Gastronomía
8 terrazas para pasar días soleados en la ciudad
MXCity
Algunas de las terrazas en tendencia, divertidas y clásicas de la Ciudad de México.

Las terrazas, lugares perfectos para pasar estos días de calor…

 

Este año, el final de la primavera ha llegado a la Ciudad de México con un sorprendente alza en las temperaturas. Las últimas semanas trajeron consigo días de intenso calor durante la noche y el día. Rodeados de autos y tráfico, llenos de prisa y estrés, las últimas semanas, para muchos de los habitantes de la capital, se volvieron incómodas y tediosas. Pero existe un remedio idóneo para un día de intenso calor en la ciudad: una bebida fría en una terraza en la que no sólo podemos refrescarnos, sino que también es posible disfrutar de una gran vista.

Las terrazas son espacios irresistibles para un plan con amigos o familia, para disfrutar de un hermoso atardecer o de la frescura de una noche cálida, para cenar, comer o simplemente tomar una bebida refrescante y escuchar buena música en el mejor de los ambientes.

Hemos seleccionado 8 de las más increíbles terrazas de la ciudad, entre viejas y nuevas, ubicadas en hoteles, restaurantes y bares. Esperamos que las disfrutes…

 

Félix Pizzería

Álvaro Obregón # 64, colonia Roma Norte, Cuauhtémoc.

Recién inaugurada, esta terraza es hermana del ya muy conocido Bar Félix, ubicado en el corazón de la colonia Roma. Sus deliciosos platillos (recomendamos sus magnánimas pizzas y ensaladas) están a la altura de la fantástica y fresca terraza donde se encuentra. Una novedad que no te puedes perder…

 

Hotel Condesa DF

Veracruz # 102, colonia Condesa, Cuauhtémoc.

Ubicada en uno de los hoteles boutique más chic de la Ciudad de México, en el corazón de una de sus colonias más bellas, esta terraza promete una de las vistas más deleitables de la Condesa, además de su ya conocido delicioso menú de comida y cocteles.

 

Freïms

Ámsterdam # 62-B, colonia Hipódromo Condesa, Cuauhtémoc.

Este lugar se caracteriza por tener el mejor café del barrio, pero pocos saben que, al fondo del precioso local, hay una terraza increíble donde se puede desayunar, comer y cenar, además de brindar con deliciosos vinos o cerveza.

 

Toledo Rooftop

Toledo # 39, colonia Juárez, Cuauhtémoc.

Una de las terrazas más hermosas y sofisticadas de la colonia Juárez, este espacio tiene una de las vistas más espectaculares de los edificios del Paseo de la Reforma. Además, todos los fines de semana hay DJs musicalizando en vivo este fabulosos espacio al aire libre.

 

Malaquita Rooftop

Uruguay # 45, colonia Centro, Cuauhtémoc.

Localizado en el techo del Hotel City Centro, uno de los hotspots más in de la Ciudad de México, esta terraza se encuentra en el corazón del Centro Histórico cuenta con una alberca, grandes cocteles y DJs invitados. ¡Ideal para estos días de calor!

 

Palmares Azotea

Durango # 216, colonia Roma Norte, Cuauhtémoc.

Un lugar ideal para el verano, ubicado en el techo de un bello edificio de la colonia Roma, Palmares tiene una propuesta gastronómica sofisticada creada por el chef Álvaro Vásquez y una exquisita carta de bebidas y coteles.

 

Campobaja

Colima # 124, colonia Roma Norte, Cuauhtémoc.

Campobaja es, antes que nada, uno de los restaurantes más deliciosos de comida de mar en la ciudad, especializado en la gastronomía típica de Baja California. Pero además de todo esto, su deliciosa terraza a cielo abierto, su increíble carta de vinos y otras bebidas y su rústico ambiente lo hacen uno de los lugares más deliciosos para pasar las tardes y noches de verano.

 

Hotel Downtown

Isabel la Católica # 30, colonia Centro, Cuauhtémoc.

Esta terraza es parte de uno de los hoteles más hermosos del Centro Histórico, del Grupo Habita. Este espacio supera a muchos otros por la vista que tiene de una de las áreas más emblemáticas de la Ciudad de México y por su deliciosa alberca, además de contar con un menú de cocina gourmet y coctelería de autor.

