12088203_875517789168831_8538349890732318281_n
MXCity

PLANTA, un studio de diseño botánico, paisajismo urbano y venta de plantas
MXCity
El diseño mexicano con la intención de hacer de nuestra ciudad un gran jardín botánico que nos brinde mejor calidad de aire a partir de una rica comprensión estética de los espacios.

Paisajismo y diseño de interiores dedicadas al diseño botánico y sustentable.

 

El estilo botánico se está poniendo de moda, no solo en los estilos de hojas y plantas en la ropa, y los complementos en tonos naturales y motivos con diseños botánicos o tropicales. Los estampados y tendencias que se lucen en pasarela, se trasladan a muchos otros ámbitos, como el de la decoración de interiores.

Pero esto va un poco más allá de la moda decorativa para las paredes de los hogares, comercios, restaurantes y hoteles, es un estilo que aporta vitalidad y energía, ganas de salir a la calle y disfrutar del buen tiempo. Es una forma alegre de invitárnos a disfrutar de un modo distinto de nuestro hogar, siendo felices y cambiando la decoración por completo.

 

 

 

Las diseñadoras Alejandra Ramírez y Fernanda Aguirre, se han enfocado al paisajismo y diseño de interiores donde las plantas son parte crucial de cada uno de sus proyectos. Ambas se conocieron en la universidad y juntas comenzaron a especializarse en temas botánicos con la inquietud de formar una empresa dedicada.

Ambas diseñadoras se especializan en brindar servicios que va desde asesorías, capacitación e instalación de huertos, hasta proyectos arquitectónicos de mayor envergadura o un pequeño balcón con limitado presupuesto. Comenzaron hace dos años con oficina en Proyecto Público Prim y se hacen cargo de la vida verde en estas dos casonas de la Juárez.

 

 

 

También atienden azoteas verdes, ahora transformadas en conjunto y que cuenta con una sección de invernadero diseñado por Alberto Kalach e intervenido por Planta. Tienen un invernadero de zetas rosas y un huerto donde realizan actividades como talleres de plantas comestibles y experiencias gastronómicas en colaboración con Wild Terrains.

Su intención es activar espacios donde el interior y el exterior tienen la misma importancia. Las plantas como generadoras de un ambiente más cómodo y alegre cuya paleta de color sea la más apropiada con especies endémicas de la localidad.

 

 

 

Planta diseña sus propias líneas de cerámica y soportes para plantas de acuerdo a las necesidades de cada proyecto. Además de proveedores y artesanos de diferentes partes de la República, cuando visitan un estado, realizan una ardua investigación de su cultura artesanal. Su filosofía de trabajo también es apoyarse de especialistas y colaboraciones que conforme un equipo transdisciplinario.

La idea de estas geniales diseñadoras es la de remontarse a los grandes paisajistas en el país como Luis Barragán y tratar de transcender de una manera integrada donde participe la comunidad. Parcela es uno de sus trabajos más significativos conformado por tres cuartas partes del predio de paisajismo y un área pensado para los niños. Un reto con el que finalmente los clientes coincidieron. Ahora es uno de los rincones predilectos de la colonia Roma, Ciudad de México.

 

 

 

 

El gran sueño de estar artistas del diseño verde, es el hacer un gran jardín botánico en la ciudad y seguir sembrando redes en una ciudad para seguir cosechando espacios que nos brinden mejor calidad de aire a partir de una rica comprensión estética de los espacios.

Si deseas conocer  más de estos proyectos, checa sus redes sociales:

Sitio web // Facebook // Instagram

 

La remodelación del Museo de las Constituciones ganó el Red Dot Design Award
MXCity
Red Dot Award otogró el premio Product Design 2019 al estudio mexicano Tuux por su intervención museográfica en el museo de las constituciones

El equipo del Estudio Tuux ha llevado a este museo en el Centro de la CDMX a la vanguardia del diseño.

 

El Museo de las Constituciones está ubicado en el ex templo del Máximo Colegio de San Pedro y San Pablo, en un emblemático edificio con más de 400 años de historia, que fue sede del primer Congreso Constituyente y Recinto Legislativo en 1824. A lo largo de los años ha sido templo religioso, almacén, caballeriza en la Revolución, biblioteca  y fue sede de la Hemeroteca Nacional y Museo de la Luz.

