Sobre el pedazo del Muro de Berlín que vive en la Ciudad de México 
Viviana Cohen
El Museo de Historia y Tolerancia guarda en su interior uno de las huellas más icónicas de nuestra época.

Un muro para recordarnos porque no se deben construir muros…

Hubo un instante en el mundo en el que la Berlín estaba dividida por una pared. Del lado este estaban los que tenían el sueño socialista y del oeste los que heredaron la tradición capitalista. Tras la Segunda Guerra, esta extraña realidad coexistió sin grandes problemas hasta que el 13 de agosto de 1961 el ala comunista cerró definitivamente sus fronteras y súbitamente (sin avisarle a nadie) comenzó la edificación de un muro.

Ese día, los berlineses miraban perplejos la construcción de lado a lado. Con las horas la realidad corrió como rumor entre las calles. Los del este ya no podrían ver a los de occidente; en sólo unas horas miles de familias habían sido trágicamente separadas. Algunos estaban horrorizados. Esa noche el alcalde de Alemania del Oeste anunció por la radio que la nueva pared era parecida al límite de un campo de concentración.

muro

Para muchos especialistas este fue el símbolo más oprobioso de la Guerra Fría. Durante casi tres décadas la eterna disputa entre Rusia y Estados Unidos estuvo materializada en una pared blanca que medía de 120 kilómetros y tenía una altura de más de 3.6 metros.

Un muro que no impidió que 5 mil berlineses se fugaran al lado occidental. Un muro en el que 192 personas murieron por intentar cruzarlo. Un muro que específicamente terminó con la vida de un hombre joven al que acribillaron frente a todos. Un muro cuya parte inferior estaba plagada de túneles secretos que a veces eran descubiertos y a veces no.

muro

Sin embargo, como todos los momentos de la humanidad, la historia también alcanzó la impecable muralla germánica. Tras cuantiosas revueltas internas y la presión internacional a los soviéticos, el 9 de noviembre de 1989 al fin la barrera fue destruida. Durante una noche los desconocidos se abrazaron, los bares cercanos ofrecieron cerveza gratis y las personas coreaban en las calles el Himno de Alemania.

muro

A partir de entonces, los pedazos del Muro de Berlín que cayeron aquella madrugada han recorrido el mundo y han protagonizado toda clase de exposiciones cuyo objetivo principal es apelar a la humanidad de los que lo contemplan. Y con ese mismo espíritu uno de los tantos fragmentos que se cayeron llegó al imprescindible Museo de la Memoria y Tolerancia.

muro

Este vestigio moderno llegó al recinto de la CDMX gracias a que un coleccionista mexicano compró en una subasta el pedazo número 266. Tras la adquisición, la pieza viajó en barco de Hamburgo a Veracruz y mantuvo el mismo dueño desde 1990 hasta hace algunos meses, cuando una nueva puja lo volvió parte de la colección permanente del MMT.

muro

Actualmente, la construcción de los muros es un tema sensible para México por las constantes amenazas del presidente Trump. Quizá ir a contemplar esta pieza abrirá un nuevo capítulo en nuestro entendimiento de por qué nunca deben de ser así las cosas entre dos países que comparten una mismo espacio territorial.

Tal vez lo que se necesitan son menos muros y más abrazos entre los vecinos.

muro

Museo de Memoria y Tolerancia 

Dirección: Av. Juárez 8, Centro

Web/ Facebook / Instagram 

Avenida 5 de Mayo, una calle que conecta nuestra historia
MXCity
La avenida 5 de Mayo se ha transformado junto a los cambios impresionantes que tiene la ciudad, dejando a su paso muchos edificios e historias.

La avenida 5 de mayo muestra la arquitectura de varios siglos.

. . .

La calle 5 de mayo surgió a finales del siglo XVI, el terreno que ocuparon las casas de Moctezuma y luego de Corte?s, extendidas de Madero a Tacuba y de Monte de Piedad a Isabel la Cato?lica, se dividió en cuatro partes. A un costado de la Catedral surgieron las dos primeras cuadras de la calle, ya que en esa época eran tan angostas que se les consideraba callejones y se llamaban del Arquillo y de Mecateros, y estaban cerrados por el desaparecido convento de la Profesa en la calle de San Jose? el Real, la que hoy es Isabel la Católica.

