Arte y Cultura
El Acueducto de Guadalupe. Vida, ciudad, historia
José Luis Bobadilla
El Acueducto de Guadalupe es novohispano y quedó ahí, atrapado en el norte de una ciudad que crecía y crece incesantemente.

Un acueducto es una obra tecnológica. Llevar agua de un lugar otro fue siempre una preocupación humana. La palabra tiene una raíz latina: aquaeductus. Los romanos  alrededor del año 300 a.C. construyeron el Aqua Apia, el primer acueducto del mundo. Desde entonces esa tecnología se extendió en distintas latitudes. Con la Conquista de México los españoles hicieron construir acueductos. Fragmentos, ruinas de esas construcciones están por todo el país.

Fuera de la Ciudad de México, en Tepotzotlán, por ejemplo, se puede visitar “Arcos del Sitio”. Un acueducto imponente de cuatro niveles de arcos construido por jesuitas en el siglo XVIII. Durante la preparatoria iba por una carretera estrecha en bicicleta hasta llegar a ese lugar. Iba con uno de mis primos y salíamos muy temprano de Valle Dorado, fraccionamiento donde él vivía.

Sin embargo, el primer encuentro con un acueducto está ligado a un momento anterior de mi vida. Luego de vivir algunos años en la calle de Abundio Martínez de la colonia Industrial Vallejo, mi padre compró un terreno en la colonia Acueducto de Guadalupe. Ahí construyó una casa que fue mi residencia hasta que salí de la universidad. Las calles del fraccionamiento llevaban nombres relacionados al campo semántico del mar. Así, estaban en orden alfabético las calles de Arena, Brisa, etc. Nosotros vivíamos en Atolón. Cuando llegamos, a mediados de los años ochenta, había muchos terrenos baldíos cubiertos de maleza, girasoles y grillos. Lo de los grillos era realmente impresionante, en tiempos de lluvia se arracimaban en la hierba y por las noches el rechinido de su canto era más bien una pared de ruido blanco.

AG2

La casa de Atolón estaba a la mitad de la calle. Por un extremo pasaba una vía de tren que separaba el fraccionamiento de una unidad habitacional. Por el otro, estaban los restos de un acueducto del siglo XVIII. De lado de la calle, junto al acueducto había un camellón lo suficientemente amplio para los corredores de la zona. Del otro lado del acueducto estaba el cauce de aguas negras del río de los Remedios. Junto al río, había una hilera larga de pirules frondosos y altos eucaliptos.

AG3

El acueducto es novohispano y quedó ahí, atrapado en el norte de una ciudad que crecía y crece incesantemente. Se construyó con la finalidad de llevar agua del río de Tlanepantla a la Villa de Guadalupe y después conectarse con otra obra hidráulica de Santiago de Tlatelolco. De hecho el fragmento que está en la colonia donde crecí es solamente eso, siete kilómetros, un fragmento, pues hay otros vestigios que van hasta muy cerca de la actual Basílica de Guadalupe. La caja de agua está actualmente en el Parque del mestizaje dónde están también las esculturas de los Indios Verdes.

 AG4

Antes de morir, en 1815, José María Morelos, ya preso, tuvo el permiso para detenerse y beber en la fuente del Acueducto de Guadalupe. Durante el gobierno de Porfirio Díaz la obra dejó de funcionar. Desde 1932 la obra es Monumento Histórico de la Nación. Muchas tardes salí a caminar junto al acueducto de cantera sólida. Algunas ocasiones me subía y me sentaba ahí a leer. Era un lugar tranquilo en medio de la vorágine de la ciudad, de la zona de fábricas de Vallejo y Tlanepantla, de la miseria del cerro del Chiquihuite. Cuando llovía olía mal. Ahí leí, por ejemplo, Robinson Crusoe y La isla del Tesoro. Ya en la universidad empecé a relacionarme con la poesía, empecé escribir, líneas breves:

Qué siento / cuando muerdo / la manzana / su masa dulce / lejanísima en la boca / la media tarde / esa caricia tuya / sobre la nuca / los eucaliptos / cerca del acueducto / sus hojas / yo / temblamos. Y así, de pronto vida, ciudad e historia se entreveran, y como a mí, le pasa seguramente a todos. 

