Arte y Cultura
El alucinante mural más grande del mundo está en el Polyforum Siqueiros
Ana Paula de la Torre Díaz
Polyforum Siqueiros: Un edificio que, con una peculiar forma, se pinta de mensajes sociales fulgurosos, en un precioso ejemplar único.

El Polyforum Siqueiros siempre ha sido una dosis de colores y de formas que parecen desplegarse en un estrepitoso y a la vez suave movimiento.

. . .

Los murales de este pintor, de una historia encomiable – fue guerrillero de la revolución, se declaró comunista, estuvo varias veces en prisión y se autoexilió en un par de ocasiones – son reflejo de una mente sensible que en sus viajes por el país, durante la lucha armada, se llenó de las injusticias que vivían los miles de mexicanos y campesinos pobres de la época.

El legado de David Alfaro Siqueiros nos sumerge en reflexiones de la condición humana y la historia del arte que este pintor acogió dando vida a una pintura abstracta, impresionista y un realismo social -como él le llamaba-. Y aunque la totalidad de sus murales son alucinantes, hay uno especialmente  bello y deslumbrante: el mural más grande del mundo, que se encuentra en el Polyforum que lleva su nombre.

El mural se llama La marcha de la humanidad y cubre todas las paredes y el techo del recinto. El Polyforum es un espacio de múltiples usos, para eventos culturales e incluso políticos. Tiene una peculiar forma que remite a una flor abriéndose o quizá a una corona, único en el mundo, y en su fachada exterior pinta un mural distinto en cada uno de los paneles. Visto en perspectiva en su interior, es decir, desde atrás hacia delante, el mural hace una panorámica que podría remitir a las entrañas de una mujer; es una especie de cueva sofisticada de colores brillantes.

Este trabajo hace alusión a la intensa e inacabada lucha de la humanidad por buscar una mejor sociedad, más incluyente. Es, de hecho, la búsqueda de la felicidad: esa abstracción tan lejana que podría traducirse en un bienestar estable.

Hace 5 años. el gobierno de la CDMX lo  declaró Patrimonio Cultural a este recinto; pero más allá de una coyuntura que innegablemente le favorece, es un espacio que vale visitar no una vez sino persistentemente: un sitio que alcanza la sofisticación de la mexicanidad y la misma historia del hombre es sus murales. Es un tesoro que está en la ciudad, discreto y simultáneamente magnánimo, al alcance.

Polyforum Siqueiros

Dirección: Insurgentes Sur 701, esq. con Filadelfia, col. Nápoles, del. Benito Juárez

Mayor información.

Twitter de la autora: AnaPauladelaTD 

Fotonovelas, la historia del éxito editorial que salió de los cómics
MXCity
Antes del imperio de las pantallas y las redes sociales, muchos famosos mexicanos iniciaron sus carreras en telenovelas y fotonovelas.

Foto destacada: dmarciniak

En las fotonovelas podías ver entre sus páginas a cientos de grandes luminarias.

 

. . .

 

La industria editorial mexicana ha tenido sus grandes momentos, si bien dando a luz grandes obras de la pluma de escritores y del extraordinario oficio de editores que han pasado a la historia de la literatura universal, también han salido de las imprentas fenómenos como los cómics de donde provienen joyas populares como El Libro Vaquero y la fotonovela que llegó a México de la mano de dos italianos, César Civita y Giorgio De’Angeli pero que fueron desarrolladas por editoriales orgullosamente mexicanas.

 

 

El inicio de las fotonovelas

 

 

Para la década de los sesenta la televisión ya tenía en México diez años operando, los televisores eran enormes muebles de madera que cargaban la pantalla y los bulbos, focos que ayudaban a proyectar las primeras imágenes en blanco y negro, un lujo que sólo pocos podían darse, el resto de la población recurría a la radio y a la lectura, la que todavía sigue siendo nuestra compañera en los viajes por el transporte público de la CDMX.

Precisamente de la falta de televisión, pero de las ganas de ver historias nacieron las fotonovelas, que tuvieron como antecesoras las historietas como Lágrimas, risas y amor pero que fueron mucho más famosas por retratar a los grandes rostros de esos días. Fue en 1962 que Publicaciones Herrerías, que después se convertiría en Novedades Editores y Ediciones ELE, lanzaron a la venta las primeras fotonovelas mexicanas un éxito comercial que llegó a imprimir millones de ejemplares, cifra que duplica el de El libro Vaquero otro popular que sí sobrevivió pues la fotonovela vio el final de sus días en los años ochenta.

