Minetti, el actor exiliado de una sociedad sin inteligencia
Rober Diaz
El viejo interprete que recuerda en un monólogo —rayano en la locura y cronista del fracaso— su pasado: Minetti, el actor exiliado

Minetti es la historia de Thomas Bernhard sobre el gran actor alemán. Un homenaje, a la lucha constante de éste por pervivir en una escena que pronto lo deja tras bambalinas. Su arte poco se valora, casi siempre por la inmediatez de nuestros prejuicios visuales, por la demanda creciente de una belleza artificial circunscrita a modas e instantes vacíos, también a modelos dramáticos regidos por los mercados que pronto se agotan ante la oferta y demanda de un público con un pobre horizonte de consumo, reflejo de una sociedad que como dice el autor: vive sin inteligencia.

Un desfile de personajes ensorianos que cruzan los monólogos de Minetti para burlarse de él, de sus aseveraciones y diatribas. Un carnaval de personajes, que bien podrían venir del pasado o hacer alusión a un publico irreverente, terrorífico del que no se puede esperar nada más que la burla pues no hay gratitud en el escenario sino olvido, un olvido por cierto que de la ingratitud del exterior termina asumiéndose como propio.

El actor, según la concepción clásica es una persona que crea, interpreta y representa una acción dramática basándose en textos, estímulos visuales, sonoros y otros pero, ¿qué pasa cuándo éste se niega a interpretar lo que los demás quieren que actúe y establecen como canon? ¿Qué pasa cuándo la idea del artista es superar al artista mismo siendo incorruptible y termina pasando por un loco, inadaptado que para los prejuicios, obras y zozobras de una época no logra ceñirse a las tendencias y las formas que la rigen y que también hacen a las estrellas lo que son: héroes que viven un momento y pronto caen en la amnesia de un público que habita la impronta de una época caracterizada por la desmemoria y es fanática del carpe diem es decir de vivir atrapa en la futilidad momento?

Minetti, es un viejo actor que llega a Ostende en medio de una tormenta de nieve al lobby de un hotel, donde tiene pactada una cita con un director de teatro que le ha ofrecido personificar el Rey Lear de Shakespeare, último personaje actuado luego de ser obligado al exilio por negarse a interpretar a los clásicos. Delante de él, una mujer que bebe champaña y luego una muchacha que espera a su novio, le servirán como pretexto para hablar sobre su historia como actor, sobre el baúl que arrastra y su contenido: una máscara que le hiciera el mismísimo James Ensor y que constituye su único objeto de valor.

Minetti está plantado sobre su propia suposición: el mundo no lo entiende ?el espectador pocas veces entiende al actor. Ha vivido treinta años exiliado y confía que el actor puede sobreponerse a la condena de su entorno y hacer valerse como interprete, como un artista. Sin embargo, el mundo le falla, no obstante el declama su propia ruina: la memoria que le niega acceder a los episodios que han constituido su propio fracaso del que podemos darnos cuenta, él no se ha enterado porque espera (¿pero qué espera?). Espera una nueva puesta escena, como todo actor: volver a interpretar.

Esta puesta en escena dirigida por Eduardo Ruiz Saviñón, magistralmente interpretada por Mauricio Davison es original del aclamado escritor austríaco Thomas Bernard, reconocido por crear en sus lectores una suerte de adicción. Puede que todo radique en su estilo: alguien que parece se ríe de todo y todos, y a la vez su narrativa resulta, un trastorno de la tragedia que colinda con la comicidad a través de la ironía.

minetti

*Minetti de Thomas Bernhard se presentará todos los martes a las 20 hrs. en el teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque hasta el 1 de Septiembre de 2015.

Más información.

Todo lo que necesitas saber para visitar la Reserva Ecológica de Avándaro
MXCity
En Avándaro puedes recorrer el bosque, contemplar una cascada, acampar y dar un gran paseo a caballo por sus senderos

Foto destacada: @HotelesMision/Facebook

Avándaro es un destino ecoturístico que atrapará todos tus sentidos en el Estado de México.

