Los 10 lugares más psicodélicos de la Ciudad de México
Jaen Madrid
Texturas, tonalidades, armonía visual y demás detalles de la vida cotidiana en la capital, nos muestran la maravillosa psicodelia que se desborda discretamente en una urbe tan estructurada y a su vez minuciosamente caótica como la nuestra

Incluso dentro de las zonas urbanas, existen lugares de espléndida belleza natural que destacan por sus piezas y detalles multicolor. Lugares alucinantes que de alguna manera metafórica manifiestan el inconsciente de aquellas personas que hacen posible su estética visual. En la Ciudad de México encontramos muchos lugares como estos, algunos diseñados específicamente para denotar “aquello que manifiesta la mente” (el significado literal de la palabra psicodelia) entre un infinito de rasgos que definen nuestra identidad cultural mexicana. Otros más, son provocados espontáneamente por las costumbres y el paso del tiempo del que nos hemos servido para reforzar, tanto nuestra herencia prehispánica, como la transformación de nuestro pensamiento a través de culturas foráneas.

Los siguientes lugares nos muestran –mediante texturas, tonalidades y demás detalles de la vida cotidiana–, la  maravillosa psicodelia que se desborda discretamente en una urbe tan estructurada y a su vez necesariamente caótica como la nuestra:

 

1. Lago de Xochimilco 

lago de xochimilco

El barrio de Xochimilco (en nahuatl: campo de flores) es considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Un espacio  que tiene sus orígenes en la época prehispánica, aproximadamente hace mil años, cuando los primeros nativos se sirvieron del entorno para inventar un sistema agrícola alternativo que les permitiese abastecerse de alimentos en una zona predominantemente acuífera: la chinampa, ese misterioso método para sembrar a través de pequeñas islas artificiales.

Dentro de esta colonia encontramos a uno de los cinco lagos que conforman la cuenca lacustre del valle de México, un laberinto acuoso gobernado por las famosas trajineras y su abanico de colores fluorescentes que en días de fiesta se adorna aún más alucinantes. Lo que hace a este lugar un ente ecológico psicodélico es el silencio de sus pasajes, ideal para estimular la imaginación a través de percepciones sensoriales y conexión con la naturaleza.

 

2. Museo de Arte Popular

muse de arte popular

El Arte popular mexiquense es sin duda la representación histórica del flujo de nuestra conciencia a través de las épocas. El Museo de Arte Popular de la ciudad exhibe algunas de estas manifestaciones artesanales creadas con una variedad de materiales que van desde la alfarería, cestearía, papel y cartón, hasta la madera, platería, orfebrería, vidrio, textiles, escultura y algunos tipos de metales. Aquí se elaboran también talleres y concursos, como el reciente certamen de papalotes que acogió una colección de obras psicodélicas inspiradas en los 4 elementos y en los dioses prehispánicos y sus metamorfosis naguales.

 

3. Casa Orgánica 

Conjunto Satelite

La arquitectura orgánica de Javier Senosiain es un sitio altamente surrealista que nos invita a deslizar la mirada entre sus parajes laberínticos, ideales para ejercer la meditación. Estos espacios lisérgicos no son para cualquiera, ya que no forman parte de una realidad cotidiana a la que el ojo esté acostumbrada, frente a esto Senosiain advierte que “el ser humano no debe desprenderse de sus impulsos primigenios, de su ser biológico. Debe recordar que él mismo proviene de un principio natural y que la búsqueda de su morada no puede desligarse de sus raíces; es decir, debe evitar que su hábitat sea antinatural”.

