Arte y Cultura
Fantásticas obras para remembrar a Manuel Rodríguez Lozano
Mare Loustaunau
Manuel Rodríguez Lozano fue uno de los pintores mexicanos más relevantes que pertenecieron al movimiento de Los Contemporáneos.
manuel rodriguez lozano

La obra de Manuel Rodríguez Lozano abarcó desde pintura hasta mural.

 

No se sabe con exactitud el año en que Manuel Rodríguez Lozano nació, de lo que sí se tiene registro es que fue un 4 de diciembre aproximadamente entre 1895 y 1897 en la capital mexicana. Estudió en el Colegio Militar, pero en su juventud decidió viajar a Europa para familiarizarse con el movimiento pictórico que tanto causó furor durante la vanguardia artística de la segunda década del siglo XX.

Regresando a México, fraguó su obra en torno al tema de la vida y la cultura mexicana, pero no a través del muralismo como era costumbre en esta época, sino con dibujos y pinturas de grandes dimensiones que retrataron otra visión de la cotidianeidad del país. Al igual que varios de sus contemporáneos, Manuel Rodríguez Lozano plasmó en sus cuadros características propias de la cultura popular. Pero lo que destacó de su obra fue la técnica moderna que empleó, los colores sobrios que utilizó y las miradas perdidas que pintó en sus retratos.

La mayor parte de sus piezas fueron de óleo, y han pasado por recintos como el Museo de Arte Moderno, el Palacio de Bellas Artes y el MUNAL. El estilo de Manuel Rodríguez Lozano es inconfundible, solemos encontrar colores blancos y azules que develan tintes melancólicos. Y si bien las historias y paisajes que dibujó sí hablan de la riqueza del país, asimismo denuncian emociones oscuras que apelan al cansancio y la aflicción que también define el semblante mexicano. Aquí algunas de sus más impresionantes obras:

 

Autorretrato

1924manuel rodriguez lozano

La ramera

1927manuel rodriguez lozano

Santa Ana muerta con cuatro figuras

1933manuel rodriguez lozano

Desnudo femenino

1934manuel rodriguez lozano

Il verdaccio

1935manuel rodriguez lozano

Las tres parcas

1936
manuel rodriguez lozano

Tres caballos

1940manuel rodriguez lozano

La Piedad en el Desierto

1942
manuel rodriguez lozano

Los amantes

1943manuel rodriguez lozano

El holocausto

1945manuel rodriguez lozano

Buenas noticias para los amantes de la ciencia: Universum se renueva
MXCity
El museo universitario de ciencias Universum se encuentra en un proceso de remodelación que promete muchísimas sorpresas.

¡Estas son todas las novedades que habrá en Universum!

 

El magnífico Universum, Museo de las Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, uno de los más importante de su tipo en nuestro país, se encuentra actualmente en un proceso de remodelación, tanto de sus salas y espacios interiores como de su fachada, que se extenderá unos cuatro o cinco años.

Se trata de un proyecto de remodelación integral que consistirá en una renovación conceptual que integrará el uso de las nuevas tecnologías y obedecerá a las tendencias museográficas de recintos y centros de ciencia alrededor del mundo. Así, se pretende que la nueva museografía permita observar y aprender de una manera lúdica, de forma que todos los sentidos puedan usarse; ahí es donde la tecnología permite cosas fantásticas.

Fue a partir del 25 aniversario del museo, que se celebró el año pasado, que se decidió realizar esta remodelación, la cual se basó en una reflexión de todos estos años de funcionamiento del recinto y en materiales producto de seminarios, análisis y estudios sobre el museo. Se determinó, finalmente, que Universum debía estar a la vanguardia y a la altura de los centros de ciencia y museos del mundo.

