Vida Capital
San Bartolo Ameyalco un pueblo originario en la delegación Álvaro Obregón
MXCity
San Bartolo Ameyalco, guarda una historia con temas cruciales de nuestra vida social y cultural: la época prehispánica, la conquista, la revolución y la lucha social por el agua en la actualidad.

Ameyalco y su historia relacionada con el agua.

 

San Bartolo Ameyalco es uno de los pueblos más antiguos de la ciudad de México. Se encuentra en la delegación Álvaro Obregón, y colinda al Norte con la Delegación Cuajimalpa, al Sur con el Desierto de los Leones, al Oeste con el pueblo de Santa Rosa Xochiac y al Este con la Colonia Villa Verdún. Su nombre se compone de la palabra Ameyalli (fuente o manantial)que se representa con un jeroglífico del Códice Mendocino que simboliza el agua que brota y fluye gracias a un manantial.

Este pueblo originario se ubica al suroeste de la cuenca de México, sobre el antiguo camino al Desierto de los Leones muy cerca de los famosos lavaderos que datan de 1923. Estos lavaderos se dividen en dos grupos paralelos de 21 lavabos, que vistos de frente forman la figura de dos serpientes acuáticas juntas y zigzagueantes que se extienden a lo largo de 25 metros. A la fecha algunas mujeres del lugar todavía lavan su ropa con el agua del manantial de Ameyalco.

El manantial de Ameyalco, mejor conocido como el “ojo de agua”, abastece a los pobladores del líquido que durante algún tiempo ha provocado severos conflictos sociales y políticos.

La historia de Ameyalco se encuentra registrada en varios códices y documentos custodiados por representantes de los bienes comunales del pueblo. Se dice que existen objetos de barro y obsidiana de antes de la conquista, y que los pobladores originarios de este lugar se les conocía como Tlaltecos, hombres pescadores, ya que llegaron al lugar siguiendo el cauce del río que los condujo a la laguna de Xaxalpa.

Los Tlatelcos buscaron otro lugar para vivir debido al incremento de la población de Chimalhuacán, ya que significó un incremento del número de pescadores y una disminución en la cantidad de peces. Cuando fueron descubiertos por gente del Huey Tlatoani Chimalpopoca, y después de un interrogatorio, les permitió quedarse a condición de que le llevaran diariamente pescado fresco a su casa en Tizapán.

La ubicación relativamente lejada de Tenochtitlan y e Texcoco de los Tlaltecos, no les permitió saber de la presencia de los españoles, y en poco tiempo los españoles impusieron sus propias costumbres religiosas. Durante la Colonia, los pueblos congregados en esta región, pertenecieron al Marquesado del Valle de Oaxaca, el cual fue otorgado a Hernán Cortés por Carlos I, rey de España.

La conquista trajo consigo el nombre de “San Bartolo” en honor a San Bartolomé Apóstol, el santo patrono del pueblo, cuya vida se intento mezclar con “Ameyalco”, el símbolo del pasado prehispánico. Hoy en día San Bartolo Ameyalco tiene un fuerte lazo con el cristianismo y en 1534 se construyó la primera capilla de adobe y tejamanil; en el siglo XVII se construyó la iglesia y para 1979 se aumentó la edificación de los edificios que representan el centro del pueblo y se les conoce como “El Puente”.

En la Revolución Mexicana es pueblo hermoso tuvo un papel importante en el ejército de Emiliano Zapata. Los zapatistas llegaron a San Bartolo al ser perseguidos y vencidos por el ejército de Venustiano Carranza. Aunque el pueblo sufrió varios daños debido a los saqueos, el robo de mujeres y la destrucción de cultivos, el mismo pueblo le nombra “El Campamento” a uno de los cerros pertenecientes al pueblo.

Se cree que dice que en San Bartolo existen túneles ocultos que utilizaban los miembros del ejército para huir de sus enemigos. Por este motivo y por otras injusticias vividas, jóvenes de San Bartolo se unieron al ejército de Zapata. Teniendo en cuenta sus ideales sobre la construcción de una nueva nación que incluyera la democracia, la libertad y la justicia.

Dos celebraciones importantes y tradicionales del pueblo son la del día 2 de enero y se festeja al Dulce nombre de Jesús. La segunda, se celebra el día 24 de agosto y es la festividad del santo patrón del pueblo “San Bartolome Apóstol”. En ambas fechas hay juegos mecánicos, dulces típicos, antojitos mexicanos, pan de pueblo, arrieros y chinelos, como se le conocen a los danzantes con ropa de terciopelo, sombreros y máscaras, que bailan y saltan al ritmo de una banda de música. Además de diversos cantantes se queman fuegos artificiales, hay baile y el último día hay un jaripeo.

