Arte y Cultura
Hacer mal el bien; un libro para entender el narcisismo del presente
Viviana Cohen
Una estupenda colección de epifanías para poder navegar elegantemente en el tiempo y sus paradojas.
hacer mal

“Eso de vivir en el presente es una tortura para los soñadores”

 

De tanto en tanto aparecen en el horizonte literario de nuestro país, libros capaces de hacernos cuestionar nuestra vida y nuestros deseos. Obras poderosas que detienen el tiempo con verbos y sustantivos y que desafían de una manera elegante los enormes problemas de comunicación que hay en las sociedades modernas. Palabras que nos permiten escaparnos momentáneamente de las trágicas paradojas modernas en las que, aunque uno puede estar conectado con la otredad las 24 horas, está más solo que nunca.  

Tal es el caso de Hacer Mal el Bien de Benjamín Malik Reyes, una interesantísima colección de delirios, disonancias, desilusiones y divagaciones, que a través aforismos que deambulan entre la poesía y la filosofía, sumergen al lector en el contradictorio (y altamente extraño) universo del siglo XXI.

hacer mal

Una época en la que las relaciones románticas carecen de la profundidad necesaria para durar. Un instante en el que gente mira y no observa, en el que las personas despliegan sus ideas en las redes sociales pero pocas veces se animan a pararse del sillón, para ir a buscar un cambio verdadero.

Quizá por eso, no está demás decir que este libro tiene el arrojo de explorar un terreno todavía desconocido. Como lo hiciera en la antigua Grecia, Heráclito de Eféso, Malik tiene la valentía de dividir la realidad en fragmentos, y de hacerla nuestra a través de antítesis, de oxímoros y del místico devenir de sus pensamientos.

hacer mal

Hacer mal el bien es también el diario minucioso de un individuo que pretende desdibujar los límites del entendimiento. Uno de esos seres aventureros que desde hace tiempo supo que el internet no sólo no nos cumplió la promesa de ser escuchados, sino que al darle un micrófono a todos nos hizo vivir en un inquietante mar de cacofonías.

Dicho lo anterior, hemos juntado a continuación una colección breve de algunos de los aforismos que protagonizan este libro. Advertimos que lo que están a punto de leer son más bien pedazos de tiempo destinados a hacernos un poco más profundos.

 

Divagaciones 

Aforismos sobre las travesías de la mente…

hacer mal

¿Para qué ser curioso si no se es valiente?

Todas las prisiones metafóricas están cerradas por dentro.

Hay que dar todo para que nadie puede quitarnos nada. 

Todos los dogmas han nacido para intentar explicar las coincidencias.

La nueva era en la que todos son protagonistas de su reality show personal. 

La imaginación es más lacerante que los cuchillos. 

Antes de asesinar a nuestros ídolos, asesinemos nuestras ideologías. 

 

Delirios

Construcciones oníricas para entender la realidad…

hacer mal

Todo cambia, pero sólo las personas piden perdón por cambiar.

Si todo es efímero, que todo sea intenso.

Las cicatrices son una forma diferente de mapa.

Una mirada nos puede enseñar que existen diferentes tamaños de infinitos. 

 

Desilusiones

Esa ligera línea entre lo bueno y lo malo…

hacer mal

Todo lo que se rompe para siempre, se rompe en silencio. 

Un corazón tan roto que los pedazos los usas para degollar a quien intente amarte.

A veces la vida nos deja ganar sólo para darnos esperanzas. 

También las peores cosas de la vida son gratis. 

 

Disonancias 

Mares de cacofonías perfectas…

hacer mal

El arte de leer entre líneas es la causa del arte de malviajarte.

La vida se va a donde el tiempo se va, a donde la atención se va.

Las emociones son palabras, inventemos las que queramos. 

Hay un arte en hacer que cada error parezca intencional. 

 

Hacer bien el mal, Editorial Sista

De venta en Librerías Porrúa y en este enlace.

El INAH celebra su 80 aniversario con un sitio web para dar a conocer su trabajo
MXCity
No dejes de visitar la página del aniversario del INAH: podrás sumergirte en 80 años de historia con artículos, fotos, mapas y eventos.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia cumple 80 años, y lo celebra con la gente que lo hizo posible: pone a tu disposición buen parte de su archivo, además de ciclos de eventos.

