Vida Capital
Sobre el viernes 13, ¿el día más desafortunado del año?
Viviana Cohen
Un día oscuro para los supersticiosos, fantástico para las brujas y terrible para todos los que creen en el poder de la misteriosa Ley de Murphy.
viernes 13

Viernes 13: entre la Ley de Murphy y los caballeros templarios…

 

Aunque uno podría creer que en pleno siglo XXI han disminuido sensiblemente los  supersticioso y que la idea de hacer rituales para eludir la mala suerte pertenece a la locura del pasado; la realidad es que en el presente aún hay gente que evita ponerse debajo de escaleras, personas no se pasan la sal en la mesa y por supuesto una enorme cantidad de  humanos que en viernes 13 mejor se quedan en casa, por si las dudas.

Y es que aunque para la mayor parte de la  sociedad estas 24 horas no significan nada; según los psicólogos hay un  grupo reducido de individuos que le tienen miedo irracional al 13 y sufren de un mal llamado: triscaidecafobia. Estos extraños  seres deben odiar cuando el número del terror se mezclan con el último día de la semana laboral.

viernes 13

Pero más allá de trastornos psicológicos, vale la pena preguntarse: ¿dónde nació la extraña leyenda del viernes 13? En qué momento se originó ese rumor, que ha pasado de generación en generación, según el cual la mala suerte (lo que sea que eso sea ) se libera de la pequeña caja en la que vive, y alcanza a quien se deje.

De acuerdo a uno que otro etnólogo , el supuesto origen de esta leyenda nació de los prejuicios que se tenían antes del siglo XX contra el viernes. Y es que  el quinto sol de la semana jugó un papel diabólico en la cosmogonía judeocristiana; de hecho hay quienes aseguraban que durante esas 24 horas ocurrieron:  la crucifixión de Cristo, la famosa mordida de la manzana y el el Diluvio Universal.  

viernes 13

Ha sido tanto el miedo a la fecha, que incluso su maldición fue ampliamente mencionada en las  obras literarias del siglo XVI, como los Cuentos de Canterbury; un grupo de relatos en los que se puede encontrar un verso que dice lo siguiente: Ya ha llegado el viernes, murmuran las olas viejas. El día más desdichado de toda la semana.”

 La tradición de odiar los viernes continuó viva también en el XIX. A propósito de esto un grupo de investigadores ha indagado en cartas, avisos de ocasión y demás documentos de la vida cotidiana, y han encontrado en más de una escrito que advierte los riesgos de hacer cosas después del jueves y antes del sábado.

Estos textos indican que ese día: a los marineros nos les gustaba iniciar viajes , por que eran supersticiosos,  los novios no se casaban, las embarazadas hacían todo lo posible para que su bebé no naciera durante la jornada,  los enfermos no se paraban  de la cama y todas las mudanzas debían posponerse,  si los inquilinos no se querían empezar mal en la nueva casa.

viernes

Por otro lado, el 13 también está asociado a oscuridades parecidas a la de los viernes.  Y aunque hay también una multiplicidad de teorías respecto a la fundación de este relato, un grupo de expertos sugieren que el número quedó maldito porque Judas fue el décimo tercer invitado a la Última Cena.

Dicho eso, y juntando las dos fobias colectivas (a los viernes y al 13) pareciera normal descifrar el pavor que se le tiene a este día en particular, después de todo se mezclan en un solo paquete dos símbolos  que han estado en el inconsciente popular desde hace siglos.

Sin embargo, hay dos teorías que desmientes lo anterior: una que afirma que en esa fecha es mala porque ese día detuvieron al líder de los caballeros templarios. La otra (hecha por los más esotéricos)  asevera que el viernes 13 se desata la irónica y misteriosa Ley de Murphy; ese principio empírico que sostiene que:  “si algo malo puede pasar, pasará.”

viernes 13
Nostalgia urbana: hermosas fotos de la colonia Tabacalera
MXCity
La Tabacalera es una colonia divertida, llena de museos, monumentos, cantinas y dotando de mucha vida a un barrio que no para de contar mil historias.

El barrio de la tabacalera es un barrio con historia.

 

La Colonia Tabacalera es una de las colonias más longevas, bellas e interesantes de la delegación Cuauhtémoc. Se encuentra en la frontera occidental del centro histórico de la ciudad y fue establecida en el siglo XIX tardío junto con otras colonias cercanas como San Rafael y Santa María la Ribera.

