algunas de todas las maravillas para iniciar este viaje a las entrañas del lejano oriente, podríamos recomendar la suculenta ensalada de la casa hecha a base de berros, chikuwa y vinagreta miso.

makoto

Para continuar la aventura vale la pena profundizar en la extraordinaria colección de sashimis que tiene el establecimiento. Entre los tipos de pez que ofrece la carta están: el de salmón, pulpo o atún y además algunas exquisiteces raras como: el chu toro, el erizo o el lenguado. Cada pieza de este plato pone al descubierto un nuevo horizonte gustativo pocas veces explorado.

makoto

Asimismo, vale la pena probar el sushi que se este lugar. No sólo porque las recetas que aquí se ofrecen son únicas sino porque el encargado de hacerlo se llama Iván, es mexicano y según muchos expertos es uno de los mejores itames del mundo. Para hacer su magia este chef usa un tipo de arroz integral y crujiente que no existía en México.

Por otro lado, si no se es muy fanático del pescado crudo, hay una opción genial. Se trata de las costillas de cordero con coles de bruselas. Un platillo encantador que le permite a los comensales repensar todo lo que saben de la: pimienta, ajo, carne de oveja y hasta de las extrañas, pero hermosas coles.

makoto

Finalmente, para concluir esta breve travesía a Japón en pleno Chapultepec, hay que pedir un postre. Si se quiere algo raro pero fantástico vale la pena probar la gelatina de lichi.  Un invento tradicional de Japón que viene acompañado de helado de frutos rojos, pinole y membrillo.

makoto

Después de estas delicias de otro universo, sólo hay que darle un trago al té verde de Makoto en tanto imaginamos una de esas calles brillosas y transitadas de Tokio.

 

Makoto

Dirección: Av. Campos Eliseos 295, Miguel Hidalgo, Polanco

Reservaciones: 52-81-56-86 

 página web

De cómo Santa Anna hizo que el mundo conociera el chicle
Mariana Gaxiola
El general se lo presentó a su secretario, el inventor Thomas Adams, quien creó la marca Chiclets.
santa anna

Fue gracias a Antonio López de Santa Anna que el planeta entero probó el chicle…

 

La palabra “chicle” encuentra su origen en tzictli, el término náhuatl con el que los indígenas hacían referencia al polímero gomoso que obtenían de la savia del manikara zapota, un árbol endémico de México. Lo cierto es, que incluso desde antes de la llegada de los españoles, mascar chicle siempre ha sido algo común entre los habitantes de nuestro país.

Un empedernido de esta goma era el general Antonio López de Santa Anna, quien decía que le ayudaba a calmar sus nervios y a pensar. Pero la realidad es que se trataba de una actividad que realizaba todo el tiempo.

Por la tan polémica Venta de La Mesilla, aquella en que Santa Anna accedía venderle a Estados Unidos parte de Arizona y Nuevo México, el pueblo lo exilió en 1855 a Colombia. Y es que para ese entonces, el mandatario exigía que se dirigieran a él como “su Alteza Serenísima”. Para el año 1860, Santa Anna llegó a Nueva York, ciudad donde conoció a Thomas Adams.

santa anna

Se hospedó en su casa y lo convirtió en su secretario, pero la historia cuenta que se convirtieron en buenos amigos. Cabe mencionar, que el señor Adams era inventor, y se encontraba en busca de crear algo grande y memorable. Anteriormente, había incursionado en el mundo de la fotografía, con inventos que solo terminaban en el fracaso.

El estadounidense y su hijo querían fabricar neumáticos a bajo costo. Santa Anna le recomendó que utilizara el chicle como sustituto de caucho. En este tiempo, la goma de mascar no era muy conocida fuera del territorio mexicano, por lo que se tuvo que mandar pedir una tonelada de chicle de México.

Por mucho tiempo, Thomas Adams intentó producir neumáticos con la goma, pero nunca obtuvo éxito. Lo único que logró fue almacenar kilos de chicle en su hogar.

santa anna

Un día, mientras estaba en una farmacia, escuchó que una niña compraba parafina para mascar, una sustancia insípida que se usa para fabricar velas. Entonces, el inventor recordó que Santa Anna masticaba la goma mexicana constantemente, y de hecho, le había contado que los indígenas también solían hacerlo.

Thomas Adams pensó que era una mejor idea mascar chicle que parafina. Regresó a casa, le contó la idea a su hijo y juntos decidieron agregarle sabor a aquella dádiva de tierra mexicana que tanto adoraba su huésped. Empezaron a envolverlo en papel de colores para comercializarlo en las farmacias.

A partir de ahí el negocio se popularizó, y fue así como creó la empresa Chiclets, una marca que hasta la fecha produce goma de mascar. Si bien Thomas Adams fue el inventor del chicle como lo conocemos hoy, fue Santa Anna y todos los mexicas quienes se encargaron de popularizarlo. El mundo hoy masca chicle gracias a México.

santa anna

Festival de Matcha 2017: la mayor celebración del té japonés
Mariana Gaxiola
Galletas, helados, bebidas y más creaciones gastronómicas podrás degustar en este fantástico festival.
matcha

Si eres amante del té verde, no puedes perderte de esta deliciosa feria.

 

El matcha es un té verde que se bebe en las ceremonias japonesas de té. Se trata de todo un ritual, que influenciado por el budismo zen constituye un ambiente lleno de serenidad y paz. El té molido que utilizan, en realidad, tiene su origen en China, hacia los tiempos de la dinastía Song.

