Leonora-Carrington-Portrait-of-Max-Ernst-1939-Left-The-Ancestor-1968-Right-images-via-flickrcom
MXCity

Los Laberintos más enigmáticos de México
MXCity
En la Ciudad de México y sus alrededores, tenemos algunos laberintos estéticamente admirables. Lugares maravillosos que nos llaman a pasearnos en el misterio.

Imagen de ilustración: Laberinto del parque de ocio Rafael de la Cerda, en Cartagena, España.

Ciertamente, un laberinto (o un pasaje que parezca uno) nos ayuda a ejercitar la mente. Es uno de los ideogramas más antiguos y complejos de la humanidad, resolverlos será para cada psique un logro ambicioso por revelar lo que al final se encuentra. Un laberinto está presente en casi todos los rubros existenciales: tenemos un laberinto en el tiempo, uno en las palabras, en la imaginación, en el ciclo de la mortalidad que se vuelve inmortal y literalmente hasta en la naturaleza. Las mismas interrogantes primordiales del hombre son enigmáticos muros estrechos las cuales, paradójicamente, a mayor sabiduría mayor será la complejidad de su solución.

Jugar con un laberinto puede fungir también como una técnica de meditación y también por qué no, de sano entretenimiento. En la ciudad de México y sus alrededores, tenemos algunos cuantos estéticamente admirables, lugares maravillosos que nos llaman a pasear en el misterio.

 

Laberinto del Ajusco

Justo en la zona poniente de la Ciudad de México, en la carretera Picacho del Ajusco podemos avistar uno de los más hermosos que literalmente es una replica de un laberinto. Aunque pareciera un lugar turístico de dueños foráneos, el lugar es en sí propiedad mexicana en su totalidad. Su administrador, Erick Cadena, nos cuenta que la idea de este simbólico lugar apareció luego de que el historiador de Arte, Ignacio Figueroa regresara de un viaje por los confines ingleses (de ahí que la casa nos hace creer que estamos en algún sitio de Europa). El laberinto está inspirado en el jardín del Castillo de Hever de la Gran Bretaña, excepto que el nuestro se diseñó aún más grande. El lugar es 100% accesible para acampar, comer o disfrutar de un picnic con una botella de vino. Leer más…

 

Laberinto de meditación en Malinalco

laberinto-de-meditacion-en-malinalco

Como su nombre lo indica, se trata de un laberinto para ejercer la meditación. Localizado en las instalaciones del Centro Holístico Ollinyotl, en Malinalco, Estado de México a tan solo 98 km de la Ciudad de México. En este centro creen fielmente que los caminos en circulo como los que ofrece un laberinto, ayudan a desbloquear, armonizar y sanar a las personas. El costo de la entrada es de tan solo $20 pesos. 

 

Laberinto de la Hacienda Panoaya

Laberinto de la Hacienda Panoaya

Al rededor de 60 hectáreas y  2000 metros de camino acoge este hermoso sitio ubicado en Amecameca, Estado de México, muy cerca del Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Su diseño es similar al de los laberintos que se construían en Inglaterra. El Costo varía entre los 40 y 139 pesos dependiendo las actividades externas al laberinto que quieras realizar. 

 

Laberinto de los Sentidos

Laberinto de los Sentidos

Diseñado por el prominente museógrafo mexicano Iker Larrauri, es laberinto más grande de México, situado justamente en el jardín contemplativo más grande de México y del mundo, ubicado en Tequesquitengo, Morelos. 

El trompo mexicano de madera, gran tradición de los juguetes artesanales
MXCity
En América Latina se le llama trompo. Pero en España, peonza, perinola y pirinola; en Filipinas, trumpo o turumpo; en Portugal pião; en Japón koma y en Alemania Peitschenkreisel, Doppisch, Triesel o Tanzknopf; y en últimos tiempos levitrón y beyblade.

Del trompo de madera al de plástico popular de los 90s.

 

El trompo es un juguete tradicional mexicano que expresa a nuestra cultura mexicana. Son elaborados de forma artesanal con madera y se exportan a diversos lugares del mundo. De hecho, cada año se entregan premios a los artesanos más destacados en el Concurso Nacional del Juguete Popular,​ el cual es realizado en el Museo del Juguete Popular Mexicano, en San Miguel de Allende Guanajuato.

Muchos textos disponibles en línea que hablan sobre el trompo, afirman que los primeros registros del trompo datan del 4000 a. C., pero coinciden en que los detalles de su origen y su creación son inciertos. Inclusive se dice que el trompo fue un instrumento para prácticas de adivinación y chamanismo, y se cree que tiene un origen arcaico asociado a rituales de adivinación e interpretación de presagios en cierta época del año ya que se utiliza para recrear el movimiento de los astros.