Café Budapest, un pequeño templo de postres austrohúngaros en la CDMX
MXCity
Café Budapest es un lugar que llenará tu Instagram de instantáneas maravillosas, y los sabores y aromas de Europa central se hacen presentes.

Visita este pequeño rincón húngaro en el corazón de la Condesa.

 

 

Hungría es un país de Europa Central entre las fronteras de Eslovaquia, Ucrania, Rumanía, Serbia, Croacia, Eslovenia y Austria. Esto hace que Budapest, su ciudad capital, sea un centro diverso y multicultural. Se habla húngaro, también conocido como magiar, que pertenece al grupo ugrofinés y que además es la lengua no indoeuropea con más hablantes de toda Europa.

Por Hungría han pasado pueblos como los celtas, los romanos, los hunos, los eslavos, los gépidos y los ávaros, hasta que el príncipe Árpád fundó Hungría en el siglo IX d. C. El Reino de Hungría existió durante cinco siglos y en algunos momentos de su historia llegó a ser uno de los centros culturales del mundo occidental.

 

 

Entre 1947 y 1989 Hungría estuvo regida por un gobierno comunista, un período en el que fue el centro de la atención mundial por la Revolución de 1956 y por la pionera apertura de su frontera con Austria en 1989, hecho que aceleró el colapso del Bloque comunista. Desde 1989 Hungría es una república parlamentaria y se la considera un país desarrollado siendo uno de los destinos turísticos importantes en Europa, atrayendo a más de diez millones de visitantes todos los años.

El Café Budapest es el pequeño monumento que tenemos de Hungría en la CDMX. Este sitio deja una gran impresión no solo entre sus visitantes, sino también entre los transeúntes que caminan sobre la calle Tamaulipas en la colonia Condesa. Es difícil no voltear a ver el lugar y algunos se paran solo para examinar los platos y las chacharas que están en el sitio.

 

 

 

 

“Cukrászda” que significa confitería en húngaro, y tiene ese letrero justo por los postres colocados sobre la barra del café: galletas, pasteles, pays, merengues, lo que sea se ve delicioso.

Gabriela Biringer, una mexicana hija de húngaros que llegaron a México después de la Segunda Guerra Mundial, fundo este templo de postres austrohúngaros. En este café Budapest se respira en las paredes, en la imagen del Parlamento y en la fotografía de la mamá de Gabriela. Lo más genial del lugar, son los hermosos juegos de té, antigüedades y, siempre, música clásica.

 

 

 

Biringer los postres con las recetas originales de su madre y todos son excepcionales. El sacher es un pastel sin harina con chocolate, nuez molida y chabacano. El pay de limón y el pastel de yogurt con zarzamoras; son fabulosos, así como las galletas de avellana y chocolate, los brownies o el pastel selva negra. El café turco es sublime.

Por supuesto el café tiene un aroma exquisito. También cuenta con una oferta salada que incluye quiches, ensaladas y crepas y un menú de platos tradicionales húngaros para satisfacer tu antojo de comida europea fuera de lo conocido. También hay deliciosas infusiones con un sabor distintivo que solo puedes encontrar en este lugar. La dobostorta, es un pastel en capas rellenas de crema de cacao y craquelado de caramelo.

 

 

 

Café Budapest

Dónde: Avenida Tamaulipas 130, Hipódromo Condesa, Cuauhtémoc.

Cuándo: Lunes a sábado de 11:00 a 22:00 y Domingo de 11:00 a 20:00 horas

Cuánto: $190

Sitio web // Facebook

L’Aperô, el legado de la gastronomía francesa a flor de piel en la Condesa
MXCity
La cocina francesa  llegó a la condesa con todo el sabor de la tradición y con la fusión de la cocina española e italiana.

L’Aperó, gastronomía francesa con sazón de la cocina italiana y española.

 

L’Aperô o aperitivo es español, es un momento que el 90 % de los franceses practican por lo menos una vez a la semana. Es un preludio a una cena entre amigos, que también se puede transformar en “apéritif dînatoire”, una mezcla entre aperitivo y cena.

La tradición del aperitivo nació en la Edad Media, y los primeros aperitivos tenían un rol medicinal. Antiguamente, el aperitivo se refería a todo lo que abría el apetito, lo que se confirma etimológicamente con raíz latina (verbo aperire) que significa abrir.

