Arte y Cultura
Palenque: el proyecto que te permitirá conocer la civilización maya en 3D
MXCity
Palenque 3D es un nuevo proyecto que nace en Aguascalientes, con el objetivo de recrear la civilización maya en la zona arqueológica.

En Palenque, Chiapas, se piensa llevar a cabo un proyecto 3D que permitirá al público situarse en la época prehispánica.

 

El Departamento de Ingeniería en Sistemas Estratégicos de Información de la Universidad Politécnica de Aguascalientes se encuentra desarrollando un proyecto en 3D que tiene que ver con la majestuosa zona arqueológica de Chiapas: Palenque.

Se trata de una ciudad de origen maya, la cual cuenta con ruinas espectaculares de carácter arquitectónico y escultórico. Arqueólogos y antropólogos del INAH han dedicado años al estudio de esta zona. Y por sus características geográficas y hasta estéticas, han logrado descubrir importantes aspectos sobre la cultura de aquella civilización.

Con estos datos en mente es como surge la iniciativa de Palenque 3D, un proyecto tecnológico que pretende transportar a la gente a la época prehispánica de la ciudad maya a través de un sistema virtual.

palenque

Con la premisa de que el público pueda conocer físicamente la cultura de este sitio, se planteó la idea de recrear Palenque en el periodo de los años 603 y 683 d.C, época en la que la ciudad se veía gobernada bajo el yugo del señor maya Pakal.

El proyecto, que aún sigue en su etapa de desarrollo, planea contar en su repertorio virtual con una ceremonia espiritual, un mercado activo e incluso personajes que pudieron haber habitado Palenque en aquellos tiempos.

palenque

Cabe mencionar, que aunado a los elementos de los procesos tecnológicos, Palenque 3D tiene muy en presente los datos históricos de la zona, proporcionados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Desde los colores de los templos hasta la vestimenta de los personajes fueron cuidadosamente consultados con la institución para simular la civilización de la manera más cabal.

El demo del programa ya se terminó de realizar. Ahora solamente resta perfeccionar la metodología y modificar algunos aspectos que harán de este proyecto uno de los más avanzados cuando de tecnología 3D y leap motion en nuestro país se trata.

palenque

Fuente: Conacyt.

La monolítica Casa de las Águilas y los ritos de iniciación de los guerreros
MXCity
En lo alto del Cerro de los Ídolos, se encuentra el santuario de los guerreros águila y jaguar, una estructura monolítica única en su tipo en el continente americano: La Casa de las Águilas.

La zona arqueológica de Malinalco es la única estructura arquitectónica monolítica de grandes dimensiones en el país. La construcción de esta estructura se remonta al periodo clásico tardío, fue una templo de ritos de preparación militar de la civilización mexica.

Los orígenes no están bien documentados, pero su historia parte de grupos humanos agricultores. La ciudad fue conquistada por Axayacatl en 1476, que construyó un edificio militar. Este complejo, ahora conocido como Cerro de los Ídolos, es único en su tipo de América. Los bienes de tributos fueron transportados a lo largo de este camino en los hombros de tamemes (portadores) poblaciones subyugadas a los mexicas de Tenochtitlán.

 

 

 

Se cree que esta zona fue conquistada por los aztecas durante la década de 1470, pero se cree que la Casa de las Águilas se construyó a principios de la década de 1500. Los arqueólogos suponen que el sitio se construyó sobre las ruinas abandonadas de un asentamiento mucho más antiguo de origen tolteca o teotihuacano, probablemente para mitologizar y, por lo tanto, legitimar al gobierno azteca como herederos.

 

 

Malinalco fue importante para los aztecas porque mantenía una profunda asociación con la diosa de la brujería y la magia negra, Malinalxóchitl. El sitio arqueológico tiene seis edificios, pero el más impresionante es la Casa de las Águilas, que consiste en una pequeña piedra amurallada y con techo de paja que se ha reconstruido a partir de relatos históricos. Se encuentra sobre una plataforma piramidal escalonada.

