Vida Capital
Sobre el sensacional mercado de Tlalpan
Viviana Cohen
Este lugar es la posibilidad de conocer personalmente la época porfiriana.
mercado

Un mercado al sur de la capital, que te llevará a otro tiempo.

 

A pesar de los cambios constantes en la fisionomía de la Ciudad de México, resulta fascinante asegurar que todavía hay lugares que parecen no haber sido tocados por el tiempo y conservan la esencia, las costumbres y los inmuebles de la época en la que fueron construidos.

Uno de esos sitios es por supuesto el Centro de Tlalpan, una plaza sureña de otra época que está rodeada por una iglesia del siglo XVI llamada San Agustín, por un Palacio Municipal; hecho por el famoso arquitecto Antonio Rivas Mercado y por un interesante mercado que aún conserva sus características originales.mercado

El Mercado de la Paz es uno de los más antiguos de la capital mexicana. Su construcción, hecha a base de piedra roja, empezó en 1898, y su inauguración se llevó a cabo un 20 noviembre del año 1900; el listón lo cortó el mismísimo Porfirio Díaz, que se paró frente a la misma fachada que está en pie hoy, y celebró la llegada de este lugar a la capital.

En sus inicios, este recinto comercial era muy importante para las personas que vivían al sur de esta metrópoli puesto que era el único mercado que había en la zona y abastecía a todas las poblaciones foráneas, (Topilejo, Chicalco, San Pedro) cuyos habitantes iban ahí en ferrocarril a comprar leña y a admirar una hermosa fuente adornada con cabezas de león que estaba en el centro del sitio.  mercado

A pesar de todos los cambios que han traído los años, el Mercado de la Paz conserva el piso negro de los primeros días, unas columnas de cantera preciosas y 161 puestos  atendidos por familias que han permanecido en este lugar al menos cuatro décadas y si uno se acerca estas personas le pueden contar historias asombrosas de la Ciudad de México.

Mercado

En sus locales, en Mercado de la Paz  ofrece el color y los olores clásicos que viven en los comercios folclóricos de la capital mexicana: frutas frescas, verduras sembradas en el campo de nuestro país, hierbas que curan toda clase de enfermedades del cuerpo y del alma, zapatos, disfraces, piñatas y esas chucherías que uno no planeaba comprar, pero que a la salida están inexplicablemente en la bolsa.

Mercado

Además, en el Mercado de la Paz se puede degustar lo mejor de la gastronomía nacional en las fondas y puestitos que hay en su interior. Comida hecha por manos expertas que conocen de memoria las recetas más emblemáticas de México y las preparan como nadie.

Es muy recomendable probar el caldo tlalpeño hecho ahí. Se trata de una sopa deliciosa originaria de Tlalpan, creación de una marchanta oriunda de la delegación que tenía fama en el barrio de preparar los mejores caldos por su sabor y porque les agregaba: chipotle, queso, aguacate y garbanzo.Mercado

Visitar el Mercado de la Paz, es una oportunidad estupenda para disfrutar de uno de lugares más hermosos e históricos que hay la capital mexicana. También es la posibilidad de apoyar el consumo local, una acción necesaria en estos tiempos de incertidumbre.

mercado

Torre Manacar: transformación inmobiliaria al sur de la ciudad
Habitual Taller de Arquitectura
Diseñada por el renombrado arquitecto mexicano Teodoro González de León, Torre Manacar logra generar una imagen de arquitectura contemporánea.
torre manacar

Donde solía erigirse el afamado Cine Manacar, se levantará una pirámide cubierta de cristal.

 

En las principales avenidas de la Ciudad de México, el espacio destinado a oficinas siempre ha sido protagónico. Sin embargo vale la pena recalcar el crecimiento en metros cuadrados que se ha generado en Avenida Insurgentes Sur recientemente.   

A partir de ciertas condiciones urbanas como lo es su fácil accesibilidad, esta calle cuenta con un potencial de 261 mil metros cuadrados de construcción, siendo superada solamente por la zona de Polanco con 294 mil. A partir de este potencial, la avenida ha promovido la construcción de diferentes edificios de oficinas y/o de usos mixtos. Gracias a este tipo de incentivos es como nace la idea de crear una nueva torre en una de las esquinas de Insurgentes Sur y Río Mixcoac. Torre Manacar es el proyecto que se está llevando a cabo en donde antiguamente se encontraba el edificio del “Cine Manacar”, uno de los cines más importantes de las últimas décadas.

