El origen místico e histórico de la tradición del árbol de Navidad en México
Benjamin Malik
Descubre de dónde viene la tradición de los árboles de navidad, su transformación en Europa a través de los años y su llegada a México.

Nuestra tradición del árbol de Navidad es longeva y sumamente simbólica.

. . .

Algunas tradiciones se han practicado por siglos, es común que en el tiempo se vayan transformando y adquiriendo nuevos valores y costumbre. Tal es el caso del árbol de Navidad, es preciso conocer la historia detrás del símbolo y su origen para poder entenderla desde un ángulo diferente e inclusive continuar su práctica a través de una diferente perspectiva. El árbol de Navidad moderno puede ser entendido como una representación del Árbol de la Vida.

En la tradición pagana se conocían como árboles de Yule, datan de siglos antes de Cristo y por lo general eran pinos en arboledas que se veneraban, como a la Gran Madre Tierra, al ser decorados con velas colgantes. Los paganos llevaban los árboles a sus hogares con la llegada del solsticio de invierno que se produce en el hemisferio norte entre el 21 y 22 de diciembre.

Los árboles simbolizaban el renacimiento y la inmortalidad que se manifestaban en invierno; las luces del árbol y adornos originalmente simbolizaban el Sol, la luna y las estrellas. Las decoraciones de los paganos en Grecia y Siria del árbol de Yule también representaban las almas de los difuntos que se recordaban al final del año y realizaban una entrega de regalos como ofrendas a las deidades Attis y Dionisio. Los romanos actualizaron esta tradición en invierno con la fiesta de Saturnalia, la cual fue adoptada por el cristianismo y luego llamada Navidad.

Los escandinavos creían en Yggdrasil, un Árbol de la Vida que conectaba a la "tierra media" con el "bajo mundo" y el cielo. Los árboles que conectaban mundos también se observaron en Mesoamérica, incluyendo sociedades de Izapa, los olmecas y aztecas. Los mayas adoraban el árbol de Ceiba, que funcionaba como un símbolo de los diferentes niveles en el eje central de la Madre Tierra, al igual que la banda luminosa de nuestra Vía Láctea.

El Árbol de la Vida apareció en muchas sociedades alrededor del mundo. Los egipcios valoraban especialmente a los árboles como símbolo de la victoria de la vida sobre la muerte, y al igual que los paganos, llevaban los árboles a sus casas durante el solsticio de invierno. Los asirios veneraban a un árbol formado por líneas cruzando una serie de nodos que imitaban el sistema eléctrico del cuerpo humano. Los armenios tallaban el árbol en las armaduras de sus guerreros, dividiendo las ramas de igual forma en el lado derecho y el izquierdo para representar el balance.

El Árbol de la Vida de la Kabbalah tiene un orden de 10 (a veces 11) esferas psíquicas llamadas Sephirot, que cuando se observa dentro de un cuerpo humano, es similar al modelo yogi del Árbol de la Vida que se representa por una compleja red de ramificaciones llamadas "meridianos" (nadis en sánscrito) que canalizan pulsos de prana hacia los chakras y estos procesan la energía del cuerpo humano.

En la alquimia se plasmaba el Árbol de la Vida con siete esferas, estrellas, soles, flores y otros íconos místicos que asemejan a los chakras a lo largo de la espina dorsal. Y fue debajo del árbol Bodhi donde Buda despertó a su propia naturaleza iluminada.

Como muchas otras tradiciones, el árbol de navidad vino de Europa en general, y se dice que particularmente el origen del árbol de navidad se remonta a principios el siglo XVII en Alemania. Aunque ya antes los antiguos habitantes de Europa colocaban manzanas y otros frutos sobre algunos árboles como rito para recibir la primavera y honrar a dioses como Frey, señor del sol y la fertilidad. Pero nada con ese tinte navideño.

Es por eso, que para saber cómo llego a México, primero deberíamos saber cómo surgió en Europa. Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad cristiana. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín); y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos).

Se dice que San Bonifacio, un evangelizador de Alemania, tomó un hacha y cortó un árbol que representaba al Yggdrasil (aunque también pudo ser un árbol consagrado a Thor), y en su lugar plantó un pino, que por ser perenne, simbolizó el amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas.

