Arte y Cultura
La maravillosa bienal de pintura, Parámetro 03 en el Museo de la Ciudad de México
MXCity
Este certamen busca mostrar la producción de artes plásticas en México; 59 trabajos finalistas con diversas técnicas de pintura, gráfica y dibujo

Parámetro 03 exhibe los resultados de la 3era edición de la Bienal Arte Lumen.

 

Parámetro 03 es una muestra de la producción visual contemporánea que muestra los 59 trabajos finalistas que ofrecen una diversidad de técnicas de pintura, gráfica y dibujo, que convocó la tercera edición del Concurso Arte Lumen.

 En esta edición de carácter bienal, se registraron mil 403 trabajos, de los cuales 575 fueron de la Ciudad de México y el resto de los 29 estados del país con mayor participación de Jalisco, Puebla, Morelos y Guanajuato. Después de una revisión detallada de cada uno de los participantes, el comité de especialistas estuvo a cargo de Graciela Kasep, Magali Lara, Brenda Luna, Erik Castillo y Eric Pérez.

 

 

En la exposición, será posible ver a los ganadores de las tres categorías: estudiante, artista emergente-carrera media y artista de trayectoria consolidada, serán dados a conocer en la inauguración de la exposición el jueves 20 de septiembre. A esto se le agrega la hermosa curaduría del discursivo y analítico de la una exposición, de la planta alta del recinto de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Parámetro 03 mostrará 56 artistas que ofrecen una amplia diversidad de técnicas que van desde el óleo sobre tela, aerosol, acrílico, collage, tinta china sobre papel, lápiz, acuarela, carbón, monotipo, litografía, xilografía y dibujo, entre otras. La bienal no tuvo un lineamiento temático, así que esto va a llenar la sala de un hermoso colorido multi temático donde el universo de las obras dialoga con el espacio.

 

 Este certamen incluyó la participación de artistas de carrera media y autores con trayectoria consolidada, quienes presentaron tres piezas realizadas en las técnicas tradicionales pintura, gráfica y dibujo con una mirada contemporánea. Los especialistas detallaron que de los mil 403 trabajos inscritos, 727 son de estudiantes, 545 de carrera media y 131 de trayectoria consolidada.

Los curadores señalaron que los resultados de selección se obtuvieron con una visión pluralista, sin privilegiar autores ni tendencias, estrategias o usos del lenguaje estético, mediante una curaduría equilibrada que permite comprender el crecimiento del arte en México. Además de que su obra se sume a la Colección de Arte , los premiados de cada categoría (estudiante, artista emergente-carrera media y artista de trayectoria consolidada) recibirán 100, 200 y 300 mil pesos, respectivamente.

 

 

De acuerdo con el jurado, la articulación de la exposición responde a similitudes temáticas y enfoques en narrativas sobre la vida y la realidad inconsistente, con imágenes propositivas por la representación del individuo fragmentado, aislado (aún en contextos sociales), el paisaje natural, una mezcla de elementos asociados a movimientos como la metafísica y variaciones de la abstracción pictórica.

 Uno de los ejes que conduce el proyecto, que ha logrado mostrar la producción visual contemporánea en México, es el análisis y visibilización de posibles fuentes e imaginarios como elementos de cultura popular, de narrativa, de entorno cotidiano, de construcciones espaciales, de sistemas y cartografías, y en esta edición la exploración matérica.

 

Exposición Parámetro 03

Dirección: Museo de la Ciudad de México. José María Pino Suárez 30, Centro Histórico

Fecha: Del 20 de septiembre al 25 de noviembre. Martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.

Costo: $ 32 pesos general. 50 por ciento de descuento a estudiantes y maestros con credencial.

Miércoles entrada libre.

Web // Facebook // Twitter // Instagram

La increíble fábula de las bodas de Figaro de Mozart llega a Bellas Artes
MXCity
La Compañía Nacional de Ópera se prepara para presentar Las bodas de Fígaro de Mozart en Bellas Artes, una de las óperas favoritas de los amantes de Mozart está por presentarse en la ciudad.

