El silbato azteca, el sonido terrorífico de la muerte
MXCity
Un sonido inquietante. La alta frecuencia del silbato azteca estremece el cuerpo y hace que la mente recuerde el ambiente espectral de las películas de terror.

El silbato azteca de la muerte fue un recurso poderoso para intimidar a sus enemigos.

. . .

Los fundadores de México-Tenochtitlan no dejan de sorprendernos. Es bien sabido que los aztecas tenían una rica tradición religiosa, política, cosmológica, artística y filosófica, heredada de sus constantes viajes y las conquistas sobre otras tribus mesoamericanas.

Ser el centro de una enorme civilización, también implica tener un gran saber sobre calendarios, escritura y arquitectura. Fueron estos logros, entre otros tantos, lo que destaca a los aztecas como una de las mayores culturas del mundo.

La creación de ornamentos y artilugios para fines quirúrgicos, bélicos y religiosos también es una constante de los mexicas. Uno de estos artefactos, del que poco se habla pero que infunde un gran terror es el Ehecachichtli o silbato de la muerte.

El Ehecachichtli es un instrumento único en el mundo y su sonido es tan peculiar como estremecedor. Están los pequeños que caben en el puño de la mano y los que tienen el tamaño de un cráneo normal. Sobre todo son hechos de arcilla y dan la impresión de emitir gritos aterradores.

Como todo instrumento de viento, el sonido depende del tamaño del orificio por donde entra el aire, y cuanto más grande y largo sea tubo de acceso, más se presenta el efecto gutural. Entre más pequeño y corto sea el orificio de acceso, se obtendrá un sonido agudo. Esto también depende del efecto que se le da al silbato, ya que es posible modificar el acceso del aire con las manos y modular el volumen de la caja de resonancia.

Como sea, su sonido es inquietante. La alta frecuencia del silbato estremece el cuerpo y hace que la mente recuerde el ambiente espectral de las películas de terror. Sólo piensa en cientos o quizá miles de silbatos resonando al mismo tiempo, combinado con la atmósfera que provocan los cascabeles y tambores, para tener una idea más precisa del efecto psicológico devastador que sentían las tribus rivales al enfrentarse a los mexicas.

En muchas excavaciones cercanas a los templos dedicados al Dios del viento, Ehécatl, se han encontrado esqueletos humanos que llevaban en sus manos el silbato de la muerte. Esto ha hecho pensar a los arqueólogos que el silbato también era utilizado en rituales y sacrificios dedicados al dios.

Asimismo se cree que los sacerdotes también utilizaban el Ehecachichtli para las ceremonias mortuorias y encaminar al Mictlán a los muertos, es decir, encaminar a sus muertos a través del espacio y el tiempo a la otra vida.

El silbato nos recuerda la relación que las tribus nahuas tuvieron con la muerte, tanto la muerte propia con el pequeño ritual antes de la batalla donde cientos o miles de rivales morían.

La historia de los primeros ajolotes que viajaron a Europa
MXCity
La historia de los primeros ajolotes que llegaron a Europa sirvió para intentar refutar o comprobar la teoría de Darwin.

La historia peculiar de los ajolotes tiene muchas vertientes interesantes.

 

. . .

 

En 1864 Victor Duruy emitió una carta a quien fuera ministro de educación francesa para fundar la Commission Scientifique du Mexique (CSM), además de doscientos mil francos al emperador Napoleón III, para solventar los gastos de la CSM. Esta suma se le otorgaría a la CSM dos años más, junto con otros diez mil francos de parte del Ministerio de Guerra; para solventar gastos de la sede en París y en la capital mexicana.

La CSM terminó tan rápido como la intervención francesa en México. Pero dejó su huella en futuras empresas científicas mexicanas como la Sociedad Mexicana de Historia Natural de 1868, y la Academia Nacional de Medicina, para gusto de geógrafos, se pudo obteber el mejor mapa de México hasta esa época en una escala de 1/3 000 0000.