Desde el 10 de agosto de 2011, este Museo universitario de la UNAM, se ha dedicado a difundir las leyes fundamentales que ha tenido nuestro país, a través de un recorrido por nuestra historia, contada a través de sus constituciones, que han consolidado lo que somos como Nación.

 

 

Para conmemorar el Año del Centenario de la Constitución (2017), la Universidad inició a mediados de 2016 los trabajos de remodelación del Museo, con el propósito de realizar una renovación museológica integral, acorde con los contenidos, las tecnologías y los recursos museográficos de la realidad contemporánea, con la idea de ofrecer una visión renovada del texto constitucional.

Con la filosofía de dar respuesta y solución a problemas y proyectos culturales en áreas de diseño de producto, mobiliario, interiorismo comercial, arquitectura y museografía, el Estudio Tuux dotó de nueva vida y atractivo al Museo de las Constituciones, por lo que obtuvo el premio Red Dot Award 2019, categoría Diseño de Producto.

 

 

 

Rodrigo Alonso, diseñador industrial y uno de los líderes del Tuux, que en voz Mixe significa murciélago, explicó que su empresa de diseño y producción fue fundada en 2012, orientada al desarrollo de proyectos detallados, sustentables, coherentes y clara responsabilidad social, en el que convergen diversos perfiles de profesionistas.

El Red Dot Design Award 2019, les fue otorgado por una institución de origen alemán del mismo nombre, y representa uno de los premios más importantes a nivel mundial en materia de diseño de producto. Este premio es una de las competencias de diseño más grandes del mundo. En 2019, diseñadores y fabricantes de 55 países registraron más de cinco mil 500 propuestas. El jurado internacional está compuesto por expertos de diferentes disciplinas y se reúne desde hace más de 60 años para seleccionar los mejores diseños del año.

 

 

 

El Museo de las Constituciones de la UNAM obtuvo el premio porque el jurado tomó en cuanta el recorrido y el diseño museográfico de Tuux. Este Museo forma parte del patrimonio histórico de la UNAM y ahora es un increíble espacio, pensado para académicos e historiadores, con un concepto muy teórico, y entendible para constitucionalistas y otros especialistas.

La apuesta fue abrir la museografía a públicos nuevos y jóvenes, no especializados, y parte del diseño de Tuux fue que a pesar del tema de las constituciones se hiciera atractiva, lo que resaltó en un diseño industrial sensacional.

 

 

 

 

El proyecto comenzó desde abril de 2016 y durante un proceso de examinación de varios días, donde se prueban los productos y se discuten para llegar a una decisión bien fundada con respecto a la calidad del diseño de las propuestas, se consolidó como un espacio con un gran nivel de innovación, funcionalidad, calidad, durabilidad y ergonomía.

Se erigieron una serie de muros grandes, con ligeras estructuras de madera que generan un diálogo contundente con la imponente arquitectura del ex templo de San Pedro y San Pablo. Fue un proceso que partió del análisis del espacio y de múltiples referencias y distintos recorridos museísticos existentes que enfrentaron retos similares. El diseño final de las estructuras y su geometría orgánica, lo hace resaltar como un espacio de exhibición dinámico y de tránsito fluido, que responde a una visión curatorial contemporánea y una museografía de recorrido no lineal.

 

 

 

Los muros se fabricaron con contrachapado de abedul certificado para la estructura y con laminado especial con chapa de teca proveniente de bosques nacionales de explotación sustentable, para las cubiertas. Se eligió la madera para generar una distinción cálida de los elementos históricos. También se le dio un fuerte énfasis tecnológico, hologramas y multiplicidad de sistemas interactivos, y para aportar un grano de arena en pos de la adopción de materiales considerados poco viables para sus usos arquitectónicos en México, como la madera. El interior de cada muro es un laberinto que alberga los cableados y equipos tecnológicos en grandes bastidores.

