pepino-garibaldi-6
MXCity

Las caminatas más épicas para hacer senderismo en México
MXCity
México tiene lugares majestuosos para realizar senderismo, y muchos de ellos están muy cerca de la CDMX.

Algunos recorridos puedes hacerlos en un fin de semana.

 

México es un país ideal para el senderismo y el montañismo; es un sitio increíble para descubrir hermoso paisajes y observar con admiración el medio natural y  conocer nuestro patrimonio y los elementos etnográficos y culturales tradicionales de cada región.

El senderismo en México, esa simbiosis entre deporte, cultura y medio ambiente, es cada vez más popular debido a los paisajes, las excelentes cadenas montañosas y el estupendo clima que hay a mayor parte del año. A excepción de la altura de la CDMX, lo que en ocasiones es brutal por la altitud, en general México es un lugar perfecto para practicar senderismo.

Siempre vale la pena dar un paseo en el camino hacia las lagunas, dirigirse hacia las cumbres o recorrer las faldas de un volcán. Si deseas tener algunas experiencias hermosas de senderismo, aquí te dejamos una lista de lugares épicos para hacer senderismo en México.

 

Desierto de los Leones

CDMX, Ciudad de México.

 

 

 

El primer lugar se encuentra muy cerca de la CDMX, y es uno de los lugares de excursionismo más populares y atractivos. Aquí no encontraremos leones, pero sí muchos excursionistas, ciclistas y familias que se enfrentan a los escarpados senderos de este espectacular parque nacional. Los senderos que se encuentran aquí varían de moderados a difíciles, pero todos son fáciles de ubicar y seguir. Una de las excursiones más desafiantes se dirige al pico más alto del parque, el Cerro San Miguel, que se encuentra a 12,400 pies sobre el nivel del mar.

 

Paso de Cortés

Estado de México, México

 

 

 

El Paso de Cortes es una ruta que se encuentra entre los volcanes Popocatépetl e Iztaccihuatl y lleva el nombre del conquistador español Hernán Córtes, porque se dice que por ahí travesó para llegar a la gran Tenochtitlan. Está a dos horas de la capital, y debido a la altura no es apta para los débiles de corazón o los que no están aclimatados. Sin embargo, vale la pena el viaje si eres fanático de una vista espectacular.

 

Nevado de Toluca

Estado de México, México.

 

 

Este es otro destino popular muy cerca de la CDMX, que ofrece caminatas que son más que adecuadas para principiantes o entusiastas aficionados. Aquí puedes hasta la cima de la cuarta montaña más grande de México, que se encuentra a más de una milla sobre el nivel del suelo, o si quieres puede ir a las lagunas gemelas que ofrecen vistas verdaderamente espectaculares. Además puedes conducir y estacionarte en muchos puntos hasta el Nevado de Toluca, y las caminatas se pueden adaptar a varios niveles.

 

Iztaccíhuatl

Puebla, México

 

 

Esta es la mitad inactiva de los volcanes más famosos de México que lo convierte en un lugar asombroso para el senderismo, aunque, solo los más experimentados y físicamente capaces logran conquistar el límite del recorrido. Si bien la cima está abierta a intentos de escalada, puede resultar fatal y la altitud es brutal, así que esforzarse de más en la caminata de dos días a Iztaccíhuatl, puede no ser la mejor idea para principiantes.

 

Cumbres de Ajusco

CDMX, Ciudad de México.

 

 

 

El ajusto es el destino más frecuentado de la Ciudad de México, donde muchos, de hecho, hemos hecho senderismo sin saber que lo estamos haciendo. Las Cumbres del Ajusco es un lugar frío que cuenta con senderos bien transitados y vistas que valen la pena el viaje. Se encuentra a casi 4,000 metros sobre el nivel del mar pero técnicamente hay muchos senderos que convergen en un punto u otro en la cima, así que no te preocupes por perderte.

 

Tepozteco

Morelos, México.

 

 

 

Tepoztlán es un gran atractivo para el senderismo de montaña, ya que es muy fácil de encontrar y una delicia para caminar. Se trata de una escalada empinada pero la altitud no se toma en cuenta para la mayoría de las personas, dado que el pico todavía está ligeramente por debajo de la CDMX. La recompensa mágica para completar esta caminata es la pirámide que se encuentra en la cima de la cumbre y ofrece unas vistas magníficas de los valles y las vistas circundantes, y claro los helados de Tepoz.