 

 

Ambas editoriales y otras tantas más entraron en una fiera competencia que implicaba trabajos forzados pues el alto consumo del público llevó a las casas editoras a sacar números semanales, esfuerzo que se traducía en escritores veloces, fotógrafos que casi no dormían y toda la maquinaria detrás como los diseñadores, vestuaristas, los publirrelacionistas que debían llevar a las grandes estrellas de la TV y el cine a las sesiones fotográficas.

Las fotonovelas retrataban historias de amor, traiciones y superación con el rostro de bellas mujeres y hombres guapos, muchos de ellos incluso tuvieron que pasar por los diálogos en globos para alcanzar la fama de las pantallas, luego fue al revés, las editoriales buscaban a las grandes estrellas y por un momento hasta las hacían firmar exclusividades.

 

 

Fotonovelas, nombres y estrellas

 

 

El éxito de las fotonovelas se debió a dos o tres factores. Ofrecía entretenimiento, podías encontrar en preciso accesibles y en alquiler puesto de revistas, cuando salieron costaban dos pesos, para los ochenta entre 8 y diez; al costo debemos sumar la estrategia, ya que en cada revista encontrabas historia y media lo que te obligaba a comprar el siguiente número. Pero probablemente el factor que puso a las imprentas a trabajar todos los días (algunas salían en martes, otras en jueves) fueron las estrellas que aparecían en ellas.

David Silva, Norma Lazareno, Silvia Derbez, Luis Bayardo, Blanca Sánchez, Alma Muriel y Andrea Palma fueron los primeros famosos en incursionar en la fotonovela sin cobrar, apostaron a los grandes editores y fotógrafos de revistas, se sumaron actores y actrices menos conocidos para saltar a la fama como Lucía Méndez y Victoria Rufo, otros tantos se consagraron en las hojas a color como Angélica María, Ricardo Blume, Fernando Allende, Carlos Piñar, Irán Eory, Enrique Álvarez Félix, Maricruz Olivier, Jaqueline Andere, Andrés García, Ana Martín y hasta Sara García.

 

 

La lista de famosos es larga, Carlos Riquelme, Lucía Guilmáin, Olga Breeskin, Carmen Montejo, Cesar Costa, es más hasta Vicente Fernández y María Félix, no obstante, los más solicitados fueron Verónica Castro, Jorge Rivero y Enrique Guzmán. Eso sí, sólo la Doña cobró una gran cifra por aparecer en la fotonovela Cita de lujo con la historia "La farsante" por la que pagaron 50 mil pesos.

Las primeras fotonovelas en salir fueron Nocturno y Rutas de pasión, luego vino un ejercito apabullante Tuya, Amiga, Casos de alarma, Linda, Dulce amor, Novelas de amor, Capricho, Idilio, Cita, Chicas y Novela Musical, sólo por mencionar algunas, de las cuales sólo algunas se impriman a color al principio.

 

 

El estándar de impresión de las fotonovelas era de 32 páginas acompañadas de otras 16 donde aparecían breves notas de cocina, moda, horóscopos, consejos de amor y entrevistas, más adelante algunas de las publicaciones incluían un poster con el famoso del momento. Sólo Cita de lujo, que era una edición especial de Cita se imprimía en 64 páginas mensualmente.

 

 

El final de las fotonovelas

 

 

Para el final de la época de las telenovelas, en 1985, salió Quiero ser mujer una fotonovela de Ricardo Rentería L. que trataba de las preferencias sexuales, se publicaba en Cita de lujo con las actuaciones de Jaime Garza y Alma Delfina. Tal arrojo de la industria editorial no fue la razón de la desaparición de las fotonovelas, dicen que se debió a la televisión.

Ya para la década de los ochenta muchos hogares mexicanos contaban con televisión, la industria editorial resintió el duro golpe porque cada vez más personas preferían acudir a la cita semanal de la telenovela donde podían ver en acción no sólo a sus actores favoritos, sino también algunas historias de las fotonovelas, como Juana Iris, Muchachita y el Derecho de nacer.

