Arte y Cultura
Alucinantes lugares de la CDMX considerados Patrimonio Mundial por la UNESCO
MXCity
Son 4 los sitios denominados Patrimonio Mundial en la capital. Todo ellos forman la personalidad de nuestra ciudad como un lugar mágico y una urbe de sofisticada evolución cultural.

Nuestro espíritu de diversidad cultural ha logrado engendrar algunas de las ciudades, zonas arqueológicas, reservas y demás esferas ambientales simbólicas para la humanidad. Un legado impresionante de lugares que relatan nuestra historia como raza cósmicala pluralidad de ideas y la mezcla cultural y social con la llegada de la conquista, que de no haber ocurrido así, nuestra ciudad, estéticamente y anímicamente no sería lo que es hoy.

El Patrimonio Mundial o Patrimonio de la Humanidad es el título designado por la UNESCO a aquellos lugares enigmáticos (ya sean reservas ecológicas, edificaciones alucinantes o ciudades enteras) que representan, además de la cultura e historia de una nación, un tesoro invaluable para la humanidad dentro del cosmos. Según la UNESCO, la pérdida de cualquiera de dichos bienes considerados dentro de esta categoría representaría una perdida invaluable para el mundo.

La Ciudad de México acoge algunos de los más alegóricos de nuestra nación, lugares que a pesar de que los mexicanos conocemos visualmente, algunas ocaciones olvidamos reconocerlos y preservarlos como esa riqueza, análoga a nuestra realidad, que se debate entre el caos y el folclor, entre lo onírico y lo complejamente bello de su arquitectura colonial; una ciudad mágica y también una urbe de sofisticada evolución cultural.

 

Correos-mxcity

 

Son 4 los sitios denominados Patrimonio Mundial en la capital. Dos de ellos fueron nombrados en el mismo año (1987): el Centro Histórico y el Centro de Xochimilco. Es maravilloso saber que en la misma ciudad existen dos atmósferas que relatan por un lado, la historia de nuestras culturas prehispánicas y por el otro la sorprendente metamorfosis de una civilización entera que logró adecuarse a la modernidad, un tanto caótica de las ciudades europeas.

El Centro Histórico es una mixtura de estas dos realidades que aún se preservan. Edificada sobre la antigua Tenochtitlán y justo en el centro de una zona lacustre, encontramos aquí los vestigios de los cinco templos aztecas que se han hallado hasta ahora. Ruinas mágicas rodeadas de arquitectura majestuosa como la gran Catedral Metropolitana, que engloba en un mismo sitio diseños diversos de la época virreinal, y el Zócalo o plaza de la constitución -situada dentro de las tres más grandes del mundo-, en la que notoriamente se debate las costumbres chamánicas de nuestros ancestros con el poder político, económico y religioso de la urbe colonial y moderna.

Según la UNESCO, las calles de Madero y Regina son los corredores más emblemáticos que hasta ahora nos han mostrado la diversidad artística y gastronómica que posee la capital. La Alameda Central es otro inminente espacio público en nuestra historia de patrimonios, un paraje deleitoso que contrasta finamente con la máxima representación de nuestra ciudad, el Palacio de Bellas Artes. Todo ello, aunado a los diversos museos y demás monumentos importantes de esta zona, han transformado al centro histórico y con ello construido la personalidad de nuestra capital, ahora la segunda más visitada en toda Latinoamérica.

lago de xochimilco

 

Por otro lado -y bajo este mismo nombramiento-, el centro de Xochimilco (en nahuatl: campo de flores), es reconocido a nivel mundial como ícono de la mexicanidad. Sus localidades lacustres y flora endémica, preservadas aproximadamente mil años y hasta entonces, se han mantenido del método complejo para sembrar a través de pequeñas islas artificiales: la chinampa.

Sus creencias, ceremonias y entre ello, su calendario ritual, forman parte de un “patrimonio intangible”, aquellas costumbres locales que fungen como una garantía de creatividad permanente de dicha zona. También es requisito de su nombramiento las famosas trajineras, los oníricos vehículos en los que podemos profundizar entre el silencio de sus pasajes y las percepciones sensoriales que nos empapa la naturaleza.

casa_estudio_luis_barragan

 

Así mismo se considerada Patrimonio de la Humanidad la Casa-Taller de Luis Barragán, el hogar del importante arquitecto de la modernidad nombrada así en su honor. La UNESCO la ha considerado como una de las obras más influyentes y representativas de la arquitectura contemporánea en el mundo. Es el único inmueble en America Latina que ha logrado dicha distinción.

