Arte y Cultura
13 museos underground en la Ciudad de México
MXCity
Museos poco conocidos ya sea por su ubicación oculta, su poca publicidad, o sus exhibiciones con temas poco usuales.

Lo esotérico o lo oculto siempre aguardará sorpresas. El underground, como territorio de confort de aquellas ideas, expresiones o percepciones no comunes, ampara (paradójicamente) las tendencias que en un futuro tal vez bastante lejano se darán a conocer. Es más usual escuchar el término underground en las artes callejeras, especialmente en la literatura y la música. En la literatura, se habla de escritores que en su época fueron señalados e incluso condenados por su forma poco usual de expresar al mundo —en la Ciudad de México, Parmenides Garcia Saldaña y su literatura de onda a manera de ejemplo.

En la música sobresalen aquellos proyectos cuya base no es la de una institución musical sino la de experiencia, y que no alcanzan una fama como tal para ser reconocidos por las mayorías. Lo underground siempre será lo esotérico, lo que tal vez no es para todos no porque sea prohibido, sino porque no es entendido por la época.

Cada ciudad tiene sus sitios underground en donde se revelan una serie de locuras (refiriendo locura como toda manifestación libre de perjuicios sociales) y cientos de mimesis fabricadas por rebeldes de la costumbre y editores del sistema. Es el underground el que devela ideas olvidadas que pueden dar fruto a nuevas (posibles respuestas) en el presente.

En nuestra capital y sus suburbios existen infinidad de sitios que propician el arte y cultura de forma subterránea. Foros, galerías, casas de cultura, en fin… La siguiente recomendación pretende enlistar sólo aquellos recintos denominados como museo; museos que a pesar de ser instituciones han tomado calidad como underground por su ubicación desconocida o su nula publicidad, además de que en ellos se exhiben temas poco usuales. Nunca se sabe cuánto se puede aprender de lo oculto:

Museo del Escritor 

 

museo del escritor

 

Único en su tipo a nivel mundial, el museo del escritor es una de esas maravillas secretas de la ciudad en donde se resguardan primeras ediciones de libros, algunas de ellas firmadas por sus autores. En este museo puedes encontrar textos inéditos y algunos objetos -como máquinas de escribir-, de autores como Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Gabriela Mistral, José Saramago, Julio Cortázar, Rubén Bonifaz Nuño, Xavier Villaurrutia, Carlos Pellicer, entre otros más. Además cuenta con una biblioteca de alrededor de 20 mil tomos y una sala de proyecciones donde se exhiben películas basadas en grandes novelas.

Dirección: Faro del Saber Bicentenario / Parque Lira #94, Observatorio

web

Museo Casa del Poeta Ramón López Velarde

 

e2fb824d0dd95a08e712493457968736

 

A pesar de estar situado en una de las colonias con mayor afluencia artística, este museo es poco conocido. Es, como su nombre lo indica, la casa del poeta zacatecano, donde permaneció los últimos años de su vida. Aquí se resguardan las bibliotecas Efraín Huerta (con 5,154 volúmenes) y la Salvador Novo (con 6,200 volúmenes) además de un  homenaje a López Velarde (que si aún no has leído deberías hacerlo, se trata de uno de los poetas más sofisticados del modernismo en México).

Dirección: Álvaro Obregón 73, Roma Norte

Museo del Tatuaje

 

museo del tatuaje

 

El Museo del Tatuaje abrió sus puertas recientemente, hace poco más de un año. Aquí encontrarás información sobre los tatuadores más importantes del mundo y sus técnicas, algo de la historia del tatuaje, y aparatos viejos que te acercan a la evolución de esta práctica. También exhiben bocetos y dibujos de algunos de los tatuajes más complejos del mundo, y en el espectro nacional podrás conocer a los líderes de esta práctica. Leer más…

Dirección: Insurgentes Sur 221 3er piso, Museo 2do Piso Galería, col. Roma

Cantina-Museo La Faena

 

cantina la faena

 

La Faena es un sitio privilegiado. Una cantina que hoy se encuentra en un notable desgaste, aunque mucho de eso le da un toque poético. Sus mesas de plástico contrastan con los azulejos de sus pisos, sus techos altos y las cubiertas de elegante y vieja madera que cubren la mitad de sus paredes. Su singularidad más importante es que también funge como recinto museístico con colección permanente. Aquí se exhiben desde maniquíes y elegantes trajes de torero hasta óleos de gran magnitud que muestran escenas de la tradición taurina, que aunque detona reservas en muchas personas, es indudable que fue gran parte de la cultura mexicana de siglos pasados.

