tostadas
MXCity

Una granja mexicana obtiene certificado del manejo compasivo de sus animales
MXCity
El Certified Humane le concede bienestar al animal, lo pone libre de hambre, sed, desnutrición y miedo y le da la posibilidad de expresar su comportamiento natural.

Es la primera vez que se concede el sello Certified Humane de Bienestar Animal en México.

 

Las granjas con un sistema de producción industrializa utilizan tecnologías semejantes a una producción en serie; con el fin de aumentar las ganancias se confina a los animales en el menor espacio posible y se emplean técnicas que maximicen sus tasas de crecimiento. Ese sistema industrial ocasiona problemas a las personas involucradas con la producción, al medio ambiente, a los consumidores y evidentemente a los animales.

Esas prácticas trane consigo prácticas inhumanas a las que los animales son sometidos, como el uso indiscriminado de antibióticos en animales produce bacterias sumamente resistentes. El Institute of Medicine at the National Academy of Sciences estimó que tan solo en Estados Unidos el costo del tratamiento de infecciones resistentes a antibióticos llega a $ 30 mil millones de dólares por año.

 

 

Es por eso que en 1998, Adele Douglass percibió una forma de ayudar a los animales concientizando a los consumidores, por medio de una solución de mercado, creando un programa de certificación y etiquetado accesible a todos los productores, permitiendo que los consumidores votasen  por medio de sus compras y convirtiéndose en la Directora Ejecutiva de Humane Farm Animal Care y fundadora del programa Certified Humane Raised and Handled®.

Esta certificación garantiza que los animales permanecen libres, sin jaulas, rejas o corrales fijos para que puedan expresar su comportamiento natural, en el caso de las gallinas deben poder estirar sus alas y darse baños de tierra y en el caso de los cerdos deben tener el espacio suficiente para moverse y hozar.

 

 

Esta certificación garantiza que el producto provenga de instalaciones que cumplen con estándares específicos de trato hacia animales de producción. Que el productor cubra los estándares de bienestar animal desde el nacimiento hasta su muerte. Que los animales permanecen libres, sin jaulas, rejas o corrales fijos para que puedan expresar su comportamiento natural, en el caso de las gallinas deben poder estirar sus alas y darse baños de tierra y en el caso de los cerdos deben tener el espacio suficiente para moverse y hozar.

Además de que los animales consuman alimento de calidad, sin productos derivados de animales, antibióticos sub-terapéuticos, o promotores de crecimiento. Este sello se puede encontrar en productos de países como Brasil, Argentina, Canadá, Perú, Estados unidos, Australia, Uruguay, Hong Kong y ahora también en México con los huevos del Rancho Dos Aguas.

 

 

Desde 2008 este programa de certificación llegó a Brasil con certificación de pollos de engorde y gallinas ponedoras. Con los años nuevos productores ingresaron al programa en toda América Latina y por primera vez le tocó a México, específicamente a la granja Rancho Dos Aguas con el certificado de bienestar animal.

Está granja está ubicada en Valle de Bravo, Estado de México; y los módulos de la granja se construyeron para mejorar la calidad de los huevos que se destinaban al consumo. Hoy en día cuenta con cuatro módulos que albergan 500 aves cada uno, comentó Pilar Osete Felix, que se graduó en Ciencia Animal en la Universidad de Arizona, en los Estados Unidos, y también ha trabajado con caballos y vacas lecheras.

 

 

En Rancho Dos Aguas, que se llama así porque dos ríos rodean a la granja, el manejo de los animales es completamente manual ya que es menos invasivo y más respetuoso con las gallinas. Además, permite que el equipo de trabajadores esté al tanto del proceso completo, que es algo que no ocurre si la producción es automatizada.

Lo que le importa a esta granja es que las gallinas tengan las condiciones adecuadas de bienestar desde que nacen. “Cuando los animales están bien cuidados y gozan de bienestar, se ven los resultados en la producción. Son seres vivos como nosotros y tienen que recibir cuidados y amor”, dice la administradora de la granja.

