xochimilco-4
MXCity

La historia de los majestuosos órganos de la Catedral Metropolitana (FOTOS)
MXCity
Los órganos de la Catedral son los más importantes y grandes de América y juntos suman más de 6 mil flautas metálicas de una aleación de plomo y estaño.

Los órganos de la Catedral son únicos en toda América.

 

La Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos de Ciudad de México, sede de la Arquidiócesis Primada de México, al norte de la Plaza de la Constitución en el Centro Histórico, forma parte de un conjunto arquitectónico Patrimonio de la humanidad desde 1987.

Es una de las obras más sobresalientes de la arquitectura hispanoamericana. Construida según los planos del arquitecto español Claudio de Arciniega, quien se inspiró en las catedrales españolas y fue erigida poco después de la conquista española de Tenochtitlán, desde 1573 y que concluyeron el interior en 1667 y en el exterior hasta 1813.​

 

 

Fueron alrededor de 250 años de construcción de este sitio, así que prácticamente todos los principales arquitectos, pintores, escultores, doradores y demás artistas plásticos del virreinato trabajaron en algún momento en la edificación del recinto. Este gran lapso de edificación permitió que se integraran en ella los diversos estilos arquitectónicos que estuvieron vigentes y en boga en esos siglos: gótico, barroco, churrigueresco, neoclásico, entre otros.

 

 

 

Las capillas están ricamente adornadas con altares, retablos, pinturas, muebles y esculturas. En el coro catedralicio se encuentran dos de los órganos dieciochescos más grandes del continente. Los órganos cubren dos de los grandes arcos de la nave principal. Su estructura es barroca con gran influencia francesa, ya que en sus ornatos puede verse la rocaille finamente trabajada. Los órganos datan del siglo XVIII y fueron terminados en 1736. La Gaceta de México del 23 de octubre de ese año nos  informa de lo siguiente:

“Se hizo entrega de los dos suntuosos órganos de esta Metropolitana, y consta cada uno de primorosa y bien tallada caja de exquisitas maderas; tiene diez y siete varas de alto y once de ancho, Y haciendo asiento en la hermosa tribuna llena todo aquel hueco y sube hasta arriba del medio punto que al sitio corresponde; y su formal composición se reduce a un capaz secreto suficiente a que suene por ambas vistas e impelido viento que despiden cinco fuelles de marca mayor, que lo comunican de alto a bajo sin ser vistos ni oídos, por ser contenidos en lo interior y más alto de las cajas, que son tan corpulentas que cada una encierra en lo interior de sus fachadas más de tres mil trescientas cincuenta flautas, de que se forman las armoniosas mixturas de sus flautados, llenos, cornetas, trompetas, clarines, nazardos, ecos, tambores, campanas, cascabeles, violines, flavioletes, bajoncillos y todo lo demás que constituye un órgano con todos sus cabales.”

 

 

 

Tener dos órganos gemelos fue una iniciativa que surgió en España como un símbolo de poder y de magnificencia del barroco musical, como resultado del movimiento religioso de la Contrarreforma y del culto católico. No obstante, no existe un repertorio mexicano o americano para dos órganos, o de momento no se conoce.

Estos órganos de Catedral fueron dañados por un incendio registrado en 1967. Se llevaron a cabo diversos trabajos de restructuración para recuperar el “alma”: el sonido que tenían hace 200 años los órganos monumentales de la Catedral Metropolitana. El alemán Jürgen Essl y el español Andrés Cea fueron los organistas que dieron vida a un concierto de reinauguración del Órgano de la Epístola que fue sometido a una restauración y rehabilitación que se inició en 2007 y terminaron en 2009, y más tarde en 2011 y 2013.

