Gastronomía
Lampuga: Un pedazo de mar en las calles de la Roma
Mariana Gaxiola
La visita a Lampuga es muy cercana a una celebración del mar. De hecho, es la combinación de la carta, el ambiente y el servicio lo que hace de cualquier comensal sentirse como en una extensión de su propio hogar.

De pequeños, cuando visitábamos el mar, solíamos correr por la playa y juntar las conchas que encontrábamos enterradas en la arena. Y al llegar a nuestras casas en la ciudad, llevábamos esa concha a nuestro oído para poder escuchar y recordar el movimiento de las olas del océano.

Pues justo esta ilusión y emoción es lo que sentirás si visitas el restaurante Lampuga.

Se trata de un lugar que nació de la idea de varios amigos en crear un espacio lleno de mar que se viera nutrido por una cocina honesta. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de una cocina honesta?

lampug

Los creadores la definen como una gastronomía real, sin pretensiones ni falacias. Una cocina donde cada platillo se elabora con cariño y dedicación, un lugar donde se pretende brindar la mejor calidad cuando de ingredientes se refiere. En Lampuga, no es necesaria la excesiva decoración de los platos, pues es la comida la que habla por sí sola. También existe una relación con sentido entre las variables del precio y la calidad.

Su reconocida cocina de mar abre sus brazos para invitar a disfrutar platillos libres de pretensiones. Gracias a su estructura, este sitio es ideal para visitarse en compañía de la familia, pareja o amigos. No sólo ofrece un menú fresco y ligero, sino también un personal atento y servicial.

La visita a Lampuga no es nunca motivo de decepción. De hecho, es la combinación de la carta, el ambiente y el servicio lo que hace de cualquier comensal sentirse como en una extensión de su propio hogar.

Querer regresar es un sentimiento innegable, y lo bueno del restaurante es que el chef va recordando lo que los clientes asiduos prefieren, de esta manera Lampuga trasciende del plano banal y se convierte en parte de la vida gastronómica de sus visitantes.

lampuga

Lampuga celebra la correlación entre el mar y la tierra. Y reconoce que es el momento en el que el pez toca la tierra cuando la magia sucede. Es el trabajo de los hombres que persiguen los amaneceres de las aguas de México en sus botes lo que hace posible la frescura de cada platillo en el menú del restaurante.

pesca

Entre los platillos más emblemáticos destacan las Croquetas de Jamón Serrano y los Sopecitos de Jaiba para Botanear. De la barra fría, recomendamos el Aguachile . También tienen variedad de tacos marítimos, pero si lo tuyo es el plato fuerte, deberías ordenar los Boquerones Fritos o el Fideua. 

Cuando no tienes ganas de mariscos, puedes pedir platillos como el Filete Pimienta. De igual manera, Lampuga cuenta con ensaladas, sopas y pastas únicas, que maridan a la perfección con los mezcales de la casa.

lampuga menu

Sin duda, por su enorme población, la Ciudad de México está repleta de restaurantes. Pero son aquellos que hacen las cosas bien los que logran no sólo quedarse sino destacarse de entre los demás.

Desde la pesca hasta la elaboración de platillos, Lampuga es el restaurante más real y honesto de la colonia Roma.

atun

Fotografías por Thito 

Dirección: Av. Álvaro Obregón 120, Col. Roma Norte.

Teléfono: 5564 1594

Web

Facebook

Cómo llegar

5 de los lugares favoritos para comer chilaquiles en la CDMX
MXCity
Los chilaquiles ofrecen una experiencia gastronómica sencilla y deliciosa, ideal para el goce de todo chilango.

Foto destacada: Guerrero tortillas

Los chilaquiles son tan populares entre los chilangos que bien podrían tener su propio monumento en Reforma.

 

. . .

 

Los chilaquiles, en realidad, son un platillo sin complejidad pero de gran sabor; básicamente son tortillas remojadas en la salsa que se elija, una proteína o no, crema, queso y cebolla o no.

La palabra Chilaquila proviene del náhuatl chilaquilli, que significa ?metido en salsa de chile?, eso dice la Real Academia Española, aunque en realidad se debería citar un diccionario náhuatl. Como sea, no se sabe el origen exacto de este platillo, pero sí sabemos que hoy en día es un básico para combatir la resaca y seguir padeciendo la vida.

Aquí te dejamos con los 5 lugares favoritos para comer chilaquiles en CDMX.

 

 

Los Panchos

 

Muchos años de historia son los que han respaldado a Los Panchos reinventarse ?nombre homenaje al trío musical- pero son sus chilaquiles de carnitas lo que ha hecho a este sitio glorioso. Bañados de salsa verde o roja, con carne surtida o maciza, los chilaquiles de Los Panchos se han convertido en uno de los favoritos de la Ciudad de México. El auténtico levantamuertos.

Dónde: Tolstoi 9, colonia Anzures, en la Miguel Hidalgo.