El Centro de Cultura Digital presenta Mensajes Sonoros: el último de la década
MXCity
Aparta este 19 de diciembre para asistir a un concierto audiovisual y de creación sonora experimental en el Centro de Cultura Digital.
centro-de-cultura-digital

Tres proyectos musicales increíbles presidirán Mensajes Sonoros, el último concierto experimental y audiovisual del Centro de Cultura Digital.

 

El Centro de Cultura Digital de la Ciudad de México busca fomentar las áreas en que la tecnología y el arte trabajan juntas para crear. Su misión, como dice su sitio web, es “generar, a través del espacio físico y de plataformas virtuales, principalmente dedicadas a jóvenes, programas enfocados en la apropiación y uso creativo y crítico de las tecnologías digitales como herramientas de producción y transformación cultural”.

 

 

Uno de sus programas más exitosos es Mensajes Sonoros, el cual consiste en sesiones mensuales de experimentación con medios tecnológicos para la creación sonora. El objetivo es reunir artistas electrónicos y experimentales que dialoguen con los espacios del Centro.

Debido a esto, el último concierto de Mensajes Sonoros del año (y de la década) será una edición especial y una experiencia inolvidable. Tres proyectos musicales innovadores participarán en una velada que atravesará fronteras y encantará a sus espectadores. Los proyectos en cuestión son Trillones, Mar de Sombra y Naerlot.

 

 

El primero es liderado por un productor mexicano que mezcla estéticas electrónicas con una gran variedad de géneros musicales. Ritmos latinos, techno, tribal, banda y cumbia su mezclan para generar sonidos inolvidables. A partir de 2013, no ha dejado de aparecer en festivales y eventos de todo tipo. Seguro que, al terminar su presentación, tu idea de la música y lo que se puede lograr con ella no es la misma.

Después tenemos Mar de sombra, el cual toma la canción popular como eje creativo para su trabajo. Este proyecto, radicado en Montreal, hace uso de la voz como su principal instrumento, así como los sonidos de la vida diaria. Su combinación única de sonidos tradicionales y modernos le acarreó un reconocimiento por parte de la UNESCO en 2014. Ya se ha presentado en México antes, en el MUAC y en el Franz Mayer.

 

 

Por último, prepárate para otra experiencia mind-blowing con Naerlot. La cantante y productora Itzel Noyz combina la música electrónica, el soul y el trip hop, entre otras cosas. Este singular estilo crea atmósferas etéreas y místicas, invitando al escucha a entrar en trance y perderse en su música.

Dónde: Centro de Cultura Digital; Paseo de Reforma s/n esq. Lieja, Juárez.

Cuándo: 19 de diciembre; de 19:00 a 22:00 horas.

Cuánto: Entrada libre.

 

Aquí otro concierto maravilloso que no te puedes perder: Queen en la Filarmónica.

*Imagen destacada de: noticiasenlamira.com

5 villancicos poco conocidos compuestos por Sor Juana Inés de la Cruz
MXCity
Estas composiciones de La décima musa son canciones sencillas elaboradas con nueve composiciones de tres nocturnos, diferentes a sus loas y otros trabajos.

En estos Villancicos Sor Juana difundió historias de santos y temas de la Biblia.

 

Juana Inés Ramírez de Asbaje, fue una monja jerónima del siglo XVII novohispano, autora de sonetos, romances, redondillas, liras y poesía, así como de villancicos; que no se deben confundir con las tonadas populares creadas desde la Edad Media por gente de las villas (de ahí su nombre).

