Vida Capital
Tepito, bravura cotidiana del DF pa’l mundo
MXCity
Uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad de México, en donde se condensa prácticamente toda la historia secreta de la capital
tepito

De Tepito existen dos versiones: una que alude a la vida delincuencial y a la violencia e inseguridad que se vive en el barrio, y aquella en la que se relatan experiencias romantizadas que enarbolan la peculiaridad cultural tepiteña. En ambos casos se está en lo correcto, ya que es justamente esa combinación entre marginalidad e identidad barrial la que hace de Tepito un mito vivo en la ciudad de México.

Y es que este barrio asentado en la parte norte del centro capitalino, en la colonia Morelos, cuyos orígenes se remontan a 1305, ha sido un poco de todo: burgo indígena, ropero de los pobres, cuna de boxeadores, laboratorio de experimentos antropológicos, espacio de movimientos culturales y tianguis de fayuca y piratería.

Sin duda alguna, Tepito ha estado ligado a la pobreza y la marginalidad desde sus orígenes, pero también a la bravura con que sus habitantes han defendido la particularidad de su cultura, de la cual deriva una historia de resistencia llena de vericuetos.

tepito-4

La cicatriz

El 13 de agosto de 1521 Cuauhtémoc, el último tlatoani azteca, fue capturado por los españoles. En el lugar en donde sucedió este hecho histórico, ubicado en el cruce de las calles Tenochtitlan y Constancia, en pleno corazón del barrio de Tepito, se encuentra una placa que dice: "Tequipeuhcan, lugar donde comenzó la esclavitud". En ese punto, todos los 13 de agosto, habitantes de Tepito rememoran la aprehensión.

 

El ropero de los pobres

Ante el espíritu aspiracionista que se vivió durante el porfiriato, en 1901, por decisión del ayuntamiento de la ciudad de México, los ayateros de la ciudad fueron reubicados en el barrio de Tepito. Ahí comenzó la tradición del baratillo, una especie de trueque entre los ayateros, que consistía en cambiar ropa por piezas de lozas o cristalería. Dicha práctica sobrevive hasta nuestros días.

 

tepito

 

(Photo: ciudadmonstrvo)

El barrio incómodo de la ciudad

En la década de los sesenta la vida de una familia tepiteña, plasmada por el antropólogo neoyorkino Oscar Lewis en su novela Los hijos de Sánchez, protagonizó uno de los escándalos librescos más sonados.

Las revelaciones hechas en el libro hirieron gravemente las buenas conciencias de la sociedad mexicana, que quedaron estupefactas al descubrir las condiciones en las que se desarrollaban las vidas de las familias del barrio de Tepito.

La indignación llegó a tal grado que la Sociedad de Geografía y Estadística inició un juicio en contra del libro y sus responsables y el presidente en turno, Díaz Ordaz, giró la orden de decomisar los libros bajo el argumento de que "insultaban al pueble mexicano".

 tepito-0

Arte Acá

Luego del 68 un grupo de jóvenes talentosos, en su mayoría originarios de Tepito, conformaron un movimiento cultural denominado Arte Acá que, bajo la consigna del arte comunitario, se apropió de las calles y las historias de su barrio y las llevó al extrarradio.

De este movimiento destacan los nombres del pintor Daniel Manrique y el escritor Armando Ramírez, quienes junto a otros emprendieron proyectos culturales que abarcaron desde la pinta de murales hasta la puesta en escena de obras escritas y escenificadas por los tepiteños.

Si bien Arte Acá produjo ruido dentro del campo cultural mexicano, lo cierto es que sus integrantes fueron marginados por una cultura elitista, que redujo su quehacer artístico a una curiosidad de la cultura popular.

 

La versión mexicana del sueño americano

Durante la época dorada del box, Tepito fue semillero de los mejores boxeadores. Varias fueron las historias de tepiteños que salieron de la pobreza gracias a las oportunidades que este deporte les brindó por lo que, durante mucho tiempo, el box representó un sueño de grandeza entre los jóvenes del barrio.

tepito-tianguis 

El tránsito de la fayuca a la piratería

En Tepito, las transformaciones impuestas por las dinámicas económicas mundiales de los últimos 50 años han producido la adaptación de las prácticas comerciales que se desarrollan en el barrio.

