Arte y Cultura
El folclor en la moda: principales prendas de la vestimenta tradicional mexicana 
Viviana Cohen
Las vestimentas indígenas son la suma de siglos de historia que explican nuestra identidad nacional.

La moda para explicar nuestra esencia…

 

La ropa  es uno de los rasgos culturales que forman la identidad de una sociedad. Las prendas en las que personas pasan sus vidas reflejan características importantes de sus creencias, ideales estéticos y su relación con el entorno.

En México, por ejemplo,  hay una cantidad gigante de vestimentas típicas. Esto se debe, entre otras cosas, a que desde épocas antiguas los primeros habitantes de nuestro país (dependiendo la región de la que fueran) se dedicaron a transformar sus recursos naturales en cosas hermosas. Nuestros pueblos originarios usaron para cubrirse del clima: el color, los símbolos, sus creencias y los pormenores de su cosmogonía. 

vestimenta

Cada cultura desarrolló su propia indumentaria. Los mayas usaban un calzón llamado “Pati” y llevaban el pecho descubierto. Las mujeres mexicas diseñaron una falda larga que conocían como: cueitl y por su parte, las zapotecos se ponían un huipil rústico. 

Dicho esto,  es muy alentador afirmar que a pesar  de todos los cambios que han habido a lo largo de los siglos, en la actualidad se conservan las tradiciones textiles de los primeros días. Los artistas indígenas todavía mantienen vivas algunas técnicas hechas con fibras naturales y emplean en sus creaciones colores intensos de origen: vegetal, mineral y animal.A pesar de que muchos piensan que el  fenómeno de moda es relativamente nuevo, en nuestro país la historia prueba lo contrario, ya que México tiene siglos de experiencia en confeccionar y coser telas.

En honor a la riqueza textil que hay en este lugar del mundo, aquí les dejamos una lista que incluye las prendas mexicanas más esenciales. Esa ropa que ha acompañado a nuestras comunidades desde tiempos remotos.

 

Huipil 

Prenda que distingue a las mujeres?

vestimenta

Esta prenda la portan las mujeres comúnmente en la península de Yucatán. El huipil nos puede revelar a partir de sus bordados: de qué comunidad procede una persona, su estado civil y el nivel socioeconómico al que pertenece. La emblemática pieza está conformada por una tela rectangular doblada a la mitad con un agujero en el centro para la cabeza.

Es tan importante que en algunas regiones cuando una mujer fallece se le pone el mismo huipil que portó en su boda.

 

Fajas

Accesorios que cuentas historias?

vestimenta

Las fajas tienen la misma función de un cinturón y son las encargadas de sostener faldas, pantalones o cualquier prenda inferior. Para hacer estos cintos prehispánicos se necesita un trabajo artesanal complejo por la cantidad de detalle que hay en los bordados de cada pieza. En algunas comunidades estos accesorios se adornan con: animales, comidas y eventos importantes de las vidas de sus dueños. 

 

Quechquémitl

En náhuatl significa punta de cuello?

vestimenta

El quechquémitl es una prenda que se relaciona con las fiestas y ocaciones especiales. Esta pieza textil es parecida a un poncho y es tejida a base de algodón de lana. Hay que destacar que, dependiendo la localidad de la que provenga, el artesano empleará: colores,  diseños gráficos y  estampados distintos. 

 

Rebozo

Prenda derivada del mestizaje?

vestimenta

 Según algunos historiadores el surgimiento de esta prenda se remonta a la llegada del catolicismo, ya que para entrar a los templos las mujeres se tenían que cubrir el cuerpo. Aunque lo anterior esto no está comprobado, lo que sí es una certeza es que el rebozo se ha convertido en un símbolo de identidad mexicana; esto se debe a que desde aquellas épocas hasta ahora, las mujeres siguen adorando la lana. 

El rebozo tiene distintas funciones: algunas lo usan para protegerse del clima, otras para cubrir sus cabezas y unas cuantas  para cargar a sus bebes en la espalda.  Por otro lado, las técnicas de confección de este ajuar tradicional pueden llegar a ser muy complicadas; una de las mas famosas es llamada telar de cintura; para hacerla los modistos pueden tardar hasta tres semanas en confeccionar un pedazo de tela de 2 metros por  40cm. 

Yagul, la fascinante zona arqueológica escondida en Oaxaca
MXCity
La Zona Arqueológica de Yagul es el vestigio de la prevalencia de poco antes de la llegada de los españoles.

