Vida Capital
4 sencillas reglas que, si todos siguiéramos, mejorarían nuestros viajes en transporte público
MXCity
Si cambiamos egoísmo por sentido de comunidad, conseguimos bienestar para todos y, por consecuencia, para nosotros mismos.

Sabemos bien que el transporte público de nuestra ciudad, como muchas otras de sus cualidades, está caracterizado por el exceso. Millones de personas usan diariamente el metro, el metrobús y otros medios que en ciertas horas son verdaderamente multitudinarios.

Con todo, al exceso muchas veces se suma la exageración, pues si bien es cierto que por momentos parece que no cabe una persona más en los vagones o en los autobuses, en muchas de estas ocasiones esta es una ilusión alimentada por nuestro egoísmo y nuestra falta de sentido comunitario.

Si algo caracteriza a nuestra sociedad, tristemente, es la notable carencia de empatía, el entendimiento de que, sobre todo cuando nos encontramos en el espacio público y en uso de un sistema de transporte público, no estamos a solas, sino más bien rodeados de cientos o miles de semejantes que comparten nuestra suerte de viajar y trasladarse por ese mismo medio.

¿No parece coherente la idea de que al hacer un poco más confortable el viaje para todos por consecuencia será también más confortable para mí? Sin embargo, a juzgar por lo que se observa cotidianamente, tal parece que el pensamiento habitual de la mayoría es justo el opuesto: mientras yo esté cómodo, lo demás no me importa.

A continuación compartimos 4 sencillísimas reglas cuyo fundamento es la convivencia cotidiana, esto es, la conciencia de que vivimos en sociedad y que, por lo mismo, también tenemos ciertas obligaciones con respecto a quienes nos rodean.

 

-Si no llevas prisa, camina por la derecha. SIEMPRE. Es cierto, cada persona es libre de caminar a la velocidad que le plazca y con el ritmo que prefiera, pero en el metro, donde miles de personas se apresuran por llegar a su trabajo, donde otros muchos van retrasados, donde, en fin, la mayoría se encuentra porque se trata de medios de transporte totalmente pragmáticos, que usamos casi como una herramienta de trabajo (no de ocio ni de paseo), quizá lo menos que podemos hacer es tener en consideración eso y facilitar el traslado de todos. Una de las maneras más sencillas de hacer esto es caminando por la derecha para dejar libre el paso a la izquierda, una regla que funciona a la perfección en andenes, pasillos y aun en calles muy transitadas. Cabe mencionar que las escaleras eléctricas no son una excepción, pues nada nos cuesta dar un paso a la derecha para dejar libre el paso a la izquierda.

 

 

-No te recargues en los pasamanos verticales. Nada que robe más espacio como la espalda de una persona recargada en los pasamanos verticales del metro, metrobús y otros transportes. Qué frustración cuando ahí donde unas cuatro o cinco manos podrían agarrarse para sostenerse (no por gusto, sino por utilidad) encontramos la espalda o el costado de un hombre o una mujer que descansa su cuerpo contra el tubo. Por favor, evítalo. Permite que otros pasajeros hagan el uso adecuado del pasamanos.

no3

 

-Recórrete a los espacios vacíos (o permite que otros lo hagan). Todos conocemos una de las cantinelas favoritas de cualquier chofer de microbús: “Si los molesto si se recorren, por favor”. Si lo dicen, es por algo. De hecho, tienen toda la razón del mundo. El viaje es más llevadero para todos si en vez de quedarnos parados en los puntos de acceso y descenso, buscamos recorrernos hacia los espacios vacíos. Esta es, de hecho, un regla inteligente, pues debe ejecutarse en función del punto en que cada pasajero vaya a descender del transporte: si está a punto de bajar, puede no recorrerse, pero eso no lo exime de permitir que otros usuarios sí caminen hacia el fondo; si no vas a bajar pronto, no te queda otra más que recorrerte y, en todo caso, acercarte a la puerta de descenso conforme llegues a tu destino.