 

El 3 de febrero de 1939, el entonces presidente de la República, el general Lázaro Cárdenas, emitió el decreto que daría vida al INAH. Ahora, 80 años después, el Instituto se ha consolidado como una de las instituciones más importantes del país en lo que respecta a las ciencias sociales e históricas. Gracias a su trabajo, se ha podido preservar el patrimonio histórico de México. Además, sus funciones incluyen labores de investigación antropológica, histórica y arqueológica, además de la restauración de monumentos históricos y la difusión de acervos.

 

inah
Imagen de: inah.gob.mx

 

Con su aniversario en mente, se han coordinado numerosas actividades que tienen como objetivo difundir su trabajo. Se buscará hacer un balance de su presente y pasado para pensar la institución a futuro. La función de su página web es poner al alcance de la población los documentos y archivos producidos a partir de esta celebración.

En primera instancia está el libro conmemorativo, el cual compila la historia y el quehacer del INAH, en 15 capítulos. Hablan de sus escuelas, de monumentos, de la conservación y preservación del patrimonio y de la presencia internacional del Instituto, entre otras cosas.

 

inah
Imagen de: inah.gob.mx

 

Luego, podrás maravillarte con su galería de mapas. Aquí se compilan todas las instituciones que están afiliadas al INAH. Podrás buscar centros, escuelas, museos y zonas arqueológicas.

Después, date una vuelta por la galería de fotos y línea del tiempo que ofrece una perspectiva amplia de su trabajo. Los primeros archivos fotográficos datan de los principios del siglo XX, mientras que los últimos son apenas de este año.

 

inah
Imagen de: inah.gob.mx

 

Finalmente, está la sección de celebración, donde te enterarás de todos los eventos que hay planeados. Hay un folleto informativo, una publicación especial y un amplio ciclo de conferencias y pláticas. Podrás checar las sedes y fechas ahí mismo. Además, el INAH será invitado especial en la XIX Feria Internacional del Libro del Zócalo.

 

inah
Imagen de: inah.gob.mx

 

Aquí una exposición que puedes visitar ahora en la CDMX, en la que el Instituto está involucrado: el Calmécac.

*Imagen destacada de: 80aniversario.inah.gob.mx

El potente cortometraje “Rise” será presentado en el Museo Jumex
MXCity
El cortometraje Rise es una forma diferente de mostrar la condición humana. No te pierdas de esta presentación en el Museo Jumex en la CDMX.
museo-jumex

Bárbara Wagner y Benjamín de Burca son dos artistas visuales que, por medio del spoken word y el slam, pretenden mostrar la libertad y el poder de las palabras. El Museo Jumex presenta “Rise”.

 

El Museo Jumex abrió sus puertas desde el 2013 como una institución dedicada al arte contemporáneo. Su objetivo es convertirse en un laboratorio para la experimentación e innovación en las artes. Desde su génesis, no ha dejado de atender a un público amplio y diverso. Muestra de ello es la presentación de este nuevo cortometraje de los artistas Bárbara Wagner y Benjamín de Burca: “Rise”.

 

museo-jumex
Imagen de: museosdemexico.com

 

Rise es un cortometraje lleno de subversión, que busca cuestionar la noción de “dar voz” a las minorías y a las comunidades marginadas. Sus actores son un grupo de jóvenes poetas y músicos, en su mayoría descendientes de inmigrantes africanos y caribeños.

Basados en el grupo R.I.S.E. (Reaching Intelligent Souls Everywhere), traducido como “Alcanzando almas inteligentes en todas partes”, Wagner y de Burca toman el concepto de “edutenimiento” para hacer el vídeo. Edutenimiento es una mezcla de educación y entretenimiento. Para este vídeo, los artistas colaboraron con poetas, raperos, cantantes y músicos, quienes escribieron los versos y la música del guion. Todo esto lo convierte en un trabajo interesante y complejo.

 

museo-jumex
Imagen de: premiopipa.com

 

Por medio de la práctica del spoken word (palabra hablada), contarán historias y experiencias personales que tejen una narrativa de resistencia. Sus palabras de empatía, soledad amor y esperanza llena los túneles de Toronto, espacio donde se filma el corto.

Este trabajo explora diferentes lenguajes estéticos vinculados a la cultura popular. Se enfoca, principalmente, en la producción de imágenes en movimiento como una forma de entrelazar tradiciones, arte y cultura.

 

museo-jumex

Imagen de: dutchartinstitute.eu

 

Por si fuera poco, también se llevará a cabo un taller de rimas y video. Durante dos sesiones, se realizará un video, cuya temática es el lenguaje como espacio para crear comunidad. Además, habrá un conversatorio donde los productores hablaran de su práctica artística.  