La inolvidable ópera de las bodas de Figaro que Mozart presentó 5 años antes de su muerte.

 

Representada por primera vez en Viena el 1 de mayo de 1786, esta ópera cómica en cuatro actos que supuso el máximo triunfo de Mozart conserva todavía intacta su vitalidad. Con suma habilidad, Lorenzo Da Ponte (1749-1838) extrajo de la comedia de Pierre Beaumarchais un libreto rico y complicado, despojándolo en parte de su intención satírica y social y acogiendo sin restricciones el aura rica de difusa sensualidad, que en la comedia francesa estaba compensada por la sana franqueza del popular Fígaro.

 

 

Con Las bodas de Fígaro, Mozart superó ampliamente las convenciones del género bufo. En la obra, Fígaro y Susana preparan su boda, pero su señor, el conde de Almaviva, no está dispuesto a renunciar al tradicional derecho de pernada. El conde se ha encaprichado de Susana, camarera de la condesa; la condesa está dolida y decepcionada por las escapadas del incorregible marido.

Los dolidos celos de la condesa y las imprudentes artimañas de Fígaro y Susana para esquivar los anhelos del conde dan lugar a una serie complicadísima de intrigas, durante las cuales Fígaro se descubre hijo del decrépito don Bartolo y de la no menos vieja Marcelina, y la condesa se ve cada vez más envuelta en una peligrosa desviación, delicadamente insinuada, debida a la simulada pasión de Fígaro y al ardor amoroso del precoz paje Cherubino, doncel ansioso de amor, siempre inocente y siempre destinado a dejarse sorprender por los maridos celosos en las situaciones más comprometedoras.

 

 

Todo se arregla, naturalmente, y la ópera termina con abundantes matrimonios y reconciliaciones. Este clima blando y afeminado, dominado por una ingenua y casi pueril voluntad de alegría y placer, encuentra su expresión musical en los gozosos gorjeos, ya lánguidamente tiernos (la condesa, Cherubino), ya realzados por una malicia petulante (Susana, Fígaro), que se revela en la saltarina viveza del ritmo.

 

 

Hay, en Mozart, la inclinación irresistible y natural hacia un placer incluso demasiado fácil y al alcance de la mano, en el que convergen todos los circundantes, entretejido incluso en la más íntima trama de placer y alegría, y en el cual las realidades más diversas (como la dura vida militar) pueden convertirse en increíble fábula, capaz de una paródica y grotesca fantasía, como sucede en la canción de Fígaro que predice al pobre Cherubino, nombrado “oficial”, las marchas en el fango, con el sable al costado, y el concierto de los cañones.

Como los suaves conciertos de voces femeninas son la materia más apta para convertir en sonidos dicho mundo, incluso visualmente, la ópera es rica en escenas galantes que parecen solicitar el pincel de un Watteau: por encima de todas, el disfraz de Cherubino con ropajes femeninos por obra de Susana y de la condesa (en que se aprovecha hábilmente la ambigua sugestión del personaje masculino interpretado por una actriz). En la primera escena, Susana, ante el espejo, se prueba complacida el hermoso sombrerito; y en la melodía acariciadora y ligeramente burlona se encuentra casi un eco de la infantil actitud del mismo Mozart, siempre solícito en preguntar a sus familiares en sus cartas si “están contentos”: estar contento, tal es la ley suprema de dicho mundo. Y cuando Fígaro y Susana, en la penúltima escena, entonan su melodía casi soñadora y sentenciosa, tienen verdaderamente el aire de extraer la moraleja de la historia.

 

 

Entre los veintiocho números que componen la ópera, sólo catorce son arias: la mitad está hecha de dúos, tercetos y escenas de conjunto. En ello reside el secreto de su viveza. La eliminación de lo estático del aria confiere al conjunto un dinamismo sorprendente; además, algunas arias (como la de Fígaro “Non più andrai…” y la de Susana “Venite, inginocchiatevi…”) no están circunscritas al personaje que canta, sino que tratan y completan la personalidad de Cherubino; así se obtiene, en la música, un extenderse, un derramarse y un reciproco reaccionar general en una intriga que es verdadera imagen de la vida.