 

 

Todavía en 1994 se publicó el último número de Novela Musical que se intentó reanimar con Musical espectacular, el género vio también una versión de Mujer casos de la vida real que nunca obtuvo el éxito de su versión televisiva. En 2001 y 2012 algunas editoriales intentaron reanimar la fotonovela sin éxito, quedando de aquellos días de gloria el trabajo de grandes fotógrafos como Antonio Caballero quien en 2006 expuso su trabajo en el Museo de Louvre en Francia.

 

Cueva de la Candelaria, el gran hallazgo de las culturas del norte
MXCity
En esta cueva ubicada en Coahuila se han encontraron diversos fósiles y míticas ofrendas mortuorias.

Foto destacada: INAH

En este sitio se han hecho grandes descubrimientos arqueológicos de las culturas del norte.

 

. . .

 

Los antiguos pueblos mesoamericanos son ricos en su herencia, fiestas, sitios arqueológicos, tradiciones medicinales, gastronómicas, vestigios que no dejan de aparecer y sorprendernos; estas características nos han distraído de las culturas del norte donde aparentemente no hay mucho que contar de las sociedades nómadas, la Cueva de la Candelaria demostró lo contrario.

 

 

La importancia de la Cueva de la Candelaria

 

 

Todos hemos visto, aunque sea una vez, en persona o en internet alguna obra del muralismo, mujeres indígenas pintadas por Ribera, los autorretratos de Kahlo ataviada como tehuana o las obras de Saturnino Herrán, donde se exaltan características de los indígenas? pero del sur de México ¿por qué no del norte?

Había llegado la mitad del siglo XX y todavía las tierras del norte no eran estudiadas apropiadamente, si no es que, para nada, hasta que por fin en el año 1953 se realizó el primer proyecto de investigación del Instituto Nacional de Antropología e Historia en las vastas tierras aridoamericanas donde aparentemente no había nada que descubrir.

 

 

La noción de que los pueblos del norte eran nómadas retuvo mucho tiempo la atención del INAH hasta que por fin se emprendió la exploración de la Cueva de la Candelaria un hito en la historia de la antropología donde la revelación de una cueva mortuoria en el desierto de Coahuila inauguró las investigaciones de las culturas del norte que habitaron la zona entre el año 1000 y el 1350 d.C.

A las investigaciones de la Cueva de la Candelaria en Coahuila, le siguieron las de Paquimé en Chihuahua y otros tantos que poco a poco revelaron que Aridoamérica era rica en cultura y tan antigua o más que algunas del sur de nuestro país, sin duda los hallazgos encontrados durante las excavaciones del INAH desde 1953 hasta 1954 fueron determinantes en el relato de nuestra historia prehispánica, esto fue lo que encontraron.

 

Los restos humanos de la Cueva de la Candelaria

 

 

La cueva en cuestión se ubica en la sierra de la Candelaria, en el Valle de las Delicias muy cerca de la Comarca Lagunera en el estado de Coahuila, una zona que desde hace años se destacó por su temprano desarrollo agrícola e industrial, justo ahí donde nadie lo imaginaba los arqueólogos encontraron restos humanos.

Se trataba de una cueva mortuoria donde se hallaron lo que en antropología se han nombrado como "bultos mortuorios", es decir, cadáveres envueltos en grandes mantos tejidos y amarrados con fibra de agave; los cuerpos se encontraron flexionados, ataviados con vestimenta y adornos, algunos poseían artefactos como arcos, átlatls, palos arrojadizos, flechas y dardos.

Los bultos de la Cueva de la Candelaria se depositaban sobre una base de palos, esteras de carrizo o petates de bejuquillo, entre cada uno se encontraron pencas de nopal y hojas de palma y lechuguilla, como organizando la ubicación de cada uno, una noción que compartimos en los panteones de nuestros días. Este descubrimiento ayudó a comprender mejor un texto de 1778 donde se cuenta el descubrimiento "cadáveres envueltos en finos petates".

La conservación de los cuerpos de los antiguos laguneros es impresionante pues más de uno aún mostraba piel y cabello oculto debajo de una especie de turbante que no todos los cuerpos mostraban. Algunos de ellos tenían el rostro cubierto con pedazos de cuero y a veces hasta el pecho; otros tantos vestían sandalias de fibra de agave, collares de hueso, concha y semillas.

 

 

Otros de los objetos encontrados en los cuerpos de la Cueva de la Candelaria fueron una especie de flores de fibra que cubrían las orejas, cuchillos de pedernal, faldillas de cordeles, bolsas de fibra de diferentes tamaños casi siempre vacías, solo en dos casos se encontraron objetos, una tenía unas sandalias y la otra una bolsita pequeña que guardaba raspadores, puntas de proyectil y lascas.

