La banda musical de Porfirio Díaz, el vals de Juventino Rosas y el Jazz de New Orleans
Cristopher Garnica
En 1884 la banda de guerra del general Porfirio Díaz, tocó en un festival de New Orleans, el hermoso vals de Juventino Rosas; nunca imaginaron que ese suceso cambiaría el curso en la historia del jazz.

Porfirio’s Big Band Jazz.

 

Además de la inspiración francesa, los ferrocarriles, las grandes construcciones y el crecimiento económico, uno de los mayores orgullos del régimen de Porfirio Díaz fue el ejército. Lo que al inicio de su gobierno fue un contingente de individuos mal vestidos con fusiles, en unos años se transformó en un cuerpo con flamantes batallones, en una hermosa caballería con una artillería que sería el símbolo de toda una fuerza armada moderna.

La banda de guerra era lo que más orgulloso hacía sentir al General Diaz. Entre los músicos reconocidos que hubo en esa fecha, estuvo Isaac Calderón (1857-1915), con la Banda de la Gendarmería montada de la Ciudad de México, quienes ejecutaban piezas sinfónicas de Ludwig van Beethoven. Sin embargo, para los historiadores, la banda militar más famosa e importante de de fines de siglo XIX y principios del XX, fue la Banda de Música del 8º Regimiento de Caballería bajo la batuta de dos de los mejores directores de la época, Encarnación Payén y Nabor Vázquez.

La Banda del 8º Regimiento fue tan emblemática, que en 1893 Díaz la transformó en la Banda de Música del Estado Mayor Especial y les dio una base de operaciones musicales en la capital del país. Así que todos los eventos oficiales de mayor relevancia, en particular en los que estaba el mismo Díaz, fueron acompañados por la música dirigida por el maestro Payén. Además, esta banda era la que representaba a México en eventos y ferias internacionales.

La banda del 8º Regimiento tuvo un gran papel en la cultura musical del país, ya que puso al alcance de la población el repertorio de los grandes maestros europeos y mexicanos, que de otra manera hubiera sido imposible hacer que el pueblo escuchara. Esto se logró gracias a la tradición de ofrecer serenatas en las plazas principales de todo el país, e hizo que la banda militarse se convirtiera en el símbolo musical de México en aquella época.

Uno de los eventos especiales a los que asistió la banda, fue la Exposición del Centenario Industrial y del Algodón de 1884 en New Orleans. En la expo participaron varios países productores de fibra, donde México era un invitado especial desde 1869. Porfirio Díaz iniciaba su segundo periodo presidencial, y con el fin de mostrar lo relativo al proceso del textil, se llevaron a varios músicos mexicanos que ofrecieron exhibiciones y entretenimiento para el miles de asistentes de la feria.

La Banda del 8º Regimiento de Caballería que llegó a New Orleans, estaba integrada por casi 100 músicos que tocaron un vals que cautivo a todo el público presente. Se trató de Sobre las Olas compuesto por Juventino Rosas y un violinista indio otomí de Guanajuato; que no solo fue el favorito del Carnaval, sino que era prácticamente la "banda sonora" que se escuchaba en parques y ferias y se tocaba cuando los trapecistas hacían sus trucos en la carpa del circo.

En el libro A Trumpet Around the Corner: The Story of New Orleans Jazz, de Samuel Charters, y en la publicación de 1979 de The Latin Tinge, de John Storm Roberts, se cuenta cómo este suceso marcó la historia de la música para la interpretación de las bandas estadounidenses. En Nueva Orleans, los músicos mexicanos tocaron danzas, habaneras, marchas militares y danzones, las editoriales locales publicaron partituras impresas de muchos de sus números y las melodías con sello mexicano formaron parte de la vida musical de Nueva Orleans en el temprano periodo del jazz.

El 16 de diciembre de 1884 en el carnaval de New Orleans, la 8th Mexican Cavalry, llamó la atención de muchos músicos negros, cuando tocaron un "ritmo sincopado cargado de sonidos caribeños"; además de que los que cargaban los instrumentos y entonaban esas ricas melodías eran "músicos de diferentes colores" que tenían consigo antecedentes de colonia, abolición de la colonización, y que vivían en un país "Independiente" bajo los lemas franceses de "Libertad, Igualdad y Fraternidad". Claro que esto despertó la admiración y sorpresa para los asistentes negros de New Orleans que todavía vivían como esclavos trabajando para hacendados blancos.

"Ninguna banda del país (EU) tenía más capacidad para expresar el verdadero lenguaje de la música, el sentimiento, y la empatía, el alma?" Decía Samuel Charters. Así pues, las personas de la feria quedaron fascinados por los tonos, el volumen, y la composición en conjunto de la banda mexicana, sobre todo, porque era posible apreciar todos los instrumentos de manera individual. Creyeron que la banda tenía muchos brillos musicales con los que podía evocar amor, compasión odio y desesperación en la misma medida.