Las manzanas simbolizaban el pecado original y las tentaciones, mientras que las velas representaban la luz de Jesucristo como luz del mundo. Conforme pasó el tiempo, las manzanas y las velas, se transformaron en esferas, luces y otros adornos.

Posteriormente con la evangelización de esos pueblos, los conversos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado. El árbol es una tradición pagana que fue evolucionando con el tiempo y dependiendo de las regiones geográficas en las que era introducido, o en las regiones en las que se adoptaba la práctica.

Poco a poco se fue extendiendo la práctica por todo Europa pero a mediados del siglo XIX, la iglesia católica creó algo que llamó el "árbol de Cristo", y lo adaptó como parte de sus costumbres de Navidad que convivían con el tradicional Belén o Pesebre.

Es posible que el primer árbol navideño, como se conoce en la actualidad, surgiera en Alemania, donde se implantó por primera vez en 1605 para ambientar el frío de la Navidad, comenzando así su difusión. A Finlandia llegó en 1800, mientras que a Inglaterra lo hizo en 1829, y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria.

La costumbre de adornar un árbol en los hogares españoles fue traída en el año 1870 por una princesa de origen ruso llamada Sofía Troubetzkoy, que tenía alianzas con los borbones. Parece ser que la primera vez que se colocó un árbol navideño en España fue en Madrid, durante las navidades del año 1870, en el desaparecido palacio de dichos nobles, el palacio de Alcañices, ubicado en el paseo del Prado, esquina con la calle de Alcalá.

Esta tradición, como muchas otras ha tenido sus "libertades creativas" ya que difícilmente un árbol crecía en medio del desierto en la Jerusalen donde se dice que nació Jesucristo. Mucho menos un pino. Tampoco había esferas, ni botas colgadas en las paredes, mucho menos había un río en medio del desierto.  Y claro que ya sabemos que las estrellas en el cielo no son de puntas, sino rocas muertas a millones de kilómetros de distancia.

Hoy en día, se agregó la idea de poner regalos para los niños bajo el árbol, enviados por los San Nicolás o también conocido como Santa Claus (y Papá Noel) o los Reyes Magos, dependiendo las costumbres de la zona donde se encuentre.

Así que fue en el siglo XIX, que la idea de árbol de Navidad llegó a México. Se cuenta que se le vio por primera vez cuando el Palacio Imperial de Chapultepec amaneció emperifollado con la brillante novedad traída directamente de Europa por orden de Maximiliano de Habsburgo, recién llegado Emperador en 1864, quien arribó a costas mexicanas el 28 de mayo de 1864, para instalarse en el castillo de Chapultepec luego de haber rechazado palacio Nacional como residencia oficial debido a las chinches.

La decoración causó tal furor que la aristocracia mexicana la adoptó de inmediato, desplazando temporalmente a los nacimientos de su protagonismo navideño. Y es que, desde su llegada a México, los "divinos" Maximiliano y Carlota se imponían en moda y normas ante la sociedad mexicana.

Al año siguiente, en 1865, los mismos emperadores casi "cancelan" la navidad al proclamar el 24 de diciembre día de luto nacional por la muerte del padre de Carlota, el rey de Bélgica, Leopoldo I, pero los único que guardaron el protocolo que ordenaba el ceremonial de la corte fueron los  conservadores.

Cuando Maximiliano fue fusilado, se desprestigiaron las costumbres fomentadas bajo el imperio y su corte, así que el árbol de Navidad cayó en desuso. Pero en 1878, el general Miguel Negrete, considerado el mayor enemigo político de Porfirio Díaz y ministro de guerra durante la presidencia de Benito Juárez, retomó la tradición del árbol, luego de quedar muy impresionado por los árboles que conoció durante sus viajes a Europa y Estados Unidos.

Él instaló un árbol navideño en su casa descrito así por la prensa: "el árbol sembrado de luces, cubierto de heno, extendía sus ramas a una gran distancia, y contenía como 250 juguetes, entre los que cada invitado tenía derecho a elegir uno designado por un número que de antemano se repartió; los objetos consistían  en juguetes de muy buen gusto y aún de lujo".

La población adoptó la tradición alcanzando mayor auge a mitad del siglo pasado, siendo de cuño burgués, afrancesado, y sí, como en el siglo XIX, seguimos poniéndole heno y nacimiento al árbol de navidad.

