Vida Capital
La UNAM como un micromundo cultural
MXCity
Su esencia, filosofía y estilo universitario sumergen en una subcultura fascinante; simultáneamente separada, pero inherente a la identidad mexicana

Ahí, en el fondo de la percepción de los mexicanos, se guarda un cierto respeto por la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Esta casa de estudios ha levantado el interés mundial y ha encubado al menos tres premios Nobel (por cierto, todos los que ha alcanzado México). Por ello, y por numeroso motivos, guarda un lugar privilegiado en la mente colectiva y el corazón de los mexicanos.

La UNAM es un mundo físico, una verdadera Ciudad Universitaria, como su nombre lo indica; pero también es una forma de entender el estudio. Desde su proyecto de fundación, elaborado por el promotor de la educación Justo Sierra, se creó como un lugar que paliara los grandes problemas de la desigualdad: la ecuación como un arma, las ciencias y las artes como finos escudos y una poderosa vía para generar nuevas fortalezas.

Ahí se depositaron desde hace 100 años los bríos que llevarían a México a generar una nueva cultura propositiva. Uno de sus rectores, el pensador José Vansconcelos, de los personajes más admirados en México, imprimió su lema en la mente social que apuntaba a un nuevo resultado cultural luego de la Universidad: “Por mi raza hablara el espíritu”, que de algún modo exaltaba la tradición indígena y mestiza, luego de que todavía quedaran centellos del ánimo de la Revolución. La Universidad conserva una carga simbólica tan importante de la identidad mexicana postrevolucionaria, impresa en su arquitectura e infraestructura, que su facultad central fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007.

Dimensionando la Universidad

Actualmente la UNAM tiene la capacidad para dar cátedra a más de 330 mil alumnos: como un comparativo, Harvard tiene capacidad para unos 25 mil alumnos, y Cambridge para alrededor de 20 mil. En comparación con las universidades nacionales, en el Instituto Politécnico Nacional hay cabida para 180 mil alumnos, en la Universidad Iberoamericana 11 mil, y en el Tec de Monterrey para unos 100 mil estudiantes sumando todos sus campus. Es decir, su tamaño es enorme, incluso a escala global.

La Universidad (incluida entre las 100 mejores del mundo) ofrece hasta 108 licenciaturas, 40 programas de posgrado con 90 planes de estudio de maestría y doctorado y 33 programas de especialización. Parte de su prestigio es debido a que 3 mil 952 de sus académicos están inscritos en el Sistema Nacional de Investigadores y la Universidad produce al menos 30% de las publicaciones científicas del país. Recordemos además a sus Nobel mexicanos; Octavio Paz, con el de Literatura, Mario Molina, el de Química, y Alfonso García Robles con el Nobel de la Paz. Hoy su sede central, Ciudad Universitaria, comprende más de 7 millones de metros cuadrados –junto con la reserva ecológica que posee. Aloja cerca de mil edificios con 138 bibliotecas y más de 5 millones de libros. Lo anterior significa que es más grande que algunas ciudades europeas o que El Vaticano.

Además de Ciudad Universitaria, la UNAM también posee facultades superiores en cinco sedes regadas por la ciudad; algunos centros de investigación por toda la República y más de una docena de museos. La Universidad también administra centros importantísimos como el Servicio Sismológico Nacional, el Observatorio Astronómico Nacional, el Jardín Botánico Nacional, la Biblioteca Nacional, la Hemeroteca Nacional, la Red Mareográfica Nacional, el Herbario Nacional, tres reservas ecológicas y el Monitoreo del volcán Popocatépetl. La influencia de la UNAM en todo el país es evidente.

Arquitectura y diseño

Aunque en un inicio su apertura en 1910 se hizo en el centro histórico de la ciudad de México, luego su sede se cambió en 1954 al sur de la urbe para poblar la actual y mágica Ciudad Universitaria. El campus principal se hizo por arquitectos prestigiados de la época y de tintes socialistas como Mario Pani, Enrique del Moral, Carlos Lazo Barreiro y el también pintor Juan O’Gorman. Además, sus murales que reivindican las artes como la subversión más importante, fueron elaborados por los iconos de la época en la materia, por eminencias como David Alfaro Siqueiros, Francisco Eppens y Diego Rivera.

Mural_UNAM

El Goya (la porra)

Muchos se preguntan de dónde proviene el tradicional grito de “¡Goya!”. Se cuenta que cercano al campus había algunas salas de cine, una de ellas llamada Goya, y que existía un peculiar alumno llamado Luis Rodríguez, también apodado “el Palillo”, quien solía organizar a los demás para “pintarse” las clases para ir al cine. Se hizo tan popular la salida al cine Goya que luego cómicamente y como una broma “local” se gritaba en los partidos.