Dirección: Calle Venustiano Carranza 49, Centro

Museo Indigena

 

 

El museo forma parte de la Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas. Se trata de un lugar especializado para que conozcas el legado ancestral del país. Aquí podrás echar un vistazo a las formas de vida de los distintos pueblos indígenas, aprender a diferenciarlos, tanto por su filosofía como artesanías; conocer algo de su legado de conocimientos herbolarios o su uso de estimulantes para cambiar sus estados de conciencia con motivos sagrados. Leer más…

Dirección: Av. Paseo de la Reforma 707 , Col. Morelos

Museo Casa de María Felix

 

 

Una casona en la colonia Moctezuma alberga una colección de objetos pertenecientes a “la doña” icono cel cine de oro mexicano: María Felix. Este museo funge también como una especie de ofrenda pues además de los objetos personales se exponen fotografías, cuadros y esculturas de arte que algunos de sus admiradores reunieron con el fin de exhibirse y conocer un poco sobre la intimidad de la diva mexicana. Cada rincón de esta casa cuenta con artículos de su uso personal como collares, bisutería, sombreros, artículos decorativos, y por supuesto sus hermosos vestidos. Incluso hay una capilla con la primera cruz original que tuvo en su panteón.

Dirección: Oriente 166 123, esq. Norte 13, Col. Moctezuma

Museo Casa de la Memoria Indómita

 

 

Hay personas que se preguntan si la Guerra sucia en México, aquella que desató la represión del Estado el 2 de octubre de 1968 y el 10 de junio de 1971, sirvió de algo además de incrementar el sufrimiento de los familiares de los desaparecidos. En este sentido, el museo Casa de la Memoria Indómita se creó como un espacio dedicado a la difusión y comprensión del oscuro periodo en donde la persecución política y la desaparición forzada eran las únicas vías para eliminar la oposición al Estado. A lo largo de las salas de exhibición permanente, se puede regresar a los años sesenta y setenta, inmortalizados en vitrinas, sofás y carpetas que bordaron en espera del regreso de hijos y esposos desaparecidos, cuyas fotografías decoran la estancia. Además se cuenta la historia de los desaparecidos políticos de los últimos 40 años, como un reconocimiento a lo que fueron e hicieron por la libertad.

Dirección: Regina 66, Centro

Museo Frida: Juguete Arte Objeto


estacion-indianilla

 

Se encuentra dentro del Centro Cultural Estación Indianilla y resguarda una gran colección de juguetes creados por nada menos que personalidades como Leonora Carrington, Vicente Rojo,  Francisco Toledo, Brian Nissen, José Luis Cuevas, Gilberto Aceves Navarro, Roger Von Guten entre otros más. La exhibición es permanente y proviene de una serie de bienales realizadas a través de los años en la capital.

Dirección:  Claudio Bernard 111. col. Doctores

Casa Luis Barragán – Gilardi

 

 

En la mayoría de las reseñas sobre la Casa Luis Barragán se alude a su discreta fachada. El prolífico arquitecto mexicano rescató esencias de filosofías milenarias y las adaptó a sus espacios modernistas, un estilo genial que incorporó a su casa de una singular manera.  La Casa Luis Barragán es un asentamiento que, visto por fuera, podría pasar desapercibido por su curiosa discreción. Una fachada gris, plana, con algunas ventanas, cuya única diferencia con el entorno es que es más alta que el resto de las casas, sin embargo lo que aguarda adentro es una sofisticada arquitectura que combina elementos tradicionales y vernáculos, considerada por cierto, Patrimonio de la Humanidad.

Dirección: General Francisco Ramírez 12, col. Ampliación Daniel Garza, Tacubaya

Tortas Robles

 

 

No es un museo oficial pero sí uno con una emblemática historia que hace merecer el título. El sabor y el histórico que rodean a este negocio es inigualable. Se dice que quienes le dieron fama al lugar fueron los grandes periodistas de décadas pasadas, pues entre ellos y el señor Robles (el difunto y antes encargado de la tortería) se tejió un vínculo cercano que se materializaba cada 1º de septiembre, cuando los presidentes daban su informe y los fotoperiodistas iban a la tortería a escuchar este discurso mientras el señor Robles les preparaba deliciosas tortas gratis. Este noble gesto fue apreciado y, a manera de retroalimentación, los periodistas comenzaron a regalarle fotografías, las cuales poco a poco fueron adornando las paredes del lugar. Si bien hoy son pocas las fotos que tapizan el espacio (y quizás las más emblemáticas), no dejan de dar una increíble dosis de historia mexicana para todo aquél que visita el local.