 

 

Las bodas de Fígaro en Bellas Artes no es el primer acercamiento de la Compañía Nacional de Ópera a esta historia, ya que en años anteriores la compañía interpretó los otros dos títulos que conforman esta trilogía bajo la guía de Mauricio García Lozano.

En esta ocasión, Las bodas de Fígaro en Bellas Artes será dirigida por el director serbio Srba Dinic. Si nunca has asistido a una función de ópera, te recomendamos atreverte a disfrutar de esta, ya que por su divertida y sus grandes melodías es perfecta para introducirte en el mundo de la ópera.

 

 

Las bodas de Fígaro en Bellas Artes

Dónde: Palacio de Bellas Artes, Juárez s/n, Centro Histórico

Cuándo: 15, 18, 20 y 25 de noviembre

Costo: $90 a $650

Boletos

10 museos gratuitos de la Ciudad de México
MXCity
Si uno de tus pretextos para no visitar un museo es el precio, aquí te dejamos una lista de museos que puedes visitar sin afectar tu economía.

Museos fascinantes totalmente gratis.

 

En el mundo hay una controversia relacionada con las ciudades que tienen el mayor número de museos. Algunos afirman que la CDMX tiene más museos que cualquier otra ciudad del mundo, mientras que otros dicen que Londres el que se lleva el primer lugar. “Porque somos mexicanos” la CDMX tiene más, incluso mejores y más lindos museos que Londres.

La Ciudad de México tiene gran variedad de atracciones, pero en una sola vida no es posible visitarlas todas, debido al tiempo y al dinero. Con tantas opciones, es difícil reducir los museos, pero esta selección presenta una combinación divertida: arte clásico (MUNAL, el Museo Nacional de Arte), cultura prehistórica (Museo Nacional de Antropología), historia (Museo Nacional de Historia), artes decorativas (Museo Franz Mayer) y arte contemporáneo (MUAC, el Museo Universitario de Arte Contemporáneo).

Como en MxCity nos preocupamos por su bolsillo, y para que sea posible visitar la mayor cantidad de museos, o al menos los más destacados, sin la necesidad de pagar un peso. Así, pues, aquí te dejamos 10 museos en donde puedes entrar absolutamente gratis.

 

Museo Soumaya

Boulevard Miguel de Cervantes Saavedra 303, Miguel Hidalgo, CDMX.

 

 

Cuando se trata de museos gratuitos en la ciudad, el Museo Soumaya es la opción. Lleva el nombre de la difunta esposa de su dueño privado Carlos Slim, está ubicado en un espectacular edificio modernista espectacular en el exclusivo barrio de Polanco, y el arte que se conserva tampoco es tan malo. Desde los murales de Tamayo y las obras mexicanas del siglo XX hasta las exposiciones temporales en constante cambio en el piso superior, también cuenta con una gran cantidad de arte europeo de los Maestros Antiguos. Y es completamente gratis, todos los días.

 

Museo Nacional de la Acuarela

Calle Salvador Novo 88, Santa Catarina, Coyoacán, CDMX.

 

 

Ubicado en Coyoacán, este pequeño pero hermoso museo, ofrece la mejor colección de arte en acuarela de la ciudad, con más de 300 piezas que muestran la versatilidad de esta forma de arte subestimada. Lo mejor es que es un lugar sin fines de lucro, lo que significa que la entrada es completamente gratuita durante todo el año.

 

Museo del Estanquillo

Isabel La Católica 26, Cuauhtémoc, Centro, CDMX.

 

 

Con la colección personal del famoso escritor mexicano Carlos Monsiváis, el Museo del Estanquillo es una introducción fantástica, aunque a veces ecléctica, al circuito de museos de la Ciudad de México. La amplia colección de todo, desde juguetes hasta libros, desde pinturas hasta anuncios, explica la elección del nombre: Estanquillo se traduce aproximadamente en “pequeño quiosco” o “tienda de artículos diversos”, lo que refleja la aparente aleatoriedad de los objetos alojados en el interior. Si estas interesado en conocer la vida mexicana y el arte popular, este es el lugar.

