Vida Capital
Sobre el sensacional mercado de Tlalpan
Viviana Cohen
Este lugar es la posibilidad de conocer personalmente la época porfiriana.
mercado

Un mercado al sur de la capital, que te llevará a otro tiempo.

 

A pesar de los cambios constantes en la fisionomía de la Ciudad de México, resulta fascinante asegurar que todavía hay lugares que parecen no haber sido tocados por el tiempo y conservan la esencia, las costumbres y los inmuebles de la época en la que fueron construidos.

Uno de esos sitios es por supuesto el Centro de Tlalpan, una plaza sureña de otra época que está rodeada por una iglesia del siglo XVI llamada San Agustín, por un Palacio Municipal; hecho por el famoso arquitecto Antonio Rivas Mercado y por un interesante mercado que aún conserva sus características originales.mercado

El Mercado de la Paz es uno de los más antiguos de la capital mexicana. Su construcción, hecha a base de piedra roja, empezó en 1898, y su inauguración se llevó a cabo un 20 noviembre del año 1900; el listón lo cortó el mismísimo Porfirio Díaz, que se paró frente a la misma fachada que está en pie hoy, y celebró la llegada de este lugar a la capital.

En sus inicios, este recinto comercial era muy importante para las personas que vivían al sur de esta metrópoli puesto que era el único mercado que había en la zona y abastecía a todas las poblaciones foráneas, (Topilejo, Chicalco, San Pedro) cuyos habitantes iban ahí en ferrocarril a comprar leña y a admirar una hermosa fuente adornada con cabezas de león que estaba en el centro del sitio.  mercado

A pesar de todos los cambios que han traído los años, el Mercado de la Paz conserva el piso negro de los primeros días, unas columnas de cantera preciosas y 161 puestos  atendidos por familias que han permanecido en este lugar al menos cuatro décadas y si uno se acerca estas personas le pueden contar historias asombrosas de la Ciudad de México.

Mercado

En sus locales, en Mercado de la Paz  ofrece el color y los olores clásicos que viven en los comercios folclóricos de la capital mexicana: frutas frescas, verduras sembradas en el campo de nuestro país, hierbas que curan toda clase de enfermedades del cuerpo y del alma, zapatos, disfraces, piñatas y esas chucherías que uno no planeaba comprar, pero que a la salida están inexplicablemente en la bolsa.

Mercado

Además, en el Mercado de la Paz se puede degustar lo mejor de la gastronomía nacional en las fondas y puestitos que hay en su interior. Comida hecha por manos expertas que conocen de memoria las recetas más emblemáticas de México y las preparan como nadie.

Es muy recomendable probar el caldo tlalpeño hecho ahí. Se trata de una sopa deliciosa originaria de Tlalpan, creación de una marchanta oriunda de la delegación que tenía fama en el barrio de preparar los mejores caldos por su sabor y porque les agregaba: chipotle, queso, aguacate y garbanzo.Mercado

Visitar el Mercado de la Paz, es una oportunidad estupenda para disfrutar de uno de lugares más hermosos e históricos que hay la capital mexicana. También es la posibilidad de apoyar el consumo local, una acción necesaria en estos tiempos de incertidumbre.

mercado

Sobre la excéntrica leyenda de la Bruja de Iztacalco
Mare Loustaunau
Cuentan los pobladores de Iztacalco, que en la década de los años 30 una hermosa mujer se quitó las piernas frente a todo el pueblo.
iztacalco

La joven y bella mujer fue acusada de brujería, por haberse quitado y puesto las piernas enfrente de todos.

 

Resulta lógico pensar que cada delegación que constituye la Ciudad de México tiene con su propia leyenda, una narración popular que cuenta la historia fantástica e inverosímil de peculiares personajes. Pues Iztacalco no es la excepción, a este barrio todavía lo acecha la memoria de la llamada Bruja de la Chinampa.

El cronista oficial de este paraje, el Lic. Francisco Cázares Alvarado, habla en uno de sus textos de lo ocurrido en el Barrio de los Reyes. En Tlazintla, en 1930, los vecinos se encontraban abrumados y llenos de consternación, pues estaban amaneciendo cráneos de bebés colgados en los árboles de la zona.

Una madrugada, los pobladores del pueblo capturaron a una mujer en una chinampa que llevaba por nombre “Alfaro”. La acusaban de ser bruja, motivo que despertó la inquietud de las autoridades, quienes arribaron al lugar y se aproximaron a la mujer. Ésta tenía como 18 años, era muy bella, con el pelo largo y negro. Estaba sentada en el suelo.

iztacalco

Le ordenaron que se parara, pero no hizo caso. Finalmente uno de los gendarmes la tomó forzosamente del brazo para erguirla. Sin embargo, en cuanto esto pasó, la mujer cayó al suelo, pues no tenía pies ni pantorrillas. Los que se encontraban alrededor de la escena soltaron alaridos de impresión y temor.