Las subculturas y la diversidad al interior de la Universidad

La UNAM se ha caracterizado por albergar a estudiantes muy críticos del sistema. Ahí se fraguó el movimiento estudiantil más ambicioso contra el gobierno que se haya dado en la historia del país, con las movilizaciones del 68. También se han hecho algunos paros estudiantiles como el de 1999, y es muy concurrida la toma de la Rectoría por parte de grupos radicales. Sin embargo, aun con su aguerrida vocación, que habla más bien que mal de ella, pues revela una mentalidad crítica, su diversidad es apabullante. Por ser la mayor universidad del país, aquí confluyen diversas clases sociales y un alumnado proveniente de toda la República; la diversidad sexual también es notable y la tolerancia por todo tipo de expresiones culturales es una realidad. Además, con la globalización y el brote de movimientos urbanos globales, esta universidad es un claro espejo de estos fenómenos por su efervescente culturalidad y núcleo de personas jóvenes.

Tips para visitarla

Inicia tu visita por el campus central donde te encontrarás con el edificio más icónico, la Biblioteca Central de la UNAM y sus murales que cubren la totalidad de su fachada: hechos con miles de piedras, se trata de un mosaico que ilustra la historia, sobre todo precolombina, de México, rodeado de jardines oníricos y otros murales próximos como el de la torre de Rectoría y el de David Alfaro Siqueiros: es el corazón de Ciudad Universitaria.

Otros lugares para visitar

El Jardín Botánico

El Estadio Olímpico

El MUAC (Museo Universitario de Arte Contemporáneo)

ViewHill1JBUNAM

Cómo llegar:

Por metrobús: la estación más próxima es Universidad.

Por metro: la parada más cercana es Metro Universidad.

Ver Mapa

¿Es Insurgentes la avenida más larga del mundo?
María González de León
Un poco sobre la historia (y los nombres) de una de las vías más importantes de la Ciudad de México, Avenida Insurgentes.

A veces, cuando tenemos algo muy cerca, es fácil dejar de apreciarlo. En el caso de las ciudades, vivir cerca de un hermoso parque o monumento y verlo todos los días puede hacer que dejemos de notar su belleza o importancia, lo mismo en el caso de las calles y avenidas. Pensemos, por ejemplo, en una de las avenidas más imponentes de nuestra ciudad, Insurgentes.

ins

photobucket.com

La Avenida de los Insurgentes, que cruza de norte a sur la Ciudad de México, mide casi 30 kilómetros y es una de las vías más importantes de nuestra capital. Como la conocemos hoy, Insurgentes se inauguró en 1953, y a lo largo de su historia ha cambiado de nombre en muchas ocasiones; algunas de sus anteriores denominaciones han sido Avenida Veracruz, Camino Nuevo a San Cosme y Vía del Centenario.

Durante la Colonia y hasta el siglo XIX, segmentos de lo que hoy conocemos como Insurgentes eran caminos rurales y carreteras que comunicaban terrenos del Lago de Texcoco y el Lago de Xochimilco (que fueron desecados en obras de urbanización) con el norte de la ciudad.

Para 1900, con el surgimiento de zonas habitacionales fuera de los límites de lo que entonces era propiamente la Ciudad de México, el transitado Camino a San Cosme (la parte de Insurgentes que hoy va de la calle Ricardo Flores Magón a la Avenida Revolución) sufrió transformaciones: varios segmentos se cerraron para ser usados como patios o estacionamientos de tranvías. A causa de esto, sus varias secciones recibieron diversos nombres como Calle 22 Poniente y Ramón Guzmán. Entonces, solamente el área que va de Paseo de la Reforma a Avenida Chapultepec se llamaba Insurgentes, un nombre que con el tiempo se daría de manera informal al camino rural México-San Ángel.

insurgentes y morelos

staticflickr.com

Asimismo, a principios del siglo XX y a la altura de la Colonia Roma, Insurgentes recibió el nombre de Avenida Veracruz, mientras que su prolongación hacia el sur era conocida como Vía del Centenario.

En la década de los treintas, como parte de un plan de urbanización de la ciudad, se crearon varias avenidas importantes como el Anillo Periférico, el Circuito Interior y la Avenida de los Insurgentes, que resulta de la unión de varias de las vías antes mencionadas, que se encontraban fraccionadas y que tenían distintos nombres.

insurgentes1940

infotodomexico.com

El camellón que hoy ostenta esta avenida, una que va transformándose dependiendo de la zona que cruza, se colocó en la década de los cincuenta, durante la regencia de Fernando Casas Alemán. Posteriormente, durante el gobierno de Ernesto P. Uruchurtu, se realizan obras y banquetas en la zona de Insurgentes cercana a su cruce con Paseo de la Reforma. Más adelante, con los Juegos Olímpicos de 1968 se hicieron renovaciones para embellecer la zona sur de Insurgentes, entre su cruce con el Camino al Desierto de los Leones y Periférico Sur.

