Beethoven a cuatro cuerdas: La evolución del género
MXCity
Una de las más espectaculares expresiones de la música de cámara, los cuartetos de cuerda, y un homenaje a este género se presenta en El Colegio Nacional.

Los cuartetos de cuerda del gran Beethoven, en El Colegio Nacional.

 

Como su nombre lo indica, los cuartetos de cuerda son ensambles musicales creados para interpretarse por dos violines, una viola y un chelo. Son una de las piezas más asombrosas de la música de cámara hechas para agrupaciones pequeñas de músicos.

Este género fue desarrollado por el músico austriaco Joseph Haydn a mediados del siglo XVIII. A partir de sus cuartetos de cuerda, la forma tomó un gran prestigio y se consolidó como una de las más duras pruebas técnicas para cualquier compositor. Después de Haydn, otros de los grandes artistas del género fueron Wolfgang Amadeus Mozart, Franz Schubert y Ludwig van Beethoven.

De Beethoven, conocemos por lo general sus sinfonías que representan, quizá, la cúspide de la obra de este genio de la música; sin embargo, los cuartetos de cuerda que escribió son piezas profundamente poderosas a las que vale la pena acercarnos. Ahora, gracias a la iniciativa del reconocido músico Mario Lavista y de El Colegio Nacional, es posible conocer esta faceta poco explorada del gran artista que en vida fue más conocido por su virtuosismo en el piano que por sus creaciones para cuerda; algo que pocos saben es que Beethoven también tocaba instrumentos de cuerda, el violín y la viola.

Para conocer más sobre este género y poder escuchar en vivo esta maravillosa música, desde febrero El Colegio Nacional presenta un ciclo de conciertos en el que se interpretan estas composiciones para cuerda. El próximo 24 de abril se interpretará el Cuarteto en Fa menor, Op. 95 (conocido como Quartetto serioso) y el Cuarteto en Mi bemol mayor, Op. 127. Estos son parte de los llamados cuartetos intermedios y cuartetos tardíos. Beethoven comenzó a escribir estas piezas a muy temprana edad, bajo la influencia de Haydn y Mozart, cuyos cuartetos fueron la expresión del refinadísimo estilo vienés que caracterizó su época. La importancia que este género jugó en la carrera del compositor alemán se encuentra registrada en diversas cartas, testimonios y reseñas de la época.

Para los expertos, los cuartetos intermedios de Beethoven marcaron el inicio de su madurez como compositor, algo que no fue tan evidente en los anteriores. Por su parte, los cuartetos tardíos llevan plasmada la frustración que éste sufrió en los últimos años de su carrera, por la pérdida de la audición, alrededor de 1818.

El Cuarteto en Fa menor, Op. 95 se concluyó en 1810 ─una época en la que sus obras más importantes eran grandiosas y expansivas, por ejemplo, la Quinta sinfonía─ y tiene cualidades similares a los cuartetos tardíos. Por otro lado, el Cuarteto en Mi bemol mayor, Op. 127, clasificado como cuarteto tardío, brilla por su poderosa majestuosidad y por la sencillez de su tema central, que ha hecho que los expertos asocien su carácter con danzas campesinas y gitanas. Fue escrito entre 1824 y 1825, dos años antes de la muerte de Beethoven.

Estas últimas piezas serán interpretadas por el Cuarteto José White, una de las agrupaciones de música de cámara más admirables de nuestro país, que se ha consolidado en una enorme cantidad de escenarios incluidos el Festival Cervantino y en el Museo Nacional de Arte, entre muchos otros espacios, tanto nacionales como internacionales. Sus integrantes —Silvia Santa María Guerrero, Cecilia García, Sergio Carrillo y Orlando Espinosa— no sólo son intérpretes consagrados, también son maestros y fundadores del Festival de Música de Cámara de Aguascalientes, además de haber realizado giras, como solistas y como conjunto, por Estados Unidos, Canadá, Europa y América Latina.

El concierto en El Colegio Nacional, gratuito y abierto a todo público, representa una gran oportunidad para acercarse al genio alemán desde una perspectiva poco común y profundamente disfrutable, además de visitar uno de los edificios más espectaculares del Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

Cuarteto en Fa menor, Op. 95 (Quartetto serioso) y Cuarteto en Mi bemol mayor, Op. 127 de Beethoven – Cuarteto José White

Lugar: El Colegio Nacional (Donceles # 104, Centro Histórico, Cuauhtémoc)

Fecha: 24 de abril de 2018, 19:00 horas. ENTRADA LIBRE.

Sigue la transmisión en vivo en: www.conal.mx

Facebook // Twitter

El túmin, la moneda alternativa indígena, ahora en la CDMX
Cristopher Garnica
Túmin significa dinero entre los indígenas de la etnia Totonaca, además es una moneda comunitaria que sirve para comprar comida, ropa o para pagar servicios.