Inaugurada en 1965, la antigua Torre Manacar contaba con usos de oficinas, restaurante y cine. Fue a partir del cine con lo que el inmueble alcanzó un alto nivel de fama logrando ser uno de los cines más importantes del sur de la ciudad. El antiguo complejo diseñado por los arquitectos Enrique Carral, Víctor Ballardo y Héctor Meza, contaba con un estilo moderno y funcionalista, implementando materiales como el concreto y el cristal.  

torre manacar

En el terremoto de 1985 la estructura del edificio sufrió varios estragos, generando el deterioro del mismo con el paso de los años. En 1995 fue cuando CINEMEX adoptó las instalaciones del cine, siendo uno de los primeros complejos de esta empresa. En 2010 se iniciaron los trabajos de remodelación del inmueble, sin embargo en febrero del 2013 se tomó la decisión de demolerlo.

A finales del mismo año fue cuando la desarrolladora Pulso Inmobiliario inició con los trabajos de construcción para la nueva Torre Manacar. Diseñada por el renombrado arquitecto mexicano Teodoro González de León (Ciudad de México, México, Mayo 29 de 1916 – Ciudad de México, México, Septiembre 16 de 2016), Torre Manacar logra generar una imagen de arquitectura contemporánea. A partir de un umbral formado por dos prismas inclinados es como la torre adquiere una expresión formal clara. En conjunto, se puede apreciar una pirámide truncada de 29 niveles cubierta de cristal la cual se asemeja a la Torre Virreyes, ubicada en la zona de Lomas de Chapultepec, también proyecto del arquitecto Teodoro González de León.

El proyecto para Torre Manacar incluye un programa arquitectónico mixto, el cual consta de 12 niveles de estacionamiento subterráneo, 5 niveles de centro comercial, 1 nivel de entretenimiento (cine), 1 nivel para gimnasio y 22 niveles de oficinas.  La torre alcanzará una altura máxima de 140m y tendrá 173,706m2 de construcción de los cuales 85,730m2 serán útiles (rentables). Una de las premisas de diseño fue la sustentabilidad, así como la eficiencia energética, siguiendo todos los lineamientos para obtener una certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design). El diseño estructural estuvo a cargo de la renombrada oficina internacional Arup. La estructura genera una planta libre, que está sostenida a partir de un núcleo central y de un sistema de marcos estructurales en el perímetro del edificio.

torre manacar

El lobby principal de Torre Manacar tendrá una altura libre de 30m, que disminuirá sobre un plano inclinado. A este mismo espacio se le integrará una plaza pública que contará con un espejo de agua que refleje los elementos verticales que sostendrán la fachada, generando un gesto muy parecido al que se aprecia en el MUAC (Museo Universitario de Arte Contemporáneo) en Ciudad Universitaria, también proyectado por Teodoro González de León. A partir de una idea del arquitecto, se instalará un mural que previamente se encontraba en la antigua Torre Manacar, el cual es una magna obra del muralismo mexicano realizada por el artista Carlos Mérida (Quetzaltenango, Guatemala, 2 de Diciembre de 1891 – Ciudad de México, México, 21 de Diciembre de 1984).

torre manacar

La terminación de obra para Torre Manacar se tiene pensada para mediados del 2017. Este proyecto sin duda tendrá un impacto en el sur de la ciudad potencializando la zona en conjunto con el proyecto para la nueva Glorieta de Insurgentes la cual también se encontrará en la intersección de esta avenida con Río Mixcoac. Torre Manacar es un claro ejemplo de la tendencia en el presente y hacia el futuro del desarrollo inmobiliario en la Ciudad de México. El arquitecto Teodoro González de León falleció el 16 de septiembre del 2016 en la Ciudad de México, siendo Torre Manacar su último proyecto de arquitectura.

torre manacar

Imágenes: Pulso Inmobiliario

El codiciado penacho de Moctezuma
Bernardina de la Garza Arregui
El afamado penacho de Moctezuma tiene una altura de 130 centímetros de alto por 178 centímetros de largo, y su centro está hecho con plumas azules del ave xiuhtototl.
moctezuma

El único penacho de plumas mexicano se encuentra en el Museo de Etnología de Viena y desde su descubrimiento ha despertado un gran interés.

