Arte y Cultura
Dos esculturas de Ernesto Paulsen: Tanta belleza abandonada
José Luis Bobadilla
Paulsen ha sido un escultor de su tiempo, sus piezas, más allá de su tamaño, son formas geométricas, racionales.
ernesto paulsen

Conoce algunas de las abandonadas piezas del arquitecto Ernesto Paulsen. 

 

Desde niño la escultura pública me atrajo. La escultura en general. Me resultaba enigmático que hubiera cosas gigantes o pequeñas por aquí y por allá, en medio de avenidas, camellones, parques o esquinas, que cosas “absurdas” llenaran las ciudades, los museos, las casas. A veces íbamos con mis hermanos a andar en bicicleta a un parque que hoy sé, se llama Parque del Mestizaje y que fue inaugurado en 1978 por el presidente de México y los reyes de España, y que resguarda las esculturas de los Indios Verdes, símbolos del norte de la Ciudad de México, una fuente llamada los Danzantes, además de una escultura del Quijote que me imponía mucho. Íbamos a ese parque porque mi mamá hacía las compras del supermercado en una Comercial Mexicana que estaba y está sobre la avenida de los Insurgentes y la avenida Ticomán.

Cuando empecé a usar solo el transporte público tendría trece años. No es que antes no lo hiciera, pero me acompañaban sobre todo mi madre y mis hermanos. Salía de la escuela secundaria y caminaba hasta el metro Indios Verdes. A veces tomaba un camión que llamaban “guajolotero” y en el que literalmente algunas ocasiones viajaban gallinas. Otras veces caminaba más sobre avenida de los Insurgentes  hasta el metro 18 de Marzo. Ahí, antes de tomar un “pesero” me sentaba en un escalón que sostenía una extraña escultura amarilla que recortaba el cielo con sus formas. No sé muy bien por qué, pero me sentía muy a gusto ahí. Hoy sé que esa escultura es de Ernesto Paulsen.

ernesto paulsen

No hace mucho caminando por avenida Paseo de la Reforma vi una escultura igualmente amarilla a espaldas del Hotel Presidente Chapultepec. Una vez trasnochando había estado ahí mismo y no recordaba la escultura. Inmediatamente recordé aquella del metro 18 de Marzo. Crucé un extenso camellón y caminé hasta la escultura. Con enorme pero grata sorpresa descubrí que esa pieza era también de Ernesto Paulsen. 

El artista Ernesto Paulsen Camba nació en Guadalajara en 1935. Asistió a un monasterio benedictino. Se hizo joyero autodidacta y esa profesión lo llevó a convertirse en escultor. En 1953, junto con fray Gabriel Chávez de la Mora fundó en Cuernavaca el taller de platería Arte Sacro. Cuando cumplió 75 años se convirtió en “Hijo distinguido” de Guadalajara. Fue amigo de Andrés Henestrosa y Juan Soriano. Vicente Leñero cuenta que: “Algunas de sus obras decoran aún fachadas y vestíbulos de edificios públicos. También montó un gracioso conjunto sobre Cri Cri en la tercera sección del Bosque de Chapultepec, y el gran trompo que plantó en el jardín Sullivan, detrás del Monumento a la Madre, le dio en la madre el terremoto del 85.”

ernesto paulsen

Paulsen ha sido un escultor de su tiempo, sus piezas, más allá de su tamaño, son formas geométricas, racionales. Sus esculturas realizadas en acero son planos cruzados, con vacíos. En algún lugar que ahora no recuerdo leí que la escultura era un arte de civilizaciones prósperas. No sé que tanto esto pueda decirse de eso al respecto del México en que vivimos, pero lo cierto es que la Ciudad de México, está sembrada de eso que el poeta argentino Edgar Bayley dijera en uno de sus geniales versos: “existe tan belleza abandonada”.

La casa en Lomas Altas, en la que Paulsen viviera en la Ciudad de México, con una imponente chimenea diseñada por él mismo, ha sido remodelada en 2004 por el despacho arquitectónico RIMA, y es uno de los proyectos de remodelaciones de casa más destacados de los últimos años.

ernesto paulsen
Italia regresa a México 596 exvotos robados, increíble galería de arte popular
MXCity
Casi 600 exvotos que fueron robados, que habían sido pintados desde el siglo XVIII al XX , fueron devueltos por el gobierno italiano.

Los exvotos mexicanos reflejan los deseos de la cultura popular.

 

Un exvoto​ es una ofrenda que los antiguos hacían a sus dioses.​ Estas ofrendas se depositaban en santuarios o lugares de culto y podían consistir en figurillas que representan personas o animales, armas, alimentos, etc. Los exvotos tienen su origen en las civilizaciones egipcias y mesopotámicas.