Cuando: lunes a domingo de 09:00 a 22:00

Consumo promedio: $300

 

 

La Esquina del Chilaquil

 

La Esquina del Chilaquil es uno de los atractivos populares de la Condesa. Pero bien refleja el gusto de los chilangos, es un puesto callejero en una de las zonas más prestigiosas de la ciudad. Es un establecimiento en plena banqueta que ha logrado enamorar el paladar de todos, que esperan en la fila a veces hasta 1 hora solo par comer chilaquiles. Puedes acudir y pedir tu torta verde o roja, con milanesa o cochinita y va acompañada de frijoles, crema y queso.

Dónde: Esquina de Alfonso Reyes y Tamaulipas, Condesa.

Cuando: lunes a domingo de 8:00am a 2:00pm

Cuánto: $100

 

 

Los Chilakos

 

Los Chilakos es la franquicia de chilaquiles en la CDMX. Hicieron de este platillo algo peculiar, y ofrecen la promesa de entregar chilaquiles preparados al momento y con la más alta calidad. Tiene paquetes para 1 hasta 10 personas, puedes prepararlos completamente a tu gusto; es decir, pedirlas sin proteína, con huevo, pollo, milanesa o carne. Además cuenta con 5 tipos diferentes de totopos, 3 tipos de quesos, 10 diferentes verduras y 9 salsas diferentes. Además, los Chilakos cuentan con dos sabores de chilaquiles dulces, y pueden ser de Nutella o cajeta.

Dónde: 5 sucursales. Chamizal, Interlomas, Santa Fe, Roma y Arcos Bosques.

Cuando: lunes a viernes de 08:00 a 22:00 y sábado y domingo 24 horas al día

Consumo promedio: $150

 

 

Chilakillers

 

Los chilakillers se destacan porque le pusieron punch al platillo, no solo ofrecen pollo sino que se sirven con arrachera, cecina, cochinita pibil, huevo estrellado y hasta nopales para acompañar tus chilaquiles. Además, cuenta con una extensa variedad de salsas, desde las originales verde y roja, hasta una deliciosa salsa de aguacate por si te animas a experimentar.

Dónde: Revolución 23, colonia Tacubaya.

Cuando: lunes a domingo de 9:00am a 5:00pm

Consumo promedio: $180

 

 

Peltre Lonchería

 

En peltre ofrecen cosas bonitas y deliciosas, pero los chilaquiles son la especialidad: mucha crema, queso y si quieres, carne o huevo a elegir. Es una porción que se ganó el corazón de los capitalinos por el precio, y lo bonito del lugar. Aquí los sirven crujientes y calientitos con 2×1 los viernes a través de su aplicación.

Dónde: Av. Francisco I. Madero 86, Roma Norte, Cuauhtémoc

Cuando: lunes a domingo de 08:00 a 23:00

Consumo promedio: $190

Gordipeña: la deliciosa garnacha que se inventó en Peña de Bernal
MXCity
¿Cuántas  “gordipeñas” vas llevar o serán para comer en La Petrona? Peña de Bernal le dio una voltereta a las clásicas gorditas.

Foto destacada: La Petrona 

La Gordipeña es una de las creaciones culinarias del Pueblo Mágico de Querétaro.

 

. . .

  

Las gorditas deberían tener su propio monumento dentro de la gastronomía mexicana. Y en Peña de Bernal, llevaron a otro nivel este platillo con el fin de que los aventureros y buscadores de las nuevas creaciones culinarias mexas, llegaran a este Pueblo Mágica a buscar la Gordipeña.

La "gordipeña" es una delicia hecha en honor a la Peña de Bernal, Querétaro, es uno de los tantos pueblos mágicos de México en donde es posible encontrar un gran repertorio gastronómico y turisteas por sus calles.

 

 

“La gordipeña” es una gordita de maíz quebrado, con migajitas, acompañada de nopales y salsa que ya conquista los paladares de turistas, en el pueblo mágico de Bernal, en Querétaro. El antojito es elaborado por el restaurante La Petrona, quien en su cuenta de Facebook y Tiktok presumen esta innovación gastronómica.

La “gordipeña” se sirve “ahogada” en salsa al gusto, puede servirse con carne deshebrada, papas doradas, carnitas picadas y queso. Es la revolución de las tradicionales gorditas con diferentes guisos para todos los gustos.

 

 

Asimismo, la "gordipeña" se caracteriza por tener la forma de la Peña de Bernal. Como dijimos arriba, la "gordipeña" es una creación original del restaurante La Petrona, que quiere decir "piedra", en alusión a la Peña de Bernal, uno de los monolitos más grandes del mundo que debes visitar en Querétaro.

Además de la "gordipeña", en el menú de La Petrona encontrarás una variedad de platillos de cocina mexicana, principalmente, las gorditas clásicas rellenas de carne deshebrada, adobada, chicharrón guisado y picadillo.

 

 

Luego de disfrutar una "gordipeña" debes dejar espacio para probar la variedad de platillos ahogados, los tacos de cochinita pibil, doradas de papa, quesadillas y carnitas picadas que La Petrona tiene para ti con precios accesibles.

 

 

Gordipeña de La Petrona

Dónde: Tiburcio Ángeles SN, centro de Bernal, Querétaro.

Cuando: lunes a

Cuánto: $30

Web

x