 

También afirman que se han encontrado ejemplares de arcilla en la orilla del río Éufrates, que hay rastros de trompos en pinturas muy antiguas y en algunos textos literarios que citan el juego, es mencionado en escritos de Marco Porcio Catón, político e historiador romano, en la Eneida de Virgilio, y que el Museo Británico conserva el trompo más antiguo del mundo, hallado en Tebas fechado en el 1250 AdC. Pero entre las cosas consensuadas sobre el trompo, son los detalles que se refieren al filósofo Platón, a quien el trompo le servía como metáfora del movimiento y a Aristófanes quien era un aficionado. Los romanos, griegos, chinos y japoneses también tenían un lazo especial con este juguete.

Los pequeños talleres y fábricas mexicanas dedicadas a la juguetería, tuvieron su periodo de modernización a finales del siglo XIX y principios del XX; creando trompos con varios tipos de maderas para hacerlos capaces de resistir los golpes de sus “adversarios”. Los artesanos solían tener oficios relacionados con la madera como carpinteros, fabricantes de muebles e incluso de ataúdes. En esa época los niños también fabricaban y tallaban sus creaciones de trompo, a partir de un clavo de hierro sin cabeza como punta.

 

En México el tropo ya era sumamente popular en el siglo XX, y en esa época eran de madera de guayabo o mezquite con punta de clavo. Se vendían en ferreterías y se juntaban los niños a jugar el cónico juguete de madera. En 1963 se introdujeron los primeros trompos plásticos bajo el sello Plasti Marx; con mucha publicidad en programas de televisión como el de Chabelo, quién dio gran impulso a la promoción del trompo de plástico en nuestro país.

Para 1975 la marca Duncan trajo una oleada de trompos plásticos a nuestro país. El representante de aquella marca comercial, era el ingeniero García del Camino, responsable de llenar el mercado mexicano con este fantástico juguete. ¡0 años después 1986, la marca Premier forma una escuela de campeones demostradores comandados por la dinastía de los hermanos Zentella Olavarria, Eduardo, Fernando y Carlos; que compiten contra la empresa 5 estrellas, creadora de los conocidos como trompo “azteca”.

 

Para principios de los 90, Duncan comienza a debilitarse, Premier y 5 estrellas continuaban en una guerra comercial y esta última empresa lanza una calcomanía de holograma que brillaba con la luz del sol, llamada holotrompo. Sin embargo, nuevos empresarios salidos de estas tres empresas dan a conocer los trompos Cometa, con una fuerza increíble con exitoso modelo diamante y el modelo Cobra, que es el trompo que introduce el trompo plástico mexicano en Europa, al grado de tener gran popularidad en España, Hungría y Eslovaquia.

Los modelos más actuales de trompos ya tienen un diseño más pulido, y muchos presentan filos de neopreno para evitar daños e incluso sistemas que evitan enrollar el trompo, como el popular PowerStart. Hoy en día es posible encontrar trompos con luces y otros que producen sonidos musicales al girar. Los nuevos trompos tipo Beyblade o Levitron, le están dando un giro al mercado, que apuesta por la nostalgia del trompo clásico al ser una pieza fundamental de nuestra cultura.

Juguetes Urbanos, el juego como catalizador de experiencias urbanas
Cristopher Garnica
Juguetes Urbanos es un recorrido que instala al juego como un bien público catalizador de experiencias urbanas, como una extraordinaria herramienta de re-construcción de la ciudad.

Laboratorio para la Ciudad y sus juguetes urbanos.

 

El Laboratorio para la Ciudad (LabCDMX) es el área de innovación cívica y creatividad urbana del Gobierno de la Ciudad de México. Se fundó en 2013 para incubar proyectos pilotos y construir un acervo de prácticas que plantean formas de acercarse a temas relevantes para la ciudad de México.

 

 

El Laboratorio reúne a personas de diferentes disciplinas y continuamente colabora con expertos nacionales e internacionales, para promover la reunión del capital creativo y el talento ciudadano de la Ciudad de México, vinculándolo con iniciativas internacionales.

El laboratorio es una espacio que abre un diálogo multidisciplinario, entre urbanistas, arquitectos, sociólogos, artistas, diseñadores, programadores, politólogos, ingenieros, internacionalistas, científicos, economistas, comunicólogos, que haciendo uso de la cultura digital, hace uso de diversos espacios de la ciudad.

 

Uno de ellos es la Ciudad Lúdica que promueve desde la investigación y la experimentación la valoración del juego como un bien común, con el fin de que ayude a la cohesión social, la regeneración urbana y la creación de comunidad. El Laboratorio explora, precisamente, cómo el juego puede ser un catalizador de experiencias urbanas y como capital para la creación de comunidades.

A partir de estas exploraciones, el Laboratorio para la Ciudad, a través de su área Ciudad Lúdica, y en colaboración con la Autoridad del Centro Histórico, lanzó en el reto Juguetes Urbanos, un experimento social que reclama el regreso de niñas y niños al espacio público. A partir de la colaboración con más de 100 niñas y niños que habitan en los alrededores de los espacios seleccionados, se desarrollaron las guías de diseño para construir tres juguetes urbanos, cada uno pensado como un prototipo con duración temporal de tres meses.

