Fotogalería
La historia del cine en hermosas fotos de cines antiguos de la ciudad
MXCity
A inicios del siglo XX el cine cumplía la función social y documental de hacer presente a los paisajes, panoramas rústicos o urbanos, hasta escenas costumbristas, acontecimientos cívicos, sociales y de nota roja.

La historia del cine es una pieza de gran valor cultural para nuestro país.

 

En el sótano del Gran Café París, en la calle de Madero, Centro Histórico de 1895, se presentaron varios cortos realizados por los hermanos Louis y August Lumière. Un año el Presidente Porfirio Díaz, presenció la primera película que se exhibió en México, el 6 de agosto de 1896 acompañado de su familia y amigos en el Castillo de Chapultepec. La primera función pública ocurrió el domingo 16 de agosto de 1896 en la calle de Plateros 9, en un local habilitado en el entresuelo de la Droguería Plateros, que ocupaba en ese tiempo la Bolsa Mexicana de Valores.

A partir de esa fecha se instauraron varias sesiones diarias para dar a conocer al público el cinematógrafo. Donde no sólo se exhibieron películas que traían de Francia, sino filmaciones hechos en México: Escena en los baños de Pane, Alumnos del colegio militar, Duelo a pistola en el bosque de Chapultepec, entre otras. La bienvenida que Díaz le brindó al cinematógrafo se inscribía dentro de la ecuación orden y progreso del régimen porfirista, ya que se trataba de tecnología francesa, el modelo de nación al que el gobierno porfirista aspiraba, donde el progreso era la coartada para convencer a los incrédulos que se trabajaba para el desarrollo del país.

Aunque muchos empresarios llevaron el cinematógrafo itinerante a todos los recovecos del país, con variedades en vivo en las que participaban bailarinas y cantantes, las películas que se exhibían eran las que productores europeos y estadunidenses abastecían. Sin embargo, para 1899 el cinematógrafo se había constituido como un verdadero espectáculo popular; y en 1900, la ciudad de México tenía veintidós locales, entre salones destinados a la gente decente y carpas.

Salvador Toscano abrió la primera sala pública de exhibición en México en 1898, llamada El Cinematógrafo Lumiere. Al mismo año inició el rodaje de Don Juan Tenorio, una de las primeras cintas mexicanas de argumento.

El Legendario Salón Rojo en la calle de Madero, se abrió en 1906, donde se podía ver un estilo nacionalista que buscaba retratar el folclor del país. Como en el resto de las artes, la búsqueda de la identidad nacional, el mexicanismo decimonónico y sus valores patrióticos, eran los temas de los filmes en aquella época.

Para 1907 el cine se había consolidado como un espectáculo de gran arrastre popular, y en la capital existían 16 salones de exhibición cinematográfica además del primer taller o estudio cinematográfico: The American Amussement, Lilo, García y Compañía.

El cine América de Ernesto Vollrath estaba en la calle de Jesús María 60, en el centro. Se trataba de un cine que había modificado una casa que podía contener a 1 110 espectadores no muy cómodos. Funcionaba ya desde antes de los años 20’s.

El cine Progreso Mundial estaba en la calle de Corregidora 44: el cine silente. Donde se proyectaban las imágenes de otros lugares del mundo y las historias conmovedoras y cómicas de Charles Chaplin. Ese público celebró la obra maestra de Chaplin: La quimera del oro.

Jacobo Granat fue uno de los empresarios más importantes en los inicios del siglo XX. Fue propietario el circuito Olimpia llegando a contar con más de 25 salas y fue dueño del salón Granat, ubicado en la plaza de San Miguel, entre Pino Suarez y San Miguel (hoy Izazaga). Fue de las primeras grandes salas construidas en 1918 para la proyección cinematográfica.

El salón Granat se mantuvo en este lugar hasta la década de los sesenta, pero cambió su nombre en 1921 por el de Rialto.

La apertura del Cinema Olimpia en 1921, en el centro de la ciudad, tenía cupo para 4 000 espectadores.