 

4. Poliforum Siqueiros

Foro Universal Polyforum Psiqueiros

El legado de David Alfaro Siqueiros -muralista, comunista y revolucionario-, se encuentra impregnado en cada rincón de este impresionante foro. Aquí podemos admirar una pintura psicodélica fascinante que exterioriza no sólo las ideas del autor, también las del pueblo mismo en épocas de la re-evolución. La Marcha de la Humanidad es dicha opus magna, un mural de 237.60 metros cuadrados considerado hasta ahora como el más grande del mundo. En él, se retrata la evolución de la conciencia de libertad y de justicia en Latinoamérica, bajo hipnóticos trucos de perspectiva que distorsionan el diseño arquitectónico del espacio de manera que, las tres grandes pinturas que conformaron el mural desvanecen las aristas de la habitación para sumergir al espectador en la historia viva de un gran relato.

 

5. Mercado de Jamaica

mercado de jamaica

Un bazar especializado en flores nativas y plantas ornamentales. En este lugar se converge la psicodelia de su arsenal con flora de distintas especies (aproximadamente 131 de 93 géneros y 42 familias), y un poco de percepción lúcida de la vida cotidiana en los mercados de la capital. Además de fungir como laboratorio vegetal, el Mercado de Jamaica tiene su sección de piñatas que le dan una vista fractal y a la vez tradicional a su atmósfera.

 

6. La Ciudadela

ciudadela mx c

También es un mercado, uno de artesanías elaboradas bajo métodos complejos de diseño mexicano. Fue fundada por indigenas en su mayoría provenientes del estado de Oaxaca que visitaban la ciudad en busca de mejores opciones para comercializar sus obras. Es considerado un “pueblito artesanal” en medio de la gran urbe del que miles de turistas estarían maravillados de sólo pasear por sus pasillos. Aquí se encuentran múltiples expresiones psicodélicas que también son sagradas, ejemplo de ello, las típicas artesanías de barro decoradas con cientos de colores, los bordados en cobijas, ropa y morrales hechos a mano; instrumentos musicales de cuerda como guitarras, ukeleles, violines y guitarrones, así como un millar de figuras, máscaras lúgubres  y juguetes relacionados a los dioses naguales prehispánicos.

 

7. Barrio Chino

Barrio-Chino

La mayoría de mexicanos conocemos este lugar, un micromundo asiático que se encuentra enclaustrado entre las calles del Centro Histórico de la ciudad. Sin embargo, pocos sabemos cuál es su origen; el Barrio Chino del DF data a la época porfiriana, cuando las persecuciones antichinas se volvieron un caos en la parte norte del país donde los foráneos trabajaban en el campo. Huyendo de toda esta cacería, se instalaron en la capital para fundar comercios , principalmente cafeterías y lavanderías, pero no fue sino hasta los años 40 que el restaurante Shan Ghai inauguró oficialmente el callejón como un sitio oriental en la ciudad.

Su extensión sigue siendo de tan sólo una calle, de hecho, se construyó para ser el barrio chino más pequeño del mundo. Tanto sus festivales culturales como el año nuevo chino se celebran prácticamente como al otro lado del globo: artes marciales, desfile de vestimenta china multicolor y por supuesto la lúcida danza de los dragones orientales. Un atractivo turístico sin duda altamente alucinante.

 

8. Parroquia de San Juan Bautista

Parroqui San Juan Bautista

Geometría, espacio y espiritualidad. Coyoacán atesora las parroquias, catedrales e iglesias más oníricas de la ciudad, esto debido a que sus calles, parques y plazas aún conservan la arquitectura de la época colonial como si se hubiera construido ayer. La edificación sagrada más destacable, por esta ocasión, es sin duda la Parroquia de San Juan Bautista, un templo antiquísimo (data a 1528), construido posterior a la conquista española. A pesar de que su fachada es un tanto ordinaria, el interior es una obra de arte sacro-psicodélica; aquí deleitamos nuestros sentidos con una serie de patrones geométricos en arquitectura, cristales y decorados del tipo barroco.