 

Museo de la Charrería

Calle Isabel La Católica 108, Cuauhtémoc, Centro, CDMX.

 

 

Este museo está dedicado a todas las cosas de la charrería. Es un excelente destino para aquellos que estén interesados ​​en una de las formas de arte más mexicanas. Centrado alrededor de artefactos e información sobre el deporte a caballo, puedes encontrar sillines, lasos y el evocador e icónico atuendo de charro en el interior, algunos de los cuales alguna vez fueron usados ​​por (o pertenecieron a) famosas figuras mexicanas como el revolucionario Francisco Villa. Incluso si nunca has oído hablar de charreada antes, vale la pena echarle un vistazo. Por supuesto, ¡es totalmente gratis!

 

Palacio de Cultura Banamex

Av. Francisco I. Madero 17, Centro Histórico, CDMX.

 

 

Anteriormente conocido como el Palacio de Iturbide, el Palacio de Cultura Banamex se encuentra justo en el corazón del centro histórico y es un museo fantástico, gratuito para siempre, especialmente para niños. Construido como un extravagante regalo de bodas por el Conde de San Mateo Valparaíso, es de diseño barroco de influencia italiana, pero el uso de tezontle para la fachada destaca su naturaleza muy mexicana. Aquí puedes encontrar varias exposiciones temporales rotativas de arte y talleres infantiles.

 

Museo Archivo de la Fotografía 

República de Guatemala República de Guatemala 34.

Este espacio, también conocido como “La Casa de las Ajaracas”, por las características de su fachada, tiene un acervo de más de dos millones de fotografías. Hallarás exposiciones como la del El lago asfaltado.

 

 

 

El domingo es un excelente día para visitar museos en la Ciudad de México, sobre todo Bellas Artes, ya que es gratis. Claro que el domingo es el peor día para visitar, ya que a menudo es el día más concurrido. No obstante, visitar el Museo del Palacio de Bellas Artes un domingo sigue siendo una de las actividades obligadas, ya que su colección de murales de Rivera, Tamayo y Siqueiros es fabulosa.

 

Palacio de la Escuela de Medicina

Calle Brasil No. 33, Cuauhtémoc, Centro Histórico, CDMX.

 

 

Su objetivo es difundir temas relacionados con la medicina en México. Entre sus salas están las dedicadas a la embriología, la cirugía reconstructiva y la medicina prehispánica. Hallarás el Museo de la medicina mexicana, Departamento de Historia y Filosofía de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, su Archivo Histórico y la Biblioteca Dr. Nicolás León.

 

Museo Jumex

Miguel de Cervantes Saavedra 303, Amplificador Granada, CDMX.

 

 

Este museo, con una de las más importantes colecciones de arte contemporáneo en Latinoamérica; incluye obras de artistas como Cy Twombly, Gabriel Orozco, Carl Andre, John Baldessari, Francis Alÿs, Jeff Koons, Alexander Calder, Donald Judd, Peter Fischli & David Weiss, Roni Horn, Andy Warhol y otros artistas más. Abrió sus puertas al público en noviembre de 2013, como institución dedicada al arte contemporáneo con el objetivo de convertirse en un laboratorio para la experimentación e innovación en las artes. Y sí, es gratis.

 

Museo Tamayo

Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec I Secc, CDMX.

 

 

Rufino Tamayo siempre estuvo interesado en que el recinto que albergara su colección de arte se encontrara dentro de la primera sección del Bosque de Chapultepec. Este edificio ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el rubro “Bellas Artes”, en 1982. Es considerado como uno de los pocos ejemplos en México de arquitectura contemporánea destinada desde su proyecto original a la labor museística, el edificio se incorpora armónicamente al entorno gracias a su forma piramidal, lo que remite a la herencia arquitectónica prehispánica. Es gratis.