 

 

 

Fueron siete años de labores ininterrumpidas, para que ambos instrumentos lucieran como nuevos, donde fue posible recuperar el sonido y restaurar la estructura de madera que contiene sus más de cuatro mil tubos. El Conaculta y la Fundación Alfredo Harp Helú hicieron posible la rehabilitación de este patrimonio histórico musical, con una inversión en cada instrumento, de cuatro millones 800 mil pesos para el restaurador de la carpintería y 816 mil euros para el restaurador del sonido, que en los dos casos fue en el taller de Gerhard Grenzing, ubicado en Barcelona.

Tener dos órganos gemelos en la Catedral metropolitana, es una excepción; el haberlos restaurado, un hecho histórico y el escucharlos nuevamente juntos, después de medio siglo, un privilegio. Se trata de los instrumentos más antiguos y más ricos conservados en el mundo y desde luego porque son los únicos órganos gemelos que trabajan en América.  En la Catedral estos órganos se tocan por lo menos cada ocho días, y hay tres organistas y en el proyecto está que las solemnidades principales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquí las actividades de la Noche de Museos de abril 2019
MXCity
En esta propuesta museográfica se busca dar a conocer las exhibiciones de esta noche increíble, y encantar a los asistentes con paseos especializados.

Este miércoles 24 de abril podrás disfrutar de 40 museos por la noche.

 

Con el objetivo de divulgar el patrimonio y atraer nuevos públicos a los recintos artísticos y culturales de la ciudad, nace la iniciativa Noche de Museos. Se trata de un concepto que corrió a cargo de Ana Isabel Salazar, quien pensó en la idea al percatarse de que la mayor parte de los museos de la Ciudad de México cerraban a una temprana hora y personas como estudiantes o profesionistas no alcanzaban a asistir a las exposiciones.

La Noche de Museos se organiza el último miércoles de cada mes. Participan más de 40 recintos culturales, los cuales abren sus puertas desde las 7:00 P.M. hasta las 10:00 P.M. con el fin de brindarle al público una visión distinta del recorrido común por un museo.

Esta opción nocturna para visitar museos, busca brindar información sobre algunas exhibiciones. Además la Noche de Museos organiza talleres, recitales, pláticas, homenajes, visitas guiadas, entre otras cosas. Cabe mencionar que la mayoría de las actividades son de entrada gratuita, así que este miércoles no tendrás excusa para quedarte sin ir a visitar la también llamada Larga Noche de Museos.

Te recomendamos seguir y consultar la fanpage de Noche de Museos para el detalle de actividades.

 

Noche de Jazz: Chronicle Infinitas

Museo Tamayo.

 

 

Fundado en Montreal por el multinstrumentista y compositor Mike Bjella, Chronicle Infinitas equilibra virtuosamente la tensión, la alegría y la belleza lírica que se encuentran cuando la música de cámara y la improvisación se unen. Las composiciones e improvisaciones de Bjella a menudo se basan en textos sagrados y están relacionadas musicalmente con Alice Coltrane, John Coltrane, Hermeto Pascoal y Joni Mitchell. Mike Bjella (Estados Unidos, 1988) es un saxofonista y compositor con una extensa trayectoria internacional. Ha grabado y realizado conciertos como líder y sideman, junto con Nomad, Chronicle Infinitas, Zodiac Ensemble, Emilio Reyna Sextet y Mike Bjella Quartet. Recientemente ha participado en el Montreal Jazz Fest, Nancy Jazz Pulsations (Francia), Vancouver Jazz Fest, Oregon Shakespeare, Osheaga Music Festival y el Five Points Jazz Festival de Denver.

Dónde: Museo Tamayo (Auditorio) Av. Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec, Bosque de Chapultepec I Secc.

Costo: $250 pesos

 

Proyección musicalizada: Tiempos Modernos, Charles Chaplin

Casa del Lago, Bosque de Chapultepec.