 

 

Dónde: Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra 303, Granada, Miguel Hidalgo.

Cuándo: exposición actual hasta el 9 de febrero del 2020.

Horario: martes a domingo, de 10:00 a 19:00 horas.

Cuánto: público general $50 pesos; público nacional $30 pesos; domingo entrada libre. Entrada gratuita a menores de 15 años, estudiantes y profesores y adultos mayores con credencial vigente.

 

Si te interesa conocer más exposiciones presentadas en la CDMX visita este link.

*Imagen destacada de: thehappening.com 

Moverse para nombrar y la gran carrera caminando y texteando del Museo Carrillo Gil
MXCity
Si lo tuyo es el arte moderno y contemporáneo, tienes que ir al Museo de Arte Carrillo Gil a esta increíble exposición. Te dejará anonadado.
museo-de-arte-carrillo-gil

El Museo de Arte Carrillo Gil anuncia estos proyectos como parte de un nuevo programa de artistas emergentes. Estás increíbles exposiciones muestran cómo las personas nos relacionamos con nuestro entorno.

 

Desde el 30 de octubre se están presentando dos increíbles exposiciones en el Museo de Arte Carrillo Gil: Moverse para nombrar y Primera carrera caminando y texteando, 2019.

 

museo-de-arte-carrillo-gil
Imagen de: Terremoto

 

A través del Museo de Arte Carrillo Gil, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) ofrece al público este par de muestras. Estas muestras temporales son parte del nuevo programa del MACG. El programa busca dar un espacio expositivo a artistas emergentes menores de 30 años. Nuestros dos artistas son: Galia Eibenschutz y Santiago Muedano.

Eibenschutz ha sido tutora en SOMA y ha impartido el taller de dibujo y movimiento en múltiples espacios culturales y educativos. Esta última actividad marcó parte de su producción artística. También se destaca su participación como bailarina en la compañía Mitrovica Danza Contemporánea y como performer en diversos proyectos.

 

museo-de-arte-carrillo-gil
Imagen de: Twitter

 

La exposición Moverse para nombrar muestra una selección de obras generadas por la artista Galia Eibenschutz. Su trabajo consta de tres performances: Dibujos efímeros, Dibujos de transmisión y Terreno vulnerable. Todos se realizarán en distintos momentos de la exposición. En la presentación colaborarán artistas, una cantante, bailarines, artistas visuales, diseñadores de vestuario y músicos.

Muedano es egresado de la licenciatura en Artes plásticas y Visuales por La Esmeralda, Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado del INBAL. Sus trabajos exploran los medios digitales en diálogo con los medios tradicionales, como dibujo y escultura

 

museo-de-arte-carrillo-gil
Imagen de: Revista Código

 

Por otro lado, el trabajo de Muedano muestra el desarrollo de las habilidades que las personas hemos adquirido a partir del uso de las tecnologías. Su exposición es el resultado de una carrera donde un grupo de competidores se desplazó interactuando en la red Whatsapp. En el ejercicio se demostró la interacción que las nuevas generaciones presentan con ambos mundos: el espacio real y el virtual.  

Dónde: Av. Revolución 1608, esquina Altavista, col. San Ángel.

Horario: martes a domingo de 10:00 a18:00 horas.

Costo: entrada general $50; domingo entrada libre.

 

Si te interesa conocer otras exposiciones, este link te puede interesar

*Imagen destacada de: travelandleisure.mx

Calmécac, la escuela de los hijos nobles, en la calle más antigua de la CDMX
MXCity
En el Calmécac se exhiben 88 piezas de las épocas prehispánica, colonial y contemporánea, descubiertas durante las excavaciones arqueológicas.

Objetos del Calmécac son exhibidos en el Museo de Sitio del Centro Cultural de España en México.

 

El calmécac fue la escuela de los hijos de los nobles mexicas de México-Tenochtitlan. Se les entrenaba para ser sacerdotes, guerreros de la élite, jueces, maestros o gobernantes, además de conseguir educarlos en historia, astronomía y otras ciencias, la medición del tiempo, música y filosofía, religión, hábitos de limpieza, cuestiones de economía y gobierno, y sobre todo, disciplina y valores morales.

El calmecan contaba con los maestros especiales que les enseñaban la tradición, y leían y aprendían de memoria las historias ilustradas en los códices. La escuela funcionaba como un internado, donde los jóvenes vivían, dormían y comían. Los aspirantes a sacerdotes se enfocaban en la religión, e incluía rituales, cantos a los dioses e interpretación de los sueños; mientras que los guerreros de la élite recibían entrenamiento sobre tácticas militares y asuntos de economía y gobierno.