El segundo juego de pelota más grande de Mesoamérica se encuentra en Yagul.

 

. . .

 

Yagul, árbol o palo viejo en lengua zapoteca, se construyó en el valle de Tlacolula, región donde fueron encontrados vestigios de pinturas rupestres ligadas a grupos nómadas de recolectores y cazadores que habitaron el Valle de Oaxaca hace 7000 años.

La gran urbe tras la decadencia de Monte Albán fue Yagul, el lugar que se levantó sobre una colina escarpada con el juego de pelota más grande de Oaxaca y el segundo en Mesoamérica entre los años 750 y 950.

 

 

Aunque Yagul pasó por un periodo de abandono, la zona fue en realidad siempre un punto de movimiento que hoy tiene gran importancia por la conservación de la flora y faunas locales y los manantiales que abastecían de agua a la población.

La edificación de Yagul es otro de los aspectos que hacen tan interesante este sitio arqueológico, la presencia de pintura mural en pisos y muros y la manera en que construyeron sus edificios en diversos planos sin perder la pendiente inclinada.

 

 

La ciudad se divide en tres grandes áreas, la zona habitacional, la fortaleza y el centro cívico, donde se encuentran las estructuras más importantes y donde se desarrolla la visita, pues en la fortaleza sólo se encuentran muros naturales y artificiales.

Antes visitar los sitios más concurridos, debes pasar al Patio 4 donde descubrirás una rana gigantesca que tiene una cavidad en el lomo, se dice que la llenaban de agua para fines ceremoniales.

 

 

¿Qué es la sala de consejo de Yagul?

 

La Sala del Consejo fue utilizada como centro de reuniones de los jefes Yagul cuyo único adorno son las columnas circulares, desde ahí se puede llegar al Palacio de los seis patios por una hermosa calle cuyos muros presentan mosaicos de piedra tallados con grecas.

Seis patios rodeados de habitaciones conforman el Palacio del lugar, el más grande las zonas arqueológicas oaxaqueñas. Una entrada difícil da acceso a una de las recámaras donde se observa un trono monolítico, en el resto se encuentran cámaras funerarias.

 

 

 

El patio de la tumba triple es uno de los espacios más interesantes, se trata de un patrio con adoratorio y un monolito zoomorfo, desde donde se desciende a una habitación con tres cámaras funerarias, la principal está decorada en su fachada con grecas en relieve y dos cabezas humanas monolíticas. La puerta de esta tumba es una lápida con glifos en ambos lados.

Al pie del cerro y con una sorprendente integridad se encuentra el Centro Ceremonial, un grupo de edificios, generalmente conformados por un patio central rodeado por columnas y habitaciones rectangulares.

 

 

 

Los pisos de las habitaciones tienen argamasa con restos de pintura roja y aunque ahora están al descubierto, se piensa estuvieron cubiertas con techumbre de morillos, carrizo y lajas de piedra.

Después del construido en Chichen Itza, este juego de pelota construido en forma de i latina o doble t, es el más grande en el valle de Oaxaca y el segundo en Mesoamérica. Para despedirte del lugar está el Edificio U, desde donde se observa toda la ciudad y en donde se encontró una tumba.

 

 

Zona Arqueológica Yagul

Dónde: A 50 minutos de la ciudad de Oaxaca por la carretera federal 190 con destino al istmo de Tehuantepec.

Cuando: lunes a domingo de 08:00 a 17:00 horas.

Cuánto: $75 pesos

Foto destacada INAH

¿Por qué en México se dice que Tlaxcala no existe?
MXCity
Una revisión breve de la historia del Estado más pequeño de México, Tlaxcala, no sólo existe, es esencial para México.

Tlaxcala: El Estado más pequeño del país con una gran Historia

 

. . .

 

Tlaxcala sí existe, es el estado más pequeño de todo México, pero es un Estado grande en historia. Fue el hogar de la antigua civilización Olmeca-Xicalanca, de tres famosas plazas de toros y de una diversidad cultural sin igual.

“Tlaxcala no existe, son los papás” es una frase popular que seguro has escuchado alguna vez esa frase o alguna que se le asemeje, pero realmente conoces el trasfondo del ¿Por qué perpetuamos la broma de Tlaxcala no existe?. 

Este territorio se encuentra a aproximadamente dos horas de la Ciudad de México, y ha sido objeto de burlas debido a su tamaño, pues es el estado más pequeño del país con unos cuatro mil kilómetros cuadrados en donde habitan 1.343 millones de personas. 

