Arte y Cultura
MODO: el Museo del Objeto del Objeto donde miles de artefactos detienen el tiempo
Cristopher Garnica
Un museo dedicado a preservar más de 30,000 piezas provenientes de dos siglos, con la finalidad de promover el coleccionismo, ofrecer exposiciones temporales y crear un espacio de reflexión en torno a la historia cultural de los objetos.

MODO, un recinto de artístico para coleccionistas.

 

El historiador holandés Johan Huizinga, tenía un enfoque estético de la historia, donde el arte y el espectáculo desempeñaban un papel relevante dentro del mundo. Para este historiador, los objetos son de suma importancia para la historia cultural, ya que las múltiples formas y funciones de la cultura pueden estudiarse, y verse condensados en figuras, motivos, temas, símbolos, formas conceptuales, e inclusive en ideales, estilos y sentimientos. Es por eso que para Huizinga, es importante enfocarse en los motivos literarios y en escenarios dramáticos de la historia misma.

A Huizinga le interesaban las funciones culturales; es decir la función social, psicológica y adaptativa en la que un ser humano se puede estudiar dentro de un régimen histórico. Es por ellos, que par Huizinga, como más tarde lo haría el también historiador Michel Foucault, era posible estudiar una idea, como la de honor, obediencia, sumisión, resistencia o espíritu de libertad, ya que por sí mismas son temas sociológicos que permiten llegar a una parte de la historia en sus distintas formas y efectos, en suma, en sus redes con sus conexiones e intersecciones.

 

El MODO, Museo del Objeto del Objeto, es un ejemplo del enfoque estético de la historia, donde el arte se condensa en figuras, motivos, temas, símbolos y formas conceptuales, que nos revelan las funciones de nuestra cultura a través de objetos mexicanos desde inicios del siglo XIX.

En este peculiar museo, es posible reflejar nuestra sociedad, movimientos culturales, tendencias y formas de pensar a través de diversos objetos que nos revelan lo que fuimos, el modo que vivimos, y al mismo tiempo, cómo procesamos todo ello en términos sociales, históricos y de comunicación. Sin mencionar, que los objetos son un remitente a la nostalgia y una mirada interior a nuestras emociones y sentimientos que se aparecen con los objetos.

 

La sede del MODO fue construida en 1906. Está ubicada en la colonia Roma y es uno de los ocho inmuebles clasificados como testimonio del estilo Art Noveau que aún se conservan en la CDMX. Este museo cuenta con un acervo de más de 100 mil objetos que datan desde 1810 a la fecha. Esto fue posible gracias a los más de 40 años de colección de Bruno Newman, fundador del MODO, que atesoró artefactos como empaques, envases, exhibidores, anuncios y otras piezas que hoy forman parte del acervo central del MODO.

Todo artefacto están inventariado, fotografiado y catalogado digitalmente. Su acervo cuenta con colecciones de documentos históricos, fotografía, propaganda política hasta objetos funerarios, y cientos de ejemplos del diseño del empaque, el envase, la publicidad y las artes gráficas. Desde 2004 se inició el trabajo de inventariar, catalogar y registrar cada uno de estos objetos, tanto para asegurar su conservación, como para facilitar su acceso física y electrónicamente.

Por medio de este acervo es posible entender cómo el fenómeno del diseño y la comunicación, han influido en la vida cotidiana, al ser un registro vivo que ofrece un panorama amplio, diverso y sorpresivo, conformado por fragmentos que nos ayudan a revisar lo que somos, lo que consumimos, lo que recordamos y cómo procesamos todo ello en términos emocionales.

Asimismo, el MODO es una Asociación Civil sin fines de lucro, que contribuye a enriquecer la oferta cultural en nuestro país. Su propósito es abrir espacios a la investigación, promoción y difusión de todo lo relacionado con la comunicación y el diseño. Este espacio, está vinculado con la comunidad joven a la que además ofrece talleres, seminarios, conferencias y otras actividades pensadas para promover el diseño y la comunicación.

 

 

Entre las colecciones que tiene el museo se encuentra una de zapato tenis que data de los 80s, patinetas que datan de los 70s, arregladas por director de la revista Street Active Lifestyle; así como colecciones de robots de juguete, lámparas antiguas y sombreros de 1920 a 1950, además de una colección de lápices y dibujos de diseñador gráfico Gonzalo Tassier. 