Dos son los casos que ejemplifican claramente este hecho: el primero tuvo lugar durante el periodo presidencial de Luis Echeverría, cuando la política de proteccionismo económico aplicada en México impidió la entrada legal de mercancía del extranjero, situación que fue aprovechado por los tepiteños que se enredaron en el negocio de la fayuca; el segundo surgió como respuesta a la apertura comercial derivada de la firma del TLC, que acabó con el poder de los fayuqueros y dio origen a la piratería.

Nochebus se pone en marcha con horarios fijos
MXCity
La ruta de transporte nocturno del Nochebus con horarios fijos de ascenso y descenso, emula a metrópolis como Japón, Alemania, Estados Unidos y Tailandia.

Nochebus, los primeros pasos de un transporte público eficiente.

. . .

La Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, señala que la red nocturna de transporte es usada en promedio por 112 mil 600 usuarios al mes, que son atendidos por una flota de 55 unidades en las 14 delegaciones que se brinda el servicio.  A pesar de estos datos, el servicio nocturno que brindaba el metrobus para los capitalinos era insuficiente, debido a que no había horarios definidos.

Por esta razón, las quejas entre los usuarios eran constantes, ya que pues muchas veces había que esperar más de 60 minutos para que la unidad inicie el trayecto. Muchos otros servicios no pasaban en la madrugada de forma constante, y cuando lo hacían no subían a las personas. Para resolver ese problema, los usuarios ahora sabrán a la perfección el recorrido del metrobus, así como las horas en que pasarán las unidades del Nochebús. A pesar de que desde noviembre del año pasado, el sistema del Metrobus había informado que la ruta de Circuito Interior tendría una frecuencia de 18 minutos entre cada unidad, se continuaba sin el establecimiento de horarios específicos.

Fue hasta 2013 que inició operación de servicio de transporte nocturno, usado por quienes salen tarde de trabajar o de la fiesta. Y ahora ya se encuentra en funcionamiento la primera ruta bajo este esquema de movilidad nocturna,  cuyo centro de operaciones van del corredor Insurgentes; con 71 paradas fijas, 37 de Doctor Gálvez a Indios Verdes y 34 de Indios Verdes a Doctor Gálvez.

La frecuencia de llegada de los autobuses será de entre 15 y 25 minutos, y estarán en operación desde las 0:15 horas hasta las 05:00 horas. El Nochebús Insurgentes, tendrá una web de consulta de paraderos que se suma al programa piloto. Así pues, el primer autobús con dirección al norte llegará al paradero de Doctor Gálvez a las 0:20 horas, llegará al Parque Hundido a las 0:33 y al cruce entre Insurgentes y Reforma a las 0:53, para finalmente llegar a Indios Verdes a las 01:05 horas.

Es por eso que los parabuses de este servicio tendrán una imagen gráfica con información para que puedan ser identificados por los usuarios con mayor facilidad. Asimismo, está en construcción una página web que de información sobre el servicio en la que actualmente se puede ver un mapa con algunas de las rutas.

Este proyecto de movilidad urbana nocturna, se integró con el trabajo conjunto del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Laboratorio para la Ciudad de México (LabCDMX), la Secretaría de Movilidad (Semovi), la Autoridad del Espacio Público, la Agencia Steer Davis Gleave (SDG), Corredor Insurgentes SA de CV (CISA) y Grupo Imágenes y Muebles Urbanos (IMU).

Con este programa piloto se espera un incremento de la demanda hasta en 47 por ciento, lo que elevaría el número de pasajeros atendidos de 112 mil a más de 705 mil diariamente. La renovación del transporte nocturno, también busca brindar seguridad a los usuarios, evitar tiempos de espera de hasta más de 76 minutos, logrando reducirse de 20 y 30 minutos en 71 paraderos.

Debes saber que los adultos mayores, personas con capacidades diferentes y pequeños menores a 5 años no pagan. El servicio está disponible todos los días del año.