 

Cañón del Cobre

Chihuahua, Chihuahua.

 

 

 

El Cañón del Cobre no es el nombre correcto que debería de tener este sitio, ya que en realidad el Cañón del Cobre está formado por seis cañones separados con el Cañón del Tararecua, quizá el mejor para hacer senderismo debido a las fuentes termales en la base. Como sea, esta ruta de senderismo de cinco días fue clasificada como una de las mejores del mundo por National Geographic. Atravesando el estado norteño de Chihuahua, combina la cultura indígena con un paisaje excelente y una naturaleza salvaje.

 

Chipinque

Monterrey, Nuevo León.

 

 

 

Este parque natural tiene varias rutas hermosas de senderismo que harán las delicias de los profesionales experimentados e introducir a los novatos en el mundo del gimnasio al aire libre. El sitio web oficial de Chipinque tiene tres senderos recomendados con mapas, pero hay muchos más que puedes emprender a lo largo de los 50 km de este parque natural. Chipinque definitivamente muestra un nuevo lado a la industrial Monterrey.

 

Reserva de la Biosfera Los Tuxtlas

Veracruz, Veracruz.

 

 

 

Esta Reserva de la Biosfera está ubicada en el sur de Veracruz, en Catemaco.  Es el destino ideal para los excursionistas que aman el ritual a la par de la excursión. La reserva ocupa más de 155,000 hectáreas en donde se pueden encontrar curanderos habitando algunas regiones ocultas. Pero antes de comenzar la caminata primero debes hacerte una limpia, para que puedas recorrer con buenas vibras desde el lago hasta la montañosa.

 

 

La insólita exposición de momias en el barrio de San Ángel
MXCity
En el Museo del Carmen podrás ver estas 12 momias, además de un largo recorrido entre las diversas ideas de la muerte.

Todo lo que tienes que saber sobre la muerte en un museo de San Ángel.

 

Hace más de 300 años el capitán Juan de Ortega y Baldivia adquirió una cripta para él y su familia, en uno de los monasterios más originales de la ciudad de México, el ex convento y colegio de El Carmen, en San Angel. Claro que nunca se imaginó  que pasarían a la posteridad gracias o que les sucedió años más tarde: un proceso natural de momificación.

Cerca de la Plaza de San Jacinto en San Ángel, con calles empedradas, parques aledaños muy apacibles y negocios locales dan especial ambiente al lugar. Tiene un sabor y olor pueblerino, de una época que conserva calles dignas de nuestra historia.

 

 

 En la zona aledaña al ex convento era el sitio para que las familias ricas de la época construyeran sus casas de verano, alejados del centro (a 12 kilómetros). Las criptas están ubicadas bajo la nave de la iglesia y se destacan por el uso de azulejos de Talavera poblana del siglo XVII, con decoraciones murales y altares, un pequeño retablo dorado y pilas de agua bendita hechas de alabastro.

Para ingresar al sitio hay que caminar por un crucero y altares que dan impresión de estar realmente dentro de una pequeña iglesia. Hay cráneos con un rictus desgarrador, las manos extendidas o encogidas y la vestimenta luida, despiertan en algunos casos el temor a lo desconocido, el misterio, y el asombro ante la excepción, de que luego de la muerte los 12 cuerpos se hayan deshidratado, y quizá, no hayan logrado el descanso eterno.

 

 

 En general se acude con respeto y en silencio a la cripta, prevalece la incógnita en torno a la identidad de las 12 momias, descubiertas en la capilla mortuoria,  entre 1917 y 1918, cuando las tropas revolucionarias ingresaron al lugar en busca de tesoros. De hecho es poca la investigación que existe acerca del caso de las momias de San Ángel.

La conservación de las momias se hace dos veces al año, cuando son fumigadas para evitar la proliferación de microorganismos. Pero las criptas tienen una mejora en su museografía ya que son elementos importantes para el Museo. Son 30 minutos en un cuarto lleno de momias.

 

 

La mayoría de las piezas del museo pertenecen al arte sacro virreinal, herencia de los monjes carmelitas entre las que se encuentran obras de artistas sobresalientes de esa época, como Miguel Cabrera, Cristóbal de Villalpando o Juan Correa. Los vestigios de la forma de vida que llevaban los monjes y que está implícito en muchos de los rincones te transportaron siglos atrás.