El Teatro cinema Rivoli en las inmediaciones del barrio de La Lagunilla, que el pueblo rebautizó como “María Tepaches”, fue inaugurado en 1900 con la popular obra “El Rey que Rabió” representada por la compañía de Miguel Inclán, se hallaba en el No. 99 de la 3ª calle de Santa Catarina o Puente de Tezontlale, hoy República de Brasil, esquina con la 4ª. de Allende, esta última calle desapareció al alinearse la calle de Rayón.

El Cine Briseño fue inaugurado en 1907, su principal función fue de teatro de corte “sicalíptico” es decir de tipo erótico, sensual o libidinoso, en ese tiempo fue amenazado de clausura y después tuvo cierres temporales.

El cine Odeón en la Guerrero se ubicó en Mosqueta No. 29 entre Galena y Santa María La Redonda (hoy Eje Central Lázaro Cárdenas.) Fue inaugurado el 4 de mayo de 1922 y tenía una capacidad original para 3,084 espectadores con lunetario, anfiteatro y balcones laterales.

El cine Lux en la colonia San Rafael estaba ubicado en la Calle de los Arquitectos, hoy Miguel Schulz, colonia San Rafael, anuncia la cinta “Valencia” de 1926. Esta sala fue remodelada décadas después, y más tarde llevó el nombre de Fernando Soler; luego de funcionar como sucursal de Elektra, hoy en su lugar hay un conjunto de departamentos.

El cine Isabel se encontraba en Santa María la Redonda número 80, enfrente de la hoy popular plaza Garibaldi.

Inaugurado en 1922 en la calle de Mosqueta número 29, el cine Odeón fue construido por el arquitecto Carlos Crombé a quien también se debe el diseño y la construcción de otros palacios cinematográficos de la ciudad de México.

Las primeras fotos de paisaje del México antiguo del húngaro Pál Rosti
MXCity
Pál Rosti de Barkoczi fue el pionero de la fotografía en Cuba y Venezuela, y como lo demuestran estás preciosas fotografías, también en México.

Mira las hermosas fotografías del México del siglo XIX.

 

La historia del joven Pál Rosty de Barkócz es increíble, en resumen, Pál sirvió como soldado en el regimiento de húsares durante la guerra de independencia húngara de 1848 contra los austríacos. Escapa de Hungría a Munich y lugeo a Paris, donde donde quedó enamorado de la fotografía, y planificó un viaje a América inspirado en las experiencias y recorridos de su amigo el ya anciano barón Alexander von Humboldt.

En 1856 zarpó en barco a los Estados Unidos a explorar el Nuevo Mundo. Re4corrió Texas, Nuevo México, México y luego viajó a la isla caribeña de Cuba. En 1857 llega a Venezuela donde tomó las primeras fotografías paisajísticas que se conozcan de ese país​.

Todas sus experiencia, varios dibujos y fotografías fueron publicados en su obra anecdótica “Desde América”. Una vez regresado a Europa, Pál Rosty viajó a Berlín en 1859 y personalmente le entregó un ejemplar de su obra que posteriormente fue publicada a su amigo Alexander von Humboldt, quién tenía más de 90 años para ese momento y falleció meses después.

Las vistas de Rosti a la Ciudad de México son las primeras fotografías en papel de las vistas de la ciudad. Aquí te dejamos unas hermosas fotos que hizo Pál en su visita a México.

Vista de la Ciudad de México desde la Catedral, 1857-1858

 

Vista de la Ciudad de México desde la Catedral, 1857-1858

 

Salto de Agua, Ciudad de México, 1857-1858

 

Los jardines de Borda, Cuernavaca, 1857-1858

 

La Santissima, Ciudad de México, 1857-1858

 

Puerta del Sagrario, Ciudad de México, 1857-1858

 

Cascada de San Antonio, cerca de Cuernavaca, 1857-1858

 

El Choro de Regla, 1857-1858

 

Tlamanalco, ruinas de la iglesia colonial, 1857-1858

 

La legación francesa, Ciudad de México, 1857-1858

Fotos nostálgicas de la antigua y hermosa garita de la viga
MXCity
Las garitas de la ciudad fueron un sistema defensivo de acceso a la capital, dedicadas a cobrar impuestos, evitar el contrabando y ser un resguardo militar.

Garita de la Viga.