Breve historia del túmin.

 

El túmin es una moneda alternativa de cambio. Nace en la zona indígena del norte del estado de Veracruz y cuenta con gran aceptación en la región y diversos municipios de estados circunvecinos. El túmin, a diferencia de los billetes tradicionales que se valoran por el poder económico o las reservas de oro del país que los emite, está respaldado por las personas que los utilizan.

El túmin surge como proyecto de investigación en la Universidad Veracruzana Intercontinental (UVI), para ayudar a los habitantes de Espinal, un municipio pobre con 25.000 habitantes de los cuales la mitad son indígenas totonacas, cuyo salario mínimo no les alcanzaba para sobrevivir. Ante la falta de dinero, los vecinos intercambian sus productos para sobrevivir, como ocurre en otras comunidades rurales del país.

 

Los investigadores de la UVI diseñaron el túmin para facilitar el trueque, vales intercambiables por mercancía o servicios. La moneda comunitaria se puso en circulación a finales de 2010, en pleno festejó del bicentenario de independencia. Con el túmin, un panadero vende su mercancía en pesos y túmines, y ambas monedas le sirven para comprar productos y/o intercambiarla por servicios, como una revisión dental o la reparación de una puerta. En este sistema solidario de trueque, lo que vale no son los billetes o monedas metálicas, sino lo que las personas dan o hacen a cambio, donde el dinero no es para acumularse, sino para usarse y ayudar a la gente.

La moneda comunitaria se comenzó a utilizar entre 115 miembros iniciales de una red de intercambio, quienes recibieron vales por el equivalente a 500 túmines que se deben conservar en circulación. Así, cada uno de los socios da voluntariamente el valor que desea a la moneda y todos, a su vez, se comprometen a sacrificar las ganancias en pesos para recuperarlas en servicios o productos.  Si un kilo de carne cuesta unos 70 pesos en el mercado tradicional, por ejemplo, dentro de la red se cotiza en 50 pesos y 20 túmines. El carnicero utiliza los vales de túmin para comprar otra mercancía, como pan, y el panadero a su vez los intercambia por algo más, como harina, azúcar o huevos.

 

Esto ha hecho que alimentos, bebidas, animales y hasta servicios de cibercafé, formen parte de los negocios que exhiben afuera de sus locales los letreros que dicen “Aquí Aceptamos Túmin”. Esto ha dado buenos resultados, al grado que los comerciantes y profesionistas vendan más productos, y que los consumidores compren más barato.

Este piloto de túmin en Veracruz  no le gustó nada al Banco de México (Banxico),que llevo a demanda y juicios a los creadores del túmin, pero se ha resignado a ver las bondades del túmin como una amenaza latente. Gracias a este ha cambiado progresivo de la forma de comerciar de la gente, se han provocado varias réplicas en diversas comunidades indígenas de todo el país, como Chiapas y Tabasco, Morelos, Campeche y ahora la CDMX, que se ha acercado a los diseñadores del sistema para pedir su asesoría en el establecimiento de monedas propias; emulando casos exitosos de comunidades europeas de España, Portugal e Italia, que ya han comenzado a adoptar monedas propias debido a la crisis económica mundial.

 

El uso del túmin se ha extendido a 16 estados del país, incluyendo el sur de la Ciudad de México, en la delegación Xochimilco, donde los comerciantes y habitantes han comenzado a usar el túmin; lo cual representa su entrada a la Ciudad de México, el epicentro de los negocios del país, que tan solo en el segundo trimestre del año reportó ventas por 179,000 millones de pesos (casi 10,000 millones de dólares), de acuerdo con la Cámara de Comercio Servicio y Turismo local.

La entrada del túmin hace frente a las grandes corporaciones, pues el sistema está creado para incentivar el consumo local, sumado a que revaloriza el trabajo artesanal. En Xochimilco, si un cliente compra un frasco de miel de 20 pesos (casi un dólar), puede pagar con 18 pesos mexicanos e intercambiar dos túmines.

 

Los comerciantes interesados en el túmin se inscriben en un padrón, se acuerdan las reglas, la más importante es aceptar 10% del valor de un producto en túmines, de forma gratuita se les entregan los túmines, cantidad equivalente a su producción anual, y los comerciantes distribuyen la moneda entre ellos y sus clientes al pagar o dar cambio. Así es como se crea la red solidaria, donde los vales están en constante movimiento, intercambiando el trabajo de los productores. El túmin ha provocado que los comercios se expandan por medio de redes e incluso con comerciantes de otros estados del país. El túmin es una red solidaria que está ayudando a las personas de Xochimilco.