En España destacan los procedentes de excavaciones iberas del siglo III a.c., encontradas en el sur y el sureste peninsular, los exvotos iberos suelen tratarse de figuras que representan guerreros, jinetes o animales, normalmente elaborados en bronce.

 

 

El símbolo fue tomado por el catolicismo y el exvoto pasó a ser una ofrenda dejada por los fieles que habían recibido un don o curación como ofrenda y recuerdo. Los exvotos mexicanos datan de la época de la Colonia y fueron populares hasta la década de 1980. Uno de los exvotos más antiguos en México es de 1704 y se encuentra resguardado en el Museo de Tepoztlán. Hoy en día son populares porque se encuentran todo tipo de historias de personas que superaron enfermedades, problemas familiares que se resolvieron, accidentes que no causaron muertes, encontrar trabajo, reencuentros entre enamorados, etc.

 

 

 

 

Bueno, pues el gobierno de Italia regresó a México 596 pinturas que fueron robadas en la década de los sesenta y trasladadas a través del mercado negro y asegurados en 2018, por el Comando Carabinieri Tutela Patrimonio Cultural Nucleo de Monza, Milán. Se trata de cerca de 6 centenares de exvotos tradicionales, pequeñas piezas de madera y tela pintadas entre el siglo XVIII y el XX por artistas desconocidos, como ofrenda de agradecimiento o devoción a Dios, a la Virgen o a algún santo.

El ministro de cultura italiano, Alberto Bonisoli, que entregó las pinturas a la secretaria de Cultura mexicana, Alejandra Frausto, y defendió la necesidad de reforzar la devolución de obras entre países.  “Hoy tenemos la ocasión de devolver algo al Gobierno mexicano y de enviar una señal a todo el mundo de que esta restitución marca la dirección que debemos tomar”, afirmó Bonisoli.

 

 

La recuperación de exvotos se enmarca en las acciones de cooperación entre el INAH y el Arma dei Carabinieri, derivadas de la suscripción de la Convención de la UNESCO de 1970, sobre medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, exportación y transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales, instrumento para generar acciones que protejan los valores de las civilizaciones y la herencia histórica, así como herramientas para restituir los bienes culturales a sus países de origen.

Durante la ceremonia de entrega, realizada en Roma, Alejandra Frausto dio las gracias a nombre del Gobierno de México y afirmó que las acciones emprendidas por Italia para entregar los 596 exvotos, refrendan el compromiso de este país con el patrimonio cultural; la cooperación de México con Italia se inscribe en el compromiso irrenunciable de ambas naciones de prevenir y evitar el tráfico ilícito de bienes culturales.

 

 

 

“Al recibir estas piezas, México recupera un cúmulo de testimonios iconográficos que nos permiten, a través del tiempo, adentrarnos en la vida doméstica y comunitaria de los pueblos de México; en sus creencias y costumbres y, con ello, en los distintos fragmentos de su historia vital, narrada con sencillez por sus propios protagonistas”, destacó, por su parte, el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández.

Estas dádivas artesanales ofrecidas a los santos y vírgenes, son la representación gráfica de favores recibidos, especialmente en la curación de una enfermedad o por la salvación de la vida ante el peligro. En este caso, se trata de escenarios en los que se observa y se describen sus paisajes, el trabajo diario, los tipos sociales y algunas vivencias que reflejan la evolución de las costumbres de cada época.

 

 

 

El estado de conservación de las obras es variado, habiendo un grupo amplio que se aprecia en buenas condiciones, aunque en otras piezas se perciben deterioros; en algunos exvotos es evidente la intervención de restauración, pues se notan papeles adheridos en la superficie a fin de detener el desprendimiento de las capas pictóricas. Un efecto comúnmente apreciado en estos exvotos es la corrosión del soporte metálico que afecta los estratos de pintura.

Las piezas fueron evaluadas y dictaminadas por peritos expertos en pintura de caballete, de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural. Estas obras anónimas son bienes del arte popular. Un arte popular que también fue la inspiración para otro tipo de pintura, como la de Frida Kahlo o Hermenegildo Bustos, gran retratista mexicano que pintaba exvotos. Es un gusto que se haya recuperado el patrimonio de los mexicanos.

Mr. Doodle, el artista inglés de los garabatos, deja su huella en el metro Auditorio
Cristopher Garnica
Un mural monocromático del artista Mr. Doodle se sumo a la emblemática británica del metro auditorio de la CDMX.

Mr. Doodle es famoso por sus increíbles graffitis spaguetti.

 

Se hace llamar Mr. Doodle porque todo el día haciendo garabatos. Su nombre real es Sam Cox y es un artista inglés reconocido en todo el mundo, ya que hace de cualquier espacio, imagen histórica, personaje político o incluso ropa, un auténtico mundo de dibujos originales y complejos.