Como consecuencia de las Leyes de Reforma en 1861, se derribaron los conventos de Santa Clara y la Profesa, con lo que la calle gano? dos cuadras más y llegando hasta Vergara, lo que hoy es Boli?var. Desembocaba en el Teatro Nacional ?inaugurado en 1844?, cuya fachada miraba hacia el Zo?calo. Este nuevo tramo carecía de nombre, y cuenta Jose? Mari?a Marroqui? que las personas evitaban pasar por ahi?, ya que consideraban aquel paraje santificado por las virtudes de sus moradores [frailes o monjas].

Poco a poco la gente comenzo? a transitarlo, a comprar terrenos y a habitarlo. En 1862, en honor de la batalla de Puebla, a este tramo se le dio el nombre de 5 de Mayo. Para 1881, como las dos primeras calles aún se llamaban del Arquillo y de Mecateros, pero se unifico? el nombre de las cuatro cuadras. Pronto fue una avenida principal, con amplias casas y variados comercios. La calle se extendió? de nuevo cuando en 1900 se derrumbo? el Teatro Nacional y en 1905 llegó hasta Eje Central, donde comenzo? a construirse desde 1904 el Palacio de Bellas Artes.

Para 1919 en 5 de mayo ya habi?a restaurantes, sastreri?as, casas de moda ?au?n hay tiendas de trajes para caballero?, una carboneri?a, un taller de ma?quinas de escribir, boticas, incluso un novedoso expendio de accesorios para automo?viles. Se establecieron cantinas, hoteles y dulceri?as ?al menos habi?a cinco; hoy solo queda la dulceri?a Celaya.

Durante el siglo xx, la calle de 5 de Mayo fue conocida por sus libreri?as y papeleri?as. Ya en 1920 la papeleri?a El Modelo ocupo? la esquina con Motolini?a y en 1921 la libreri?a Sisniega y Hermanos abrio? su local en el nu?mero 49. Desde 1937 se establecio? en el nu?mero 46-e, entre Palma e Isabel la Cato?lica, la papeleri?a Zig-zag. El negocio, que desapareció en abril de este 2018, ha sido testigo de la historia desde hace ochenta an?os. Cabe decirlo porque otros comercios han mudado y ocupado distintos locales.

Hoy en día, la Calle del Cinco de Mayo conecta la Plaza de la Constitución a la altura de la torre poniente de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México con el Palacio de Bellas Artes y la Alameda Central. La calle es de un sentido y va en dirección poniente a oriente. A lo largo de su recorrido se pueden apreciar importantes ejemplos de la arquitectura de los siglos XIX y XX y muy pocos del período colonial, aunque con algunas transformaciones.

Aquí te dejamos unas fotos de la antigua 5 de mayo.

Microenormous: Una odisea inmersiva de luz y tecnología
MXCity
Microenormous es la experiencia inmersiva que revolucionará el mundo del arte y las expresiones en la CDMX.

Déjate maravillar por estos espacios artísticos envolventes del lujoso Pug Seal.

 

. . .

 

¿Estas listo para quedarte con el ojo cuadrado después de ver estas maravillas? Microenormous, una odisea de experiencias artísticas se trata de nueve cuartos inmersivos de luz y tecnología para empatizar con el visitante y conectar con la realidad que hemos vivido todos en los últimos tiempos.

Déjate apantallar con esta exposición artística nunca antes vista que te llevará a otra dimensión fuera de la realidad.

 

 

@microenormous
 
 

Las habitaciones del precioso hotel Boutique Pug Seal, son ahora el punto de partida del Pug Seal Entertainment que se transforma en espectáculos y experiencias de superioridad en donde nos invitan a reconectarnos de una manera memorable.

Es por eso que el hotel ha creado un ambiente de espacios audiovisuales envolventes, todo esto, en una atmósfera de seguridad y equilibrio.

 

 

@pugsealentertainment

 

Microenormous House Experience es una aventura compuesta por experiencias artísticas creadas por Sabino Guisu, Paolo Montiel, Jorge Orozco y Lux Etudio de Jonathan Torres, que unieron sus talentos para llevarnos a otro mundo con su creación.

Las experiencias que conforman el tour crean un recorrido que pondrán a prueba tus sentidos. En tan solo poco tiempo de estrenada, esta aventura llena de emociones nuevas se ha convertido en la experiencia inmersiva por excelencia de la CDMX.

 

 

@microenormous

 

Cada una de las experiencias contiene algo especial que te hará dilatar tus sentidos, y está conformada por: “150 latidos por segundo”, “¿Qué hago aquí”, “Lo micro y lo macro”, “En transformación”, “El big bang”, “Átomos y sus sombras”, “Caminos”, “Perseguir el polvo”, “Laboratorio de lágrimas”, “Mensajes” y finalmente la “Experiencia participativa”.