Desde inicios del sigo XX, el barrio de la Tabacalera ha sido una mezcla de mansiones y edificios de departamentos, con construcciones importantes como lo es el Monumento a la Revolución y el rascacielos El Moro, que fue construido en la primera mitad del siglo XX.

 

 

Hacia la década de 1950, el área tuvo reputación de ser bohemia, siendo el hogar de escritores, artistas y exiliados. Entre ellos se encuentran Ernesto “Che” Guevara y Fidel Castro quienes se conocieron y comenzaron a planear la Revolución cubana en esta zona. Hoy en día la colonia sigue una zona de varias de las cantinas tradicionales mexicanas que la poblaron en su esplendor, de mansiones lujosas y el hogar de muchos problemas que afectan a la ciudad. En efecto, esta colonia lo tiene todo.

El Barrio se extiende en 28 cuadras y contiene 19 calles que cubren un área total de 1.75 km2. En esta colonia están las estaciones de metro de Hidalgo y Revolución y algunas de sus calles más importantes son Basilio Badillo, Sombrereros y Humboldt.​ La colonia alberga a varios periódicos creando mucho tránsito y haciendo que el estacionamiento sea difícil durante la semana de trabajo.​

 

 

La tradición de la cantina data de la época bohemia de la colonia entre las décadas de 1930 y 1950. Las cantinas más populares se encuentran en la calle Ignacio Mariscal: Barra Oxford, La Gruta de San Fernando y el Salón Palacio.3​4​

Cada año en diciembre, las calles alrededor del Monumento a la Revolución se llenan con vendedores ambulantes que venden juguetes para la Epifanía, ocasión importante para repartir regalos, especialmente juguetes para los y las niños y niñas. Este mercado callejero anual provoca alto tráfico vehicular y crea problemas para los peatones y vecinos de la colonia. Otros lugares públicos importantes de la colonia son el Frontón México, el Museo Nacional de San Carlos y la sede de la Lotería Nacional.​

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos son los pueblos originarios de la Ciudad de México
MXCity
20 millones de habitantes que ocupamos un espacio saturado de historia, fenómenos culturales y pueblos originarios en un lugar lleno de diversidad.

¿Conoces las alcaldías que tienen pueblos originarios?

 

Los pueblos indígenas son aquellos que descienden de poblaciones que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse la colonización, y que a la fecha conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, siendo la conciencia de su identidad indígena.

Asimismo, los pueblos originarios tienen una serie de rasgos particulares como lo son el lenguaje, los usos y costumbres y por supuesto las tradiciones. Si no fuera por los pueblos originarios, muchas tradiciones ya hubieran sido olvidadas por el Estado mexicano, y que, por otro lado, dejan ver necesidades y derechos diferenciados al resto de la población. Estas diferencias son vivibles en la pobreza y/o marginación que se traduce en rezago educativo, desempleo y problemas de salud; sus zonas son explotadas, y no existen programas de gobierno que logren ayudar a superar sus problemáticas específicas.

 

 

Desde hace algunos años, la Organización de las Naciones Unidas eligió agosto para conmemorar a las comunidades indígenas del mundo. Y es que en el caso de México, habitan cerca de 12 millones de indígenas que hablan más de 68 lenguas originarias.

En nuestros días existen varios pueblos originarios, que históricamente se desarrollaron de forma “independiente” a la Ciudad de México, pero por el rápido crecimiento de a ciudad fueron absorbidos hasta formar parte de las delegaciones que hoy constituyen la metrópoli. La mayor parte de estos pueblos se fundaron por culturas como la otomí, la matlatzinca y la nahua. E inclusive los nombres de estas zonas son palabras que aluden al náhuatl, ya que el dominio mexica fue el más fuerte de la etapa precolombina.

 

 

Después de la conquista, el mestizaje no solo fue de carácter político, sino también cultural, por la fuerte presencia que la Iglesia católica tenía en la ciudad haciendo que los nombres de los pueblos evolucionaron hasta ser una fusión entre un santo religioso y una palabra náhuatl. Esta es la razón por la que actualmente resuenan en la mente capitalina lugares como San Bartolo Ameyalco, Santa María Nonoalco, Santa Cruz Acayucan, San Mateo Tlatlenango, Magdalena Atlitic, San Andrés Mixquic, San Pedro Actopan y Santa Úrsula Xitla.