Un clásico de la arquitectura que combina elementos tradicionales y vernáculos, así como diversas corrientes filosóficas y artísticas de todos los tiempos, señala la UNESCO. Fue construida en 1948 en el barrio de Tacubaya, y habitada por el arquitecto hasta 1998. La obra se le denomina “vernácula” por sus alucinantes colores llamativos pigmentados en materiales como piedra, madera y muros encalados.

Es probablemente una de las obras más psicodélicas de la sofisticada arquitectura moderna, ya que sus sombras, colores y dilatación, se encuentran hasta en la tonalidad de las luces artificiales y la luz que consiguió el arquitecto con un adecuado uso de las puertas y ventanales. La obra en sí misma, minimalista, es un legado espacial y poético de la ciudad de México para el mundo.

 

unam

 

Un último sitio invaluable para la humanidad es Ciudad Universitaria, el micromundo cultural de la UNAM que atesora grandes obras elementales de muralistas, arquitectos, escritores e intelectuales mexicanos. Designada como tal en 2007, la máxima casa de estudios de la ciudad de México posee una mixtura asombrosa de arquitectura y diversidad cultural hasta en sus más pequeños detalles, siendo algunos de los más alucinantes la lava volcánica sobre la que fue construida, su flora endémica (inmortalizada en su hermoso jardín botánico), y por supuesto su gran mural/mosaico creado por el arquitecto Juan O’Gorman en donde podemos avista la historia de las humanidades y las artes como un gran símbolo de la sabiduría en la institución.

Así mismo, la Universidad (incluida entre las 100 mejores del mundo), se desdobla en un área de mas de 7 millones de metros cuadrados entre los que se reparte su reserva ecológica, sus centros de investigaciones y sus 108 licenciaturas impartidas. Algunos de sus murales más atesorables fueron realizados por celebridades del arte y la cultura mexicana como David Alfaro Siqueiros, Francisco Eppens y Diego Rivera. “Por mi raza hablara el espíritu”, rezó José Vasconcelos como lema institucional para esta gran casa de estudios.

Arte en casa: Youtubers especialistas en la divulgación de arte
MXCity
La divulgación y la crítica del arte son actividades poco valoradas pero de suma importancia para la actividad cultural.

Estos youtubers son grandes especialistas de arte poco valorados.

 

La educación artística nos favorece a todos independientemente de las distintas disciplinas en las que estemos formados. La música, el teatro y la danza activan la corteza motora y la literatura implica las áreas cerebrales relacionadas con el procedimiento lingüístico.

La divulgación de las artes, aceptémoslo, suele ser aburrida y muchas veces pedante porque está llena de señores aburridos y ortodoxos. Es por eso, que te queremos enseñarte algunos youtubers que se dedican a la crítica y divulgación del arte que harán que enseñar esta disciplina sea más fácil, divertido y motivador.

 

Antonio García Villarán

 

 

Es youtuber, doctor en Bellas Artes y especializado en pintura y escultura, que realiza detalladas críticas que permiten conocer la vida y obra de artistas tan reconocidos como Picasso, Dalí o Leonora Carrington. Siempre son divertidas y están llenas de lecciones y críticas importantes contra los artistas más reconocidos, pero, sin llenar al estilo insípido de Avelina Lesper.

 

Ter

 

 

Esther es una arquitecta que mezcla el mundo del arte con la vida cotidiana. Habla de la decoración de uñas, enlaza esta moda con distintos autores y claro, sobre arquitectura. Es una atractiva manera de engancharse en el arte desde una perspectiva amena y controversial.

 

La Gata Verde

 

 

Sara Rubayo, historiadora de Arte y coordinadora de exposiciones, y nos adentrará en algunos museos, obras, estilos artísticos y biografías de diversos artistas. Quizá sea un poco más solemne que otros, y a veces un poco solemne pero siempre encontrarás un significado diferente en sus videos, además, de que tiene un buen material de video.

 

Francisco Soriano

 

 

No es de mis preferidos y confieso que a veces me aburre un poco por su solemnidad. Pero lo veo porque aborda temas que me gustan: ¿El grafiti se considera un arte? ¿Y los tatuajes? ¿Quieres saber alguna curiosidad sobre Rembrandt? “El doctor” y maestro en artes visuales tiene buenas puntadas, y sin duda es un gran artista.