Dirección: Cristóbal Colón 1 (entre Balderas y Dr. Mora), Centro

En las periferias:

 

Museo Historia del Títere

 

museo historia del titere

 

Una colección de 350 muñecos fabricados en México, Europa y toda América Latina se exhiben en este recinto que se encuentra en Tepotzotlán. Aquí se exhiben complejas obras de artesanos que van desde el títere de varilla hasta la marioneta. Se puede pensar que el museo va dirigido únicamente a niños pero no es así, pues entrar a este espacio resulta todo una fantasía protagonizada por seres oníricos de cuentos (animales, bailarines, toreros, calaveras, etc) y quimeras titiriteras con fusiones extrañas. El museo alberga también un teatro para los pequeños.

Dirección: Eva Sámano de López Mateos s/n, Barrio de San Martín, Centro, Tepotzotlán, Edo. de Mex.

Fb

Museo Casa de Morelos

 

Centro Comunitario de Ecatepec Casa de Morelos

 

Un inmueble que data al año de 1747 es, como su nombre lo indica, la casa del insurgente mexicano José María Morelos así como el lugar que presenció su encarcelamiento y fusilamiento. En un principio fungía como casa de alojamiento a los virreyes antes de su llega a la capital de la Nueva España, se trata de un inmueble antiquísimo bastante valioso que hoy es resguardado por el INAH y desde 1933 se considera monumento histórico. En este museo se exhiben objetos personales de Morelos y algunos no tan personales, como la carreta en la que fue transportado hacia su muerte. Además resguarda valiosas piezas arqueológicas y paleontológicas que se han encontrado en la zona, como lo es una increíble osamenta de un mamut hallada en el municipio. Su ubicación, poco conocida, no ha permitido que se publicite como debiera. Los alrededores de este sitio poseen una vista hermosa de la sierra de Guadalupe, donde por cierto hay luciérnagas.

Dirección: Ant. Carr. México-Pachuca Km. 23.5, col. San Juan Alcahuacan, Ecatepec de Morelos, Edo. de Mex.

Puente del Arte

 

Puente del arte

 

Una de las obras más curiosas del ingeniero Gustave Eiffel en México, el mismo que diseñó la Torre Eiffel en París, es esta estructura que en la época porfiriana fungió como un verdadero puente. Conocido también como el Puente de Fierro, hoy es un recinto dedicado al arte que se encuentra en el municipio de Ecatepec, Estado de México. Con la construcción de un museo aledaño más moderno este lugar pasó a ser una casa de cultura en el que se imparten talleres, conferencias y se promueven principalmente las artes plásticas.

Dirección: Vía José Ma. Morelos, San Juan Alcahuacan, Ecatepec de Morelos, Edo. de Mex.

También en MXCity: 10 museos raros para visitar en CDMX

El ying yang mexica o la leyenda de Omecihuatl y Ometecuhtli
MXCity
La mitología mexica habla de Ometéotl como un dios dual artífice de todo lo conocido por el mundo antiguo.

Esta historia narra la leyenda de el dios de la dualidad.

 

En la mitología mexica Ometéotl es el dios de la creación, Ometecuhtli (El Señor dos) y Omecihuatl (La Señora Dos) eran las energías que formaban la dualidad creadora en la religión mexica. Miguel León-Portilla traduce a Ometéotl (energía dual) como Señor/Señora de la dualidad, implicando un solo dios de carácter dual.

Ometecuhtli representa la esencia masculina de la creación, Omecíhuatl es su esposa. Es un dios antiguo sin templos y casi desconocido por el pueblo, pero muy nombrado en los poemas de las clases altas, debido a que se lo menciona de una manera que parece ignorar el resto de la Cosmogonía mexica. Aquí te dejamos la leyenda de este dios de la dualidad.

