altos
MXCity

Trattoria No. 3, todo el sabor de Italia en el corazón de San Ángel
MXCity
Toda la experiencia gastronómica de la Italia tradicional, en un ambiente relajado y único en San Ángel.

La Trattoria No. 3 te dejará encantado con sus sabores y tradición italiana.

  

En Italia se le llama trattoria a los locales donde no se sirve comida bajo un menú, se paga por cubierto y el ambiente es informal y relajado, así como los precios de las comidas. Son los restaurantes más visitados en las pausas de mediodía, o durante el almuerzo, donde se procura tener una clientela fija y estable. El nombre proviene de trattore que en italiano significa ‘preparar’.

Las trattorias se pueden encontrar en casi todas las ciudades del mundo y puede decirse que son una especie de embajadores de la cocina italiana a lo largo del mundo. Aunque en Italia la trattoria no está asociada a la pizza, en muchos establecimientos internacionales se preparan pizzas deliciosas.

 

 

 

 

La Trattoria No. 3 es un restaurante italiano montado en una antigua casa de San Ángel. Sus ingredientes son de la mejor calidad y sus recetas bastante tradicionales con una carta 80% italiana y 20% francesa. El pan es delicioso y recién horneado en los hornos que tienen en el restaurante para preparar todo al estilo artesanal.

Se sirven pastas frescas, las pizzas son delgadas con un estilo napolitano y son suculentas en todos sus detalles. Si llevas niños, un chef reconocido le dará una lección para que prepare su pizza y lance la masa por los aires. Es un instante genial para una historia en tu Instagram y fotos en tus redes. Además es una experiencia sin igual.

 

 

 

 

La Trattoria es un concepto italiano que remite a la familia. Es un lugar cálido donde te sentirás como en casa con la cercanía de las mesas, la comodidad del lugar y la ambientación que cada uno ofrece. Es la tradición y el buen gusto por la comida italiana en un ambiente relajado y único.

Puedes comenzar con escargots con mantequilla y perejil, o el fabuloso rissoto de camarón. Una pizza siciliana con salsa de pomodoro, arúgula y chile de árbol que bien puedes ver cómo entra al horno y sale suculenta y con un aroma genial. Las pastas son deliciosas, rabioles, fusillis, fettuccinis, o pasta a la rueda con trufa negra, prosciutto salteado y un poco de parmesano. Claro que puedes pedir un filete, pescado o pollo todo con el toque supremo de la Trattoria.

 

 

 

 

 

Nosotros pedimos una sopa de langosta, seguido de un filete mignon, vino blanco y como postre, el merengue de café con almendra, la torta de la nona (abuela) que es una delicia. En la trattoria hay descorche de vino gratis, pueden traer tu botella y no hay límite de botellas por cliente. Así que puedes llevar el que tú desees y ahí te lo servirán en una copa. Por cierto, los meseros son unos tipos geniales y súper amables, te harán sentir como en tu propia casa.

Los miércoles hay todos los mejillones que puedas comer por $280. Un secreto de la casa es que puedes comprar para llevar a tu casa las tres salsas que te ponen en la mesa (pesto, ajo rostizado en aceite de oliva y salsa macha). La verdad es que valen mucho la pena, nosotros nos compramos la de ajo que con el pan recién horneado que te dan sabe deliciosa.

 

 

 

 

 

Trattoria No. 3

Dónde: Avenida de la Paz 14, San Ángel, CDMX.

Cuándo: lunes a miércoles de 08:30 a 22:00 y jueves a sábado hasta las 23:30. Consumo promedio $410

Sitio web // Facebook // Instagram

Teléfono: 5616 2907

 

Arquitectura prehispánica: belleza y patrimonio de la humanidad (FOTOS)
MXCity
La arquitectura prehispánica no puede pensarse sin su cosmovisión ni su iconografía, los elementos más ricos de estas estucturas.

La arquitectura prehispánica es una de las más preciosas del mundo.

 

 

La arquitectura mexicana ha tenido una evolución y mezcla impresionante a lo largo de su historia. Sin duda, la más original y  extraordinaria es la del México prehispánico, cuya relevancia a nivel internacional es indiscutible.

A pesar de que las culturas precolombinas sufrieron grandes pérdidas durante la conquista, su desarrollo y legado han sido fuertes como para prevalecer hasta nuestros días. Todavía podemos maravillarnos con las colosales construcciones hechas hace miles de años en nuestras tierras, y nos desconcierta cómo es que esas civilizaciones que no contaban con la tecnología que ahora tenemos pudieron ser capaces de crear construcciones tan exactas y fuertes.

 

 

En México, el tipo de edificio más reconocido y el que define la arquitectura prehispánica, es el basamento para el templo, llamado pirámide. Estas construcciones llaman la atención por su perfecta simetría, y se caracterizan por su forma y accesos de escaleras para llegar a la cima. En algunos basamentos, como en Teotihuacán, las escaleras se encuentran de un solo lado, y en otros, como en Chichen Itzá, se ubican en las cuatro caras.