 

9. Museo del juguete antiguo de México

museo del juguete antiguo df

En este recinto se encuentran los juguetes más antiguos de la cultura mexicana, una increíble colección desde el siglo XIX hasta la década de los 80 que han sido recopilados en todo el país. Cuenta con más de 20,000 piezas para exposición y uno que otro objeto de la vida cotidiana desde los años 30 a los 90. En este recinto, diminutos y gigantescos juguetes estrafalarios conforman la colección (mexicana) de juguetes más grande del mundo.

 

10. Tepito

Tepito mx

Tepito, el “Barrio bravo” de la ciudad es quizás, el máximo ejemplo de exteriorización de la conciencia colectiva mexicana. En el corazón de este emblemático barrio se encuentra un monumento para no olvidar un hecho trascendental sucedido a la llegada de los españoles: El asesinato del último tlatoani, Cuauhtémoc. La placa reza: Tequipeuhcan, lugar donde comenzó la esclavitud. 

Gran parte de este suceso histórico demarco la transformación de México. Para bien y para mal, ahora forma parte de nuestra identidad como “raza cósmica” y esto, al momento de defenderse e imponerse, se entiende mejor en Tepito que en ningún otro lugar de la capital. El barrio tiene incluso hasta un lenguaje contracultural propio y toda una historia en sus procesos comerciales que empezaron con el trueque. Tepito no sólo es psicodélico en lo visible, también lo es en el significado mismo de la palabra –lo que manifiesta la mente-, o el alma, que en este caso es la de un barrio unido que no conoce el individualismo.

Huerto Lincoln, una granja urbana y Centro de Educación Ambiental en Polanco
MXCity
Los huertos urbanos favorecen el ambiente, a la sociedad y la práctica de la agricultura ecológica u orgánica de la CDMX.

Este espacio orgánico en Polanco nos ayuda a cuidar el medio ambiente.

 

Cada día se hace más necesario cuidar del medio ambiente, ya que sin él todo lo que conocemos desaparecía. Es por eso que los huertos urbanos se están convirtiendo en una gran actividad que implica a cientos de ciudadanos conscientes de tener una mejor calidad de vida. De hecho los gobiernos, cada día contribuyen más a estas iniciativas ciudadanas, que aunque son pocas, se vuelven accesibles en diversas partes de la ciudad.

En 2015 se publicó el decreto de la Ley de Huertos Urbanos de la Ciudad de México, que forma parte de los compromisos asumidos en el Pacto de Política Alimentaria Urbana. Este tratado suscrito por más de 70 autoridades locales alrededor del mundo, ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), asociaciones civiles y pequeños productores.

 

 

Esta ley “establece el derecho que tienen todos los ciudadanos de la Ciudad de México, como habitantes, a poder desarrollar o contar con un huerto urbano, destinado para la producción de alimentos o bien para el mejoramiento del medio ambiente en el cual se encuentra”. Así que con este derecho, si todos cultiváramos una porción de nuestros alimentos, la crisis dejaría de ser crisis y podríamos contribuir más a eliminar la contaminación del mundo.

La Ciudad de México es una de las principales urbes latinoamericanas en destacar por su agricultura urbana, unas 22,800 hectáreas de tierras agrícolas dentro del perímetro de la ciudad producen anualmente alrededor de 15,000 toneladas de hortalizas. El nopal ha reemplazado al maíz como principal cultivo en las laderas de Milpa Alta, y la agricultura suburbana se concentra en las zonas de Xochimilco y Tláhuac.

 

 

El Huerto Lincoln es una granja urbana y Centro de Educación Ambiental en Polanco. Está abierto a toda la comunidad que desee visitar el Parque Lincoln y ofrece talleres de cultivo para niños y padres, quienes de manera voluntaria contribuyen a la agricultura orgánica, aprendiendo y observando cómo crear un cultivo natural en medio de la ciudad.

Este es un espacio divertido y sano que nos permite aprender a sembrar, cultivar, cosechar y comer comida orgánica en nuestro hogar. En este parque conviven y ayudan al crecimiento y cuidado de alrededor de 150 metros cuadrados con alrededor de 60 especies de verduras, hierbas condimentarias, plantas medicinales, de ornato y 4 árboles frutales.