 

. . .

 

El pueblo de Avándaro pasó de ser el pueblo en donde se llevó a cabo uno de los más míticos conciertos de Rock & Roll en México en el siglo XX, a ser uno de los destinos ecoturísticos más preciosos del Estado de México, a solo uno minutos del Pueblo Mágico de Valle de Bravo.

Hoy en día es conocido por sus fascinantes residencias de fin de semana, por ser un sitio costoso para habitar, y por contar con un reconocido Hotel y Spa que ofrece servicios de hospedaje, restaurante, instalaciones deportivas y hasta un campo de Golf.

 

 

 

Reserva Natural

 

 

Asimismo, Avándaro cuenta con una de las reservas de bosque más hermosas del Estado de México. Los días lunes se instala el tianguis que es conocido por la venta de flores, dulces, artesanía y comida típica. También hay cabañas y pequeñas posadas que ofrecen el servicio de hospedaje con o sin chimenea, pues esta área es especialmente fría en otoño e invierno.

 

 

 

Cascada Velo de Novia y Cascada del Molino

 

 

Se dice que estas cascadas existen desde más de 150 millones de años y que se originaron por una compleja formación del suelo. Pero hoy en día es bastante sencillo llegar, solo hay que seguir los senderos marcados a pie o a caballo. Cerca de la cascada hay diversas áreas para acampar con asadores, diversos puntos de venta de artesanía y servicio de paseos en  caballo, lancha y un lago.

 

Ecoturismo en Avándaro

 

 

Pero también es un destino bastante visitado por diversos aficionados al senderismo, al deporte de aventura, el ciclismo y motociclismo todo terreno, ya que Avándaro cuenta con una de las rutas más atractivas para la práctica de este deporte. Sobre todo porque es una alternativa para visitar, muy cerca de la CDMX, un lugar para recargar energía en alguno de sus diversos escenarios naturales ocultos entre la maleza boscosa, con arroyos y cascadas hipnotizantes.

 

Avándaro en calma

 

 

Además de la actividad al aire libre y la aventura, en este lugar puedes disfrutar de una diversidad de servicios relajantes en un hotel, con acceso a spa, aromaterapia y masaje. Si lo tuyo no es ir con la intención de tener acceso a las instalaciones deportivas, puedes pasear por un sendero, montar a caballo o visitar alguna de las tiendas artesanales.

 

Tenantongo gastronómico

 

 

Avándaro también es conocido como Tenantongo, tiene un atractivo más para los amantes de las delicias culinarias locales. Como te dijimos arriba, es posible ir al tianguis de lunes que se pone en la plaza principal, pero también puedes disfrutar de la gastronomía mexicana y darte el lujo de comer unos suculentos antojitos mexicanos.

 

 

Hotel Misión Grand Valle de Bravo

 

 

Este hotel es uno de los más visitados de Avándaro, ya que se encuentra en el bosque de Valle de Bravo, es un lugar perfecto para una convención de negocios, un evento social de la más alta clase o simplemente para pasar un fin de semana en un íntimo chalet o habitación de lujo. Es un lugar adecuado para conectar mente, cuerpo y espíritu en las tinas de sales, tratamientos naturales, balance holístico, acupuntura e infinidad de cursos.

 

 

 

Avándaro

Dónde: Circuito Avándaro s/n , Avándaro, Valle de Bravo, Edo. Mex.. 51200. A 5 kms. del pueblo de Valle de Bravo

Cuando: todo el año

Cuánto: según actividad

Muralista mexicano hará una pieza para la Bienal de Arte Africano
MXCity
La Bienal de Arte Afrícano tendrá la participación de un muralista mexicano que destacará las relaciones México-Senegal.

Foto destacada: Art Basel

La Bienal de Dakar es una explosión de creatividad en calles y galerías, y un mexicano está presente.

 

. . .

 

La Bienal de Arte Africano Contemporáneo de Dakar, reúne las propuestas de 59 creadores de la sección oficial, decenas de centros culturales, galerías, restaurantes y locales de esta dinámica ciudad se visten de largo para acoger las propuestas de 450 artistas en el llamado festival off.