 

 

El sistema productivo de Rancho Dos Aguas es de libre pastoreo, por el cual las gallinas tienen acceso a un área externa durante al menos 6 horas al día. La familia responsable de Rancho Dos Aguas está totalmente involucrada en la operación y comercialización de los huevos, además de ser los consumidores más fieles.

A pesar del clima de Valle de Bravo con lluvias y el frío de temporada, la granja cuenta con instalaciones dignas y seguras para las gallinas. Está atenta al mercado actual y se ha dedicado a la venta de huevos a domicilio, haciendo que los clientes están felices por tener huevos frescos cada semana, así como los restaurantes a los que surten el producto.

 

 

La granja se dedica a la producción de huevos y se preocupa ahora más por el bienestar de los animales. En los próximos meses, Rancho Dos Aguas construirá dos módulos más debido a la gran demanda de huevos.  “Nosotros hacemos entrega a domicilio, preferimos tener este tipo de entrega porque entonces podemos tener una comunicación directa con el comensal y poderle decir te traigo este tipo de huevo, pruébalo y dame tus comentarios, regularmente cada semana estamos en casa de los consumidores haciéndoles las entregas, no hemos querido comercializarlo en los grandes centros comerciales por las condiciones que ofrecen, nosotros preferimos tener un producto a un costo accesible para el comensal porque ese es el objetivo del rancho: que este producto llegue al mayor número de comensales posibles y al comercializarlo en estas grandes cadenas el costo se eleva muchísimo” señala Carmona.

 

Foto de portada ABC

 

Dos magníficas exposiciones en la reconocida galería de arte Proyectos Monclova
MXCity
Conoce Lightning Visible, No Thunder Heard de Anna Virnich y Lo que no es bueno para uno, no es necesariamente malo para otro de Darío Escobar.

Anna Virnich y Darío Escobar son dos artistas de gran ingenio y su arte se encuentra en la CDMX.

 

Desde 2005 la galería de arte Proyectos Monclova se ha convertido en uno de los foros más importantes de arte contemporáneo. Buscando facilitar diálogos entre artistas nacionales y extranjeros de distintas generaciones, y representar artistas y llevar un comprometido programa de exhibiciones, y publicación de libros y catálogos.

Esta galería es un espacio cuenta con dos áreas de exhibición y una sala de proyecciones. Este 2019 trae dos exposiciones simultaneas en la planta alta se encuentra una muestra de Anna Virnich (Berlín, 1984) Lightning Visible, No Thunder Heard y en la planta baja de Darío Escobar (Guatemala, 1971) Lo que no es bueno para uno, no es necesariamente malo para otro

 

 

Dario Escobar refleja un problema de su país, desde el golfo de Veracruz hacia el sur donde Guatemala recupera los vehículos que los Estados Unidos ya no quiere, y lo recicla todo. Ésta práctica inspira a Dario Escobar en su colección de defensas chocadas, en la que se dedica a hacer de lo viejo algo reluciente y llamativo, a esconder la miseria debajo de una capa de cromo que resplandece como nuevo. Las superficies iluminadas se retuercen en todas direcciones bajo la mirada ensombrecida de círculos blancos con ojeras de aceite automotriz.

En 2005 Escobar visita algunos estacionamientos de la capital guatemalteca con grandes hojas de papel inmaculado que coloca debajo de los motores de los vehículos estacionados. Poco después, recoge esos registros de fugas de máquinas usadas, y son esas formas accidentales las que enmarca y expone: el color de este aceite, inestable y sensible a la acción del aire, evolucionará con el tiempo.

 

 

 

Escobar no se entrega al accidente ni al azar, sino que decide controlar las superficies aceitadas y trata de conservar, libre de toda intrusión, el blanco de las porciones de los discos que contiene cada marco. Aunque, tarde o temprano, el aceite se propagará por el papel y contaminará poco a poco estas superficies provisionalmente salvaguardadas, Dario controla sus composiciones hasta que la entropía inherente entra en acción para reírse una vez más de la perennidad de nuestros anhelos de orden y perfección.