 

 

El huerto cuenta con un sistema de riego por goteo y se ha convertido en un lugar de referencia para quienes pasean por el Parque Lincoln, gracias a la gran diversidad de especies que prospera en los ecosistemas de la Ciudad de México en cada temporada del año.

Desde su puesta en marcha hace tres años, las camas sembradas de manera orgánica y con un sistema de riego por goteo instalado en el Huerto Lincoln le han permitido funcionar como Centro de Educación Ambiental.  Además de que El Huerto contribuye al bienestar de la comunidad que visita diariamente el Parque.

 

 

 

Este pequeño e interesante lugar se localiza en el área de juegos infantiles y cuenta con alrededor de 70 especies de plantas en un área de 150 metros cuadrados; es un sitio agradable para toda la familia, y se sostiene con la coordinación y atención de voluntarios y los vecinos de Polanco.

Poco a poco este hermoso huerto se ha convertido en un sitio de referencia para quienes pasean en el parque, ya que exhibe parte de la gran diversidad de especies que prospera en los ecosistemas de la ciudad y permite generar interés en los niños y adultos acerca de la agricultura.

 

 

Además este huerto tiene una gran importancia social, ya que el área de juegos infantiles recibe alrededor de dos mil personas cada semana, dejando un gran impacto en las más de 200,000 personas que han visto el huerto, interactuado en los talleres y han tomado ejemplo de las diferentes prácticas para el cuidado del medio ambiente de cómo crear sus propios huertos urbanos.

El parque ha crecido poco a poco y cuenta con cuatro camas y una espiral de hierbas medicinales en producción, que suman 60 m2 de cultivos orgánicos sembrados. Tiene un tinaco con capacidad de 1500 litros de agua que funciona para el sistema de riego por goteo instalado en 5 camas. Además en la hortaliza se han sembrado más de 60 especies de verduras y hierbas condimentarias, además de plantas perennes medicinales, de ornato y cuatro árboles frutales.

 

 

Asimismo, como un servicio a la comunidad,  los servidores del huerto han realizado varios talleres y charlas con grupos de niños y adultos para aprender  técnicas básicas de agricultura ecológica, entre los que destacan los de agricultura orgánica, permacultura, elaboración de composta e introducción a la agricultura orgánica con prácticas de siembra, arrope y manejo natural de plagas.

Otros talleres que se han dado son los de diseño de azoteas verdes, elaboración de macetas de autorriego, comida sana, elaboración de germinados tinturas y pomadas; así como la elaboración y difusión de varios manuales sobre agricultura orgánica, alternativas a Plaguicidas y Transgénicos y mantenimiento de huertos para mejorar y mantener continuas la producción de alimentos.

 

 

Huerto Lincoln

Dónde: calle de Emilio Castelar S/N, Col. Polanco Chapultepec, Delegación Miguel Hidalgo.

Cuándo: 24 x 7.

Entrada libre

Blog

 

Imagen de portada Walking México

Un tesoro histórico fue descubierto en las escalinatas del Templo Mayor
MXCity
Ofrendas con una antigüedad de más de 500 años fueron encontradas durante recientes excavaciones en las escalinatas del Templo Mayor.

Un tesoro de sacrificios aztecas, incluido un jaguar ricamente adornado y vestido como un guerrero, fue recientemente descubierto en el Centro Histórico de la Ciudad de México y podría llevar a los arqueólogos al hallazgo más tentador hasta el momento: la tumba de un emperador azteca.

Descubiertos en los escalones del templo más sagrado de los aztecas durante el reinado del gobernante con mayor poder del imperio, las ofrendas de sacrificio también incluyen un niño pequeño, vestido para parecerse al dios de la guerra y la deidad solar azteca. Incluyen además un juego de cuchillos de madreperla y piedras preciosas.