S1ar1um1ic1

 

-Ten conciencia de lo que te rodea. Una breve visita a la Línea 1 del Metrobús, particularmente en el tramo de Insurgentes que va, más o menos, de la estación Plaza de la República a Perisur, revelará un panorama triste y desolador: decenas de personas absortas en la contemplación inane del teléfono que llevan consigo, perdida la mirada en una pantalla brillante y multicolor que los mantiene enajenados y ausentes, distantes del todo del mundo que los rodea. ¿No esta escena digna de una fantasía zombie de personas que han perdido su cerebro y experimentan la realidad cotidiana solo como una especie de limbo vacío y carente de sentido? Quizá no nos caería mal, por un momento de nuestro día, poner atención realmente a lo que sucede a nuestro alrededor y lo que sucede con nosotros mismos cuando nos encontramos en compañía de otros.

147

Diente de León: una hierba orgánica en México con cientos de usos y sabores
MXCity
El diente de león es una planta con muchas propiedades alimenticias, medicinales y se usa para el vino, la cerveza y una bebida parecida al café.

El Diente de León además de conceder deseos tiene muchas utilidades.

 

El diente de león, también conocido como achicoria amarga, meacamas, y de nombre científico Taraxacum officinale, se ha extendido prácticamente a todos los continentes y se encuentra en los caminos, pastizales, prados, siembra directa, y sobre todo en jardines.

Esta planta suele alcanzar los 40 cm de altura​, es de hojas lanceoladas y con microvellosidades que suelen ser blancas pero algunas flores hermafroditas dan un color amarillo dorado. Florece en la primavera a hasta fines de verano y es una flor que visitan mucho las abejas visitan, ya que entregan muy buena cantidad de néctar y polen.

 

 

El diente de león es una hierba común y corriente que crece en los lotes baldíos, al lado de los caminos y entre el pasto en los patios. Tiene una flor amarilla que después se convierte en una bola con pelusa blanca, es un juego popular entre los niños soplar esta bola para que vuelan las semillas y pedir un deseo.

Generalmente el diente de león es considerada una “mala hierba”, pero sus hojas se consumen en ensalada y se le han atribuido numerosas propiedades medicinales. De hecho, el nombre científico proviene de los vocablos griegos “taraxos” que significa enfermedad y “akos” que significa remedio; su nombre en conjunto sería algo así como “remedio de las enfermedades” haciendo alusión a sus propiedades curativas. De hecho, aquí te dejamos algunas de ellas.

 

Planta depurativa

 

 

El diente de león es capaz de purificar el organismo de elementos tóxicos. Puede actuar en el hígado, riñón y la vesícula biliar, y su efecto diurético evita la aparición de piedras en el riñón. También se usa como tónico digestivo contra el estreñimiento y la resaca de alcohol.

 

Uso tópico

 

 

Se dice que la planta es eficaz para limpiar la impurezas de la piel, acné, urticaria. Estas propiedades se deben a su contenido de inulina, ácidos fenólicos y sales minerales, entre otras sustancias que aportan beneficios a la piel.

 

Planta comestible

 

 

Sus hojas silvestres o cultivadas son comestibles, se prefieren las que son jóvenes y tiernas para ensaladas mientras que las maduras, al ser más amargas, se consumen cocidas, aunque está sin confirmarse la existencia de cultivos para este fin. En algunos periodos de escasez, la raíz seca se ha utilizado como sustituto de la achicoria, que a su vez es sustituto del café. En algunas regiones de Europa se preparaba una mermelada de estas flores y un vino de diente de león.

 

Uso en medicina popular

 

 

Se ha llegado a hablar de una taraxoterapia en cuanto al uso medicinal de esta planta; en medicina popular es usado para diversas recetas y composiciones con otros fitoremedios, ya que se le atribuyen propiedades antiinflammatorias y anticancerígenas.

 

Uso en fitoterapia

 

 

En fitoterapia (herbolaria) se usa también los principios activos puros mediante infusiones, principalmente para inapetencia, indigestión y disturbios hepáticos; ya que sus hojas contienen gran cantidad de vitamina A, C, hierro, llevando más hierro y calcio que las espinacas u otras hortalizas.

