La inmortal leyenda del Callejón del Beso
Viviana Cohen
Una turbulenta historia de amor que lleva viva más de 150 años y que muchos creen que trae buena suerte.

Si las viejas calles de México hablaran.

. . .

Guanajuato siempre ha sido un destino único en nuestro país.  Quizá porque su arquitectura  está llena de edificaciones preciosas que han convertido a esta ciudad de uno de los sitios más interesantes de México y del mundo. Una pequeña metrópoli (a sólo unas horas de la CDMX) con grandes atracciones históricas y culturales.

beso

Dicho lo anterior, es recomendable escaparse un fin de semana a esta urbe. Perderse entre sus 380 calles estrechas y descubrir los relatos que esconde cada camino empedrado que hay aquí. Vale la pena dialogar con las ventanas, los portones de madera y los balcones de las viejas casonas que enmarcan el pueblo. Escuchar quizá los silencios que las esquinas  resguardan con tanto misterio.

Pero sobre todo es indispensable conocer el famoso Callejón del Beso. Un espacio cálido, lleno de escaletas y casas pintadas pegadas las unas con las otras, en el que supuestamente se suscitó uno de los relatos amorosos más importantes de nuestro país. Una leyenda milenaria protagonizada Carlos y Ana.

beso

Ella era una española burguesa que vivía con su padre. Él, un adolecente que como todos los guanajuatenses de la clase trabajadora del siglo XVIII pasaba sus días extrayendo plata de la famosa Mina de la Valenciana; el emporio de minero más grande y valioso del mundo. Un lugar generaba la identidad de la región y que fue el sitio donde se conocieron Ana y Carlos.

beso

Ahí, en la punta de una colina, en el atrio de una iglesia colonial estos jóvenes se hicieron inseparables. Y aunque en un inicio la pareja se frecuentaba en secreto, el padre de Ana no tardó en enterarse de la relación. Al no poder separarlos, el viejo aristócrata encerró a su hija en la casa y le comunicó que la mandaría de regreso a España para que se casara con alguien de su clase social.

Sin resignarse al destino que su familia había planeado para ella, Ana le escribió una carta a su enamorado para comunicarle la decisión de su papá. Abatido por la situación, Carlos decidió juntar sus ahorros y rentar por un mes una casita que estaba frente a la mansión de la familia ibérica. Por las madrugadas, los amantes se encontraban de balcón a balcón y se entregaban su cariño.

beso

Según la tradición oral pasada de boca en boca, una noche el furibundo padre de Ana los encontró. Tal fue su coraje al verlos que sacó una daga y sin pensar la clavó en la espalada de su hija. Antes de dar su último respiro, ella estiró la mano, cada vez más fría, hacía Carlos y él la despidió un último beso.

Hay quienes sostienen que el joven no pudo con el dolor, y tras la muerte de su amada corrió a suicidarse a un pozo de más de 320 metros de profundidad que estaba cerca de la mina en la que trabajaba.

beso

Esta maravillosa leyenda de amor lleva más de 150 años viva. Ha sido relatada por miles y miles de personas que sin querer le han regalado un poco de su vida a la anécdota. Actualmente se tiene la creencia de que todas las parejas que visitan este famoso callejón se tienen que dar un beso en los escalones, si no tendrán siente años de mala suerte. ¿será cierto?

beso

El Callejón del Beso

Dónde: Atrás de la Plaza Los Ángeles, en el Centro Histórico de la Ciudad de Guanajuato. Zona Centro, 36000, Guanajuato, Gto.

10 haciendas sublimes con toda la esencia mexicana
MXCity
Estas maravillosas haciendas te harán sentir aún más enamorado de México debido a su estilo e inmaculada arquitectura.

Foto destacada: @carlosrommtz

Aquí te dejamos las haciendas que tienen más esencia mexicana y un estilo inigualable.

 

. . .

 

Visitar una Hacienda en México es revivir una parte de nuestra historia, ya que son escenarios que nos remontan a otras épocas donde la vida era completamente diferente, a increíbles escenarios donde puedes contemplar la grandeza de México.

Estas construcciones datan del siglo XVI al XIX, y muchas de ellas han sido rescatadas pero siempre conservando su grandeza. De hecho, hoy en día, muchas haciendas se han convertido en preciosos sitios lujosos donde estarás naturaleza, tradición, y la belleza de nuestro país.

 

 

Ex hacienda La Llave, Querétaro

 

 

La Ex hacienda La Llave te ofrece la posibilidad de llevar a toda la familia a conocer una construcción mexicana del siglo XVI. Los dueños originales de esta propiedad, fueron el español Juan Jaramillo y su esposa Malinalli, mejor conocida como La Malinche. La Ex hacienda La Llave preserva sus diferentes recintos y jardines como en su época dorada.