La Cueva de la Candelaria fue sólo el principio de las investigaciones de la gran Aridoamérica mexicana, desde entonces han sido encontradas muchas cuevas mortuorias con treinta y hasta mil cuerpos en algunos de los casos. Las más importantes y que hoy conforman la Ruta de las Cavernas son la Cueva de la Paila, del Coyote, la Chuparrosa, la Espantosa y claro, la legendaria Candelaria.

 

 

Cueva de la Candelaria

¿Dónde?  Las Delicias, Coahuila

¿Cuándo?  Todo el año

¿Cuánto?  Acceso libre, se recomienda visita con experto o la contratación de un tour especializado.

México libre, el país que abolió la esclavitud antes que EU e Inglaterra
MXCity
El 5 de octubre de 1813 José María Morelos y Pavón proclamó en Chilpancingo, la abolición de la esclavitud en México, durante el proceso histórico de la Guerra de Independencia.

Foto destacada: Wikipedia

Con información de scielo.org

América Latina, México en particular, es más antiesclavista que EU y Europa.

 

. . .

 

Los africanos fueron arrancados de su tierra natal para ser puestos a trabajar en los campos de caña de azúcar del Nuevo Mundo. Se estima que de doce a quince millones de africanos fueron deportados como parte del comercio que conectaba Europa, África y las América.

Hombres y mujeres fueron intercambiados por bienes comerciales, fuerza de trabajo y puesto a mal vivir en condiciones execrables; ya que se decía que los africanos tenían la reputación de soportar mejor las duras condiciones climáticas en el Caribe, particularmente en los campos de caña de azúcar.

 

 

Muchos países europeos fueron responsables de este tráfico, y las tribus africanas hicieron cautivos a otros grupos étnicos para venderlos a los esclavistas europeos. Con el fin de combatir esta actividad, surgió el abolicionismo con el fin de defender la anulación de leyes, preceptos o costumbres que se consideran atentatorios a principios éticos y morales.

La historia de los primeros esclavos africanos que llegaron a México, con las expediciones de Hernán Cortés, es una historia que da para varias tesis; ya que durante la Nueva España unos 200 mil fueron traídos de España y Portugal en los XVI y XVII ?pero esto lo dejaremos para otra ocasión.

 

Britannica

 

En la Nueva España, al menos de viva voz, el papa Urbano VIII prohibió la esclavitud en las colonias de España y Portugal en el 1639. El rey Felipe IV de España acató la decisión y ordenó "liberar a los nativos" o sea, verlos como más humanos pero nunca dejaron de ser servidumbre. Además, los africanos no estaban en el trato.

A pesar de las "ordenes divinas y reales", los terratenientes jamás concedieron  libertad de los indígenas porque en ese entonces eran considerados propiedad privada; el profesor mexicano Andrés Reséndezubo estimó que hasta el siglo XIX hubo entre 2.5 y 5 millones de esclavos nativos.

 

Black past

 

México siempre dio muestras de simpatía por los Africanos

 

En México los indígenas fueron tomados como esclavos y sirvientes durante la colonia; al igual que los negros, trabajaban en las casas de los españoles como servidumbre, las plantaciones de caña, la ganadería, la minería y el mantenimiento de haciendas.

Pero América, y sobre todo América Latina, dieron ejemplo de compasión, simpatía y buen trato para los africanos llegados al continente. Quizá, porque de un modo u otro, en todo el continente sufrimos condiciones deplorables y malos tratos de parte de los europeos. Además, no se sabe con exactitud el número de esclavos que había en el momento que estalló la insurrección mexicana para 1810.

 

Britannica

 

La esclavitud en la Nueva España fue abolida en distintos momentos, primero lo hizo Hidalgo en 1810 con un decreto donde proclamó la libertad de los individuos y los principios de igualdad y justicia ya que poner fin al cautiverio de los negros y los mulatos formó parte del proceso de insurrección; pero también para afectar la propiedad de los españoles, halagar a los negros para que se incorporaran a la rebelión e impedir que los dueños de esclavos los utilizaran como soldados.

La abolición de la esclavitud en la Nueva España se ha interpretado como un acto de caridad cristiana o un gesto filantrópico o humanitario por parte de Hidalgo.

 

Britannica

 

En otros lugares, como en Puerto Rico, donde los esclavos constituyeron la mayoría de la sociedad, la sola idea de emanciparlos asustó a muchos; como pasó en Haití que se independizó de Francia, siendo la primera república “negra” del mundo y una de las pocas rebeliones de esclavos que culmina con éxito. Haití, por ejemplo, la esclavitud es abolida en 1804 y los blancos, con muy pocas excepciones, fueron exterminados o expulsados del país siendo un país gobernado por negros y mulatos.

A partir de la expedición del bando de Hidalgo disminuyó la compra-venta de cautivos, y la guerra fomentó el espíritu de rebeldía, la desobediencia y los reclamos de libertad, lo que también influyó para que fuera desapareciendo el interés de poseer esclavos.

Como una de sus propuestas de campaña Miguel hidalgo, en el Grito de Dolores de 1810, proclamó abolir la esclavitud en México. Fueron varias cláusulas que se comenzaron a llevar a cabo durante este periodo:

 

El siglo de torreón

 

1) Se prohíbe el comercio de esclavos, y nadie en adelante podrá vender ni comprar esclavo alguno, bajo la pena de nulidad del acto y pérdida del precio exhibido por el esclavo, el que quedará libre.

2) Los esclavos actuales, para no defraudar a sus dueños del dinero que les costaron, permanecerán en condición servil, bien que aliviada en la forma que se expresa adelante, hasta que consigan su libertad.

 

BBC

 

3) Los hijos de los esclavos no nacerán esclavos, lo que se introduce a favor de la libertad, que es preferente al derecho que hasta ahora han tenido para los amos.

4) Los esclavos serán tratados del mismo modo que los criados libres, sin más diferencia entre estos y aquellos que la precisión que tendrán los primeros de servir a sus dueños durante su esclavitud, esto es, que no podrán cambiar de amo.

5) Los esclavos ganarán salario proporcionado a su trabajo y aptitud, bien que menor del que ganarían siendo libres, y cuya tasa se deja al juicio prudente de la justicia territorial.

6) Siempre que el esclavo, o ya porque ahorre de sus salarios, o bien porque haya quien le dé dinero, exhiba a su amo lo que le costó, no podrá resistirse a su libertad.

7) Si el esclavo vale menos de lo que costó, porque se haya inutilizado o envejecido, esto será lo que exhiba para adquirir su libertad; pero si vale más de lo que costó, por haberse perfeccionado, no exhibirá sino lo que costó, lo cual se introduce también a favor de la libertad.

8) Si el esclavo se inutiliza por enfermedad avanzada, dejará de ganar salario; pero el amo estará en obligación de mantenerlo durante la inhabilidad, ora sea perpetua, ora temporal.

 

Britannica

 

Aun así, el decreto oficial fue creado hasta el 15 de septiembre de 1829, durante el gobierno de Vicente Guerrero y que respaldado con José María Bocanegra.

Aunque por decreto ya se había declarado la abolición de la esclavitud, fue difícil desaparecer la esclavitud. Durante el gobierno de Porfirio Díaz prevalecía esta práctica en zonas alejadas de la capital del país, siendo Yucatán uno de las entidades en las era común ver nativos y negros en las haciendas. El decreto de 1829 hizo oficial la prohibición de la esclavitud; pero hasta la reexpedición de la Constitución mexicana en 1917 se buscó que fuera acatada en todo el país.

7 películas del cine de oro para una semana muy mexicana
MXCity
El repertorio de clásicos mexicanos es amplio, nosotros te sugerimos unas que puedes encontrar gratis en YouTube.

Foto destacada: Shorthand social

El cine de oro mexicano tiene muchos géneros y temas para pasar un gran rato.

 

. . .

 

Los que consideramos "clásicos del cine mexicano" corresponden, en su mayoría al llamado Cine de Oro Mexicano época que surgió en la década de los treinta y cesó sus producciones hasta los años cincuenta, desde entonces pocas películas se han podido colar dentro de los clásicos, las del Santo, Amores perros, y quizá Y tu mamá también se consideran ya como clásicos pero la verdad es que no hay como aquellas de antaño.