 

 

 

La introducción del alcohol como aperitivo se hizo a fines del siglo 19, sobre todo en las clases pudientes. Y en los años 40 el “apéro” se democratizó, se popularizó y se fue diversificando la oferta de alcoholes. La palabra “apéro” en francés, que rima con “populo” (francés popular) evoca la edad de oro de la cultura popular en Francia: licencia paga, trenes de vacaciones, acento de Jean Gabin (actor francés).

En todo caso, “prendre l’apéro” es una expresión, y un ritual típicamente francés, insensible a las modas anglosajonas. Muy distinto del “Brunch” o del “breakfast” y hasta del “happy hour”.

 

 

 

L’Aperô es un precioso restaurante donde el ambiente es el del francés relajado, con pequeñas dosis de sofisticación, y una selección de vinos internacionales que van del tinto al rosado, así como blancos y espumosos. La coctelería es clásica y se puede pedir un trago o consumir derecho o en las rocas.

A tan solo media cuadra de la concurrida Av. Insurgentes, la terraza y el inmueble abierto a la calle invita a pasar al L’Aperô. El interior tiene un aire parisino, los asientos de terciopelo rojo contra los muros, mesas de madera clara y arte decorando en su totalidad los muros. La barra y la tienda de productos son el acento visual al fondo del comedor.

 

 

 

El diseño del restaurante estuvo a cargo del Taller Jorge Campos, y el arte incluye a varios creativos como Cocteau y Steinbeck.  Los insumos empleados en la cocina provienen en su mayoría del rancho familiar de los Alvernin en Morelos. Muchos de los embutidos, derivados de lácteos y aderezos son preparados en el rancho, la panadería es también de la casa.

Se cuenta con una pequeña esquina delicatessen donde se pueden adquirir estos productos para llevarlos. En las entradas destaca la Tabla de pâtés y embutidos, que incluye tres variedades de la selección del día. La ensalada César Ritz podría no ser la primera opción, pero el emplatado y el sazón la convierten en un imperdible.

 

 

 

 

La sopa de Cebolla Gratinada es un clásico de la cocina francesa, aquí su preparación y presentación lo hacen uno de los favoritos en L’Aperô. En los platos fuertes el filete de Calamar a la Plancha es delicioso, el tortellini con carne de res. Y no puedes dejar pasar el profiterol de vainilla como un postre que te va a sorprender.

La carta cambia cada dos meses de acuerdo a la disponibilidad natural de los insumos. Además cuenta con un menú de sugerencias del día el cuál se lleva a la mesa en un pequeño plato.

 

 

 

L’Aperô

Dónde: Av. Michoacán 10, Condesa, Ciudad de México

Cuándo: Lunes a domingo de 13:00 a a 23:00

Cuánto: $600

Facebook // Twitter // Instagram

Nuevos restaurantes en la ciudad para probar la exquisita gastronomía japonesa
MXCity
La cocina japonesa se hace cada vez más presente, y en esta lista podrás conocer los nuevos y mejores lugares de la CDMX.

Conoce los sabores de Japón en estos restaurantes de la CDMX.

 

La gastronomía de Japón continúa evolucionado, y debido a la globalización fusiona e integra nuevos productos a sus recetas tradicionales haciendo que el término “Comida japonesa” se refiera a la comida con el estilo tradicional, similar a la que existía antes del final del aislamiento nacional de 1868. Es por eso que la comida japonesa es conocida por su énfasis en la estacionalidad de los alimentos, calidad y presentación de sus ingredientes.

Esto también se ha hecho presente en la escena gastronómica de la CDMX, donde algunos chefs comienzan a mezclar y hacer fusiones con los productos y recetas mexicanas. Además de la gran oferta culinaria que se tiene de la cocina japonesa, y en particular en la ciudad que se están abriendo cada día más espacios dedicados al sabor asiático. Te recomendamos 10 restaurantes para probar todo el sabor del lejano Japón.

 

Kitsune Ramen

 

 

Kitsune funciona de un modo sencillo y limpio donde las órdenes se toman directo en la caja para evitar contratiempos y los platillos llegan en bowls coloridos. Hay chasu, moyashi, menma y negi para las versiones normales o la especial que lleva huevo y karaage. Uno también puede pedirlo rojo o negro; el primero es una mezcla picante y rica con chiles y el segundo lleva una salsa de ajo negro. También está la opción de pedir un ramen vegetariano.

