Arte y Cultura
Harry Potter trae la ciencia detrás de la magia en el Museo de la Luz
MXCity
En la noche temática de Harry Potter, el Museo de la Luz tendrá el escenario perfecto para descubrir la ciencia detrás de la Cámara de los Secretos.

Magia y ciencia temática para potterheads.

 

La historia de la ciencia y las historias que giran en torno a los descubrimientos científicos, me resultan más fascinantes que la ciencia misma. La alquimia, por ejemplo, esa antigua práctica protocientífica, más filosófica que metódica, combinaba elementos de la química, la metalurgia, la física, la medicina, la astrología, la semiótica, el misticismo, el espiritualismo y el arte, básicamente para hacerlo todo.

 

 

La alquimia fue tuvo una compleja red de escuelas y sistemas filosóficos que abarca más 2500 años; y que hoy en día es de interés para los historiadores de la ciencia y la filosofía, debido a sus aspectos místicos, esotéricos y artísticos. La versión más popular de la alquimia es la de la búsqueda de la piedra filosofal, con la que era posible conseguir la vida eterna, tanto como la transmutación de cualquier metal en oro. En mayor parte, casi todo, esto se reconoce a que es lo que busca Harry Potter en el primer libro la saga escrita por J. K.  Rowling, Harry Potter y la piedra filosofal.

 

 

Tanto la antigua filosofía de la ciencia, como Rowling, más tarde la ficción en el libro, y el personaje mismo, Harry Potter, están de acuerdo que a pesar de que la ciencia y la magia pueden parecer términos opuestos, la primera precede a la segunda o algo raro e intrínseco hay entre ambas. De, ahí que basados en las películas de Harry Potter, el museo de la luz realizará un hermoso recorrido caracterizado donde el público participará de experimentos y demostraciones de invisibilidad, varitas mágicas y quién sabe: Wingardium Leviosa

 

 

Por la Noche de Museos de octubre, dedicada casi en su totalidad al día de muertos, el Museo de la Luz, tendrá un encuentro en el que la ciencia y la magia se unirán. A la cita puedes acudir disfrazado como en Hogwarts, y más tarde serás invitado a participar en experimentos y demostraciones que se relacionan con el mundo mágico.

 

 

 

Este evento inspirado en Harry Potter en el Museo de la Luz, que se llama “La ciencia detrás de la magia”, se llevará a cabo el 31 de octubre de 18:00 a 21:00. La entrada tiene un costo, pero al pagar podrás participar en otras actividades, como visitar una ofrenda viviente o participar en un foto festival por el Día de Muertos.

 

 

La ciencia detrás de la magia

¿Dónde? Museo de la Luz (San Ildefonso 43, Col. Centro).

¿Cuándo? miércoles 31 de octubre e 18:00 a 21:00.

¿Cuánto? $15.

Web // Facebook // Twitter // Instagram

El Palacio de Quetzalpapálotl, una maravillosa oda a las mariposas en Teotihuacán
MXCity
En junio de 1962, los arqueólogos Jorge Acosta y Jorge Canseco encontraron un enorme palacio en Teotihuacán. En 1964, el Palacio Quetzalpapálotl fue restaurado completamente a su grandeza anterior.

El Palacio de Quetzalpapálotl o quetzal-mariposa es sin duda el más lujoso que se ha encontrado en Teotihuacan. Los pilares tallados que rodean el patio tienen en el centro la figura de un pájaro -un quetzal o lechuza- con una mariposa en el pecho.

Aún son visibles en las discotecas de obsidiana que llevaban en el centro de los ojos estelares. Los pilares tienen varios orificios que sirven para amarrar las cortinas. El interior del pórtico está decorado con una grada escalonada, motivo relacionado con el agua y la fertilidad. El techo remata en unas almenas con símbolos del año teotihuacano.