 

 

En los orígenes de todo lo que nos rodea, una gran pareja vivía en lo más alto de los espacios visibles e invisibles en las alturas infinitas del cosmos. Ambos eran magos sabios y con sus bastones de fuego inventaban mil figuras en los espacios. Se dice que ellos tenían el don de darle vida a todas las formas concretas. Ella se llamaba Omecihuatl y él, Ometecuhtli.

Cada vez que otorgaban existencia a algún ser, su nombre se transformaba a Tonacacihuatl el de ella, y Tonacatecuhtli el de él. La pareja creadora existía incesante. Tonacacihuatl había tenido muchos hijos y ellos la respetaban hasta la adoración como una madre. Pero un día, sin poder explicarse por qué, se vio a Tonacacihuatl arrullando a una piedra.

 

 

“¿Cómo era posible qué, en lugar de arrullar a sus hijos, tuviera entre sus brazos a un mineral sin forma?” Aquella piedra era un Tecpatl, un pedernal, un cuarzo duro y lustroso, como si fuera de cera, cuyos bordes, cual cristal opaco, despedían chispas y hacían que relumbrara su color grisáceo con tonos amarillentos. Miraba con tanto amor a su pedernal, que a todos sus hijos les produjo una inquietud explicable:

-Nuestra madre quiere más a una piedra inanimada que a mí que produzco la lluvia Dijo Tlaloc.

-Y yo que adorno como con faldas de esmeraldas toda superficie y doy el agua que refresca: lagos, lagunas, ríos y mares, no soy tomada en cuenta ya por nuestra madre. Afirmó Chalchiutlicue.

 

 

-¿Y qué puedo decir yo, Huitzilopochtli, que soy la gran fuerza de voluntad para continuar la guerra creadora que haga eterna la vida del universo? Parece que me ha olvidado.

Tezcatlipoca y Quetzalcoatl permanecieron callados. El primero como burlón; el segundo meditando.

Camaxtle propuso arrojar el pedernal a la Tierra. “¡Que así se haga!” Exclamaron otra vez casi todos. Los adoloridos hermanos pusieron en acción sus proyectos y tomaron entre sus manos al pedernal y lo lanzaron rumbo a la Tierra entre violentas ofensas. Sucedió que al chocar el pedernal contra las rocas de los montes e ir rodando entre las piedras, sacaba chispas fulgurantes, espléndidas, relucientes, que se iban transformando en figuras humanas llenas de energías y que se levantaban como si hubieran despertado de un largo viaje.

 

 

Cuando el pedernal quedó inmóvil habían nacido de él mil seiscientas figurillas que parecían duendecillos tan ágiles como las chispas que los habían formado. Entre todos levantaron al pedernal y lo colocaron frente a las siete cuevas. Luego se dedicaron a recorrer aquellos sitios y a aventurarse por el interior de aquellas cavernas.

Con el resplandor que los duendecillos despedían se iluminaban los misteriosos interiores por donde penetraban. Los mil seiscientos hijos del pedernal comenzaron a aburrirse de andar por los mismos recovecos y los duendecillos decidieron crear algo para beneficiar al mundo. Totli pidió los derechos para poder crear nuevos hombres y el de saber cómo educarlos. Todos duendecillos estuvieron de acuerdo con tal petición.

 

 

Para crear hombres era necesario tener un hueso de los antiguos gigantes del Mictlán y luego sacrificarse sobre el hueso con piquetes de púas de maguey hasta sangrar. Cuando los huesos sientan el calor de la sangre se convertirán en un hombre y en una mujer que pronto tendrán una abundante descendencia.

Los hijos del pedernal buscaron espinas de maguey y con ellas se punzaron y se sacaron sangre. Cuando terminaron sus sacrificios, los mil seiscientos duendecillos contemplaron la infinidad de los espacios y miraron el transcurso del sol durante cuatro días, al cabo de los cuales, de uno de los huesos brotó un hermoso niño que y depositado en un cesto, donde con leche de cardo lo alimentó.

 

 

Después de varios sacrificios y una larga esperar, de los fragmentos restantes, surgió una lindísima niña. Luego tomaron el pedernal, lo frotaron con unas rocas y brotó un fuego tan agradable que los niños sonrieron de placer, pues aquellos lugares eran muy fríos y al sentir el calor despedido por el hogar, pareció que lo bendecían con sus alegres balbuceos.

Así fue como los seres humanos de esos tiempos se dedicaron gozosos a realizar las actividades para las cuales fueron educados, con el propósito de asegurar la armonía de su sociedad con el cosmos.