Por esta razón el ejército de EU utilizó la Piedra del Sol como tiro al blanco
MXCity
En la lucha por el estado de Texas, los soldados de Estados Unidos utilizaron La Piedra del Sol para practicar sus tiros. 

Foto destacada: Más de mx

La Piedra del Sol también estuvo bajo ataque de EU durante la invasión. 

 

La Piedra del Sol, mejor conocida como Calendario Azteca, es uno de los vestigios históricos más icónicos del México prehispánico. Se dice que fue creado en 1479 por Axayácatl, sexto monarca mexica y, según información del INA, fue encontrada en 1790 al llevar a cabo la nivelación de la Plaza Mayor del Zócalo. Tras ser descubierta, fue colocada al pie de la Torre Occidental de la capital.

Pero de todas las curiosidades que podemos hablar de este ícono, quizá uno de los más interesantes es lo que pasó durante la invasión estadounidense, cuando soldados invasores utilizaron la Piedra del Sol como tiro al blanco

La Piedra del Sol es un bloque de basalto, la cual cuenta con una parte circular de un diámetro de 3.60 metros y con un peso de 24 toneladas, y se trata de un calendario.

Tiempo real

Aunque sea difícil de creer, fue durante la invasión estadounidense, que el ejército de Estados Unidos aprovechó el monolito de más de 24 toneladas, para practicar el tiro con arco. Y es que en 1800, Estados Unidos tenía una política expansionista, prueba de ello fue la compra del estado de Luisiana y la firma del Tratado Adams-Onís. Sin embargo, estos quisieron aprovechar que México había consumado la Independencia, para anexar a Texas a su territorio.

Debido a las malas negociaciones, Texas seguía siendo parte de México, por lo que el gobierno de Estados Unidos apoyó a los habitantes del estado que querían separarse de la República Mexicana, así se originó una batalla militar que derivó en que EU le declarara la guerra al país en 1846.

Tiempo real

Ante ello, el 8 de agosto arribaron 14 mil miembros del ejército de Estados Unidos y un año después, ondeaban la bandera de su país en el Zócalo de la Ciudad de México a forma de protesta para pelear Texas. Durante el enfrentamiento, los miembros del ejército de Estados Unidos aprovecharon para practicar su tiro con la Piedra del Sol, que estaba ubicada al sur de la Catedral Metropolitana, de acuerdo con la obra Escultura Monumental Mexicana del historiador Leonardo López Luján.

Esta versión también es apoyada por la historiadora Sari Benítez, quien considera que ante el aburrimiento de los soldados, que estaban haciendo guardia por la lucha por Texas, estos para matar el tiempo practicaron su tiro en la Piedra del Sol. “Se hicieron como con balazos”, asegura.

Ante los tiros, la Piedra del Sol se dañó, por lo que una parte del calendario Azteca no tiene la nariz y el labio.

Hacen histórico reconocimiento a una mujer yaqui
MXCity
La primera mujer en ser reconocida como líder por los gobernadores yaquis, estuvo en la ramada, un lugar ancestral para la toma de decisiones. 

Foto destacada: Gobierno Sonora

Por primera vez en la historia, el pueblo yaqui otorgó el bastón de mando ancestral a una mujer. 

 

Desde que comenzó el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se llevaron a cabo una serie de convenios con el Gobierno del Pueblo Yaqui, con la intención de firmar el Plan de Justicia del Pueblo Yaqui, en donde se decretó al Pueblo Yaqui la entrega de sus tierras. Con este Plan y estos decretos presidenciales se busca el restablecimiento de derechos de esta población sobre su tierra y agua, y el cumplimiento progresivo de otros derechos de los que todavía no disfrutan.

Fue la firma de un tratado con mucho poder simbólico que fue concedido al pueblo indígena, además de que se pidió perdón, en nombre de toda la nación, por todos los 

A más de cinco años del proceso de formulación del Plan de Justicia del Pueblo Yaqui, y tras la gira que realizó al lado del presidente Andrés Manuel López Obrador por Sonora y el vecino estado de Baja California, la morenista Claudia Sheinbaum fue, se llevó a cabo otro reconocimiento de gran relevancia para la cultura yaqui.

Gobierno Sonora

Y es que Claudia Sheinbaum ha sido la primera mujer en ser reconocida como líder por los gobernadores tradicionales yaquis, de modo que se le permitió estar en el ancestral lugar para la toma de las decisiones, la ramada -donde históricamente no hay presencia de mujeres.