Filminlatino: la plataforma gratuita para ver cine mexicano y de América latina
MXCity
Filminlatino tiene un catálogo de largometrajes de ficción, documentales, clásicos, cortometrajes, series e infantil.

En esta plataforma podrás quedarte mucho tiempo viendo buen cine independiente.

 

Es indispensable apoyar al cine mexicano en particular y al cine de América Latina en general. Aunque a veces no es sencillo ya que la exhibición de películas mexicanas en las carteleras más comunes es mucho menor al número de extranjeras. Por otro lado, porque una vez que salen de la cartelera comercial, es difícil encontrar un sitio para verlas.

Asimismo, porque no todo el cine mexicano se exhibe en cartelera. Según cifras del IMCINE (Instituto Mexicano de Cinematografía), el 2016 fue récord en producción con 160 películas, pero solo 85 de ellas se exhibieron en salas comerciales.

 

 

IMCINE está fondeando la exhibición gratuita de más de 500 contenidos cinematográficos y en video, hechos en México. Entre ellos 120 cortometrajes y más de 100 largometrajes, en el sitio filmlatino.

Encontrarás desde películas muy clásicas de la Época de Oro del Cine Mexicano, como de Luis Buñuel, de Emilio “el indio” Fernández, obras fundamentales más recientes, como Cabeza de Vaca, de Nicolás Echavarría, e incluso cine animado y muchos cortos contemporáneos.

 

 

FilminLatino tiene un amplio catálogo de largometrajes de ficción, documentales, clásicos, cortometrajes, series, y películas para niños. La oferta de títulos crece día a día y además podrás leer en nuestro blog temas de actualidad de la comunidad cinematográfica y sus realizadores, a nivel nacional e internacional.

Te ofrecemos tres modalidades y puedes elegir la que más te convenga: 1) rentar de manera individual películas y series pagando por evento y/o por estreno. Para esto debes ser un usuario registrado en FilminLatino. 2) Suscribirte contratando una suscripción mensual o semestral y tener acceso a la mayor parte de las películas del catálogo. 3) La sección GratisMx siendo usuario registrado y podrás, de forma legal y sin costo, disfrutar de cine nacional.

 

 

 

Muchos contenidos tanto mexicanos como de otros países, son de paga para poder compensar a los propietarios de los derechos de los filmes. Un usuario Premium tiene acceso a ver la mayor parte de los títulos del catálogo cuantas veces se desee durante el tiempo que dura la suscripción. Las películas de estreno y aquellas que solo han autorizado para ser rentadas, no están incluidas en la suscripción. Estas películas las reconoces por tener un ícono de diamante.

Pero para ver películas gratuitas sólo hace falta que estés registrado en FilminLatino. Para ver una película de estreno basta con ser usuario registrado en FilminLatino. Las películas siempre están en VO (si la lengua original es el español) o en VOSE (Versión original con subtítulos en español si no lo es. Hay algunos títulos que están dobladas al español ya que no se cuenta con los mismos con subtítulos, estos son casos contados en nuestro catálogo.

 

 

Una vez por semana se producen estrenos en FilminLatino. Algunos de ellos son títulos clásicos, otros son novedades que han tenido una vida exitosa en cines, también estrenamos películas de forma directa que no han sido exhibidas en cines, pero que tienen un gran interés para el público, y por último hacemos estrenos simultáneos, es decir, hay películas que se estrenan en salas de cine del circuito cultural que también se estrenan en FilminLatino.

Filmlatino se puede usar en cualquier dispositivo: computadoras de escritorio y portátiles (PC y MAC), dispositivos con sistemas operativos IOS y Android. Así también con la aplicación AIR PLAY  a través de Apple TV  (a partir de la 2ª generación) y Chromecast desde dispositivos móviles IOS y ANDROID.

 

FilminLatino

Dónde: Cualquier dispositivo

Cuando: A todas horas

Gratis

Sitio web // Facebook // Twitter

El ying yang mexica o la leyenda de Omecihuatl y Ometecuhtli
MXCity
La mitología mexica habla de Ometéotl como un dios dual artífice de todo lo conocido por el mundo antiguo.