El orden y el desorden se hallan en el corazón de la obra del artista, como lo están en el centro de la política y la economía. Aquí el cromo les da una apariencia de coherencia a los objetos deformados, mientras que las composiciones con aceite, en apariencia estrictas y precisas, con el tiempo perderán su rigor.

 

 

 

Por otra parte, Anna Virnich trabaja con lo claramente pictórico por naturaleza. La mayoría de las piezas en la exhibición Lightning Visible, No Thunder Heard se refieren al conjunto de técnicas, estilos y apariencias a las que se suele llamar “pintura”. Pero, en lugar de aplicar la pintura al lienzo, Virnich costura e hilvana a mano diferentes telas como poliéster, terciopelo, algodón, seda e inclusive cuero y malla de metal.

Algunos de estos materiales son semi-transparentes o traslúcidos, ofreciendo así una visión apenas disimulada de los minimalistas bastidores de madera que se encuentran detrás, mientras que otras piezas son brillantes o incluso arrugadas provocando así destellos de luz sobre su superficie. Virnich “sutura” los elementos individuales en un conjunto disperso compuesto para significar una pintura sin serlo de facto.

 

 

 

Nada aquí es “auténtico”, sino que se zurce para formar un cuerpo fantasma que recuerda a otra cosa. Esas líneas se leen como descripciones de perfumes; crean todo un nuevo conjunto de referencias llenas de sentimientos y memorias, densas atmósferas que evocan “imágenes” por derecho propio: “Some Smoked

Cigarrets”, “Neroli”, “Creamy White Flower (Your Skin)”, “Summer / Twilight / Berlin Balcony” o, ésta otra “White Moss, Hanoki Wood, Dog Rose, Tarr, Face Cream”.

 

 

 

En Lightning Visible… Virnich agrega una jardinera de madera lacada que brilla con tonos aperlados como las telas de sus pinturas. Plantada en esa cama, una plétora de florecillas blancas y lilas expide un fuerte olor. Y, similar a los evocativos títulos de las piezas, esta esencia añade una especie de cualidad pictórica a la sala;  un cuerpo adicional a la exposición.

Añade miembros fantasmas al cuerpo pictórico fugitivo; abstrae otra vez aquello que ya era abstracto, tanto más intenso cuanto más fugaz se vuelve; atmósfera pura, lo concreto del tal y tal de algo, su olor, no cualquier olor; una presencia corpórea que no necesita materializarse como objeto. Esencia, es decir, es pintura que desaparece en el aire puro.

 

 

Lightning Visible, No Thunder Heard de Anna Virnich

Lo que no es bueno para uno, no es necesariamente malo para otro de Darío Escobar

Dónde: Proyectos Monclova

Cuándo: hasta el 10 de agosto de 2019, martes a viernes de 11:00-18:00 y sábados de 11:00-16:00

Entrada libre

Sitio web // Facebook // Instagram

 

10 nuevos restaurantes para conocer los sabores del verano 2019 en la CDMX
MXCity
Verano trae sabores frescos y muchas bebidas refrescantes para sobrellevar la época del año más calurosa.

No te pierdas estos restaurantes para visitar con tus amigos o familia.

 

El verano es la estación más cálida de todo el año. Se caracteriza por días largos y noches cortas. También porque en esta época del año aumenta la preferencia por alimentos ricos en agua para hacerle frente a las altas temperaturas de la mejor forma posible.

En la CDMX siempre tenemos hambre, y la estación del año es solo un pretexto más para comer rico y saborear los sabores diversos de nuestra ciudad. Aquí te dejamos 10 restaurantes nuevos para probar en verano.