La Red de Transportes de Pasajeros, RTP, y Servicio de Transportes Eléctricos (Trolebús), a través de Corredores Cero Emisiones, son las redes encargadas de llevar a los ciudadanos a su destino.

La RTP recorre:

  • La Villa ? Periférico
  • Metro Constitución de 1917 ? Metro Cuatro Caminos
  • Circuito Bicentenario
  • Panteón San Isidro ? Aragón
  • Aragón ? Metro Chapultepec
  • Alameda Oriente ? Bosque Nativitas
  • Centro Comercial Santa Fé ? Metro Auditorio
  • Jesús del Monte Cuajimalpa a Metro Tacubaya

Mientras que el Trolebús contempla: 

  • Eje Central (Lázaro Cárdenas) ? Taxqueña
  • Eje 2 Sur ? 2A Sur
  • Eje 7 ? 7A Sur
  • Indios Verdes ? Dr. Gálvez
  • Chapultepec a San Ángel
Cuauhmixtitlan, la ciudad anterior a la Gran Tenochtitlán
MXCity
Cuauhmixtitlan, "lugar del águila entre las nubes", es el territorio en donde se fundó la Gran Tenochtitlán.

Foto destacada: wikipedia

Cuauhmixtitlan significa, “lugar del águila entre las nubes”, y es la ciudad que antecede a Tenochtitlán.

 

. . .

 

La leyenda de la fundación de Tenochtitlan es de uan travesía de 260 años que hicieron los mexicas de Aztlán a Tenochtitlán; en donde Huitzilopochtli les había prometido que encontrarían un lago con un islote, en el cual habría una roca y sobre la roca un nopal y, sobre el nopal un águila con alas extendidas y reconociendo al sol y la luna.

Cuando los mexicas llegaron al lugar, pidieron permiso a los tepanecas para asentarse al norte de un islote al que llamaban Cuauhmixtitlan o "lugar del águila entre las nubes" según los anales, con fecha de 1274.

 

 

Se cree que Cuauhmixtitlan fue el nombre de este sitio durante muchos años. Hasta que casi un siglo después, aunque las fechas no coinciden en ningún texto y van de 1325 a 1376, ?el rey tepaneca Acolnahuácatl, acepta a Acamapichtli en el trono de Cuauhmixtitlan, para asegurarse la fidelidad de los mexicas.

Lo que se escribe, es que el imperio estableció lo que sería un gran imperio en el islote del lago de Texcoco, que antes de llamarse Tenochtitlan, se llamaba Cuauhmixtitlan. Los fundadores de esta ciudad fueron los mismos mexicas, quienes venían de la mítica isla de Aztlán, que se sabe, estaba al norte del país.

 

 

Pero, el lugar exacto de Aztlán sigue siendo tema de debate, y lo único que se sabe con certeza es que el nombre significa Lugar de Garzas. Lo que parece no ser un debatible, es que el recorrido de Aztlán a Cuauhmixtitlan fue largo y complicado, además descubrieron el pulque, elaboraron la celebración del fuego nuevo y visitaron diversas ciudades como Tula, Xaltocan, Pantitlan, Popotla y Chapultepec.

 

 

Con el fin de homologar los criterios históricos, recientemente, el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INERHM) destacó que, con base en la Crónica Mexicayotl, entre otras fuentes, se puede estableció el 13 de marzo de 1325 como la fecha en la que se fundó la ciudad de Tenochtitlán, dando por terminada la peregrinación por parte de los mexicas, una de las siete tribus nahuatlacas que partieron de Aztlán.

Una de las fuentes más importantes, que se preservan de la antigüedad sobre la historia de la peregrinación de los mexicas, es el Códice Boturini, un manuscrito que narra visualmente este acontecimiento, el cual tuvo una duración aproximada de 187 años.

 

 

 

Así es, que el nombre de Cuauhmixtitlan fue cambiado por Acamapichtli, el primer Tlatoani, pues quería honrar la memoria de Tenoch, que gobernó entre los años 1376 y 1395. Tenoch fue el último Cuauhtlahtoani, que era el puesto predecesor al del Tlatoani, el cual se utilizaba en la época de migración de los mexicas para referirse al líder. Dicha palabra significa "el que habla como águila".