 

 

 

 

El Palacio de Quetpapalotl, o Palacio de las Mariposas, recibió su nombre por sus numerosos relieves en forma de alas de mariposa. En el patio restaurado, hay un túnel casi imperceptible que conduce a las habitaciones originales del palacio subterráneo.

 

 

El Templo de las Mariposas o el Conjunto Quetzal-Mariposas (en la leyenda quetzalli-papalóltt mariposa-quetzal, mariposa de plumas o mariposa preciosa) se localiza en la esquina suroeste de la Plaza de la Luna, frente a la Calzada de los Muertos. Se construyó entre los años 400 y 600 de nuestra era.

Es también el conjunto más sólido de todos los productos en Teotihuacán, por lo que se cree que sirvió de vivienda a la élite de la ciudad. A este edificio se accede desde la mencionada plaza por una amplia escalinata que nos lleva a un gran volumen con pilares, apareciendo en sus paredes pinturas con elementos relacionados con el agua.

 

 

 

 

 

 

Fue reconstruido en los años 60 por el arqueólogo Jorge Acosta. El patio de los pilares es el corazón del edificio y el que da nombre a todo el complejo arquitectónico. Hay en él un motivo iconográfico labrado importante: las aves, que son quetzales en el lado norte, sur y oriente. Estas últimas se han convertido en una referencia a la salida del sol. Y las cosas del lado del oeste que son también las aves que han sido interpretadas como lechuzas y no como quetzales.

 

 

No hay ningún otro edificio que se haya encontrado en la ciudad decorado con columnas labradas, que además de contrastar con el resto de la iconografía que es de carácter abstracto con algunos dedicados al agua, ojos probablemente de reptil. Dentro de las habitaciones, se pueden encontrar restos de pinturas murales teotihuacanas. Entre ellos hay uno que representa una procesión de jaguares tocando trompetas hechas de conchas marinas y la procesión de pájaros verdes de cuyo pico provienen corrientes de agua.

Aunque los arqueólogos no saben si las aves representan quetzales o loros, la verdad es que la importancia radica en las conchas que decoran las columnas. Son enormes caracoles de plumas, algunos de los cuales muestran sus colores originales.

 

 

 

 

 

El mayor florecimiento de esta cultura se produjo alrededor del siglo II. La misteriosa desaparición de la cultura teotihuacana no ha permitido saber mucho sobre el significado de las decoraciones o los murales. Se cree que el palacio estuvo habitado por sacerdotes y que, a lo largo de los siglos, el Palacio de Quetzalpapálotl se construyó sobre el palacio original de Teotihuacán.

 

Del códice al mural, las impresionantes paredes del metro Tacubaya
MXCity
Del Códice al Mural es una de las obras artísticas más bellas del metro de la CDMX. Una representación en 600 m2 del camino de los mexicas, en Tacubaya.

Del Códice al Mural se inaugura el 25 de mayo de 1987 en la estación Tacubaya, línea 1. De acuerdo con su autor, Guillermo Ceniceros, se titula así porque mucha de la información de esta obra la obtuvo del códice Ramírez y el códice Boturini. En más de un año de trabajo y en una superficie de aproximadamente 600 metros cuadrados, Ceniceros plasma la peregrinación de los mexicas desde su salida de Aztlán hasta su llegada al valle de México para fundar Tenochtitlán.

 

 

 

 

La técnica es acrílico sobre una cama de fibra de vidrio, cuya ventaja es que se puede restaurar. Las partes que estén en mal estado pueden ser retiradas, pues son como capas; es una especie de aplanado, acrílico, fibra de vidrio y pigmentos que tienen encima color, después color y más color, lo que forma las capas. Cada parte del mural fue hecha para facilitar la remoción y restauración. Además, este trabajo le permitió ser el único mexicano nominado al concurso de arte mundial.