 

Sushin Gonzalez

 

 

Sushin Gonzalez es un restaurante de combinaciones inusuales, como un lugar de sushi con esquites, pastor, mole verde, cochinita o chocolate. El Sushilango, por ejmeplo, lleva carne al pastor, cilantro, cebolla y piña, mientras que el Pokukan está relleno de cochinita pibíl, pepino y queso crema, con cebolla morada, inspirado en Yucatán. Además de ello puedes acompañarlo con guacamole, salsa macha, habanero, salsa huichol o chiles toreados.

Dónde: Av. Universidad 1195, Col. Acacias

Cuándo: lunes y martes de 12:00–21:00, miércoles de 12:00 a 22:00, jueves a sábado de 12:00 a 23:00 y domingo de 12:00 a 20:00

Cuánto: $150–$300

 

San Ginés

 

 

San Ginés en Madrid es una churrería tradicional para los locales y turistas, que llegan a probar el chocolate con churros que allí preparan desde 1894, el más antiguo de la capital española. San Ginés abrió hace dos meses en CDMX y está deleitando a los comensales con el mismo chocolate que sirven en Madrid, una mezcla de chocolate artesanal que una chocolatería de España, diseñó para la churrería.

Dónde: Monte Camerun 212, Lomas de Chapultepec.

Cuándo: lunes a domingo, de 8:00 a 21:30

Cuánto: $50 – $150

 

Comixcal

 

 

El Comixcal no solo es un horno de barro que utilizan en el Istmo de Tehuantepec para preparar totopos, también es un restaurante oaxaqueño en Santa María la Ribera que pone especial cuidado en difundir la comida de todo el estado de Oaxaca.  Comida deliciosa al estilo tradicional de la Costa Chica y los valles centrales de Oaxaca con un estilo particular y especial.

Dónde: Dr. Atl 176, Santa María la Ribera

Cuándo: Martes a sábados 14:00 a 22:00 hrs y domingos 14 a 18 hrs.

Cuánto: $120 – $290

 

Casa Marrano

 

 

Con porciones generosas y guarniciones deliciosas, este nuevo restaurante al estilo de la BBQ, acompaña perfecto los suaves y sabrosos cortes de carne. Para acompañar hay Mac & Cheese, frijoles marranos, ensalada de col, pero la guarnición especial de la casa es el camote brulée, una adaptación de los tradicionales camotes callejeros. El sabor de la tradicional BBQ americana que hay en Casa Marrano.

Dónde: Antonio Dovali Jaime 95, local 3, Santa Fe.

Cuándo: lunes a sábado de 12:00 a 22:00 y domingo de 10:00 a 18:00 h

Cuánto: $480 promedio por persona.

 

Treze con Z

 

 

Un restaurante de comida “golosa y apapachadora” como lo es la comida de hogar. Cada uno de los platillos está inspirado el exquisito gusto de Paco Campuzano, chef formado en las cocinas de Nexo, Millesime y el Celler de Can Roca. Poca variedad de platillos pero todos sob geniales desde el raw bar,  hasta las sopas, arroces y pastas, o la opción de filete de res, rib eye, New York, el short rib o tuétano.

Dónde: Volcán 150, Col. Lomas de Chapultepec

Cuándo: Lunes a sábado de 13:00 a 00:00, domingo de 13:00 a 20:00

Cuánto: $400–$700

 

Madai Sushi

 

 

Las barras japonesas como Madai Sushi están de moda en los últimos meses. Te sientas frente al chef y observas cómo rebana, prepara y sazona, mientras esperas con un sake o cerveza. Comida deliciosa que fusiona diversos elementos, con toda la experiencia de las barras japonesas donde solo caben ocho personas

Dónde: Río Lerma 162, Juárez

Cuándo: martes y sábado de 14:30 a 21:30, domingo de 15:00 a 17:00

Cuánto: $500-$900

 

Burroma

 

 

En Burroma puedes armar tu propio burrito o elegirlo de la carta. Todos los burritos han sido nombrados a partir de la región mexicana donde proceden sus ingredientes principales. Por ejemplo, el chilango trae tortilla de jalapeño rellena de suadero, frijoles puercos, mix de quesos, pepino y arroz blanco; también el oaxaqueño, el yucateco, el regio, el sinaloense y el vegetariano.