 

Piporro: el arquetipo del norteño mexicano que incursionó en el sci-fi
MXCity
El rey del taconazo tuvo una gran carrera artística en el mundo del cine, la música y en la locución dejando un gran legado.

El Piporro fue un gran ídolo de las personas para el norte del país.

 

Eulalio González Ramírez mejor conocido como «Lalo» o «El Piporro», fue todo un personaje popular celebrado por millones de personas durante buena parte del siglo XX. Fue actor, locutor, guionista, cantante y compositor de música norteña y de mariachi, además de ser considerado como uno de los grandes cómicos de todos los tiempos dentro del cine de oro mexicano.

“EL Piporro” es un norteño de Monterrey nacido en 1921, quien desde pequeño soñó con ser un famoso locutor. En diciembre 1942 le llega la oportunidad de convertirse en locutor y conduce algunos eventos en vivo, desde cenas de gala hasta funciones nocturnas de lucha libre.

 

 

En 1944 llega a la Ciudad de México como anunciador en la “Voz de América Latina” en la XEW, donde fue aceptado como actor de radionovelas. A fines de la década audiciona para interpretar a un personaje llamado “El Piporro” en la serie radiofónica Ahí viene Martín Corona en la XEQ, protagonizada Pedro Infante, logrando rotundo éxito y adoptando el mote con que sería reconocido en toda su carrera en el cine.

Debido al éxito en la serie radiofónica se preparó una adaptación al cine en 1951, que después de unos trucos de maquillaje y lograr un buen sketch, logró ser contratado para el film. Después de sus participaciones en las películas, Piporro siguió su carrera con varios papeles que le permitieron alternar “Tin Tan”, Fernando Casanova, Pedro Infante y muchos otros grandes actores de la época.

 

 

De la época de oro del cine mexicano (1936-1958), participó en muchas películas que trataban problemas fronterizos con los que se identificaban los habitantes del norte de México, así como los migrantes mexicanos en Estados Unidos, como El terror de la frontera, El rey del tomate, El bracero del año y El Pocho, cinta que él mismo produce y dirige, siendo su única experiencia detrás de las cámaras.

 

 

 

 

Pero una de las películas más surrealistas en las que participó El Piporro, fue la cinta de ciencia ficción La nave de los monstruos (1960) de Rogelio A. González, junto a Lorena Velázquez y la hermosa Ana Bertha Lepe.

En la cinta, El Piporro es Laureano, un ranchero que vive contento en compañía de su hermano pequeño, con el defecto de ser muy mentiroso. En las cantinas platica historias que solamente él cree.

 

 

Mientras esto sucede, Gamma (Ana Bertha Lepe) y Beta (Lorena Velázquez) aterrizan provenientes del planeta Venus. Al llegar a la tierra raptan a Laureano para llevarlo a su planeta, pero ambas se enamoran de él. Sin embargo, Laureano solamente tiene ojos para Gamma, por lo que Beta se rebela contra ella y contra su planeta y libera a los prisioneros de la nave, especímenes malvados de toda la galaxia, para dominar la Tierra y gobernarla.

Así mismo se revela que ella en realidad no es venusina, sino que pertenece a una extraña raza de seres vampiros. Gamma, en compañía de Laureano, de su hermano y de su fiel robot deberán vencer a Beta y sus secuaces y evitar que la Tierra caiga en manos de estos seres.

 

Museos citadinos que puedes recorrer virtualmente
Mariana Gaxiola
Los mejores museos de la ciudad cuentan con recorridos virtuales fascinantes. ¿Ya los conoces?

Conoce, descubre y aprecia estos recintos museísticos sin salir de casa.

 

La Ciudad de México, después de Londres, es la ciudad que más cuenta con museos en todo el mundo. La historia de cómo llegaron estos recintos museísticos es tan encantadora como la misma ciudad. El primero data de 1790, y estaba dedicado a la flora y fauna del país.

A partir de aquel momento, los museos se inauguraron para albergar dentro de sus muros piezas asombrosas que narran detalles sobre toda clase de contextos.