 

Hasta 1920 lo que ahora es Calzada de la Viga,  era un canal enorme y de gran importancia para la ciudad antigua. Este canal iba de Fray Servando, a unas diez cuadras del Zócalo, hasta el Canal Nacional y los lagos de Xochimilco y Chalco, uniendo a la Ciudad de México con los pueblos de Xochimilco, Tláhuac y Chalco.  

Desde tiempos prehispánicos, estos pueblos habían producido comida para la población urbana, e incluso durante el Virreinato hubo una garita que servía de aduana para recaudar la alcabala antes de llegar al Río de la Piedad (hoy en Viaducto) en donde ahora se encuentran Eje 3 Sur (Av. Morelos) y La Viga. En la garita el canal se ensanchaba y dividía en dos, hacia el sur seguía la Viga, y hacia el este se extendía la Zanja Cuadrada, canal construido en el siglo XVIII con la intención de rodear la Ciudad de México para evitar el contrabando, servir de desagüe para evitar inundaciones, y comunicar fácilmente las garitas que rodeaban la ciudad; cosa que nunca se logró.

 

La garita era tan ancha que desde 1850 pasaba una línea de barcos de vapor, que proveía servicios diarios de pasajeros y carga. El embarcadero del Canal de la Viga era para pequeñas embarcaciones (trajineras), y se localizaba en la zona de la Estación Central de Bomberos, apenas unas cuadras al sur de la Parroquia de San Pablo y la desaparecida Plaza de Toros de San Pablo.

A lo largo de los primeros dos kilómetros corría el Paseo de la Viga, lugar de recreo de las clases medias y bajas de la ciudad. El Paseo terminaba en una glorieta que facilitaba a los carruajes dar vuelta, y en fines de semana, según las descripciones que hay, había una ambiente como hoy en Chapultepec en domingo: familias, vendedores, músicos, paseos en trajinera.

 

El barco de vapor se inauguró en 1859, salía de la Garita de la Viga y tuvo cupo para veinte pasajeros. Recorría 30 km hasta Chalco en cinco horas con paradas en Santa Anita, Iztacalco y Mexicaltzingo, costaba 2 reales ir hasta San Juanico y cuatro hasta Mexicaltzingo y para poder llevar más pasajeros, se amarraba un remolque.  En 1890 eran cuatro los vapores, pero ni su tamaño ni velocidad habían aumentaron, hasta que los trenes sustituyeron a los barcos como medio de transporte preferido.

En 1921 el gobierno tomó la decisión de desaparecer el Canal de Viga, como parte del proyecto del Gran Canal de Desagüe de la Ciudad de México, para evitar las constantes inundaciones. A partir de entonces, casi todos los ríos de la ciudad se entubaron, los lagos empezaron a secarse más rápido y luego la ciudad creció sobre ellos. Aquí te dejamos algunas fotos para que tengas una idea más clara de cómo era la garita en aquel entonces.

 

 

 

 

 

 

 

 

SIGLO XX AÑOS CUARENTA DESTRUCCIÓN DE LA GARITA DE LA VIGA

Fotografías de la hermosa y vieja Basílica de Guadalupe
MXCity
La basílica de Guadalupe es el recinto mariano más visitado del mundo, superado solo por la Basílica de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano.

Las capillas de la Basílica.

 

La basílica de Guadalupe se llama, oficialmente, la Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe, y es el santuario mexicano de la Iglesia católica dedicado a la Virgen María en su advocación de Guadalupe.

La iglesia se ubica al pie del Cerro del Tepeyac en la delegación Gustavo A. Madero, al norte de la Ciudad de México. Esta sede pertenece a la Arquidiócesis Primada de México por medio de la Vicaría Guadalupana que desde 2010 se encuentra al cuidado de Enrique Glennie Graue quien tiene el título de vicario general y episcopal de Guadalupe y rector del Santuario.​

 

Alrededor de veinte millones de peregrinos visitan el santuario anualmente, de los cuales cerca de nueve millones lo hacen en los días cercanos al 12 de diciembre día en que se festeja a Santa María de Guadalupe. La basílica de Guadalupe es uno de los fenómenos social-culturales más importantes de la ciudad, que tiene al menos el doble de visitantes que los santuarios marianos más conocidos del mundo.