El pueblo originario, a diferencia del barrio mágico, no  es tan popular ni concurrido, y se caracteriza más por su valor histórico y de identidad cultural que define a esta maravillosa ciudad. Los pueblos originarios mantienen un sistema de gobierno propio elegido por tradiciones y costumbres, las cuales en su mayoría provienen de épocas prehispánicas con una fuerte influencia española, sobre todo en las denominaciones y símbolos de los cargos, tales como Fiscal, Mayordomo y Sargento; que también se debe a la influencia de la Iglesia católica.

 

 

Los pueblos originarios también tienen una mezcla sutil de tradiciones y fiestas religiosas indígenas, que como la fiesta de Día de Muertos se sincretizaron con la de Día de Todos Los Santos y la Conmemoración de los Fieles Difuntos propias de Europa, para crear otra celebración distintiva. Aquí te traemos la lista de todos los pueblos originarios de la CMDX.

 

Alvaro Obregón

 

San Bartolo Ameyalco

Santa Fé

Santa Lucía Xantepec (ó Chantepec)

Santa María Nonoalco

Santa Rosa Xochiac

Tetelpan

Tizapan

San Ángel      

 

Azcapotzalco          

 

San Andrés de las Salinas

Huautla de las Salinas

San Andrés Tetlalman        

San Bartolo Cahuacaltongo           

San Francisco Tetecala

San Francisco Xocotitla

San Juan Tlihuaca

San Marcos Ixquitlán          

San Martín Xochinahuac    

San Miguel Amantla

San Pedro Xalpa      

San Sebastián

San Simón

Santa Bárbara

Santa Catarina         

Santa Cruz Acayucan          

Santa Lucía Tomatlán         

Santa María Maninalco

Santiago Ahuizotla  

Santo Domingo Huexotitlán

Santo Tomás

 

Benito Juárez

 

Actipan          

Mixcoac         

Nativitas        

San Juan Maninaltongo

San Simón Ticumac 

Santa Cruz Atoyac   

Xoco  

Coyoacán      

 

 

Copilco          

Coyoacán y sus Barrios      

La Calendaria           

Los Reyes

San Francisco Culhuacán   

San Pablo Tepetlapa           

Santa Úrsula Coapa 

Cuajimalpa de Morelos       

 

 

San Pablo Chimalpa

San Lorenzo Acopilco         

San Mateo Tlaltenango

Cuauhtémoc           

 

 

San Simón Tolnáhuac

 

Gustavo A. Madero           

 

 

Cuautepec de Madero        

Magdalena de las Salinas

San Bartolo Atepehuacan  

San Juan de Aragón

San Pedro Zacatenco

Santa Isabel Tola     

Santiago Atepetlac   

Santiago Atzacoalco

       

Iztacalco

 

 

Iztacalco        

Santa Anita Zacatlalmanco 

 

Iztapalapa  

 

 

Pueblo Aculco          

Apatlaco        

Pueblo Culhuacán   

Iztapalapa y sus Barrios

Los Reyes Culhuacán          

La Magdalena Atlazolpa     

San Marcos Mexicaltzingo  

San Andrés Tetepilco

San Andrés Tomatlán         

San Juanico Nextipac          

San Lorenzo Tezonco         

San Lorenzo Xicoténcatl

San Sebastián Tecoloxtitlán

Santa Cruz Meyehualco      

Santa María Aztahuacán     

Santa María del Monte

Santa María Tomatlán        

Santa Martha Acatitla         

Santiago Acahualtepec       

 

La Magdalena Contreras 

 

 

Magdalena Atlitic     

San Bernabé Ocotepec       

San Jerónimo Aculco

San Nicolás Totolapan

 

Miguel Hidalgo      

 

 

Popotla         

San Lorenzo Tlaltenango   

Tacuba          

Tacubaya

 

Milpa Alta   

 

 

San Agustín Ohtenco

San Antonio Tecómitl         

San Bartolomé Xicomulco  

San Francisco Tecoxpa

San Jerónimo Miacatlán     

San Juan Tepenáhuac         

San Lorenzo Tlacoyucan    

San Pablo Oztotepec

San Pedro Atocpan 

Santa Ana Tlacotenco         

Villa Milpa Alta         

San Salvador Cuauhtenco

 

Tláhuac       

 

 

San Andrés Míxquic

San Francisco Tlaltenco     

San Juan Ixtayopan 

San Nicolás Tetelco

San Pedro Tláhuac  

Santa Catarina Yecahuízotl

Santiago Zapotitlán 

 

Tlalpan        

 

 