Web Túmin 

Fotografías del origen de los edificios más emblemáticos de la CDMX
MXCity
Los edificios en construcción son reflejos de la modernidad, los cimientos de nuestra identidad mexicana en vías de desarrollo.

Edificios en construcción.

 

Nuestro país conserva los vestigios de nuestras ciudades prehispánicas, junto a  estructuras coloniales y hermosas edificaciones modernistas, que surgieron dentro del funcionalismo y dieron vida a la arquitectura mexicana del siglo XX. Aunque en nuestra ciudad hay grandes sitios de interés arquitectónico con prehispánicos, clásicos, modernos y contemporáneos, hay unos que se han quedado en nuestro corazón más que otros.

La Ciudad de México ofrece una diversidad cultural que se evidencia tanto en sus tradiciones como en su arquitectura. Nuestro pasado también se evoca en la historia de las construcciones, mientras uno recorre la vasta extensión de significativos espacios públicos, plazas y plazoletas que tenemos en la ciudad.

Estas fotos evocan la construcción de nuestro pasado, y la vida presente de millones de citadinos.

 

Torre Latinoamericana

Eje Central Lázaro Cárdenas 2, Centro, 06000 Ciudad de México, CDMX.

 

Torre de Rectoría de la UNAM

Campus Central de la UNAM, Delegación Coyoacán, CDMX.

 

Monumento a la Revolución

Plaza de la República S/N, Tabacalera, Cuauhtémoc, 06030, CDMX.

 

Edificio de la Lotería Nacional 

Paseo de la Reforma #1, Colonia. Tabacalera, Cuauhtémoc, CDMX.

 

Palacio de los Deportes 

Av Viaducto Rio de la Piedad y Rio Churubusco S/N, Granjas México, 08400, CDMX.

 

Museo Nacional de Antropología e Historia

 Paseo de la Reforma & Calzada Gandhi S/N, Chapultepec Polanco, Miguel Hidalgo, 11560, CDMX.

 

Torre insignia de Tlatelolco

Tlatelolco, 06900,  Ciudad de México, CDMX

 

Edificio “La Nacional”

Esquina de Juárez y Eje Central, CDMX. 

 

Palacio de Bellas Artes

Av. Juárez, Centro Histórico, 06050, CDMX.

La cancha más hermosa del país en el barrio que más la necesita (FOTOS)
Cristopher Garnica
All Arquitectura ha creado una vibrante cancha de fútbol y básquetbol para una de las áreas más pobres y violentas de la Ciudad de México.

La Doce es una increíble cancha de futbol y basquetbol en Valle de Chalco.

 

All Arquitectura es un despacho fundado en el 2013 especializado en Arquitectura, Interiorismo, Urbanismo e Investigación Arquitectónica, con sede en la Ciudad de México. Este asombroso despacho, además de estar comprometido con la acción social, ha obtenido grandes reconocimientos tanto nacionales como internacionales.

All Arquitectura desarrolla diseños de pequeños espacios de trabajo y vivienda, hasta hoteles y oficinas para plantas de producción. El plan a seguir de este despacho arquitectónico, es convertir a la arquitectura en un medio para fomentar el desarrollo humano y, al mismo tiempo, impulsar una cultura basada en la eficiencia y la arquitectura sustentable.

Uno de los proyectos que llevó a cabo esta filosofía de trabajo, es La Doce en colaboración con la plataforma Love.fútbol, una organización sin fines de lucro que restaura y regenera campos deportivos en áreas marginadas de ciudades de todo el mundo. En este caso, mejorar las instalaciones de Valle de Chalco, una de las ciudades con los índices de violencia más altos del Estado de México, al oriente de la ciudad. Es el hogar de muchos grupos indígenas, y un vecindario cercano a Ciudad Nezahualcóyotl e Ixtapaluca, que en conjunto forman el mega-barrio marginal más grande del mundo.

 

La Doce tuvo el patrocinio del equipo de fútbol del Reino Unido, Manchester City, All Arquitectura refrescó el deteriorado lugar para crear un espacio social para que la comunidad lo use, y Love.fútbol puso parte del dinero para el desarrollo.

La superficie de la cancha está cubierta con un patrón de tablero de ajedrez en dos tonos brillantes de azul. Los asientos de las gradas para los espectadores están protegidos por marquesinas metálicas; y un mural vibrante recorre todo el sitio detrás de los asientos. A la cancha le fue colocado un nuevo edificio con área administrativa, baños y espacio de almacenamiento, con espacio para reuniones educativas y comunitarias.

 

Además le fue agregado un patio de guijarros con equipos de gimnasio, como barras de pull-up y bolsas de ponche para hacer ejercicio al aire libre. Este principio  ha sido llevado a cabo en ciudades de todo el mundo, agregando tonos llamativos a las canchas deportivas para regenerar los barrios o como una acción  artística, y se pueden encontrar ejemplos en París , Nueva York , San Luis y la ciudad belga de Aalst .

