8 palacios de la Ciudad de México que quizá no conocías
Mariana Gaxiola
Te contamos sobre la historia de algunos palacios del Centro Histórico que seguramente desconocías.

La Ciudad de México también se conoce como la Ciudad de los Palacios.

. . .

Además de su riqueza cultural, la Ciudad de México es una capital que destaca por su estética arquitectónica. Fue un viajero inglés, llamado Charles Latrobe, quien maravillado ante las increíbles fachadas bautizó la ciudad como "La ciudad de los palacios". Obras de importantes arquitectos como Manuel Tolsá y Francisco de Guerrero y Torres llamaron la atención del extranjero y lo inspiraron para darle ese nombre a nuestra capital.

Durante la época del virreinato, varios personajes de la alcurnia europea radicaron en la Nueva España. La zona que hoy conocemos como Centro Histórico fungió como el territorio ideal para la construcción de diversas residencias que actualmente se reconocen como palacios.

Ostentosas fachadas constituyen estas casonas, donde marqueses y condes radicaron algunos años. Seguramente la mayor parte de los capitalinos conoce palacios como la Casas de los Azulejos o el de Iturbide. Pero existen algunos que no muchos conocen y vale la pena visitar:

Palacio de los Condes de San Mateo Valparaíso


La casa se construyó con piedras procedentes de templos prehispánicos, por lo que se dice que había maleficios en relación al lugar. Durante el siglo XVIII, don Miguel Berrio y Zaldívar habitó la residencia. Es conocido como el Conde de San Mateo Valparaíso, quien también era el dueño del Palacio de Iturbide.

Dirección: Venustiano Carranza 52, col. Centro.

 

Palacio del Conde de la Torre Cosío


Su edificación data de 1783. El palacio es popular por la leyenda de don Juan Manuel, quien habitó la casa, hizo un pacto con el demonio y amaneció un día colgado dentro del lugar.

Dirección: República de Uruguay 90, col. Centro.

 

Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya


Se trata de una residencia que se construyó en 1536. Aquí vivió Fernando Altamirano y Velasco, quien contrajo matrimonio con una de las nietas del virrey Luis de Velasco. Más tarde recibiría el título de conde por Felipe III de España. Hoy el inmueble es sede del Museo de la Ciudad de México.

Dirección: Pino Suárez 30, col. Centro.

 

Palacio del Marqués de Selva Nevada


En esta casona habitó don Antonio de la Cadena, mejor conocido como Marqués de la Selva Nevada. El título se lo otorgó Carlos III a él y a su esposa. Hoy, el edificio alberga una de las cantinas más frecuentadas del centro.

Dirección: Venustiano Carranza 49, col. Centro.

 

Palacio del Conde de San Bartolomé de Xala

xala

Aquí habitó San Bartolomé de Xala, su construcción data de 1763. La edificación responde al estilo barroco, cuenta con tres niveles y un gran patio principal. El arquitecto encargado de la obra fue Lorenzo Rodríguez.

Dirección: Venustiano Carranza 76, col. Centro.

 

Palacio de la Marquesa de Uluapa


Un palacio cuya edificación tuvo lugar en el siglo XVIII. Destaca por los azulejos que adornan la fachada. Lo interesante de esta residencia, es que aquí nunca habitó la marquesa de Uluapa, y se desconoce el motivo por el que popularmente se le llama así.

Dirección: Cinco de febrero 18, col. Centro.

 

Palacio de los Condes de Heras y Soto


palacios

El palacio debe su nombre a los descendientes de los condes de Heras y Soto, quienes radicaron en la casa a principios del siglo XIX. Para esta época, la familia entera ya se había instalado en la Nueva España.

Dirección: República de Chile 8, col. Centro.

Palacio Metropolitano

Sus salones albergaron los bailes de la aristocracia del Porfiriato, sirvieron de refugio durante el exilio español y ha evolucionado hasta ser el epicentro de las celebraciones más exclusivas. Con este bagaje y luego de una escrupulosa renovación, el Palacio Metropolitano se alza como el tesoro oculto de la CDMX y el codiciado toque final para hacer de tu boda una verdadera experiencia.

Dirección; Calle de Tacuba 15, Centro Histórico de la Cdad. de México, Centro, Cuauhtémoc.