 

MODO, Museo del Objeto del Objeto

¿Dónde? Colima #145, Col. Roma Norte. 06700, Roma

¿Cuándo? Martes a domingo de 10:00 a 18:00 hrs.

¿Cuánto? General $50 INAPAM, estudiantes y maestros: $25 Vecinos de la Roma con IFE: $25 Niños menores de 12 años: GRATIS

Web // Facebook // Twitter // Instagram

Tel. 52 (55) 5533 9637

Biblioteca Gregorio Samsa, un pequeño oasis de libros en la central de abasto
MXCity
La Biblioteca “Gregorio Samsa” cuenta con varios títulos de prestamo gratuito al marchante a cambio del honor de regresarlo en un plazo máximo de 10 días.

La metamorfosis de la central de abasto.

 

En la ciudad con el mercado más grande del mundo, la Central de Abasto, hay una peculiar biblioteca llamada Gregorio Samsa, en honor al relato de Franz Kafka publicado en 1915, donde el protagonista es un comerciante de telas que mantiene a su familia con su sueldo, hasta que una noche que no recuerda amanece metamorfoseado en un insecto.

Gregorio Samsa, no solo por el personaje de Franz Kafka. Gregorio Tentle es uno de los hermanos que inculcó el hábito de la lectura a los administradores de la peculiar biblioteca.

 

 

Esta biblioteca cuenta con 500 dignos ejemplares, donde comerciantes y clientes que van por jitomates, cebollas, chiles, pueden obtener un título de la biblioteca con la única condición de comprometerse a leerlo en un plazo no mayor a 10 días.

Verónica Tentle es la fundadora de la Biblioteca Gregorio Samsa, quien afirma que la idea se debe a una marchanta que cada pasaba por el puesto, veía leer a Verónica, Gregorio, Luis y Carlos, en su puesto de verduras marcado con el número 73 de la nave I-J. Fue esa misma clienta, la que miraba a los hermanos leer todo el tiempo, quien decidió donar 300 libros para comenzar con el proyecto.

 

 

 

Los hermanos Tentle hicieron un espacio entre huacales de frutas y verduras, y comenzaron a prestar libros a cualquier interesado.La lectura la conforma el hábito, aunque este habito este en medio de frutas y verduras, siempre que los libros estén al alcance, habrá lectores. Así se ha ampliado el acervo de la biblioteca, ya que los mismo lectores han donado ejemplares al proyecto.

Libros de todos los géneros, históricos, novelas, de superación personal, pero sobre todo gracias a la sobrevivencia del honor de sus asistentes: no necesitas identificación, apuntas tu nombre, la fecha en que te lo llevas y la fecha de devolución. No hay pagos ni membresías. Muy a pesar que solo regresen tres de cada 10 libros.

 

 

Al medio día es la hora en que los comerciantes pueden leer. Así que van a la mini biblioteca para viajar a los mundos llenos de fantasía fuera de la Central de abasto.

Aunque la librería misma es ya una idea sacada de los libros. Los libros se encuentran ordenados en cajas de fruta, como un librero hipster, donde tomar ejemplares de Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez y leer a clásicos como El Conde Montecristo o La Iliada; uno de los más leídos son Las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco o La cresta de Ilión de Cristina Rivera Garza

 

 

 

Esta biblioteca sui géneris cree en la lectura. En fomentar la idea de devorar libros e identificarse con ellos, novelas que lo transporten y le hagan sentirse parte de una hazaña: entre el catálogo de libros se encuentran:

El Necronomicón de H.P. Lovecraft

La metamorfosis y otros cuentos de Franz Kafka

Noticias del Imperio de Fernando del paso

El principito de Antoine de Saint Exupery

El dios de las pequeñas cosas de Arundhati Roy

Tlatelolco 1968, Carlos Monsiváis

Armas secretas nazis, Anónimo

 

 

Biblioteca Gregorio Samsa

¿Dónde? Local 73 de la nave I-J de la de la Central de Abasto. Eje 6 Sur, Área Federal Central de Abastos, CDMX.

¿Cuándo? Lunes a domingo

Entrada libre

El misterio de la escultura del Disco de la Muerte
MXCity
El Disco de la Muerte, una inquietante escultura de un amenazante cráneo rodeado de rayos de sol que fue descubierta al pie de la Pirámide del Sol.

La extraña escultura del Disco de la Muerte fue descubierta al pie de la Pirámide del Sol.

 

Un disco de pizarra que representa un enorme cráneo sonriente, sus ojos ciegos brillando malévolamente mientras una larga lengua roja sobresale de sus fauces. Pero quizás lo más extraño de todo es que está rodeado de lo que a primera vista parece ser un halo elaborado, que recuerda extrañamente a un santo católico.

 

 

Aunque nunca podemos saber con seguridad qué significó esta enigmática escultura para la civilización perdida de Teotihuacan, la ubicación de su descubrimiento podría ofrecer algunas pistas sobre su significado simbólico.

En 1964, durante una extensa excavación arqueológica de Teotihuacan, el disco fue excavado en el área directamente frente a la famosa Pirámide del Sol, (la tercera pirámide más grande del mundo) por un equipo de arqueólogos asombrados. El descubrimiento pronto fue noticia internacional y la escultura se trasladó al recientemente inaugurado Museo Nacional de Antropología, para ser exhibido al público.

 

 

Los arqueólogos creen que el “halo” de la escultura puede aludir a la puesta y salida del Sol, ya que el cambio del día a la noche fue percibido por muchas civilizaciones mesoamericanas como un ciclo de muerte y renacimiento del sistema solar. El significado simbólico de la imagen del cráneo en sí es más difícil de identificar, pero se cree que puede aludir a la práctica ritual del sacrificio humano o ser una representación del dios de la muerte teotihuacana, Mictlantecuhtli.

 

 

También puede ser que este “disco de la muerte” estuviera relacionado de alguna manera con los sacrificios humanos realizados en torno a la construcción de la Pirámide del Sol. Según la presencia y ubicación de los sitios de entierro, parece que el sacrificio de humanos y animales se practicó durante la construcción de edificios. Esto ocurrió tal vez como ofrendas para apaciguar a los dioses para asegurar tanto la prosperidad material como la seguridad de los frecuentes terremotos y erupciones volcánicas de la región.

 

 

Escultura con rostro de la muerte es el nombre que recibe oficialmente esta pieza emblemática del Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México y la inauguración de la Sala Teotihuacán de dicho recinto. Fue tallada en andesita y decorada con pigmento rojo, pertenece al periodo Clásico (1-650 d.C) y sus dimensiones son: 126 x 102 x 25 cms. La pieza es una discoteca de piedra en la cual se representa un rostro humano descarnado, rodeado por un halo que podría representar un papel plegado. El investigador Felipe Solís Olguín fue quien sugirió que se encontraría en el frente de la pirámide.

Según el especialista Eduardo Matos, se ha especulado que la pieza no puede ser teotihuacana, y pertenecer a la cultura mexicana. Para sostener esta información, argumenta que la especie de lengua que emerge de su boca y el halo de papel plegado que el entorno es representativo de la cultura mexicana. Sin embargo, Matos Moctezuma asegura que el elemento es original de la cultura teotihuacana, y como muchos otros elementos, fue retomado en otras culturas, común en la Mesoamérica.

 

 

 

El artefacto del disco de la muerte se encuentra en el Museo Nacional de Antropología en el Parque Chapultepec y se puede encontrar en la Sala 4, que alberga la colección Teotihuacan. El museo está abierto de 9 a.m. a 7 p.m. Todos los días excepto los jueves, cuando está cerrado al público. La tarifa de entrada es de 51 pesos, pero si usted es un ciudadano mexicano o extranjero residente en el país, puede ingresar gratis los domingos.

 

5 galerías de arte para visitar en la Santa María la Ribera
MXCity
Estas galerías buscan apoyar a artistas locales, buscan colaborar con la sociedad y brindar espacios creativos con la sociedad civil.

El arte vive en el barrio de la Santa María.

 

En la Santa María la Ribera nada pasa desapercibido. Es un lugar para habitar y respirar su aire cosmopolita en el corazón de una alcaldía que vive y respira arte. Además la Santa María tiene muchas puertas que cuenta de historias dignas de ser descubiertas. En el corazón de esta colonia, es más común que las personas deseen alternativas a los museos tradicionales.

Así que en esta colonia cada vez hay más galerías de arte. Algunas son galerías y centros de cultura que fácilmente podrían pasar desapercibidas, pero para evitar que esto te suceda, te dejamos una guía de lugares que se destacan por exhibir a creadores independientes y fortalecer a la comunidad a través del arte.

 

Casa equis

Dr. Enrique González Martínez 7.

 

 

 

Se trata de un espacio que acoge, en su mayoría, a artistas jóvenes que más allá de ser accesibles, trabajan con un tema de trasfondo y un alto grado de solidez. Es un espacio emergente para la realización de nuevos proyectos, en dónde el arte te da la bienvenida de manera calurosa. Diego y Carleti apuestan por las nuevas propuestas de arte contemporáneo y para ello ofrecen una residencia de dos meses, que lejos de representar a los artistas, busca apoyarlos a generar arte y exponerlo bajo la propia curaduría del autor. Para construir una comunidad más grande, se realizan convivencias entre artistas con la finalidad de generar dialogo constructivo, además de hacer sesiones de dibujo y un mercado para circular las piezas de arte.

¿Cuándo? Sáb 2pm-7pm, lun-vie, previa cita.

Entrada libre

Sitio web

 

Estudio Marte 221

Jaime Torres Bodet 221.

 

 

 

Estudio Marte 221 es un espacio de exhibición donde vive y trabaja su fundadora, la artista Susana Go. El espacio nace en 2016 para responder la necesidad de muchos artistas de tener una plataforma donde mostrar y difundir su trabajo. Es un lugar de encuentros, abierto a propuestas, donde se organizan exposiciones y conversatorios en torno a la creación en la sociedad actual. El estudio aspira a contribuir culturalmente al florecimiento que conoce la colonia Santa María la Ribera, donde existe actualmente un creciente interés por el arte.

¿Cuándo? Martes a domingo 12:00 17: 00 hrs

Entrada Libre

Sitio Web

 

Laberinto Cultural SantaMa

Jaime Torres Bodet 259.

 

 

 

Laberinto Cultural SantaMA nace en 2015 con la idea de generar un espacio abierto al arte y a la música en vivo; además de ser un proyecto de promoción cultural y de cualquier expresión artística donde artistas y el público en general convergen para intercambiar ideologías, conceptos, arte, diálogo, conocimiento, técnicas, etc. La sede del Laberinto está en una casa estilo colonial de 500m2 construida hacia 1926. Desde el primer momento ha sido la prioridad respetar y honrar la arquitectura de la casa aprovechando y resaltando cada espacio.

¿Cuándo? Lunes a sábado 12:00 a 20:00 y según el evento.

Entrada Libre

Sitio Web

 

Casa Wabi

Dr. Atl 62.

 

 

 

Fundación Casa Wabi cuenta con un nuevo espacio de exhibición en el barrio de la Santa María, destinado a mostrar el trabajo de artistas jóvenes en la CDMX de manera a participar en una red de espacios ya existentes. El programa de exhibiciones se acompaña de un proyecto educativo enfocado al desarrollo artístico para los residentes de la colonia.

¿Cuándo? Lunes a domingo 10- 17 hrs

Entrada Libre

Sitio Web

 

Galería T. 138

Sabino 276.

 

 

 

Esta casona de 1867 fue rescatada por Cristina Cialona y Mario Llaca para crear un espacio en el que el arte y el lujo con historia conviven. El lugar es un desfile de texturas, formas y tamaños con más de 90 piezas que cuenta con una ficha con su respectivo folio. Lo que ves exhibido en la galería lo puedes trasladar, tal cual, a tu propio espacio. En T.138 se cree que “el arte debe estar cerca de las personas y, los artistas deben crear libremente sin compromisos o exclusivas que coarten su energía creativa”. Es por ello que

¿Cuándo? Lunes a sábado 11:00 18:00

Entrada Libre

Sitio Web

5 museos interactivos para recorrer estas vacaciones
MXCity
En MXCity nos apasionan los museos, la historia y las artes en todas sus formas y variedades. También nos gusta sentirnos cómodos y divertirnos en los recorridos interactivos que tienen los museos para sus visitantes más pequeños.

Museos interactivos en la CDMX.

 

La Ciudad de México es increíble. Es una urbe descomunal en la que viven veinte millones de personas, todos con historias que contar, sus propios restos arqueológicos como herencia y habitando en edificios que nos recuerdan un pasado glorioso y un futuro que pinta prometedor para los ciudadanos. En los museos se preservan piezas que nos hacen dar cuenta de nuestra historia y en la ciudad, tenemos museos para presumir.

Sabemos que la ciudad cuenta con un muchos museos y todos ellos son de gran valor cultural y de mucha importancia para reconocer el legado de nuestra ciudad. Hay algunos museos que todo capitalino debería visitar por lo menos una vez en su vida, tales como el Museo Nacional de Antropología, el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo del Castillo de Chapultepec, el templo mayor. Pero hay otros museos que deberíamos visitar para alimentar nuestra curiosidad y recorrer todos los demás museos que existen en la cdmx.

Estos cinco museos son de lo más distintivo, son museos novedosos y lo mejor de todo son interactivos, es decir que puedes tocar, hablar, moverte y aprender jugando. De este modo evitaremos el regaño de nuestros de los vigilantes. O si estás buscando algo divertido, económico y cultural, para hacer este verano, visita, MXCity te lleva a un recorrido por estos interesantes recintos:

 

Futura CDMX

San Jerónimo s/n, Centro, 06000, CMDX

En Futura CDMX, Centro Interactivo se exhibe la transformación urbanística de esta gran ciudad. Ubicado en pleno corazón capitalino, cuenta con 2 mil metros cuadrados equipados con la tecnología más avanzada. Este asombroso espacio tiene 150 metros cuadrados y la Gran Maqueta de la Ciudad de México, es una de las representaciones urbanísticas más grandes del mundo. Para elaborarla se requirieron más de 70 personas.

Cuenta con dos gradas con capacidad para 240 visitantes, proyectores de alta definición y un sistema especial de audio que dan vida a una espectacular inmersión audiovisual. Sobre ella se proyecta un mapping audiovisual que muestra la asombrosa transformación de la capital mexicana. Un impresionante espectáculo que reflexiona sobre el pasado, el presente y el futuro de la ciudad.

 

Museo de la Luz

San Ildefonso 43, Centro México, 06020.

Desde la teoría del color, extracción de pigmentos, pasando por la luz de las estrellas en el firmamento, hasta una sala interactiva con espejos que deforman la imagen,

el museo ofrece un aprendizaje vivencial para niños. También hay un espacio dedicado a las ilusiones ópticas que pone a jugar a personas de todas las edades. Además el museo cuenta con un sustancioso cineclub, da conferencias, talleres, cursos de verano y visitas nocturnas el último miércoles de cada mes. Todas las salas cuentan con opción de lectura en braille.

 

Museo de Ripley

Londres 4, Juárez, CDMX.

Este museo interactivo es fuera de serie. Aquí puedes encontrar personajes como el hombre más alto del mundo y el más gordo. Una replica de la Mona Lisa hecha con pan tostado, un pedazo del Muro de Berlín, un estuche antivampiros con crucifijo, un vestido hecho con cabello humano… Y lo más impresionante del museo: su túnel giratorio con un festín de color. La ilusión óptica es muy divertida.

 

Planetario Luis Enrique Erro

Unidad Profesional Adolfo López Mateos, Wilfrido Massieu s/n, Zacatenco, CDMX.

Este recinto cuenta con un museo y un domo de inmersión digital. Sólo se puede visitar con un recorrido guiado, lo que hace más enriquecedora la experiencia, ya que los comentarios de los guías explican y complementan el montaje interactivo de cada una de las salas. Algunas de las cosas que verás son modelos a escala de naves espaciales, conocerás al equipo de astronautas que visitó la luna por primera vez y hasta podrás experimentar lo difícil que es manipular herramientas al usar un traje espacial. También hay maquetas de los planetas y algunas piezas originales de naves espaciales donadas por Rusia y EU.

 

Museo Herdez

Seminario 18, Centro, 06060, CDMX.

Este Museo Galería Nuestra Cocina Duque de Herdez promueve la difusión de la historia de la cocina mexicana. Aquí podemos observar la evolución y preservación de la cultura alimentaria y su influencia en las tradiciones, costumbres e identidad de los mexicanos. La visita al museo es interactiva debido a que cada sala está dotada con juegos que brindan información de cómo se conservaba la comida en las diferentes épocas o la importancia de los ingredientes a lo largo de la historia.

 

Museo Interactivo de Economía (MIDE)

Calle de Tacuba 17, Centro Histórico, Centro, 06000, CDMX.

Este es el primer museo del mundo dedicado a hablar sobre el dinero, con temas sobre cómo manejar tus finanzas en la vida diaria, cómo comprar, vender y cómo no endeudarte. El museo tiene información básica para que desde pequeños tomemos sobre nuestra forma de administrar el dinero. Hay un recorrido por la historia de los bancos, la fábrica de billetes, el área de numismática, exhibiciones permanentes así como cursos y diplomados para comprender que al final todos jugamos el mismo juego.

 

 

Fuente de fotografía de portada: El Universal