Al pie de las escaleras se encuentra una escultura de piedra de un jaguar que tristemente ahora no tiene cabeza, mientras que dentro de la casa hay tres temibles esculturas de águila y un solo jaguar bien conservado que muestra sus colmillos y sus garras extendidas. Varios tazones sagrados de piedra están situados alrededor del interior de la casa y se cree que alguna vez se usaron para colocar los corazones de las víctimas sacrificiales que pueden haber sido asesinadas aquí. Los murales aparentemente cubrían las paredes, pero desafortunadamente, estos se deterioraron y desaparecieron.

 

 

 

 

Durante el reinado azteca, el propósito principal de la Casa de las Águilas era ser un santuario para que los guerreros de élite Águila y Jaguar se retiraran aquí entre batallas para entrenarse en tácticas de guerra y realizar rituales sagrados asociados con la brujería. Más adelante en su historia, la ciudad fue escenario de varias pequeñas batallas entre los conquistadores y los últimos guerreros aztecas supervivientes de Tenochtitlan (actual Ciudad de México) durante la conquista española de México. Sin embargo, la resistencia pronto fue aplastada y la ciudad fue derrotada, cayendo bajo el poder de la corona española.

 

 

 

 

Cuauhtinchan es un centro ceremonial construido por los Mexicas. Se localiza en el barrio de Santa Mónica a unos ciento veinticinco metros de altura sobre el pueblo, en la parte media de la montaña Texcaltepec, conocida popularmente como “Cerro de los Ídolos”.

El templo principal es el denominado “Cuauhcalli” o “Casa de las Águilas”, éste es un templo monolítico (tallado sobre la roca madre del cerro), aspecto que le da gran importancia a nivel mundial ya que es comparado con los Gigantes de Abu Simbel en Egipto y Petra en Jordania. En el mundo Occidental es el único templo con estas características descubierto hasta la actualidad.

 

 

En este lugar se llevaban a cabo los ritos de iniciación de los guerreros Águila y guerreros Ocelotes, quienes eran la máxima élite en la milicia Mexica. Para llegar basta subir sus más de 400 escalones.

Los cuāuhpipiltin (en singular cuāuhpilli, “noble águila” en Náhuatl clásico), también llamados guerreros águilas, fueron una clase especial de guerreros en la milicia mexica, los cuales junto a los Guerrero jaguar u “ocēlōpipiltin” componían primordialmente las élites guerreras del antiguo Imperio azteca.

Los “cuāuhpipiltin” fueron los únicos dentro de la sociedad guerrera azteca que no estaban restringidos por derechos de nobleza, los cuales aún los más comunes como los macehuales (la clase más baja dentro de la sociedad azteca), podían ser admitidos.

 

 

 

El rito de paso del joven azteca para la edad aceptada como adulto, consistía en que el joven guerrero tenía que capturar su primer prisionero de guerra, generalmente era muy parecido al monto de los guerreros jaguar (ocēlōpilli), quienes tenían que capturar en una batalla a por lo menos a 6 prisioneros, solo así podían obtener el título de cuāuhpilli (Guerrero águila). La vestimenta del guerrero águila variaba según su rango y el contexto de uso ya fuera ceremonial o militar, pero estos generalmente representaban el coraje y la fuerza física que se presumía desplegaba en el campo de batalla.

Los escudos también representaban el rango en la milicia, eran coloridos y cubiertos de plumas. En la pierna el guerrero llevaba una banda de piel, y para cubrir su cabeza, una cabeza de águila a modo de casco o sombrero ricamente decorado con plumas, las plumas variaban según el pájaro y la clase.

 

 

Horario: martes a domingo de 9 am a 5 pm; en días festivos y vacaciones llame para consultar.

Costo:

-Martes a sábado: $55.00 por persona.

-Domingo: gratis para mexicanos y extranjeros residentes en México.

-Acceso gratuito: para estudiantes, maestros y personas de la tercera edad que muestren credencial vigente y menores de 13 años.

-El acceso de videocamaras tiene costo extra.

Dirección: Calle Amajac sin número, barrio de Santa Mónica, Malinalco EdoMex, C.P. 52440.