Cuando la Feria Mundial terminó en enero de 1885, muchos miembros mexicanos del octavo regimiento se quedaron en Crescent City, compartiendo y enseñando su oficio musical con bandas regionales de New Orleans, nada menos que la cuna del Jazz.

Entre los músicos que se quedaron estaba el trompetista Joe Viscara, de quien el baterista Jack "Papa" Laine dijo: "He hardly could speak American, but that son of a bitch could handle a horn." Algo así como: "No habla inglés, pero bien que toca la trompeta el hijo de puta." Lo que para nada es una forma denigrante de expresarse de Jack Laine, sino un modo de mostrar admiración y respeto a través de la jerga de los afroamericanos de la época.

Muchos músicos de la temprana época del jazz eran de origen mexicano, como Luis Florencio Ramos y Alcides Núñez, quienes tocaron con la Original Dixieland Jazz Band, y grabaron su primer disco en 1920. H.C. Handy, en su autobiografía, Father of the Blues, relata cómo los mexicanos europeos eran quienes tocaban los clarinetes en las bandas negras.

La influencia de la música mexicana en el jazz fue tan profunda, que una revista de la época afirmó que la palabra "jazz" era una degeneración de la palabra "jarabe". Incluso hubo quien se aventuró a asegurar que el jazz era el resultado de los intentos de músicos negros por tocar música mexicana. El jazzista Jelly Roll Morton (1885-1941) dijo que sin los ritmos hispanos no se puede obtener el aderezo correcto para hacer jazz. Aunque claro, todo esto bien puede ser una exageración o no.

Además de la influencia de la banda militar mexicana, en New Orleans se llevaban a cabo muchos encuentros internacionales de bandas de guerra, así que es imposible omitir la influencias de muchos otros músicos. Por ejemplo, John Philip Sousa y la Banda de Marina de los Estados Unidos, que introdujeron la tuba en la banda de guerra: el Sousaphone, otro ejemplo de apropiación cultural de la época, y un vistazo a los antecedentes históricos de lo que conocemos ahora.

Visita la espectacular Wine Library, la vinoteca de la CDMX
MXCity
Miles de etiquetas de más de 50 países llegan a la Wine librery, el bar de vino más grande de América Latina.

Se trata de un espacio donde puedes beber vino de Sudamérica hasta China.

 

. . .

 

Ya sabemos que el corazón de la Ciudad de México lo tiene todo. Pero si lo dudabas, aquí hay un sitio más para que agregues a tu visita. Se trata de un lugar donde se guardan como tesoros las botellas premiadas, en una bodega que parece la biblioteca de Harry Potter y la magia está presente en cada trago por copeo que se ofrece de añadas y etiquetas muy diversas. 

La Wine Bar es una embajada de los grandes vinos premiados en Bruselas. Abierto al público, en la calle. Es un escaparate singular que aloja los vinos y espirituosos premiados con medalla en Bruselas.

 

 

Carlos Barboa dirige este proyecto que ha hecho realidad. Se puede saborear por copa, o comprar botella y disfrutar de un lugar acogedor donde se siente la calma de un biblioteca y el lujo de templo gourmet. Hay vinos de 54 países desde China hasta Australia.

No obstante, el vino mexicano es protagonista en este espacio con más de 600 metros cuadrados con paredes llenas de botellas maravillosas.

 

Visita Rivalry.com el sitio de apuestas online.

 

 

Además, es el wine bar más grande de América Latina. Se trata de un espacio para el relax y escaparate de regiones como China o próximamente Jerez. Aquí se dan cita más de referencias, pero hay espacio para 700, 1500 copas de Bohemia completan la experiencia donde  el vino es el rey en esta Wine Library. Un paraíso en corazón de CDMX.

 

 

Es uno de los 15 mejores lugares en el mundo para vivir la experiencia del vino. Aquí despiertan y activan cada uno de los cinco sentidos, al igual que cuando se cata una copa de esta milenaria bebida.

El lugar busca promover el consumo del vino en el país y que sus visitantes vivan una serie de experiencias inolvidables relacionadas con la bebida. Cuenta con tres plantas y el predio y layout del recinto tiene historia propia; sin duda es un ejemplo a nivel mundial sobre este tipo de espacios de conocimiento y entretenimiento.

 

Visitas el Online Casino Guide para conocer más de finanzas.

