Gastronomía
Wellington, un restaurante cosmopolita en el corazón de la Condesa
Alonso Domínguez Sánchez Teruel
Un restaurante que toma riesgos culinarios para dar un resultado sumamente sofisticado
Restaurante cosmopolita

La Condesa es un lugar con una sobrecarga de estímulos culinarios. Restaurante tras restaurante tratan de imitar el ultimo fad en gastronomía y decoración internacionales tras dudosos “estudios de mercado.” Uno de los socios fue de fin de semana a Nueva York y ceno en el Indochine – considérese al mercado estudiado. 

Si, a veces es difícil encontrar individualidad y calidad en la zona. Por eso es que apreciamos tanto al Wellington, un nuevo individuo con personalidad y valentía para tomar riesgos. Un restaurante que al cabo de unos meses de haber abierto, ha logrado madurar bien en su cultura culinaria. 

El restaurante esta puesto en una casa de los 40s y su comedor principal esta al aire libre sin dar la sensación de estar en una terraza, sino en un espacio bien logrado, con techos de doble altura, que culminan en cielo abierto. (Léase: se puede fumar.) 

Restaurante cosmopolita

El menú es una creación de los chefs Zitlali Gurría y Eric Mourat, y está basada en la cocina Inglesa y Francesa casual, con un ligero, pero acertado toque Mexicano. Y cuando decimos que el restaurante toma riesgos, no nos referimos a platos complicados o contrariados, sino a simples pero grandes modificaciones, como presentar una tradicional sopa de cebolla Francesa cocinada con setas y vino tinto en vez del tradicional blanco. Y si esto no suena a riesgo, basta con preguntarle a cualquier francés: Nadie se atreve a tocar la receta de su sopa. Pero al final, el riesgo dio resultados positivos, pues la soupe a l’oignon del Wellington es un gran platillo.

La especialidad de la casa, como es de deducirse, es el filete Wellington, el tradicional plato Inglés que consiste en carne untada con pate (foie gras, en este caso) y envuelto en pasta de hojaldre, todo al horno. El platillo, servido en una porción generosa, y acompañado de puré de papas a la trufa y reducción de vino tinto, fue un excelente elección. La otra recomendación que haríamo es el rack de cordero, pues no solo es raro encontrar un buen rack en la ciudad, este estaba salteado a un término medio perfecto. 

Restaurante cosmopolita

Para finalizar -además de un martini seco y derecho para amarrar- el sous-chef a cargo nos presento un trío de Creme Brulees representando cada una de las influencias de la cocina: una a base de whiskey, Inglesa; otra a base de Calvados, Francesa; y la ultima -la mejor- a base de mezcal, Mexicana. La cantidad y fuerza de sabor exactas para culminar una agradable experiencia. 

Si la búsqueda es algo en la Condesa de calidad, sin sobre-pretención, pero aun de un buen nivel culinario, Wellington es definitivamente una buena opción. 

Restaurante cosmopolita

 

Wellington

D: Amsterdam 67, Col. Condesa
T: 5545 2626
W: wellington.com.mx 

Gordipeña: la deliciosa garnacha que se inventó en Peña de Bernal
MXCity
¿Cuántas  “gordipeñas” vas llevar o serán para comer en La Petrona? Peña de Bernal le dio una voltereta a las clásicas gorditas.

Foto destacada: La Petrona 

La Gordipeña es una de las creaciones culinarias del Pueblo Mágico de Querétaro.

 

. . .

  

Las gorditas deberían tener su propio monumento dentro de la gastronomía mexicana. Y en Peña de Bernal, llevaron a otro nivel este platillo con el fin de que los aventureros y buscadores de las nuevas creaciones culinarias mexas, llegaran a este Pueblo Mágica a buscar la Gordipeña.

La "gordipeña" es una delicia hecha en honor a la Peña de Bernal, Querétaro, es uno de los tantos pueblos mágicos de México en donde es posible encontrar un gran repertorio gastronómico y turisteas por sus calles.

 

 

“La gordipeña” es una gordita de maíz quebrado, con migajitas, acompañada de nopales y salsa que ya conquista los paladares de turistas, en el pueblo mágico de Bernal, en Querétaro. El antojito es elaborado por el restaurante La Petrona, quien en su cuenta de Facebook y Tiktok presumen esta innovación gastronómica.

La “gordipeña” se sirve “ahogada” en salsa al gusto, puede servirse con carne deshebrada, papas doradas, carnitas picadas y queso. Es la revolución de las tradicionales gorditas con diferentes guisos para todos los gustos.