 

 

Acamapichtli decidió dar el nombre de Tenochtitlan a la gran ciudad, cuyo significado es "lugar de tunas sobre piedra": una ciudad que en el siglo XVI era enorme, con un alto grado organizativo de las funciones sociales, con muchas canoas (se habla de 60 000 un día de actividad normal) y cerca de cincuenta grandes edificios que destacaban por encima de las casas que por lo general eran de un solo piso.

Arte en vidrerias: Un recorrido por los vitrales más hermosos de la CDMX
MXCity
Puedes hacer un recorrido por museos, cafés, archivos y tiendas para ver estos vitrales preciosos e imponentes en la ciudad de México.


En estos lugares podrás disfrutar de estas bellezas en vidrio.

. . .

Se sabe que el vidrio procede del desierto, pero no se sabe quién o quienes lo descubrieron. Tal vez fenicios después de encender una hoguera con piedras de carbonato de calcio y en la arena vieron que se había formado un líquido translúcido. Los artesanos asiáticos

fueron los responsables del florecimiento de la fabricación del vidrio en el siglo IX antes de Cristo. Egipto se convirtió en el principal proveedor de vidrio de las cortes reales.

Aunque no sepamos con certeza cómo se descubrió el vidrio, hoy en día tenemos infinidad de vidrios tanto transparentes como coloreados. Los artistas de este material trabajan con esta fragilidad colorida para que podamos ver sus creaciones. Si deseas saber dónde ver vitrales en la CDMX, aquí te dejamos

estos 10 sitios para que disfrutes de este precioso arte.

Colegio de San Ildefonso

Este vitral emplomado fue elegido por catálogo y encargado al Real Establecimiento de Baviera F. X. Zettler de Munich, Alemania en 1899. Con el fin de proporcionar más luz a la circulación, se destruyó el mural

Triunfos de la conciencia y el trabajo sobre la envidia y la ignorancia, que había sido realizado por el pintor Juan Cordero en 1874, a iniciativa del doctor Gabino Barreda. El vitral se llama La bienvenida, y se puede ver a Minerva, diosa de la enseñanza, en medio Electra y Vaporosa.

Dónde: Amargura 17, Col. San Ángel

Cuándo: martes a domingo de 10:00 a 18:00

Cuánto: $50

Hostería Santo Domingo

Este vitral fue creado por la gran casa de vidrieros de Felipe Derflingher, siendo réplica de la portada del menú de la Hostería realizada por el pintor José Gómez Rosas, "El Hotentote", quien también fue el encargado de los murales que muestran un México antiguo en las paredes del restaurante. El vitral representa los productos de la tierra, el mercado, la cocina y es una adquisición de la construcción

que conserva su estilo del siglo XVI intacto, pues fue añadido en 1994.

Dónde: Belisario Domínguez 70-72, Col. Centro

Cuándo: lunes a sábado de 09:00 a 22:30 y domingos de 09:00 a 21:00

Entrada libre

 Gran Hotel de México

 

 

Se trata de uno de los vitrales más preciosos y complejos que hay en la CDMX. Hay que subir 12 escalones para estar frente al imponente vitral estilo Tiffany, que se convierte en pulsación de la legendaria edificación. Se trata de una pieza multicolor armada en Francia por el artista Jacques Gruber, uno de los más destacados representantes del movimiento conocido como Escuela de Nancy, nombre de la ciudad francesa donde se gestó el Art Noveau.

Dónde: Gran Hotel Ciudad de México (16 de Septiembre 82, Col. Centro)

Cuándo: 24 x 7

Entrada libre

Bellas Artes

Este hermoso detalle fue mandado hacer por Adamo Boari a la Casa Louis C. Tiffany de Nueva York, ciudad donde se exhibió antes de ser enviada a la Ciudad de México por barco. Si bien esta cortina de cristal podría calificar como una pieza pictórica, lo cierto es que de igual manera se puede categorizar como un objeto de diseño magnífico. Y es ahí donde radica su originalidad: en sus sublimes características, que desde hace décadas se han postrado incólumes en uno de los sitios más emblemáticos y entrañables de la urbe. Vale la pena visitar la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes para embelesarse con esta auténtica y alucinante joya.