Dónde: Camino a La Llave s/n, San Juan del Río, Querétaro, 

 

Ex Hacienda San José Acamilpa, Morelos

 

 

Fue una de las haciendas más importantes de su época y de la región, en 1855 llegó a producir 2400 barriles de aguardiente, además de haber sido un ingenio azucarero. Remodelada casi en su totalidad esta propiedad es un atractivo arquitectónico y turístico que debes conocer.

Dónde:  Ex-Hacienda San Jose Acamilpa, Acamilpa.

 

Ex Hacienda de Chinameca, Morelos

 

 

Visitar esta hacienda es conocer un sitio clave para la historia de nuestro país; ya que aquí falleció Emiliano Zapata el 10 de abril de 1919, y justo en donde se dice que cayó, se levanta una admirable escultura ecuestre. La Ex Hacienda de Chinameca es la sede del Museo del Agrarismo, el cual atesora una vasta colección de objetos relacionados con el llamado Caudillo del Sur.

Dónde: Lázaro Cárdenas s/n. Chinameca. 

 

Hacienda de Cortés, Cuernavaca

 

 

Una hermosa joya arquitectónica del periodo de la Conquista de México. Al caminar por sus muros podrás recorrer jardines y corrientes de agua, volverás a sentir la energía de aquella época colonial que hoy se vuelve un ambiente único para el descanso y la tranquilidad que solo el Estado de Morelos puede ofrecer.

Dónde: Plaza Kennedy 90, Atlacomulco, Morelos.

 

Hacienda Labor de Rivera, Jalisco

 

 

Terapias, paseos a caballo, bicicletas, remo, charreada o fiesta mexicana? las actividades al aire libre que puedes realizar en esta bella hacienda del siglo XVI, que tiene todo el estilo tradicional colonial para vivir tiempo como hacendado de Guadalajara.

Dónde: 1 Extramuros 113, Camino a Labor de Rivera, Jal.

 

Ex Hacienda Santa Bárbara, Tlaxcala

 

 

Ubicada en Huamantla, Tlaxcala, conocida como Casa Malinche, esta construcción del siglo XVII te dejará en total calma para vivir días relajados, por la comodidad y hospitalidad del lugar.

Dónde: Tlaxcala de Xicohténcatl, Tlax.

 

 

Ex Hacienda de Peotillas, SLP

 

 

En esta Ex Hacienda potosina hay hermosas habitaciones con mobiliario del siglo XIX y del XX. En esencia es un interesante museo que incluye libros, documentos, pinturas y hasta piezas prehispánicas.

Dónde: Villa Hidalgo. Altiplano, San Luis Potosí.

 

Hacienda El Carmen, Jalisco

 

 

En Ahualulco de Mercado, en una zona de plantíos de agave en Jalisco, se encuentra esta monumental hacienda tiene impregnado en cada una de sus instalaciones el aroma de antaño, donde la vegetación ha cubierto gran parte de sus edificios resaltando su belleza.

Dónde: Calle Ramon Diaz Ordaz No.2-1, Carmen, Jal.

 

Hacienda San Gabriel de las Palma, Cuernavaca

 

 

Este exclusivo spa es un espacio para bodas memorables, habitaciones de ensueño y un restaurante donde se reúnen los verdaderos sabores de la hacienda. Edificada desde 1529, esta imponente hacienda resguardada entre frondosos árboles, fuentes y jardines, encontrarás la belleza del México colonial en cada detalle.

Dónde: Carr Fed, Cuernavaca – Chilpancingo KM 41.8, Amacuzac, Mor.

 

Hacienda San Pedro Ochil

 

 

Con un restaurante, talleres artesanales, paseos y piscina, esta hacienda de Mérida, donde alguna vez floreció el "oro verde" o sisal, también cuenta con el Museo de las Haciendas Henequeneras de Yucatán.

Dónde: Carretera Mérida-Uxmal km.45, Mérida, Yuc.

Presa de la Purísima, la nostalgia de una iglesia sepultada bajo el agua
MXCity
Los vestigios de una iglesia icónica de toda una comunidad en Guanajuato que para admirarla hay que remar en kayak.

Foto destacada: @karykaryalvarez y @mispasospormexico

Debido a la sequía, un templo fantasma del virreinato emerge de las profundidades.

 

. . .

 

Zangarro es un pueblo de Guanajuato, que se ha puesto en el mapa gracias su icónica iglesia inundada debido a la construir una presa en 1979. Pero con las sequías que han golpeado al país, el nivel del agua desciende y revivió los recuerdos de la comunidad.