El arquitecto Pedro de Arrieta comenzó la construcción de la primera basílica dedicada a la Virgen de Guadalupe en marzo de 1695. El día 1 de mayo de 1709 abrió sus puertas, con un solemne novenario, y en 1749 recibió el título de colegiata, es decir, que sin ser catedral, posee su propio cabildo. Su portada es exenta y simula un biombo, las cuatro torres octagonales de sus esquinas (coronadas con talavera amarilla con cenefa azul, lo mismo que la cúpula del crucero) tienen un significado asociado a la Nueva Jerusalén, la Jerusalén de oro, mencionada en el Apocalipsis (Ap 21, 18).

 

 

 

La basílica cuenta con la Capilla del Cerrito, Tepeyac, es la parroquia donde se recuerda el milagro de las flores frescas y la primera de las apariciones de Santa María de Guadalupe.  Tiene el Cementerio del Tepeyac, el único camposanto de la época virreinal que aún se encuentra en actividad construido en 1740, y finalmente cuenta con la Capilla del Pocito, un templo ubicado en las cercanías de la falda oriente del cerro del Tepeyac construido de 1777 a 1791 y diseñado por el arquitecto Francisco Guerrero y Torres.

Se dice que fue edificado sobre un pozo de aguas “milagrosas” de donde bebían las personas y lavaban sus heridas los enfermos, hasta que se convirtió en foco de infección. Para controlar las epidemias se impidió el acceso directo al pozo y se construyó una techumbre sencilla, pero las peregrinaciones continuaron.

Aquí te dejamos las hermosas fotos nostálgicas de la vieja basílica de Guadalupe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

México crea una gigantesca y hermosa alfombra de flores en Bélgica (FOTOS)
MXCity
Todo el folclor, color, pasión y la alegría de México, llegó a Bruselas por vez primera, para crear ésta espectacular y hermosa alfombra de begonias.

Una alfombra de flores mexicana por el vigésimo aniversario de la Grand Place.

 

Los artistas del municipio de Uriangato, Guanajuato, brillaron como los mejores en la presentación de la alfombra en la Grand Place en Bruselas, Bélgica. Esta alfombra llevó la creatividad a su más alto nivel, gracias a la diseñadora Ana Rosa Aguilar Aguado, quien plasmó diversas características que distinguen a Guanajuato en mil 800 metros cuadrados.

Este espectáculo hermoso a la vista y sublime al olfato, incorporó al centro de la alfombra un pájaro típico de la cultura Otomí dentro de un sol, semidiós principal de los Purépechas, rodeado de begonias, dalias, hierbas y cortezas color rojo, amarillo y marrón. Estos artistas han puesto el orgullo latino en alto, el nombre de México una vez más en el mapa mundial, y en particular a Guanajuato, que ha convertido en noticia de varios medios de comunicación europeos, quienes no dejan de alabar esta asombrosa obra de arte.

A la par de esta asombrosa alfombra, todas las noches se realizarán espectáculos para celebrar el vigésimo aniversario del reconocimiento de la Grand Place por parte de la Unesco. Esta alfombra de flores en Bruselas, es una tradición anual que ahora rinde homenaje a los 50 años de la inmigración turca a Bélgica.

En Grand Place las autoridades locales espera recibir al menos a cien mil visitantes hasta el domingo de la clausura, junto a las begonias repartidas en un espacio de 75 metros de largo y 25 metros de ancho. Fueron más de 750 mil begonias procedentes de la región belga de Flandes creando estas formas geométricas.

Además de esta galería de fotos, te dejamos algunos datos sobre la alfombra:

*Es un conjunto de corteza, pasto y 500 mil begonias y dalias.

*Está dispuesto cuidadosamente en mil 800 metros cuadrados.

*Para transponer la alfombra se necesitaron nueve horas de trabajo.

*Trabajaron 100 voluntarios (muchos viajaron desde Guanajuato).

*Tuvo un presupuesto de 3 mdp y de 50 mil euros.

*Es la primera vez que utilizan un tema latinoamericano

*Este año se celebra la incorporación de la plaza a la Lista de Patrimonio de la Humanidad.

 *25 mil personas pagarán por verla desde el Ayuntamiento.

*200 mil visitantes se espera la admiren.