 

 

 

Los primeros logros de la CSM contemplaron enviar a Francia una colección de artefactos naturales como culturales, entre los que iban 34 ajolotes vivos; enviados al Jardin Zoologique d?Acclimatation (el primer zoológico moderno) manteniendo a los ajolotes como exposición permanente y curiosidad exótica.

En esa época, todavía no se conocían las formas adultas de los ajolotes donde pierden las branquias y respiran con pulmones. Como sea, el primer estudio fue el de tratar de definir si estos animalillos eran reptiles o anfibios. Aunque estos 34 ajolotes de la colección de la CSM eran los primeros en llegar vivos a Europa, no fueron los primeros en cruzar el charco.

 

 

 

Cincuenta años antes, Alexander von Humboldt había enviado dos ejemplares conservados en alcohol a ese mismo museo en París para que George Cuvier, fundador de anatomía comparada, los estudiara; calcificándolos como individuos larvarios de una especie de reptil aún no identificada. Para octubre de 1864, se dictaminó que los ajolotes que tenía eran larvas y habría que esperar a que se desarrollaran como adultos para continuar su estudio, como con cualquier otra salamandra.

Para 1866, Duméril contaba con 800 ajolotes en el museo. Esta población de ajolotes se convirtió en la primera población de animales que se logró mantener en un laboratorio, y cuenta ya con más de 150 años de antigüedad. Con una sociedad burguesa en crecimiento, y un mantenimiento relativamente sencillo, el acuario o la pecera fueron un elemento casi obligado de las casas acomodadas europeas.

 

 

 

Duméril empezó a compartir ajolotes a otros museos, jardines y laboratorios para convertirse en objetos de la ciencia europea, y después, mundial. A partir de esto los ajolotes fueron objeto de estudio para intentar confirmar teoría de evolución de Darwin, para intentar refutarla, o probar la teoría del ruso Lysenko.

Entre 1864 y 1914 se hicieron miles de estudios sobre los ajolotes. Pero fue cuando Duméril vio la fisiología de diversas especies que tuvo un impacto notable en la ciencia mundial, y con ello varias preguntas: ¿Cómo es que los ajolotes podían reproducirse sin ser adultos? ¿qué sucedía durante su metamorfosis? ¿Por qué unos eran anfibios y otros reptiles? Duméril continúo investigando, pero para su mala fortuna murió en 1870 sin llegar a las respuestas que deseaba.

 

 

Ahora sabemos que los ajolotes tienen un estado de neotenia; es decir, aunque la enorme mayoría de ellos se mantiene en estado de larva toda su vida, son capaces de reproducirse y, además, esta juventud perenne está relacionada con otra de sus características más famosas: el poder regenerar prácticamente cualquier parte de su cuerpo en caso de perderla.

El ajolote en el laboratorio ha conquistado el mundo de la ciencia; como organismo modelo, podría decir que es el mejor de los tiempos. Pero para el ajolote silvestre es el peor de los tiempos. La contaminación y la reducción de su hábitat lo mantienen en peligro de extinción. Ojalá podamos reaccionar lo rápido y de manera eficaz para prevenir su desaparición y que no se convierta en una especie que vive solamente en el laboratorio.

Información: Este País

Foto destacada: National Geographic

Cerro del Cubilete, la historia de una escultura monumental sin igual
MXCity
El Cerro del Cubilete tiene una vista formidable y es uno de los sitios más interesantes para el turismo religioso.

El Cerro del Cubilete tiene varias actividades para descubrir.

 

. . .

 

El Cerro de Cubilete, el corazón de México, se encuentra a 15 km al oeste de la ciudad de Guanajuato. Es la montaña más alta del estado de Guanajuato y se cree que se encuentra en el centro geográfico exacto de México.

Además, tiene una escultura monumental de 20 m que alberga un sitio religioso, un museo situado en la cima de la colina y una de las vistas panorámicas de la ciudad más imponentes.