Durante la evangelización de los pueblos originarios en América se tomó como costumbre interpretar composiciones simples durante los maitines u oficios solemnes celebrados la víspera de las grandes fiestas religiosas. Aunque los villancicos incluían textos en latín, se desviaban hacia lo popular con la idea de atraer la atención del pueblo y generar una alegría generalizada.

En estos villancicos, Sor Juana captó y difundió las historias de santos y temas de la Biblia, algunos con toques de comicidad y con lenguajes propios de la época de españoles, criollos, el pueblo mexicano y negros llevados al país.

Acá te dejamos unos ejemplos:

 

 

Villancico I

¡A la fiesta del Cielo! Las voces claras

una Reina celebran, Pura y sin falta.

¡Vengan, vengan,

a celebrarla por su buena estrella!

No se detengan, ¡vayan!,

que en su Concepción está para gracias.

Coplas

Con mucha gracia María,

siendo del género humano,

una Concepción estrena

tan nueva, que no ha pecado.

     Allá en la Mente Divina

su puro esplendor intacto,

sin necesidad de absuelto,

fue éste un caso reservado.

     Corriendo por todo el mundo

la culpa, estuvo el milagro

que macular no pudiese

a su Ser Inmaculado.

     Astuto y desvanecido,

a sus plantas arrojado,

su honor puro a Lucifer

se le fue entonces por alto.

Corrientemente atrevido,

por la hija de Adán, el Diablo

se la había jurado, puesto

que echó por tantos y cuantos.

Pero como no podía

en su Concepción tragarlo,

contra el bocado se estuvo

de Adán, sin probar bocado.

 

 

Villancico II

¡A LA Concepción, a la Concepción!

No se detengan, que la fiesta es hoy.

¡Vayan, vayan,

que la Reina tiene harta gracia!

¡Lleguen, lleguen,

porque su fiesta es fiesta solemne!

 

Redondillas

 

Hoy con festiva alegría,

de virtud y gracia llena,

en su Concepción estrena

un Templo de Dios, María.

      Venciendo al fiero Dragón

que a sus pies holló triunfante,

este milagro al instante

sucedió en la Concepción.

      Victoriosa y sin desgracia,

como se deja entender,

fue el caso muy para ver

en Santa María de Gracia.

      Si es Puerta en quien se hallará

franca la entrada del Cielo,

lo festivo de este anhelo

en Porta-Caeli será.

      Contra el Dragón y sus redes,

en alta contemplación

cogen por la Concepción

los que hoy van a las Mercedes.

En sus aplausos divina,

después de tan gran batalla,

hoy, cuando contenta se halla,

es la fiesta de Regina.

 

 

Villancico III

EL ALCALDE de Belén

en la Noche Buena, viendo

que se puso el azul raso

como un negro terciopelo,

hasta ver nacer al Sol,

de faroles llena el pueblo,

y anuncia al Alba en su parto

un feliz alumbramiento.

 

Estribillo

1.- Oigan atentos,

y porque ninguno

se niegue al precepto,

el poner en Belén luminarias

lo lleva el Alcalde a sangre y a fuego,

    2.- Oigan atentos,

y todos con luces

coronen el pueblo.

    3.- Que con los faroles,

las calles son soles.

    1.- Ninguno se esconda,

que empieza la ronda,

y el zagal que su luz no llevare

lo pone a la sombra.

 

Seguidillas Reales

1.- Sin farol se venía una Dueña,

guardando el semblante,

porque dice que es muy conocida

por las Navidades.

    2.- En Belén los faroles no quiso

poner un Tudesco,

que en sus ojos llevaba linternas

con luz de sarmientos.

    3.- Por estar sin farol, puso un Pobre

candil mal parado;

porque aunque es cosa fea, en efecto,

tiene garabato.

    1.- Encontró con el Buey, y no pudo

llevarla la pena;

porque el Buey nunca sale de casa

sin sus dos linternas.

    2.- Con farol encendido iba un Ciego,

diciendo con gracia:

¿Dónde está la Palabra nacida,

que no veo palabra?