Dónde: Juárez S/N, Col. Centro

Cuándo: martes a domingo de 12:00 a 17:00

Cuánto: $70

Café Tacuba

El arte que adorna todos los alrededores del Café de Tacuba es admirable. Sus vitrales son hermosos igual que sus mosaicos. También conviene voltear a ver las obras pictóricas, pues muchas son de la época novohispana. Uno de los cuadros más famosos se llama La niña en traje rojo de José de la Borda. Llaman la atención unos óleos de Carlos González, que narran con bellas imágenes el descubrimiento del mole y el chocolate. Aunque no hay muchos vitrales, los que hay son coquetos y geniales.

Dónde: Tacuba 28, Col. Centro

Cuándo: lunes a domingo de 08:00 a 23:30

Entrada libre

Museo Nacional de Historia

En la Galería de Emplomados del mejor conocido como Castillo de Chapultepec se encuentran los vitrales de Fertilidad y abundancia. Los vitrales emplomados que dan su nombre a esta galería se expresan la predilección por el arte europeo del siglo XIX y las fuentes grecolatinas en las que éste, a su vez, abrevaba. Los vitrales, fabricados en París por encargo de Porfirio Díaz hacia 1900, muestran las elegantes figuras de cinco diosas que encarnan en la mitología los atributos femeninos.

Dónde: Calzada del Rey S/N, Col. Bosque de Chapultepec I Sección

Cuándo: martes a domingo de 09:00 a 17:00

Cuánto: $70

 Museo de las Constituciones

 

Frente al antigua templo de San Pedro y San Pablo del Colegio Máximo de los Jesuitas, este monumento histórico tiene unos vitrales preciosos. El interior del recinto fue intervenido por artistas como el pintor Jorge Enciso y Roberto Montenegro que, con la ayuda de Gabriel Fernández Ledesma y Julio Castellanos, realizaron El árbol de la vida (1921), considerado el primer mural moderno en México.  Roberto Montenegro diseñó los tres vitrales de estilo figurativo del edificio, aunque su manufactura la realizó el artesano vitralista Enrique Villaseñor, quien utilizó la técnica del emplomado con grisalla para imprimirles intensidad de color, texturas y fluidez en el movimiento.

Dónde: San Ildefonso 58, Col. Centro

Cuándo: miércoles a domingo de 10:00 a 17:00

Entrada libre

Archivo Histórico de la Secretaria de Salud

El Centro de la Documentación Institucional de la Secretaría de Salud resguarda uno de los acervos históricos más ricos del país así como uno de los vitrales menos conocidos e increíbles de la ciudad. Se trata de un patio techado con un vitral monumental instaló en 2012, y adaptado para conservar la estructura original del edificio

Dónde: Donceles 39, Col. Centro

Cuándo: lunes a viernes de 08:30 a 18:00

Entrada libre

Casa de Cultura Azcapotzalco

En 1986 el inmueble fue declarado Monumento Histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. La Casa de Cultura está hoy dentro de lo que fue el Palacio Municipal de Azcapotzalco, un edificio con toques virreinales y neoclásicos ornamentado con detalles como cenefas, mascarones, barandillas, arquería y balcones. En el segundo nivel podrás ver en el cubo de la escalera el mural llamado "La Herencia Tepaneca en el umbral del tercer milenio" de Arturo García Bustos (alumno de Frida Kahlo), donde se cuentan pasajes importantes de Azcapotzalco y plasma algunos personajes históricos de gran relevancia para México; al alzar la vista, en su techo notarás un gran domo de cristales de colores formando un vitral hermoso.