 

 

En Tlaxcala había presencia humana desde el año 10,000 AC, cuando los cazadores y recolectores nómadas vagaban por la región. Las primeras personas fueron los quinametin, desplazados por los olmecas-xicalanca, tribu relacionada con los mayas.

 

 

Los olmecas-xicalanca construyeron la ciudad de Cacaxtla alrededor del año 700 d. C. Dominando el centro de la ciudad había una plataforma natural alta que ofrecía una sólida posición defensiva con impresionantes vistas de los alrededores con una gran plataforma de 24 metros de alto y 183de largo. En esta plataforma se ubicaron los principales edificios religiosos y cívicos de la ciudad.

Cacaxtla decayó a principios del siglo X, abriendo el camino para que los teo-chichimecas tomaran el control de la región quienes fueron desplazados por tlaxcaltecas a mediados del siglo XIV.

 

 

Primeros años de Tlaxcala

Los tlaxcaltecas construyeron Tepecticpac en 1348, y fundaron un pequeño y poderoso imperio en la región. Fueron grandes luchadores, siguieron al dios de la guerra y la caza, Camaxtli. Su destreza militar les permitió cobrar impuestos a los conquistados; también les permitió resistir a los aztecas, una de las pocas tribus que lo hizo.

A la llegada de Hernán Cortés en 1519, consciente de su rivalidad con los aztecas, los persuadió de unirse a una alianza contra el imperio azteca, centrada en Tenochtitlán. A cambio de su apoyo, prometió no cobrarles impuestos ni confiscar sus tierras. En 1521 la alianza tuvo éxito, estableciendo firmemente el control español del centro de México.

 

 

Durante la mayor parte del siglo XVI, los españoles respetaron el acuerdo alcanzado entre Cortés y los tlaxcaltecas; pero a largo del tiempo, las nuevas autoridades españolas comenzaron a recaudar impuestos y a ocupar sus tierras, hasta ser poco a poco desplazados de sus tierras.

Durante la independencia en 1810, Tlaxcala fue el hogar de un grupo independentista activo, pero las fuerzas leales a la corona española controlaron la región durante todo el conflicto. Después de que el Tratado de Córdoba aseguró la independencia de México en 1821, Tlaxcala se incorporó a la nueva nación.

 

 

Para muchos la razón por la que la región es blanco bullying, sin embargo, el motivo de esta frase tiene que ver con su crucial papel en la historia de México hace alrededor de 500 años y el rencor que le tienen algunos mexicanos a los tlaxcaltecas desde periodo de la historia. 

 

 

Un rencor que viene desde la conquista 

 

En 1519 los tlaxcaltecas eran uno férreos guerreros que hicieron una alianza con los españoles que llegaron a su territorio. Este pacto fue fundamental para conquista del imperio Mexica. En agradecimiento, la Corona Española le ofreció un trato especial a los indígenas tlaxcaltecas durante la colonia. 

Este episodio sumado al conflicto que tenía con los aztecas desde hace varios años y una historia negativa hacia los originarios de Tlaxcala, generaron un ambiente de resentimiento del resto de México hacia ese pueblo, especialmente con los estados vecinos.

De acuerdo a una investigación de BBC Mundo, los hechos sucedieron de una forma diferente a como la han contado. Los tlaxcaltecas no eran aliados de los mexicas, ni estaban bajo sus dominios, por lo que no se podría considerar una traición. 

Cuando los aztecas fundaron su ciudad, México-Tenochtilan en 1325, el pueblo tlaxcalteca ya existía y se había establecido en su territorio en el centro de lo que hoy es México.

Según los historiadores, este pueblo no recibió de manera amistosa a los españoles que eran liderados por Hernán Cortés; por el contrario se enfrentaron en tres batallas con los ejércitos de los cuatro señores indígenas gobernantes.

La alianza con los conquistadores también podría ser resultado del bloqueo económico impuesto por los mexicas por alrededor de 60 años. 

Durante los siguientes dos años, esos guerreros tlaxcaltecas y otros pueblos rebelados contra los mexicas fueron fundamentales para la conquista de los mexicas consumada en 1521, señala BBC Mundo. 

 

 

Los años venideros, trajeron algo de prosperidad a Tlaxcala, con la construcción de vías de ferrocarril, haciendas y ranchos, ya que a diferencia de otros estados, Tlaxcala no se vio afectada por los derechos de las tierras y se mantuvo relativamente en paz.