El sismo de 1985 habría de dañar numerosos edificios sobre la Avenida Insurgentes, especialmente a la altura de la Colonia Roma.

1985

jornada.unam.mx

Recorrer Insurgentes de norte a sur implica hacer un recorrido por zonas de la ciudad completamente distintas entre sí, ver muy diferentes mundos dentro del mundo que es la Ciudad de México. El paso de los años la ha ido transformando hasta lo que es hoy, una avenida especialmente imponente que no siempre apreciamos en su totalidad, y que frecuentemente impresiona a quienes son capaces, turistas o capitalinos, de mirarla con asombro.

insurgentesychapultepec

cch.unam.mx

Con sus 28.8 kilómetros de norte a sur de la Ciudad de México, la Avenida Insurgentes es una de las más largas del mundo.

Aunque el primer puesto según el Libro de los Récord Guiness lo ocupa Yonge Street en Toronto (56 kilómetros), Insurgentes es la sexta calle más larga del planeta.

Twitter de la autora: @imissmaria

Sobre la calzada flotante que cruzará Chapultepec
MXCity
Los esfuerzos para convertir al Bosque de Chapultepec en el espacio cultural más grande del mundo se verán cristalizados en una calzada flotante.

Chapultepec es un remanso de tranquilidad que lo tiene todo: un castillo, bosque, recintos culturales y mucha historia. Pronto se construirá una calzada flotante que lo cruce de cabo a rabo.

 

El Bosque de Chapultepec es, sin duda, uno de los lugares más bellos de la Ciudad de México. Es uno de los pulmones más importantes de la ciudad, equipado con un espacio que brinda un descanso del frenesí de la metrópolis. Aquí puede venir uno a caminar y aclarar la mente, correr, hacer un día de picnic o asistir a eventos culturales. Además, en su cima está el Castillo, uno de los sitios turísticos más bellos y repletos de historia de México. Ahora, en no mucho tiempo, podremos acceder a él y cruzarlo con una preciosa calzada flotante.

 

calzada-flotante

Imagen de: themeparkreview.com

 

Esta calzada forma parte del proyecto del gobierno capitalino que tiene como objetivo convertir al Bosque de Chapultepec en el espacio cultural más grande del mundo. La avenida en cuestión tendrá una extensión de 310 metros de largo por 12 de ancho. Sin embargo, no será tan pedestre como un simple puente peatonal. La calzada flotante estará diseñada para el tránsito de peatones, ciclistas y policía montada, por lo que se ambientará debidamente.

Contará con áreas verdes, maceteros, alumbrado público y bancas para el descanso, entre otros elementos de mobiliario urbano. Así que no irá en detrimento de la belleza de Chapultepec: todo lo contrario, la acentuará y armonizará a la perfección con sus alrededores. El nombre que llevará será Calzada Flotante los Pinos, y atravesará los dos niveles del periférico. El inicio del tramo se ubicará en la calle Molino del Rey, en la Primera Sección, y el final en Avenida de los Compositores.

 

calzada-flotante

Imagen de: travelandleisure.mx

 

Si se te dificulta imaginar el proyecto concluido, la Secretaría de Cultura afirma que se parecerá al puente que cruza el Circuito Interior, a la altura de la Puerta de los Leones, la cual tiene cipreses y otros ornamentos. Cabe destacar que la calzada flotante de Chapultepec es solo uno de varios proyectos de infraestructura que se tienen planeados en la CDMX. Otros son El Tajo La Cañada, un paso que atravesará Constituyentes por debajo, y el Centro Ecuestre de la Secretaría de Defensa Nacional, que incluye un edificio comercial, un foro y varios túneles.

 

calzada-flotante

 

Más obras nuevas de infraestructura en la CDMX: el trolebús elevado de Ermita-Iztapalapa.

*Imagen destacada de: Wikimedia Commons

Así se verá el nuevo Trolebús Elevado de Iztapalapa
MXCity
La movilidad de la CDMX tendrá un nuevo impulso cuando se construya el nuevo Trolebús Elevado de Iztapalapa; hace poco comenzaron las obras.
trolebus-elevado-de-iztapalapa

La Ciudad de México tiene un gran número de medios de transporte; sin embargo, hay zonas en donde la infraestructura no es tan buena. Para beneficiar a una de ellas, se construirá el Trolebús Elevado de Iztapalapa.

 

Transportarse de un lado a otro en la Ciudad de México es toda una aventura. Si bien las distancias pueden no ser tan grandes, la cantidad de gente que se desplaza es descomunal. Organizar una ciudad de más de 20 millones de personas no es tarea fácil. A la gran familia de medios de transporte, compuesta por el metro, el Metrobús, los trolebuses, el tren ligero y los incontables peseros, se agregará el Trolebús Elevado de Iztapalapa, el cual recorrerá la Calzada Ermita-Iztapalapa, para agilizar el traslado entre el metro Constitución de 1917 y Santa Martha.