 

Museo de los Ferrocarrileros

Cuauhtémoc, Aquiles Serdán, Aragón La Villa, CDMX.

 

 

El Museo de los Ferrocarrileros es un espacio de difusión cultural en el que se cuenta la historia del gremio ferrocarrilero, sus huelgas y grandes luchas, además de recordar a sus héroes, presos y muertos. Abrió en 2006 en la que fue la estación de ferrocarriles La Villa. Aún conserva parte de su estructura original, como el techo que se hizo con rieles de ferrocarril. Encontrarás 3 trenes en la parte de a fuera, y hay una zona donde hay fotos, y muestras.

Zaha Hadid, su diseño ultra-orgánico y su visión futurista llegan al MUAC
MXCity
El Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) albergará la primera exposición en Latinoamérica dedicada a los proyectos de la arquitecta Zaha Hadid.

Sin duda la partícipe femenina más importante en el mundo de la arquitectura fue Zaha Hadid. Lamentablemente, falleció en el 2016 en la ciudad de Miami. Pero el legado de Hadid es de 65 años llenos de éxitos, ya que fue la primera mujer en ganar el prestigioso premio Pritzker en 2004. Por otro lado, ha sido la única mujer en recibir la Medalla de Oro del Real Instituto Británico de Arquitectos. A Zaha Hadid siempre se le reconocerá como la arquitecta más talentosa del mundo.

 

 

Las curvas y formas imposibles que parecen fundirse con el espacio, en cada trabajo de la firma, llevaron a Zaha Hadid a la cima en el mundo arquitectónico. Destacando su apropiación del entorno, fue una mujer pionera en su campo, desde el inicio de su carrera nunca tuvo miedo a innovar convirtiéndose en un hito del deconstructivismo: distintivo en sus proyectos. Es lo que verás con Zaha Hadid en el MUAC.

 

 

 

Para Zaha Hadid Architects (ZHA), el diseño debe ser, más allá de su función práctica, un proceso de innovación de materiales y estructuras. El estudio ha concebido el parametricismo, una herramienta digital inspirada en la simulación científica y la animación fílmica, con la que busca incrementar las capacidades creativas y las posibilidades de la lógica del diseño, y hacerlo expresivo e imaginativo, evocador del dinamismo de la vida urbana contemporánea.

 

 

 

La exposición incluye algunas de las primeras pinturas de Hadid, como Malevich’s Tektonik (1976-1977), las cuales, además de evidenciar la influencia del constructivismo y el suprematismo rusos en su plástica, se presentan como herramienta de exploración para el diseño arquitectónico y como entes autónomos. Mostramos también piezas de diferentes disciplinas: objetos y prendas ejemplo de su voluntad por difuminar fronteras en su práctica.

 

 

 

Además, hay una sección dedicada a los proyectos arquitectónicos que el estudio desarrolló para Latinoamérica, como la propuesta para el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, en colaboración con el estudio de Francisco Serrano, o el centro JVC en Guadalajara.

 

 

En su afán de experimentación, el laboratorio ZHCode Research ha realizado investigaciones sobre membranas y estudios de curvas y conchas, también incluidos en esta muestra. En paralelo, el patio del MUAC alberga una pieza hecha ex profeso por este laboratorio en colaboración con la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

Más allá de las diferentes tipologías de edificios, la exposición pretende mostrar las sinergias de trabajo de ZHA, sus propuestas para habitar un mundo común y el vínculo de la naturaleza con los procesos creativos que configuran un diseño orgánico para el futuro. El British Council es un aliado estratégico para la realización de esta exposición.

 

 

Diseño como segunda naturaleza en el MUAC

Dónde: Museo Universitario de Arte Contemporáneo, (Insurgentes 3000, Ciudad Universitaria)

Cuándo: Del 20 octubre 2018 hasta el 3 de marzo de 2019

Web

¿Conoces a los artistas y obras que han sido declarados de Monumento Artístico?
MXCity
Con un acervo de cerca de 64,000 piezas en todos sus espacios museísticos, el INBA tiene 2,200 declarados como Monumento Artístico.

