Sobre las delicias de ver un arcoíris en la Ciudad de México
MXCity
Un elocuente y espontáneo contraste ocurre cuando un arcoiris cobija las grandes ciudades.

La emoción tan particular que nos abruma al observar un arcoíris en la ciudad.

 

Pocos fenómenos naturales son tan populares como el arcoíris, diferentes culturas han sucumbido ante su poder de seducción creando mitos que convergen y se bifurcan. Desde los escandinavos hasta los asiáticos han creído que al final del arcoíris es posible encontrar un tesoro, ya sean lingotes de oro resguardados por un duende, o el camino tortuoso que aparece en el mito Bifröst, hasta la leyenda de la Nüwa, la diosa que decidió reparar el cielo con ladrillos de colores. La alegoría es obvia: la promesa de tiempos mejores ante un panorama en mayor o menor medida adverso.

Sin duda, su magnetismo es tal que es considerado un puente entre la poesía y la ciencia, aún para especialistas como el físico brasileño Moysés Nussenzveig. En el arcoíris convergen la ciencia óptica con la mitología, el color con la forma, y aunque en cualquier escenario este fenómeno es delicioso, lo cierto es que en las grandes ciudades, por ejemplo la capital de México, el arcoíris actúa como un precioso recordatorio de que la naturaleza, a fin de cuentas, cobija aún las concentraciones urbanas más grandes y complejas. 

mxc-cdmx-0098

La aparición de un arcoíris nos regresa a esa curiosidad primigenia que teníamos cuando niños y que nos lleva a preguntarnos, cómo alguna vez lo hicieron los primeros humanos, sobre el origen de los fenómenos naturales. Y en la actualidad una de las formas más pertinentes de enfrentar esa interrogante. Responder al por qué aparecen tan bellos arcos cuando las gotas de agua difunden la luz del sol, ocurre a través del acto de fotografiarlas.

Hoy todos somos potenciales fotógrafos, sobretodo en las ciudades, y las fotografías sirven para explicar no sólo los matices de luz que la cámara capta, sino también posibilita adentrarse en el laberinto de la imagen y la óptica geométrica.

La Ciudad de México destaca por ser una urbe particularmente escénica. El hecho de estar abrazada por una serie de galantes montañas (las cuáles puedes ubicar aquí) y adornada con un par de espectaculares volcanes, hace de ella un escenario incomparable.

Tal vez por eso cuando la antigua Tenochtitlan se pinta con estos arcos coloridos ocurre algo fastuoso, algo que fácilmente puede robar el aliento a muchos de sus millones de habitantes, aún si se encuentran sumergidos en medio del caos cotidiano o el frenesí propio de las sociedades contemporáneas.

Screen Shot 2016-01-31 at 9.24.36 PM

Ver un arcoiris en la ciudad es un respiro automático, un canapé de las deidades de la naturaleza, un recordatorio frontal de que no estamos solos y que por lo mismo debemos hacernos responsables de eso que nos rodea; se trata de un destello esperanzador, un hilo conductor entre todos los habitantes que, ojalá, nunca dejemos de agradecer.  

Noctambulante, un evento de ensueño para todos los amantes del cine de horror
MXCity
Un proyecto que lleva el cine de horror a distintos lugares de la Ciudad de México, Noctambulante.

¿Eres amante del cine de horror y fantasía? ¿Te imaginas pasar una noche en un campamento donde se proyectan estremecedoras películas de horror hasta el amanecer? Si la respuesta es sí, Noctambulante es el evento perfecto para ti, pues se trata de un campamento donde se proyectan películas de horror durante toda la noche.

Noctambulante

Creado por Pánico de masas, Noctambulante es un cineclub nómada que viaja por la Ciudad de México exhibiendo cine de horror y fantasía. La edición anterior se realizó en el Ajusco, y esta edición, titulada La Noche de las Pesadillas, será en la Chinampa de La Llorona, en Xochimilco. Para esta experiencia inigualable, se recomienda llevar una casa de campaña, un sleeping bag o cobijas, y hasta un colchón inflable. El boleto al evento incluye el transporte de ida y vuelta a la chinampa.

El ciclo, que tendrá lugar en la chinampa de la Llorona, estará enfocado en ritos paganos, brujería, vudú, pactos diabólicos y folk horror.

Películas se proyectarán en Noctambulante

Entre las cintas que formarán este ciclo cinematográfico están Litan, de Jean-Pierre Mocky; The Wickerman, de Robin Hardy; Suspiria, de Luca Guadagnino; y Dagon, de Stuart Gordon, entre otras.

¿Cuándo y dónde?