 

 

Este monumento fue erigido en 1950, y se trata de una estatua de bronce de Cristo siendo uno de los santuarios religiosos de mayor importancia histórica en México. Originalmente, había una estatua más pequeña que ocupaba el mismo lugar en la cima de la colina y fue destruida durante la Guerra de los Cristeros, un levantamiento contra el gobierno mexicano por las disposiciones anticatólicas agregadas a la constitución mexicana durante la primera mitad del siglo XX.

Hoy, la estatua es una de las atracciones favoritas de Guanajuato. Su tiene una importancia significativa para el pueblo de México y cada año, a principios de enero, miles de personas peregrinan al santuario para celebrar la Epifanía.

 

 

La estatua representa la figura de Jesús de pie con los brazos extendidos y un ángel a cada lado, uno sosteniendo una corona de espinas y el otro una corona real. El edificio esférico que sirve de base a la estatua fue construido en estilo art deco y alberga un altar circular.

Las espectaculares vistas panorámicas del valle de Guanajuato circundante, hacen posible que el lugar sea navegable en parapente e incluso puedes explorar la pintoresca región en una bicicleta de montaña.

 

 

Fue a principios del siglo XX que el monseñor Emeterio Valverde estuvo de visita en Silao, y contemplando desde su ventana en el Cerro del Cubilete, pensó que sería agradable ascender a esa montaña y oficiar en su cima una Misa.

Comentó la idea con amigos suyos, miembros de la Sección Adoradora Nocturna del Santísimo Sacramento, quienes de inmediato organizaron la celebración. Su presidente propuso dejar en la cima un monumento conmemorativo del evento, se recabaron fondos y el 12 de marzo de 1920, y luego de celebrar Misa en la cima, el obispo colocó la primera piedra del monumento.

 

 

Se encomendó la tarea a un sencillo artesano que, basado en una estatuita que le prestó un padre, labró una de tres metros de altura en cantera, sobre un pedestal de seis metros. Al mes se inauguró.

Por la tarde del día 10 de abril de 1920, el obispo y unas 20 mil personas subieron a la cumbre. Se bendijo la montaña, declarando el lugar santo y cambiando el nombre de ?Cerro del Cubilete? a ?Montaña de Cristo Rey?.

 

 

La idea gustó tanto que meses después el primer monumento se quitó para hacer uno más grande. Se invitó al delegado apostólico del Vaticano a colocar la primera piedra. La respuesta del gobierno, encabezado entonces por Plutarco Elías Calles, no se hizo esperar: esa misma noche al delegado lo expulsaron del país.

Luego, el 30 de enero de 1928 fue dinamitado el primer monumento, del que quedaron ilesos el corazón y el rostro de Cristo, que a la fecha se conservan en el museo del santuario.

 

La Iglesia solicitó permiso para realizar el segundo monumento y el presidente Obregón nunca lo dio. Sin embargo, el obispo Valverde no quitó el dedo del renglón. Aprovechando un pasillo de la Catedral de León, mandó realizar y colocar ahí un monumento a Cristo (el tercero), que consagró el 11 de enero de 1938.

Años después se decidió hacer otro monumento que fue transportada en partes e inaugurada el 10 de abril de 1942 y donada pocos meses después a la ciudad de San Luis de la Paz, Guanajuato, cuando el presidente Ávila Camacho dio luz verde para realizar en la cima de la montaña no sólo un monumento sino un santuario.

 

 

La construcción concluyó en los años 50. Tiene una base que mide 20 metros y pesa 80 toneladas, a 2,600 metros sobre el nivel del mar, al cual se llega por medio de un camino empedrado que rodea al cerro hasta llegar a una glorieta superior, que funciona como mirador y estacionamiento.

 

 

 

Cerro del Cubilete

Dónde: Municipio de Silao, en el estado de Guanajuato. 

 

Foto destacada: Santiago Arau

La historia de los murales de Rivera para la Ford Company
MXCity
Las coatlicues mecánicas de Diego Rivera son consideradas las más exitosas por el artista y las más burguesas por sus coetáneos.

Estos murales representan la cúspide de la obra de Rivera.

 

. . .