Hoy en día, sigue siendo un estado pequeño y poblado desarrollando comercio de textiles y otros bienes.

 

 

Época actual en Tlaxcala

 

 

En este sitio se cultiva maíz, alfalfa, calabaza, lechuga, cebada, trigo, papas, habas y maguey; utilizado para la elaboración de bebidas fermentadas de Calpulalpan, Tlaxco y Altzayanca. La economía del estado se deriva de la fabricación de textiles, productos químicos, productos farmacéuticos, maquinaria, piezas de automóviles, artesanías y otros bienes.

La industria textil se concentra alrededor de Santa Ana Chiauhtempan, produciendo hilos, tejidos y confección terminada. Instalaciones textiles adicionales están ubicadas en Xicotencatl, Xiloxoxotla, Ixtacuixtla y Calpulalpan.

 

 

Con información del Heraldo de México

Foto destacada Wikipedia

El Mixtón fue la rebelión indígena más grande de la época colonial
MXCity
La Fiesta de los Tastuanes aún recuerda en sus danzas la resistencia de los antepasados a la conquista de los invasores.

El Mixtón ha sido de las batallas más impresionantes de nuestra historia.

 

. . .

 

Esta gran batalla fue librada fuera de la gran Tenochtitlán, donde pueblos más pequeños que el imperio azteca defendieron sus tierras, empezando por retiradas a los espacios sólo accesibles para los lugareños hasta llegar a acciones de hostigamiento para correr a los primeros colonos.

La insurrección comenzó en un temprano 1532 en la Nueva Galicia, hoy Guadalajara y Nayarit, cuando los originarios de Ahuacatlán, Compostela y Chiametla se levantaron en armas para luego huir para sobrevivir, inspirando otros levantamientos.

 

Relatos e historia

 

A partir de ese año múltiples y continuas muestras de inconformidad fueron expresadas por los pueblos originarios, los primeros cuatro gobernantes del territorio lidiaron con los rebeldes, pero al tercero, Cristóbal de Oñate, experimentó la sublevación más peligrosa de la época colonial, la batalla del Mixtón.

En la Nueva Galicia de 1540 eran pocos los habitantes españoles los que podían resistir los levantamientos indígenas, razón de sobra para que Oñate pidiera ayuda inmediata al virrey novo español, Antonio de Mendoza.

 

La Crónica de Jalisco

 

La zona cazcana (sur de Zacatecas) era la más dura para los conquistadores, aún no se había podido imponer el vasallaje cuando los indígenas dejaron de pagar tributo y se negaron a ser evangelizados.

Los distintos puntos de rebelión no actuaban de manera improvisada, pero si al calor de la injusticia, estos grupos seguían una clara estrategia, se fortificaban en un punto escarpado para después descender a cualquier punto con cristianos.

 

Imágenes Históricas

 

Desde Durango, la rebelión se había extendido con la firme convicción de vencer o fallecer, así que encabezados por Tenamaxtli, millares de indígenas se reunieron en el Mixtón, un peñón que también llamaron "cerro del gatito" porque al ser tan escarpado solo los felinos lo podían subir.

Era 9 de abril de 1541 cuando a la propuesta de paz siguió un ataque tan fuerte que de no haber huido ese día hubieran muerto todos los soldados que acampaban a las faldas del Mixtón. El plan era apoderase de la Nueva Galicia para después tomar Michoacán y luego la Ciudad de México.

 

Pacarina del Sur

 

El virrey en turno, Antonio de Mendoza no tuvo más que recurrir al famoso capitán Pedro de Alvarado, quien desde Zapotlán dio inició a un plan para frenar el avance de las rebeliones y luego llegar a los pies del Mixtón.

Con la altanería que lo caracterizaba, Alvarado comenzó el asenso a la batalla pese a las advertencias de Oñate. Era 24 de junio de ese año cuando el capitán español perdió ante Tenamaxtli (líder de Nochistlán), Pantecatl (caudillo de la zona de Xalpa), Xiuhtecuhtli y Tenquitatl (del cañón de Juchipila).

 

Estatua dedicada a Tenamaxtle

 

Aquella derrota tuvo como consecuencia la muerte de Alvarado, peleas entre los propios indígenas (había algunos que se aliaban a los españoles) y una fuerte represión que consistió en rodear el Mixtón, cortar el suministro de agua y ofrecer recompensas.