Los monumentos artísticos son obras que revistan valor estético relevante. Se determina atendiendo a su representatividad, inserción en determinada corriente estilística, grado de innovación, materiales y técnicas utilizadas y otras análogas.

 

Los museos además de exhibir las piezas que están en su colección, tiene el papel importan de conservar y llevar un registro del Patrimonio Artístico con el fin de dejar un rico legado cultural a las futuras generaciones. Las colecciones museográficas representan las diversas escuelas artísticas en el país, las vanguardias y preservan obras de artistas contemporáneos.

De ahí que sea importante que la gente sepamos los datos de la totalidad de las colecciones que resguardan los museos, las condiciones del acervo e incluso el costo de mantener dichas obras, con el fin de vincularnos con el arte a pesar de que no seamos coleccionistas y que las instituciones culturales del país nos resulten ajenas o lejanas.

 

 

Del enorme acervo de piezas que existe en el país, la protección de las obras es brindada por medio de un marco jurídico que abarca la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes del INBA, aduanera, Federal de Derecho de Autor y sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, entre otras. Desde 2011 el Registro Público de Monumentos y Zonas Artísticas, el cual ha arrojado el resultado de las 2,218 obras catalogadas como tales, de las cuales 194 son de José María Velasco.

Igualmente, continuó, hay 273 de Diego Rivera, 1,046 de José Clemente Orozco, 247 de Gerardo Murillo “Dr. Atl”, 322 de David Alfaro Siqueiros, siete de Frida Kahlo, 73 de Saturnino Herrán, 39 de Remedios Varo y 17 de María Izquierdo. Muchas de obras que son catalogadas como Monumento Artístico pertenecen al Museo de Arte Carrillo Gil; de hecho el Carrillo Gil posee una de las colecciones de Orozco más completas del país, abarcando de 1941 a 1973, periodo que implica varias etapas de la vida y obra del pintor.

Te dejamos algunos de los artistas más reconocidos, y de las razones por las que su obra ha sido declarada como Monumento Artístico.

 

José María Velasco 

(1840-1912)

 

 

Figura máxima del paisajismo mexicano del siglo XIX. Logró plasmar con realismo y detalle la naturaleza en sus cuadros. Sus obras son de gran majestuosidad y equilibrio entre la luz, el color, la naturaleza y el ser humano. Entre sus obras más conocidas se encuentran Valle de México desde el río de los Morales, 1891; Valle de México desde el cerro del Tepeyac, 1894, 1901, 1905; Valle de México desde el Molino del Rey, 1895, 1898 y 1900.

 

Diego Rivera 

(1886-1957)

 

 

Figura emblemática del muralismo mexicano, cuya obra destaca por una búsqueda plástica de la identidad posrevolucionaria, en la que retoma la monumentalidad del arte prehispánico y su ideología del proletario como el eje del desarrollo humano. Dentro de su amplia producción, algunas obras destacadas son El arsenal, 1922; El hombre controlador del universo, 1934;Desnudo con alcatraces, 1944; Sueño de una tarde dominical en la Alameda,1947 y América Prehispánica, 1950. Sus últimas obras murales fueron mosaicos para el estadio de Ciudad Universitaria y el Teatro Insurgentes.

 

José Clemente Orozco 

(1883-1949)

 

 

Uno de los tres grandes muralistas mexicanos. Su estilo único se caracteriza por una expresión de potente colorido y epopeya lírica que le confiere sentido universal.

Destacan las obras Omnisciencia, 1925; Trinchera, 1926; Las Soldaderas, 1926; Prometeo, 1930; Hidalgo, 1934; Katharsis, 1935;Dioses del mundo moderno, 1932-1934 y El hombre en llamas, 1938-1939. Su última obra completa fueron los frescos de la bóveda de la Cámara Legislativa en el Palacio de Gobierno de Guadalajara.