Esta historia narra la leyenda de el dios de la dualidad.

 

En la mitología mexica Ometéotl es el dios de la creación, Ometecuhtli (El Señor dos) y Omecihuatl (La Señora Dos) eran las energías que formaban la dualidad creadora en la religión mexica. Miguel León-Portilla traduce a Ometéotl (energía dual) como Señor/Señora de la dualidad, implicando un solo dios de carácter dual.

Ometecuhtli representa la esencia masculina de la creación, Omecíhuatl es su esposa. Es un dios antiguo sin templos y casi desconocido por el pueblo, pero muy nombrado en los poemas de las clases altas, debido a que se lo menciona de una manera que parece ignorar el resto de la Cosmogonía mexica. Aquí te dejamos la leyenda de este dios de la dualidad.

 

 

En los orígenes de todo lo que nos rodea, una gran pareja vivía en lo más alto de los espacios visibles e invisibles en las alturas infinitas del cosmos. Ambos eran magos sabios y con sus bastones de fuego inventaban mil figuras en los espacios. Se dice que ellos tenían el don de darle vida a todas las formas concretas. Ella se llamaba Omecihuatl y él, Ometecuhtli.

Cada vez que otorgaban existencia a algún ser, su nombre se transformaba a Tonacacihuatl el de ella, y Tonacatecuhtli el de él. La pareja creadora existía incesante. Tonacacihuatl había tenido muchos hijos y ellos la respetaban hasta la adoración como una madre. Pero un día, sin poder explicarse por qué, se vio a Tonacacihuatl arrullando a una piedra.

 

 

“¿Cómo era posible qué, en lugar de arrullar a sus hijos, tuviera entre sus brazos a un mineral sin forma?” Aquella piedra era un Tecpatl, un pedernal, un cuarzo duro y lustroso, como si fuera de cera, cuyos bordes, cual cristal opaco, despedían chispas y hacían que relumbrara su color grisáceo con tonos amarillentos. Miraba con tanto amor a su pedernal, que a todos sus hijos les produjo una inquietud explicable:

-Nuestra madre quiere más a una piedra inanimada que a mí que produzco la lluvia Dijo Tlaloc.

-Y yo que adorno como con faldas de esmeraldas toda superficie y doy el agua que refresca: lagos, lagunas, ríos y mares, no soy tomada en cuenta ya por nuestra madre. Afirmó Chalchiutlicue.

 

 

-¿Y qué puedo decir yo, Huitzilopochtli, que soy la gran fuerza de voluntad para continuar la guerra creadora que haga eterna la vida del universo? Parece que me ha olvidado.

Tezcatlipoca y Quetzalcoatl permanecieron callados. El primero como burlón; el segundo meditando.

Camaxtle propuso arrojar el pedernal a la Tierra. “¡Que así se haga!” Exclamaron otra vez casi todos. Los adoloridos hermanos pusieron en acción sus proyectos y tomaron entre sus manos al pedernal y lo lanzaron rumbo a la Tierra entre violentas ofensas. Sucedió que al chocar el pedernal contra las rocas de los montes e ir rodando entre las piedras, sacaba chispas fulgurantes, espléndidas, relucientes, que se iban transformando en figuras humanas llenas de energías y que se levantaban como si hubieran despertado de un largo viaje.

 

 

Cuando el pedernal quedó inmóvil habían nacido de él mil seiscientas figurillas que parecían duendecillos tan ágiles como las chispas que los habían formado. Entre todos levantaron al pedernal y lo colocaron frente a las siete cuevas. Luego se dedicaron a recorrer aquellos sitios y a aventurarse por el interior de aquellas cavernas.

Con el resplandor que los duendecillos despedían se iluminaban los misteriosos interiores por donde penetraban. Los mil seiscientos hijos del pedernal comenzaron a aburrirse de andar por los mismos recovecos y los duendecillos decidieron crear algo para beneficiar al mundo. Totli pidió los derechos para poder crear nuevos hombres y el de saber cómo educarlos. Todos duendecillos estuvieron de acuerdo con tal petición.

 

 

Para crear hombres era necesario tener un hueso de los antiguos gigantes del Mictlán y luego sacrificarse sobre el hueso con piquetes de púas de maguey hasta sangrar. Cuando los huesos sientan el calor de la sangre se convertirán en un hombre y en una mujer que pronto tendrán una abundante descendencia.