Los cambios que Universum experimentará serán en tres aspectos. El primero en la forma en cómo abordará la ciencia: ya no se dividirá por materias, como física o química, sino por grandes temas pero vistos desde la perspectiva de varias ciencias. De este modo, las salas obedecerán tres líneas temáticas. Primero, el entorno natural; segundo, la cultura científica —cómo la ciencia estudia, da los conceptos y conocimientos sobre diversos aspectos—; y tercero, los grandes retos de la ciencia, hoy y en el futuro, pero abordados interdisciplinariamente.

El segundo gran cambio que tendrá Universum es la integración de nuevas tecnologías. Aquellos que deseen profundizar en los conocimientos descritos en las salas, lo podrán hacer desde sus teléfonos o tabletas. También se implementarán demostraciones de realidad virtual o aumentada como los hologramas.

Finalmente, el tercer cambio será en el diseño arquitectónico de exteriores e interiores. La fachada cambiará en sus acabados, y aunque se mantendrá la estructura, sí tendrá ciertas modificaciones que la harán ver mucho más moderna.

Los cambios planeados para el gran Universum nos llenan de emoción y será posible descubrirlos paulatinamente si visitamos este recinto, uno de lo más apreciados de la UNAM…

 

 

Future Forest, un jardín de objetos reciclados en Chapultepec
MXCity
El proyecto Future Forest es un jardín hecho con desechos plásticos en el Jardín Botánico de Chapultepec.

Te presentamos Future Forest (y su importantísimo mensaje)…

 

Sabemos que el mundo, en la actualidad, se ahoga en la gran cantidad de deshechos y basura que los humanos generamos. Uno de los más abundantes materiales contaminantes es el plástico, que flota en los mares y ríos, y que contamina bosques, playas y ciudades. Una de las muchas soluciones que existen ante este devastador panorama es el reciclaje. Actualmente, sólo reciclamos el 5% del plástico que producimos y esto se debe, en parte, a una falta de educación al respecto. Por esta razón, los proyectos que nos invitan a considerara esta práctica y a repensar nuestras acciones (como, por ejemplo, el uso desmedido de plásticos) son tan valiosos.

Futute Forest (Bosque del Futuro) es uno de estos proyectos y fue parte del Festival de Flores y Jardines 2018. Se trata de un jardín de esculturas hechas exclusivamente con plástico que ha sido desechado y se encuentra actualmente en el Jardín Botánico de Chapultepec.

Tres toneladas de desechos plásticos, entre botellas, contenedores y otros objetos, fueron transformados en un bosque lleno de color y magia habitado por cactusflores, árboles y animales. La construcción de este monumento al reciclaje corrió a cargo del artista y ambientalista danés Thomas Dambo, que tardó alrededor de un mes en completar esta obra. Como dato curioso, varios niños, ancianos y estudiantes de arquitectura de la UNAM participaron en el proyecto para crear más de 1,000 flores, plantas, árboles y animales para que habitaran este bosque.

La idea es generar conciencia entre los visitantes del Future Forest en torno al uso irresponsable y exagerado del plástico, pues existen muchos objetos hechos con este material de los que podríamos prescindir. Este mensaje es especialmente importante para los niños, que se encuentran en etapa de formación y que disfrutarán mucho de esta preciosa atracción, además de aprender lecciones valiosas para su futuro en este planeta.

Future Forest

Lugar: Jardín Botánico del Bosque de Chapultepec. Paseo de la Reforma # 126, Primera Sección del Bosque de Chapultepec, Miguel Hidalgo.

Fechas: martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas, por tiempo indefinido.

 

 

 

La impresionante pictografía de los Códices Mixtecos
MXCity
Los mixtecos se desarrollaron independientemente de culturas mediterráneas o asiáticas, y por la variedad de tipos de escritura previa a la conquista, esta iconografía representa un logro intelectual único en esta parte del nuevo mundo.

En mixteco, Ñuu Savi o Ñuudzahui, significa “Gente de la lluvia”.