El campamento se llevará a cabo el sábado 18 de junio, en la chinampa de la Llorona, en la zona de Cuemanco en la alcaldía Xochimilco. Para llegar a la chinampa deberás tomar una trajinera en el embarcadero del Parque Ecoturístico Michmani. Las salidas serán desde las 16:00 horas hasta la medianoche.

Noctambulante Noctambulante

Las proyecciones iniciarán a las 20:00 horas y terminarán hasta las 07:00 de la mañana, por lo que se recomienda llegar temprano para embarcarte y no perderte ningún detalle de este evento. De igual forma, al ser un maratón nocturno, es importante asistir con una bolsa de dormir o una casa de campaña, además de ropa cómoda para pasar la noche. Y no te preocupes, habrá seguridad dentro y fuera del evento.

PELI2

Noctambuante es un evento extraño y, por lo mismo, profundamente especial que celebra un género del cine que fascina e hipnotiza y que además permite a su público conocer la noche en distintos lugares de la Ciudad de México.

Noctambulante

Dónde: Chinampa de la Llorona, en el embarcadero del parque eco turístico Michmani

Dirección: Anillo Periférico 7695, Parque Ecológico de Xochimilco, 16038 CDMX, Cuemanco.

Cuándo: sábado 18 de junio, 20:00

Página web.

México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo
MXCity
México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo y con una gran diversidad de especies.  

Foto destacada: Pixabay

Las serpientes son animales fascinantes con muchos simbolísmos que forman parte integral del ecosistema.

 

. . .

 

En Colombia, Indonesia y la India habitan muchas especies de serpientes venenosas y el caso de la India, con la víbora de Russell la que causa la mayoría de las mordeduras humanas.

Australia es el hogar de la serpiente terrestre más venenosa del mundo, el taipán y tiene más de 60 especies de serpientes venenosas. Los australianos se encuentran con serpientes cuando caminan por la calle, con más frecuencia que la mayoría de los países del mundo. Brasil tiene una isla que las personas tienen prohibido visitar debido a la enorme cantidad de serpientes en la isla.

 

 

¿Eres tú, Quetzalcóatl?

 

 

Pero México es la nación con más serpientes venenosas del mundo. Hay más de 80 especies de serpientes de cascabel, víboras y serpientes de coral. Además de las serpientes, nuestro país también tiene arañas, ciempiés y lagartos venenosos.

México alberga más de 400 especies de serpientes, de las cuales 216 son endémicas, lo que representa un número importante considerando que 3 mil 921 son las especies que se conocen en todo el mundo.

 

 

Esta cifra coloca a México como el primer país en riqueza de serpientes venenosas, 73 son especies viperidaes, 46 de cascabel y 17 de elapidaes. México también es el primer lugar a nivel mundial en especies de serpientes, lo que representa una gran responsabilidad en cuanto a su conservación, porque cumplen con funciones en el ecosistema como  depredadores  y controladores de plaga de roedores, además de ser alimento para otros organismos.

A pesar de que hay tantas serpientes, en México no se lleva un registro claro sobre las mordeduras de las serpientes, aunque sí se ha calculado que los humanos sacrifican miles de serpientes al año para diferentes propósitos.

 

¿Cuál es la serpientes más venenosa de México?

 

 

La serpiente más venenosa de México es la Pelamis Platura, conocida popularmente como serpiente marina. Aunque es una de las menos conocidas por la mayoría de la población, su veneno contiene una gran cantidad de toxinas de alto impacto por lo que es eurotóxica, miotóxica y hemolítica.

Habitan en los litorales del Océano Pacífico Mexicano, aunque son abundantes, estos ejemplares no son agresivos y el índice de mordeduras suele ser muy bajo y con poca probabilidad de mordedura. Las serpientes marinas suelen tener colores oscuros con claros, anillos o formas circulares en la piel y tienen una longitud de 120 a 150 centímetros.

 

 

Del mismo modo, de las cerca de 360 especies existentes en nuestro país se pueden localizar más de 70 tipos. Los mexicanos tenemos una gran responsabilidad para la protección y preservación, pues una amplia variedad de serpientes venenosas son únicas de nuestro territorio.

La necesidad de ampliar las investigaciones sobre serpientes en México han permitido el desarrollo de estas especies, y de lo que debe priorizarse para su protección.

 

 

Las impresiones negativas de las serpientes han provocado que los humanos busquen erradicarlas cuando perciben su presencia, pero esto es innecesario en la mayoría de las ocasiones. Basta con alejarse del animal para reducir los riesgos del avistamiento, porque al ver disminuida la amenaza la serpiente no tendría motivos para realizar un ataque.

En caso de encontrarse con alguna serpiente, lo mejor es comunicarse a Protección Civil, ya que el personal cuenta con la capacitación para extraer a la serpiente viva, sin riesgos y reintegrarla al área natural, o bien hacerla llegar a las áreas científicas pertinentes.

x