Ambos eventos comienzan cuando la gente acude a la iglesia, acompañada de mariachis, en la madrugada, a cantar las “mañanitas” a los Santos. Los mayordomos organizan las fiestas, se encargan de la logística de los eventos como: solicitar permisos a la Delegación, contratar bandas de música, mariachis, hacer la comida para las correspondencias (por lo general se sirve arroz, mole con pollo y frijoles) y supervisar el evento. Las correspondencias son alianzas religiosas y amistosas con otros pueblos, quienes acuden a la feria del pueblo organizador llevando regalos para la iglesia.

Nochebus se pone en marcha con horarios fijos
MXCity
La primera ruta de transporte nocturno con horarios fijos de ascenso y descenso, emula a metrópolis como Japón, Alemania, Estados Unidos y Tailandia.

Nochebus, los primeros paso de un transporte público eficiente.

 

La Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, señala que la red nocturna de transporte es usada en promedio por 112 mil 600 usuarios al mes, que son atendidos por una flota de 55 unidades en las 14 delegaciones que se brinda el servicio.  A pesar de estos datos, el servicio nocturno que brindaba el metrobus para los capitalinos era insuficiente, debido a que no había horarios definidos.

Por esta razón, las quejas entre los usuarios eran constantes, ya que pues muchas veces había que esperar más de 60 minutos para que la unidad inicie el trayecto. Muchos otros servicios no pasaban en la madrugada de forma constante, y cuando lo hacían no subían a las personas. Para resolver ese problema, los usuarios ahora sabrán a la perfección el recorrido del metrobus, así como las horas en que pasarán las unidades del Nochebús. A pesar de que desde noviembre del año pasado, el sistema del Metrobus había informado que la ruta de Circuito Interior tendría una frecuencia de 18 minutos entre cada unidad, se continuaba sin el establecimiento de horarios específicos.

Fue hasta 2013 que inició operación de servicio de transporte nocturno, usado por quienes salen tarde de trabajar o de la fiesta. Y ahora ya se encuentra en funcionamiento la primera ruta bajo este esquema de movilidad nocturna,  cuyo centro de operaciones van del corredor Insurgentes; con 71 paradas fijas, 37 de Doctor Gálvez a Indios Verdes y 34 de Indios Verdes a Doctor Gálvez.

La frecuencia de llegada de los autobuses será de entre 15 y 25 minutos, y estarán en operación desde las 0:15 horas hasta las 05:00 horas. El Nochebús Insurgentes, tendrá una web de consulta de paraderos que se suma al programa piloto. Así pues, el primer autobús con dirección al norte llegará al paradero de Doctor Gálvez a las 0:20 horas, llegará al Parque Hundido a las 0:33 y al cruce entre Insurgentes y Reforma a las 0:53, para finalmente llegar a Indios Verdes a las 01:05 horas. El costo de este corredor será de 10 pesos, igual que el servicio habitual del Nochebús.

Es por eso que los parabuses de este servicio tendrán una imagen gráfica con información para que puedan ser identificados por los usuarios con mayor facilidad. Asimismo, está en construcción una página web que de información sobre el servicio en la que actualmente se puede ver un mapa con algunas de las rutas.

Este proyecto de movilidad urbana nocturna, se integró con el trabajo conjunto del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Laboratorio para la Ciudad de México (LabCDMX), la Secretaría de Movilidad (Semovi), la Autoridad del Espacio Público, la Agencia Steer Davis Gleave (SDG), Corredor Insurgentes SA de CV (CISA) y Grupo Imágenes y Muebles Urbanos (IMU).

Con este programa piloto se espera un incremento de la demanda hasta en 47 por ciento, lo que elevaría el número de pasajeros atendidos de 112 mil a más de 705 mil diariamente. La renovación del transporte nocturno, también busca brindar seguridad a los usuarios, evitar tiempos de espera de hasta más de 76 minutos, logrando reducirse de 20 y 30 minutos en 71 paraderos.

Rutas Nochebus

Rutas Nochebus Insurgentes

Rutas Metrobus

10 propuestas para mejorar los espacios urbanos de la CDMX
MXCity
El espacio urbano brinda acceso a las actividades sociales, de modo que mejorando la utilidad de un espacio, también se revitaliza la estructura social.

Mejoramiento del espacio urbano.

 

En todo el territorio nacional existen poco más de 400 ciudades, con más de 120 millones de mexicanos que habitan en un territorio de más de 2 millones de kilómetros cuadrados. La ciudad de México tiene una extensión de 1,485 km2, que ha sido catalogada como ciudad global, y uno de los centros financieros y culturales más importantes del mundo con una de las economías más dinámicas a nivel internacional.