Dónde: Jalapa 189, col. Roma.

Cuándo: lunes a domingo de 13:00 a 23:00

Cuánto: $250

 

La Sede

 

 

 

La cocina española de La Sede es una rica combinación de platillos con el sabor  y los aromas de las abuelas españolas, y el encuentro con la elegancia de los sabores del mar como el arroz negro de calamar, pulpo y chipirones con un perdurable toque de alioli. Algunas recetas siguen el camino tradicional pero con ligero toque de armonía culinaria con las nuevas recetas y el sello personal del chef.

Dónde: General Prim 72, Juárez

Cuándo: lunes a domingo de 08:00 a 23:00

Cuánto: $450

 

Shake Shack México

 

 

Frente a la glorieta del Ángel de la Independencia, hay un mural creado por Claudio Limón  que es la fachada de un nuevo lugar con productos de altísima calidad, hecha con ingredientes locales y técnicas de restaurante fine dining. Son hamburguesas básicas con ingredientes supremos y un sabor único. Espera su apertura este 27 de junio a las 12:00. Las primeras 100 personas en entrar recibirán un premio sorpresa.

Dónde: Paseo de la Reforma 333, Cuauhtémoc,

Cuándo: lunes a domingo de 12:00 a 23:00

Cuánto: $200-$500

 

Tr3s Tonalá

 

 

Entre pinturas y libros viejos  puedes comer esta deliciosa comida fusión, que está dando mucho de qué hablar, ya se trata de platillos cotidianos pero con una mezcla gourmet exquisita. Risotto de huitlacoche con queso italiano o tostadas de atún con cacahuate, así como tacos de salpicón de pato. Una deliciosa y exclusiva mezcla gastronómica.

Dónde: Tonalá 171, Roma

Cuándo: lunes a domingo de 13:30 a 23:00

Cuánto: $350

 

 

Nacen seis crías de lobo mexicano en el Zoológico de Chapultepec
MXCity
Estos pequeños lobos representan una esperanza para la conservación de esta especie en peligro de extinción.

Hace unas semanas nacieron 6 crías de lobo mexicano en el Zoológico de Chapultepec, quienes representan una esperanza para la conservación de esta especie en peligro de extinción, ya que en la vida silvestre ya no se les encuentra.

Se trata de los hijos de Seje, una hembra de siete años y Rhi, un macho de cinco años de edad.

 

 

La Dirección General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre informó que el nacimiento de la camada ocurrió el pasado 12 de mayo. Actualmente los cachorros se encuentran en periodo de lactancia y salen de su madriguera por cortos periodos.

El sistema de monitoreo del recinto de lobos mexicanos en el Zoológico de Chapultepec permitió dar seguimiento al estado general de los padres y de las crías, quienes aún se mantienen con sus padres.

En los próximos días el equipo de médicos veterinarios pueda realizar las primeras aproximaciones para realizar su primer examen físico para evaluar el estado de salud de la nueva camada, que se integra por seis cachorros que ya han comenzado a salir de sus madrigueras.

 

 

Aunque en este momento los lobitos no están a la vista, porque permanecen en la lobera y sólo después de dos meses empiezan a asomarse al exterior, cuando ya pueden alimentarse por ellos mismos.

La directora general de zoológicos de la CDMX celebró el nacimiento de esta camada, pues se encuentran sanos, pesando en promedio seis kilos y aunque por lo menos los próximos dos años seguirán viviendo en este zoológico, dijo que el objetivo es reinsertarlos a la vida silvestre para que no vivan solamente en cautiverio.

De acuerdo con información de la Sedema, el lobo mexicano está en peligro de extinción debido a la caza indiscriminada, así como por la pérdida de su hábitat natural.

Adicional a esto, dicha especie fue objetivo de muchos ataques en el pasado, pues se consideraba un peligro para la ganadería.