Dónde: Río Lerma 213, Cuauhtémoc

Cuándo: lunes a domingo desde las 12:00 a 02:00

 

Sakai

 

 

Los amantes de la comida japonesa tienen que conocer este nuevo lugar en Santa Fe. Especializados en la cocina japonesa tradicional, encontrarás deliciosos nigiris, sashimis, temakis y makis con la mejor calidad de pescado crudo.

Dónde: Cruz Manca, Av Sta Fe 428

Cuándo: lunes a domingo de 14:00 a 23:00

 

Madai Sushi

 

 

Solo caben ocho personas en la barra, así que verás al chef balancear lo minimalista del sashimi con lo opulento del foie gras en primera fila. Todos los insumos son de la más alta calidad y puedes encontrar algunos productos importados de Japón. Los platillos de su carta se cocinan lentamente y ofrecen omakase (degustación).

Dónde: Río Lerma 162, Juárez

Cuándo: martes a sábado de 14:30 a 21:30 h.

 

Sushin Gonzalez

 

 

 Sushin Gonzalez es un restaurante de combinaciones inusuales, como un lugar de sushi con esquites, pastor, mole verde, cochinita o chocolate. El Sushilango, por ejemplo, lleva carne al pastor, cilantro, cebolla y piña, mientras que el Pokukan está relleno de cochinita pibíl, pepino y queso crema, con cebolla morada, inspirado en Yucatán. Además de ello puedes acompañarlo con guacamole, salsa macha, habanero, salsa huichol o chiles toreados.

Dónde: Av. Universidad 1195, Col. Acacias

Cuándo: lunes y martes de 12:00–21:00, miércoles de 12:00 a 22:00, jueves a sábado de 12:00 a 23:00 y domingo de 12:00 a 20:00

 

Oku

 

 

Oku es cocina oriental para occidentales con deliciosos nigiris y sashimis con trufa, cilantro, serrano, chipotle, foie gras, guacamole, huevos de codorniz y todo con una copita de vino. Cuenta con técnicas calibradas y sabores cómodos con una carta de sakes fabulosos y puedes pedir platillos conocidos con un toque japonés.

Dónde: Prado Sur 125, Lomas-Virreyes

Cuándo: lunes a domingo de 13:30 a 22:30 h

 

Hotaru

 

 

E barra tradicional japonesa es íntima y cuenta con dos menús de un omakase que ofrece ensalada, sopa, nigiris, temakis y helado. Cuentan con bowls con porciones generosas y sabrosas.

Dónde: San Isidro 44, Reforma Social

Cuándo: lunes a domingo de 13:00 a 23:00

 

Ginza Ramen

 

 

Ginza cuenta una barra de sushi especializada en experiencia al comensal utilizando materia prima de alta calidad a un precio accesible. Cuenta con un estilo del Japón callejero pero con platos espléndidos en sabor, calidad y buen precio. Ginza Ramen se especializa en esas sopitas japonesas que nos enloquecen. Ofrece

Dónde: Pedregal 56, Lomas de Virreyes, Lomas de Chapultepec V Secc

Cuándo: lunes a domingo de 13:00 a 23:00

 

Moshi Moshi

 

 

Desde que Moshi Moshi se renovó parece un lugar totalmente nuevo. Luce más fresco con sus mesas de piedra, sillas de mezclilla y paredes de tatami mezclado con neones, y una carta de coctelería y los nuevos platos que superan expectativas. La carta de sakes cuenta con variedades de distintas regiones de Japón que puedes probar en la cata.

Dónde: Plaza Villa de la Madrid 22, Roma

Cuándo: lunes a domingo de 12:30 a 23:00 hrs

Estas son las 5 heladerías más antiguas y tradicionales de la CDMX
MXCity
Con recetas caseras y técnicas tradicionales, estas heladerías son más sitios que han dado a probar helados a varias generaciones.

Las historias de estas heladerías son igual de frías como el mejor helado de chocolate.

 

El helado es el postre ideal para las épocas de calor ya que tienen el punto de congelación exacto para formar cristales de hielo y refrescarnos. Esa espuma suave es una de las cosas más deliciosas creadas por los humanos.

Ya sea que le llames “helado” , “natillas congeladas “, ” sorbete ” o ” gelato ” estos sitios tienen mucha historia y una larga tradición vendiendo este producto que hace felices a chicos y grandes por igual. Ya sea que te guste en plato, con una cuchara o cono comestible, estos cinco lugares tendrás un helado tradicional y delicioso.