La zona de la Presa La Purísima tiene alta importancia en la recarga del acuífero Silao-Romita; el cuerpo de agua recibe los afluentes de los ríos Guanajuato, Chapín y la Trinidad, presenta tres tipos de vegetación: bosque tropical caducifolio, vegetación acuática y subacuática y matorral xerófilo, alberga a 215 especies de fauna con 43 especies con alguna categoría de riesgo y/o endémica, y 137 especies de flora con 2 especies en la NOM-059-SEMARNAT-2010.

El Cerro del Sombrero alberga vestigios prehispánicos y el acceso al área es principalmente por la comunidad de Puentecillas y Cuevas, también por la carretera 45 por una desviación que dirige a la comunidad de San José de Llanos y se encuentra un camino hacia El Zangarro.

 

¿Cuál es la historia de la Iglesia y de Zangarro?

 

 

Se dice que en los 70s la iglesia del pueblo funcionaba como cualquier otra. El templo era de paredes con ornamentos neoclásicos y tintes barrocos y fue el centro de la comunidad.

Pero que 1979 la Secretaría de Recursos Hidráulicos decretó el sitio de utilidad pública, desalojó a los habitantes para inundar el pueblo y se construyó la presa de la Purísima.

 

 

De este modo, la iglesia fue abandonada junto a las casas y cosechas de otros habitantes para ser sepultada bajo el agua. La sequía histórica que azota México, ha hecho que el nivel de la presa desciende y para dar a luz al edificio icónico de Zangarro.

En este sitio se cultivaron duraznos, aguacates, alfalfa y membrillo. Pero con la presa, se abandonó el panteón y las tumbas dentro de la iglesia.

 

 

Entre las ruinas todavía se llegaron a encontrar cráneos que escondían las paredes del templo datado en el siglo XVIII dedicado a la Virgen de los Dolores, un ejemplo arquitectónico de la época tardía del Virreinato de Nueva España.

La historiadora Dulce María Vázquez Mendiola explica que la inundación que sufrió Irapuato, la ciudad más próxima, seis años antes motivó al Gobierno a construir la presa se pretexto que fue para evitar más desastres naturales.

 

 

Mientras el pueblo fue cubriéndose de agua, los terrenos abandonados, también las casas se perdieron en el espejo de la presa, hasta que la cúpula del templo se resquebrajó y quedó oculta en el agua.

Pero desde finales de 2020, el nivel de la presa descienda para darle cabida al barro negro y los vestigios de poblaciones pasadas. Algunos residentes de la zona, atesoran algunas cosas que han rescatado como antiguas monedas acuñada a golpe de martillo que se usó entre el siglo XVI hasta el XVIII.

 

 

Hoy en día, el templo de la Virgen de los Dolores es parte de las pocas iglesias fantasmas de México, que resurgen del agua antes de volverse a ocultar entre los restos de pueblos olvidados que perecieron para la construcción de presas.

El Zangarro se ha hecho eco del nuevo atractivo turístico en un paisaje salpicado de garzas y cerros.

 

 

 

Presa de la Purísima

Dónde: Ribera de la Presa, León, Gto.

Cuando: todo el año, aunque es un sitio de difícil acceso.

Entrada libre

Corredor de la montaña en Hidalgo: naturaleza, historia y gastronomía
MXCity
En este corredor podrás disfrutar de fantásticos paisajes, escenarios alucinantes y de la mejor gastronomía hidalguense.

Foto destacada: PX Here

El Corredor de la Montaña es un tour para vivir Hidalgo con toda su intensidad.

 

. . .

 

Se le conoce como Corredor de la Montaña debido a sus paisajes asombrosos. En este sitio se encuentran 3 de los cuatro Pueblos Mágicos de Hidalgo, donde puedes ver extraordinaria arquitectura inglesa, majestuosas minas, historia y tradición.

Además, es un sitio para practicar el turismo de aventura con opciones de campismo, senderismo, pesca, ciclismo de montaña, rappel y escalada en roca, todo esto sin olvidar, claro, la exquisita gastronomía de la región.

La montaña que envuelve a Pachuca esconde un sinfín de maravillas ocultas de todo tipo: es cuna de la evangelización con sus múltiples construcciones del siglo XVII. Por otro lado, es tierra de grandes paisajes que permiten gran variedad  de actividades al aire libre, desde deportes extremos hasta la reconfortante contemplación. Es sin duda también lugar de gran tradición, que se manifiesta sobre todo en su rica cultura gastronómica. Todos estos tesoros se encuentran distribuidos a través de la montaña, que vigila a la capital de Hidalgo como un centinela de piedra.

 

 

Además de las actividades al aire libre, disfrutar paisajes majestuosos y recorrer pueblos mágicos, podrás recorrer Hidalgo desde Pachuca y disfrutar un agradable paseo en el tranvía turístico por las principales vías de la ciudad para conocer sus más famosos edificios y plazas públicas.