Las autoridades la interrogaron, exigiéndole que revelara qué había sucedido con sus piernas. La joven contestó que se las había quitado y las había depositado debajo de un maguey, pero que alguien las había robado. Cuando la amenazaron con quemarla en la Plaza de San Matías por brujería, la mujer cedió y comenzó a dar su información. Dijo que se llamaba María y que era de Santa María Aztahuacan. También pidió que no le comunicaran lo sucedido a su marido, solamente a sus padres.

Todos le atribuían los extraños cráneos que amanecían por los árboles del lugar, por esto los policías de inmediato trajeron a su familia, incluido su esposo. Antes de llegar, éste amenazó con demandar por calumnias, pues no podía creer que su dulce y buena mujer hubiera hecho algo tan terrible.

iztacalco

Pero cuando el esposo llegó la reconoció, y decepcionado le preguntó por qué había hecho tal cosa. La supuesta bruja le rogó que la perdonara, no obstante, frente a todos el esposo le dijo que no quería volverla a ver, y que regresaría pronto a su hogar a sacar todas sus cosas.

La mujer intentó levantarse pero no pudo. Y fueron los familiares los que abogaron a favor de la mujer, pues no había hecho nada malo y de aquel día en adelante iban a tener control total de sus actos. Como los padres de la mujer firmaron prometiendo esto, se perdonó a la Bruja de Tlazintla, pues se trataba de una situación fortuita y extraña que no hubiera podido ser resuelta con leyes penales.

Un hombre al que apodaban “Coto” llegó con las piernas de la mujer al lugar, se las entregó a las autoridades, quienes a su vez se las entregaron a la bruja. Ésta, para sorpresa de todos, se las colocó de nuevo sin problema. Y desde entonces esta estrambótica leyenda ha hecho temblar a los esotéricos pobladores de la delegación de Iztacalco.

iztacalco

Un paseo histórico por la asombrosa Calle Regina (Parte I)
MXCity
Cuando uno camina por el Centro Histórico, hay que hacer el ejercicio de imaginarse el pasado.
Regina

Deja que tus pies y la ciudad te transporten a otros momentos del tiempo…

 

No cabe duda que Regina es un sitio emblemático de la CDMX, entre otras cosas por ha sido la sede de un sinfín de eventos históricos y también, porque su forma caprichosa e irregular, que dista mucho de las calles cuadriculadas que las rodean, hace que sus 18 edificios sigan una curvatura rara, poco vista en la capital mexicana.

Si nos vamos al pasado de Regina podríamos empezar contando que en los tiempos de la Colonia esta arteria era un lugar peligroso para vivir. Esto se debe a que cuando se dibujó el primer mapa de la capital, esta calle quedó ubicada casi a las afueras de la ciudad y esto la convirtió en un callejón oscuro y peligroso, retacado de casuchas sucias y comercios chuecos.Regina

Según cuentan las crónicas del momento, antes de llevar el nombre de Regina, esta arteria era conocida como la Calle de los Mosquitos y aunque por su lejanía en el día era poco concurrida, por las noches era ampliamente visitada por los siniestros amantes de las peleas de gallo, que acudían a un palenque que estaba ahí en el Siglo XVI.Regina

Además tener ahí una serie de negocios clandestinos, esta calle era el hogar de cientos de familias con pocos recursos que se asentaron ahí para habitar una serie de pintorescas vecindades que estaban desperdigadas por toda Regina, y de las cuales todavía quedan algunos hermosos ejemplos.Regina

Por otro lado, uno de los inmuebles históricos más importantes no sólo de esta calle, sino de toda la capital  está ahí, y es la esplendorosa Parroquia Regina Coeli, un recinto religioso que en su momento fue parte del Convento Regina un espacio sagrado fundado en 1573 por diez religiosas de clase alta que llegaron a esta calle de la capital en busca de un lugar para vivir y rezar.

Cabe destacar que esta iglesia es una de las más deslumbrantes del Centro Histórico. Quizá por su misteriosa historia, no se sabe con certeza quién fue el arquitecto que la diseñó. O por los nueve altares hechos con acabados de oro que están intactos dentro de la capilla. Tal vez por una leyenda colonial que sugería que le Nuestra Señora de la Fuente, una de las tantas figuras que está cerca del atrio, tenía el poder de quitarles la ceguera a las personas que no podían ver.Regina

regina

Asimismo, es importante agregar que hace unos años se descubrió dentro del convento, una bodega cerrada a la que no hubo acceso en muchos años. Dentro de esta misteriosa habitación hallaron  una enorme cantidad de papeles conformados por 30 metros lineales de documentos escritos entre 1771 a 1882. En estos archivos hay mucha información acerca de las epidemias que hubo en la capital, las ceremonias religiosas que se hacían y las excéntricas prohibiciones de otras épocas, como cuando bailar tango era ilegal.regina