 

 

Asimismo, la "gordipeña" se caracteriza por tener la forma de la Peña de Bernal. Como dijimos arriba, la "gordipeña" es una creación original del restaurante La Petrona, que quiere decir "piedra", en alusión a la Peña de Bernal, uno de los monolitos más grandes del mundo que debes visitar en Querétaro.

Además de la "gordipeña", en el menú de La Petrona encontrarás una variedad de platillos de cocina mexicana, principalmente, las gorditas clásicas rellenas de carne deshebrada, adobada, chicharrón guisado y picadillo.

 

 

Luego de disfrutar una "gordipeña" debes dejar espacio para probar la variedad de platillos ahogados, los tacos de cochinita pibil, doradas de papa, quesadillas y carnitas picadas que La Petrona tiene para ti con precios accesibles.

 

 

Gordipeña de La Petrona

Dónde: Tiburcio Ángeles SN, centro de Bernal, Querétaro.

Cuando: lunes a

Cuánto: $30

Web

Datos que seguro no conocías del mítico Café de Tacuba
Mariana Gaxiola
Sin duda el Café de Tacuba es uno de los restaurantes más afamados y clásicos de la ciudad… Pero, ¿conoces su historia?
cafe de tacuba


Algunos secretos que el Café de Tacuba esconde entre sus muros.

. . .

De todos los restaurantes que se ubican en el Centro Histórico de la ciudad, sin duda, destacan aquellos que se descubren dentro de hermosas casonas que datan de hace siglos. Uno de los más conocidos, concurridos y afamados es el mítico Café de Tacuba.

Este restaurante tiene ya más de 100 años, y es que además de su delicioso y mexicano menú, son sus muros los que embelesan a cualquier comensal que ingresa al lugar. Las mesas, la música y las pinturas transportan a todo visitante al México del siglo XX. Es preciso decir que el Café de Tacuba ha permeado la idiosincrasia capitalina desde hace años, por su gran tradición y preciosa decoración.

Pero hay algunos datos de su historia que muchos citadinos desconocen. Vale la pena echar un vistazo a su pasado para verdaderamente comprender los momentos que le otorgaron tanta identidad. Aquí algunos datos inadvertidos del grandioso Café de Tacuba:

Antecedente

cafe de tacuba

El inmueble que alberga hoy el Café de Tacuba fue construido desde el siglo XVII. Cabe mencionar, que a principios del siglo XX, esta casona fungía como sede de una lechería. Para 1912, Dionisio Mollinero llegó desde Tabasco a la Ciudad de México para fundar un restaurante de auténticas y tradicionales delicias mexicanas. Eligió esta increíble residencia de la calle de Tacuba para hacerlo.

Decoración


cafe de tacuba

El arte que adorna todos los alrededores del Café de Tacuba es admirable. Lo que más resalta son sus vitrales y mosaicos. Pero también conviene voltear a ver las obras pictóricas, pues muchas son de la época novohispana. Uno de los cuadros más famosos se llama La niña en traje rojo, y es de José de la Borda. También llaman la atención unos óleos de Carlos González, que narran con bellas imágenes el descubrimiento del mole y el chocolate.

La boda de Diego Rivera


cafe de tacuba

Antes de casarse con Frida Kahlo en 1929, Diego Rivera contrajo nupcias con la novelista Guadalupe Marín en 1922. La recepción de la boda se llevó a cabo en el Café de Tacuba.

Clientes asiduos


cafe de tacuba

Entre los varios presidentes que solían comer en este gran restaurante, Porfirio Díaz es el más recordado. De igual forma, el compositor Agustín Lara gustaba de visitar el lugar y deleitarse con los riquísimos platillos de la cocina mexicana.

Testigo de asesinato


cafe de tacuba

Un 25 de junio de 1936, un atacante entró al Café de Tacuba y le disparó al entonces gobernador de Veracruz, Manlio Fabio Altamirano Flores. El político se encontraba comiendo con su esposa, y poco sabía que esa iba a ser su última comida?

 

Set para película


cafe de tacuba

En 1978 se filmaron algunas escenas del filme Los hijos de Sánchez, una cinta que se basó en la novela de Oscar Lewis, The Children of Sanchez. Cabe aclarar, que el autor de este libro se inspiró en uno de los primeros empleados del Café de Tacuba para el personaje de Santos Hernández.

Sobre el incendio

cafe de tacuba

En 1999 un incendio quemó una buena parte del salón principal. Afortunadamente, las llamaradas solamente arrasaron con un poco del mobiliario y algunos objetos de decoración. La estructura del salón quedó intacta, gracias a la labor de los bomberos que llegaron al pronto rescate. Como agradecimiento, el restaurante los invitó a desayunar una vez que el Café de Tacuba volvió a abrir sus puertas.

x