 

La raíz del Diente de León

 

 

La raíz contiene azúcares que son relativamente fáciles de digerir por las personas diabéticas: en primavera contiene levulosa y en otoño ésta se cambia por la inulina; ambas son más fácilmente asimiladas que la sucrosa y otros azúcares comunes.

 

Planta diurética

 

 

En francés, el diente de león tiene el apodo “pissenlit”, el cual significa “orina en la cama”. Durante siglos se ha empleado para estimular y purificar los riñones; se ha recomendado para remediar infecciones urinarias y cálculos (piedras en los riñones). Al contrario de otros diuréticos que provocan una pérdida de potasio, el diente de león no disminuye el potasio en el cuerpo.

Conoce la impresionante instalación de flores gigantes en el Zócalo
MXCity
En la Plaza de la Constitución se monto una instalación de primavera con velarias, jardines y un quiosco desmontable que remonta al que tuvo el Zócalo en 1878, donado por Antonio Escandón.

El Zócalo de la Ciudad de México no sólo es considerada como una de las plazas más importantes del país, también una de las más visitadas tanto por turistas como por los habitantes de esta metrópoli. En este sitio han transcurrido leyendas, eventos históricos, revoluciones y reconstrucciones. Sin embargo, ¿qué tanto ha cambiado el Zócalo a lo largo de los años?

Con el paso del tiempo, a esta plaza se le han acuñado numerosos nombres: Plaza de Ánimas, Plaza de Armas, Plaza Principal, Plaza del Palacio, Plaza Mayor, Plaza de la Constitución y, de manera coloquial, el Zócalo. Cada uno de ellos ha reencarnado la experiencia arquetípica en esos periodos históricos de la nación, como si se hubiese tratado de darle una estructura física a los eventos metafísicos que llevaban al cambio en el país.

 

 

 

La nueva instalación en la Plaza de la Constitución no decepciona. Cuenta con un kiosco desmontable que rememora a la estructura que tuvo el Zócalo en el año 1878 y que fue donado por Antonio Escandón.

Además, el jardín de primavera en el centro de la CDMX cuenta con tres velarias monumentales representando flores mexicanas de diversos tamaños y colores. También podrás ver bancas y jardineras con hierbas aromáticas intervenidas por destacados artistas mexicanos.

 

 

Esta hermosa instalación solamente estará disponible por 11 días. La verdad, nosotros desearíamos que se quedará de forma permanente. Pero lo bueno es que es de entrada libre y como está saliendo del Metro Zócalo, solo deberás gastar en tu transporte.

 

 

Instalación de Flores de Primavera

Dónde: Zócalo, Plaza de la Constitución S/N, Centro Histórico.

Cuándo: del jueves 21 al domingo 31 de marzo

Entrada libre

Un santuario de árboles colosales, el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan
MXCity
El Parque Ejidal San Nicolás Totolapan se encuentra al suroeste de la Ciudad de México y forma parte del Eje Neo volcánico en la Sub provincia de Lagos y volcanes del Anáhuac.

En la Ciudad de México, por extraño que parezca, existen maravillosos santuarios naturales para disfrutar de la naturaleza en familia. Tal es el caso del Parque Ejidal San Nicolás Totolapan, ubicado en la delegación Magdalena Contreras, en el kilómetro 11.5 de la carretera Picacho Ajusco. El Parque es un magnífico santuario natural en medio de la ciudad, con todas las facilidades para el ecoturismo.

En 1998 se inaugura el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan y es el primer proyecto social de turismo en la naturaleza desarrollado en el suelo de conservación de la Ciudad de México, con la visión de detener la mancha urbana en esta reserva natural con una extensión de aproximadamente 1,900 hectáreas de bosque templado frío.

 

 

 

 

El ejido de San Nicolás Totolapan, cuenta con una superficie de 2,303 hectáreas propiedad de 336 ejidatarios. Los bosques templados del ejido tienen una extensión aproximada de 1,700 hectáreas y se localizan en un rango altitudinal que va de los 2,700 msnm los 3, 740 msnm. Se encuentran ubicados al suroeste de la Ciudad de México y forman parte del Eje Neo volcánico en la Sub provincia de Lagos y volcanes del Anáhuac.