 

Los Murales de la Industria de Detroit (1932-1933) del mexicano Diego Rivera, consta de veintisiete paneles que representan la industria en Ford Motor Company en Detroit.

Rivera los consideró su obra más exitosa. Rodean el interior del Rivera Court en el Instituto de Artes de Detroit, el 23 de abril de 2014 fueron designados por el Departamento del Interior como Hito Histórico Nacional.

 

 

Muralismo Buenos Aires

 

Los dos paneles principales representan a trabajadores de la planta River Rouge, mientras que otros paneles muestran los avances realizados en diversos campos científicos, como la medicina y las nuevas tecnologías. La serie en su conjunto, expresa la idea de que todas las acciones e ideas son una.

En 1932 Wilhelm Valentiner, director del Instituto de Arte de Detroit, le encargó al artista que pintara 27 murales al fresco en el patio interior del museo. ? Los funcionarios querían que Rivera incorporara elementos que representaran a toda la industria en Detroit, no solo a la industria automotriz dominante.

 

 

Noticias coches

 

Rivera inició el proyecto investigando las instalaciones del Ford River Rouge Complex. Pasó tres meses recorriendo todas las plantas, preparando cientos de bocetos y conceptos para el mural. También se le asignó un fotógrafo como ayuda para la investigación de Rivera para encontrar material de referencia visual.

Asombrado por la tecnología y la modernidad de las plantas de Detroit, con la capacidad de fabricar todos los componentes para sus automóviles, e introduciendo mejoras tecnológicas avanzadas para su línea de montaje, una de las cuales era la revolucionaria línea de montaje de automóviles automatizada.

 

 

Risk XXI

 

Durante este período, Detroit tenía una economía industrial avanzada y era el sitio de la industria manufacturera más grande del mundo.? Además, tenía fábricas que producían diversos bienes y productos básicos que iban desde acero, energía eléctrica y cemento; así como la fabricación de barcos, tractores y aviones.

Rivera comenzó a trabajar durante la Gran Depresión (1932) y completó el encargo en ocho meses, donde sus asistentes tenían un horario de trabajo agotador (y aburguesado) de quince horas diarias sin descansos entre ellas. De hecho, Rivera perdió 45 kilos en el transcurso del proyecto debido al trabajo riguroso.

 

Risk XXI

 

Los dos murales más grandes se consideran el clímax de la narrativa que Rivera describió en el total de 27 paneles. ?En general, el mural explora la relación entre el hombre y la máquina en una era de producción mecánica. La otra parte relevante de la obra, fue que Rivera incorporó elementos como imágenes de altos hornos que fabricaban mineral de hierro, fundiciones que fabrican moldes para piezas, cintas transportadoras que llevan las piezas fundidas, operaciones de mecanizado e inspecciones.

En otra parte del mural Rivera alegoriza las enormes máquinas como destinadas a simbolizar la historia de la creación de la diosa azteca Coatlicue. En la mitología azteca indígena de México, Coatlicue era la madre de los dioses. Ella dio a luz a la luna, las estrellas y Huitzilopochtli, el dios del sol y la guerra.

 

Notas cultura y diseño

 

La historia de Coatlicue era importante para los aztecas y resumía la complejidad de su cultura y creencias religiosas. Los críticos han sugerido que Rivera contrastó la historia azteca con el papel y el lugar de la tecnología moderna. Se había vuelto tan importante culturalmente que en ocasiones fue apoyado y defendido con tanta pasión como una nueva religión que prometía un futuro mejor a la humanidad.?

La elección controvertida para este proyecto de arte, además de su posición política marxista, aunado a la Depresión de Estados Unidos en el auge del progreso industrial y económico; hacen de este mural una de las más raras y peculiares del artista.

 

Editora Todavía

 

Algunos críticos vieron los murales como propaganda marxista. El clero católico y episcopal condenó los murales como blasfemos. The Detroit News protestó diciendo que eran “vulgares” y “antiestadounidenses”. Como resultado de la controversia, 10,000 personas visitaron el museo en un solo domingo y la ciudad aumentó su presupuesto.