En ocasiones también están decoradas con esculturas talladas con piedras duras, un proceso primitivo del que se obtuvieron extraordinarios acabados, resaltando la gran organización de estas culturas para la prefabricación de materiales.

 

 

Las técnicas de edificación de cada cultura indígena dependían de la zona geográfica y del acceso a distintas materias primas. Ejemplo de ello son las zonas arqueológicas en México, que son el legado de un ingenio arquitectónico de hace casi 2,000 años. En Teotihuacán, una de las técnicas más interesantes de construcción fueron los cajones de adobe de planta cuadrangular, con troncos de árbol en las esquinas para reforzar los cercados. Los cajones rellenaban los espacios con piedras y tierra, y al terminar ese nivel, se construía sobre él. En la actualidad, los castillos de varilla y concreto tienen el mismo fin.

El acabado final se hacía con piedras careadas (labradas en una cara) para obtener una superficie más lisa y cubrirla con estuco (pasta de grano fino compuesta de cal). Para poder alcanzar la altura necesaria en la construcción, se levantaban taludes de piedra y tierra, mismos que recorrían los cargadores en largas filas, llevando sobre sus hombros los materiales requeridos por los antiguos arquitectos.

 

 

La piedra caliza fue la materia prima de las construcciones mayas. Este material natural, de característico color blanquecino, era utilizado en las pirámides y paredes de habitaciones. Otras comunidades que no tenían acceso a roca caliza juntaban conchas de ostión del mar y, siguiendo el mismo proceso, obtenían cal de la misma calidad.

La arquitectura prehispánica está estrechamente relacionada con su cosmovisión, religión, geografía y mitología. Otro aspecto impactante de la arquitectura mesoamericana es su iconografía. Los edificios monumentales estaban decorados con imágenes de importancia religiosa y cultural y en muchos casos con escritura en algún sistemas de escritura mesoamericanos.

 

 

El Arquitecto Agustín Piña Dreinhofer hace un rápido pero muy completo recorrido por la arquitectura prehispánica mesoamericana, un recorrido que a la vez resulta de forma colateral un vistazo a la historia de México y su evolución como país y los profundos cambios en sus valores estéticos a través de los años. Se supone que los primeros pobladores llegaron al continente americano, provenientes de Asia, por el Estrecho de Bering y pasaron por un puente formado durante las glaciaciones.

Según los expertos, esto pudo haber sucedido hace entre 40,000 y 25,000 años aproximadamente. De acuerdo con los descubrimientos realizados, el hombre bajó de norte a sur del continente, por un corredor libre de hielo, al occidente de las montañas Rocallosas. Cazador y recolector, venía siguiendo a los animales que eran la base de su subsistencia y buscando zonas de clima benigno. Su vida era una continua lucha con los elementos naturales y se alimentaba de la caza mayor, que le proporcionaba carne, pieles y grasas, así como de la recolección de frutos silvestres y también de pequeños animales salvajes.

 

 

 

Son dos las grandes áreas culturales de América: Mesoamérica y el Área Andina. En esta ocasión nos ocuparemos de la primera, que es un área cultural geográficamente bien delimitada. Esta región ocupa una gran parte de lo que actualmente conocemos como República Mexicana y se interna en Guatemala, Honduras, Belice y parte de Nicaragua y Costa Rica.

El desarrollo cultural de Mesoamérica está íntimamente ligado al desarrollo de la agricultura: como lo demostró el gran investigador Mc Neish en el Valle de Tehuacán, Puebla, aproximadamente en el año 4,500 a.C. el hombre mesoamericano del Horizonte Arcaico ya había logrado domesticar el aguacate, el chile y la calabaza. A raíz de este descubrimiento, la existencia del hombre empezó a experimentar algunas modificaciones, ya que no le era fácil abandonar lo que tanto trabajo le había costado: sus plantas mejoradas. Sin embargo, no fue sino hasta aproximadamente el año 3,000 a.C. cuando el hombre mesoamericano logró el descubrimiento que le haría abandonar definitivamente su vida nómada: la domesticación del maíz. La hibridización del maíz fue, después, el catalizador que inició una serie de cambios y que eventualmente transformaría la economía de subsistencia en una de mercado y así aparecerían los primeros centros urbanos y la arquitectura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La fantástica proyección musicalizada de los cortos de George Méliès en la CDMX
MXCity
Una mágica presentación de los cortometrajes de George Méliès, "Mago del cine" con música en vivo llega al Foro del Tejedor.

Los hermanos Lumière inventaron el cinematógrafo, pero quien realmente lo dotó de contenido y convirtió el cine en espectáculo fue el también francés Georges Méliès. Solo así se entiende que se le conozca y defina como dibujante, pintor, caricaturista, ilusionista, director de teatro, escenógrafo, humorista, escritor, actor, técnico… Aunque en el fondo, Méliès fue un amante de la fantasía, un visionario que plasmó su genialidad en más de 500 películas y el propietario del primer estudio acristalado diseñado específicamente para el cine.