La CDMX es el núcleo urbano más grande de la república mexicana y el principal centro político, económico, social, académico, financiero, empresarial, turístico, artístico, cultural, de comunicaciones, de entretenimiento y de moda. Es por ello que el Colegio de Urbanistas de México, en conjunto con 26 organizaciones e instituciones especializadas en urbanismo, convocaron para hacer algunas propuestas urbanas con el propósito de crear conciencia y mejorar la calidad de nuestras ciudades. En MxCity, te traemos las 10 propuestas ganadoras.

 

Murales en la Ciudad (Publicidad con conciencia)

Daniela Ocampo, Giovanni Ramírez y Josué Lagunas

Es imperativo de toda propuesta urbana recuperar espacios públicos haciendo uso del muralismo de carácter cultural y el arte urbano, buscar patrocinadores para que tengan un espacio destinado para su promoción y combatir la publicidad invasiva en las calles. La recuperación de espacios públicos y el uso del muralismo tienden a ser limitadas por la falta de financiamientos, por lo que se pretende un plan de financiamiento estable que ayude a generar sentido de pertenencia e interés en los espacios públicos.

 

Parking Trees

Fortino Acosta y Marco Antonio Martínez

Cubrir las calles con árboles nativos a través de micromódulos que presten los servicios ambientales de un ecosistema, es la propuesta de Fortino Acosta y Marco Antonio Marínez. Parking Trees ayudará a absorber agua de lluvia, bajar los índices de contaminación locales y proveer de un hábitat para algunas especies de fauna silvestre. Los beneficios y ventajas de usar estos módulos de “estacionar árboles” en cientos de colonias se volvería un beneficio multiplicador para todos los que habitan en esta gran ciudad.

 

El Barrio más dulce de México

Laboratorio Ciudadano

Recuperar la imagen urbana de sus barrios, concentrar el comercio tradicional en los mercados que se distinguen por tener precios bajos y ayudar a la economía local  generando empleos para cualquier persona. Esta propuesta destaca a la cultura y tradición de los barrios para el rescate de la imagen urbana.

 

Captación de agua de lluvia

 Isla Urbana

Isla Urbana propone la instalación de sistemas de captación y potabilización de lluvia en viviendas que carecen de agua potable. El sistema será elaborado con materiales resistentes hechos en México, de bajo costo y fácil mantenimiento para el usuario. Está diseñado para aprovechar la infraestructura con que ya cuentan la mayoría de las viviendas en la ciudad: el techo y el almacenamiento. La captación de lluvia plantea un paso importante para alcanzar la sostenibilidad hídrica de las ciudades.

 

Ciudad, libro abierto

Noemí Juárez

Esta propuesta consiste en diseñar un proyecto educativo y didáctico en donde alumnos, vecinos y turistas comparen la realidad de lo que deseen conocer mediante recorridos urbanos. Implementará diversos enfoques como: historia de las mujeres, de la vida cotidiana, sectores como la construcción, contaminación visual, cultura, entre otros. Además propone un plan de trabajo en conjunto con autoridades locales, estatales y federales, para llevar a cabo el diseño de recorridos urbanos por todo el país.

 

Añoranzas

Esther Venegas Ramírez

Esta propuesta va a favor de los adultos mayores que han sido olvidados en este tejido social, porque han sido testigos de la vivencia de los habitantes de una ciudad, de sus relaciones sociales, las costumbres y la vida de los barrios. Con ello se pretende crear un mapa virtual en una plataforma digital en la que cualquier persona puede consultar la historia de la ciudad y de sus barrios que lo conforman, además de la divulgación en los museos de la Ciudad de México, en escuelas y en kioscos de turismo.

 

Conexión Digital para la conexión territorial: espacios públicos urbanos metropolitanos

Elsa Pérez, Francisco Vaijong y Liber Sosa

A través del diseño de sistemas de información entre ciudadanos para ejercer los derechos en incidir en el ámbito municipal, estatal, federal y metropolitano, se pretenden mejorar los espacios públicos urbanos.

 

Bici Tláhuac

 Ingrid Valdés González

Este proyecto busca la seguridad, la facilidad del transporte y la cultura del medio ambiente basados en un transporte ecológico. Busca conectar los pueblos, estaciones del metro, escuelas, mercados, centros deportivos, entre otros lugares por medio de una ciclopista urbana que mejore la calidad de vida de las personas. El proyecto tiene como beneficio el bienestar del ciudadano al reforzar la movilidad en bicicleta.