Con cientos de museos y galerías alrededor de la capital, resulta casi imposible conocerlos todos. Y más en el caso de los extranjeros, que visitan la CDMX solamente unos días. Pero para fortuna de todos, el Instituto Nacional de Bellas Artes pone a disposición unos maravillosos recorridos virtuales. Estos paseos, verdaderamente hacen sentir al espectador como si se encontrara dentro del lugar, pues es posible descubrir cada rincón y pieza que lo constituye. Aquí algunos recorridos espectaculares que puedes hacer virtualmente de los museos más emblemáticos de la ciudad:

 

Palacio de Bellas Artes


virtuales

 

Se trata del centro cultural más importante de la ciudad, que además funge como teatro. De igual manera, en sus muros se plasman impresionantes murales de artistas nacionales, y cuenta con un museo bastante plausible.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Museo de Arte Moderno


virtuales

 

Desde la década de los 60, este lugar se ha mantenido fiel a exponer piezas pertenecientes a las más sugestivas vanguardias, tanto de arte nacional como internacional.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Ex Teresa Actual


virtuales

 

En el Centro Histórico, y en lo que fuera el templo de Santa Teresa la Antigua, se ubica este lugar que se enfoca a la difusión del arte contemporáneo local. Instalaciones y performances se organizan periódicamente.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Galería José María Velasco


virtuales

 

Este museo busca dar a conocer el arte no solo del artista José María Velasco, sino de varios artífices del arte nacional nacidos a partir de 1960.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Laboratorio Arte Alameda


virtuales

 

Se trata de un espacio que da cabida a las expresiones donde el arte y la tecnología convergen. Con exposiciones de todo tipo, el laboratorio se vuelve un importante referente en la era digital.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Museo de Arte Carrillo Gil


virtuales

 

Además de exhibir obras de Orozco, Rivera y Siqueiros, este museo también promueve obras de artistas jóvenes y experimentales.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo


virtuales

 

Esta obra arquitectónica pretende enaltecer la vida y obra de los artistas Diego Rivera, Frida Kahlo y Juan O’Gorman. El recorrido consiste en óleos, grabados, fotografías, objetos personales y pizas prehispánicas.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Museo Nacional de Arquitectura


virtuales

 

Pocos lugares en la ciudad se dedican a promover la obra arquitectónica de importantes emblemas nacionales e internacionales como este espacio. Se trata de un lugar que acerca a la comunidad a esta genial disciplina.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Museo Tamayo Arte Contemporáneo


virtuales

 

El acervo de Rufino Tamayo fue donado al pueblo mexicano con el objeto de impulsar un acercamiento al panorama mundial del arte. Estas obras de carácter contemporáneo se albergan dentro de las salas del museo.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Museo Nacional de San Carlos


virtuales

 

Se trata de un maravilloso museo, que expone una colección de arte europeo que data de los siglos XIX y XX.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Sala de Arte Público Siqueiros


virtuales

 

Además de exhibir y preservar la obra de David Alfaro Siqueiros, el lugar también promueve diferentes piezas de arte contemporáneo.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

 

Museo de Antropología

 

virtuales

 

Es uno de los museos más importantes de todo el país, ya que da a conocer el legado de los pueblos de Mesoamérica a través de piezas endémicas y majestuosas.

Haz clic aquí para iniciar el recorrido.

Visitas virtuales por lugares históricos de todo el mundo
MXCity
Las visitas virtuales son tan enriquecedoras en estos tiempos para todo tipo de persona y para experimentarlos en cualquier minuto.

Estos recorridos sin duda te harán el día mucho más feliz.

 

Sabemos que te gusta la historia, los viajes y visitar lugares históricos como museos, iglesias, pirámides… pero, pero, el coronavirus nos tiene a todos encerrados. Aunque seguramente con esta recopilación podrás tener muchas visitas virtuales a lugares históricos que te permitirán conocer ciudades, obras de arte e incluso cuevas prehistóricas sin moverte de tu sillón.

Mientras te tomas un café te dejamos con estos sitios enriquecedores llenos de historia, arte y cultura que regularmente no sacamos en MxCity; pero como se trata de una situación especial, te dejamos notas especiales.

 

Museo Británico – Londres

 

 

El Museo Británico tiene una colección muy extensa que abarca desde los albores de la humanidad y a casi todo el mundo, pues cuenta con piezas provenientes de la mayoría de los diferentes pueblos antiguos, incluido México. El paseo fue hecho usando la tecnología de Street View, por lo que es de fácil acceso y visible en cualquier dispositivo. También cuenta con una línea de tiempo de forma interconectada las diferentes piezas, su origen y su fecha.