Las ofrendas fueron depositadas por los sacerdotes aztecas hace más de cinco siglos en una plataforma circular y ritual, una vez ubicada frente al templo, donde los primeros relatos históricos describen el lugar de descanso final de los reyes aztecas.

 

 

 

Ninguno de estos detalles han sido reportados anteriormente y tal descubrimiento marcaría la primera vez, ya que no se ha encontrado ningún entierro azteca a pesar de décadas de excavaciones.

“Nunca hemos hallado eso y tenemos ahora la enorme expectativa, dijo a Reuters el arqueólogo principal, Leonardo López Lujan. “Suponemos conforme vayamos profundizando vamos a seguir encontrando objetos muy ricos”.

La ofrenda de jaguar, que se encuentra en una gran caja rectangular de piedra que habría sido el centro de la plataforma circular, ha despertado una emoción particular. Solo se ha excavado una décima parte del contenido de la caja, pero ya se ha encontrado una gran variedad de artefactos cerca de la parte superior. Entre los contenidos se encuentran una lanza y un disco de madera tallada colocados en la espalda del felino, que era el emblema de la deidad patrona azteca Huitzilopochtli, el dios de la guerra y del sol.

 

 

 

 

Se identificó una capa de ofrendas acuáticas colocadas en la parte superior del jaguar orientado hacia el oeste, que incluye una gran cantidad de conchas, estrellas de mar de color rojo brillante y coral. Estos probablemente representan el inframundo acuático por el que los aztecas creían que el sol viajaba por la noche antes de salir a la superficie al este para comenzar un nuevo día.

También se ha encontrado un ibis espatulado, un ave rosa de la familia de los flamencos, en la ofrenda. Se asoció con guerreros y gobernantes, y se pensó que representaba a sus espíritus en su descenso al inframundo.

“Lo podremos ver una vez que podamos retirar una enorme cama de corales que está tapándonos visualmente lo que esta abajo del depósito”, dijo el arqueólogo Miguel Báez, parte del equipo que excavó las ofrendas en la base del templo. El templo es conocido hoy como el Templo Mayor y ubicado justo al lado de la bulliciosa plaza Zócalo de Ciudad de México.

 

 

 

 

El Templo Mayor habría sido tan alto como una pirámide de 15 pisos antes de ser arrasado junto con el resto de la capital azteca de Tenochtitlan después de la conquista española de México en 1521. Ampliado por cada rey azteca, se creía que el santuario estaba en el centro del universo y estaba coronado por dos templos más pequeños, uno en el lado norte dedicado al dios de la lluvia Tlaloc y uno en el sur a Huitzilopochtil.

 

Todo sobre Expoweed, la feria del cannabis en la Ciudad de México
MXCity
Expoweed es un evento educativo dedicado a divulgar la amplia cultura del cannabis…

Por cuarto año consecutivo, Expoweed en México.

 

Expoweed es una feria educativa que nació en Chile hace cinco años. Desde 2016, este evento se celebra en la Ciudad de México, y este año se llevará a cabo en Expo Reforma de la Ciudad de México a finales del mes de agosto.

Tanto para los consumidores como para los no consumidores, la importancia de la cultura del cannabis —ya sea por su historia, los productos culturales que de ella derivan o por los diversos usos que pueden dársele— es innegable. Este tema, que actualmente genera grandes controversias, necesita ser explorado sin prejuicios, por tratarse de una planta que, además de su uso recreativo, tiene grandes propiedades medicinales, e incluso valor dentro de diversas industrias.

 

Expoweed

 

Integrada por talleres y conferencias de respetadísimos expertos, Expoweed ofrece diferentes perspectivas sobre los diversos usos que tiene el cannabis en su faceta recreativa, en el ámbito de la salud y de la industria, sin olvidar su historia e importancia como planta ritual, utilizada desde tiempos inmemoriales.