El proyecto obedece a las necesidades siempre cambiantes de una zona históricamente importante para la Ciudad y el Valle de México que a través de su gente y su carácter forma parte de una periferia siempre presente, indomable, pero con los brazos siempre abiertos. Sin más, te dejo con las hermosas fotos de Zaickz Moz.

 

 

 

 

 

 

Lluvia Sólida, el invento mexicano que puede cambiar al mundo
MXCity
Gracias a este invento mexicano que capta la lluvia, las plantas que solíamos regar cada tercer día ahora pueden ser regadas 1 o 2 veces al mes.

Lluvia Sólida, alternativa real al cambio climático.

 

Se estima que para el 2030, el mundo tendrá un déficit de disponibilidad de agua del 40%. Es probable que la mitad de la población mundial viva en áreas en las que no habrá suficiente agua; a pesar de que nuestro planeta contiene más de mil millones de billones de litros de H2O, pero poca se puede tomar. El total del requerimiento global de agua al año es de más de cuatro billones de litros al año, y las fuentes naturales del precioso líquido ya no dan abasto.

Lluvia Sólida pretende reducir el desperdicio de agua en un 80% ahorrando dinero, ayudando al medio ambiente y asegurando la disponibilidad de agua en un futuro. Este producto, es un polímero en grano que al contacto con el agua se solidifica aumentando su tamaño hasta 500 veces reteniendo la humedad.

La Lluvia Sólida está compuesta de una fórmula de poliacrilato de potasio, un polvo blanco cristalizado similar al azúcar, es un polvo que al contacto con el agua se convierte en gel, haciendo posible almacenar el líquido hasta por 40 días, capaz de absorber 200 veces su peso en agua.

 

El gel de Lluvia Sólida se coloca en la raíz de cualquier área verde, como cultivos, pasto, macetas, invernaderos, manteniendo la raíz hidratada durante semanas reduciendo hasta en un 80% la frecuencia de riegos, disminuyendo la infiltración y la evaporación del agua. Durante ese tiempo, la raíz va tomando la humedad conforme a sus necesidades asegurándonos que la planta se mantenga sana sin necesidad de agua. Con el siguiente riego o lluvia el polímero se hidratará de nuevo y este proceso se puede repetir hasta por 7 años.

El creador de Lluvia Sólida es el Maestro e Ingeniero químico Sergio Jesús Rico Velasco. Orgullo politécnico que a través de estos años de prueba e investigación  innovó una nueva aplicación y uso del polimero como sistema de riego. Este polímero extraordinario es un polvo biodegradable no tóxico, con cero riesgos para el medio ambiente, una contribución real a la conservación del medio ambiente, a la sustentabilidad del país y cuidado a cumplir ese propósito.

 

Los agricultores lo usan para almacenar el agua de lluvia y usarla como método de riego. Esparcen el polvo por debajo de sus cultivos para que cuando llueva el químico se convierta en gel y pueda almacenar el líquido por hasta seis semanas. Se requieren 25 kilogramos del producto para una hectárea de cultivo. Esto hace que la raíz de los árboles se mantenga húmeda durante dos meses, y se rehidrate en repetidas ocasiones con las precipitaciones, aumentando cinco veces la productividad de los cultivos de maíz.

Además, este polímero permite reducir todo el sistema de riego, que los agricultores ahorren hasta 80% en costos, ya que usan menos agua, fertilizantes, energía eléctrica y mano de obra. Aunque se comercializa bien en Jalisco, Michoacán, Veracruz y Zacatecas, este polvo ya es usado por agricultores argentinos, españoles, franceses, indios, israelíes, y países como Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Perú, Rusia y Haití.

También se ha registrado que la aplicó del gel como método de irrigación en invernaderos de rosas y claveles, consiguieron un ahorro de 75% en los costos de riego, 100% en incremento de follaje y flores, y 300% en desarrollo de raíces.

Pero si el producto funciona tan bien en grandes cultivos, también puede ser utilizado en un sembradío campestre como en el pasto de un jardín o la maceta de un departamento. El polvo también se puede usar en las plantas de ornato de las viviendas, donde en lugar de regarse cada día o tres veces por semana, se hace sólo dos o tres veces por año. Azoteas verdes, jardines verticales, macetas, camellones, cultivos urbanos, jardines, clubs de golf… Todo esto puede ahorrar muchísima agua de riego  si se usa en ellos la Lluvia Sólida.

 

Lluvia Sólida

Web // Facebook // Twitter // Instagram

 leonardorf@lluviasolida.com.mx

teléfono: (55)5353-5757