    3.- Viendo a un Sastre sin luz, el Alcalde

mandó, por justicia

que cerilla y velilla encendiese,

y su candelilla.

    1.- Un Poeta salió sin linterna,

por no tener blanca;

que aunque puede salir a encenderla,

no sale a pagarla.

    2.- Del Doctor el farol apagóse,

al ir visitando;

por más señas, que no es el primero

que ha muerto en sus manos.

    3.- Sin farol un Hipócrita estaba

y dijóle: Hermano,

mal parece que esté sin faroles

un cuerpo de Santo.

    1.- En Belén sin faroles entraron,

a fin de que todos

tropezando en su dicha, en el Niño

diesen de ojos.

 

 

 

Villancico IV

Introducción

HOY, QUE el Mayor de los Reyes

llega del Mundo a las puertas,

a todos sus pretendientes

ha resuelto dar Audiencia.

Atended: porque hoy, a todos,

los memoriales decreta,

y a su Portal privilegios

concede de covachuela.

 

Estribillo

¡Venid, Mortales, venid a la Audiencia,

que hoy hace mercedes un Rey en la tierra,

y de sus decretos nadie se reserva!

     Venid, pues consiste

el que logro tengan

vuestros memoriales,

en que hechos bien vengan.

     Y hoy que sus mayores

Validos le cercan,

Josef y María,

la gracia está cierta.

     Y pues no hay en el Mundo

quien no pretenda,

¡venid, Mortales, venid a la Audiencia! &.

 

Coplas

1.- Adán, Señor, que goza,

por labrador, indultos de Nobleza,

hoy se halla preso y pobre,

forjando de su yerro su cadena;

pide una espera,

pues el Mundo obligado

tiene a sus deudas.

     2.- Atended al decreto que lleva:

En el Límbo por cárcel

quédese ahora,

que hoy del Cielo ha llegado

la mejor Flota.

     3.- Moisés, que allá en un Monte

cursó de Leyes la mejor Escuela,

hallándose con Vara,

la Toga pide, que feliz espera:

porque en él vean,

que en vuestras Leyes sólo

su ascenso encierra.

    2.- Atended al decreto que lleva:

Por de Alcalde de Corte

su Vara quede,

pues a tantos Gitanos

condenó a muerte.

    4.- Salomón, Señor, pide

del Consejo de Estado plaza entera,

pues sólo para esto

vuestro amor le adornó de tantas Ciencias;

con que hoy desea,

que en razones de Estado

su juicio crezca.

    2.- Atended al decreto que lleva:

Hoy de Estado en la plaza

fuera nombrado

si a salir acertara

de mal estado.

    5.- Los Padres que en el Limbo

padecen la prisión de las tinieblas,

pues Príncipe ha nacido,

indulto piden que se les conceda,

para que tengan,

pues hoy nace la Gracia,

la gracia cierta.

    2.- Atended al decreto que llevan:

No ha lugar por ahora,

pues este Infante

indulta cuando muere,

no cuando nace.

    6.- José, que de María

los honores de Esposo a gozar llega,

pide en vuestro Palacio

oficio competente a su Nobleza,

pues hay en ella

tantos Reyes ilustres

de quien descienda.

    2.- Atended el decreto que lleva:

Capitán de la Guarda

queda sin duda,

pues mejor Compañía

no hay que la suya.

 

 

Villancico V

Estribillo

1.- PUES mi Dios ha nacido a penar,

déjenle velar.

2.- Pues está desvelado por mí

déjenle dormir.

    1.- Déjenle velar,

que no hay pena, en quien ama,

como no penar.

    2.- Dejénle dormir,

que quien duerme, en el sueño

se ensaya a morir.

    1.- Silencio, que duerme.

2.- Cuidado, que vela.

1.- ¡No le despierten, no!

2.- Sí le despierten, sí!

1.- ¡Déjenle velar!