Estarás en el ambiente protegido y desinfectado del Pug Seal, ya que se asegura de seguir todos los protocolos internacionales de sanitización y por supuesto se mantiene el distanciamiento social. Todas las zonas son desinfectadas cada hora para brindarle un espacio seguro a todos los visitantes. Durante el recorrido solo son aceptados grupos de seis a ocho personas con cubrebocas en todo momento.

 

 

@microenormous

 

Esta exposición multisensorial marcará un antes y un después en las experiencias artísticas de México. Cuando una experiencia inmersiva de este nivel impacta de este modo a todos los que la conocen quiere decir que nada se dejó a la improvisación.

El recorrido incluye bebidas y canapés de cortesía, las cuales redondean las sensaciones que Microenormous produce en sus visitantes. El paseo dura una hora y al finalizar la exposición hay una celebración llamada "Somos humanos" donde se podrá disfrutar de bebidas y canapés de cortesía.

 

 

@pugsealentertainment

 

Microenormous

Dónde: Pug Seal Anatole France. Anatole France No.307, Col. Polanco,

Cuando: miércoles a domingo de 19:00 a 21:00 hasta el 30 de noviembre 2020.

Cuánto: $1,250

Sitio web // Instagram // Tickets

Foto de portada: @alinemm14

Hermosos videos de la Huasteca Potosina: Patrimonio de la Humanidad
MXCity
La Huasteca Potosina es una obra de arte monumental creada por la madre naturaleza, un lugar lleno de misticismo ecológico.

Cascadas increíbles, arboledas majestuosas y paraísos llenos de vida en la Huasteca.

 

. . .

 

La Huasteca Potosina toma su nombre debido a los grupos indígenas que vivieron en el antiguo Huastecapan. Es una región lugar idílica para actividades de ecoturismo como trekking, caminatas, natación, rafting y simplemente explorar este hermoso paraíso mexicano.

En la época precolonial la zona fue una importante ruta comercial, protagonista en diferentes momentos clave de la historia mexicana, como la Independencia y la Revolución. Aunado a la riqueza cultural histórica, su particular geografía, que dota a la Huasteca Potosina tanto de ecosistemas desérticos como selváticos, la hacen una región ideal para sumergirse en un viaje rico en conocimiento, diversión y aventura.

 

 

El recorrido por la Huasteca Potosina puede iniciar por cualquiera de los municipios que la componen: Aquismón, Axtla de Terrazas, Ciudad Valles, Coxcatlán, Ébano, El Naranjo, Huehuetlán, y muchos más. Puedes comenza por la Reserva de la Biosfera Sierra del Abra Tanchipa, seguir por el sitio arqueológico de Tamtoc o diversos conventos entre los que sobresale el agustino del siglo XVI y terminar en Xilitla.

La Huasteca muestra está de colores, tradiciones, gastronomía y hermosos paisajes. Es un lugar multicultural que comprende el norte de Veracruz, Querétaro, Hidalgo, Puebla, sur de Tamaulipas y por supuesto San Luis Potosí.

 

 

En la Huasteca potosina hay algunos lugares de visita obligada como el Sótano de las golondrinas: el pozo de cueva más grande del mundo. Esta magnífica zona es el hogar de miles de aves que vuelan en círculos alrededor de la entrada.Es lo suficientemente profundo como para caber en la Torre Eiffel y este hecho ha atraído a los fanáticos de los deportes extremos al salto base desde este lugar.

La Cascada de Tamúl es una hermosa cascada considerada una de las más hermosas de México. Tiene una caída de 105 metros y se puede llegar a él en una canoa de madera conocida como panga. Podrás contemplar el majestuoso cañón surcando el río Tampaón hasta llegar a la cascada.

 

 

El parque de esculturas surrealistas de Xilitla. El escritor británico Edward James fue un excéntrico artista surrealista y diseñó este parque inspirado en el paisaje mexicano en la década de 1940.  La Huasteca Potosina tiene muchas cosas que ofrecer a los visitantes.

La gastronomía de la Huasteca Potosina ofrece productos originales y deliciosos. El Zacahuil Huasteco es el platillo más típico, se hace con masa quebrada, puerco o de pollo y por su gran tamaño puede alimentar hasta a cincuenta personas.

 

 

La huasteca Potosina también es famosa por su artesanía que va desde talabartería, alfarería, carpintería y ebanistería, hasta productos de vela, cestería y coronas de flores de papel. En lo que a música se refiere, el Huapango o Son Huasteco, música típica de la región, es una de las manifestaciones sonoras más bellas de la cultura mexicana, muestra de la picardía e ingenio de su gente.