En este espacio existen prácticamente todos los servicios que un proyecto ecoturístico puede ofrecer: visitas guiadas, naturaleza, proyectos de conservación y educación ambiental, talleres creativos, granjas didácticas, viveros orgánicos, deportes extremos, ciclopistas, tirolesas, cabalgatas, observación guiada de flora y fauna, cabañas, áreas para acampar, seguridad, y todo a unos pasos de la gran urbe.

 

 

 

 

Los paseos por este bosque son una gratificante experiencia, sus senderos llevan al visitante a disfrutar de una diversidad de árboles; oyameles, pinos y cedros blancos son los que acaparan la escena. Asimismo, el lugar cuenta con una nutrida fauna donde conviven venados cola blanca, jabalíes, gatos monteses, zorros y zacatuches (conejos de los volcanes), junto con otros reptiles, aves e insectos muy diversos.

Entre las laderas escarpadas se descubren cañadas, arroyos, manantiales y una fabulosa cascada donde puedes refrescarte y disfrutar del encanto del entorno. En algún momento se llega al lago del parque, donde se puede pescar, de hecho, hay asadores donde puedes preparar los pescados frescos.

 

 

 

El paisaje lo dominan formaciones montañosas con laderas escarpadas y cañadas, por las que escurren los innumerables arroyos que caracterizan al ejido. Tienen una orientación dominante hacia el norte lo cual ha favorecido el desarrollo de impresionantes bosques de coníferas principalmente de oyamel.

Se presentan anfibios y reptiles como las salamandras el falso escorpión y el camaleón carnudo. Es extraordinaria la diversidad de aves que existen en estos bosques tanto como residentes como migratorias, así como endémicas de México, tales como el búho carnudo, la gallina de monte, entre muchas otras. Es posible encontrar pequeños roedores como ratas de campo, liebres, tejón, tlacuache, víbora de cascabel, coyote, tuza y cuervo.

 

 

 

La vegetación dominante en el ejido San Nicolás Totolapan corresponde a bosques de clima templado frío entre los que se encuentran encinares, bosques mixtos, pinares y principalmente oyameles, los cuales son la vegetación emblemática del parque. Las especies dominantes son el Abies religiosa y diversas especies del genero Pinnus, distribuyéndose de las partes bajas a las más altas.

 

 

 

Parque Ejidal San Nicolas Totolapan

Dirección: Picacho-Ajusco 5, Panoramica, 14749 Ciudad de México, CDMX

Horario: lunes a domingo 8 am a 5pm

Teléfono: 01 55 8156 8451

Alumnos de la UNAM crean pequeña vivienda con sistema de sustentabilidad
MXCity
Esta pequeña vivienda está orientada al ahorro de agua y energía, el confort, la accesibilidad, la seguridad y la creación de un desarrollo económico y social.

La vivienda de la ciudad se reinventa en un espacio de 12.5 m2.

 

Una de las necesidades básicas de todo ser vivo es la vivienda, pero para el grueso de la población cada vez se hace más difícil cubrir esta necesidad. Sin mencionar que a esto debe sumarse la idea de aprovechar inteligentemente los recursos naturales y la preservación del medio ambiente a favor de las generaciones futuras.

Muchos diseñadores de viviendas están comenzando a adoptar sistemas que optimicen el uso de aguas recicladas o de lluvia, al igual que métodos alternativos para obtener o generar energía y el calentamiento del agua,

 

 

Es por ello que si se cuida el diseño inicial de la obra es posible tener un ahorro en la cantidad de desperdicios durante la construcción inicial y se reducirá la necesidad de realizar modificaciones posteriores. Generar viviendas sustentables es el gran reto del nuevo urbanismo, ya que esto implica una serie de aspectos que parecen muy teóricos pero que en la vida real no son tan complicados de conseguir.

Es así que los nuevos diseños de viviendas cada vez más utilizan ecotecnologías para la vivienda sustentable, tales como materiales térmicos y aislantes, focos ahorradores de energía, celdas solares, microsistemas para tratamiento de aguas grises, sanitarios ecológicos, captación, almacenamiento y re-uso de aguas pluviales.