Te topas con un claustro con increíbles juegos de luz y sombra, una impresionante sacristía y un jardín que rememora los antiguos huertos de los frailes. Es entonces cuando el cielo comienza a tronar y el aire a oler a lluvia: 12 cuerpos conservados y momificados de manera natural entre 1916 y 1917.

 

 

El origen de los cuerpos es incierto. Un fraile del templo carmelita quiso volver a darles sepultura, pero los habitantes en San Ángel se opusieron alegando que eran parte de la comunidad. Su destino fue el mismo Colegio del Carmen, en donde el gobierno federal creó un pequeño museo en 1921 donde además de las momias, se resguardaron las obras que habían dejado los frailes.

En este caso, la momificación se debió a que el terreno donde fueron enterrados está compuesto de tepetate, lo que contribuyó a que el proceso de deshidratación de los cuerpos se acelerara y se inhibiera la proliferación de bacterias, enzimas y hongos que descomponen los tejidos y producen la descomposición de los cadáveres.

 

 

 

La importancia de esta muestra es que describen los significados de la muerte en distintas culturas y épocas de manera interdisciplinar, además de que explican cómo es que los cuerpos quedan momificados; de hecho, aquí aprenderás que las momias de México son, por lo general, producto de fenómenos naturales y que no necesitan intervención de la gente, como las egipcias.

 

 

 

 

Exposición de momias en CDMX

¿Dónde? Museo del Carmen, plaza Del Carmen 4, San ángel

¿Cuándo? del 12 de diciembre a marzo de 2019

¿Cuánto? $60

Sitio web // Facebook // Instagram

Foto de portada Inah

Marcel Duchamp y Jeff Koons llegarán al Museo Jumex
MXCity
La exposición Apariencia desnuda, es una muestra de la obra de Marcel Duchamp y Jeff Koons, la primera de ambos artistas en México y Latinoamérica.

Una exposición necesaria para comprender el arte contemporáneo.

 

El Museo Jumex recibirá en mayo de 2019 una exposición que habla sobre los paralelismos entre las obras de Marcel Duchamp y de Jeff Koons, pero ¿quiénes son estos personajes?

 

 

Marcel Duchamp fue muy reconocido por su actividad artística en el siglo XX, ya que su obra ejerció una gran influencia en varios movimientos artísticos debido a una característica de sus piezas: exaltó el valor de lo fugaz y lo contemporáneo como resultado de un puro ejercicio de la voluntad, sin necesidad de formación artística, preparación o talento.

Duchamp introdujo los ready-made, y los objetos de nuestra vida cotidiana a los museos en donde adquirían la categoría de obra artística. A mediados del siglo XX había una fuerte crítica a la institucionalidad y el fetichismo por las obras de arte, lo que provocó tensiones entre los artistas más inquietos de la época. La rueda de una bicicleta sobre un taburete, un Portabotellas,  una pala quitanieves colgada del techo mediante un hilo, y quizá su más famoso, el urinario.

 

 

Jeff Koons es heredero de Duchamp. De hecho, sus primeros trabajos están inspirados en el ready-made Duchampiano, y así como el orinario del francés, Koons metió un balón de básquet en una pecera para hacerlo flotar y unaspiradoras en medio de un cubo de vidrio. La diferencia, es que Koons tienen un taller donde trabajan a diario más de 130 moldeando esculturas, dibujando cuadros y maquinando estrategias de mercado.

La gran diferencia entre Duchamp y Koons, es que Duchamp entró rápido a los libros de la historia del arte, mientras que Koons está pagando para entrar a los libros. Sus obras llegan a costar más de 50 millones de dólares y ha pagodo millones para entrar a los museos más emblemáticos de Nueva York, París y Bilbao. Jeff Koons es un Roll Royce del mundo del arte aunque está hecho con piezas de plástico barato.

 

 

Por supuesto que la discusión de este fenómeno es incompresible.  Pero el museo Jumex presenta la primera gran exposición en México y Latinoamérica que muestra en conjunto la obra de estos dos artistas. En la exposición el curador invitado Massimiliano Gioni establece un paralelismo para abordar conceptos clave sobre los objetos, las mercancías y la relación del artista con la sociedad.