Celebramos los 35 años del magnífico Museo Arquitectónico de México
MXCity
Este museo ha difundido la arquitectura contemporánea mexicana a través de exposiciones, conferencias, seminarios y reconocimientos a arquitectos.

La arquitectura es una disciplina de servicio para el conjunto de la sociedad.

 

Este años el Museo Nacional de Arquitectura (Munarq) cumplió 35 años de ser creado. Ubicado en el tercer piso del Palacio de Bellas Artes, y creado por el arquitecto Juan Urquiaga, se ha dedicado a divulgar y reconocer el trabajo de arquitectos, ingenieros, creadores y constructores mexicanos, que participaron en la producción arquitectónica del México moderno.

La primera exposición del Munarq se inauguró el 26 de enero de 1984, fue dedicada al arquitecto Francisco J. Serrano y Álvarez de la Rosa, elegido por vincular la arquitectura con el patrimonio. Bajo la dirección del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), el Munarq, ha presentado 158 exposiciones que acercaron  la arquitectura contemporánea a los mexicanos.

 

 

Durante estos primeros 35 años de vida, el museo ha promovido las obras de autores nacionales e internacionales de prestigio y emergentes, además ha desarrollado talleres y conferencias junto a universidades de arquitectura con el fin de destacar el patrimonio arquitectónico del país y sensibilizar a los mexicanos sobre la necesidad de preservarlo.

Desde 1984 muestra al público la trascendencia de la arquitectura a través de sus principales exponentes, corrientes imperantes e historia. A lo largo de más de tres décadas, el recinto ha presentado 158 exposiciones.  Xavier Guzmán Urbiola, licenciado en Historia por la UNAM, con estudios de arquitectura en la UAM y quien fue director de Arquitectura del INBAL entre 2003 y 2007, comentó que la creación del Munarq fue una gran idea del arquitecto Juan Urquiaga, quien convenció a las autoridades de entonces de crear un recinto dedicado específicamente a la arquitectura mexicana y del mundo.

 

 

 

La idea, subrayó, fue poner al alcance no solo de los especialistas sino del público en general la trascendencia de la arquitectura a través de sus principales exponentes, corrientes imperantes y su historia en México. Miembro honorario de la Academia Nacional de Arquitectura desde 2006, Guzmán Urbiola señaló que hay ciudades en el mundo como Shanghái, Madrid y Londres que poseen importantes museos de arquitectura.

Este recinto se creó con la idea de dar a la arquitectura mexicana un recinto de igual importancia y proyectar la ciudad ante el mundo, propiciando a la vez la reflexión acerca de los grandes temas urbanísticos y arquitectónicos. La arquitecta Dolores Martínez Orralde, quien por más de 30 años colaboró con la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del INBAL, comentó que el museo es un complemento de la formación académica de los jóvenes estudiantes de arquitectura, urbanismo y nuevas disciplinas que han surgido al paso del tiempo, como el paisajismo.

 

 

 

Como investigadora, Martínez Orralde le tocó organizar el material y revisar las fotografías, situación que ha avanzado gracias a la tecnología. Quien comentó, “antes se diseñaban las exposiciones de manera casera; las cédulas se hacían en máquina de escribir, con una esfera con tipografía especial para trabajarlas. Había que cuidar la ortografía, parece fácil, pero había que tener mucho cuidado en la revisión de cada texto e imagen para que el público se llevara la mejor información. Fue un gran aprendizaje al lado de Juan Urquiaga y Víctor Jiménez”.

Hoy en día, los retos les pone la creatividad, una pieza fundamental en la arquitectura que juega con el espacio, las formas y dependiendo de la temática, nos da la oportunidad de incorporar videos y fotografías en diferentes formatos para que la gente tenga un panorama completo. Por último, quien es además miembro de la Asociación Mexicana de Arquitectas y Urbanistas, invitó a que la gente recorra el exterior e interior del Palacio de Bellas Artes para descubrir así todos sus detalles. “Nuestra ciudad es parte de la exposición arquitectónica urbana y paisajista, nos debemos sentir orgullosos de ella”, finalizó.