Se trata de la primera vez en su historia, que la autoridad tradicional de los pueblos yaquis reconoció el liderazgo de una mujer. Los ocho gobernadores tradicionales de la indómita etnia entregaron el bastón de mando a la futura presidenta de México, Claudia Sheinbaum Pardo, en el lugar más sagrado para este pueblo originario.

Se trató de una ceremonia inédita, en donde un grupo de mujeres yaquis sólo pudo observar a la distancia. En esta región del noreste mexicano, la mandataria garantizó que trabajará para que la reforma constitucional en materia de pueblos indígenas y afromexicano. Con ello, fueron recibidos los honores tradicionales por los líderes de los ocho pueblos que conforman la etnia. Se les invitó a pasar al lugar exclusivo de las autoridades yaquis, la ramada, donde les confirieron sendos bastones de mando y dialogaron por alrededor de 20 minutos con los representantes.

Esto se llevó a cabo en la comunidad Vícam Pueblo, en una de las zonas más áridas de Sonora, tierra de la antigua cultura yaqui, Sheinbaum asumió el compromiso que implica el ser la nueva portadora del bastón de mando. Ante esto, la próxima presidenta de México respondió: "Es una enorme emoción por varias razones. El solo hecho de estar ahí con el pueblo ya que es el representante, su gobernador y el reconocimiento de ellos hacia una mujer. Es un momento histórico en muchos sentidos, muy emocionante".

Gobierno Sonora

Sobre la gira, planteó que en principio se visitaron las plantas de generación de energía eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad en Mexicali y Puerto Peñasco, "que aparte de que es mi tema, pues es muy impresionante lo que se ha logrado. Son tres plantas, más la planta fotovoltaica, muy importante para esta zona del país".

Posteriormente se dieron los intercambios con las comunidades originarias seri y yaqui. "Son, digamos, dos partes muy importantes de lo que han logrado el presidente López Obrador. Por un lado, infraestructura para la generación de electricidad, la conducción para California y nuevas fuentes de energía; y por otro lado, pues, lo profundo de nuestro pueblo, de nuestra familia, de nuestro país. La modernidad y al mismo tiempo el reconocimiento y la justicia (a los pueblos indígenas). Muy simbólico".

Sobre la promesa que hizo el presidente López Obrador para regresar en septiembre, donde una de sus condiciones es que Sheinbaum lo vuelva a acompañar, la virtual presidenta electa señaló: "Sí, se comprometió el presidente y vamos a regresar. Bueno, dijo que estaban listas las obras, ¿no? ¿Cómo ven? Pues tienen que acabarlas, si no, ya nos tocará a nosotros".

¿Qué es la famosa ‘Lluvia de Pan’ que se celebra en Acámbaro Guanajuato?
MXCity
La lluvia de pan es una tradición donde son lanzadas más de 200 mil piezas de pan en un recorrido de 1.5 kilómetros.

Foto destacada: La Silla rota

La lluvia de pan es una de las tradiciones más longevas de Acámbaro, Guanajuato.

 

En la ciudad de Acámbaro, Guanajuato, miles de piezas de pan son lanzadas al aire para las personas que salen a las principales calles de la ciudad, con el fin de disfrutar de la tradicional lluvia del pan. Se trata de una actividad realizada por el gremio panadero, que cada año hace un fiel agradecimiento a la Virgen del Refugio de Pecadores por las bendiciones recibidas durante el año.

La lluvia de pan, se lleva a cabo en la Peregrinación del Gremio de Panaderos, en donde participan cerca de 20 panaderías de la comunidad. La Peregrinación se realiza desde hace poco más de 115 años, siendo una muestra de fe y agradecimiento, aunque la tradición de la lluvia del pan lleva cerca de 45 años.

La Silla rota

Esta tradición comienza cuando un panadero montó un pequeño horno en un carro alegórico y obsequiaba los panes horneados durante el trayecto al templo del Ecce Hommo a la Parroquia de San Francisco. A partir de esta tradición, los demás panaderos empezaron a regalar piezas de pan al año siguiente pero, se dice que en algún momento, un panadero aventó un pan a uno de sus clientes, y de ahí empezaron los demás a lanzar el pan en forma de lluvia.