 

Raíces Urbanas

Clara Alejandra Bellazetín Mejía

Clara Mejía busca desarrollar una aplicación enfocada a incentivar los huertos urbanos en la Ciudad de México. Por lo que desea facilitar información y materiales que ayuden a los ciudadanos a iniciar el proceso de un huerto, así como una conexión entre productores locales y ciudadanos para llevar a cabo la comercialización de sus productos. Con ello, reducir la huella ambiental de los productos que se consumen en el país e incentivar la agricultura urbana, porque aumenta la resilencia de las ciudades.

 

Densificación y Mixtificación de Centros Históricos

Hafiz Salvador Venegas Sahagún

En su propuesta por mejorar las ciudades que se quedan desoladas por la noche, se crea un plan de desarrollo urbano que rija cada municipio con el fin de impulsar el desarrollo de los predios que se encuentran abandonados y darles un nuevo uso como viviendas sustentables.

Nostálgicas fotos de Belén, la fuente más antigua de la ciudad
MXCity
Esta obra es uno de los vestigios del antiguo acueducto de Chapultepec que abastecía agua a la capital del país.

Fuente de Belén en Chapultepec.

 

Belén es la fuente más antigua de la CDMX. A pesar de sus remodelaciones, y que la fuente pasa los días y noches en seco y a la intemperie, sigue siendo una de las fuentes más emblemáticas de la ciudad.

Belén está a unos pasos del metro de Chapultepec, de donde partían 902 arcos, a lo largo de cuatro kilómetros, que distribuían agua hasta llegar a la famosa fuente de Salto del Agua, en la esquina de San Juan de Letrán y Arcos de Belén.

 

Hay muy pocas fuentes fiables sobre esta fuente. No se sabe quién fue su autor, pero se dice que su construcción se data entre 1755 y 1760, y que formaba parte del antiguo Acueducto de Belén de las Flores, inaugurado en 1779 por el virrey de Bucareli. Otras fuentes revelan que este pieza fue inaugurada por el virrey Agustín de Ahumada y Villalón, Marqués de las Amarillas. Antes estaba ubicada a la entrada del Bosque de Chapultepec, donde surgían los manantiales que dotaban de agua a la capital.

Tiempo después, esta fuente fue conocida como Acueducto de Chapultepec del cual todavía se encuentran restos sobre la avenida homónima. Originalmente, la fuente de Chapultepec se encontraba más cercana a las faldas del Cerro del Chapulín, adosada al Acueducto que seguía por toda la actual avenida Chapultepec, hasta la antigua calzada de Niño Perdido, hoy Eje Central.

 

Este oasis funcionó por más de un siglo, y en algunas fotos de época se puede ver a los aguadores llenando sus cochocoles (grandes vasijas de barro) para llevar el agua de puerta en puerta a los vecinos de San Miguel Chapultepec. La imagen de la estación del metro Sevilla se inspira en los 20 arcos que fueron parte del Acueducto de Chapultepec.

El primer movimiento al que fue sometida la fuente, sucedió alrededor de 1920 donde se construyó el actual Circuito Bicentenario. La fuente fue trasladada entonces, sin que exista registro de cómo se movió, muy cerca de lo que ahora es avenida Constituyentes y el naciente circuito, donde se le agrega una especie de hemiciclo.

 

 

Para 1921, el arquitecto Roberto Álvarez Espinosa, cambió la fuente de sitio tras realizarle unas modificaciones, pero después de la demolición del Acueducto de Chapultepec, la Fuente de Belén tuvo una función estrictamente decorativa.

El segundo movimiento fue en los setenta, a la Glorieta de Chapultepec, se llevó a cabo de manera íntegra a través de un sistema de rieles, pero además de la desafortunada elección del terreno donde se colocó, se le construyó un refuerzo de concreto en la parte trasera que, si bien ayudó a que no colapsara, también evitó que los bloques de piedra que la componen respiren la humedad vaporizada que se acumula en el subsuelo o por las lluvias, provocando que se vieran manchas de humedad en la superficie de la fuente.

Una de las últimas remodelaciones se hizo con un desmontaje de la fuente, y con muchas reparaciones a cargo de Francisco Pérez de Salazar, quien tenía los conocimientos adecuados para este tratamiento y que tiene toda la historia de la Fuente. La pieza se sometió a un proceso de restauración para ser colocada en la explanada principal del Centro de Transferencia Modal (Cetram) del paradero Chapultepec.

Hoy en día, la Fuente de Belén se encuentra dañada debido a una serie de reubicaciones durante el paso de los años, por lo que sólo se conserva 20 por ciento de su estructura original, el resto, 80 por ciento, ha sido restaurado.