El pintor, escultor y muralista, Guillermo Ceniceros nace en Durango, el 7 de mayo de 1939. En 1958 se gradúa de la escuela de Artes de la Universidad de Nuevo León. Colabora con el pintor y muralista David Alfaro Siqueiros en siete de sus murales más importantes, entre ellos, el magno proyecto del Polyforum Cultural. Ceniceros crea la mayoría de sus herramientas de trabajo. Amante de la literatura y la poesía tiene un profundo interés en el lenguaje castellano, su amigo Juan Rulfo, alguna vez dijo que los paisajes de Ceniceros, áridos y vacíos, eran como se imaginaba el mundo lírico de Pedro Páramo. Ceniceros ha creado murales en México, Estados Unidos y Canadá. Y su obra forma parte de las colecciones públicas y privadas en Chile, Yugoslavia y México.

 

 

 

 

 

A pesar de ser vistos por miles de personas a diario, los murales son a menudo ignorados y subestimados. El mural muestra la migración de los mexicas desde el mítico pueblo de Aztlán. Observa el mural y verás varias deidades prehispánicas, como la diosa de la luna Coyolxauhqui, la diosa madre con bordados de serpientes Coatlicue, el dios creador de serpientes con plumas Quetzalcoatl, el señor de la muerte y el inframundo Mictlantecuhtli.

 

 

 

 

 

En el segundo piso, el mural muestra la ciudad de Tenochtitlan, rodeada por el lago de Texcoco y pintada de tal manera que parece verse a la distancia desde un balcón, tal como Cortés la vio desde el volcán Popocatépetl.

 

Enrique Segarra, la nostalgia fotográfica del México que se fue
MXCity
“El fotógrafo no solo es testigo, es un ser fascinado por la vida, por recrearla, interpretarla y finalmente documentarla a su manera“. – Enrique Segarra

Las fotos de Enrique Segarra nos muestran un hermoso México en blanco y negro.

 

Enrique Segarra nació en México el 2 de octubre de 1923, y fue uno de los estudiantes de Manuel Álvarez Bravo en foto fija y de Gabriel Figueroa con técnica cinematográfica en la Academia cinematográfica de 1943 a 1945.

Es un Miembro fundador del Club Fotográfico de México en 1949. Y fue elegido presidente durante tres años consecutivos de 1968 al 1970, de donde fue socio más entusiasta hasta el día de su muerte en el 2017.

 

 

 

Más de 22 años fue maestro tanto de destacados fotógrafos como Manuel Carrillo, Lorenzo Zacany y Enrique Bostelmann, así como de miles d jóvenes que solicitaron sus sabios consejos y escucharon sus maravillosas anécdotas. Segarra fue asesor de publicaciones de Kodak Mexicana, el Excélsior y entre otras, y presentó cerca de 200 exposiciones en México, EU y Europa.

Por mas de 30 años puso a la venta sus fotos en el “Bazar Sábado” en el Jardín de San Jacinto en San Ángel y en “Jardín del Arte” en Sullivan. Fue pionero en la venta de fotos, en un lugar donde solo se exhibía obra pictórica, en estos el observador común y corriente puede deleitarse con tan magnificas imágenes.

 

 

Retrató a Diego Rivera y sólo tenía 100 copias de cada una de sus fotos, y un puro en la mano con tabaco de Veracruz. A sus más de 90 años todavía tenía una memoria más fresca. Cuando fundó el Club Fotográfico de México en el año cuarenta, todos eran 20 años mayores que Segarra, así que hasta el 2017, era el único fundador con vida.

Se le recuerda por decir que la foto en los años cuarenta era muy complicada, no tenían flash, no tenían exposímetro y cargában maletas de cincuenta kilos con el equipo necesario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook

Este es el cartel de los 20 años del Vive Latino en 2019
MXCity
Uno de los festivales más grandes para las bandas más representativas mundialmente de la música en español en la 20 edición del Vive Latino.

