juguetes-urbanos-3
MXCity

6 leyendas de terror del México prehispánico
MXCity
Las leyendas son una parte importante de la historia cultural de los pueblos, porque son una forma fantástica y poética de explicarse los sucesos que nos rodean.

Asombrosas leyendas precolombinas.

 

Los fantasmas y las historias de terror están presentes en todas las civilizaciones. Solo hay que imaginar al hombre metido en una caverna, en medio de una tormenta llena de relámpagos, aullidos, animales escondidos, con mucho frío y lleno de incertidumbre por no saber lo que le sucederá. Por supuesto que en medio de ese temor a la muerte, todos necesitamos explicarnos la vida.

Con las leyendas nos transportamos a mundos en donde nuestra imaginación entra en funcionamiento. Lejos de los razonamientos científicos, que las personas de hoy en día exigimos ante cualquier planteamiento, las leyendas son ventanas que nos explican hechos o sucesos de forma fantástica.

Las leyendas prehispánicas se conservaron gracias a la tradición oral, luego se plasmaron en códices y más tarde en libros con la llegada de los españoles. La más famosa es aquella que se refiere a la Cihuacóatl o La Llorona.  Aquí te dejamos algunas leyendas del México Prehispánico.

 

Cihuacóatl, la mujer serpiente también conocida como La Llorona

Cihuacóatl fue una mujer que perdió a su esposo en una batalla, aunque existen algunas otras versiones. Pero en general se dice que la Llorona enloqueció y de dolor mató a sus hijos en el lago. Aunque pensaba suicidarse, los pobladores la detuvieron para juzgarla, torturarla y al cabo sacrificarlo por su crimen.

Cuando llegó al Mictlan, el infierno prehispánico, los dioses la condenaron para que permaneciera como un ente, entre la vida y la muerte, su castigo fue estar penando y lamentándose indefinidamente por haber matado a sus hijos.

Siempre se aparece en el mismo sitio donde había realizado su crimen. En este lugar aterrorizaba a los pobladores, los hacía naufragar y después los mataba. Otras versiones dicen que cada noche salía para lamentarse, llorando y dando gritos: “¡Hijitos míos, pues ya tenemos que irnos lejos!” o “Hijitos míos ¿a dónde os llevaré”, de acuerdo con los testimonios del cronista Sahagún.

Este cronista dice que este ser llevaba una cuna y la dejaba en el mercado, la cuna estaba vacía salvo por un cuchillo de pedernal, como los que se usaban para los sacrificios. Irónicamente las madres cuyos hijos eran sacrificados para calmar a la Cihuacóatl iban gritando por las calles “¡Ay mis hijos! ¡Dónde están mis hijos!”. Cuando el lago se secó la mujer vestida de blanco siguió apareciéndose con su espeluznante lamento.

 

Fantasmas

Según el fraile Bernardino de Sahagún, en el libro V de su Historia General de las Cosas de la Nueva España, la aparición de los fantasmas se atribuía al dios Tezcatlipoca y el primero era Cuitaplaton o Centlapachton, una mujer enana o pequeña, de cabellos largos, hasta la cintura, con un andar muy parecido al pato. Cuitaplaton  se aparecía a los hombres cuando iban al sanitario para sorprenderlos, y quienes la veían volvían a sus casas temblando de pavor con la convicción de que tarde o temprano morirían o les ocurriría alguna tragedia. Si algún valiente quería atraparla le resultaba imposible, pues la figura desaparecía y reaparecía hasta que el intrépido quedaba burlado. La última forma, también consignada por Sahagún, era cuando Tezcatiploca se aparecía en forma de coyote para impedir el paso a los viajeros o para advertirles de algún peligro o desgracia en ese camino.