 

Gerardo Murillo, Dr. Atl 

(1875-1964)

 

 

Pintor, paisajista, escritor, pero también filósofo y vulcanólogo. Creó un sinnúmero de obras en las que capturo las vistas del territorio mexicano y sus volcanes. Revolucionó la perspectiva del paisajismo, al recrear conjuntos geográficos desde las alturas que hoy conocemos comoaeropaisajes. Entre sus obras más destacadas se encuentra: Paisaje Boscoso, 1920; Nahui Ollin, 1922; Paisaje con el Iztaccíhuatl, 1932; Vista del Popocatépetl, 1934; Erupción del Paricutín, 1943; Valle del Pihuamo,1952 y Popocatépetl desde un avión, 1958.

 

David Alfaro Siqueiros

(1896-1974)

 

 

Artista comprometido con la lucha revolucionaria, apologista del progreso y de la ciencia. Alcanzó fama internacional por sus murales de fuerte contenido político e innovación técnica. Precursor del action painting y el grafiti. Entre sus obras más emblemáticas destacan: Eco del llanto, 1937; Cuauhtémoc contra el mito, 1944; Nacimiento del fascismo, 1936-1945; El pueblo a la Universidad, la universidad al pueblo, 1952-1956; Del porfiriato a la revolución, 1957-1966. Su última obra, ubicada en el actual Polyforum Siqueiros, e inaugurado en 1971 es Marcha de la Humanidad en América Latina hacia el cosmos.

 

Frida Kahlo 

(1910-1954)

 

 

Una de las más destacadas mujeres pintoras del México moderno. Su producción plástica es reconocida por sus múltiples autorretratos, aunque también pintó paisajes y retratos de personajes importantes de la época. Tanto en su trabajo, como en su vida cotidiana recuperó las raíces del arte popular mexicano. Entre sus obras más reconocidas se encuentran: Unos cuantos piquetitos, 1935; Las dos Fridas, 1939; Diego en mi pensamiento,1943; La columna rota, 1944 y Viva la Vida, 1954. Frida Kahlo se ha convertido en un referente del feminismo, la libertad sexual y la cultura mexicana.

 

Saturnino Herrán

(1887-1918)

 

 

La obra de Saturnino Herrán está definida por una sensibilidad modernista y subjetiva, en la que plasmó el mundo indígena prehispánico y el virreinal. En el mestizaje de Herrán no opera el racismo y el desdén del arte decimonónico, como tampoco la veneración exacerbada de un pasado indígena que niega su hispanidad, como ocurriría durante el nacionalismo posrevolucionario. Entre su obra destacada se encuentra: La leyenda de los volcanes (1911), La Ofrenda (1913), Tehuana (1914) y El cofrade de san Miguel (1917). Entre 1914 y 1918 realizó numerosos bocetos para la composición Nuestros dioses, que no llegó a realizar debido a su prematura muerte en 1918.

 

Remedios Varo

(1908-1963)

 

 

Remedios Varo fue una brillante exponente del Surrealismo. Llegó a México en 1941 como refugiada de la Segunda Guerra Mundial. En sus obras plasmó mundos mágicos en los que la fantasía se proyecta y anima. Entre sus obras más reconocidas se encuentran: El Flautista, 1955; Tres destinos, 1956; Vuelo mágico, 1956; Exploración de los recursos del río Orinoco, 1959; Mujer saliendo del psicoanalista, 1960; Mimetismo, 1960; Tránsito en espiral, 1960; y el Tríptico, 1960.

 

María Izquierdo

(1902-1955)

 

 

María Izquierdo se consolidó no sólo como pintora, sino como una alternativa al furor nacionalista del muralismo. Pese a que sus temas versan en torno a la cultura popular, a diferencia de los pintores nacionalistas, que pretendían exaltar la mexicanidad, la poética pictórica de la artista explora el alma del México profundo, en atmosferas emparentadas con la pintura metafísica de Giorgio de Chirico. Entre sus obras destacadas se encuentran: El retrato de Belem, 1928; Naturaleza muerta 1932; Alegoría del trabajo 1936; Alegoría de la libertad 1937; El circo, 1939.