La Petatera, enorme patrimonio cultural mexicano protegido por la UNESCO
MXCity
La Petatera es la tradición de una arquitectura efímera que se construye en seis semanas y se quita en un solo día.

Foto destacada: Colima Quadratín

La Petatera es uno de los festejos culturales más grandes de Colima.

 

 

 

Este monumento arquitectónico y artístico de la nación es parte del inventario del patrimonio cultural inmaterial de México y permanece en pie durante las fiestas religiosas y paganas en honor a San Felipe de Jesús, preservando la tradicional corrida de toros.

Esta pieza se monta desde 1857, y son alrededor de 30 habitantes del pueblo de Colima que la levantan durante 6 semanas. Se trata de una gran estructura de 5000 m2 que incluye palcos y graderías, alcanzando una capacidad para más de 5000 personas.

 

 

Historia de la Petatera

 

 

 

Este tipo de edificación proviene del Tapextle que se hacía siglos atrás en las minas de sal de Cuyutlán, a 45 km de Villa de Álvarez. Para la recolección de sal, los indígenas, realizaban una construcción sin hierro alguno, de nudos y amarres, con madera, siendo este el origen arquitectónico de la Petatera. Ahora está estipulado por un reglamento de método constructivo.

Esta pieza cumplirá 165 años de antigüedad en 2022 y tiene espacio para más de 5.000 localidades y cada año los 70 tablados que componen la Petatera son unidos para alzarla. La Petatera es la única plaza de toros del mundo fabricada de petate, desmontable, con maderas, bambú, ixtle, maguey y otros componentes naturales.

 

 

 

Cada tabladero debe aportar 7 horcones, 9 latas, 56 escuadras, 7 estribos, 7 tablas, 2 tarimas y 16 polines, todo en madera de diversas especies, así como 36 petates, soga, ixtle, otate o bambú, clavos y alcayatas.

El revestimiento de la estructura se compone de un tapizado de petates, unas especies de alfombras tejidas de fibras de la "palma del petate", las que le dan el nombre al edificio. Al final de los festejos charros taurinos, y de otras disciplinas como la danza, se vuelve a descomponer y se entrega cada parte de la plaza a 67 familias de Villa de Álvarez, que los guardan hasta las próximas fiestas de la localidad.

 

@la_petatera_vdea

 

El patronato está formado por personas de la sociedad civil que cuidan la tradición  y existe un reglamento sobre cómo se va a construir, en qué momento y quiénes lo va a construir. Para ser una familia de tabladeros se exige un comportamiento cívico ejemplar, además de una responsabilidad con lo encomendado.

Crear este fenómeno de cohesión social y sustentabilidad ambiental, es una construcción de arte efímero reconocido como Patrimonio Cultural Mexicano y protegido por la Unesco. Hay personas que han heredado ser tabladero desde que la plaza se construía de dos pisos.

 

 

Anteriormente se sustituyó la fibra de maguey por plástico, también plástico por yute para las sogas, amarres, las latas por tuberías de hierro, pero desde hace 30 años se regresó a lo original: bambú e ixtle de maguey.

Cuando la Petatera está lista a principios de febrero, se hacen cabalgatas de jinetes y monturas son otro de los atractivos de estas fiestas, dos corridas de toros en un ruedo sin callejón, solo con burladeros, mayor que el de la Plaza México, la más grande del mundo.

 

 

 

Autoridades locales y familias participan de su custodia y construcción del sitio. Desiderio Contreras Tene "El Pajarito" fue el mayordomo de la construcción, jefe de obra responsable cada año de coordinar el esfuerzo comunal de erigir este edificio, originado como tributo a San Felipe de Jesús.

El Pajarito construyó el sitio desde los años 60, dirigió la obra desde 1993 como mayordomo, pero falleció en mayo del 2020. Se dice que cada año, El Pajarito clavaba su bastón en una mancha de aceite que dejaba como marcador cada año. Trazaba el círculo sobre el que se construirá la plaza y se realizan reverencias a los cuatro puntos cardinales.

 

 

 

La Petatera

Dónde: Villa de Álvarez, Colima.

Cuando: cada año en febrero

Cuánto: según evento

Web

5 datos que probablemente no conocías sobre los Chichimecas
MXCity
Estos datos sobre los chichimecas nos muestran un poco más sobre estas tribus cazadoras recolectoras del norte.