2.- ¡Déjenle dormir!

 

Coplas

1.- Pues del Cielo a la Tierra, rendido

Dios viene por mí,

si es la vida jornada, sea el sueño

posada feliz.

¡Déjenle dormir!

    2.- No se duerma, pues nace llorando,

que tierno podrá,

al calor de dos Soles despiertos,

su llanto enjugar.

¡Déjenle velar,

que su pena es mi gloria,

y es mi bien su mal!

    1.- ¡Déjenle dormir;

y pues Dios por mí pena,

descanse por mí!

   2.- ¡Déjenle velar!

1.- ¡Déjenle dormir!

    1.- Si a sus ojos corrió la cortina

el sueño sutil,

y por no ver mis culpas, no quiere

los ojos abrir,

¡déjenle dormir!

    2.- Si es su pena la gloria de todos,

dormir no querrá,

que aun soñando, no quiere el descanso

quien viene a penar:

¡déjenle velar,

que no hay pena, en quien ama,

como no penar!

    1.- ¡Déjenle dormir

que quien duerme, en el sueño se ensaya a morir!

    2.- ¡Déjenle velar!

1.- ¡Déjenle dormir!

    1.- Si en el hombre es el sueño tributo

que paga al vivir,

y es Dios Rey, que un tributo en descanso

convierte feliz,

¡déjenle dormir!

    2.- No se duerma en la noche, que al hombre

le viene a salvar:

que a los ojos del Rey, el que es reo

gozó libertad.

¡Déjenle velar,

que su pena es mi gloria,

y es mi bien su mal!

    1.- ¡Déjenle dormir

que pues Dios por mí pena,

descanse por mí!

    2.- ¡Déjenle velar!

1.- ¡Déjenle dormir!

    1.- Si el que duerme se entrega a la muerte,

y Dios, con ardid,

en dormirse por mí, es tan amante,

que muere por mí,

¡déjenle dormir!

    2.- Aunque duerma, no cierre los ojos,

que es León de Judá ,

y ha de estar con los ojos abiertos

quien nace a reinar.

¡Déjenle velar,

que no hay pena, en quien ama,

como no penar!

    1.- ¡Déjenle dormir,

que quien duerme, en el sueño

se ensaya a morir!

    2.- ¡Déjenle velar!

1.- ¡Déjenle dormir!

 

La poderosa leyenda de Itzpapálotl, la mariposa de obsidiana chichimeca
MXCity
Itzpapálotl es la Diosa madre de la guerra, de los sacrificios humanos, patrona de la muerte y regidora del Paraíso Tamoanchan.

Quien naciera bajo el día de Itzpapálotl gozaría de salud y tendría una vida próspera.

 

Itzpapálotl o mariposa de obsidiana en náhutl, es una de las principales y más importantes diosas de la cultura chichimeca. Su aspecto hace referencia a una mariposa y en sus alas portaba navajas de obsidiana, con apariencia de esqueleto y porte tenebroso, lo cual hace que la diosa adquiera un símbolo de renacimiento y regeneración.

Ya que la Diosa presentaba alas de mariposa se le atribuye una característica de ser que se transforma. Sus manos y pies están reemplazados por garras de jaguar, esto hace que se defina como Tzitzimitl “ser terrible mítico”. El poder de Itzpapálotl se dirige hacia la mujer sabia y de edad avanzada, asimismo se exterioriza como un arquetipo divino de la bruja, maga o hechicera que ha venido a través del aprendizaje, experiencia y maestría adquirida en el transcurso de su infinita existencia.

 

 

La leyenda dice que Itzpapálotl al ser enviada a la tierra portaba una capa que le otorgaba el ser invisible para que no fuera vista. Se suponía que la diosa se maquillaba con polvo blanco y distintos coloretes, como si fuese una dama de la Corte Mexicana. El pectoral de la diosa Itzpapálotl representa poder y fuego, ya que es ubicada como la primera mujer en ser sacrificada ritualmente, siendo incinerada.