El virrey prometió una recompensa en esclavos a los capitanes que alcanzaran la cima del cerro, lo que lograron hasta el 16 de diciembre de 1541 a través de un paso que los condujo al campamento donde se desató la última batalla.

 

 

Historias y relatos

 

En ese día en el que los rebeldes perdieron, algunos se lanzaron a los precipicios, otros terminaron en los árboles, algunos terminaron sin cuello y los pocos sobrevivientes fueron enviados a los perros de los españoles.

El gran rencor de Mendoza persistió terminada esta batalla, hubo repercusiones contra la gente que escondía a los indígenas, y algunos pudieron contar la historia pero muchos no pudieron alzar la voz.

Foto destacada Historiando.org

Casa de Tarzán, el refugio de los artistas de Hollywood en Acapulco
MXCity
La Casa de Tarzán resguarda el lema "Bienvenido al escondite de la pandilla de Hollywood", además de cientos de historias.

Este Hotel fue guarida del famoso John Wayne y de Johnny Weissmüller en Acapulco.

 

. . .

 

Esta casa está en un acantilado con vista al mar: una vista envidiable. Desde lejos es posible la Casa de Tarzán: el refugio de la famosa "Pandilla de Hollywood" de los años 50.

Se le conoce como “Casa de Tarzán” o” Casa Redonda”, ya que está diseñada como se observan las chozas en la cinta “Tarzán de los monos”, con un perímetro circular, después de que “los nativos de África le dijeran que de esta manera los espíritus malignos no entrarían a su hogar, al no contar con esquinas”, explica Juan, el administrador del sitio, para una entrevista de El País.

 

 

 

Esta fue la residencia del actor estadounidense Johnny Weissmüller, famoso por representar a Tarzán en numerosas películas, y que hoy es un vestigio de una era más glamurosa de Acapulco.

Por dentro hay dos habitaciones con baño y una estancia, en la entrada hay un arbusto con la cara de su mejor amiga Cheetah, la chimpancé que fue su compañera de grabación durante la saga de Tarzán, y el mirador tiene la forma de una mandíbula de cocodrilo, simulando los dientes con piedras picadas.

 

 

Esta casa tiene un acantilado dos veces más alto que el de La Quebrada de Acapulco. Y desde este asombroso lugar, vivió Weissmüller junto con su esposa Maria Brock Mandell Bauman, hasta que tuvo que ser aislado de todas las personas que lo rodeaban ya que presentaba ataques de enojo cada vez que lo visitaban. Por ello se tuvo que trasladar a una casa más solitaria en Playa Mimosa, a unos cuantos kilómetros de distancia.

 

 

 

En este sitio estuvieron actores como John Wayne, Red Skelton, Fred Mc Murray, que llegaron por invitación de Weissmüller, cuando visitó los rincones del Acapulco tras filmar la película de “Tarzán y las Sirenas”, en 1948.

De hecho, Weissmüller y John Wayne se hicieron propietarios del hotel y decidieron crear 36 habitaciones más que lo convirtieron en el escondite de la “Pandilla de Hollywood” durante el periodo 1950-1984, albergando figuras como Cary Grant,  Rex Allen, Bo Roos, Errol Flynn y Richard Widmark.

 

 

 

El jardín del lugar lleva al mirador donde se aprecia Barra de Coyuca, Pie de la Cuesta y en marzo y abril, el paso de las ballenas, que se ha convertido en otro de los atractivos del lugar. Hoy en día, se llama Hotel Flamingos y por ahí han pasado personalidades como Luis Miguel, Ana de la Reguera, Plácido Domingo y cientos más.

Esta propiedad ahora es de Adolfo Santiago, trabajador del hotel, que decidió mantener el sabor del lugar intacto. El lobby alberga una especie de museo improvisado con imágenes del presidente Miguel Alemán, María Félix, Tin Tan y todos los famosos de la época.

 

 

 

Los restos de “Tarzán” fueron sepultados en el panteón valle de la Luz a las afueras de Acapulco, donde se le hizo un monumento para recordarlo como el principal promotor del puerto en Hollywood.

En la actualidad la Casa Redonda es un museo y también forma parte de la renta del hotel, y con capacidad de albergar a seis personas.

 

 

Hotel Flamingos Acapulco

Dónde: Av. Adolfo López Mateos s/n, Las Playas, Acapulco de Juárez, Gro.

Cuando: todo el año.

Cuánto: desde $1100

Foto destacada Hoy Los Ángeles

x