 

 

La casa fue construida al parecer en los años 20, por el arquitecto Antonio Rivas, quien además realizó varios de los predios en lo que era la Hacienda de la Teja. La vivienda albergó en los años 50 y 60 la primera sede del Piccadilly Pub, el primer bar de este estilo inglés en la CDMX. Por estas razones, la residencia está protegida y el nuevo proyecto debía respetar la fachada en su totalidad y algunos espacios aún originales; elementos de madera y parte de los mosaicos.

El diseño del proyecto, estuvo a cargo de la interiorista, Alejandra Medida y su socia, la arquitecta Fernanda Arriola; en compañía de Carlos Borboa y Baudouin Havaux, presidente del CMB. El objetivo era replicar un poco lo que es el vino, "una mezcla de clasismo y técnicas históricas para lograr sabores, olores y texturas, pero aplicado a procesos tecnológicos modernos y contemporáneos" define Borboa.

 

 

"Queríamos tener un sitio histórico, con muchos elementos recuperados, mezclados con otros modernos y con tecnologías de vanguardia". Se recuperó la fachada en su totalidad, especialmente las columnas del balcón y toda la herrería, que es igual a la existente en las casas vecinas, también hechas por Rivas.

En contraste, la iluminación de todo el lugar, creada por Carlos Carreño, de BCA Taller de Diseño, busca ser muy teatral, pero con muchos "spot lights", luces LED, y otros elementos que resaltan los objetos dentro de cada espacio.

 

 

El espacio está dividido en diferentes módulos de experiencia, con la intención de que el visitante pueda pasar un día completo y viva diferentes actividades. El primero es el wine bar, el lugar está acondicionado como cualquier bar europeo, con algunos detalles especiales como las paredes cubiertas de corcho de Amorin Cork de Portugal, acompañadas de espejos, una barra hecha de un tronco único de parota, con una base negra, como barro mexicano.

Atrás, se ubica una estantería con los vinos que se sirven por copeo y un show room de infusiones, la iluminación va dirigida a las mesas y luces led en la barra y en la estantería. Al final y para separar este ambiente hay una repisa con una marca de copas, que cuenta con un tragaluz gigante, iluminado con luces Led.

 

 

Al final de la planta baja se encuentra la Wine Library: el lugar más mágico del recinto, una biblioteca vínica con racks diseñados para mantener el grado de inclinación que deben tener las botellas.

Además, los racks cuentan con un sistema para que las botellas se muevan naturalmente en caso de un terremoto, y no se caigan o rompan, en este espacio se pueden ver 700 etiquetas distintas, pero es posible guardar hasta 3,500 botellas.

 

 

Wine Library CDMX

Dónde: Copenhague 23 de la Colonia Juarez de CDMX

Cuando: lunes a sábado de 13:00 a 19:00

Cuánto: según etiqueta de vino

Foto destacada Excélsior

Bellas fotografías históricas restauradas digitalmente a todo color
MXCity
Las fotos a color de la Revolución Mexicana son una prueba de la necesidad que tenemos de mostrar un mundo a todo color.

La estética de la Revolución Mexicana a todo color nos deslumbra aún más.

 

. . .

 

La primera década del siglo XX en México hizo temblar al gobierno del General Porfirio Díaz ante el descontento de la población por el trato injusto hacia los campesinos y trabajadores. Aunque Díaz impulsó el comercio extranjero en el país e incluso priorizó el crecimiento del mismo por encima del bienestar de su gente, campesinos, militares, y la población excluida, comenzaban a gestar la revolución que empujaría a hacer de ésta una nación justa y democrática, con un gobierno que viera por su gente.

Muchos de esos momentos clave, ahora podremos verlos a todo color gracias a las personas que hicieron posible "colorear" e inmortalizar muchos de esos momentos que vivía el país con increíble creatividad y visión como si emularan un lienzo.

Estas fotos colorearon con maestría el panorama de una época que vive en nosotros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías de Noticias CD-MX

Foto destacada ArtStation

El Sabinal, un majestuoso pulmón de agua en Aguascalientes
MXCity
160 hectáreas que funcionan como parque ecológico y recreativo para el goce de sus visitantes y para protección de quienes lo habitan.

Una oportunidad de campismo inolvidable en Aguascalientes.

 

. . .

 

El parque toma su nombre del árbol sabino, aunque también hay sauces, pirules, mezquites, palmas, truenos y tepozonas, donde hacen sus hogares mapaches, armadillos, tlacoaches y aves de variedad acuática.

Se ubica a tan solo 20 minutos de la capital Aguascalientes, en la comunidad Salto de los Salados.

 

 

En este sitio hay árboles de más de 400 años están resguardados por los ejidatarios que se unieron para cesar el saqueo de arena, grava y maderas del área. Fue en 1996 cuando el espacio tomó el nombre de Parque Ecológico y Recreativo El Sabinal.