 

 

Este largometraje de 1936 es un clásico del cine en todos los sentidos. Por un lado, porque es la primera película de Charles Chaplin en la que se escucha su voz mientras canta en el bar, así como por su ácida crítica a las condiciones de trabajo de la clase obrera durante la Gran Depresión. En esta cinta, Chaplin demuestra no solo su talento para hacer de la comedia algo universal, sino también sus habilidades como escritor y director, mismas que no dejan nada que desear. Así que esta proyección musicalizada de Tiempos Modernos en Chapultepec es un imperdible del mes.

Dónde: Foro Arreola – Casa del Lago (Bosque de Chapultepec Primera Seccion S/N, Col. San Miguel Chapultepec I Sección)

Entrada libre

 

 

Recorrido de Murales

Museo Nacional de Antropología.

 

 

El Museo Nacional de Antropología se une a la Noche de Museos, y en su primer edición recorriendo sus pasillos donde conocerás los murales del recinto, además podrás realizar una réplica del mural Tamayo.

Dónde: Av. Paseo de la Reforma s/n, Polanco, Bosque de Chapultepec I Secc.

Entrada libre

 

Presentación  de libro

Museo Nacional de la Revolución.

 

 

El Museo Nacional de la Revolución presentará el Libro club Revolución a cargo de Carlos Carranza y Javier Pérez. En esta Noche de Museos deleitará tus oídos y te sorprenderá con su acervo. Además de un Recital de violonchelo y piano a cargo del Ensamble Circe. Interpretarán música clásica de varios autores

Dónde: Plaza de la Revolución s/n Colonia Tabacalera. 18:00 Horas

Entrada libre

 

Presentación de libro

Museo Archivo de la Fotografía.

 

 

Esta Noche de Museos acércate al Museo Archivo de la Fotografía con la presentación del libro de Antonio Garduño. Entra y disfruta de las exposiciones y actividades que te están esperando.

Dónde: Guatemala #34, Centro Histórico,

Entrada libre

 

Baile de Salón y Danza folklórica

Museo Nacional de las Culturas del Mundo.

 

 

Esta Noche de Museos, reserva tu lugar en primera fila y asiste al Museo Nacional de las Culturas del Mundo. Deleita tus sentidos visuales y auditivos, festejando el Día Internacional de la Danza con increíbles actividades. Aprovecha para descubrir nuevas formas de baile.

Dónde: Moneda # 13, 18:00 horas

Entrada libre

 

Sor Juana y su Convento

Archivo Histórico de la Ciudad de México.

 

 

El Archivo Histórico de la Ciudad de México “Carlos de Sigüenza y Góngora” quien te sorprenderá con una increíble charla: Historia y Memoria: Sor Juana y su convento

Dónde: República de Chile 8, Centro Histórico de la Cdad. de México, Centro, 19:00 horas

Entrada libre

 

Recorrido por el Palacio

Palacio de la Medicina.

 

 

El Palacio de la Medicina te espera con los brazos abiertos esta Noche de Museos para que descubras los misterios de uno de los recintos más notables de la arquitectura virreinal novohispana de la primera mitad del siglo XVII.

Dónde: República de Brasil #33, 19:00 horas

Entrada libre

 

Danza en el Museo

Museo Nacional de las Culturas Populares.

 

 

El grupo Alma Cimarrona te espera en el Museo Nacional de las Culturas Populares para que puedas bailar desde tu asiento.

Dónde: Av. Hidalgo #289. Col. Del Carmen. Coyoacán. 20:00 horas

Entrada libre

 

Confidencias del arte

Museo Soumaya.

 

 

¡Intercambios, belleza, secretos y danza, todo en un mismo lugar! Este miércoles 24 de abril a partir de las 17:30 horas en el hermoso Museo Soumaya.

Dónde: Bulevar Cervantes Saavedra esquina Presa Falcón, Ampliación Granada.

Entrada libre

El zapote negro, fruta deliciosa, sana y con muchas propiedades alimenticias
MXCity
El zapote negro es fruta mexicana con gran sabor y aporte nutricional, además de ser considerado ampliamente dentro de la tradición popular.