 

Igual que otros pueblos indígenas en México, los mixtecos tienen una antigua y orgullosa historia de logros en ciencias, matemáticas y escritura con códices. Los mixtecos son bien conocidos en el mundo antropológico por sus códices, o imágenes fonéticas en las que escribieron su historia y genealogías en piel de venado en la forma de “libro doble”.

La historia más conocida de los códices mixtecos es la del Señor Ocho Venado, llamada así por el día en que nació, cuyo nombre personal es Garra de Jaguar, y cuya historia épica está relacionada en tres códices principales, el Codex Vindobonensis Mexicanus I, Codex Bodley, el Zouche-Nuttall.

Estos códices son importantes porque si bien, los mixtecos tuvieron sistemas de escritura textual, optaron por pictograma, signos icónicos dibujados y no lingüísticos, que representa objetos o significados. Estos pictogramas representan eventos históricos como el nacimiento, el matrimonio, la coronación, la guerra y la muerte, mientras que los glifos escritos registrarían la fecha del evento e identificarían a las personas y lugares involucrados.

Aunque todo el sistema de símbolos e iconografía que se encuentran en todo el mundo antiguo son fascinantes, los que se desarrollaron en la antigua Mesoamérica no tienen nada que envidiar. De hecho, por su desarrollo independiente de culturas mediterráneas o asiáticas, y por la variedad de tipos de escritura previa a la conquista, esta iconografía representa un logro intelectual único en esta parte del nuevo mundo.

Este tipo de pictogramas no sólo fue importante en su época, también es un tipo de escritura de gran relevancia al día de hoy; al grado de influir de varias maneras en la cultura mixteca moderna. A pesar de que existen alrededor de 500,000 personas de habla mixteca en México, estos cuentan con grandes diferencias entre los varios dialectos mixtecos modernos, y se ha estimado que existen al menos una docena de idiomas mixtecos diferentes.

El Códice Vindobonensis o Códice Yuta Tnoho es una documento pictográfico importante, ya que registra las creencias mixtecas sobre el origen del universo, sus dioses e historias mitológicas de los pueblos mixtecos. Este códice es responsable de contar mediante pequeños dibujos, el origen mitológico del pueblo mixteco y sus creencias divinas. En el Códice Vindobonensis Mexicanus I, uno de los hombres de maíz copuló con un árbol y dio a luz al Señor de la Mixteca, que retó y venció al sol e impidió que este astro se opusiera al establecimiento de los mixtecos en su territorio.

Fue elaborado en la época de la Mixteca Alta, localizada en lo que ahora es el noroeste de Oaxaca. Es un biombo de piel curtida de venado que consta de 52 láminas escritas por ambas caras. Toma su nombre de la ciudad de Viena (Austria) —Vindobona en latín— donde ahora se encuentra en la colección de la Biblioteca Nacional austriaca. Este códice es uno de los más pocos documentos de la época precolombina que se conservan en la actualidad.

El Codex Zouche-Nuttall es una pieza plegada en acordeón, que registra las genealogías, alianzas y conquistas de varios gobernantes de los siglos 11 y 12 de una pequeña ciudad mixteca en las tierras altas de Oaxaca, de principios del siglo XII al XII. Este código cuenta las historias de un grupo de guerreros que conquistan una ciudad. Pueden observarse los glifos con puntos sobre cada uno de los participantes en la escena. Se cree que los glifos son nombres son signos de un día calendárico. La razón de esto es que entre los nobles mixtecos, el nombre de una persona a menudo es su cumpleaños.

El Codex Zouche-Nuttall se hizo en el siglo XIV. Probablemente llegó a España en el siglo XVI, después de identificarse en el Monasterio de San Marco, Florencia, en 1854 y se vendió en 1859. Hoy en día se encuentra en el Museo Británico.

Estos manuscritos permiten rastrear la historia de los mixtecos y de sus centros antiguos capitales como Tilantongo, Mitla y Monte Albán (que se había originado como una ciudad zapoteca antes de que los mixtecos obtuvieran el control de la misma).