 

 

Los jóvenes nobles comenzaban su educación en casa cuando y entre los 7 y 15 años entraban al calmécac. Desde el momento  que cruzaban la puerta, se hacía un ritual en el que se hería al niño para acostumbrarlo a soportar el dolor. Su educación variaba de acuerdo a la edad, pero cuando eran adolescentes iniciaba su entrenamiento militar, y cuando eran jóvenes adultos, se les llevaba a la guerra.

Para los mexicas era muy importante que sus gobernantes fueran aptos para los cargos que desempeñaban, tuvieran la capacidad de tomar buenas decisiones y fuertes convicciones morales. En el calmécac los alumnos sufrían diversas pruebas, sobre todo en la guerra, para demostrar su valor y su habilidad militar. A los que fracasaban, se les marcaba y rechazaba socialmente.

 

 

 

Desde pequeños se les levantaba en la madrugada para recibir baños de agua fría. Hacían penitencia y autosacrificio, usando espinas de maguey, ayunaban frecuentemente y practicaban la abstinencia. Además usaban ropa ligera para desarrollar el control de sus cuerpos contra el frío. Trabajaban duro durante el día, y pasaban en vela muchas noches en rituales de purificación.

 Si se quedaban dormidos o cometían una falta, se les castigaba de forma dura. Todo esto servía para forjar un carácter fuerte y resistente, digno de un noble, y para probar a los que no pudieran desempeñarse en su vida de adultos.

 

Foto CCEM

 

Foto CCEM

Se quieres conocer más sobre el calmécac y ver los restos de dos etapas constructivas del edificio, visita el Museo de Sitio del Centro Cultural de España en México. En este edificio conviven el pasado y el presente, y alberga los vestigios de lo que fuera el Calmécac de la antigua Tenochtitlan.

Los restos de esta antigua escuela y 88 piezas representativas de las etapas prehispánica, colonial y moderna, entre las que destacan dos almenas de barro con una altura de 2.38 metros, consideradas uno de los principales elementos arquitectónicos prehispánicos, y se exhiben en el recién creado “Calmécac” Museo de Sitio del Centro Cultural de España en México.

 

Foto CCEM

 

Para el recinto fue una gran sorpresa el hallazgo de estos vestigios durante la excavación realizada en lo que sería el estacionamiento de este espacio; siendo el Museo de Sitio, único con estas características en el Centro Histórico. Los trabajos de excavación se realizaron de 2006 a 2008, con el interés de preservar este patrimonio cultural.

Las piezas se presentan en 20 vitrinas colocadas alrededor de los vestigios del Calmécac, singular edificación prehispánica que se extendía hacia los extremos poniente y norte por debajo de lo que hoy es la calle de Donceles, y que constituyen una de las 78 edificaciones que, a decir de fray Bernardino de Sahagún, conformaban el recinto sagrado de Tenochtitlan.

 

  Foto ProtoplasmaKid

 

  Foto ProtoplasmaKid

 

 

Son 714 metros cuadrados donde el público puede apreciar restos de una gran plaza abierta de lo que fue el colegio mexica. Además, se observan los restos de una subestructura del Calmécac, periodo del mandato de Ahuítzol como tlatoani de Tenochtitlan, representados por un piso de estuco con pilastras y una banqueta interior de dos metros de ancho adosada a un muro de piedra.

Entre los objetos prehispánicos hay cerámica doméstica y ceremonial, cajetes policromos, trípodes Azteca II y Azteca III y IV, platos, un cuenco, objetos de madera, un pilote, una coa y una vasija miniatura que representa a Tláloc, cinco cuchillos de pedernal, dos puntas de proyectil de obsidiana, una mandíbula humana esgrafiada con la representación de una xiuhcóatl y un rostro de mixcóat, así como un rostro pétreo de Ehécatl.

 

   Foto ProtoplasmaKid

 

El recorrido por el Calmécac incluye un proyector multimedia que reproduce el proceso de excavación, así como una semblanza histórica del edificio y la etapa de restauración de los vestigios del colegio mexica. No te pierdas este sitio en tu próxima visita al centro histórico de la Ciudad de México.

 

 

Museo de Sitio del Centro Cultural de España en México

Dónde: República de Guatemala 18, Centro Histórico CDMX.

Cuándo: de martes a sábados de 11:00am a 17:00hrs, domingos de 11:00am a 15:00hrs.

Entrada libre

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram