54304275
MXCity

13 datos reveladores de la Central de Abastos (el epicentro alimenticio del país)
MXCity
Desde la época prehispánica la Ciudad de México ha sido el centro comercial más grande de Mesomérica, hoy la Central de Abastos convoca a más de 370 mil personas diariamente.

La Central de Abastos mueve hasta el 30% de la producción hortofrutícula de México y acuden a ella más de 370 mil personas diariamente.

 

Que en la Ciudad de México se concentren y distribuyan alimentos de lejanos lares de la República no es cosa nueva. Recordemos que en la época prehispánica el mercado de Tlatelolco era el más grande de todo el continente.

Así, la Ciudad de México está “acostumbrada” a ser el epicentro alimenticio de grandes extensiones de tierra, y hoy no es la excepción. El gran comercio en el centro de la ciudad, en la época colonial, se concentró en los mercados El Portal de Mercaderes, El Parián, el Mercado del Volador y El Baratillo.

Luego, en 1865 el Mercado de la Merced se conviritó en el epicentro de intercambio de productos, y este se consolidó hasta la década de los 70´s cuando la demanda excedió la capacidad del sitio y entonces se mandó construir la actual Central de Abastos bajo la batuta de Abraham Zabludovsky.

 

Su arquitectura

La Central de Abastos es el centro de mayoreo más grande del mundo, por ello sus dimensiones y la disposición de su estructura debía resultar altamente eficiente. Entonces Zabludovsky diseño un espacio con forma hexagonal, ligeramente deformado, cuyo eje central mide 2 mil 250 metros y en cuyos extremos se encuentran las entradas y las salidas.

Sobre el terrenos se usaron 14 zonas de dos millones de metros cuadrados, mientras que en otros 600 mil se construirían los inmuebles. La legendaria Central de Abastos comenzó a construirse en 1981 e inció operaciones solo un año después en el predio “Las Chinamperías” de la Delegación Iztapalapa.

Este complejo está divido en 8 zonas estratégicas para recibir el alimento capaz de abstecer a más de 20 millones de personas en un solo día, y son los siguientes: flores y hortaliza, subasta y productores, abarrotes y víveres, zona de percnota, envases vacíos, bodegas de transferencia y aves y cárnicos.

cental de abastos ciudad de mexico importancia

 

Como muestra de ello, te compartimos un video de la locura del frenético movimiento de la Central de Abastos:

                                           

Con el anterior video quizá consigas dimensionar al menos un poco la dinámica efervescente de un lugar donde confluyen 122 mil toneladas de productos, en su mayoría alimentos, 300 mil comerciantes y más de 70 mil empleados. Aunque, con los siguientes impactantes datos, quizá lo averigues mejor:

central-de-abastos-ciudad-de-mexico-importancia

Camiones cargados de flor de cempasúchil  en la Central de Abastos

  • Tiene una superficie total de 327 hectáreas y es el centro mayorista más grande en el mundo. Le sigue en tamaño el Mercado Internacional de Rungis, Francia, con 232 hectáreas, y el Merca Madrid con 176 hectáreas.
  • El valor de su operación comercial de compra y venta asciende aproximadamente a 9 mil millones de dólares anuales, cifra que sólo es superada por el mercado bursátil en la Bolsa Mexicana de Valores.
  • Diariamente acuden 350 mil visitantes a realizar transacciones comerciales, y en épocas especiales (Romerías de Semana Santa, Día de Muertos y Navidad) se reciben hasta 500 mil visitantes al día.
  • Cuenta con 3 mil 224 cajones de estacionamiento.
  • Anualmente recibe, en promedio, a 127 millones 750 mil personas, que representan el 12% más de la población total de nuestro país, que ascendió a 112.3 millones personas en 2010.
  • Diariamente llegan 2 mil tráileres, 150 camiones torton y 57 mil vehículos para el abasto y desabasto de productos.
  • Se comercializa productos de 24 estados de la República Mexicana, por lo que aquí también se determina el precio de las hostofrutículas a nivel nacional.
  • Es una ciudad comercial tan grande que cuenta con 10 mil carretilleros que prestan servicio de carga a los compradores.
  • Cuenta con todas las autoridades del Distrito Federal en materia de seguridad; además del área federal antinarcóticos; la Procuraduría General de la República; un sector completo de la Policía Preventiva y elementos de la Policía Auxiliar. Todos son coordinados por un General del Ejército Mexicano.
  • Aquí se compra y distribuye el 30 por ciento de la producción hortofrutícola nacional.
  • Asegura el abasto de alimentos a una población con más de 20 millones de habitantes del Distrito Federal y su área metropolitana.

 

*Imágenes: 1) cumbre.com.mx; 2) DR; 3) Google; 4) Ciudad Intervenida; 5)Felipe JeSvS

 

*Fuente: Fideicomiso para la Construcción y Operación de la Central de Abastos de la Ciudad de México (FICEDA).

Los Laberintos más enigmáticos de México
MXCity
En la Ciudad de México y sus alrededores, tenemos algunos laberintos estéticamente admirables. Lugares maravillosos que nos llaman a pasearnos en el misterio.

Imagen de ilustración: Laberinto del parque de ocio Rafael de la Cerda, en Cartagena, España.

Ciertamente, un laberinto (o un pasaje que parezca uno) nos ayuda a ejercitar la mente. Es uno de los ideogramas más antiguos y complejos de la humanidad, resolverlos será para cada psique un logro ambicioso por revelar lo que al final se encuentra. Un laberinto está presente en casi todos los rubros existenciales: tenemos un laberinto en el tiempo, uno en las palabras, en la imaginación, en el ciclo de la mortalidad que se vuelve inmortal y literalmente hasta en la naturaleza. Las mismas interrogantes primordiales del hombre son enigmáticos muros estrechos las cuales, paradójicamente, a mayor sabiduría mayor será la complejidad de su solución.

Jugar con un laberinto puede fungir también como una técnica de meditación y también por qué no, de sano entretenimiento. En la ciudad de México y sus alrededores, tenemos algunos cuantos estéticamente admirables, lugares maravillosos que nos llaman a pasear en el misterio.

 

Laberinto del Ajusco

Justo en la zona poniente de la Ciudad de México, en la carretera Picacho del Ajusco podemos avistar uno de los más hermosos que literalmente es una replica de un laberinto. Aunque pareciera un lugar turístico de dueños foráneos, el lugar es en sí propiedad mexicana en su totalidad. Su administrador, Erick Cadena, nos cuenta que la idea de este simbólico lugar apareció luego de que el historiador de Arte, Ignacio Figueroa regresara de un viaje por los confines ingleses (de ahí que la casa nos hace creer que estamos en algún sitio de Europa). El laberinto está inspirado en el jardín del Castillo de Hever de la Gran Bretaña, excepto que el nuestro se diseñó aún más grande. El lugar es 100% accesible para acampar, comer o disfrutar de un picnic con una botella de vino. Leer más…

 

Laberinto de meditación en Malinalco

laberinto-de-meditacion-en-malinalco

Como su nombre lo indica, se trata de un laberinto para ejercer la meditación. Localizado en las instalaciones del Centro Holístico Ollinyotl, en Malinalco, Estado de México a tan solo 98 km de la Ciudad de México. En este centro creen fielmente que los caminos en circulo como los que ofrece un laberinto, ayudan a desbloquear, armonizar y sanar a las personas. El costo de la entrada es de tan solo $20 pesos. 

 

Laberinto de la Hacienda Panoaya

Laberinto de la Hacienda Panoaya

Al rededor de 60 hectáreas y  2000 metros de camino acoge este hermoso sitio ubicado en Amecameca, Estado de México, muy cerca del Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Su diseño es similar al de los laberintos que se construían en Inglaterra. El Costo varía entre los 40 y 139 pesos dependiendo las actividades externas al laberinto que quieras realizar. 

 

Laberinto de los Sentidos

Laberinto de los Sentidos

Diseñado por el prominente museógrafo mexicano Iker Larrauri, es laberinto más grande de México, situado justamente en el jardín contemplativo más grande de México y del mundo, ubicado en Tequesquitengo, Morelos. 

El trompo mexicano de madera, gran tradición de los juguetes artesanales
MXCity
En América Latina se le llama trompo. Pero en España, peonza, perinola y pirinola; en Filipinas, trumpo o turumpo; en Portugal pião; en Japón koma y en Alemania Peitschenkreisel, Doppisch, Triesel o Tanzknopf; y en últimos tiempos levitrón y beyblade.

Del trompo de madera al de plástico popular de los 90s.

 

El trompo es un juguete tradicional mexicano que expresa a nuestra cultura mexicana. Son elaborados de forma artesanal con madera y se exportan a diversos lugares del mundo. De hecho, cada año se entregan premios a los artesanos más destacados en el Concurso Nacional del Juguete Popular,​ el cual es realizado en el Museo del Juguete Popular Mexicano, en San Miguel de Allende Guanajuato.

Muchos textos disponibles en línea que hablan sobre el trompo, afirman que los primeros registros del trompo datan del 4000 a. C., pero coinciden en que los detalles de su origen y su creación son inciertos. Inclusive se dice que el trompo fue un instrumento para prácticas de adivinación y chamanismo, y se cree que tiene un origen arcaico asociado a rituales de adivinación e interpretación de presagios en cierta época del año ya que se utiliza para recrear el movimiento de los astros.

 

También afirman que se han encontrado ejemplares de arcilla en la orilla del río Éufrates, que hay rastros de trompos en pinturas muy antiguas y en algunos textos literarios que citan el juego, es mencionado en escritos de Marco Porcio Catón, político e historiador romano, en la Eneida de Virgilio, y que el Museo Británico conserva el trompo más antiguo del mundo, hallado en Tebas fechado en el 1250 AdC. Pero entre las cosas consensuadas sobre el trompo, son los detalles que se refieren al filósofo Platón, a quien el trompo le servía como metáfora del movimiento y a Aristófanes quien era un aficionado. Los romanos, griegos, chinos y japoneses también tenían un lazo especial con este juguete.

Los pequeños talleres y fábricas mexicanas dedicadas a la juguetería, tuvieron su periodo de modernización a finales del siglo XIX y principios del XX; creando trompos con varios tipos de maderas para hacerlos capaces de resistir los golpes de sus “adversarios”. Los artesanos solían tener oficios relacionados con la madera como carpinteros, fabricantes de muebles e incluso de ataúdes. En esa época los niños también fabricaban y tallaban sus creaciones de trompo, a partir de un clavo de hierro sin cabeza como punta.

 

En México el tropo ya era sumamente popular en el siglo XX, y en esa época eran de madera de guayabo o mezquite con punta de clavo. Se vendían en ferreterías y se juntaban los niños a jugar el cónico juguete de madera. En 1963 se introdujeron los primeros trompos plásticos bajo el sello Plasti Marx; con mucha publicidad en programas de televisión como el de Chabelo, quién dio gran impulso a la promoción del trompo de plástico en nuestro país.

Para 1975 la marca Duncan trajo una oleada de trompos plásticos a nuestro país. El representante de aquella marca comercial, era el ingeniero García del Camino, responsable de llenar el mercado mexicano con este fantástico juguete. ¡0 años después 1986, la marca Premier forma una escuela de campeones demostradores comandados por la dinastía de los hermanos Zentella Olavarria, Eduardo, Fernando y Carlos; que compiten contra la empresa 5 estrellas, creadora de los conocidos como trompo “azteca”.

 

Para principios de los 90, Duncan comienza a debilitarse, Premier y 5 estrellas continuaban en una guerra comercial y esta última empresa lanza una calcomanía de holograma que brillaba con la luz del sol, llamada holotrompo. Sin embargo, nuevos empresarios salidos de estas tres empresas dan a conocer los trompos Cometa, con una fuerza increíble con exitoso modelo diamante y el modelo Cobra, que es el trompo que introduce el trompo plástico mexicano en Europa, al grado de tener gran popularidad en España, Hungría y Eslovaquia.

Los modelos más actuales de trompos ya tienen un diseño más pulido, y muchos presentan filos de neopreno para evitar daños e incluso sistemas que evitan enrollar el trompo, como el popular PowerStart. Hoy en día es posible encontrar trompos con luces y otros que producen sonidos musicales al girar. Los nuevos trompos tipo Beyblade o Levitron, le están dando un giro al mercado, que apuesta por la nostalgia del trompo clásico al ser una pieza fundamental de nuestra cultura.

Juguetes Urbanos, el juego como catalizador de experiencias urbanas
Cristopher Garnica
Juguetes Urbanos es un recorrido que instala al juego como un bien público catalizador de experiencias urbanas, como una extraordinaria herramienta de re-construcción de la ciudad.

Laboratorio para la Ciudad y sus juguetes urbanos.

 

El Laboratorio para la Ciudad (LabCDMX) es el área de innovación cívica y creatividad urbana del Gobierno de la Ciudad de México. Se fundó en 2013 para incubar proyectos pilotos y construir un acervo de prácticas que plantean formas de acercarse a temas relevantes para la ciudad de México.

 

 

El Laboratorio reúne a personas de diferentes disciplinas y continuamente colabora con expertos nacionales e internacionales, para promover la reunión del capital creativo y el talento ciudadano de la Ciudad de México, vinculándolo con iniciativas internacionales.

El laboratorio es una espacio que abre un diálogo multidisciplinario, entre urbanistas, arquitectos, sociólogos, artistas, diseñadores, programadores, politólogos, ingenieros, internacionalistas, científicos, economistas, comunicólogos, que haciendo uso de la cultura digital, hace uso de diversos espacios de la ciudad.

 

Uno de ellos es la Ciudad Lúdica que promueve desde la investigación y la experimentación la valoración del juego como un bien común, con el fin de que ayude a la cohesión social, la regeneración urbana y la creación de comunidad. El Laboratorio explora, precisamente, cómo el juego puede ser un catalizador de experiencias urbanas y como capital para la creación de comunidades.

A partir de estas exploraciones, el Laboratorio para la Ciudad, a través de su área Ciudad Lúdica, y en colaboración con la Autoridad del Centro Histórico, lanzó en el reto Juguetes Urbanos, un experimento social que reclama el regreso de niñas y niños al espacio público. A partir de la colaboración con más de 100 niñas y niños que habitan en los alrededores de los espacios seleccionados, se desarrollaron las guías de diseño para construir tres juguetes urbanos, cada uno pensado como un prototipo con duración temporal de tres meses.

 

 

Los Juguetes Urbanos son objetos con múltiples funciones, que responden a la demanda de niñas y niños que buscan diversión y medios para explorar el mundo. Llevan al límite las formas del mobiliario urbano infantil, desafiando los juegos clásicos como columpios, resbaladillas y otros módulos estandarizados de plástico en espacios públicos.

Durante el recorrido que se llevará a cabo este 21 de julio de 2018, se abordará el significado del juego a nivel urbano, la apuesta por generar una colaboración entre diversas áreas de gobierno, el impacto comunitario en cada intervención, datos preliminares de cómo el juego puede reactivar espacios subutilizados y generar cohesión social, así como aprendizajes generales. 

Recorrido por los Juguetes Urbanos

¿Dónde? Tlazcoaque #8, piso 2, 06090, Centro, CDMX

¿Cuándo? 21 de julio 10:00 am

Entra Libre

Pre-registra asistencia aquí.

Web // Facebook // Twitter // Instagram