La particularidad de los clásicos de antaño es que solían unir generaciones, desde la abuelita hasta los nietos podíamos sentarnos a verlas en el canal 9 pero las nuevas generaciones casi no las conocen y estas fechas son ideales para que lo hagan, aprovechando el ánimo de las fiestas patrias tenemos una propuesta de siete clásicos para empezar con el cine blanco y negro o recordarlo.

 

 

Es además muy interesante saber que el género ranchero inaugura esta etapa cinematográfica porque sirvió a los presidentes Lázaro Cárdenas y Ávila Camacho a promover el nacionalismo y las artes mexicanas, razón por la que incluso se mandaron construir los Estudios Churubusco y los Estudios Tepeyac.

Y también no podemos dejar de mencionar que durante ese tiempo había gran financiamiento por parte de la Oficina Coordinadora de Relaciones Internacionales estadounidense, a cargo de Nelson Rockefeller, quien apoyaba el cine mexicano en agradecimiento por la alianza conformada durante la Segunda Guerra Mundial. Sin más preámbulo, aquí tenemos una semana de clásicos del cine nacional que puedes encontrar gratuitamente en YouTube.

 

 

Allá en el rancho grande (1936)

 

 

Protagonizada por Tito Guízar y Esther Fernández Allá en el rancho grande dio el banderazo de salida al cine mexicano tipo western, el cine ranchero; fue además la que introdujo las grandes interpretaciones de música ranchera, bailes folclóricos y escenas de serenatas, fiestas con mucha algarabía y los grandes campos mexicanos. La comedia ranchera dio paso a los romances estigmatizados por diferencias sociales y a los grandes actores del cine nacional.

 

Ahí está el detalle (1940)

 

 

Reconocido como el más grande actor mexicano por Charles Chaplin, Mario Moreno interpreta a su icónico personaje, Cantinflas, en una película titulada con una de sus más reconocidas frases. Ahí está el detalle, donde Joaquín Pardavé, Sofía Álvarez y Sara García nos presentan la historia de un hombre perezoso que desata una serie de situaciones hilarantes dentro de una casa.

 

El ceniciento (1952)

 

 

El actor y comediante consentido de México, Germán Valdés Tin Tan, protagoniza este clásico en compañía de grandes actores de su tiempo, Marcelo Chávez, Alicia Caro, Andrés Soler y Tito Novaro. Inspirados en el clásico de Perrault, la historia se desarrolla en la suerte de Valentín Gaytán, el ceniciento, que acaba de sirviente de Marcelo hasta que la narración da un giro muy característico de las películas del pachuco de oro.

 

Dos tipos de cuidado (1953)

 

 

Los dos grandes del cine nacional, Pedro Infante y Jorge Negrete, interpretan a dos amigos mujeriegos que hoy seguramente serían cancelados por las redes sociales. En esta película grabada en el Cerro de la Estrella se estrena el primer éxito del compositor Chava Flores, La Tertulia, con la voz de Infante.

 

Macario (1960)

 

 

Como no todo eran rancheros, Roberto Gavaldón dirige a Ignacio López Tarso en una historia única en su tipo: un hombre empeñado en comerse él solo un pavo acaba por compartirlo con quien menos imaginamos. Esta sencilla historia, resulta tremendamente profunda, nos introduce al Día de Muertos y también a un inigualable análisis a la sociedad mexicana de su tiempo. Macario recibió una nominación al Oscar a la Mejor Película Extranjera y el Premio Internacional Samuel Goldwyn.

 

La nave de los monstruos (1960)

 

 

Ya en los sesenta empezaban a pasar de moda las comedias rancheras y su formato musical, toda una nueva tendencia que más bien se acerca a lo kitsch surgía de una nueva década, la de los hippies y los viajes especiales. De ahí nació una de las películas más raras del cien nacional, La nave de los monstruos, protagonizada por Eulalio González "El piporro", cantante y compositor de música norteña y de mariachi, que además fue locutor, guionista y actor cómico del Cine de Oro.

 

Santo y Blue Demon contra los monstruos 1970

 

 

Para la década de los setenta el cine mexicano ya había entrado en decadencia, sólo un gran héroe pudo darle un último aliento de vida, el luchador enmascarado, Santo. Nuestro héroe de la máscara plateada protagonizó 52 películas, en solitario o acompañado de Blue Demon, venció a cada uno de sus enemigos en una extravagante combinación de ciencia ficción, lucha libre, fantasía, misterio, terror, género noir y policiaco, todo y nada al mismo tiempo.

x