“Al mejor mono, se le cae el zapote” dice el refrán popular.

 

Los náhuatl lo conocieron como tzapotl y los mayas como tauch. Nosotros lo conocemos como zapote negro y es  una fruta de color verde por fuera y una pulpa de color negro por dentro, consumida popularmente en época prehispánica. El zapote negro a simple vista puede desconcertar por el color de su pulpa, pero en realidad es un fruto dulce y de textura cremosa, con una consistencia parecida a la del mousse de chocolate.

Su sabor nos hace acordar al caramelo y sin dudas, se trata de un alimento con muchos beneficios nutritivos y propiedades medicinales. Proviene de un árbol frondoso que alcanza hasta veinte metros de altura, sus ramas gruesas pueden encontrarse en cafetales, proporcionando sombra como árboles dispersos en áreas rurales, reservas biológicas y en huertos de traspatio.

 

 

El zapote negro pertenece a la familia de las Ebanaceae, es pariente del ébano pero no está emparentado con el zapote de las Sapotaceae, ni con el zapote blanco de las Rutaceae; este es considerado hoy como un sinónimo de Diospyros nigra.

Su árbol tiene una corteza acanalada, fisurada a escamosa, de color morena oscura o negra. Las hojas son de forma elíptica u oblonga, con el margen entero de ápice agudo a redondeado y un olor ligeramente dulce. El fruto es una baya parecida al jitomate y de 5 a 10 cm de diámetro, maduro es de color verde amarillento fuerte, de pulpa marrón con aroma y textura parecida al budín de chocolate.

 

 

 

Este fruto es nativo de México y también puede encontrarse en Costa Rica, El Salvador, Belice, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Colombia y Ecuador. Como uso adicional al fruto, el árbol de zapote es utilizado en la industria maderera para la fabricación de muebles gracias a elegante color rojizo de su tronco.

Es una planta que se encuentra de forma cultivada y silvestre, y presenta una amplia distribución desde el sur de México y todo Centroámerica. El árbol de zapote se da de forma nativa a lo largo de ambas costas de México desde Jalisco hasta Chiapas, Veracruz y Yucatán y en las tierras bajas boscosas de América Central, y también es cultivado con frecuencia a lo largo de estas zonas.

 

 

 

En México los frutos son comunes en los mercados desde agosto a enero. Ciertos árboles, sobre todo los tipos de frutos grandes, regularmente entran en la temporada en junio, otros en julio y agosto. El zapote negro tiene una gran composición nutrimental que incluye muchos carbohidratos y de vitaminas A y C. Estas vitaminas son muy útiles para fortalecer tu piel y la visión, además de ayudar a prevenir resfriados. Además de ser una fruta deliciosa, es utilizada en la medicina popular y tradicional como un laxante suave y un gran hipoglucemiante.

Sus cualidades antibióticas y sus propiedades para calmar el dolor de garganta y el insomnio son demandadas en la cultura popular mexicana, además de ser un buen diurético.

 

 

 

En el aspecto de la gastronomía el zapote es utilizado en postres como mousses y/o mermeladas para rellenar panes y comúnmente en casa la pulpa se mezcla con jugo de naranja para postres de niños. Ha sido recomendado por nutriólogos y nutriólogos del deporte consumirla para proporcionar energía al cuerpo a media mañana, lo puedes mezclar con un poco de cacao y preparar un rico “mousse” de chocolate.

 En México la pulpa se extrae, macerándola o pasándola por un colador y brandy, y luego se sirve con o sin crema batida, también se puede mezclar con vino, canela y azúcar. Otros usos comunes son las aguas frescas, licuados, helados, gelatinas y dulces.

 

 

 

Otras variedades del fruto son: zapote blanco, negro, verde, amarillo, chicozapote o zapotillo, mamey y chapote. En México, su producción se acerca a las 16 mil toneladas, siendo Campeche el productor líder, seguido de Yucatán y Veracruz, cuenta con una enorme demanda gracias a sus propiedades culinarias y curativas.