Se cree que en el año 1191 el monje Eisai llevó el matcha a Japón, y con él el budismo. Con el paso de los años, este fascinante té molido de color verde vibrante desapareció de China hasta asentarse entre las clases altas japonesas entre los siglos XIV y XVI. Cabe mencionar, que su preparación inicia desde antes de su cosecha. Primero hay que cubrir las plantas de té para que no les dé el sol. Esto causa un retraso en su crecimiento, lo cual le otorga un verde más chillante y un sabor más dulce.

matcha

Después de la cosecha, las hojas de té se secan en una superficie plana. Se les quita el tallo y las venas, y se empiezan a moler hasta obtener un polvo fino color “matcha”. Finalmente pasa por un colador fino, que se ayuda de una brocha de bambú llamada chasen. Y es así como se logra este fabuloso y rico té.

Cuenta con muchos beneficios, como el hecho de que es un coadyuvante para la pérdida de peso, ya que quema grasa y aumenta el metabolismo. También reduce el colesterol y el azúcar en la sangre, además de que es un relajante natural con antioxidantes.

Es por este motivo, que además de ser una bebida, se ha convertido en un genial ingrediente en la repostería japonesa, una tradición culinaria que, afortunadamente, ha viajado por todo el mundo por su sencillo, ligero y delicioso valor. Durante los últimos años ha causado furor en nuestro país, especialmente en la Ciudad de México, el epicentro de la vida culinaria.

matcha

Varios restaurantes han integrado en sus cartas bebidas y alimentos hechos a base de matcha: están los lattes, los helados, los pasteles, los waffles, las galletas, los croissants, las donas, los creme brulés, las conchas, las crepas y los cheescakes. Y ahora, se llevará a cabo un festival que celebrará en grande la milenaria tradición que es el matcha.

El evento es organizado por Expo Japan y será una excelente oportunidad para probar más variedad del matcha. Si eres de los que adoran este té en todas sus presentaciones y quieres saber más acerca del ritual que lo envuelve, no te puedes perder de esta feria, donde el verde, lo dulce y la cultura japonesa serán los protagonistas de estos dos días.

matcha

Festival del Matcha 2017

Dirección: Doméstico. Nuevo León 80, col. Condesa.

Fecha: 28 y 29 de octubre.

Facebook

Los mejores lugares para tomarse una taza de café en Mixcoac
Mare Loustaunau
Algunos de los sitios más acogedores del barrio de Mixcoac para disfrutar una rica taza de café.
mixcoac

Te decimos cuáles cafeterías debes visitar la siguiente ocasión que vayas a Mixcoac.

 

Existen diferentes teorías sobre cómo se descubrió el café. Una de ellas, alega que en 1140, en Etiopía, unos pastores hallaron a sus cabras muy inquietas tras comer los frutos rojos de unas plantas. Acto seguido, los pastores recogieron dichos frutos y los agregaron a una bebida caliente para protegerse del frío que los arrasaba por las noches. Fue este el pionero de lo que hoy conocemos como café.

Actualmente, nuestro país ocupa el lugar número 50 cuando de producción cafetera se trata. Después de naciones como Brasil y Colombia, México se enorgullece por su amplia y excelente calidad de producto.

La Ciudad de México sin duda es el destino del país que más cuenta con establecimientos por sus calles. Aquí hay de todo y para todos. Pero hoy quisimos darle la atención a las cafeterías, especialmente a las que se encuentran en el barrio mágico de Mixcoac.

 

Recaudería Orgánica

Poussin 34, col. Insurgentes Mixcoac.mixcoac

Este pequeño local, además de ofrecer ricos sándwiches, funge también como tienda de productos orgánicos. Así que si algún día los visitas con el objetivo de comprar frutas y verduras, no dudes en pedir un café y disfrutarlo en una de sus bancas. Tienen de olla y es orgánico oriundo de Chiapas, lo cual le otorga un sabor mucho más rico.

Teléfono: 5615 4728.

Facebook

 

Café La Perla

Molinos 4, col. Mixcoac.cafe la perla

La especialidad de la casa son las tortas preparadas. Destacan las de pierna y las de bacalao, pues aquí las preparan con ese toque casero que cualquier paladar agradece. Sin embargo, conviene visitarlos también por su café con leche. Hacen todo un espectáculo al servirlo, con la meta de que quede cremoso y delicioso.

Teléfono: 5598 2244.

Foursquare

 

Pizca de Sal

Poussin 24, col. Insurgentes Mixcoac.mixcoac

Este pequeño pero acogedor lugar se integra por una barra, que se encarga de ofrecer sándwiches, té y café. Lo ideal es pedir uno de sus postres, como el panqué de plátano o el brownie, para acompañarlo con un buen café. Si eres fanático del cold brew, el de aquí te dejará fascinado.

Teléfono: 7155 9633.

Facebook

 

Glory Bee

Murcia 5, col. Insurgentes Mixcoac.mixcoac

Este lindo y colorido establecimiento se ha hecho de fama por las delicias dulces que nacen de su cocina. Uno de sus postres más pedidos es el alfajor, uno que se disfruta mucho más al lado de un café caliente. Qué mejor que sumergir este manjar español en un expreso.

Teléfono: 7572 9798.

Facebook

 

Morena Mía

Eje 7 Sur 160, col. Insurgentes Mixcoac.mixcoac

Sin duda este restaurante es uno de los mejores para desayunar en la zona, ya que además de delicioso, sus precios son muy accesibles. El croque madame, los molletes y los chilaquiles son la especialidad. Pero tu mañana no estaría completa sin un café, ordena el capuchino y acompáñalo con uno de sus cupcakes.

Teléfono: 7825 7003.

Foursquare