La Asunción Chimalcóyoc  

Santa María Magdalena

Petlacalco     

Parres El Guarda

San Agustín de las Cuevas

San Andrés Totoltepec       

San Lorenzo Huipulco        

San Miguel Ajusco   

San Miguel Topilejo

San Miguel Xicalco   

San Pedro Mártir Texopalco         

Santa Úrsula Xitla    

Santo Tomás Ajusco

 

Venustiano Carranza       

 

 

Magdalena Mixiuhca           

Peñón de los Baños            

 

Xochimilco  

 

 

San Andrés Ahuayucan      

San Francisco Tlalnepantla

San Gregorio Atlapulco      

San Lorenzo Atemoaya

San Lucas Xochimanca       

San Luis Tlaxialtemalco      

San Mateo Xalpa      

Santa Cecilia Tepetlapa

Santa Cruz Acalpixca          

Santa Cruz Xochitepec        

Santa María Nativitas          

Santa María Tepepan

Santiago Tepalcatlalpan     

Santiago Tulyehualco

Feike de Jong nos muestra las fotografías del borde de la ciudad
MXCity
Feike de Jong es investigador, periodista, filosofo y urbanista de los países bajos, especializado en la problemática de la orilla de las ciudades.

Mira el interior más profundo de la Ciudad de México.

 

Feike de Jong recorrió todo el perímetro de una de las ciudades más grandes del mundo, con un solo propósito: capturar el paisaje de las franjas de la capital de México. Es el creador de la aplicación Límites: a pie por el borde de la megalópolis del Valle de México

De Jong viajó por la periferia de nuestra ciudad, como si se tratara del Amazonas o el Himalaya. Este holandés que llegó a la Ciudad de México hace casi 20 años, y que en 2009 decidió caminarla a pie; recorrió 700 kilómetros por zonas como Chimalhuacán, Ciudad Nezahualcóyotl, Valle de Xico, Tecámac, Tepotzotlán, Tultitlán, Ecatepec, Cuautitlán, Nicolás Romero, Atizapán, Naucalpan, Huixquilucan, Magdalena Contreras y el Ajusco.

 

 

 

Feike de Jong ha trabajado como periodista en diferentes publicaciones tanto nacionales como internacionales, principalmente especializadas en zonas pobres y conurbadas. Su interés y curiosidad lo han llevado a recorrer estos lugares marginados de la ciudad, en donde las dinámicas de las personas son diferentes a las que viven en lugares más céntricos.

«Como periodista, uno siempre esta cubriendo cosas excepcionales, pero yo quería conocer al México normal», describe el maestro en Filosofía por la Universidad de Nijmegen. Su recorrido empezó en el Día de Muertos, más tarde recorrió San Francisco Tecoxpa, Milpa Alta.. Su objetivo fue realizar todo su recorrido a pie sin tomar ningún tipo de vehículo.

 

 

 

Dentro de las anécdotas de su recorrido, en Cuchilla del Tesoro se encontró a un policía que lo dejó libre a pesar De Jong no tenía papeles; en Valle de Chalco un líder indígena le dijo que los extranjeros estaban destruyendo su cultura, y en el aeropuerto, pasó la noche mirando el comportamiento de los comensales en un elegante restaurante lleno de ejecutivos.

Todo esto quedó documentado en el libro-app llamado Límites; cuyo fin es formar conciencia sobre el tamaño y el crecimiento de la ciudad, además de que se generen políticas públicas al respecto. Aquí te dejamos sus fotos, que son desconcertantes e interesantes al mismo tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

Todo sobre el poderoso sistema Cutzamala que abastece a la CDMX
MXCity
El río Cutzamala dota de agua a más de 21 millones de habitantes en todo el país, y cuenta con uno de los sistemas más refinados del mundo.

Cutzamala significa en náhuatl: “lugar de comadrejas”  

 

El río Cutzamala es bastante conocido, más por las menciones que se han dado en los últimos meses, que por su enorme utilidad. Este río abastece de agua potable la zona metropolitana más grande del país. Para que el agua que llega a nuestros hogares y esté disponible con tan sólo abrir la llave, se creó todo un sistema que permite transportar este valioso recurso desde Michoacán, pasando por el Estado de México, hasta la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM).

Para entender la magnitud de las necesidades de agua de esta parte del país, es necesario conocer su historia, capacidades, datos y alcances.