 

Youaltepuztli: el hacha nocturna

Fray Bernardidno de Sahagún escribió en el primer sueño de la noche junto a los mexicas, escuchó un ruido de alguien que está cortando madera llamado Youaltepuztli. Al dirigirse al lugar de donde provenían los sonidos se daban cuenta que no había nadie talando así que los pobladores le presentaban ofrendas al ente, con tal de superar su miedo inicial y perseguir a esta forma de bulto hasta alcanzarla y agarrarla. Después debían esperar a otro ente que tenía forma de hombre sin cabeza, que tenía el pescuezo cortado como un tronco y el pecho abierto, en ambos lados había puertas que se abrían y se cerraban en el centro donde reposaba el corazón. Si todavía el captor tenía ánimos para contemplar esta visión debía arrancarle el corazón y negociar con el fantasma algún favor, petición o riqueza.

 

Xtabay

Xtabay es una bella mujer que se aparece a los hombres bajo las ceibas, mientras peina su larga cabellera, empieza a enamorarlos y una vez que los atrae y los tiene bajo su poder los mata o los pierde en un amor infernal.  Los antecedentes de esta leyenda se remontan a tiempos de los antiguos mayas donde existían dos mujeres: Xtabay y Utz-Colel.

Xtabay tenía gran amor y pasión, por lo que ofrecía su cuerpo y belleza a todo aquel joven que se lo solicitara; mientras que Utz-Colel era considera una mujer decente y virtuosa a quien no se le conocía ningún amorío pero que en el fondo era envidiosa y nunca ayudaba a los pobres. Sucedió una vez que Xtabay murió abandonada y sola en su casa, sin que el pueblo se diera cuenta, sólo se percataron cuando un agradable olor empezó a inundar el ambiente. Utz-Colel envidiosa dijo a todos que cuando ella muriera el olor sería doblemente agradable. Tiempo después murió, la gente le realizó un funeral grandioso donde todos evocaban sus virtudes, sólo que cuando su cuerpo estuvo en la tierra el olor se hizo insoportable que alejó a los pobladores. Ya muerta Utz-Colel pensó en seguir los pasos de Xtabay e imitarla, entregándose al amor. Entonces ayudada por malos espíritus regresa al mundo para atraer a los hombres.

 

La mujer del Nahual

En la selva chiapaneca suceden cosas extrañas que aterran a sus pobladores, que se niegan a salir por la noche por temor a una bestia maldita que ataca a los hombres y animales sin piedad alguna. Todo se remonta a la antigüedad cuando la mujer de un curandero empezó a celarlo, le molestaba que las mujeres, agradecidas por haber sanado a ellas o algún miembro de la familia, le regalaran fruta, maíz, verdura o guajolotes a su esposo. Creyendo que las mujeres querían quitarle a su esposo, se internó en lo más profundo de la selva donde realizó una serie de conjuros y pidió ayuda a los espíritus. Tras convulsionarse se arrancó la piel hasta que su cuerpo quedó ensangrentado hasta convertirse en jaguar. Esa noche mató a una mujer (que había sido curada por su esposo) y a toda su familia, además destrozó la vivienda y mató a los animales. Los hombres se aprestaron a cazar a jaguar y mientras ellos lo buscaban, la mujer seguía matando a las mujeres que se acercaban a su marido.

El curandero empezó a sospechar de su mujer por lo que la siguió hasta ver cómo realizaba su transformación. Esperó a que ella se transformara en jaguar para vaciar un costal de sal en la piel humana, con lo que se secó rápidamente. Al regresar de cometer un asesinato, la mujer regresó al lugar donde había dejado su dermis, pero al no encontrarla fue camino a su hogar donde su esposo la enfrentó pero no pudo matarla. Por esta razón se dice que la mujer aún habita esas tierras y se aparece a todo aquel que se cruce en su camino.

 

Tunkuluchú: mensajero de la muerte

Fray Bernardo de Sahagún relata cómo los indios al escuchar el canto del tecolote se ponían muy nerviosos porque aseguraban que este sonido presagiaba la muerte: “Cuando el tecolote canta, el indio muerte”

Este temor hacia el canto de la lechuza, búho o tecolote, forma parte de la leyenda maya el tunkuluchú o tecolote, considero el más sabio entre las aves por lo que los demás animales acudían a pedirle consejo o la solución de algún problema. Todo su prestigio se derrumbó cuando las aves lo invitaron a una fiesta y se emborrachó. Un hombre que pasaba por ahí empezó a burlarse y a hacer escarnio del búho. Éste quedó muy dolido y decidió vengarse, extendiendo su rencor hacia toda la humanidad. Buscó alguna cualidad que le ayudara en su venganza y eligió su olfato. Fue todas las noches al cementerio hasta que aprendió a reconocer el olor de  la muerte. Fue así que se dio a la tarea de anunciar al ser humano su muerte. Por eso se mantiene cerca de los lugares donde alguien va a morir y le anuncia con su canto su hora fatídica.