Los hijos del pedernal buscaron espinas de maguey y con ellas se punzaron y se sacaron sangre. Cuando terminaron sus sacrificios, los mil seiscientos duendecillos contemplaron la infinidad de los espacios y miraron el transcurso del sol durante cuatro días, al cabo de los cuales, de uno de los huesos brotó un hermoso niño que y depositado en un cesto, donde con leche de cardo lo alimentó.

 

 

Después de varios sacrificios y una larga esperar, de los fragmentos restantes, surgió una lindísima niña. Luego tomaron el pedernal, lo frotaron con unas rocas y brotó un fuego tan agradable que los niños sonrieron de placer, pues aquellos lugares eran muy fríos y al sentir el calor despedido por el hogar, pareció que lo bendecían con sus alegres balbuceos.

Así fue como los seres humanos de esos tiempos se dedicaron gozosos a realizar las actividades para las cuales fueron educados, con el propósito de asegurar la armonía de su sociedad con el cosmos.

 

Piporro: el arquetipo del norteño mexicano que incursionó en el sci-fi
MXCity
El rey del taconazo tuvo una gran carrera artística en el mundo del cine, la música y en la locución dejando un gran legado.

El Piporro fue un gran ídolo de las personas para el norte del país.

 

Eulalio González Ramírez mejor conocido como «Lalo» o «El Piporro», fue todo un personaje popular celebrado por millones de personas durante buena parte del siglo XX. Fue actor, locutor, guionista, cantante y compositor de música norteña y de mariachi, además de ser considerado como uno de los grandes cómicos de todos los tiempos dentro del cine de oro mexicano.

“EL Piporro” es un norteño de Monterrey nacido en 1921, quien desde pequeño soñó con ser un famoso locutor. En diciembre 1942 le llega la oportunidad de convertirse en locutor y conduce algunos eventos en vivo, desde cenas de gala hasta funciones nocturnas de lucha libre.

 

 

En 1944 llega a la Ciudad de México como anunciador en la “Voz de América Latina” en la XEW, donde fue aceptado como actor de radionovelas. A fines de la década audiciona para interpretar a un personaje llamado “El Piporro” en la serie radiofónica Ahí viene Martín Corona en la XEQ, protagonizada Pedro Infante, logrando rotundo éxito y adoptando el mote con que sería reconocido en toda su carrera en el cine.

Debido al éxito en la serie radiofónica se preparó una adaptación al cine en 1951, que después de unos trucos de maquillaje y lograr un buen sketch, logró ser contratado para el film. Después de sus participaciones en las películas, Piporro siguió su carrera con varios papeles que le permitieron alternar “Tin Tan”, Fernando Casanova, Pedro Infante y muchos otros grandes actores de la época.

 

 

De la época de oro del cine mexicano (1936-1958), participó en muchas películas que trataban problemas fronterizos con los que se identificaban los habitantes del norte de México, así como los migrantes mexicanos en Estados Unidos, como El terror de la frontera, El rey del tomate, El bracero del año y El Pocho, cinta que él mismo produce y dirige, siendo su única experiencia detrás de las cámaras.

 

 

 

 

Pero una de las películas más surrealistas en las que participó El Piporro, fue la cinta de ciencia ficción La nave de los monstruos (1960) de Rogelio A. González, junto a Lorena Velázquez y la hermosa Ana Bertha Lepe.

En la cinta, El Piporro es Laureano, un ranchero que vive contento en compañía de su hermano pequeño, con el defecto de ser muy mentiroso. En las cantinas platica historias que solamente él cree.

 

 

Mientras esto sucede, Gamma (Ana Bertha Lepe) y Beta (Lorena Velázquez) aterrizan provenientes del planeta Venus. Al llegar a la tierra raptan a Laureano para llevarlo a su planeta, pero ambas se enamoran de él. Sin embargo, Laureano solamente tiene ojos para Gamma, por lo que Beta se rebela contra ella y contra su planeta y libera a los prisioneros de la nave, especímenes malvados de toda la galaxia, para dominar la Tierra y gobernarla.

Así mismo se revela que ella en realidad no es venusina, sino que pertenece a una extraña raza de seres vampiros. Gamma, en compañía de Laureano, de su hermano y de su fiel robot deberán vencer a Beta y sus secuaces y evitar que la Tierra caiga en manos de estos seres.