Fotogalería
La historia del cine en hermosas fotos de cines antiguos de la ciudad
MXCity
A inicios del siglo XX el cine cumplía la función social y documental de hacer presente a los paisajes, panoramas rústicos o urbanos, hasta escenas costumbristas, acontecimientos cívicos, sociales y de nota roja.

La historia del cine es una pieza de gran valor cultural para nuestro país.

 

En el sótano del Gran Café París, en la calle de Madero, Centro Histórico de 1895, se presentaron varios cortos realizados por los hermanos Louis y August Lumière. Un año el Presidente Porfirio Díaz, presenció la primera película que se exhibió en México, el 6 de agosto de 1896 acompañado de su familia y amigos en el Castillo de Chapultepec. La primera función pública ocurrió el domingo 16 de agosto de 1896 en la calle de Plateros 9, en un local habilitado en el entresuelo de la Droguería Plateros, que ocupaba en ese tiempo la Bolsa Mexicana de Valores.

A partir de esa fecha se instauraron varias sesiones diarias para dar a conocer al público el cinematógrafo. Donde no sólo se exhibieron películas que traían de Francia, sino filmaciones hechos en México: Escena en los baños de Pane, Alumnos del colegio militar, Duelo a pistola en el bosque de Chapultepec, entre otras. La bienvenida que Díaz le brindó al cinematógrafo se inscribía dentro de la ecuación orden y progreso del régimen porfirista, ya que se trataba de tecnología francesa, el modelo de nación al que el gobierno porfirista aspiraba, donde el progreso era la coartada para convencer a los incrédulos que se trabajaba para el desarrollo del país.

Aunque muchos empresarios llevaron el cinematógrafo itinerante a todos los recovecos del país, con variedades en vivo en las que participaban bailarinas y cantantes, las películas que se exhibían eran las que productores europeos y estadunidenses abastecían. Sin embargo, para 1899 el cinematógrafo se había constituido como un verdadero espectáculo popular; y en 1900, la ciudad de México tenía veintidós locales, entre salones destinados a la gente decente y carpas.

Salvador Toscano abrió la primera sala pública de exhibición en México en 1898, llamada El Cinematógrafo Lumiere. Al mismo año inició el rodaje de Don Juan Tenorio, una de las primeras cintas mexicanas de argumento.

El Legendario Salón Rojo en la calle de Madero, se abrió en 1906, donde se podía ver un estilo nacionalista que buscaba retratar el folclor del país. Como en el resto de las artes, la búsqueda de la identidad nacional, el mexicanismo decimonónico y sus valores patrióticos, eran los temas de los filmes en aquella época.

Para 1907 el cine se había consolidado como un espectáculo de gran arrastre popular, y en la capital existían 16 salones de exhibición cinematográfica además del primer taller o estudio cinematográfico: The American Amussement, Lilo, García y Compañía.

El cine América de Ernesto Vollrath estaba en la calle de Jesús María 60, en el centro. Se trataba de un cine que había modificado una casa que podía contener a 1 110 espectadores no muy cómodos. Funcionaba ya desde antes de los años 20’s.

El cine Progreso Mundial estaba en la calle de Corregidora 44: el cine silente. Donde se proyectaban las imágenes de otros lugares del mundo y las historias conmovedoras y cómicas de Charles Chaplin. Ese público celebró la obra maestra de Chaplin: La quimera del oro.

Jacobo Granat fue uno de los empresarios más importantes en los inicios del siglo XX. Fue propietario el circuito Olimpia llegando a contar con más de 25 salas y fue dueño del salón Granat, ubicado en la plaza de San Miguel, entre Pino Suarez y San Miguel (hoy Izazaga). Fue de las primeras grandes salas construidas en 1918 para la proyección cinematográfica.

El salón Granat se mantuvo en este lugar hasta la década de los sesenta, pero cambió su nombre en 1921 por el de Rialto.

La apertura del Cinema Olimpia en 1921, en el centro de la ciudad, tenía cupo para 4 000 espectadores.