Museo Británico

 

Capilla Sixtina – Vaticano

 

 

La Capilla Sixtina es la capilla más famosa del mundo. Los frescos de Miguel Ángel no tienen igual. El Vaticano ha puesto a disposición un recorrido virtual creado en 3D usando Flash. El recorrido nos permite explorar por nuestra cuenta o usar la función autopiloto para que el tour nos lleve por las diferentes estaciones de cada parte de la capilla.

 Capilla Sixtina

Pirámides de Egipto 

 

 

Esta serie de recorridos te llevarán a que conozcas las pirámides por dentro y por fuera, con una excelente calidad de imagen, por lo que es recomendable contar con una conexión veloz para visualizarlo mejor. El sitio web está en inglés, así como la información de los recorridos. En este sitio web puedes encontrar otros recorridos clasificados por país y ciudad, con un énfasis en la cultura árabe.

Las pirámides de Egipto

 

Museo del Louvre – París

 

 

El Louvre es uno de los museos más famosos del mundo, sus colecciones son muy extensas y diversas, ya que incluyen desde lo mejor del arte desde el medievo hasta el siglo XIX así como piezas de civilizaciones antiguas. El edificio en sí mismo es más que digno de verse.

Museo del Louvre – París

Museo Memorial del Holocausto – Washington 

 

 

El Museo Memorial del Holocausto es un importante esfuerzo para evitar que algo tan trágico se olvide y, por lo tanto, se repita. El enfoque del museo es más bien multimedia: en lugar de recorrer las salas, se realizaron exhibiciones especiales para el visitante virtual con texto, fotografías y videos, muestra la realidad de la exclusión que sufrieron los judíos en la Alemania nazi y la gente, que sin ser nazi, colaboró con ellos (de ahí el nombre).

Museo Memorial del Holocausto – Washington

Museo Smithsoniano de Historia Natural – Nueva York

 

 

El Smithsoniano es el más grande museo de su tipo en el mundo y su recorrido virtual no se queda atrás. El museo presenta tres opciones de tours virtuales que destacan por la gran calidad de su imagen y su facilidad de uso. Están diseñados para que puedan ser usados en casi todos los dispositivos e incluso el recorrido, nativamente, da la opción de usar lentes de VR como los Google Cardboard para hacer el recorrido de forma inmersiva. La información y el sitio web se encuentran disponibles únicamente en inglés.

Museo Smithsoniano de Historia Natural – Nueva York

Museo Afro Brasil

 

 

El Museo Afro Brasil está dedicado a la gran aportación cultural de los africanos y los afro-brasileños. El edificio fue construido por el célebre arquitecto Oscar Niemeyer y se encuentra en el Parque Ibirapuera. De la misma forma que la casa de Guilherme de Almeida, el Museo Afro Brasil tiene su propio recorrido virtual y es fascinante

Museo Afro Brasil

Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá

 

 

En el barrio El Minuto de Dios en Bogotá tiene en su colección más de mil piezas de arte que datan desde mitades del siglo XX a la fecha, de artistas colombianos y latinoamericanos. Su tour nos muestra el primer piso y los alrededores del museo, así como fotografías de sus obras y los correspondientes textos descriptivos

Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá

 

Museo Virtual de Uruguay

 

 

El MUVA (Museo Virtual de Uruguay) fue creado por el periódico El País. Es único en el sentido de que en realidad no es un paseo virtual por un museo real, sino que es un museo 100% virtual que solo existe en internet. Resulta muy enriquecedor el recorrido ya que, a diferencia de otros tours, en este es posible dar clic sobre todas las obras expuestas para obtener un zoom con información de la obra, el autor, e incluso la opinión de varios críticos. La herramienta para hacer tu propia selección de obras e inclusive comparar dos y enviar tus apuntes hace que esta visita sea única y ofrezca mucha información al visitante.

 Museo Virtual de Uruguay

 

Paseos virtuales en Perú

 

 

Estos Virtuales en Perú nos dan la oportunidad de conocer lugares inolvidables como Machu Picchu, el Centro Histórico de Lima o el Monasterio de Santa Catalina en Arequipa. Una diferencia con los tours que hemos mencionado previamente es que, en este caso, más que un recorrido, se trata de una serie de fotos 360º que nos dan una perspectiva muy completa del sitio, pero no son un recorrido per se.

 Paseos Virtuales de Perú

 

Foto de portada: uber.com