 

La historia documentada del penacho de Moctezuma en Europa inicia en 1596 al ser descrito en el inventario de la sucesión de Fernando II del Tirol, ya que formaba parte de lo que se conoce como la colección del Palacio de Ambras. Parte de esta colección, incluyendo el penacho, llega a Viena en 1806 y se expone después de 1814 en el Palacio Belvedere en donde permaneció por más de 60 años. Posteriormente parte de la colección se traslada al Museo de Historia Natural de Viena y el penacho se exhibe por primera vez en ese recinto en 1889. A partir de 1929 se traslada al Museo Etnológico de Viena, donde permanece hasta el día de hoy.

Cuenta la tradición que el quetzalapanecáyotl; tocado de plumas de quetzal engarzadas en oro y piedras preciosas, perteneció al tlatoani Moctezuma Xocoyotzin que vivió entre 1466 y 1520 y fue uno de los emperadores aztecas más importantes.

moctezuma

Tiene una altura de 130 centímetros de alto por 178 centímetros de largo, y su centro está hecho con plumas azules del ave xiuhtototl, y tejuelos de oro en forma de medias lunas con piedras preciosas. Le sigue una zona rosa de plumas de tlauquechol y otra de plumas color marrón de cuclillo, de donde le sale una hilera de plumas verdes de quetzal de hasta 55 centímetros de largo.

moctezuma

La pregunta de muchos es si realmente Moctezuma alguna vez usó este penacho. Lo que se sabe es que en tiempos prehispánicos los tlatoanis no eran coronados con penachos sino con diademas de oro llamadas copilli, así que se ha llegado a la conclusión de que es posible que si Moctezuma alguna vez usó este ornamento fue con fines ceremoniales. Este podría ser sólo uno de los muchos penachos que utilizaba el tlatoani, quien poseía muchas riquezas y se ponía diferentes tocados como este. Pero en realidad hay muchos estudios con respecto a este tema y algunos concuerdan que el penacho en realidad no es tal sino que cumplía la función de una capa.

moctezuma

Si bien hay varias teorías acerca de cómo el penacho salió del territorio mexicano, la mayoría de los historiadores concuerdan con lo relatado por Bernal Díaz del Castillo en su libro “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España” donde dice que Moctezuma, como una forma de establecer relación con Hernán Cortés, le hizo varios regalos, incluyendo el penacho.

moctezuma

La plancha del Zócalo será todavía más grande
Mare Loustaunau
La plaza pública más importante del país se someterá a una ampliación y remodelación para el disfrute de todos los capitalinos.
zocalo

Después de 60 años sin remodelaciones, el Zócalo capitalino anunció una ampliación de 2000 metros cuadrados.

 

En 1987 el Centro Histórico de la Ciudad de México fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y cómo no iba a serlo, si este lugar, al que acertadamente se le conoce como el corazón de la ciudad, es un espacio donde convergen las tres culturas que definen la idiosincrasia capitalina: nuestro antepasado prehispánico, la época virreinal y el periodo contemporáneo.

Es en el Centro Histórico donde yace ese sincretismo cultural tan propio de nuestra CDMX. Y esto, es gracias a sitios como el Templo Mayor, la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional, el Palacio de Bellas Artes y desde luego, el Zócalo capitalino.

La Plaza de la Constitución es, sin duda, el espacio público más concurrido, apreciado y antiguo de todo el país. Cuenta con más de cuatro siglos de historia, lo cual habla de la importancia y relevancia que juega en la cotidianeidad citadina. Lo cierto es que es un lugar para los capitalinos, por esto, y tras casi 60 años sin remodelaciones, el Gobierno Federal anunció que la plancha del Zócalo se someterá a una significativa ampliación.

zocalo

La idea es comenzar pronto con las obras de remodelación, para que el día del Grito de Independencia, se inaugure una totalmente renovada plancha del Zócalo.

Es de suma importancia mencionar que al tratarse de un espacio tan valioso para el patrimonio mexicano, el Instituto Nacional de Antropología e Historia pidió que se respetaran todos aquellos elementos y detalles que constituyen la identidad del Zócalo. Con esto en mente, la remodelación concibe la ampliación de la plancha en un carril de cuatro metros. Es decir, que uno de los carriles automovilísticos que rodean la plaza se convertirá en más suelo para la misma.