El Teatro cinema Rivoli en las inmediaciones del barrio de La Lagunilla, que el pueblo rebautizó como “María Tepaches”, fue inaugurado en 1900 con la popular obra “El Rey que Rabió” representada por la compañía de Miguel Inclán, se hallaba en el No. 99 de la 3ª calle de Santa Catarina o Puente de Tezontlale, hoy República de Brasil, esquina con la 4ª. de Allende, esta última calle desapareció al alinearse la calle de Rayón.

El Cine Briseño fue inaugurado en 1907, su principal función fue de teatro de corte “sicalíptico” es decir de tipo erótico, sensual o libidinoso, en ese tiempo fue amenazado de clausura y después tuvo cierres temporales.

El cine Odeón en la Guerrero se ubicó en Mosqueta No. 29 entre Galena y Santa María La Redonda (hoy Eje Central Lázaro Cárdenas.) Fue inaugurado el 4 de mayo de 1922 y tenía una capacidad original para 3,084 espectadores con lunetario, anfiteatro y balcones laterales.

El cine Lux en la colonia San Rafael estaba ubicado en la Calle de los Arquitectos, hoy Miguel Schulz, colonia San Rafael, anuncia la cinta “Valencia” de 1926. Esta sala fue remodelada décadas después, y más tarde llevó el nombre de Fernando Soler; luego de funcionar como sucursal de Elektra, hoy en su lugar hay un conjunto de departamentos.

El cine Isabel se encontraba en Santa María la Redonda número 80, enfrente de la hoy popular plaza Garibaldi.

Inaugurado en 1922 en la calle de Mosqueta número 29, el cine Odeón fue construido por el arquitecto Carlos Crombé a quien también se debe el diseño y la construcción de otros palacios cinematográficos de la ciudad de México.

20 imágenes de la vieja y bellísima Ciudad de México
MXCity
Mira estas fotos estupendas de la hermosa ciudad de México. Un momento de nostalgia de aquellos tiempos que no regresarán pero que quedan marcados en la historia.

La hermosa ciudad de México.

 

La ciudad de México lo tiene todo: barrios elegantes y pobres y pueblos misteriosos detrás de modernos y bellísimos edificios. Monumentos, parques y parques temáticos conviven en el mismo espacio con cientos de museos y un cúmulo de gente, contaminación y tráfico que hacen de esta ciudad un caos hermoso.

Vivimos en un valle enorme, a una altitud media de 2240 msnm en una superficie de 1,495 km2, divididas administrativamente en demarcaciones. Tenemos más de 8.9 millones de habitantes con una concentración laboral hace de la población un total de más de 21 millones de habitantes, siendo el noveno puesto de las aglomeraciones urbanas más grandes y más pobladas del mundo, y con ello la más grande del continente americano y del mundo hispanohablante.​

La CDMX es el núcleo urbano político, económico, social, académico, financiero, empresarial, turístico, artístico, cultural, de comunicaciones, de entretenimiento de todo el país. Pero no siempre fue así. Alguna vez fue un lugar apacible, hermoso y en vías de modernización.

Te traemos las fotos de esa ciudad de México vieja, hermosa y con menos caos. Te traemos la nostalgia de una ciudad que no regresará.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías nostálgicas del querido barrio de la Condesa
MXCity
La condesa se caracteriza por sus cafeterías, librerías, restaurantes, galerías y boutiques, así como por su vida cultural y nocturna; pero en esta fotogalería te traemos el pasado nostálgico de esta hermosa colonia.

Fotos de la Hipódromo-Condesa.

 

Hoy en día la colonia Condesa se caracteriza por sus habitantes jóvenes y de espíritu libre, cosmopolita, y un estilo de vida desenfadado, donde las bicicletas retro y la compañía de los perros, son la imagen cotidiana de una colonia cuya infraestructura de parques, centros comerciales, negocios, oficinas y vialidades siempre será una de las más hermosas de la ciudad.

En 1704 la familia Condesa de Miravalle, doña María Magdalena Catarina Dávalos de Bracamonte y Orozco, de cuyo título toma el nombre la colonia, compró una zona en la ciudad que durante la época de la Nueva España se llamaba hacienda de Santa María del Arenal, y se ubicó entre el pueblo de Tacubaya y el pueblo de la Romita. Pero fue hasta iniciado el siglo XX, que se fraccionó la colonia dando pie a una pequeña parte ubicada al norte de la hacienda, entre la colonia Roma, el antiguo casco de la hacienda y el acueducto de Chapultepec, donde se ubicaba una avenida arbolada con grandes fresnos que diera origen a la avenida Nuevo León.