 

trolebus-elevado-de-iztapalapa

Imagen de: El Universal

 

El pasado 15 de mayo comenzaron las obras, con la construcción del primer tramo, el cual correrá desde Constitución de 1917 hasta UACM Casa Libertad. Sin embargo, levantar una obra ingenieril de tal tamaño no es sencillo. Por lo tanto, después de muchos meses de arduo trabajo, se prevé que el trolebús comience a operar en abril del 2021. Ahora bien, lo que sí te podemos decir es toda la información pertinente, desde la ruta y estaciones hasta las unidades y el tiempo de recorrido.

En cuanto al primer punto, el Trolebús Elevado de Iztapalapa recorrerá el camino ya mencionado, con 8 estaciones intermedias: Deportivo Santa Cruz, Santa Cruz Meyehualco, DIF Iztapalapa, CECyT 7, Plaza Ermita, Las Torres, Penitenciaría y UACM. El acceso será a nivel de calle, seguido por escaleras que llevarán a los andenes; también contará con elevador y guías táctiles. El andén central será más amplio que los demás, para recibir dos unidades biarticuladas al mismo tiempo.

 

trolebus-elevado-de-iztapalapa

Imagen de: Milenio

 

La flotilla constará de 50 unidades, cada una con capacidad de transportar 142 pasajeros. El primer tramo trasladará hasta 140 mil pasajeros al día, lo cual agilizará significativamente el movimiento en la zona. El recorrido completo, de terminal a terminal, tendrá una duración de 54 minutos, aproximadamente. Cabe destacar que el segundo tramo, que corre de UACM a Santa Martha, se comenzará a construir el próximo año, una vez que el primero quede terminado.

 

 

Conoce el esquema 4×10 para regresar a trabajar en la CDMX.

 

*Imagen destacada de: obras.expansion.mx

Conoce el esquema 4×10 para regresar a trabajar en la CDMX
MXCity
El gobierno capitalino realizó un plan para instruir a la población sobre cómo volver al trabajo con las debidas medidas de seguridad: el esquema 4x10.

Estos últimos días se han visto cómo muchos negocios y empresas regresan al trabajo, dentro del marco de la nueva normalidad; el esquema 4×10 habla de las medidas implementadas.

 

Con el cambio del semáforo en la CDMX de rojo a naranja, hay algunas actividades que se reanudan. Muchos negocios vuelven a abrir, como los restaurantes, pequeñas tiendas y algunos sitios de entretenimiento. Sin embargo, la nueva normalidad exige que todo se haga de manera diferente. No es simplemente un borrón y cuenta nueva, a partir del cual podemos regresar a como vivíamos antes de la pandemia, sino que hay muchas cosas que considerar. El esquema 4×10 para regresar a trabajar puede aclarar algunas dudas.

 

esquema-4x10

 

esquema-4x10

Imagen de: Milenio

 

El objetivo principal de este esquema es evitar los brotes de coronavirus, reactivando la economía, pero manteniendo el contacto físico entre personas al mínimo. El 4×10 consiste en lo siguiente: el empleado trabaja cuatro días completos y descansa los días siguientes. Este periodo de tiempo permite identificar síntomas e iniciar el proceso de aislamiento, si es necesario. La ciencia detrás de este modelo se apoya de las características epidemiológicas del virus.

Según la evolución de alguien que contrae Covid-19, el enfermo tiene por lo menos tres días de espacio entre su contagio y el momento en que él mismo se vuelve contagioso. Esto quiere decir que se tiene una ventana de tres días para continuar las actividades y no contagiar a nadie más. Los síntomas se presentan entre tres y cinco días después de contraer el virus, lo cual deja tiempo de sobra para que esa persona se aísle y se recupere.

 

esquema-4x10

Imagen de: Milenio

 

esquema-4x10

Imagen de: Expansión

 

El esquema 4×10, desarrollado en una universidad israelí, ya ha sido implementado en muchas ciudades alrededor del mundo. Su piedra angular es impulsar una reactivación parcial de la economía sin convertir los centros de trabajo en potenciales puntos de brote. Además de esta medida extraordinaria, también se contempla escalonar los horarios de trabajo en las empresas, para evitar aglomeraciones de gente en el transporte público. Sin embargo, cabe destacar que cada negocio decidirá de qué manera y hasta qué punto implementará el esquema 4×10, así que mantente atento a las indicaciones de tu empleador.

 

Aquí todo lo que debes saber acerca de la reapertura de espacios culturales en la CDMX.

*Imagen destacada de: Expansión