El festival de horror Mórbido Fest celebra su 11ª edición
Cristopher Garnica
Mórbido Fest llega a la Ciudad de México con lo mejor del cine de terror, trayendo las mejores producciones nacionales e internacionales del cine de género.

Mórbido Fest, el festival de cine más horroroso.

 

Este 2018, Mórbido Fest celebra su 11ª edición, donde podremos ver los obras de los mejores cineastas de cortometrajes, animación, documentales y largometrajes que trabajan en los géneros de terror, fantasía y ciencia ficción que se presenta en la Ciudad de México.

Mórbido Film Fest nace de la iniciativa de Pablo Guisa Koestinger y su productora Spiderland por crear un espacio para que los amantes del cine de terror pudieran disfrutar de una experiencia integral donde no solo hubiera cine, sino también todas las demás artes.

El festival se presentó por primera vez en 2008 en Tlalpujahua, Michoacan. Surgió en un momento en que el cine de terror mexicano cobró nuevamente auge, luego de los estrenos de películas como Kilómetro 31, Hasta el viento tiene miedo y Cañitas.

 

Este festival que fue creado para servir como centro para promocionar películas y recuperar la larga tradición de producción de películas de terror y fantasía en México, ha tenido más de 72,000 espectadores en sus eventos, en 10 estados de la república mexicana y en 6 países de 2 continentes. Mórbido ha crecido un 349% en solo 3 años de vida, siendo así el festival de cine con mayor crecimiento en México.

Durate todos estos años, Mórbido ha evolucionado rápidamente para convertirse en un festival que celebra la cultura, la tradición y el cine, además del indiscutible creador de contenido multiplataforma relacionado con la fantasía, el terror y más allá. En 2014, Morbido se convirtió en miembro de apoyo de la Federación Europea de Festivales de Cine Fantástico. Y este 2018 Mórbido celebrará su undécima edición exhibiendo lo mejor del horror contemporáneo junto con homenajes a los maestros del género.

 

Mórbido ha crecido tanto que hoy en día cuenta con películas, obras de teatro, libros, revistas, programas de TV, programas de Radio, comunidad académica y una fundación con responsabilidad social.

Este año Mórbido cumple cuatro años de colaboración con la Editorial Grupo Planeta a través del sello #BrutalBrutalBrutal, pone a la venta los libros y autores que considera de relevancia e interés para su público. Son más de 130 títulos los que ya forman parte de esta colección y van desde nuevos talentos y autores consagrados.

 

También inauguran la exposición Tarot Mórbido de la talentosa artista mexicana Nabs D, quien creó 22 piezas de acrílico sobre madera, que exploran los arcanos de una manera surrealista.  Y por supuesto la convocatoria para la recepción de materiales fílmicos que deseen formar parte de la Selección Oficial de la undécima edición de Mórbido Fest

Asimismo, Mórbido anunció la apertura de su tienda online, la cual reflejará el estilo de vida de la plataforma bajo distintas líneas de productos y diseños, todo bajo el concepto MOD (Merchandising On Demand). Esto quiere decir que los fans podrán interactuar con los diseños para crear sus propios productos únicos. En la tienda se podrán encontrar juegos de sábanas, cojines, toallas, ropa, tenis, entre otros.

Mórbido Fest

¿Dónde? Diferentes sedes.

¿Cuándo? 31 de octubre al 10 de noviembre de 2018 en Ciudad de México.

¿Cuánto? Dependerá de las sedes.