Estos murales son pieza fundamental para entender el muralismo mexicano, ya un poco en declive y lo interesante de este gran pintor mexicano.

 

 

 

Foto destacada: Google Arts & Culture

El Geiser es uno de los sitios más interesantes del Estado de Hidalgo
MXCity
El Geiser de Hidalgo nos brinda pozas de aguas termales con temperaturas elevadas, spa, sauna natural, alberca y muchas actividades al aire libre.

Todas las actividades recreativas y el sabor de Hidalgo están en El Geiser.

 

. . .

 

Tecozautla es un Pueblo Mágico de Hidalgo lleno de historia y sitios pintorescos para visitar, y a poco más de 30 minutos y cerca de 3 horas desde la Ciudad de México, se encuentra un asombroso spa y balneario de aguas termales: El Geiser.

Estas aguas termales nacen del respiradero volcánico alcanzan temperaturas de hasta 95° C. Además de las albercas termales, El Géiser también hay tinas de hidromasaje para relajar los músculos y cuevas artificiales con agua.

 

 

Si deseas ver el paisaje desde las alturas puedes subir al puente colgante, el cual cuenta con dos miradores. Otra opción es relajar las tensiones corporales y regular la presión sanguínea en su sauna de vapor natural, el cual se encuentra al aire libre.

El vapor también tiene origen volcánico. Las áreas para los más pequeños ofrecen albercas de poca profundidad y, para hacer más divertida su excursión, pueden aventarse a la piscina desde los toboganes y resbaladillas. También hay un espacio especial para ellos con juegos acuáticos.

 

 

Este balneario y Spa El Geiser tiene dos albercas rodeadas de palapas, chapoteaderos y puentes colgantes. Una de ellas con la temperatura más fresca de todo el balneario y la otra la más profunda y con temperatura de hasta 80º C, en esta última podrás disfrutar de relajantes cuevas artificiales llenas de agua termales.

Para los más pequeños se encuentra el área acuática infantil de El Geiser, con divertidos toboganes y resbaladillas que desembocan en un chapoteadero donde los chiquitines disfrutarán al máximo grandes aventuras.

 

 

Si deseas pasar más de un día en este gran parque, hay un hotel con 195 cómodas habitaciones para disfrutar una noche maravillosa en El Geiser. Hay diferentes precios y modalidades, desde lindas habitaciones sencillas, hasta amplias habitaciones con cocina equipada, aire acondicionado, closet y tina.

Si quieres degustar la exquisita comida típica de Hidalgo, hay dos restaurantes que están abiertos con menú variado, desde desayunos hasta platillos a la carta y de costos muy accesibles para que disfrutes del sabor, platillos y bebidas hidalguenses.

 

 

Para los amantes de la adrenalina, hay dos circuitos de tirolesas y puentes colgantes únicos en la región. Las tirolesas van de un extremo a otro del parque cruzando impresionantes barrancos y volando sobre un vacío con una increíble sensación.

En el circuito te encontrarás con puentes colgantes extremos, cruzarás por una cuerda los barrancos y temblarás de adrenalina pura al pasar por los puentes con pasos de madera.

 

 

Hay masajes que van desde los 200 pesos hasta casi los 400 pesos, desde anti-estrés hasta el holístico; también hay masajes para los bebés y mujeres embarazadas.

Finalmente, si eres amante de la naturaleza visita las exclusivas cabañas para disfrutar de una noche bohemia con un ambiente lleno de tranquilidad, en una zona aislada dentro del parque y rodeado por hermosos cielos escampados donde podrás observar las estrellas de la cúpula celeste que cubre nuestro parque.

También puedes llevar tu propia tienda de campaña, en caso de que no lleves no te preocupes ahí también puedes rentar una.

 

 

El Geiser

Dónde: El Geiser S/N, 42461 Uxdejhé, Hgo

Cuando: lunes a domingo de 9:00 a.m. a 11:00 p.m.

Cuánto: $120 acceso general. Habitaciones desde $350 Acampada desde $200

 

Foto destacad La Verdad Noticias

x