 

 

Los Juguetes Urbanos son objetos con múltiples funciones, que responden a la demanda de niñas y niños que buscan diversión y medios para explorar el mundo. Llevan al límite las formas del mobiliario urbano infantil, desafiando los juegos clásicos como columpios, resbaladillas y otros módulos estandarizados de plástico en espacios públicos.

Durante el recorrido que se llevará a cabo este 21 de julio de 2018, se abordará el significado del juego a nivel urbano, la apuesta por generar una colaboración entre diversas áreas de gobierno, el impacto comunitario en cada intervención, datos preliminares de cómo el juego puede reactivar espacios subutilizados y generar cohesión social, así como aprendizajes generales. 

Recorrido por los Juguetes Urbanos

¿Dónde? Tlazcoaque #8, piso 2, 06090, Centro, CDMX

¿Cuándo? 21 de julio 10:00 am

Entra Libre

Pre-registra asistencia aquí.

Web // Facebook // Twitter // Instagram

La primera cancha de Juego de Pelota Azteca surge en el FARO Poniente
MXCity
El Tlachtli o juego de pelota, fue un deporte ritual que se practicaba tanto en la vida cotidiana como en celebraciones religiosas, que durante milenios ha permanecido en tantos lugares que ahora se juega en el poniente de la Ciudad.

Juego de Pelota Azteca en Azcapotzalco.

 

Las diferentes versiones del juego de pelota que se han heredado durante siglos, ha hecho complicado que se sigan las mismas reglas, rituales y funciones sociales del juego. Por ejemplo, en la zona de Monte Albán, el juego se desarrolla a nivel del piso de cancha, además de los golpes a la pelota con la cadera, era posible utilizar codos y rodillas para hacer pasar la pelota de un lado a otro. Otras versiones permitían el uso de raquetas o de una manopla y la pelota estaba hecha de un caucho pesado y las dimensiones diferían de un lugar a otro.

Lo que complica aún más los detalles sobre el juego de pelota, es que no se sabe con exactitud cuándo ni dónde se originó. Aunque varias fuentes sugieren que fue a principios del 1400 a. C. en la región de Soconusco, otros dicen que fue en el Istmo de Tehuantepec, a lo largo de la costa del Golfo de México en la tierra de los olmecas. Sin embargo, esto no ha impedido que el juego de pelota se siga practicando en Teotihuacán, Texcoco, en varios lugares más del sur del país, Guatemala y, después de 500 años, en la capital del país.

 

El juego de pelota sigue teniendo diversas connotaciones rituales y el objetivo central es el de mantener la bola siempre en movimiento dentro de la cancha de juego. Si la pelota llega a caer o salir de la cancha, se considera una “mala señal” ya que la pelota simboliza al sol. La pelota en movimiento representa las trayectorias de los astros sagrados: Sol, Luna y Venus. El juego de pelota, hoy en día, además de ser un deporte trata de preservar su sentido ritual-religioso y sus significaciones con Ometéotl, el dios de la dualidad y es un deporte que juega de manera informal para la recreación de niños, mujeres y hombres de todas las edades.

Lo cual es alentador, porque finalmente el juego de pelota se quitó el halo místico y religioso, haciendo posible que más gente se acerque a disfrutar, practicar y entrenar  cotidianamente algo que bien puede ser un deporte nacional. Sobre todo es fascinante ver que hoy en día, el juego de pelota se trata de un espectáculo formal, como cualquier otro deporte, sin sacrificios humanos, sin asuntos brutales, ni lesiones o la muerte que sufrían los jugadores, dice el mito cuando la pelota los golpeaba en la boca del estómago.

 

Hoy en día, Azcapotzalco ha retomado su señorío, y 500 años después ha conseguido acercarnos al juego de pelota el deporte mesoamericano por excelencia, que forma parte de las actividades de las actividades deportivas del Faro Poniente Xochikalli. La cancha se construyó rescatando un terreno baldío y tiradero de cascajo, justo enfrente del metro Rosario. Con un costo de 40 millones de pesos, se rescataron 7 mil 500 metros cuadrados de terreno baldío, basurero y tiradero de cascajo, que ahora se transformó en el Faro Poniente, un centro de artes y oficios que ofrece alternativas educativas y culturales en esa parte de la ciudad, para canalizar la energía juvenil.

Desde la fecha de la apertura de la cancha, se tuvo un registro positivo de más de 20 personas interesadas en practicar este deporte prehispánico, pero se espera que el número aumente. Para la inauguración de la cancha, los equipos Texcoxo y Cemayan Nepanolli dieron una demostración de juego, que se ha convertido en el primer y único espacio para la práctica de este deporte en nuestra ciudad.

Te dejamos el video de la ceremonia, inauguración y reglas del juego de pelota.

FARO Poniente

¿Dónde? Afuera del Metro Rosario. A un costado del Cinemex y frente al metrobus.

¿Cuándo? Lunes a Sábado 10:00 a 18:00 hrs

Entrada Libre