La exposición se llama Apariencia desnuda, título tomado de un ensayo de la obra de Duchamp realizado por el Premio Nobel mexicano Octavio Paz, revela las apariencias y apariciones en un juego de ajedrez entre la esencia y la superficie; opera como una sala de espejos que refleja, distorsiona y amplifica las semejanzas y diferencias entre los artistas dentro de un complejo “régimen de coincidencias”, para tomar prestada una de las peculiares expresiones de Duchamp.

 

 

La exposición propone un sistema de afinidades electivas que consisten en resonancias formales y conceptuales entre los dos artistas. Aunque estén separados por varias décadas, los universos creativos y a veces distintos de estos dos artistas, cuestionan de manera similar la función de los objetos y el encanto de las mercancías, ya que ambos artistas desarrollaron sus propias filosofías del deseo y el gusto por lo que al considerar su papel como artistas de manera más amplia propusieron nuevas formas de pensar sobre el arte y el yo.

La transición de la obra de Duchamp a la de Koons pone de relieve otras transformaciones fundamentales en la cultura del siglo XX que abarcan las definiciones de subjetividad y trabajo, así como la designación de valor y gusto; todo ello por medio de debates sobre moralidad y sexualidad, autoría y propiedad, integridad y corrupción.

 

 

La exposición ilustra la transición del ready-made al facsímil que tanto Duchamp como Koons exponen en sus objetos y réplicas hiperrealistas. El erotismo, el género y el desafío a las normas éticas impuestas también son centrales en su trabajo, en especial en lo que se refiere a los temas sexuales más explícitos que tanto Duchamp como Koons han empleado para delinear las nuevas anatomías del deseo.

En el Museo Jumex podrá ofrecer al público mexicano una muestra en la que disfrutarán la faceta lúdica de la obra de Jeff Koons, al mismo tiempo que será parte del diálogo entre dos creadores aparentemente disímbolos. Presentará más de 70 obras de Marcel Duchamp y de Jeff Koons, entre las que se encuentra la serie completa de ready-mades de 1964 de Duchamp, que incluye Bicycle Wheel, Bottle Rack y Fountain.

 

 

Asimismo tendrá una selección de las más reconocidas series de Koons como The New, Banality, Made in Heaven, Celebration, Antiquity y obras como Rabbit, Balloon Dog, Moon, Play-Doh, y Hulk. La exposición incluye préstamos de más de 30 colecciones como: Astrup Fearnley Museum, Oslo; The Broad Art Foundation, Los Ángeles; Museu Coleção Berardo, Lisboa; Galleria Nazionale d’Arte Moderna e Contemporanea, Roma; The Israel Museum, Jerusalén; Moderna Museet, Estocolmo; Museum of Contemporary Art Chicago; National Gallery of Canada, Ottawa; Pinault Collection; Philadelphia Museum of Art; The Sonnabend Collection, Nueva York y Tate, Londres, entre otros.

La exposición incluye un catálogo publicado por Phaidon y Fundación Jumex, y del curador Massimiliano Gioni: director artístico Edlis Neeson del New Museum de Nueva York y director de la Fundación Trussardi de Milán. Gioni ha organizado numerosas exposiciones internacionales, entre ellas la 55ª Bienal de Venecia, Berlín y ha curado varias exposiciones colectivas de artistas increíbles de todo el mundo.

 

 

Apariencia desnuda

¿Dónde? Museo Jumex (Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra 303, Col. Granada).

¿Cuándo? del 17 de mayo al 29 de septiembre de 2019. De martes a domingo de 10:00 a 20:00.

¿Cuánto? $30 público nacional. Entrada gratuita a menores de 15, estudiantes, profesores, adultos mayores con credencial vigente.

Sitio // Facebook // Twitter // Instagram

Foto de portada: El observador

Platillos tradicionales de la Navidad en México
MXCity
Te presentamos los 10 platillos que estarán en la mesa de muchas familias mexicanas, y que siempre nos hacen disfrutar de nuestra gastronomía.

La historia de los platillos nos permite conocer a su gente.

 

Nuestro país es tan diverso que es imposible tener una sola manera de festejar. Además lo interesante es que a pesar de que existen distintas tradiciones y platillos que se elaboran durante la navidad, muchas familias le añaden su toque para apropiarse de la receta. Hacer visible la cultura mexicana y sus múltiples que también se manifiestan y expresan en los platillos.