Foto destacada: Roberto Larios / Unión Guanajuato

La historia de los chichimecas, un misterio que fue asimilado por la conquista.

 

. . .

 

Los Chichimecas no fueron una cultura como tal sino una designación que los pueblos nahuas de México aplicaron a los nómadas y seminómadas que se establecieron en la actual región del Bajío de México. A menudo la palabra Chichimeca se asemeja al término romano “bárbaro” para describir a las tribus germánicas.

Así que nombre de Chichimeca, fue usado como peyorativo por los españoles para describir a un "pueblo salvaje y nómada que vivía al norte del Valle de México". Vivían de la caza, usaban poca ropa y resistían la intrusión extranjera en sus territorios de caza.

 

Origen del término

 

@la_crema_y_nata_de_oaxaca

Se cree que Chichimeca viene de la conjunción de los términos náhuatl para perro (chichi) y cuerda (mecatl), siendo así que los mexicas se habían referido a los chichimecas literalmente como "de linaje canino". La otra versión es que significa “habitantes de Chichiman”, Chichiman significa “área de leche”. Pero algunos historiadores han explicado que la palabra chichimeca ha sido objeto de diversas interpretaciones a lo largo de los años.

Las principales tribus que ocuparon esta región fueron los zacatecos, guachichiles, tecuexes, caxcanes, otomí, pames y guamares. Este conjunto de culturas únicas no tenían lenguajes escritos y mucho sobre los chichimecas es un misterio.

 

 

Regiones en había Chichimecas

 

@el_cuahutemoc

En las regiones de Zacatecas, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco y San Luis Potosí, era la zona de caza y recolección de chichimecas. Estos sitios pertenecían a la provincia española de Nueva Galicia, que abarcaba unos 180.000 kilómetros desde el Océano Pacífico hasta la Sierra Madre Occidental.

Antes de 1522 diversos grupos indígenas vivieron aquí. Fue Domingo Lázaro de Arregui, en su Descripción de la Nueva Galicia, publicada en 1621, quien escribió que en esta provincia española se hablaban 72 idiomas. Pero las tribus que vivieron en esta área no han sido estudiadas extensamente.

 

 

Hernán Cortés y los aliados del Sur

 

@itztliartesanal

Los que sí se sabe que es Hernán Cortés encargó a Cristóbal de Olid explorar Jalisco en conjunto con aliados cristianizados del sur que servían como exploradores y soldados, generalmente de Tenochtitlán, tarascos, otomíes, cholultecas y tlaxcaltecas que hablaban náhuatl y a quienes se les permitía montar a caballo y portar armas como soldados al servicio de España.

A medida que los españoles y los aliados se dirigían hacia el norte se encontraron chichimecas

 

 

Cuatro identificadores de los Chichimecas

 

Nuestros Antepasados

Ser chichimeca significaba pertenecer a una de las tribus del norte del centro de México. De hecho, la dirección del norte estaba muy profundamente conectada con el concepto de ser chichimeca, ya que reclamaban una patria ancestral mitológica aún más al norte.

Los aztecas definieron a los chichimecas como un pueblo adorador del cielo, una forma de distinguirlos de las culturas idólatras del centro de México.

 

@elmexicoquemisojosven

Los aztecas notaron que los chichimecas realizaban diferentes sacrificios a estas deidades del cielo más etéreas. Mientras que los aztecas sacrificaban humanos a los dioses cortándoles el corazón, los chichimecas generalmente sacrificaban venados y solo ocasionalmente sacrificaban humanos disparándoles con flechas, sin quitarles el corazón.

El cuarto y último rasgo definitorio de los chichimecas puede ser el más importante. Como ya hemos mencionado, los chichimecas eran descendientes de cazadores-recolectores de mezquite y tunas. Sin embargo, muchos de ellos también vivían de bellotas, raíces y semillas. Los chichimecas también cazaban una gran cantidad de animales pequeños, entre ellos ranas, lagartijas, serpientes y gusanos.

 

 

Chichimecas en la historia 

 

@elmexicoquemisojosven

Debido a que la mayoría de los chichimecas se asimilaron rápidamente a la cultura hispana del México del siglo XVII, hubo muy pocas investigaciones históricas sobre sus culturas y lenguas, y ahora en su mayoría están extintas. Pero estos pueblos indígenas son ancestros de muchos mexicoamericanos.