Se anunció el cartel de uno de los mejores festivales de música de la ciudad, la edición número 20 del Festival Iberoamericano de Cultura Musical: Vive Latino 2019, el cual se llevará a cabo los días 16 y 17 de marzo.

El festival vuelve a ser de 2 días y ahora podemos saber qué bandas tocarán en cada fecha desde el principio.

 

A lo largo de los años el Vive Latino se ha convertido en uno de los festivales referentes de nuestro país y de Latinoamérica, esto gracias a sus variados actos, tanto nacionales como internacionales que han hecho del Foro Sol la casa de este evento.

Para este 2019 se han confirmado las fechas de lo que será el festejo de sus 20 años. Los días serán 16 y 17 de marzo. La información de las bandas aún es un misterio, pero estamos seguros de que habrá varias sorpresas por estas dos décadas.

 

 

Desde muy temprano se ha filtrado el cartel del Vive Latino por parte de uno de los headliners. Está noticia la conocimos gracias a la cuenta de Editors y nos ha confirmado que también se presentará The 1975, Santana, Caifanes, Bengala, Café Tacvba, Ximena Sariñana, Ska-P, Nach, Intocable, Juanes, Hello Seahorse!, entre otros.

 

 

La década de los noventa trajo el resurgimiento de los festivales musicales alrededor del mundo: Lollapalooza, de Perry Farrell –cantante de Jane’s Addiction– en 1991, fue el inicio de una nueva etapa para reunirse y celebrar la música; Glastonbury y Reading, en el Reino Unido, se sumaron renovados a la ola, así como el aniversario 25 de Woodstock, en el 94.

 

 

México no quería quedarse fuera de la fiesta y, gracias a la visión de algunos empresarios, en 1998 llegó a la Ciudad de México el primer encuentro masivo de rock en español, el Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino. Con un cartel que reunió en un mismo lugar a bandas como Molotov, Café Tacvba, El Tri, Los Tres e Illya Kuryaki and the Valderramas, el festival abrió puertas a grupos consolidados y emergentes.

 

El Vive Latino ha recorrido un largo camino desde su edición inaugural, donde contó con dos escenarios para presentar a más de 30 bandas durante un fin de semana. Aunque la segunda ronda llegó hasta el año 2000, la convocatoria y los resultados de ésta superaron las expectativas de los organizadores, dando bases al evento para convertirse en un referente musical colectivo.

 

 

La inclusión de representantes anglosajones fue en un principio causa de polémica entre los asiduos asistentes, por tratarse de un encuentro “puramente latino”. Lo mismo sucedió al fusionar bandas de géneros como reguetón, cumbia y sonidero en el cartel, siendo el ejemplo más claro la primera participación de Calle 13, donde únicamente interpretaron cuatro canciones antes de que el público los corriera del escenario. Hoy en día, conjuntos como Los Ángeles Azules, Los Tigres del Norte y el Sonido La Changa son recibidos con gracia, agrado y alta asistencia.

 

 

Aún con las dificultades que implica llevar a cabo un evento de esta magnitud y mantenerlo en el gusto del público, momentos como el reencuentro de Caifanes, en 2011, o el tributo a Gustavo Cerati, a manos de eminencias musicales, muestran por qué hasta el día de hoy el Vive es rey entre los festivales de Latinoamérica.

 

 

Los boletos ya están disponibles (Venta vivelatino.com.mx/ )

Los boletos ya están en el sistema Ticketmaster en los siguientes precios:

Por día Fase 1: $1,452 MXN Abono $2,840 MXN

 

A continuación te dejamos la distribución por día del Vive Latino:

 

 

Vive Latino 2019

Dónde: Foro Sol

Dirección: Av. Viaducto Rio de la Piedad S/N, Granjas México, 08400 Iztacalco, CDMX

Cuándo: 16 y 17 de marzo 2019

Vive Latino Web: vivelatino.com.mx/ 

Vive Latino Twiter @vivelatino

Vive Latino Facebook @festivalvivelatino