Un jardín de arte en la del Valle, el parque Tlacoquemécatl
MXCity
Lo que antes era parte de la tierra del Rancho Santa Anita, ahora es el bellísimo jardín Tlacoquemécatl, uno de los pilares del barrio Del Valle.

El “Tlaco” o “Parque el Tlaco”.

 

La Colonia Del Valle se caracteriza por ser un lugar que mezcla lo residencial y comercial, con hermosas áreas verdes, parques, monumentos. Fue a fines del siglo XIX, en lo que hoy es la Colonia Del Valla, se cultivaron árboles frutales que todavía son populares en la zona.

Los más abundantes fueron los tejocotes y fresnos que todavía forman parte del paisaje.  El Siglo XX fue testigo del fraccionamiento de los ranchos más conocidos de aquella época, Amores, Tlacoquemécatl, Santa Anita y San Borja, que existían en lo que hoy en día es la Colonia Americana. De ahí que algunas calles de la colonia llevan el nombre de éstos antiguos ranchos y los frutos que daban sus árboles.

 

En el Rancho Santa Anita se cultivó alfalfa para alimentar vacas y caballos, y el agua fue suministrada por tres pozos que fueron regenerados en las estaciones lluviosas por las corrientes que atraviesan la tierra donde estaba el parque hoy en día.  Durante el gobierno de Porfirio Díaz empezó el fraccionamiento de la zona. Desde 1913 funcionaba un tranvía llamado “Colonia Del Valle”. Dicho transporte comunicaba el centro de la ciudad con Mixcoac , y las antiguas vías subsisten a lo largo de Avenida Coyoacan y en las cercanías del parque.

 

Esta parte del municipio se mantuvo sin cambios hasta 1958, cuando el presidente Adolfo López Mateos llevó a cabo las expropiaciones necesarias y convirtió el terreno en uno de los parques más emblemáticos del municipio, el Parque Tlacoquemécatl. Tlacoquemécatl es náhuatl, y significa “lugar vestido de tlacotl” o “lugar que se cubre de jarilla”, debido a la abundancia de tlacote o jarilla, planta que se utilizaba para fabricar flechas.

En el parque abundan variadas especies de árboles como truenos, olmos, jacarandas y palmas. Se localiza entre las calles de Adolfo Prieto, Moras, Tlacoquemécatl y Pilares en la Colonia Del Valle. Este genial parque es conocido porque los fines de semana se organizan exposiciones pictóricas por lo que ha recibido el nombre de Jardín del Arte Tlacoquemecatl, y en uno de los andadores del parque se encuentra el monumento a Carlos Gardel.

 

Este monumento a Carlos Gardel, el tango hecho carne, fue inaugurado el 11 de diciembre de 1990 por la Asociación de Tangueros de México, al cumplirse el centenario del nacimiento del máximo cantor, el monumento consiste en una placa alusiva, y la estampa de Gardel inspirada en una fotografía del astro, que ha sido utilizada para las portadas de los discos de larga duración, calendarios, cuadros, cancioneros y revistas.

En el Jardín del Arte dominical, al que concurren muchos vecinos de la colonia, es posible encontrar naturalezas muertas, retratos, pintura figurativa, realista, y muy raramente obras surrealistas. La mayoría de los pintores son vecinos de la zona y sus precios resultan accesibles. Además, algunos de ellos pueden hacer trabajos sobre pedido, por ejemplo retratos de muy buena calidad. En sus bancas rojas se puede leer con tranquilidad, y a pesar de ser un parque no muy grande está bien cuidado. Es posible encontrar juegos infantiles, unas canchas de basquetbol en buen estado y barras para ejercitarse.

El parque tiene una iglesia llamada de Nuestro Señor del Buen Despacho, tiene un estilo provinciano, pequeña, blanca y adornada con ladrillo rojo. Contrasta con las demás iglesias de la Colonia del Valle. Esta iglesia se encuentra en lo que solía ser una pequeña capilla del siglo XVII.

La iglesia conserva una parte original, como lo es la sacristía, la portada ubicada en el atrio y el crucifijo que lleva motivos nativos donde se representa la absorción de las personas prehispánicas en la iglesia católica. Otra cosa original de la iglesia es una piedra que proviene de una construcción antigua que solía estar en este lugar se conserva en el altar. En 1959 fue remodelada para terminar como la iglesia del Buen Despacho.

Parque Tlacoquemécatl

¿Dónde? Adolfo Prieto, Moras, Tlacoquemécatl y Pilares, Del Valle.

¿Cuándo? Lunes a domingo.

Entrada Libre