 

 

 

Estos bastidores se desarrollaron especialmente para el museo y consta de piezas verticales y horizontales que se intersectan y fijan mecánicamente con ensambles únicos. Se construyó un total de nueve muros de formas radicalmente distintas que resultaron en cuatro nuevas áreas de almacenaje, dos cuartos oscuros para mesas interactivas, una nueva área de oficinas, una sala de usos múltiples, un área de exposiciones temporales y un ágora con graderías. También se diseñaron y fabricaron mesas interactivas, soportes de obra, señaléticas, así como bancas, mesas y módulos interactivos para la nave y para los espacios contiguos, que incluye una sala de consulta y talleres. 

La ceremonia de reconocimiento del galardón alemán se celebrará el próximo mes de julio del 2019 en el Museo Red Dot, donde se exhibirán las maquetas de los proyectos ganadores.

 

 

 

Museo Nacional de la Constituciones

Dónde: San Ildefonso 58, Centro Histórico de la Cdad. de México, Cuauhtémoc, CDMX

Cuándo: Miércoles a domingo de 10:00 a 15:00

Entrada libre

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram

Un recorrido por las ruinas aztecas de la Ciudad de México y alrededores
MXCity
Los mexicas tuvieron una compleja tradición religiosa, política, cosmológica, astronómica, filosófica y artística cuyos vestigios son visibles en nuestra ciudad.

Una guía de las ruinas aztecas dentro y fuera del Valle de México.

 

Como sabemos, la ciudad de México se construyó sobre un lago que una vez formó parte de la gran ciudad del Imperio Mexica, Tenochtitlán. Los aztecas fueron un pueblo nahua que se convirtió en el centro de uno de los Estados más extensos de Mesoamérica, asentado en un islote al poniente del lago de Texcoco, sobre los márgenes centro y el sur de los lagos, como Huexotla, Coatlinchan, Culhuacan, Iztapalapa, Chalco, Xico, Xochimilco, Tacuba, Azcapotzalco, Tenayuca y Xaltocan.

Así que en todos estos lugares, quedan restos de aquel imperio, algunos ocultos o perdidos, y los quedan son fascinantes ruinas que atestiguan su avance tecnológico y su inmenso poder de gobierno. Aquí te dejamos este tour por los vestigios de aquella grandiosa civilización.

 

Teotihuacán

 

 

Este es lugar más impresionante y cuidado para ver la genialidad del imperio azteca. Está ubicado a un par de horas fuera del centro de la ciudad, pero este sitio arqueológico cuenta con dos pirámides icónicas, el Templo de la Luna y el Templo del Sol, así como la hermosa Calzada de los Muertos. Sin duda, este sitio te llevará a otro mundo, y una visita casual es obligada para conocer más sobre este sitio emblemático de México.

Dónde: Carretera México Tulancingo, Pueblo San Juan Teotihuacán de Arista.

Cuándo: martes a domingo de 09:00 a 17:00

Cuánto: $70

 

Templo Mayor

 

 

Otra ruina increíble es el Templo Mayor, que se encuentra justo en el corazón del centro histórico de la Ciudad de México. Literalmente, situada junto a la imponente catedral en la esquina más alejada del zócalo, es posible ver que las piedras de esta ruina se usaron en la construcción de la mencionada catedral. Sin duda, uno de los templos principales de la antigua ciudad de Tenochtitlán, es ahora uno de los mayores atractivos turísticos de la Ciudad de México dedicado a Tlaloc (Dios de la lluvia) y Huitzilopochtli (Dios de la guerra).

Dónde: Seminario 8, Centro Histórico, Cuauhtémoc, CDMX.

Cuándo: martes a domingo de 09:00 a 17:00

Entrada libre Cuánto: $70 Domingo entrada libre

 

Santa Cecilia Acatitlán

 

 

Esta ruina en el estado de México es menos conocida. Pero en la época mesoamericana, en realidad estaba ubicada en la costa noroeste del lago Texcoco y es un excelente ejemplo restante de la arquitectura azteca primitiva. Al igual que con muchos otros monumentos aztecas, los cristianos españoles destruyeron gran parte de ella para que la piedra pudiera ser utilizada para iglesias. Sin embargo, este sitio una vez se asoció con el centro político y religioso de la época, por lo que vale la pena una visita para el aficionado a la historia azteca.