Te dejamos con estos increíbles videos para que te animes a visitar este lugar impresionante.

 

 

 

 

 

Foto destacada: Huasteca aérea

Zacahuil, la leyenda escondida del gigante de los tamales
MXCity
El zacahuil es una delicia que puedes encontrar en toda la región de la Husteca con un origen un poco extravagante.

El zacahuil es considerado el tamal más grande del mundo.

 

. . .

 

Un zacahuil con más de metro y medio puede alimentar a 70 personas, así que hace gala de su grandeza culinaria y de sabor. Es originario de la Huasteca. En la época prehispánica, el zacahuil se cocinaba para la celebración comunitaria, cumplió su función gastronómica y ritual. En la cocina moderna se ha constituido como un alimento completo que conquista paladares en México y el mundo.

 

@slpturismo

 

El zacahuil se relaciona, también con un sentimiento social y el ciclo agrícola, pues desde la época prehispánica y hasta nuestros días se elabora el 2 de febrero, Día de la Candelaria, en Semana Santa, el 28 de septiembre para celebrar a San Miguel Arcángel y el 2 de noviembre, Día de Muertos.

Pero sobre cómo surge este tamal inmenso existen varias teorías. Una de ellas es que los aztecas tomaron a un guerrero Huasteco y lo cocinaron, es por eso que el tamaño del zacahuil es tan grande, pero hay otras explicaciones, y mitos que intentar precisar cuál es origen verdadero con precisión.

 

@barbacoyero

 

El otro origen de este tamal tiene qué ver con el abuso sexual contra las mujeres, y el castigado en tiempos prehispánicos comiéndose al violador. Esta es otra explicación sobre el nacimiento del zacahuil.

Este otro origen sangriento del zacahuil está en los relatos de la época prehispánica de los cronistas; en 1468 había un hombre de edad avanzada que era enviado por Moctezuma a recaudar el tributo entre los pueblos subyugados, pero aprovechando su poder mancilló a jóvenes vírgenes.

 

@giovany_rojas

 

La impunidad que rodea al violador terminó cuando los mexicas fueron derrotados por los tarascos y al enterarse el pueblo huasteco hacen prisionero al mayordomo de Tenochtitlan para ejecutar su venganza.

Los huastecos, llenos de odio por el agravio a sus mujeres y buscando lavar la ofensa, deciden matarlo y desollarlo para finalmente usar su carne en un enorme tamal ceremonial que fue comido por las víctimas. Para este proceso envolvieron el cuerpo con masa martajada y enchilada, la cual molieron en metate, cubriéndolo después con hojas de la planta de plátano y papatla.

 

@labringue87

 

Después lo metieron en un hoyo enorme en la tierra donde lo llenaron de piedras y lo cubrieron con brasas (en el popular pibil). Por supuesto, esta historia no está comprobada.

Se cree que cuando calcularon que el tamal estaba bien cocido lo sacaron y repartieron porciones entre las mujeres que habían sido ultrajadas por el recaudador, quienes gritaban jubilosas "tlanque cualantli", que significa en huasteco "se acabó el problema". El Algo así como el antecedente prehispánico del feminismo radical…

 

@pach00

 

Como sea, este tipo de sacrificios se repetiría con sus prisioneros de guerra, convirtiéndose en una tradición de los huastecos, al menos hasta la llegada de los frailes españoles que horrorizados por este acto de canibalismo, pidieron a los pobladores cambiar la carne humana por la de animales.

Desde entonces, este platillo se empezó a elaborar con cerdo, res, pollo y hasta con guajolote. Se le fueron agregando condimentos que combinados convirtieron al zacahuil en una comida irresistible al paladar. La leyenda nació en torno a ese tamal rodeado de misticismo que se volvió indispensable entre las familias huastecas.

 

@javi_escobar16

 

Hoy, el tamalote se sirve en bautizos, primeras comuniones, quince años, bodas, cumpleaños, velorios, novenarios y en diversos eventos patronales, día de la madre y se ha colado incluso en eventos políticos. Con el paso de los años, los condimentos se hicieron indispensables en la preparación del zacahuil, cuya presencia cubrió las huastecas veracruzana, hidalguense, potosina.

Así es la historia del platillo que nace para simbolizar venganza y ahora es el símbolo de comunión de los pueblos, y parte importante de la economía de la región que atraviesa la  Huasteca

 

Foto destacada: Posta

x