La muerte de la Diosa se debió a la guerra, en los Anales de Cuauhtitlan se narra que, cuando los Chichimecas vinieron, fueron guiados por cuatrocientos mixcoas hasta que en su travesía cayeron en poder de Itzpapálotl y ésta se comió a los cuatrocientos mixcoas.

 

 

A los Chichimecas que se encontraban ahí les ordenó flechar un águila roja, un tigre rojo, una culebra roja, un conejo rojo y un venado rojo; y cuando terminaran con lo ordenado les habló sobre ponerlos en manos de Xiuhtecuhtli, “el señor del año”, Huehuetéotl “Dios antiguo”. Pero Iztac Mixcóatl escapó de sus manos y se escondió dentro de una biznaga.

Itzpapálotl embistió la biznaga pero Iztac Mixcóatl salió veloz, y la flechó evocó a los cuatrocientos mixcoas que habían muerto. Estos se manifestaron y flecharon a la diosa varias ocasiones. Itzpapálotl murió y fue quemada y con sus cenizas los guerreros se empolvaron y pintaron ojeras. La mataron para luego adorarla como Diosa.

 

 

 

Usualmente, Itzpapálotl es descrita como aquella que ha “florecido en el pedernal blanco, y tomó el blanco y lo envolvió en un manojo”, en el manuscrito de 1558 escrito con caracteres europeos pero de origen prehispánico. Itzpapálotl pasó a ser una mocihuaquetzqui, una de las estrellas que eran acompañantes del sol e hija de los dioses que regían la Vía Láctea, creadores de las estrellas, los dioses y los hombres.

A Itzpapálotl también se le encuentra como una de las diosas-madre más temidas del panteón mexica, específicamente dentro la cultura tolteca. Se consideraba patrona del día Cozcacuauhtli y la Trecena 1 Casa. También señora de la caza y de los sacrificios. En frecuentes oportunidades la relacionan con la magia negra, así que suele ser el arquetipo de la sabia anciana y las hechiceras poderosas.

 

 

También es considerada una de las Tzitzimime, grupo de deidades monstruosas que descendían a la tierra para devorar a los seres humanos durante los eclipses de Sol. Itzpapálotl pertenecía al reino Tamoanchan, un paraíso terrenal habitado por dioses, que se relaciona con el nacimiento de la humanidad, pero también con ser el destino de las víctimas de mortalidad infantil.

Quizá la razón por la que no se le brinda mucho tributo es por ser una diosa de origen chichimeco, pueblo nómada poco apreciado por los aztecas. Por esa razón, la cultura azteca probablemente reemplazó su figura por la de quien fuera su hijo, Mixcóatl, como dios de la caza.

 

 

En general, a esta deidad se le asocia a la nocturnidad, a la frialdad y al origen subterráneo. Como lo indica su nombre, tiene una fuerte vinculación a la polilla Rothschildia orizaba de la familia Saturniidae, llamada mariposa de navajas o cuatro espejos. En algunas otras mitologías, la mariposa simboliza el fantasma de alguna alma en pena y, en especial, las especies nocturnas suelen ser señal de mal presagio y de muerte.

Con respecto a la obsidiana o vidrio volcánico, tiene una fuerte vinculación a la tierra y al inframundo. Suele representar la purificación a través del autosacrificio y el desmembramiento de víctimas en los sacrificios humanos. Los artículos elaborados con obsidiana también tenían un nexo con la adivinación o podían ser usados como amuletos protectores. Cuando esta roca era pulida y quedaba tan brillante como un espejo, se creía que era el alma cristalizada que había caído del cielo.

 

 

La apariencia de Itzpapálotl es evidencia de su origen demoníaco, tomando en cuenta está incluida entre las criaturas expulsadas del cielo, tales como Huitzilopochtli y Tezcatlipoca. Los elementos comunes en las representaciones de esta deidad son las alas de mariposa bordeadas con cuchillos de piedra.