Bajo el lema Ndaffa, que una de las lenguas de Senegal, significa "forjar" o "fraguar" pero también "inventar", los 59 participantes en la sección oficial de todo el continente africano se dan cita en esta bienal que lo reúne lo mejor del arte hecho en África.

 

 

Asimismo, se dan cita 19 artistas de países como Cuba, Francia o Estados Unidos que representan la afro descendencia; en las salas del antiguo Palacio de Justicia, un edificio cuyo estado ruinoso y enormes salas vacías es un valor añadido para dar rienda suelta a la imaginación.

En esta Bienal se presenta street-art, esculturas confeccionadas con cartuchos y casquillos de bala, poesía y cortometrajes que dan un marco de los desafíos a los que se enfrenta África hoy en día. Y entre todos estos artistas, se encuentra un mexicano.

 

Julio Carrasco Bretón

 

 

Este el pintor y muralista mexicano realizará un mural en África durante la bienal de Dakar, gracias a la invitación que le hiciera la ADAGP, la sociedad Francesa de Derechos de Autor a la cual el artista mexicano ha pertenecido desde hace más de diez años; propuesta que le hicieron conjuntamente con los organizadores de la Bienal de Dakar, cuyo nombre lo abreviaron Dak-Art, aludiendo a la capital de Senegal.

Carrasco Bretón, radica en Francia, es un precursor del arte plástico mexicano en el mundo, en donde habla de la historia y surgimiento del muralismo en México.

 

 

Carrasco es uno de los artistas latinoamericanos que llegan a pisar tierras africanas, conocen e intercambian cultura. Con cincuenta años de vida artística y una gran trayectoria como creador, llega a tierras inhóspitas para ver y resaltar el trabajo de África y poner en alto a Latinoamérica.

En la Bienal, Julio Carrasco realiza un mural mexicano que agradezca la herencia y cultura negra. Tendrá cromo poemas, poesías que ha escrito, en donde cada letra era un color. Y ahora estoy pensando hacer poemas de esos grandes poetas senegaleses. Un poco como hacer un homenaje a los más importantes poetas.

 

 

La pieza, concebida por Carrasco, llevará por título Une vie en couleur (Una vida en color), será de dos por siete metros y está inspirada en el poema homónimo de Léopold Sédar Senghor (1906-2001), autor de poemarios como Cantos de sombra y Letras de invierno.

La obra abordará elementos icónicos de las culturas senegalesa y mexicana para resaltar sus lazos de hermandad. "La temática del mural tiene que ver mucho con la poesía, donde coloco algunas imágenes de los pueblos originarios de México, para lo cual tuve que elegir a los más antiguos (los mayas y olmecas), con una versión del águila mexicana sobre los estudios realizados por Miguel León-Portilla", explicó.

 

 

Y del otro lado está el mundo de Senegal, con ese árbol mágico, llamado baobab, con el león y el cocodrilo que pelean frente a una paloma que representa la paz. Además, concentra una carga poética porque la pieza está basada en un poema de Léo- pold Sédar", donde habla sobre la negritud y el color".

Una vida en color será la obra 72 de Julio Carrasco, afincado en Francia. "Sí, cumplo 50 años de artista, 72 de vida y sigo pensando en que el arte debe ser un canto a la vida, no a la muerte", apuntó vía telefónica.

 

 

Carrasco también comentó que este mural es un homenaje a la multiculturalidad. Se cree que Carrasco destacará la relación que existe entre mexicanos y senegaleses cuando se trata de la muerte y la vida. "Para ellos, los animales y los seres fallecidos están un poco presentes en su existencia, mientras que los mexicanos, mantenemos una relación estrecha con nuestros muertos y eso también trato de representarlo en esta obra".

El mural del mexicano Julio Carrasco Bretón, comisionado en el marco de la 14 edición de la Bienal de Arte Africano Contemporáneo, en Dakar, será inaugurado el próximo 21 de junio.

x