El Corredor de la Montaña es una de las rutas preferidas de los viajeros que visitan Hidalgo porque permite descubrir secretos ocultos del estado, tales como el zoológico Tuzoofari, en Epazoyucan; así como los Pueblos Mágicos de Real del MonteMineral del Chico y Huasca de Ocampo, y realizar un gran número de actividades en las que toda la familia puede participar. El Corredor de la Montaña es la senda por la que la libertad se hermana con la aventura y la tradición.

En el Estadio Hidalgo se encuentra el Museo-Salón de la Fama del Futbol Nacional e Internacional. En Real del Monte un pueblo mágico en el que puedes conocer los talleres de platería y saborear los Pastes: el platillo más emblemático de Hidalgo; además de estas otras actividades:

 

 

Visita Huasca de Ocampo

 

 

Este Pueblo Mágico está lleno de leyendas e historias fantásticas sobre duendes, además de vivir la experiencia de una cena estilo medieval y descubre una maravilla de la naturaleza en los Prismas Basálticos.

En Mineral del Chico, no puedes dejar de probar las ricas tachuelas, recorrer el mercado de la gastronomía y disfrutar una experiencia acampando. Si quieres vivir experiencias gastronómicas: prueba la exquisita barbacoa, los mixiotes, chinicuiles, gusanos de maguey y escamoles.

 

No te pierdas de una visita en Epazoyucan

 

 

Aquí podrás conocer el Cerro de las Navajas y visita talleres artesanales de obsidiana. Disfruta del ex convento de San Andrés y vive la experiencia del Canopy de Peñas Cargadas.

A 6 km al norte de Atotonilco el Grande, hay albercas chapoteaderos, palapas, búngalos y son muy famosos por sus aguas termales curativas, en donde rentan habitaciones con pozas que puede uno llenar con esa agua curativa que apenas se aguanta de la temperatura con la que mana de la tierra.

 

 

Corredor de la montaña en Hidalgo

Dónde: Corredor Pachuca-Hidalgo.

Cuando: todo el año, pero las actividades depende de horarios específicos

Cuánto: tour completo desde $5000

New One
MXCity
Foto destacada: Gusto x México De norte a sur, del este al oeste, en todo México hay tamales, pero los veracruzanos son deliciosos. . . . . Se dice que son más de 500 tipos de tamalli y que el 2 de febrero es el día que más se consumen en todo el país, fecha […]

Foto destacada: Gusto x México

De norte a sur, del este al oeste, en todo México hay tamales, pero los veracruzanos son deliciosos.

. . . .

Se dice que son más de 500 tipos de tamalli y que el 2 de febrero es el día que más se consumen en todo el país, fecha que coincide con las celebraciones que auguran un buen ciclo agrícola.

Cada estado tiene los suyos compartiendo en común la base de maíz y el envuelto que puede ser de hojas de maíz, plátano, maguey o aguacate. Los veracruzanos tienen la característica de reunir los grandes sabores de la huasteca ¿los has probado todos?

Norte, zacahuil y chamitle

 

Empecemos por el tamal huasteco por excelencia, el zacahuil. Famoso por su gran tamaño que lo hace además un tamal de fiesta, para compartir y unir a las comunidades. A diferencia de otros tamales, el zacahuil se hace con maíz martajado, se rellena de puerco o pollo y se pinta con polvo de chile seco. Se sirve en plato hondo y se acompaña con café de olla.

La masa del chamitle es una delicia celestial que se prepara con granos de elote, leche, mantequilla, nata y azúcar. Originarios de la Huasteca hidalguense también se consumen en Veracruz, se hacen en versión dulce, que lleva pasas y canela; o en su versión salada que han innovado agregándole mayonesa, chile molido, ajonjolí y queso.

 

Ideado por los totonacas, el xoco es un tamal de maíz blanco y negro (nativos de las montañas veracruzanas) que va envuelto en hoja de xoco. La masa gris se envuelve en forma triangular, cuando está listo, se acompaña con mole.

 

El xoco canario es una variante cuya masa lleva requesón con piloncillo o azúcar, harina de arroz, leche, yemas y polvo para horneares, va relleno de manjar. Es tan famoso como postre que cada año tiene su festival en Xico, Veracruz.

 

Sur, chanchamito y chipil

 

El más suculento de los gorditos ¡el chanchamito! El tamal hecho bola que al amarrase por los dos lados parece un dulce regalo de los dioses de la gastronomía maya. Aunque su relleno cambia por la región suele ser un tamal de mucho sabor y coloreado con achiote o recaudo rojo, su relleno tradicional es el cerdo.

 

El chipil o chipilín se prepara con masa de maiz revuelta con hoja de chipilín y se envuelve en hoja de plátano en forma cuadrada. Ya listo suele bañarse con salsa de jitomate y espolvoreado con queso fresco, si tienes suerte puedes encontrarlo en algún rinconcito de la CDMX.

 

x