 

Expoweed

 

A causa de las regulaciones que han legalizado el uso medicinal del cannabis en México, la programación de la próxima edición de este evento dedicará una buena parte de sus actividades a explorar y difundir las implicaciones de este cambio, desde quién puede consumir cannabis de manera medicinal, qué padecimientos permiten su uso y, finalmente, qué es exactamente lo que aprobó el Senado y cuál es el siguiente paso dentro del proceso.

 

Expoweed

 

Expoweed funciona como un evento educativo que pretende crear conciencia y divulgar los pormenores de esta cultura. Es por esta razón que se trata de un evento completamente relevante y por demás interesante.

Durante tres días Expoweed México 2019 ofrecerá a los asistentes una oferta educativa y cultural única, con talleres y conferencias sobre las diferentes áreas relacionadas con regulación, organización, cultivo, procesamiento, negocios, medicina y usos industriales. Todo ello compartido por expertos y especialistas reconocidos a nivel internacional.

 

Expoweed

 

Expoweed en México

Lugar: Expo Reforma Canaco. Av. Morelos 67, Juárez, 06600 Ciudad de México

Fecha: 30 de agosto al 1 de septiembre 2019.

Boletos.

La historia del cine con piezas del Museo Gaumont en la Cineteca
MXCity
La exposición GAUMONT, DESDE QUE EXISTE EL CINE, abre sus puertas al público en abril en La Galería de la Cineteca Nacional.

El Museo Gaumont, museo privado creado por Nicolas Seydoux en 1989, conserva, restaura y valoriza sus colecciones constituidas de objetos y de documentos atados a la actividad de la Compañía a la margarita, decana mundial de las sociedades cinematográficas. Unas cifras para precisar el tamaño de las colecciones que comprende: 10 970 carteles, 343 aparatos y accesorios, 207 534 fotos, 2 865 guiones, 1 140 casos se relacionan con elementos de decorado o con trajes, etc.

Un verdadero recuerdo de la historia y la sociedad, el museo recorre más de un siglo de cine a través de exposiciones puntuales, ediciones de libros o publicaciones. Una rica colección de más de 6,000 pósters, 20,000 fotos, material promocional, cámaras y películas realizadas por La Gaumont dan testimonio de una industria que no ha tenido una sola arruga.

 

 

 

El universo cinematográfico ha visto aparecer y desaparecer infinidad de talentos, movimientos, casas productoras e, inclusive, ideas. Muchos estudios son responsables de cambios y aportaciones invaluables para el cine, pero ninguno que continúe en activo puede presumir que vio el nacimiento del séptimo arte, quizá sólo la compañía cinematográfica Gaumont.

 

 

 

La Cineteca Nacional y Gaumont, en colaboración con el Instituto Francés de América Latina (IFAL) – Embajada de Francia en México, presenta una exposición que propondrá un viaje a través de la historia del cine desde la perspectiva de la compañía cinematográfica más antigua del mundo.

Personajes de la talla de Louis Feuillade, Jean Vigo, Federico Fellini, Ingmar Bergman, Andrzej Wajda, Rainer Werner Fassbinder, Jean-Luc Godard y Luc Besson han desfilado por Gaumont, así que la exposición más que celebrar a una empresa, celebra la tradición, la creatividad, la inventiva y todos los logros artísticos del mundo fílmico a través del importante papel que ha jugado la compañía fundada en julio de 1895.

 

 

 

Con piezas provenientes del Museo Gaumont, la exposición presentará a los cinéfilos 200 objetos originales de la colección privada del estudio, así como extractos de películas, carteles, utilería, 18 vestuarios originales, cámaras, equipo antiguo y más curiosidades a partir de abril en La Galería de la Cineteca Nacional.

 

 

 

Gaumont, desde que existe el cine

Dónde: Galería de la Cineteca Nacional

Dirección: Av. México Coyoacán 389, Xoco, 03330 Ciudad de México, CDMX

Cuándo: abril 2019

Teléfono: 01 55 4155 1200

Web