Dónde: Azcapotzalco 605, Col. Centro de Azcapotzalco

Cuándo: Lunes a domingo de 08:00 a 20:00

Entrada libre

Palacio de Hierro

El palacio de hierro tiene una arquitectura Art Nouveau, inspirado en las tiendas neoyorquinas, parisinas y londinenses, que en la ciudad de México añadió vitrales en diseñados por el francés Jacques Gruber en los patios centrales. Esta obra ocupa todo el domo de la parte superior del edificio y utiliza una combinación de colores que no solo resalta sus figuras orgánicas sino que parece darles movimiento.

Dónde: 20 de Noviembre 3, Col. Centro

Cuándo: lunes a domingo de 11:00 a 21:00.

Entrada libre

 Foto de portada Colores de México

La fotografía que inmortalizó a la CDMX, Maty Huitrón y Nacho López
MXCity
Cuando una mujer guapa parte plaza en Madero, el reflejo de la cotidianedad del México de los gloriosos años 50.

Foto destacada: Nacho López

“Cuando una mujer guapa parte plaza en Madero” es el título de esta fotografía que se convirtió en Patrimonio Cultural de México.

 

. . .

 

Nacho López es uno de los fotoperiodistas mexicanos más reconocidos del siglo XX. Bautizado como Ignacio López Bocanegra, en Tampico, en el seno de una familia dedicada a la publicidad; por lo que fácil estudió fotografía y cine en el Instituto de Estudios Cinematográficos en la Ciudad de México.

Manuel Álvarez Bravo y Alejandro Galindo fueron sus maestros, y pronto colaboró en los diarios capitalinos de la época, siendo reconocido como un innovador por sus foto ensayos; experimentó la doble exposición y miles de escenas cotidianas así como escenas con bailarines, niños, carnavales, máscaras, calles e indígenas.

 

 

Una de las cosas que lo hizo más reconocido fue trabajar en los happenings: imágenes construidas en las que organizaba situaciones para retratar las reacciones que producían. Cuando una mujer guapa parte plaza en Madero, es el ejemplo más recurrente y aquí te dejamos la historia.

Se trata de un happening con la actriz Maty Huitrón, a quien le pidió hacer una serie de tomas para la revista "Siempre" en 1953. La vedette no tenía idea de la situación a la que el fotógrafo la expondría en nombre de la creación artística, y termino siendo una serie de imágenes a quien se le reconoce una conexión muy cercana con el pueblo.  

 

 

Aunque en esa época las imágenes fueron consideradas "machistas", quizá hoy en día  mucho más, el foco de esta secuencia inmortalizó a Maty Huitrón y, a Nacho López, quien tomó las fotos luego de que ella bajó de un automóvil a caminar por la antigua calle de Plateros.  El vestido ajustado que destacaba su pequeña cintura, hacía que todos voltearan a ver a la hermosa mujer. 

Maty Huitrón fuera presidenta vitalicia de la Casa del Actor, y perteneció a los actores de la Época de Oro del Cine Mexicano. Trabajó en las teleseries "Amor real", "El privilegio de amar", "Lazos de amor" y "Vivo por Elena", entre otras producciones de Televisa.

 

 

 

Mientras la actriz caminaba por la calle de Madero, también creía que el fotógrafo la estaba esperando ya en otro punto. Al ubicarse en puntos estratégicos, López capturó las miradas de la actriz y de las personas. La actriz ha contado que el realizar esta serie de imágenes fue una "experiencia diferente" pues el fotógrafo logró capturarla sin pedirle que se quitara la ropa, o sin pretender ser una imagen hipersexualizada o ultra femenina.   

Tiempo después, la foto sería elegida por Carlos Monsiváis como imagen de la portada de su libro “A ustedes les consta” y en el cual aseguró que la imagen captaba a la Ciudad de México como es: "fantasmal, gris, brillante, regocijada y regocijante, célebre en su anonimato, dividible en barrios y en calles, parrandera, libidinosa, chambeadora, bravera, holgazana, ritual y anárquica". 

 

 

La foto se convirtió en un ícono de la Ciudad de México y en la que llevó la imagen de Maty Huitrón al extranjero, pues fue expuesta en diferentes partes del mundo y recibió varios reconocimientos es tan icónicas de la Ciudad de México en la década de los años 50.