En los tiempos modernos, solo se hace referencia a un grupo étnico como chichimecas, a saber, los chichimecas Jonaz, unos pocos miles de los cuales viven en el estado de Guanajuato.

 

Los chichimecas fue la designación genérica dada a varias tribus cazadoras recolectoras del norte.

 

 

 

Parque Temático Takilhsukut, un inmenso parque que preserva la cultura totonaca
MXCity
El Parque Temático Takilhsukut rescata y promueve la identidad, tradiciones y sorprendentes costumbres totonacas.

Foto destacada: el jejen

Qué hacer en el Parque Temático Takilhsukut en Papantla, Veracruz.

 

. . .

 

El Parque Temático Takilhsukut  se encuentra en el Pueblo Mágico de Papantla, y Takilhsukut significa "El principio" en lengua totonaca. Se creó con la finalidad de dar a conocer las tradiciones, costumbres, gastronomía en si la cultura madre del pueblo de Papantla mediante la creación de pinturas, bordados, talleres de alfarería y danzas.

En lengua totonaca, Takilhsukut significa "El Principio" o "El Comienzo, y es un complejo cultural donde cada año se celebra el magno evento conocido como "Cumbre Tajín". Aquí te decimos algunas de las actividades que tiene para ti el Parque Temático Takilhsukut.

 

 

Historia del Parque Takilhsukut 

 

@cumbretajin_oficial

 

Este parque abrió al público para todas las personas interesadas en aprender más sobre la cultura Totonaca, y se encuentra abierto desde el año 2000. Cuenta con 17 hectáreas de espacio construidas pero en realidad son 45, también cuenta con un proyecto de ecología que se encarga de realizar compostas con base de reciclaje que se lleva a cabo en la casa de la Madre Tierra.

 

 

El Corazón de Totonacapan

 

@cumbretajin_oficial

 

El Totonacapan es considerado el principal centro de la comunidad indígena veracruzana y el sitio más propicio para el dialogo con otras culturas de México y del mundo. Es el nombre de la región que se conformó en torno a la ciudad prehispánica de El Tajín y posteriormente, en la época colonial y hasta la actualidad, en torno a la ciudad de Papantla.

En la actualidad la región se considera desde el río Cazones, al norte, hasta las poblaciones de Gutiérrez Zamora y Tecolutla, al sur. Algunas otras localidades de Veracruz comprendidas en la región del Totonacapan, son, Cazones, Coatzintla y Poza Rica.

 

 

Centro de Artes Indígenas

 

@cumbretajin_oficial

 

Dentro de este majestuoso parque se encuentra el Centro de Artes Indígenas, creado para la enseñanza y conservación de la cultura Totonaca. Aquí podrás aprender de sus tradiciones y costumbres además de realizar varias actividades que se imparten en las casas de enseñanza. Se recomienda visitar en Sábado ya que ese día es cuando hay más actividades. Este sitio fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

 

Nichos del Takilhsukut 

 

@cumbretajin_oficial

 

La institución alberga diversos nichos de aromas y sabores, así como la ceremonia ritual de los voladores, nicho de purificación, nicho de la música, casa de algodón, nicho de la tierra, casa de la alfarería, casa de las pinturas, casa de la sanación y casa de los abuelos sabios.

 

 

Las mujeres de humo

 

@cumbretajin_oficial

 

Las encargadas de la cocina son denominadas como "las mujeres de humo" esto hace porque todas las personas mayores que se pasaron toda su vida cocinando sus cabellos olían a humo por los hornos de carbón. El nicho de aromas y sabores se encarga de dar a conocer la gastronomía típica del sitio ya que resalta el sabor de la cocina tradicional totonaca que es hecha a base de granos (maíz, frijol, arroz) vegetales como jitomate, cebolla, chiles y hongos.

 

 

Rescatando la cultura Totanaca

 

@cumbretajin_oficial

 

Este parque fue concebido para rescatar y promover la identidad originaria de Veracruz, cuenta con una escuela dedicada a preservar las tradiciones, gastronomía, costumbres y actividades más relevantes de la cultura totonaca. Este sitio se ha mantenido abierto a todo público, centrando su interés en las nuevas generaciones, para que estos conozcan más sobre sus orígenes.