El zapote negro se llevó por los españoles a Amboina antes de 1692, y las Filipinas mucho antes de 1776, y llegó finalmente a Malaca, Mauricio, Hawai, Brasil, Cuba, Puerto Rico y la República Dominicana.

 

 

El ligero cambio de color de los frutos maduros, en medio del denso follaje del árbol del zapote negro, hace que muchos zapotes negros maduren, caigan y se rompan en el suelo antes de que uno tenga la oportunidad de tomarlos. Esta es una de las razones por las qué el árbol no es deseado en los jardines en las zonas urbanas. Un selector de experiencia puede recoger los frutos en estado medio maduro de color verde oliva, con una vara de corte equipada con un saco de tela.

La pulpa sin semillas se sirve como postre con un poco de leche o jugo de naranja derramada sobre ella. También se hace en helado y en México, se mezcla con una espumosa y deliciosa bebida con jugo de piña de lata en una licuadora eléctrica. En América Central, los frutos fermentados se convierten en algo parecido a un aguardiente.

Dónde encontrar la sublime arquitectura de Luis Barragán en la CDMX
MXCity
El sello distintivo de Luis Barragán se encuentra en varios rincones de la CDMX, su arquitectura es el símbolo de las bellas artes en nuestra ciudad.

En estos lugares de la ciudad es posible encontrar la esencia de Barragán.

 

Fuera de México, al arquitecto Luis Barragán es comparado con Frank Lloyd Wright, por la forma en que integra los edificios en sus paisajes circundantes, y a la fecha goza de mucha fama póstuma. Las casas de moda de Louis Vuitton a Longchamp realizaron campañas en sus casas, los artistas James Turrell y Dan Flavin lo citaron como inspiración, y arquitectos contemporáneos como el japonés Tadao Ando y el austriaco Mark Mack se basan en el estilo de Barragán.

Dentro de México, los artefactos de su legado han desaparecido o se han ocultado a simple vista. Gran parte de su trabajo, unos sesenta proyectos, han sido demolidos en la cara del desarrollo o son poco conocidos en nuestro territorio.

 

 

 

La única residencia privada en América Latina que ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un museo pequeño y sin pretensiones con admisión solo para reservaciones y es poco conocida por los locales. Muy pocas retrospectivas del trabajo del arquitecto se han llevado a cabo en México y sus archivos están almacenados en un sótano en Suiza.

No obstante, es posible encontrar fragmentos del legado de Barragán en toda la CMDX. Aunque todas las casas diseñadas por Barragán que aceptan visitantes son de propiedad privada, algunas veces hay tours que se organizan contactando con las casas. De hecho, el coleccionista César Cervantes ha abierto dos originales de Barragán al público.

Aquí te dejamos estos lugares donde es posible ver la hermosa arquitectura de Luis Barragán en la CDMX.

 

Casa Prieto López

 

 

 

En 2016 se compró y restauró a su estado original la Casa Prieto López, la residencia privada más grande diseñada por Barragán. El exterior oculta un amplio patio de color rosa oscuro donde en la década de 1940, la familia Prieto López organizaba fiestas de alta sociedad en el jardín. La sensación es a la vez tranquila y estimulante, antigua y contemporánea.

Dónde: Av. de Las Fuentes 180, Jardines del Pedregal, CDMX.

 

Restaurante y centro comunitario Tetetlán

 

 

 

Tetetlán es un restaurante y centro comunitario junto a la Casa Prieto López. Es un área diseñada como establos para caballos para los Prieto-López. El nuevo piso de vidrio del comedor expone capas de lava petrificada y se abre a una cocina de gastronomía mesoamericana. Una escalera en voladizo conduce al estudio de yoga y un hotel abierto para artistas visitantes, a quienes se les pide que agreguen un libro a la extensa biblioteca en lugar de un pago. Para renovar este lugar, se rastrearon mesas y consolas hechas de madera de ciprés por el carpintero de Barragán, recuperando las piezas de coleccionistas y amigos del arquitecto.