Cox se define como “un dibujante loco de Inglaterra”, que comenzó garabateando los libros de texto en la escuela y los muebles de su casa, hasta que lo convirtió en una actividad profesional. En efecto, su trabajo consiste en consumir a dibujos cualquier superficie como si de un virus artístico se tratara y ha obtenido un gran reconocimiento, tanto en las redes sociales como en el arte internacional.

 

 

Algunos de sus clientes más reconocidos han sido MTV y Adidas, muchos gobiernos y clientes privados, cuenta con una tienda on line donde vende diversos productos diseñados con sus garabatos. Sus creaciones tienen mucho movimiento, y son capaces de adaptarse al mundo de la moda, del arte, diseño de muebles, arte urbano y grafiti, haciendo que el mundo se convierta en Doodleland.

Su identidad también es un garabato. Lo mismo su habitación y su vestimenta. Es un artista con un síndrome obsesivo compulsivo, que ha creado un estilo distintivo, que lleno de armonía entre un aparente caos de símbolos extraños, personajes raros y escenas complejas.

 

 

 

Aunque uno de sus proyectos soñado sería llenar de garabatos una mansión blanca o un parque de atracciones, DoodleLand llegó al metro Auditorio de la Ciudad de México para hacer un mural. En un video en redes se aprecia al artista de 23 años, realizar sus peculiares dibujos entre los que destacan una pirámide, en una pared de la estación de la Línea 7.

La visita de Mr. Doodle tiene el objetivo de participar en las actividades del British Month, un evento en el que el Reino Unido y la Ciudad de México realizan para la difusión de la cultura brítanica, desde gastronomía, moda y hasta literatura, a través de actividades como pasarelas o la visita de artistas.

 

 

 

Es así que los usuarios del metro de CDMX  podemos acercarnos a ver este mural de “graffitis spaguetti”,  por su forma de agrupar los trazos monocromáticos en el que incorporó pirámides, calaveras, tacos, zarapes, calacas, cactus, chiles y animales que Cox identifica con México.

Este mural va ad hoc con la estación Auditorio, que desde octubre de 2018 se acondicionó como una estación emblemática británica, con imágenes y datos del Reino Unido, así como un letrero con la palabra “Underground” y la icónica señal de “Mind the Gap” en todo el andén, que provoca la sensación de estar en el metro de Londres.

 

 

 

Ojalá tengamos más iniciativas como esta del Sistema de Transporte Colectivo Metro, para que los usuarios tengamos un recorrido por la cultura, innovación y educación de un país, y el primero en ser invitado fue el Reino Unido.

 

 

Doodleland en Metro Auditorio

Dónde: Metro Auditorio línea 7

Cuándo: Lunes a domingo de 5:00 a 24:00

Cuánto: $5 pesos.

Mr. Doogle // Instagram

Yo-Yo Ma estrenará el Proyecto Bach en el Monumento a la Revolución
MXCity
El violonchelista Yo-Yo Ma es considerado uno de los mejores instrumentistas del mundo y el próximo 26 de marzo presentará El Proyecto Bach en el Monumento a la Revolución.

Yo-Yo Ma, nacido el 7 de octubre de 1955, es un violoncelista chino-estadounidense. Nacido en París, pasó sus años escolares en la ciudad de Nueva York y fue un niño prodigio, actuando desde la edad de cuatro años y medio. Se graduó en la Juilliard School y en la Universidad de Harvard, y se ha presentado como solista con orquestas de todo el mundo. Ha grabado más de 90 álbumes y recibió 19 premios Grammy.

Además de las grabaciones del repertorio clásico estándar, ha grabado una gran variedad de música popular como la música bluegrass estadounidense, las melodías chinas tradicionales, los tangos del compositor argentino Ástor Piazzolla y la música brasileña. Ha colaborado con artistas como el cantante de jazz Bobby McFerrin, el guitarrista Carlos Santana, Sérgio Assad y su hermano Odair, y el cantautor y guitarrista James Taylor. El principal instrumento de rendimiento de Ma es un violonchelo Montagnana fabricado en 1733 y valuado en US $ 2.5 millones.

Ha sido Mensajero de la Paz de las Naciones Unidas desde 2006. Fue galardonado con la Medalla Nacional de las Artes en 2001, Medalla Presidencial de la Libertad en 2011, y el Premio de Música Polar en 2012. 

 

 

El violonchelista Yo-Yo Ma es considerado uno de los mejores instrumentistas del mundo y vendrá a México el próximo 26 de marzo para presentar El Proyecto Bach en el Monumento a la Revolución. La idea nació en agosto de 2018, cuando el intérprete comenzó un viaje de dos años para interpretar las seis suites de Johann Sebastian Bach para violonchelo sólo en 36 lugares de todo el mundo que acompañan a 36 fiestas culturales en seis continentes.