 

 

Escuela de Voladores de Papantla

 

@cumbretajin_oficial

 

En el Parque hay una escuela dirigida por el Centro de las Artes Indígenas (CAI), donde imparten clases para mantener vivo uno de los rituales más famosos de México, los Voladores de Papantla, preparando a niños desde temprana edad. Esta escuela cuenta con una plantilla anual de aproximadamente 65 alumnos, los cuales comienzan su preparación desde los nueve años; sin embargo, también tiene alumnos mayores de 20 años. Además se les enseña danza lengua, cultura y el significado de cada uno de los rituales, así como de los trajes típicos.

 

 

Casa de la sanación

 

@cumbretajin_oficial

 

Esta casa aprenderás la importancia de la medicina tradicional, a través del uso de hierbas, plantas, infusiones y demás elementos que ancestralmente aliviaban dolores y curaban malestares. También realizan limpias y rituales para purificar el cuerpo y la mente.

 

 

 

Parque Temático Takilhsukut 

Dónde: Carretera Poza Rica San Andrés km 17.5, Tajín,  Papantla, Ver.

Cuando: lunes a domingo de 09:00 a 18:00

Entrada libre

Web

Ermita del Silencio, meditación y calma en el Parque Izta-popo
MXCity
La Ermita del Silencio es uno de los espacios ideales para la meditación, la paz y el encuentro con uno mismo en Puebla.

Foto destacada: Bravo a la vida

La Ermita del silencio no es un sitio turístico pero puedes programar retiros con los frailes.

 

 . . .

 

Entre el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl se encuentra la Ermita del Silencio.  Este sitio, ha sido catalogado como el lugar más relajante de México, ya que es un sitio apacible que invita a la reflexión y al crecimiento espiritual.

Se trata de una casa franciscana que no está abierta al público en plan turístico, pero ofrece experiencias espirituales católicas, siempre y cuando hayan sido reservadas con anticipación.

 

@shanti_maya

 

El santuario a 3,690 metros sobre el nivel del mar, en las faldas del Parque Nacional Izta-Popo, en un rincón de las montañas. Desde aquí tienes acceso a un impresionante paisaje compuesto por pinos, oyameles, pastizales y riachuelos.

 

 

Un poco de historia de la ermita

 

@shanti_maya

 

La arquitectura de la Ermita del Silencio es la de un monasterio franciscano. Su creación corrió a cargo de Fray Gerónimo Genovard, misionero en Brasil y Perú de la orden franciscana, quien atraído por el paisaje que le ofrecían los volcanes y la zona se decidió a la construcción de un santuario de paz, la cual concluyó en 1986.

A mediados de los años 80, Fray Jerónimo Genovard paseaba por Amecameca, municipio mexiquense ubicado en el eje neovolcánico de México y quedó atraído por el impresionante paisaje del Parque Nacional Izta- Popo y sus alrededores, y muy cerca de la zona que hoy se conoce como Buenavista, se decidió a construir un santuario de paz.

 

@foto_afro_oficial

 

Cuenta con una capilla influenciada por el Budismo Zen, sus habitaciones tienen grandes ventanales, la fuente del jardín está rodeada de esculturas y arcos y su espectacular vista al Popocatépetl es envidiable. Esta Ermita es solamente de interés religioso, pero no cierra sus puertas a los visitantes.

Cualquier persona puede entrar a admirarla pero en silencio. O bien, puedes unirte a un retiro espiritual o hacerlo por tu cuenta, siempre y cuando, tu fin sea la meditación, haya cupo, o no esté ocupada por algún retiro franciscano, ya que en ese momento se cierra el acceso por completo.

 

Ermita del Silencio con un turismo restringido

 

@foto_afro_oficial

 

La Ermita del Silencio es un sitio para la meditación y la oración. Pero si estás de visita, puedes recorrer su arquitectura, espacios naturales y decoración. En la Ermita del silencio puedes comprar artesanías de cerámica elaboradas por los frailes habitantes y que se exhiben junto con libros y artículos religiosos.

Ojo: No hay acceso libre a la Ermita del silencio, todos los accesos son con previo aviso.

 

@foto_afro_oficial

 

 

Ermita del silencio

Dónde: Ermita del Silencio, 74193, Pue.

Cuando: Acceso solo retiros programados

Cuánto: $50

Puedes ver los detalles aquí: Facebook