Dónde: Av. de Las Fuentes 180, Jardines del Pedregal, CDMX.

 

Jardines del Pedregal

 

 

 

Existen aún dos parques públicos de creación de Barragán. El primero se encuentra cerca de Plaza del Cigarro, delimitado por las calles de Fuentes, Agua y Cráter. El otro parque se encuentra en esquina con Cráter y Teololco. Estos lugares nos recuerdan a los ya perdidos jardines de demostración y sobreviven como los pocos espacios que no son comerciales, sin vehículos; espacio público abierto en los Jardines del Pedregal. Con sus terrazas con césped, con sus robles y jacarandas, escaleras esculpidas de piedra; delimitados por paredes altas y puertas de hierro.

Dónde: Calle Fuentes, Agua y Cráter, Pedregal, CDMX.

 

Casa-Estudio Luis Barragán

 

 

 

La antigua residencia y estudio del arquitecto ahora es un museo que cuenta con muebles originales de Barragán y una extensa biblioteca. Los tours se pueden reservar en línea, pero el espacio es limitado y se llena rápidamente, así que planifique con anticipación.

Dónde: Gral. Francisco Ramírez 12-14, Ampliación Daniel Garza, CDMX.

 

Casa Gilardi

 

 

 

La Casa Gilardi es el último proyecto que Barragán completó antes de morir, y fue diseñada para un par de solteros con sus preferencias en mente. Una piscina cubierta en una habitación azul eléctrica da al patio interior de la casa. Es posible visitar la casa con previa cita.

Dónde: General León #82 entre Rafael Rebollar y Tiburcio Montiel, CDMX.

 

Casa Cuadra San Cristóbal

 

 

 

Esta finca ecuestre es una de las joyas de la corona de la obra de Barragán, fue diseñada para la familia Folke Egerstrom como parte del proyecto Los Clubes en Atizapan, un suburbio de la ciudad. Aunque la casa ha pasado a ser telón de fondo para una serie de campañas de moda, es posible ponerse en contacto con el sitio para agendar una cita y visitar este precioso lugar.

Dónde: Gral. Francisco Ramírez 12-14, Ampliación Daniel Garza, Amp Daniel Garza, CDMX.

 

Capilla de las Capuchinas

 

 

 

Barragán, una persona profundamente religiosa, supervisó, y financió parcialmente, la renovación de este convento e iglesia en el barrio de Tlalpan. «Católico que soy, he visitado con reverencia y con frecuencia los monumentales conventos que heredamos de la cultura y religiosidad de nuestros abuelos, los hombres de la Colonia, y nunca ha dejado de conmoverme el sentimiento de bienestar y paz que se apodera de mi espíritu al recorrer aquellos hoy deshabitados claustros, celdas y solitarios patios. Cómo quisiera que se reconociera en algunas de mis obras la huella de esas experiencias, como traté de hacerlo en la capilla de las monjas capuchinas sacramentarias en Tlalpan, Ciudad de México», dijo Barragán acerca de esta obra, que en parte fue financiada por él mismo, al recibir el Premio Pritzker.

Dónde: Miguel Hidalgo 43, Tlalpan Centro I, 14000, CDMX.

 

Torres de Satélite

 

 

 

En el centro de la autopista más transitada de la Ciudad de México se encuentra un grupo de cinco torres de concreto de colores primarios, una escultura diseñada por Barragán junto con el artista alemán Mathias Goeritz. Se trata de una obra de madurez en la carrera de Barragán, construida cuando ya rebasaba los 70 años de edad. Este conjunto arquitectónico es considerado un triunfo de la geometría y la simplicidad que permite que los distintos espacios se integren de manera orgánica.

Dónde: AV. Periférico Norte S / N, 44390 Naucalpan de Juárez.