En el apogeo del Imperio azteca muchos mixtecos rindieron homenaje pero no todos los mixtecos se convirtieron en vasallos. Mantuvieron una sangrienta resistencia hasta que fueron conquistados por el conquistador español Pedro de Alvarado.

Hoy en día, las comunidades mixtecas se describen como transnacionales o transfronterizas debido a su capacidad de mantener y reafirmar los lazos sociales entre sus países de origen y la comunidad de la diáspora.

6 lecciones de vida escondidas en la literatura mexicana
Viviana Cohen
Consejos esenciales de la existencia que se encuentran desperdigados en algunos de los mejores libros que se han escrito en el país…

“La literatura existe porque la realidad siempre decepciona”

 

Una de las características más inadvertidas y profundas de nuestro país es la buena literatura que se escribe en este sitio. Desde hace muchos siglos, México ha sido la cuna y la casa de algunos de los autores más reconocidos del planeta. Aquí hay tantas joyas puestas en papel que no es presumido afirmar que en esta región los talentos nacen con la misma frecuencia que las margaritas, sólo que ellos tienen el poder de la eternidad.

A lo largo de los años, miles de textos han quedado vivos en los anaqueles de este rincón del planeta. Obras hechas por ensayistas, poetas y novelistas que detienen el tiempo, que lo narran, que lo ignoran. Libros que acarician la textura más profunda de la realidad y quizá sin querer, o queriendo, nos enseñan a vivir mejor; a ser más sabios en el presente, a digerir el pasado y a ser resilientes en el futuro.

Y es que en la inmensidad de nuestra literatura hay atisbos de sabiduría (ocasionalmente involuntaria) que nos enseñan a transitar mejor la vida. Consejos para voltear a ver nuestra ceguera. Consejos para no repetir ciclos tóxicos. Consejos para estar en silencio sin perturbarnos. Consejos para aliviar esa ansiedad inexplicable que causan los años.

Dicho todo lo anterior, hemos metido la nariz en algunos versos, relatos y reflexiones de los clásico más reconocibles de la literatura nacional, y hemos seleccionado algunas colecciones de palabras que nos pueden orientar y tranquilizar  en este caótico verano capitalino lleno tráfico, diluciones políticas y muchas ventanas cubiertas de lluvia. 

 

Se consciente del inconmensurable poder de las palabras

El arco y la lira, Octavio Paz

palabras

“...¿Qué decir del lenguaje? Las fronteras entre objeto y sujeto se muestran aquí́ particularmente indecisas. La palabra es el hombre mismo. Estamos hechos de palabras. Ellas son nuestra única realidad o, al menos, el único testimonio de nuestra realidad. No hay pensamiento sin lenguaje, ni tampoco objeto de conocimiento: lo primero que hace el hombre frente a una realidad desconocida es nombrarla, bautizarla. Lo que ignoramos es lo innombrado. Todo aprendizaje principia como enseñanza de los verdaderos nombres de las cosas y termina con la revelación de la palabra—llave que nos abrirá́ las puertas del saber. O con la confesión de ignorancia: el silencio…”

 

No creas en las certezas históricas

Relámpagos de Agosto, Jorge Ibargüengoitia

literatura

“¿Por dónde empezar? A nadie le importa en dónde nací, ni quiénes fueron mis padres, ni cuántos años estudié, ni por qué razón me nombraron Secretario Particular de la Presidencia; sin embargo, quiero dejar bien claro que no nací́ en un petate, como dice Artajo, ni mi madre fue prostituta, como han insinuado algunos, ni es verdad que nunca haya pisado una escuela, puesto que terminé la Primaria hasta con elogios de los maestros; en cuanto al puesto de Secretario Particular de la Presidencia de la República, me lo ofrecieron en consideración de mis méritos personales, entre los cuales se cuentan mi refinada educación que siempre causa admiración y envidia, mi honradez a toda prueba, que en ocasiones llegó a acarrearme dificultades con la policía, mi inteligencia despierta, y sobre todo, mi simpatía personal, que para muchas personas envidiosas resulta insoportable.”