 

 

 

El Valle de México comprende 50 municipios del Estado de México, 15 de Hidalgo, cuatro de Tlaxcala y las 16 delegaciones de la Ciudad de México, a todo este marco de habitantes, existen dos fuentes principales para distribuir agua de tipo urbana, las cuales están compuestas por el sistema Lerma, administrado por el Gobierno de la Ciudad de México, y el sistema Cutzamala, administrado por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

Este sistema inició su construcción en 1976, y las obras han tenido tres etapas: 1982, 1985 y 1993. Se ha trabajado en el sistema durante 33 años de forma ininterrumpida,  aportando 25% del agua que se consume en la Zona Metropolitana del Valle de México. El río Cutzamala es alimentado con agua de lluvia de 7 presas, tiene más de 330 km de canales abiertos, túneles y acueductos, cuenta con 6 plantas de bombeo y una potabilizadora.

 

 

Asimismo, este enorme sistema abastecedor, tiene motores de 22,000 caballos de fuerza para bombear el agua. La planta potabilizadora filtra una capacidad 500 litros por segundo y el agua es elevada más de 1,100m desde Michoacán hasta el Valle de México. Cada segundo, el sistema llena 16 tinacos de 1,000 litros del Valle de México, sin est increíble sistema, no habría vida en el Valle de México.

El sistema de agua, además, tiene una longitud de 160 kilómetros más o menos, 160 kilómetros de ductos y 80 kilómetros de canales, donde se traslada el “Agua cruda” hacia la parte más importante del proceso, que es su potabilización. El agua pasa por un proceso de cloración, desinfección del agua, aplicación de sulfato de aluminio para la clarificación del agua, eliminación de tierra o lodo, separación de lodo y partículas suspendidas se hace en sedimentadores y filtros… Un gran proceso para que el agua llegue limpia a nuestras casas.

 

 

 

 

En la parte final del proceso cinco plantas hacen posible el bombeo del agua hacia 20 millones de personas en la Ciudad de México y su zona conurbada, para contar con este vital líquido con sólo abrir una llave. Debido a que por muchos lustros se dejó de dar el tratamiento que requería el sistema Cutzamala a efecto de poder evitar que a través de filtraciones se perdiera parte del fluido que llega a la CDMX , de ahí que el Cutzamala reciba mantenimiento en os próximos meses, para evitar desperdicio por fugas entre otras formas de mantenimiento.

En resumen del Cutzamala en 15 puntos:

  • Es la infraestructura de agua más grande del país
  • Es una de las 10 obras más importantes del mundo en su tipo
  • Inició su construcción en 1976
  • Las obras han tenido tres etapas: 1982, 1985 y 1993
  • Las obras han tenido tres etapas: 1982, 1985 y 1993
  • Se ha trabajado en el sistema durante 33 años de forma ininterrumpida
  • Se extiende por Michoacán, Edomex y Ciudad de México

 

 

  • Aporta 25% del agua que se consume en la Zona Metropolitana del Valle de México
  • Es alimentado con agua de lluvia de 7 presas
  • Tiene más de 330 km de canales abiertos, túneles y acueductos
  • Cuenta con 6 plantas de bombeo y una potabilizadora
  • 22,000 caballos de fuerza es la capacidad de los motores de sus sistemas de bombeo
  • La planta potabilizadora filtra una capacidad 500 litros por segundo
  • El agua es elevada más de 1,100m desde Michoacán hasta el Valle de México
  • Cada segundo, el sistema llena 16 tinacos de 1,000 litros del Valle de México

Para alcanzar una solución a la escasez en el abastecimiento y distribución del agua, es responsabilidad de todos generar una cultura por el cuidado del líquido y dándole un uso más eficiente a la misma. Ante esto, la Comisión Nacional del Agua ha diseñado y puesto en marcha la Campaña de Cultura del Agua, Por un México con Agua, en el marco del Programa Nacional Hídrico 2014-2018.

 

 

 

Esta campaña ha buscado fomentar la educación y conocimiento hídrico de la población con un propósito: contribuir en la formación de una Cultura del Agua. Para lograrlo se han establecido cinco directrices:

1) Fomentar en la población la comprensión del ciclo hidrológico, la ocurrencia y disponibilidad de agua.

2) Reforzar la cultura del agua en el sistema educativo escolarizado.

3) Establecer un programa de formación y captación docente en materia hídrica.

4) Capacitar a los profesionales de la comunicación en temas del agua para contribuir a una sociedad mejor informada y participativa.

5) Promover la colaboración de empresas e instituciones que contribuyan con la educación y cultura del agua.