Georges Méliès, al que le atrajo siempre la pintura y el arte aunque su padre lo quiso orientar al negocio familiar de calzado, fue capaz de cumplir su sueño desde el momento que entendió la magnitud, alcance y trascendencia que podía tener el cinematógrafo. Participó en todos y cada uno de los aspectos de producción de sus obras: desde dibujar los conceptos de la escenografía hasta dirigir al reparto.

 

 

En una época en la que el cine empezaba a dar sus primeros pasos y prácticamente solo tenía fines documentales, Méliès abrió las puertas del sueño, de la magia y de la ficción combinando los universos de Robert-Houdin con la cronofotografía y la cinematografía de los hermanos Lumière. Todo el conjunto de obras de Méliès brilla por su fantasía dinámica, su imaginación sin límites y su alegría irresistibles. Los mundos que eran intensos, una mezcla única de fantasmagoría, perversidad, trampantojos, ilusiones, llamas, humo y vapor.

 

 

La proyección de George Méliès en la CDMX musicalizada en vivo promete ser una experiencia fantástica. Y es que las películas mudas están hechas para verlas musicalizadas en vivo. La experiencia de escuchar la interpretación de las partituras originales, diseñadas específicamente para el filme y con la compañía adecuada, supera por mucho a verla en línea. Ahora que al tratarse de la proyección de Méliès en la CDMX, la experiencia se convierte en una casi mágica.

 

 

La compañía Las Agujas será la encargada de aterrizar estos mundos fantasmagóricos y surreales a través de la música. La cita es el próximo 29 de mayo a las 20:30 en el Foro del Tejedor. Los boletos están disponibles en taquilla o vía este enlace

 

 

CINE JAZZ CORTOS DE MÉLIÉS MUSICALIZADO POR “LAS AGUJAS

Dónde: Foro del Tejedor.

Dirección: Álvaro Obregón 86, Col. Roma

Cuándo: miércoles 29 de mayo a las 20:30

Boletos

Cuánto: $200

La CDMX planea sembrar 10 millones de árboles para mejorar la calidad del aire
Alan Roque
La secretaría del Medio Ambiente anunció una reforestación histórica de 10 millones de árboles en la Ciudad de México y la zona metropolitana.

En un país como el nuestro, la contaminación ambiental se vuelve cada día un problema, que en lugar de atacarse a través de medidas efectivas para reducir el problema, se ha venido postergando con otras más abruptas que generan inconformidad social.

Según un informe de la Secretaría de Medio Ambiente, en la Ciudad de México y área metropolitana se pretenden sembrar 10 millones de árboles para contrarrestar el hecho de que la capital no había tenido un aire tan contaminado desde hace 14 años.  

Como sabemos, en el mes de mayo, los niveles de contaminantes se elevaron por encima de lo normal, lo que llevó a las autoridades locales y federales a declarar una contingencia ambiental durante cuatro días, restringiendo la circulación de vehículos, aproximadamente 5.4 millones de ellos (para más información sobre cómo atender a las alertas por contingencia consulta aquí).

 

sembrar 18 millones de arboles

 

Durante las actividades del Sábado de Tequio, en el que se realizaron acciones de limpieza al exterior e interior de la estación San Joaquín, de la Línea 7 del Metro, la mandataria, Claudia Sheinbaum, informó algunos detalles de lo que será este programa para reforestar la capital. 

Tan solo para este año se tiene contemplado plantar diez millones de árboles y plantas en la zona rural y urbana de la CDMX. Sheinbaum detalló que el objetivo de este programa es compensar las zonas de la capital que no tienen áreas verdes, como los ejes viales, la Calzada Ignacio Zaragoza y la zona oriente. Si bien todavía no hay una fecha exacta, se espera que para junio inicien los trabajos de reforestación en la Ciudad de México, según se informó en un comunicado del Gobierno capitalino.

 

 

 

Sembrar árboles es ciertamente una de las mejores opciones que tiene la ciudad para mejorar la calidad del aire. Con esta “reforestación histórica” se pretende fabricar una especie de cinturón verde de manera que la Ciudad de México podría ser un ejemplo a nivel internacional, no solo de “la capital mundial del diseño“, sino de la urbe con más conciencia natural.

 

 

Si tomamos en cuenta que la contaminación no sólo proviene de los autos, podemos entrar en una realidad más beligerante, ya que todos contribuimos a ella, desde usar aerosoles hasta las heces de nuestras mascotas. 

Para entender mejor el problema es necesario saber que la contaminación no solamente afecta la calidad del aire, también lo hace con las áreas naturales protegidas, cultivos y recursos hídricos, la sustentabilidad y viabilidad de la Megalópolis de México. Por ello los ciudadanos capitalinos tenemos la tarea de revisar, cuidar y reforzar la calidad del medio ambiente constantemente. Realmente vale la pena.