Al evento de la lluvia del pan acuden personas de distintos municipios del estado de Guanajuato, como Salvatierra, Celaya, Tarimoro, Santiago Maravatío, Cortazar, incluso de otros estados como Querétaro y Michoacán. Es un recorrido que inicia a las 17:00 horas, partiendo de la Parroquia Del Ecce-Homo y finalizando en la parroquia de San Francisco de Asís.

La Silla rota

Se trata de un recorrido de 1.5 kilómetros, donde son lanzados más de 200 mil piezas de pan para los acambarenses y visitantes.

El recorrido es encabezado por la imagen de la Virgen del Refugio, seguida de los contingentes de panaderos, bandas de viento y mojigangas, quienes van amenizando con su música y baile durante el trayecto. Dura cerca de dos horas, y este 2024 se buscó romper el récord Guinness por lluvia de pan. 

Ciudadana canadiense restituye voluntariamente 257 piezas arqueológicas a México
MXCity
Estos 256 objetos arqueológicos se suman a las más de 13 mil piezas recuperadas en los últimos 6 años.

Foto destacada: INAH

Este conjunto de 256 objetos de origen prehispánico tienen hasta 1,000 años de antigüedad.

 

Más de 257 piezas de origen arqueológico fueron entregadas voluntariamente por la ciudadana mexicana Susana Zarco Carón, quien reside en dicho país desde 1968. Dichas piezas, fueron recibidas por el Gobierno de México, a través de su Consulado General en Montreal, Canadá. 

Para ello, se llevó a cabo una ceremonia de restitución, en donde el cónsul general de México en Montreal, Víctor Treviño Escudero, reconoció y agradeció el interés de la señora Zarco Carón para reintegrar a nuestro país este conjunto de elementos patrimoniales.

Como en toda entrega de piezas, se llevó a cabo un dictamen efectuado por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), institución de la Secretaría de Cultura federal, que ha establecido que los bienes arqueológicos entregados son propiedad de la nación mexicana, de acuerdo con lo establecido en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos. 

El análisis determinó que 256 piezas son monumentos arqueológicos muebles, provenientes de diversas civilizaciones mesoamericanas, con fechamientos que inician en el periodo Clásico (200-900 d. C.) y finalizan en el Posclásico (1200-1521 d. C.); la pieza restante es de carácter histórico.

Con esto, se reafirma el compromiso de México, que ha implementado una serie de acciones y estrategias jurídicas que han propiciado la restitución del patrimonio cultural de nuestro país que se localiza en el extranjero, gracias al esfuerzo conjunto de las secretarías de Relaciones Exteriores y de Cultura.

Cabe señalar, que estas 257 piezas arqueológicas que serán retornadas próximamente al país, se suman a las más de 13,500 recuperadas en el marco de la estrategia #MiPatrimonioNoSeVende, a través de la cual el Gobierno de México ha reafirmado su compromiso de recuperar, resguardar y difundir el patrimonio cultural expoliado de forma ilícita.

4 Paraísos Indígenas de Morelos; descubre las maravillas de estos destinos 
MXCity
México cuenta con 105 zonas certificadas como Paraísos Indígenas y aquí te contamos los que puedes visitar en Morelos.

Foto destacada: El Sol de Cuernavaca 

Conoce los Paraísos Indígenas de Morelos y déjate asombrar por estos hermosos destinos. 

 

Los Paraísos Indígenas son destinos que cuentan con una oferta de productos, actividades y alimentación especializada para los turistas que buscan conectar con los antepasados. Y la ciudad de Morelos tiene registrados cuatro Paraísos Indígenas, reconocidos por sus hermosos paisajes naturales, gastronomía, tradiciones, y que son administrados por pobladores originarios de manera sustentable.

Amatlán de Quetzalcoatl

Nirik

El primero de estos lugares es un centro turístico ubicado en Amatlán de Quetzalcoatl, Tepoztlán que ofrece experiencias espirituales, aprendizaje y descanso. Son reconocidos por sus servicios de temazcal y recorridos guiados por el Corredor Biológico Chichinautzin. Sus servicios están enfocados en la protección de la flora y fauna del poblado, cuentan con talleres, eventos sociales, zona para acampar, albercas, restaurante y hospedaje en cabañas.