 

 

El recital está diseñado como un viaje motivado no sólo por la relación de seis décadas con la música, sino también por la capacidad de Bach para hablar con nuestra humanidad común en un momento en que nuestra conversación cívica a menudo se centra en la división.

De acuerdo con el violonchelista, “la música de Bach es un extraordinario ejemplo de cómo la cultura puede conectarnos, ayudarnos a imaginar y a construir un futuro mejor”.

 

 

Yo-Yo Ma – Proyecto Bach

Dónde: Monumento a la Revolución

Dirección: Plaza de la República S/N, Tabacalera, Cuauhtémoc, 06030 Ciudad de México.

Cuándo: martes 26 de Marzo, 19:30 horas

Entrada libre.

Descubre la sala de cine oculta que hay en el metro de la CDMX
MXCity
Disfruta de una proyección de cine en el Metro, que cada vez más ofrece servicios culturales para mejorar nuestros traslados.

Esta sala de cine exhibe una selección de películas independientes.

 

A todo gran fanático de las películas le gusta ir al cine y ver sus películas en una pantalla grande, bonita y con la mejor calidad de sonido. La experiencia cinematográfica no se compara con un televisor grande en casa, la experiencia de comprar un vaso, palomitas y estar con los amigos, pareja o solo a veces es mejor.

Pero a quién le importan poco los detalles del cine, y quiere pasar un rato en compañía de otras personas, mientras esperas a alguien, quizá, puedes tener una experiencia singular en el metro de la CDMX a un costado del Museo de la Caricatura Mexicana.

 

 

La sala fue inaugurada en el año 2017 por el entonces jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, como parte de las actividades de Cultura Metro. Este cine se encuentra en el transborde de la estación Zapata de la Línea 3, que va de Indios Verdes a Universidad y la Línea 12, que recorre Mixcoac a Tláhuac.

Al recordar los inicios del recinto, Vanessa Bojórquez López, titular del área de Cultura del Metro, explicó que al inicio la sala no contaba con asientos, por lo que la gente se sentaba en el suelo y fue así como decidieron colocar sillas en el lugar y luego adaptar las butacas.

 

 

 

La funcionaria detalló que a pesar de estar en las instalaciones del Metro, la sala de cine no utiliza ni un centavo de recursos públicos, sino que se mantiene del apoyo de instituciones, realizadores y artistas. “No les pagamos nada a los artistas o directores por que se presenten en las instalaciones o por que nos dejen transmitir sus documentales. Ni tampoco cobramos nada. Todo es por voluntad”, asegura.

El recinto cuenta con 35 butacas acomodadas en 3 las con espacio para el acceso a personas con alguna discapacidad y adultos mayores. La pantalla en donde se proyectan las películas mide 4 metros de largo por 2 de alto. El recinto, como he mencionado antes, lo podrás ubicar fácilmente ya que se encuentra a un costado del Museo de la Caricatura Mexicana.

 

 

 

Con tu boleto del Metro podrás ver una película en esta sala, y si tienes que irte, podrás realizar el viaje hacia tu destino sin problemas. Claro que no se proyectan cintas de estreno ni películas de gran relevancia por derechos de autor; pero puedes ver magníficos cortometrajes y películas independientes como los que propone el festival de cine Ambulante.

Las fechas y horarios de las películas y documentales que se proyectarán las puedes ver en el sitio de Eventos Culturales del Metro de la CDMX, así como otras actividades en sus diversas estaciones. Con esto, el sistema de transporte colectivo  Metro, nos permite trasladarnos hacia nuestro destino, también nos ofrece lugares culturales que no debemos desaprovechar. Si te encuentras por la estación Zapata date una vuelta a esta sala e invita a tus amigos.

 

 

De hecho, hay ocasiones que el éxito de la proyección es tal, que algunas veces los lugares se ocupan rápido, y la gente disfruta la película de pie. Toma en cuenta que no podrás llevarte tus palomitas o nachos de confianza porque el consumo de alimentos está prohibido por cuestiones de higiene. Para saber qué cintas se van a proyectar y los horarios, puedes consultar la cartelera en el sitio web del Metro, en el apartado de Eventos culturales; o bien, a través de las redes sociales.

Apenas el pasado 8 de marzo, con el estrenó del Festival Tiempo de Mujeres, se proyectaron varios cortometrajes conformados por al menos 30 documentales sobre perspectiva de género y feminismo. También se ha proyectado cortometrajes como el de Koltavanej, de la directora Concepción Suárez Aguilar, en el que la chiapaneca Rosa López relata, desde la cárcel, cómo fue detenida tras verse obligada a echarse la culpa de un crimen que no cometió.

 

 

Sala de cine en el Metro Zapata

Dónde: Zapata Línea 3 en el transbordo con Línea 12.

Cuándo: Consulta cartelera

Cuánto: $5 general