 

 

 

En 35 años de este recinto, el público ha podido disfrutar de muestras como La construcción del Palacio de Bellas Artes (1984), La arquitectura de Colombia (1985), Luis Barragán, arquitecto (1989), Arquitectura japonesa contemporánea (1992), Guillermo Kahlo. Arquitectura y fotografía (1993), El Teatro Nacional de México.

Además de exposiciones como el primer centenario de Adamo Boari en México 1897-1997 (1997), Mario Pani. La visión urbana de la arquitectura (2000), Frank Lloyd Wright y la ciudad viviente (2002), Los espacios de Diego y Frida (2007), Arquitectura de la Revolución (2010), Somos la Atlántida. Géza Maróti 140 años (2015), Arquitectura orgánica de Senosiain (2016) y Arquitectura Olímpica. México 68/50 aniversario (2018), por mencionar solo algunas.

 

 

Museo Nacional de Arquitectura

Dónde: Tercer piso del Palacio de Bellas Artes (Av. Juárez, Centro Histórico).

Cuándo: Martes a domingo con un horario de 10:00 a 18:00 horas.

Cuánto: $50.00 pesos entrada general

Entrada libre domingos, a estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente

Sitio web // Facebook // Instagram

El enigmático jardín escultórico de Metepec (FOTOS)
MXCity
La Puerta Metepec y el Jardín Lineal se ubican ambos sobre la avenida Pino Suárez, y pretenden servir de plataforma para lucir el arte en barro propio de la zona.

Este hermoso y sereno jardín de esculturas está ubicado dentro de una bulliciosa carretera del parque de Metepec.

 

Una serie de pasarelas peatonales serpentean entre obras de arte que muestran fragmentos de la tradición y la tradición local. Metepec es famoso por su cerámica de barro, haciendo del jardín un homenaje apropiado a su patrimonio.

 

 

A lo largo de 3.5 kilómetros de la vialidad Toluca-Metepec-Tenango, entre el parque Árbol de la Vida y el puente de la carretera Metepec-Zacango, que es la entrada al Pueblo Mágico, el jardín cuenta con ocho esculturas, cinco fuentes, dos zonas para exposiciones temporales, 14 plazas, dos adecuaciones en puentes peatonales y seis andadores.

Las esculturas de arcilla más impresionantes son los Árboles de la Vida, esculturas gigantes con elaborados motivos barrocos. Se tratan de diferentes temas como la creación humana, las tradiciones e historia mexicanas y temas naturales como las estaciones.

 

 

 

 

 

 

Pero hay mucho más que ver además de las hermosas esculturas de árboles. El jardín tiene una fuente con una sirena en el centro llamada Tlanchana. La leyenda dice que hace mucho tiempo, los pescadores de la ciudad tenían que pedir permiso a una diosa para pescar en el lago. Esta diosa era una sirena que amaba las esculturas de arcilla, que la gente ofreció para ganar su favor.

Una de las partes más extrañas del jardín es una pequeña capilla dedicada a una Virgen de Guadalupe que apareció en un árbol en 1995. Hoy, es posible ver la figura de la Virgen, y los lugareños le ofrecen una gran fiesta cada 12 de diciembre. El parque también contiene áreas dedicadas a exposiciones temporales, donde las obras de arte se cambian cada octubre durante el gran festival de la ciudad.

 

 

 

Junto con la obra artística y cultural que integra este espacio recreativo, se llevó a cabo el saneamiento integral del arbolado que había en el lugar, y se incorporaron 800 nuevos árboles de especies adecuadas para este sitio, junto con 400 mil plantas de ornato y arbustos de especies de bajo mantenimiento, que en su conjunto ofrecerán tonalidades y perspectivas distintas del Jardín en cada cambio de estación. Asimismo se rehabilitó el alumbrado público de la vialidad, con la colocación de 72 lámparas nuevas, para hacer un total de 226 con las ya existentes; también se instalaron 135 bolardos con luz y la iluminación arquitectónica de plazas, esculturas y fuentes, lo que contribuye a incrementar la seguridad de la zona.