Tlayacapan

Nirik

San José de los Laureles, Tlayacapan, se encuentra este centro ecoturístico administrado por personas especialistas en medicina herbolaria. Se trata de un destino de descanso para los visitantes, que ofrece una gran variedad de talleres para aprender a elaborar productos con plantas medicinales y aromáticas. También organizan rituales espirituales, tratamientos curativos y masajes. Tienen temazcal, hospedaje en cabañas y actividades de reforestación, observación de flora y fauna, entre otras.

Bosque de los Hongos Azules

Este bosque se encuentra en una Área Natural Protegida en la que se preserva el hongo azul a través de la gastronomía, en sus recorridos por el bosque podrás aprender sobre esta especie vegetal y la riqueza del medio ambiente. Este lugar ofrece recorridos por el bosque para recolectar hongos, un restaurante con platillos sustentables y zona para acampar. Por supuesto, los hongos azules crecen en el bosque de Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca. 

Chalcatzingo

Visitar Piedra Rajada, es sumergirse en un lugar maravilloso. Es un destino administrado por mujeres nahuas, enfocado en el bienestar de sus visitantes y rescatar las tradiciones de la comunidad indígena de Chalcatzingo. En el centro conocerás sobre los vestigios de la zona arqueológica, la arquitectura del cuexcomate y la gastronomía de región oriente de Morelos. Sus instalaciones cuentan con albercas, zona para acampar, cabañas de descanso y restaurante con vista a las montañas sagradas.

Operación Madera: el día que jóvenes guerrilleros asaltaron 3 bancos en Chihuahua
MXCity
La Operación Madera fue uno de los intentos de lucha activista más destacado de los años 70, que marcó historia en Chihuahua y todo México. 

Foto destacada: El Sol de Chihuahua

La Operación Madera marcó todo un hito en las luchas guerrilleras de los años 70.

 

Se le llamó "Operación Madera" a uno de los operativos más intensos que fueron llevados a cabo por un grupo de guerrilleros de izquierda en los años setenta. La finalidad de esta operación fue la de conseguir recursos económicos, asaltando tres bancos simultáneamente, en la Ciudad de Chihuahua; y aportar armas al Partido de los Pobres, comandado por Lucio Cabañas

Esto sucedió un 15 de enero de 1972, cuando un equipo de jóvenes activistas, universitarios, que crearon un plan para quedarse con el botín de tres bancos, uno de ellos es el extinto Banco de Comercio y otros dos pertenecían al Grupo Comercial Mexicano. Lo que tiene de especial este suceso, es que fue la primera acción armada en la capital de Chihuahua, y la primera en el país en la que se intentaba expropiar tres espacios al mismo tiempo.

El grupo estaba inspirado en un acontecimiento anterior conocido como "Asalto al Cuartel Madera", ocurrido el 3 de septiembre de 1965, y efectuado por un grupo de campesinos, estudiantes, maestros y líderes agrarios, que trataron de tomar un cuartel del ejército mexicano, ubicado en Madera, Chihuahua. Los guerrilleros estaban encabezados por un joven llamado Diego Lucero Martínez. Se dividieron en tres comandos, dándoles por nombre los de algunos de los líderes caídos en este hecho: "Arturo Gámiz", "Óscar González" y "Carlos Armendáriz".

El primero se fue a un establecimiento ubicado en el norte de la ciudad, a un lado de la Casas de Gobierno. En este sitio, lograron recaudar 311 mil pesos de la caja fuerte, sin disparos. El segundo lugar fue en el sur, que sucedió sin enfrentamientos. El tercer destino se concentró en la zona centro. Entre estos militantes estaban Diego Lucero, Mario Pérez, un militante identificado como "Chelis" y Avelina Gallegos de 23 años, quien fuera maestra de profesión en Ciudad Juárez en varias escuelas, y que luego de trasladarse a la Ciudad de Chihuahua inició sus estudios en Derecho.

A las 9 de la mañana inició la respuesta de las fuerzas armadas, siendo Avelina una de las primeras víctimas de este enfrentamiento, al encontrarse a las afueras del lugar vigilando, mientras sus compañeros actuaban. En estos hechos también fue herido y capturado otro integrante, José Luis Alonso Vargas, quien fuera su pareja y legalmente su esposo desde el 3 de enero de ese mismo año en que todo ocurrió. Otras dos personas perdieron la vida en el enfrentamiento, un hombre y una mujer, clientes del banco.