Lo anterior, es sólo una parte de todas las historias y las cosas que se pueden ver en la Calle Regina. Por eso, continuaremos el recorrido en otro texto, por lo pronto no está demás decir que actualmente Regina es un asombroso corredor cultural que es considerado por los capitalinos uno de los andadores más dinámicos del Centro Histórico. Por lo que visitar esta calle es siempre una opción maravillosa para el próximo fin de semana. Regina

Los cerdos voladores que invadieron el cielo de la CDMX
MXCity
Los cerdos ya volaron, ¿qué esperas para hacer todo lo que siempre has querido?
cerdos vuelen

Este lunes 22 de mayo Corona hizo que los cerdos volaran por toda la ciudad.

 

Cuando alguna meta nos resulta demasiado descabellada o hasta imposible, solemos apelar a una frase que justifica y posterga aquellos planes tan significativos para nosotros. “Cuando los cerdos vuelen” son esas palabras que decimos a manera de excusa, ya que lo único que se necesita para lograr un propósito es creer que se puede y ponerse a trabajar en pos de él. Pero para todos aquellos que necesitaban de un empujón más, Corona hizo a los cerdos volar esta mañana.

Hoy es el día oficial para dejar atrás los miedos y las excusas, pues aquello que parecía imposible ahora se ha vuelto alcanzable. Corona sabe que en este país existe gente muy talentosa, y para animarlos a que finalmente dejen de hacer lo que no les gusta, rompan sus muros mentales y se pongan a trabajar en lo que sinceramente los mueve, hizo que varios cerdos emprendieran vuelo alrededor de la ciudad desde las 7 de la mañana.

El Paseo de la Reforma, camellones, puentes, parques, el metro Chapultepec, edificios y casas de colonias como la Condesa y la San Miguel Chapultepec fueron testigos de los cerdos que volaron por la urbe.

cerdos vuelen

cerdos vuelen
Estos animales ya se encuentran en el aire, ahora solo resta preguntar, ¿qué es lo que dijiste que ibas a hacer cuando los cerdos volaran? Voltea a ver el cielo y olvídate de todo lo que alguna vez te impidió hacerlo. Varios citadinos ya se maravillaron con los animales que navegaron por el cielo. Desde muy temprano en la mañana, aquellos que caminaban y manejaban absortos hacia su trabajo, de pronto notaron algo raro en el cielo. Y empezaron a remembrar todo lo que alguna vez prometieron hacer cuando eso extraño pasara.

Esto es lo que los capitalinos se han inspirado a hacer ahora que los cerdos vuelan, tú también cuéntanos con el hashtag #cerdosvuelen aquello que finalmente te animarás a hacer…

cerdos vuelen

cerdos vuelen

“Voy a conocer Europa” – Beatriz, oficinista.

“Terminaré la carrera que dejé trunca” – Isabel, profesionista. 

“Encontraré el tiempo para aprender otro idioma” – Tamara, locutora.

“Buscaré un trabajo que me guste” – Humberto, asistente ejecutivo. 

“Por fin me pondré a escribir canciones” – Carlos, diseñador.

 

Nostalgia Urbana: postales del antiguo barrio de Mixcoac
Mariana Gaxiola
Un vistazo al pasado de una de las zonas más emblemáticas y hermosas de la ciudad, Mixcoac.
mixcoac

Imágenes que evocan lo que alguna vez fue el icónico barrio de Mixcoac.

 

“Mixcoac estaba vivo, con una vida que ya no existe en las grandes ciudades” – Octavio Paz.

 

El topónimo de este afamado barrio citadino es una clara alusión al náhuatl, viene de “mixtli” y “coatl”, que se puede interpretar como “en la serpiente de nubes”. Ya antes de la Conquista este lugar figuraba en la antigua Tenochtitlán, pues se asentaba a las orillas del Lago de Texcoco. Luego de la llegada de los españoles, la zona comenzó a llenarse de haciendas, ranchos e iglesias.

Uno de los primeros conventos que se erigió en Mixcoac data de 1595, era el de Santo Domingo de Guzmán, lugar que fungió como sitio para dar inicio a la evangelización indígena. Más tarde, ya para la época del virreinato, Mixcoac se convirtió en el lugar ideal para la construcción de grandes residencias. Y cabe mencionar, que la gente que habitaba el barrio, en su mayoría, se dedicaban a la recolección y comercialización de frutos.

La urbanización alcanzó a Mixcoac entrado el siglo XX. Y aunque la modernización invadió al barrio, aún es posible admirar sus fachadas clásicas, sus hermosos callejones y sus pintorescas plazas. Pero para todas aquellas cosas que han desaparecido, sirven las fotos. Bien dicen que recordar es vivir, por esto recopilamos algunas postales del precioso Mixcoac.

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

mixcoac

Imágenes: La Ciudad de México en el Tiempo.