Esto hace aun más difícil tener un solo festejo ya que cada quien le imprime su cúmulo de lleno de significados donde es posible descubrir las diversas esencias de México. Así que el arte de la gastronomía se ve reflejado en llevar la comida al horno convencional, a las panadería y crear salsas.

Como la diversidad gastronómica en México es maravillosa, te traemos estos 10 platillos que todos hemos comido alguna vez con nuestros familiares.

 

Pavo

 

 

La idea clásica para la cena es el pavo. Ya sea ahumado, a la uva, a la mandarina o como sea. Pero toda receta mexicana que te ofrece un sabor diferente al pavo tradicional, es como si a este pavo lo bañaras de vino tinto dejándole un ligero sabor dulce pero no empalagoso. Al pavo hay que meterlo al horno y tratarlo durante varias horas para que tome su sabor dulce y jugoso.

 

Pierna al horno

 

 

Este es un platillo típico para la cena de navidad o año nuevo. Se adorna con frutas dándole una mejor presentación y es una comida con deliciosos sabores agridulces, ideal para disfrutar en familia durante las celebraciones navideñas. La pierna de puerco al horno es un plato muy conocido en México, donde suele hacerse rellena de frutos secos y distintas carnes.

 

Mixiote Navideño

 

 

El Mixiote es un platillo típico de Puebla que viene desde la época prehispánica, y sobre todo que es un manjar en la boca. No es un platillo que te sale a la primera, pero se pueden preparar con diferentes carnes por ejemplo de res, pollo, pescado, carnero, cerdo o camarones. Su preparación es algo tediosa y se acostumbra prepararlo en fechas especiales como lo es navidad.

 

Romeritos

 

 

La combinación de mole con el camarón es de lo más espectacular en nuestra gastronomia. El sabor de los romeritos es explosivo gracias a esta exquisita combinación; además es una de las recetas que le pondrá bastante sabor a tu comida. Si te gustan los romeritos en su versión clásica también pudes saber que los romeritos son un platillo más que especial.

 

Lomo al horno

 

 

Cuando este platillo está listo y fuera del horno parece como si fuera un gran jamón ahumado incluso soltando su jugoso sabor. ¡Delicia! Este platillo es igual o más suculento que la pierna al horno.

 

Filetes

 

 

Hay quien prefiere omitir el pavo y la pierna y optar por filetes llenos de Navidad, ya que los filetes en cualquiera de sus presentaciones son exquisitos y cada vez se hacen más tradicionales. Si te gustan los platillos fuertes y con sabor a alcohol, pudes marinar la carne con tequila y tener una opción diferente.

 

Bacalao

 

 

El bacalao es un platillo mestizo que se sirve en la cena de navidad, y el bacalao estilo México o la versión mexicana del bacalao a la vizcaina, es de las cenas mas ricas que probarás en la vida. Esta receta es herencia de las abuelas, tías y mamás que la han hecho por años. Lo mejor es que se cocine unos días antes para que el día que lo sirvan sepa mucho mejor, este es uno de esos platillos que entre mas se recalienta es mucho mas rico su sabor.

 

Medallones

 

 

Los medallos ya clásicos son lo que llevan res con salsa de orégano. Si lo que quieres es hacer una cena donde no te cueste tanto trabajo y ni te lleve mucho tiempo prepararlo, entonces éste es una excelente idea, porque primero no requieres de muchos ingredientes y segundo es tan fácil de preparar que terminarías más pronto de lo que crees.

 

Almendrado

 

 

Otro de los platillos más típicos que preparan las familias mexicanas es el “Almendrado de Gallina”. Es que se ha hecho un bñasico navideño ya que lo único que necesitas son las almendras y también nuez picada junto con una salsa de tomate, donde solo se pone a cocer con el pollo o la gallina. Ya que este platillo no necesita de mucha ciencia ni tiempo, y además es del gusto de niños y especialistas de la casa, se hace cada vez más seguido.

 

Ensalada Tradicional Navideña 

 

Cada año la tradicional ensalada de manzana se presenta en todas las mesas mexicanas. Es una de las más conocidas en los estados centrales de México, muy parecida a una ensalada Waldorf, y de hecho lo es. De alguna manera, esta ensalada fue adoptada en nuestra cultura desde muchos años e incluso aparece en los libros de cocina mexicanos recetas navideñas de la década de 1940 como ensalada de Navidad.