 

 

Destaca la Puerta Metepec, obra de acero del escultor mexicano Sebastián, que con sus 22 metros de altura y 17 de ancho, y un peso de más de 170 toneladas, recibe a los visitantes de Metepec. En ella también se incorporan 32 obras hechas de barro elaboradas por 16 maestros artesanos del municipio. Así, es posible admirar Jarros Pulqueros, Cabeza de Toro y Cabeza de Caballo, de Adrián Carlos Montoya Vázquez; las Cazuelas, de Asael Castillo Serrano; Olla y Cántaro, de Bernardo Camacho Quiroz; Sol y Luna, de Cristóbal Martínez Escárcega; Dios Padre y Arcángel, de Javier Carrillo Soteno; la Tlanchana y Pegaso, de Javier Ramírez Hernández, y el Arca de Noé e Iglesia, de Miguel Ángel González Mesillas, entre otras piezas colosales que miden en promedio dos metros de altura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mito de Psique y Cupido (un precioso recordatorio para el Día del Amor)
MXCity
Un mito griego que nos recuerda algunos de los principios más esenciales del amor, como la valentía, la lealtad y la entrega.

La historia de amor de Psique y Cupido…

 

El Día de San Valentín, como lo festejamos en la actualidad, es un cúmulo de mitos y tradiciones de muy distintas épocas y culturas, una fiesta que celebra al amor y la amistad universalmente. San Valentín fue un santo romano, uno de los primeros cristianos martirizados por su fe y un defensor del matrimonio.

Por otro lado, las típicas tarjetas que intercambiamos con los seres queridos, llenas de corazones (otro símbolo del amor) y mensajes son una tradición que, originalmente, inició en Inglaterra del siglo XVIII con su famosas Valentines, que eran tarjetas dibujadas y escritas a mano que los enamorados mandaban a sus damas con la esperanza de ganar su favor.

 

1

 

Pero existe un personaje que aparece con frecuencia ante nuestros ojos durante el Día de San Valentín, Cupido, cuyo nombre romano equivalía a Eros en griego —raíz de palabras como erotismo y erótico. Hijo de Venus (diosa del amor y la belleza) y Marte (dios de la guerra), en la mitología griega, este ser alado, patrón del deseo, el amor erótico y la atracción tiene su historia de amor propia, una de las primeras fuentes de lo que hoy conocemos como amor romántico y que celebramos cada año, el 14 de febrero.

 

2

 

Para contar la historia de Cupido, hay que comenzar por la de su amada, Psique. Cuando esta mujer nació, se dice que era la más hermosa del mundo; su belleza, incluso, fue comparada con la de la misma Venus, esto hacía que ningún hombre mortal se atreviera a acercársele.

Por consejo del oráculo, el padre de Psique llevó a su hermosa hija a la cima de un monte y ahí la abandonó, se le había dicho que ahí ella encontraría a su esposo: un ser malvado que tenía forma de serpiente y dos grandes alas. Asustada y sola, Psique esperó en la montaña hasta que el dios Céfiro, deidad del viento del Oeste, la levantó en los aires y la llevó hasta el lugar donde le dijo, la esperaba su esposo.

Al llegar, Psique notó que el palacio estaba en completa oscuridad y guiada por el oído y el tacto llegó hasta el lecho de un hombre, al que nunca vio y quien no quiso darle su nombre, pero al que a partir de ese día visitaría constantemente. Enamorada y embarazada de él, un día Psique intentó prender una lámpara para ver al hombre que amaba, pero él se alejó y voló con dos grandes alas, era Cupido, que con tristeza le dijo que a pesar de su amor por ella, los hombres y los dioses no pueden estar juntos.

 

3

 

Psique decidió luchar por su amor, y tomó una gran cantidad de pruebas que su envidiosa suegra puso para ella, a cambio le daría la mano de su hijo en matrimonio. Valiente y esforzada, Psique logró todas la pruebas y finalmente se casó con su amado Cupido, quien le obsequió la inmortalidad.

El mito de Cupido y Psique, una historia de amor fuera de lo común, es narrada por Brendan Pelsue en una encantadora animación de TED-Ed…