Parte del atractivo de la Condesa del siglo XX, fue el Jockey Club de México, con sede en la actual Casa del Lago en el Bosque de Chapultepec, donde había un hipódromo que operó hasta 1920, El Toreo de la Condesa y por supuesto, el sello distintivo de la colonia incluso hoy en día: amplios boulevares y camellones, glorietas, fuentes y el Parque España y el Parque México, cuyo nombre original fue General San Martín

Desde 1927, la Colonia Condesa fue el asiento de la clase media alta de la ciudad, entre ellos miembros de la comunidad judía mexicana, así como de muchas comunidades extranjeras asentadas en la Ciudad de México. Sus construcciones muestran un estilo neoclásico y ecléctico, visible en el famoso Edificio Condesa; otro ejemplo donde predomina el art decó, es el Edificio Chapultepec 596. Así como muchas obras arquitectónicas de los años cuarenta y años cincuenta son obra del arquitecto José Creixell.

 

Entre los inmuebles con valor artístico de la colonia Condesa, destacan edificios con estilo neocolonial, funcionalista, ecléctico y racionalista, pero, sobre todo art decó. En la actualidad se encuentran catalogados 250 edificios de la Condesa como Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos. Además de tener la Fuente de los Cántaros, el Reloj art deco en Parque México, la Plaza Popocatépetl,

el Parque de bolsillo de la Condesa y muchas zonas verdes en los camellones de Avenida Amsterdam y las avenidas Mazatlán, Campeche, Alfonso Reyes y Benjamín Hill.

Te dejamos esta nostálgica foto galería de la hermosa colonia Hipódromo-Condesa.

 

 

 

 

 

 

Mexicano gana la mejor fotografía del año en Wikimedia
MXCity
La fotografía, más que el arte de plasmar imágenes, es una forma de contar historias. Es uno, dentro de los millones de modos posibles, de inmortalizar el mundo en una mirada.

La mejor fotografía es de un mexicano.

 

La Fundación Wikimedia es una organización sin ánimo de lucro y es la organización matriz de Wikipedia, la enciclopedia más exitosa del mundo y uno de los diez sitios web más visitados del mundo, así como de Wikinoticias, Wikcionario, Wikilibros, Wikiquote, Wikisource, Wikimedia Commons, Wikispecies, Wikiversidad, Wikidata, Wikiviajes, Wikimedia Meta-Wiki, Wikimedia Outreach.

La misión de la Fundación Wikimedia es darle la facultad y animar a las personas de todo el mundo a reunir y desarrollar contenido educativo bajo una licencia de contenido libre y/o dominio público, y a difundirla de manera efectiva y global. La Fundación proporciona la infraestructura y la estructura organizativa para el apoyo y desarrollo de proyectos wiki multilingües y otras empresas que sirven a esta misión. La fundación crea y mantiene contenidos educativos gratuitos.

Desde 2005 La Fundación Wikimedia, a través de Wikimedia Commons hace un concurso de fotografía donde todas las fotografías participantes son obras de fotógrafos que han compartido su trabajo en la plataforma de Wikimedia bajo una licencia de uso libre durante el último año, los encargados de decidir al ganador son los usuarios más asiduos de Wikipedia que hayan reunido más de 75 ediciones de artículos del sitio durante el 2017.

Este concurso se llama Picture of the Year y ordena las fotos en diversas categorías, animales, astronomía, personas, etc. Entre las fotografías finalistas del 2017, se encontraba una del fotógrafo mexicano Tomás Castelazo, quien retrató en León, Guanajuato, a una serie de calaveras con una Coca-Cola, y cuya foto resultó ser nominada como la Foto del Año por Wikimedia Commons.