Por su belleza, el parque en sí es un escenario natural muy cómodo para los fotógrafos, ya que si cargar con equipo grande y delicado, el automóvil no les quedará lejos. Por su puesto a demás de fotógrafos expertos y aficionados, el parque recibe a la semana entre 10 mil y 12 mil visitantes.

 

 

 

Este lugar es ideal para senderistas y para campistas de fin de semana, las lunadas en semana santa nunca faltan, los ejidatarios permiten estás actividades, siempre y cuando se realicen con responsabilidad, la gente recoja su basura y no se violente la paz de la fauna y la flora.

El Sabinal es un parque muy apropiado para acercar a los niños a la naturaleza, un arroyo, un puente y hasta juegos infantiles, cancha de futbol y hasta adentrarse al interior de los árboles, hacen de la visita al parque una estadía divertida y aleccionadora.

 

 

 

Si ya andas por ahí, puedes dirigirte a Calvillo que se ubica a 50 minutos; si eres de la CDMX, es más rápido que ir al aeropuerto o llegar a Cuernavaca. El viaje valdrá la pena por los tacos de lechón de La Herradura y los de carnitas del Mercado Gastronómico Artesanal, dónde el deleite va de antojitos, birria, cocina tradicional, nieves de garrafa y los clásicos: pan chamuco y delicias de guayaba.

Antes de irte, no olvides pasar por FrutLand, una fábrica familar que se produce dulces y licores de guayaba, puedes conocer sus procesos de producción y disfrutar de la cata de entre más de 50 productos.

 

 

El Sabinal

Dónde: Salto de los Salados Ags., Aguascalientes.

Cuando: lunes a domingo de 9:00 a 19:00 horas

Cuánto: $10 pesos por persona

Personas de la tercera edad y personas discapacitadas no pagan.

 

Foto destacada Conoce México.

Aquí los fenómenos astronómicos del 2021 que no puedes perderte
MXCity
El 2021 nos trae asombrosos fenómenos astronómicos como lluvia de estrellas, conjunciones planetarias y eclipses de Sol.

Algunos eventos se registrarán por única ocasión en este año.

 

. . .

 

Si el 2020 nos regaló eventos astronómicos increíbles, con lo que pudimos sin salir de casa (y gratis) este 2021 nos trae mejores sorpresas. Y es que también podremos disfrutar de varios sucesos astrales para registrar en las cámaras y la memoria, como planetas en el firmamento, eclipses totales de Sol y uno parcial de Luna.

Será posible ver meteoros Perseidas, una aparición otoñal de Venus. Pero sin más, te decimos cuáles son todos los asombrosos fenómenos astronómicos que se podrán apreciar en el cielo durante los próximos meses y que no te querrás perder.

 

Enero 

21 de enero: Asteroide 15 Eunomia se verá en el cielo

24 de enero: Asteroide Irene pasará cerca de la Tierra

28 de enero: La Luna de Lobo

 

 

Febrero

2 de febrero: El asteroide 18 Melpomene pasará cerca de la Tierra

7 de febrero: Podrás ver la galaxia M 81 Bode

8 de febrero: Lluvia de estrellas de las Centáuridas

27 de febrero: Luna Nieve

 

 

Marzo

20 de marzo: Equinoccio de primavera

28 de marzo: La Luna llena de gusanos

 

Abril

22 y 23 de abril: La Lluvia de estrellas Líridas 

27 de abril: Primera Superluna del año

 

 

Mayo

26 de mayo: Eclipse total lunar

 

Junio

10 de junio: Eclipse anular de Sol

20 de junio: Solsiticio de verano

24 de junio: Superluna de fresa

 

Julio

4 de julio: Luna llena del Ciervo

28 y 29 de julio: Lluvia de estrellas Delta Acuáridas

 

 

Agosto

2 de agosto: Saturno en oposición

12 y 13 de agosto: Lluvia de estrellas de las Perseidas

22 de agosto: Luna Azul

 

Septiembre

20 de septiembre: La Luna de Maíz 

22 de septiembre: Equinoccio de otoño

 

Octubre

7 de octubre: Lluvia de estrellas Dracónidas

20 de octubre: Luna de Sangre

21 y 22 de octubre: Lluvia de estrellas Oriónidas

 

Noviembre

4 y 5 de noviembre: Lluvia de Estrellas Táuridas

17 y 18 de noviembre: Lluvia de estrellas Leónidas

19 de noviembre: Eclipse lunar

 

Diciembre

4 de diciembre: Eclipse total de Sol

21 de diciembre: Equinoccio de invierno

Foto destacada ABC

x