La fotografía, asimismo, fue el resultado de un gran experimento social  y el reflejo de lo cotidiano: "Cuando eso ocurre (mirar chicas por la calle) cuando una guapa mujer parte plaza por Madero, y tan universal y humano es el fenómeno que lo mismo vale decir la Calle de Alcalá de Madrid o Campos Elíseos de París, entonces es como el alegre, jubiloso toque de un clarín que despertara a todos a un mismo impulso juvenil y optimista, en que la vida se afirma triunfante y repetimos, entonces, para decirlo con las hermosas palabras de Barba Jacob, ‘el corazón anhela arder, arder’. Y allá va ella, como una flor en movimiento, seguida por las miradas?"

 

 

En 2016, Nacho López recibió un homenaje que incluyó una exposición, y que lo ubicó como uno de los mejores exponentes de la fotografía mexicana, el cual fue su casa durante muchos años. Maty Huitrón falleció en 2019 y es recordada por su gran trabajo y por estas grandes fotos.

Sobre el molino de papel que aún existe en Culhuacán
Mare Loustaunau
Para implementar el catecismo entre los indígenas, los españoles tuvieron que crear un molino de papel para producir libros.

Se trata de uno de los primeros molinos de papel que surgieron en todo el continente americano.

 . . .

Culhuacán es uno de los doce pueblos que constituyen la delegación de Iztapalapa. Esta zona, es considerada uno de los primeros asentamientos del Valle de Anáhuac, lugar que vio nacer al primer emperador de los aztecas. En náhuatl, el nombre de este pueblo quiere decir "cerro encorvado", es una referencia al bastón de Quetzalcóatl y la sabiduría de los viejos.

Previo a la llegada de los españoles, Culhuacán era considerado un paraje de misticismo. En la cima del afamado Cerro de la Estrella, los colhuas se reunían para llevar a cabo diversos rituales, como la ceremonia del Fuego Nuevo y el culto a Tlátloc.

Sin embargo, tras la caída de Tenochtitlán, las diferentes órdenes religiosas comenzaron a esparcirse por los territorios aledaños con motivo de evangelizar a los indígenas. Durante el siglo XVI, los agustinos fueron los responsables de adoctrinar a los habitantes de Culhuacán.

molino de papel

Este cometido, se empezó a lograr mediante la construcción de templos y parroquias. Dentro de estos recintos, los frailes daban sus cátedras. Pero se percataron de que serían mucho más enriquecedoras si se emplearan a través de libros, tanto para los indígenas que comprenderían mucho mejor de manera visual, como para los españoles que podrían tropicalizar sus enseñanzas con dibujos.

Primero, los agustinos pintaron algunos códices en papel amate, una clase de soporte que los indígenas producían a base de las cortezas de árboles. Sin embargo, esta faena era exhaustiva y muy tardada. Pronto el gobierno virreinal hizo obligatoria la desaparición de este papel y encargó a los frailes crear alguno similar al de Europa.

molino de papel

Fue así, como alrededor de 1580, los españoles construyeron un molino enseguida del Convento y Seminario de Lenguas de San Juan Evangelista. El artefacto se logró gracias a un chorro de agua que caía por el terreno; los españoles lo aprovecharon y lo utilizaron para darle funcionamiento a una rueda que echaba a andar el molino.

molino de papel

Gracias a una investigación de carácter arqueológico que se dio en la década de los 80, se descubrió que el agua movía una leva que desgarraba unos trapos viejos, hasta hacerlos muy finos. Posteriormente se ponían a secar y luego se prensaban y se pulían.

Sin duda este molino de papel fue un ejemplo innovador no sólo de arquitectura, sino de ingeniería y mecánica en la Nueva España. Fue un invento que dio pie a otras creaciones de la misma índole, empezando así una revolución en todo el continente de proyectos industriales que a través de procesos hidráulicos y tecnológicos alcanzaban la elaboración de diversos productos.

Dirección: Culhuacan, av tlahuac 3570, Av. Tlahuac 481, Culhuacan, Iztapalapa, 09800 Ciudad de México, CDMX

x