Web // Facebook // Twitter // Instagram

El fantástico ballet de la bella durmiente llega a Bellas Artes
MXCity
“Érase una vez un Rey y una Reina que estaban tan afligidos por no tener hijos, que no hay palabras para expresarlo… Hasta que dieron luz a una hermosa princesa llamada Aurora.”

La bella durmiente en Bellas Artes.

 

La bella durmiente del bosque es un cuento de hadas nacido de la tradición oral. Como muchas otras historias fantásticas, existen muchas versiones de los cuentos, algunas  más difundidas que otras. Entre las versiones de este cuento popular, se encuentra  Sol, Luna y Talía, del italiano Giambattista Basile (Pentamerón, 1634),​ La bella del bosque durmiente, del francés Charles Perrault, quizá una de las más populares que viene en Los cuentos de mamá gansa, escritos en 1697.

Sin duda la versión más reconocida es Rosita de Espino o La Bella durmiente del bosque,​ de los alemanes Jacob y Wilhelm Grimm, que viene en los Cuentos para la infancia y el hogar, es del siglo XIX (1812) y es la que se basó Walt Disney para crear su famosa Bella Durmiente, con el tremendo éxito de la versión cinematográfica de 1959, que contribuyó a popularizar la historia a nivel mundial.​

En todas las versiones hay algo en común: la princesa de un reinado cumple un año de edad, y es invitada a un festejo en honor de la niña a siete hadas que, mediante encantamientos, le otorgan dones positivos. Pero entonces, irrumpe La Reina Malvada de un país vecino, a la que no pudieron invitar porque no había platos suficientes, y esta, ofendida, sentencia que el día que la princesa cumpla dieciséis años se pinchará un dedo con el huso de una rueca y morirá.

No obstante, una de las hadas invitadas que todavía no había otorgado su don a la princesa, mitiga la maldición de La Malvada Reina de manera que, cuando la princesa cumpla dieciséis años, se pinchará el dedo con un huso pero, en vez de morir, dormirá un siglo.

El rey prohíbe todos los husos y ruecas de hilar en su reino, y los manda quemar todos en una gran hoguera, pero todo es en vano: años más tarde, al cumplir la edad indicada, la princesa, curioseando en una torre del castillo, encuentra una anciana que hila con un huso. La muchacha lo toma, se pincha el dedo y cae dormida. El sueño se expande a todos los habitantes del castillo, y este queda cubierto bajo una espesa vegetación.

Cien años después un príncipe escucha la historia de la bella durmiente y se dirige al castillo con intención de despertarla. Cuando llega al castillo encuentra a la princesa dormida y queda cautivado por su belleza. Una vez casados los dos jóvenes, el príncipe vuelve a su reino. Allí no revela a sus padres lo sucedido con la princesa, pues teme que su madre, de quien se dice que es en parte ogresa, atente contra su esposa y los hijos que eventualmente tendrá con ella. Estos finalmente son dos: una niña a la que llaman Aurora, y un niño al que llaman Día.

Cuando el rey muere, el príncipe hereda la corona y trae al reino a su esposa e hijos. Allí son bien recibidos por todos, menos por la reina madre. Así, un día el rey debe ausentarse y su familia se queda en el palacio. Entonces, la reina madre ordena al cocinero matar a Aurora y cocinarla para comérsela. Pero el cocinero hace que su esposa oculte a la niña, y en vez de a Aurora cocina un cordero, que la reina madre come convencida de que es su propia nieta.

Lo mismo se repite con el príncipe Día y con la reina consorte (quien antes fue la bella durmiente): todos se esconden de la ogresa en casa del cocinero. Sin embargo, la ogresa pasa cerca de la casa y oye la risa de los niños y, percatada del engaño, ordena disponer una gran olla y meter en ella serpientes, sapos y todo tipo de criaturas asquerosas y letales para meter allí a la reina, al cocinero, a su esposa y a los niños. Cuando se dispone a ejecutar esta sentencia, llega el rey y, al verlo, la ogresa se lanza a la olla y es devorada por todas las alimañas que hay dentro. Finalmente, el rey libera a su esposa e hijos y al cocinero y su mujer, condecora a estos últimos por proteger a su familia y todos viven felices para siempre.