De igual manera, se busca mejorar la calidad del suelo, porque el actual está un poco desnivelado y roto. Durante estos meses, se retirará el suelo y se sustituirá por uno nuevo y de mayor resistencia y mejor aspecto.

zocalo

Con una capacidad para más de 100,000 personas, el Zócalo de la Ciudad de México se posiciona como una de las plazas públicas más grandes y pisadas de todo el mundo. Y con esta grandiosa remodelación, seguramente se volverá en un destino turístico mucho más concurrido y apreciado. Se espera que pronto el INAH avale la petición por parte del gobierno, para que las obras de construcción den inicio a la brevedad y el 16 de septiembre se dé a conocer la nueva cara de nuestro querido Zócalo.

zocalo

Sobre la historia de la Casa Denegrida, el lugar donde Moctezuma meditaba
Mariana Gaxiola
Lo cierto es que esta ciudad está edificada sobre Tenochtitlán, y en ocasiones algunos vestigios mexicas salen a la luz para recordarnos nuestros orígenes.
casa denegrida

En el corazón de la ciudad se ubicaba la Casa Denegrida, el sitio donde Moctezuma solía meditar a solas.

 

Hace casi una década, se llevaron a cabo unos trabajos de restauración en el recinto que hoy conocemos como el Museo Nacional de las Culturas. Este sitio se ubica en el corazón de la CDMX, en nuestro querido, mítico y perenne Centro Histórico.

Los trabajadores de aquella obra se toparon con unos pilares y diversos cimientos que lucían mucho más antiguos que los notables detalles arquitectónicos de la época colonial, por este motivo, optaron por incluir a diversos arqueólogos en dicho descubrimientos. Con gran pericia, éstos identificaron los vestigios como restos de las afamadas Casas Nuevas de Moctezuma.

A este espacio le llamaban así para poder discernirlo entre otras edificaciones que databan de años anteriores. Aquel lugar estaba, según históricos, compuesto por cinco palacios, cuyos interiores albergaban espacios como la oficina del tlatoani, habitaciones de sus concubinas y hasta un zoológico.

casa denegrida

Los basamentos que se hallaron durante las intervenciones del museo estaban muy cerca del Templo Mayor, lo cual suena bastante lógico, pues ese lugar era el máximo sitio espiritual para los mexicas.

Los españoles bautizaron este inmueble como la Casa Denegrida, y la describieron como un cuarto sin ventanas, todo pintado de negro. Estos detalles resultaron idóneos para Moctezuma, quien visitaba este lugar de su casa para irse a meditar sobre lo que los chamanes le decían. Se dice que aquí el tlatoani tuvo una visión, un presagio que anunciaba el fin del mundo azteca. A esta noche se le conoció como la leyenda de los ocho augurios.

Cabe mencionar, que en 1980 se habían hallado ya otros vestigios en aquel paraje: una estructura que más tarde se reconoció como un embarcadero de canoas. Con el nuevo hallazgo, se pudo constatar que el palacio de Moctezuma tenía una extensión aproximada de tres hectáreas, lo cual habla del estilo ostentoso y apabullante del emperador azteca. Prueba de esto son las piedras con las que se erigió el palacio, ya que eran distintas en calidad comparadas con las que se construían las viviendas de los demás indígenas.

casa denegrida

Después de la Conquista, los españoles destruyeron el palacio, pero aparentemente, dejaron varios muros y cimientos, que más adelante servirían como base para la Casa de Moneda de América Latina que se levantó en el siglo XVI.

Tras funcionar como sede de diversos museos, finalmente, para la década de los 60 en el siglo XX, el edificio fue adjudicado al recién inaugurado Museo Nacional de las Culturas. Este recinto es uno de los cinco museos nacionales del Instituto Nacional de Antropología e Historia, y es el único en el país que busca acercar a sus visitantes a la diversidad cultural del mundo.

Resulta especialmente sugestivo que edificios tan antiguos como estos continúen con su compromiso de dar a conocer la cultura de un país. Recorrer las salas de este museo es como viajar al pasado prehispánico del centro, además de dar un vistazo a la época colonial; todo esto desde los tiempos contemporáneos de la ciudad.

casa denegrida