Dónde: Circuito Acatitlán, Santa Cecilia Acatitlán, Tlalnepantla de Baz.

Cuándo: martes a domingo de 09:00 a 17:00

Entrada libre Cuánto: $50

 

Tlatelolco

 

 

Fue el centro comercial más importante del México prehispánico. Entre los principales monumentos aztecas está el Templo Mayor, idéntico en medidas, orientación y arquitectura al Templo Mayor de Tenayuca y Tenochtitlan. Presenta 4 cuerpos piramidales escalonados y superpuestos. En la parte superior se erguían los altares para adorar a cada deidad.

Dónde: Eje Central Lázaro Cárdenas, Tlatelolco.

Cuándo: lunes a domingo de 08:00 a 18:00

Entrada libre

 

Malinalco

 

 

Este pueblo mágico ubicado al sur del Estado de México, fue un lugar de gran importancia religiosa antes y después de la conquista española. Para llegar a la parte más alta del Cerro de los Ídolos, el centro de la zona arqueológica de Malinalco, hay que subir cerca de 400 escalones. Desde la cima se puede admirar el santuario donde se formaban los guerreros Águila y Jaguar de los Aztecas, y al mismo tiempo admirar la hermosa vista panorámica de este pequeño pueblo rodeado de montañas. Este centro ceremonial es uno de los más importantes para los aztecas y el templo principal fue tallado directamente en la piedra de la montaña, razón por la que es comparado con los templos de Ellora en el sur de la India, la ciudad de Petra y los templos monolíticos de Abú-Simbel de Egipto.

Dónde: Amajac, Estado de México.

Cuándo: martes a domingo de 09:00 a 17:00

Entrada libre Cuánto: $55 Domingo entrada libre

 

Cuicuilco

 

 

Es uno de los sitios arqueológicos más antiguos de México, ubicado a pocos minutos del centro de la Ciudad, en un parque ecológico. El sitio alberga una pirámide circular parcialmente enterrada debido a una erupción volcánica. Como en el caso de Teotihuacán, sus orígenes se remontan al año 800 a. C. La erupción del cercano volcán Xitle arrasó la ciudad en el 200 a. C., pero fue reconstruida a partir del siglo XIII. Entre los principales monumentos aztecas están las ruinas de la Pirámide de Cuicuilco, ubicadas en el centro de la colina. Esta pirámide, que tiene 5 niveles y mide 18 metros de altura, fue utilizada para realizar ceremonias religiosas.

Dónde: Espacio Ecológico Cuicuilco, CDMX.

Cuándo: lunes a domingo de 09:00 a 17:00

Entrada libre

 

 Pirámides de Xochicalco

 

 

Estas pirámides han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999. El nombre de Xochicalco proviene de la lengua náhuatl y significa ‘Lugar de la casa de las Flores’. En la Plaza Central todavía se conserva la Gran Pirámide, con 20 altares redondos, y la Pirámide de la Serpiente Emplumada, con relieves en sus 4 lados. Hoy se puede visitar la residencia de los soberanos de esta antigua ciudad, conocida como la Acrópolis. También vale la pena conocer el Templo de las Estelas, donde los arqueólogos descubrieron unas lápidas relacionadas con Quetzalcóatl.

Dónde: Xochicalco, Miacatlan, km 38, Cuernavaca, Morelos.

Cuándo: lunes a domingo de 09:00 a 18:00

Entrada libre Cuánto: $75

 

Piramide de Tenayuca

 

 

Este fue el centro religioso y político con el que una vez se asoció a Santa Cecilia Acatitlán y también es un ejemplo de la capital más antigua de Chichamec. El estilo de la arquitectura es claramente azteca. Tras traducir al “lugar amurallado” en Náhuatl, el sitio arqueológico de Tenayuca se descubrió en 1925 y actualmente incluye (como el Templo Mayor), templos dedicados a Tlaloc y Huitzilopochtli. Sin embargo, está repleta de mucho más arte y detalles de serpientes que el Templo Mayor.

Dónde: Quetzalcoatl S/N, San Bartolo Tenayuca, Tlalnepantla de Baz, Méx.