El ballet de esta fantástica y hermosa historia, La Bella Durmiente del bosque, llega a Bellas Artes. El coreógrafo Mario Galizzi y la Compañía Nacional de Danza regresa al escenario con otro clásico de Tchaikovsky, un espectáculo basado en la coreografía original de Marius Petipa que guarda la estructura clásica del ballet dividida en un prólogo y tres actos.

Esta composición fue creada por Piotr Ilich Chaikovski en 1889 y es el segundo ballet que hizo, justo después de El Lago de los Cisnes y a diferencia de este la primera representación de La Bella Durmiente del bosque recibió muy buenas críticas. La Compañía Nacional de Danza es el sello de distinción de este hermoso ballet.

La Bella Durmiente del bosque en Bellas Artes

¿Dónde? Palacio de Bellas Artes (Av. Juárez, Centro Histórico)

¿Cuándo? del 21 al 28 de octubre,

¿Cuánto? $125 a $830

Web // Facebook // Twitter // Instagram

Los 14, un atelier artístico que se gestiona como manicomio en la San Rafael
Cristopher Garnica
“Creemos en la posibilidad de un arte nuevo y palpitante. Nos parecemos más a un manicomio coordinado que a una escuela de arte, estamos aquí, viviendo…” Los 14.

Los 14 es una hermosa galería en la San Rafael.

 

Los 14 es un espacio cultural de producción artística diseñado como foro abierto para la creación y exhibición de su estudio, talleres y galería. La propuesta de Los 14 va desde talleres de escultura, literatura, pintura, hasta un estudio de arte sonoro.

Los 14 se encuentra ubicado a un costado del Mercado de San Cosme en la colonia San Rafael, es una casona en la calle Gabino Barreda en el número 18. Un lugar según se cuenta, fue el albergue de reunión de surrealistas exiliados en México, pero que más tarde se convirtiera en tlapalería, departamentos la fachada aún tiene rotulado de la fonda que la ocupaban: Fonda los 14, de donde el colectivo tomó su nombre.

 

Hoy en día, trabajan artistas de todas las disciplinas y brinda un espacio a disposición de todos los que quieran colaborar. Esta casona brinda un programa de residencias artísticas, acompañamiento de obra, además de unas increíbles áreas con talleres de producción de materiales y soportes, y otro más de pintura electrostática. Tiene un hermoso patio central, que la hace de núcleo abierto y brinda importancia a los espacios por separado. que se ha convertido en el punto de reunión para los eventos artísticos más variados en el corazón de la Ciudad de México.

 

El proyecto no lo empezaron 14, sino 5 o 6 personas que poco a poco han ido madurando como artistas y ampliándose en número, pero todavía no llegan a los 14; a pesar de que por toda la casa rondan arquitectos, fotógrafos, pintores, ingenieros de audio y un largo etcétera, pasan sus días allí trabajando e intercambiando ideas.

 

Esta particular casa-galería tiene un patio central con bancas y flores, donde se ofertan talleres de danza, edición de video, fotografía y serigrafía. El lugar cuenta con sus propios espacios de exposición permanente en su patio central y galerías. También cuenta con una cocina, un “bar” y 4 habitaciones que son talleres de artistas: uno que trabaja con madera y luz, dos pintores y dos fotógrafos. Luego hay un laboratorio fotográfico, un estudio de audio y un galerón que es espacio de exposición. Subiendo las escaleras hay un huerto urbano y un taller de serigrafía que también están abiertos para quien quiera colaborar.

Ya es posible asistir a sus talleres de gráfica, carpintería o escultura sonora, hay clases de eskrima, o de puredata, danza o seed bombing (agricultura de guerrilla urbana).

Galería Los 14

¿Dónde? Calle Gabino Barrera 19, Colonia San Rafael, CDMX.

¿Cuándo? Lunes a sábado de 11:00 a 17:00 hrs

Entrada Libre

Facebook // Instagram

contacto.los14@gmail.com