 

 

En una ciudad donde el uso de suelo es cada vez más caro y menos accesible, el fenómeno de la vivienda intraurbana requiere desarrollos innovadores. Si bien por muchos años la solución de varias instancias, sobre todo gubernamentales, fue el establecimiento de unidades habitacionales en la periferia de grandes metrópolis, ahora un grupo multidisciplinario de la UNAM propone volver la vista a la problemática y contribuye a la discusión a través de un proyecto que han bautizado como Vivienda Industrializada Sustentable (VIS).

Un grupo multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México diseñó el proyecto de Vivienda Industrializada Sustentable (VIS), que consiste en un hogar de 12.5 metros cuadrados como respuesta al cada vez más caro uso de suelo de la metrópoli. Pero no solo se trata de un espacio pequeño para el uso de la vivienda, esta lugar además cuenta con cuenta con sistemas de sustentabilidad que la dotan de autonomía y tiene manufactura industrial, contrario a la forma en la que se conciben los inmuebles actualmente.

 

 

 

Con VIS se haría frente al impacto ambiental, se facilitaría la compra de una casa en la ciudad y se sortearían los problemas del uso de suelo. De acuerdo con el urbanista Enrique Soto, asesor del proyecto, actualmente existe un problema por el valor del uso del suelo que dificulta a las nuevas generaciones a “acceder a una mejor localización dentro de la urbe”.

Es por ello, que el proyecto consiste en una casa compacta y móvil, con un peso de no más de 3.2 toneladas.  A pesar de sus reducidas dimensiones, la vivienda está diseñada para brindar una sensación de espacialidad amplia, además de estar completamente equipada con lo necesario para la habitabilidad de un máximo de dos personas ofreciendo, además, una opción a los nuevos modelos de familias unipersonales o de parejas sin hijos. Esta vivienda está diseñada para poder brindar una sensación de espacialidad amplia y está equipada con lo necesario para la habitabilidad de un máximo de dos personas: cocina, sala-comedor, baño y una recámara con cama matrimonial.

 

 

Estas casas podrían adquirirse con un precio de entre 350 mil y 380 mil pesos e incluye:

– Refrigerador

– Estufa

– Parrilla eléctrica

– Colchón

– Paneles solares

 

 

 

El VIS busca estudiar alternativas que traten de entender la ciudad y la forma de habitar en la ciudad, con el propósito de poder regresar a las ciudades, pero con los factores de dificultad que hoy tenemos, como la carencia de suelo urbano, o los altos costos de tierra.

Así, además de hacer frente al impacto ambiental, se facilitaría la adquisición de una casa al interior de la urbe, sorteando los problemas del costo de suelo. El grupo coordinado por Carrasco Mahr, que integra principalmente a arquitectos e ingenieros, tanto académicos como alumnos de licenciatura y posgrados, contó para el desarrollo de la iniciativa con el apoyo del Conacyt, a través del Fondo de Sustentabilidad Energética.

 

Vivienda Industrializada Sustentable (VIS CASA UNAM)¡Hola! El equipo multidisciplinario de Vis UNAM te invita a visitar el prototipo 1:1 Conoce nuestro proyecto sobre espacios mínimos en vivienda sustentable y su proceso constructivo. ¡CONOCELA!…Nuestro horario de visita es de LUNES a VIERNES de 9:00 am – 6:00 pm. ¡TE ESPERAMOS!

Posted by Vis Unam on Friday, November 23, 2018

 

El proyecto busca acercarse al sector empresarial para poder ser vendida en tiendas de materiales para el hogar, donde podría ser posible su personalización. Y si la industrialización lo permite, es posible mejorar los aspectos como la personalización o una variedad de gamas.

Como su producción sería en serie y en masa, sería muy fácil sustituir partes dañadas. Pero, el paso más importante será el de alcanzar la aceptación social, que hasta ahora han podido comprobar mediante unas 350 encuestas que arrojan una aprobación de más del 80 por ciento. Con esto será posible cambiar la concepción de cómo se habita la ciudad y pensar en la optimización de recursos y del espacio ocioso.