 

La especial de París

 

 

Así en 1921 fabricó un carrito de madera con ruedas de baleros y puso a la venta sus dos primeros sabores: helado de vainilla y nieve de limón. Así comenzó a recorrer la zona de lo que ahora es la colonia San Rafael y para 1929, se instaló en un puesto de madera en la calle de París. Con más de 50 sabores a elegir, entre los que se encuentran los clásicos de vainilla y chocolate, así como sus helados flotantes.

Dónde: Insurgentes Centro #117, colonia San Rafae

Cuándo: lunes a domingo de 12:30 a 20:30

Facebook

 

La bella Italia

 

 

Desde 1922 encontramos nieves acompañadas de fruta, yogurt, crema dulce o chocolate, servidos en generosas copas o dentro de la fruta misma como es en el caso del mamey, coco y naranja entre otras. Este es un lugar excepcional con un ambiente familiar que es perfecto para cualquier día de la semana con la familia, amigos o con tu pareja. La rocola y los helados en todas sus variedades son de lo mejor que puedes encontrar en la ciudad sin ninguna duda, además de pasteles y el café deliciosos.

Dónde: Orizaba 110 casi esquina con Av. Álvaro Obregón, Roma

Cuándo: lunes a sábado de 10:30 a 21:00

Facebook

 

Chiandoni

 

 

Pietro Chiandoni fue un italiano que llegó a México a los 14 años y se dedicó al boxeo y a la lucha libre. Era aficionado al deporte y lo conocían como “El Señor de las Nieves” por su oficio. Fue el fundador de “La bella Italia” y desde 1957 se estableció en la colonia Nápoles, a pesar de que la marca fue registrada desde 1939. La familia Chianoni es experta en mantecados desde su natal italia, que ha mantenido en secreto su receta especial para fabricar los helados, una especie de crema batida mística que los hace terriblemente deliciosos. Una vez que pruebas el helado de vainilla, elote, zapote, pistache, guanábana o cajeta, muy probablemente quieras seguir comiendo más.

Dónde: Pensilvanya 255, Nápoles.

Cuándo: lunes a domingo de 11:00 a 21:00

Facebook

 

Helados Roxy

 

 

Una nevería dentro de un cine en Guadalajara fue el experimento que precedió a la sucursal de la colonia Condesa en la ciudad de México. Cuando el cine donde se ubicaba cerró se mudaron a la ciudad de México, comenzó la aventura en la esquina de Mazatlán y Fernando Montes de Oca. La inspiración para este negocio surgió de don Carlos Gallardo, quien siempre recordaba una nieve de limón blanca (no verde) que comía de niño en Jalisco. La nevería Roxy abrió su primera sucursal en 1946 en la colonia Condesa. Al principio solo funcionaba como fuente de sodas y don Carlos despachaba a los clientes, mientras que doña María Luisa Rubio, su esposa, era quien preparaba las nieves, los helados y las mermeladas. En las paredes de esta primera heladería aún cuelga el retrato de los fundadores y recortes de periódicos.

Dónde: Fernando Montes de Oca 89 esq. Mazatlán, Condesa.

Cuándo: lunes a domingo de 12:30 a 20:30

Sitio web

 

La Michoacana

 

 

Aunque La Michoacana es un helado que todos conocemos, con muchas franquicias y repartido en muchas partes; los orígenes de la tradición son algo inciertos. Una versión dice que en los años 60, un fabricante de helados de Tocumbo, en Michoacán, trabajó un tiempo en EEUU y después volvió a casa. Él usó sus ahorros para abrir una empresa de helados y paletas. Otra versión dice que, en 1932 (o 1942), Agustín Andrade e Ignacio Alcazar, ambos naturales de Tocumbo, se fueron a vivir a Ciudad de México, donde trabajaron en una paletería y, luego, abrieron su propia tienda. Después, llevaron el negocio a Michoacán, siendo imitados por otros empresarios. Como sea, Tocumbo, Michoacán, es la cuna de esta franquicia que con sus colores característicos -rosa y blanco- podemos ver en varias colonias de la ciudad de México. Desde 1990 Alejandro Andrade puso en regla la marca oficial para poder vender las franquicias.

Dónde: diversas sedes

Cuándo: lunes a domingo de 11:30 a 20:30

Sitio web