En total intervinieron 14 guerrilleros organizados por Avelina Gallegos, profesora normalista de 24 años, y Diego Lucero, ingeniero de 29, egresado de la Universidad de Chihuahua. El resto del equipo logró refugiarse en una casa de seguridad en donde distribuyeron el dinero y se separaron.

Gaspar Trujillo y Héctor Lucero se fueron juntos, caminaron por la vía del tren durante dos días, hasta que fueron vistos por unos rancheros que los delataron. Horas después la zona se llenó de judiciales y fueron aprehendidos; les quitaron las armas, el maletín con el dinero y los llevaron a Chihuahua al cuartel de rurales, donde más tarde sacaron a Gaspar y lo ejecutaron al intentar fugarse.

El domingo 16 de enero, otros dos miembros (Pizarro y Diego) abandonaron la casa para intentar trasladarse a la Ciudad de México, donde habían acordado encontrarse. Diego no alcanzó a llegar a la terminal de autobuses, nunca se supo cómo fue que lo halló la policía, se manejó la versión de que antes de salir a México había hecho una cita y que cuando llegó ya lo esperaban los judiciales.

Otro miembro, Marcos Rascón, fue llevado a la comandancia de policía donde lo golpearon y pudo ver que en un cuarto tenían al compañero Rosendo Muñoz. En total  murieron cinco jóvenes, que quisieron actuar respondiendo a la barbarie genocida de Díaz Ordaz y Echeverría de 1968 y 1971, buscando por la vía armada el camino para transformar la situación del pueblo de México. Como respuesta a la muerte de estos jóvenes, se unieron muchos obreros, campesinos, profesores, estudiantes, colonos en un frente de lucha. 

San Antonio La Isla: la cuna del juguete tradicional mexicano
MXCity
En San Antonio La Isla se ha trabajado el juguete tradicional desde hace varias generaciones, logrando crear piezas dignas de reconocimiento nacional e internacional.

Fotos de: Daniel Camacho – El Sol de Toluca y San Antonio Gob

En San Antonio La Isla se preserva la fabricación del juguete mexicano artesanal.

 

Existen 125 municipios que conforman el Estado de México, en donde San Antonio la Isla es uno de los municipios más pequeños pero también el más colorido y nostálgico, que puedes visitar en el Valle de Matlatzinco, Toluca, que antiguamente fue parte del contexto histórico del señorío indígena de Calimaya-Tepemaxalco

San Antonio la Isla es un pueblo tradicional y que preserva algunas de las costumbres ancestrales, otomí y matlatzinca, que se desarrollaron en lo que fue la zona Lacustre del Alto Lerma. A pesar de la tradición, es un municipio en donde se une lo moderno con la tradición, pero sobre todo conocido por ser la cuna del juguete tradicional de madera en la región.

San Antonio Gob

En este territorio mexiquense se destaca el gran trabajo de grandes maestros y maestras artesanas, que han trabajado el juguete desde hace varias generaciones, logrando crear piezas dignas de reconocimiento nacional e internacional. En este lugar hay dos monumentos a los juguetes de madera: un trompo y un balero que miden más de dos metros de altura. Están pintados a mano en varios colores, que dan la impresión de que la región es una gran fábrica de juguetes.

En este municipio del Estado de México más del 60 por ciento de la población se dedica a la elaboración de juguetes de madera.Los artesanos de la madera no han perdido la batalla contra la tecnología y se mantienen en el mercado con la invención de nuevas piezas.

San Antonio Gob

Muchas de las creaciones son vendidas en la Plaza de los Juguetes, ubicada en el centro de San Antonio, donde podrás encontrar desde llaveros hasta baleros de gran tamaño. Pero si lo tuyo es caminar, puedes recorrer la calle de los juguetes, donde existen varios locales que te ofrecen toda una variedad y donde también podrás realizar pedidos especiales.

Si después de comprar tus artesanías de madera te dan ganas de despejarte, descansar y relajarte, un espacio imperdible para disfrutar con tu familia, amigos o tu pareja es el Parque de las Ranas, ubicado a unos minutos de la capital del municipio. Si vas desde la CDMX, puedes tomar la carretera México-Toluca, y hacer un paseo por la Toluca la Bella. 

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Ayúdenos deshabilitando estas extensiones o software de Adblock.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock
x