 

No intentar escapar de lo inevitable

Diles que no me maten, Juan Rulfoliteratura

“..Y ahora habían ido por él, cuando no esperaba ya a nadie, confiado en el olvido en que lo tenía la gente; creyendo que al menos sus últimos días los pasaría tranquilos. “Al menos esto -pensó- conseguiré con estar viejo. Me dejarán en paz”.

Se había dado a esta esperanza por entero. Por eso era que le costaba trabajo imaginar morir así, de repente, a estas alturas de su vida, después de tanto pelear para librarse de la muerte; de haberse pasado su mejor tiempo tirando de un lado para otro arrastrado por los sobresaltos y cuando su cuerpo había acabado por ser un puro pellejo correoso curtido por los malos días en que tuvo que andar escondiéndose de todos. 

Por si acaso, ¿no había dejado hasta que se le fuera su mujer? Aquel día en que amaneció con la nueva de que su mujer se le había ido, ni siquiera le pasó por la cabeza la intención de salir a buscarla. Dejó que se fuera sin indagar para nada ni con quién ni para dónde, con tal de no bajar al pueblo. Dejó que se le fuera como se le había ido todo lo demás, sin meter las manos. Ya lo único que le quedaba para cuidar era la vida, y ésta la conservaría a como diera lugar. No podía dejar que lo mataran. No podía. Mucho menos ahora…”

 

Hay batallas hechas para no lucharse

La sombra del caudillo, Martín Luis Guzmán

literatura

“La ruda opresión de la mano contrastaba con la suavidad acariciadora de la voz, Aguirre conocía, por experiencia el alcance amoroso de tales contrastes… Aguirre, como siempre asomaba a los ojos de Rosario, huyó pronto de ellos para no marearse. Sabía, en eso buen militar, que las batallas amorosas sólo se dan para ganarlas, y que, no siendo así, el triunfo está en la retirada. Con Rosario, por otra parte, todas las retiradas eran camino de la gloria. Rosario acababa de cumplir veinte años: tenía el busto armonioso, la pierna bien hecha y la cabeza dotada de graciosos movimientos que aumentaban… Sus ojos eran grandes, brillantes; su pelo, negro; su boca; sus manos y pies, breves y ágiles. Contemplándola, se agitaba de golpe, como mar en tormenta…”

 

Los deseos más profundos siempre se nos esconden

Aura, Carlos Fuentes

Literatura

Ilustración: Henn Kim

“Te moverás unos pasos para que la luz de las veladoras no te ciegue. La muchacha mantiene los ojos cerrados, las manos cruzadas sobre un muslo: no te mira. Abre los ojos poco a poco, como si temiera los fulgores de la recamara. Al fin, podrás ver esos ojos de mar que fluyen, se hacen espuma, vuelven a la calma verde, vuelven a inflamarse como una ola: tu los ves y te repites que no es cierto, que son unos hermosos ojos verdes idénticos a todos los hermosos ojos verdes que has conocido o podrás conocer. Sin embargo, no te engañas: esos ojos fluyen, se transforman, como si te ofrecieran un paisaje que sola tu puedes adivinar y desear.”

 

Aprecia el silencio de las madrugadas

El Nocturno de los Ángeles, Xavier Villaurrutia  

literatura

“Se diría que las calles fluyen dulcemente en la noche.
Las luces no son tan vivas que logren desvelar el secreto,
el secreto que los hombres que van y vienen conocen,
porque todos están en el secreto
y nada se ganaría con partirlo en mil pedazos
si, por el contrario, es tan dulce guardarlo
y compartirlo sólo con la persona elegida.”