Cuándo: martes a domingo de 10:00 a 17:00

Entrada libre Cuánto: $55

 

El Tepozteco

 

 

El Tepozteco formar parte de un pequeño conjunto arquitectónico construido durante el gobierno del tlatoani Ahuízotl de Tenochtitlan. Aquí se rendía culto a las deidades guerreras mexicas, como lo prueban los restos de las banquetas descubiertas, decoradas con procesiones de guerreros ataviados con escudos y echas. Estas banquetas, además de adornar el interior de los templos, servían para que sobre ellas se colocaran las representaciones en barro o piedra de los temibles dioses mexicas.

Dónde: Carretera Federal libre, Cuernavaca – Tepoztlan, 62520 Tepoztlán, Mor.

Cuándo: lunes a domingo de 09:00 a 17:00

Entrada libre

Ya se puede recorrer el norte de México en un tren de primera categoría
Viviana Cohen
Más que un simple recorrido ferroviario, El Chepe Express ofrece un viaje delirante en medio de las Barrancas del Cobre.

El tren es parte de de nuestro pasado… y de nuestro futuro

 

La historia del ferrocarril en México es un relato agridulce que comenzó a escribirse en 1873cuando se empezó a construir la primera línea férrea del país; un tren que iba de la Ciudad de México a Veracruz, que en el momento fue el orgullo para los ingenieros mexicanos porque la tarea de poner vías entre las montañas parecía titánica.

Desde esa época los trenes nacionales protagonizaron distintas etapas históricas; fueron el emblema del desarrollo durante el porfiriato y acortaron las distancias en medio de la caótica Revolución Mexicana.  Fue tanta la importancia del ferrocarril que para que 1950 no había capitalino que no se hubiera parado frente al tablero de relojes que había en la flamante Estación Buenavista.

 

tren

 

Sin embargo, como tantas cosas en nuestro país, la modernidad de los noventas no incluyó al transporte en rieles. Y debido a un descuido prematuro de parte del gobierno, poco a poco los pasajeros abandonaron los vagones y súbitamente la expansión ferroviaria se detuvo hasta el punto que actualmente sólo subsisten algunas líneas comerciales.

Un ejemplo memorable que ha sobrevivido estupendamente los embates de tiempo es el Chepe; una línea ferroviaria ubicada al norte del país que recorre 653 kilómetros todos los días. Desde el siglo XIX, este tren atraviesa las asombrosas Barrancas del Cobre,una serie cañones ubicados entre Chihuahua y Sinaloa en los que se pueden apreciar los destellos más hermosos del paisaje mexicano. Los bosques, los árboles, y las nubes más contundentes del universo.

 

tren

 

A pesar de estar en un país en el que se ha perdido la costumbre de viajar dentro de un vagón, el Chepe ha sabido renovarse y recientemente la compañía ha incluido en su oferta Chepe Express, un ferrocarril de alta gama integrado por nueve vagones, que pretenden dar a sus pasajeros una experiencia de primera clase única en el país.

 

 

tren

 

Dentro de este nuevo tren las personas podrán tener una de las experiencias más importantes de su vida. Contemplar el paisaje desde ventanas panorámicas, tomar alguna bebida en el bar interior, apreciar desde una terraza la magnificencia de la naturaleza y probar las delicias regionales en un restaurante que está a cargo del chef Daniel Ovadia. Además, cada carro está equipado con un mobiliario que deambula entre lo cómodo, lo sofisticado y lo moderno.

 

tren

 

tren

 

Como en las épocas de antaño, el Chepe Express saldrá todos los días, y recorrerá: Los Mochis, Sinaloa y una parte imponte de Chihuahua. El trayecto durará, de un punto al otro, tan sólo nueve horasy los que así lo quieran podrán conocer lugares históricos como: El Fuerte, el Divisadero o Creel.

Sin duda, conocer el norte del país en tren es una de esas experiencias que hay que vivir al menos una vez en la vida. Los paisajes bucólicos en medio de las montañas, los caminos de hierro y ser testigos de una de una de las obras de ingeniería más importantes del país convierten al Chepe Express en uno de los viajes más poéticos que ofrece nuestro país.

 

tren