De acuerdo con la descripción de la imagen, Castelazo busca mostrar las consecuencias de beber un refresco de cola. “Coca Cola es, casi literalmente, una sentencia de muerte en México. Coca Cola es responsable de una gran crisis de salud en México como resultado de su consumo generalizado. En 2012, los mexicanos consumieron 745 porciones per cápita, o 435 litros, más de un litro por día por persona. Este consumo es un 40% más que los estadounidenses. Este hábito ha traído enormes consecuencias para la salud pública, convirtiendo a la diabetes en la principal causa de muerte en México”.

Castelazo es un promotor de la fotografía en México y ha trabajado como profesor en varias universidades, además de que ha tenido exposiciones propias y colectivas en México. Fundó el grupo Nómada, que reúne a fotógrafos de todo el país dispuestos a compartir su trabajo y a retroalimentarse para seguir mejorando. Si deseas conocer más del trabajo de Tomás puedes dar clic aquí.

Te dejo esta galería de los ganadores en las diversas categorías del concurso Picture of the Year de Wikimedia Commons.

 

El transbordador espacial Endeavour montado sobre un portaaviones sobrevuela el desierto de Mojave en California.

 

(Wikimedia/Carla Thomas)

2 pájaros saltarín cola de alambre conviviendo.

 

(Wikimedia/Manojiritty )

Interior del Mausoleo de Emir Ali en Shiraz, Iran, una construcción del siglo XIX.

 

(Wikimedia/Diego Delso)

La nubes que cubren la atmósfera de Júpiter, conocidas como nubes jovianas, en una toma de la nave espacial Juno del 24 de octubre de 2017.

 

(Wikimedia)

Un escuadrón de Reabastecimiento de Aire KC-10 se prepara para ponerle combustible a un B-2 Spirit.

 

(Wikimedia/Draper Laboratory)

Estación del metro en Kungsholmen, Estocolmo.

 

(Wikimedia/Julian Herzog)

Dos machos de la especie de rana brasileña Phyllomedusa rohdei compiten por una rama, una pasando por encima de la otra.

 

Fotografías que reflejan la historia olvidada de los niños en la Revolución Mexicana
Cristopher Garnica
Durante la Revolución los niños jugaban con las soldaderas de los revolucionarios, se correteaban, cantaban, jugaban a las canicas, a la pelota, al trompo. Los niños jugaban a la guerra y vitoreaban a Villa, Carranza o Zapata.

Los niños de la revolución mexicana.

 

La Revolución mexicana cobró un millón de muertos. Al inicio de la Revolución en 1910, México contaba con 15 millones de habitantes, de los cuáles 6 millones 375 mil eran menores de 14 años; en otras palabras, los niños de la revolución constituían el 40 por ciento de la población mexicana. Los niños menores de 10 años fueron los principales afectados por el conflicto armado.

Aunque fueron muchos y diversos los efectos que tuvo la Revolución en la población infantil, y que varios historiadores se han dado a la tarea de rescatar el papel de los niños en la lucha armada, por ejemplo el texto Infancia y Revolución de la historiadora Tania Carreño; a la fecha se sigue diciendo poco sobre las formas en que la tragedia de la muerte se implicó en la vida cotidiana, y sobre todo en las experiencias de vida de los niños, quizá por lo difícil que resulta ser un tema sensible para muchas personas.

Y es que miles de niños quedaron huérfanos por el conflicto armado, a que las familias populares se hundieron en la pobreza y lo difícil de sobrevivir durante la revolución, el destino de muchos niños fueron las instituciones de beneficencia, el abandono en las calles, el trabajo en fábricas y talleres o la incorporación a la lucha armada.

Hay que mencionar qué, a pesar de que los niños de las elites y clases medias no participaron como protagonistas de la revolución, ni cuidaron caballos de las fuerzas, como lo hicieron lo niños de las clases más populares, la guerra también marcó sus experiencias de vida cotidiana de otros modos.

Si se dejan de mirar fotografías de los personajes míticos de la revolución, Francisco Villa, Emiliano Zapata y Francisco I. Madero, si se miran los segundos planos de la visión romántica de la revolución, lo que quedan son niños. También son el reflejo de una etapa histórica, son la evidencia de su paso por la lucha revolucionaria, y también el reflejo de un estilo de vida y de cómo podemos entender el concepto de infancia a principios del siglo XX.

Aquí les dejo esta breve selección de fotos de los niños de la revolución.