Exposición Zapata después de Zapata en el Museo del Palacio de Bellas de Artes
MXCity
Esta exposición despliega las diversas vertientes de las imágenes de Zapata, desde el héroe revolucionario hasta la bandera de los activismos contemporáneos.

140 piezas artísticas de varias disciplinas después de 15 años de investigación.

 

Emiliano Zapata fue uno de los líderes militares y campesinos más importantes de la Revolución mexicana y, a la fecha, sigue siendo uno de los símbolos de la resistencia campesina en México. En el marco del Año del Caudillo del Sur, el Museo del Palacio de Bellas Artes presenta la exposición Emiliano Zapata después de Zapata

Esta exposición plantea un recorrido por las representaciones visuales del caudillo a lo largo de 100 años y sus desplazamientos entre México y Estados Unidos. Partiendo de los grandes relatos que han marcado la invención y reinvención del México moderno, la muestra despliega las diversas y a menudo contradictorias transformaciones de las imágenes de Zapata desde héroe revolucionario hasta bandera de las luchas feministas y los activismos contemporáneos.

 

 

Foto @inbal

 

A 100 años del caudillo del sur, preguntarse sobre los significados de las imágenes de Zapata para la historia de México y los Estados Unidos, su visualización actual y sus nuevas construcciones en un futuro, es la pieza central de la exposición. Preguntarse sobre cómo los legados zapatistas y las comunidades mexicanas y mexicoamericanas han interactuado; y le pertenencia de esa imagen de Zapata, desde la visión estatal hasta la abstracción llamada “pueblo”.

Estas son algunas de las preguntas que articulará la muestra a lo largo de cuatro grandes secciones: líder campesino, la fabricación del héroe de la nación, imágenes migrantes y otras revoluciones.

 

Foto @inbal

 

El concepto curatorial estuvo a cargo de Luis Adrián Vargas Santiago, historiador del arte y especialista en la imagen de Zapata. A un siglo de la muerte de Emiliano Zapata, y 140 de su nacimiento, el Caudillo del Sur es objeto de una exposición, no biográfica, aunque toca aspectos de su vida, sino más que nada se trata de un pretexto para pensar qué pasó después de su trágica muerte el 10 de abril de 1919.

Emiliano. Zapata después de Zapata, está constituida por más de 140 piezas artísticas, entre ellas algunas fotografías de época nunca exhibidas. Además, la muestra comprende varias disciplinas como pintura, reproducciones de obra mural, escultura, arte objeto, videoarte, dibujo, documentos, publicaciones, grabados, instalaciones e indumentaria, lleva 15 años de investigar el tema.

 

Foto @inbal

 

En estos 100 años de la muerte de Zapata, éste “ha reaparecido una y otra vez con diferentes rostros, abanderando distintas causas”. La exhibición gira en torno a “la persistencia de su imagen, su legado y su memoria” afirmó el curador.

En la exposición es posible ver algunos de los objetos más destacados del héroe revolucionario, como su traje de charro a partir de algunos de sus objetos característicos: el sombrero que portaba el día de su asesinato en Chinameca, con orificios de las balas, un revólver y un gazné que usaba.

También hay una copia certificada de 1912 del Plan de Ayala y una copia de época de un conocido retrato de Zapata, tomado en 1911 en el Hotel Moctezuma de Cuernavaca. Al decir del curador, dicha imagen a lo largo del siglo XX se volvió “la más reproducida en el mundo después de la del guerrillero heroico de Ernesto Che Guevara”. Una muestra que no te puedes perder en uno de los recintos más preciosos de la ciudad.

 

 

 

Emiliano. Zapata después de Zapata

Dónde: Av. Juárez, Centro Histórico

Cuándo: hasta el 16 de febrero de 2020 de 10:00 a 18:30 horas

Entrada libre

Web // Facebook // Twitter // Instagram