Comunidad
En 2018 la UNAM recibió 500 premios y 147 preseas internacionales
MXCity
La UNAM recibió en 2018 más de 500 premios, 147 fueron internacionales y 418 nacionales, en diversos ambitos académicos y deportivos.

La UNAM sigue siendo líder en educación en el país.

 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es una de las mejores universidades del mundo. Su extenso trabajo académico la ha colocado en 2012 y 2017, como una de las mejores 100 universidades del mundo, y también una de las más activas en materia artística y tecnológica.

Cuenta con 342 542 alumnos, es la más grande del país y de América Latina y con uno de los campus más grandes del mundo, es incluso más grande y poblada que algunas ciudades en Europa.? Es una universidad autónoma pública, descentralizada del Estado y basa sus principios de libertad de cátedra y de investigación, e inspirada en todas las corrientes del pensamiento, sin tomar parte en actividades militantes y derrotando cualquier interés individual.

 

  

Este 2018, la UNAM recibió 565 distinciones, de las cuales 147 son internacionales, con lo que refrenda su liderazgo en todos los ámbitos del conocimiento y el compromiso de su comunidad con el desarrollo del país. Los premios se repartieron entre profesores, investigadores, egresados, alumnos, dependencias y más representaciones de la UNAM.

Los galardones acumulados en estas 52 semanas incluyen premios, reconocimientos, acreditaciones, designaciones, campeonatos y medallas, tanto a nivel nacional como internacional, fueron conseguidos por mil 144 universitarios o entidades: alumnos, egresados, académicos, autoridades, dependencias y deportistas.

 

 

La máxima casa de estudios precisó que 76 profesores e investigadores recibieron preseas, 78 alumnos y 29 dependencias, en tanto que hubo 12 nombramientos a organismos colegiados, se lograron 49 certificaciones a licenciaturas y laboratorios, 15 reconocimientos a egresados y tres investiduras de doctorados honoris causa, mientras que en materia deportiva tubo 303 preseas.

Además, Ciudad Universitaria fue nombrada el campus más hermoso de América Latina, de acuerdo con la calificación de Times Higher Education. La UNAM promedió 1.5 galardones y 3.1 universitarios distinguidos, cada 24 horas de este 2018. De los 565 premios, 147 fueron internacionales y 418 nacionales. Algunos de los personajes que recibieron estos reconocimientos fueron María Elena Álvarez-Buylla Roces, del Instituto de Ecología (IE), en el campo de Ciencias físico-matemáticas y naturales, y María de las Mercedes Guadalupe de la Garza y Camino, del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL), en Historia, ciencias sociales y filosofía.

 

 

También los académicos fueron merecedores de tres doctorados honoris causa y 12 nombramientos a organismos colegiados. Mónica Clapp, del Instituto de Matemáticas (IM), lo recibió en el rubro de Ciencias físico-matemáticas y naturales; Ricardo Chicurel, del Instituto de Ingeniería (II), en Tecnología, innovación y diseño, y Angelina Muñiz-Huberman, de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), en Lingüística y literatura.

En ceremonia encabezada por el rey Felipe VI de España, el rector Enrique Graue fue nombrado patrono del Instituto Cervantes, en representación de las letras y la cultura españolas o hispanoamericanas. El rector fue distinguido por su trabajo a favor de la salud de los mexicanos, con el Reconocimiento Mérito Médico de manos del entonces presidente Enrique Peña Nieto, en el marco del 75 Aniversario de la Secretaría de Salud y del Día del Médico.

 

 

El QS World University Rankings by Subject, clasificó a la UNAM entre las 50 mejores del mundo en arte y diseño, estudios de desarrollo, estudios clásicos, ingeniería minera, derecho e idiomas modernos. 13 académicos universitarios, de diversas áreas del conocimiento, fueron reconocidos como investigadores eméritos del Sistema Nacional de Investigadores, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Entre los premiados más reconocidos están Jorge Volpi, quien obtuvo la Medalla al Mérito en las Artes por su aportación en favor de la cultura en la Ciudad de México, y Danton Iván Bazaldua, alumno de la Facultad de Ingeniería, y Tania Robles, de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, quienes formaron parte de la asociación estadunidense dedicada a la promoción de la exploración de Marte, en el desierto de Utah.

 

 

El proyecto Hydropuncture in Mexico: Publicly-accessible water retention and treatment complex, conocido como Parque Hídrico La Quebradora, desarrollado por un equipo multidisciplinario de la UNAM, obtuvo la medalla de oro de los Global LafargeHolcim Awards 2018.

Andrea Sánchez Navarro, estudiante de doctorado en Ciencias Biomédicas, recibió el Premio Nacional de la Juventud en la categoría de Ciencia y Tecnología; asimismo, a Nadia López García, poeta bilingüe, traductora y pedagoga, egresada de la FFyL, le fue otorgado en la categoría Fortalecimiento a la cultura indígena, en tanto que Miguel Ángel Sosme Campos, del Posgrado en Antropología, lo recibió por su trabajo en las comunidades nahuas en la Sierra de Zongolica, Veracruz, en la categoría Compromiso social.

 

 

El investigador emérito e integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Héctor Fix-Zamudio, recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos 2018, por su destacada labor en la promoción efectiva y defensa de los derechos fundamentales.

¡Enhorabuena por todos estos galardonados de la UNAM!

¿Por qué se les dice jarochos y quiénes son los jarochos?
MXCity
Los Jarochos mezclan las raíces indias, negras y europeas en sus instrumentos y armonías.

Foto destacada: Preludio

Hay diversas ideas del surgimiento de la palabra jarocho, pero hoy en día es un gentilicio para todos los veracruzanos.

 

. . .

 

La palabra Jarocho no es un misterio. Pero tampoco será posible darle un solo sentido histórico y cultural, por fortuna. Existen diferentes versiones del nacimiento de la palabra. Quizá la versión más aceptada a la fecha, sea la propuesta por el antropólogo Fernando Winfield.

Para este estudioso, jarocho viene de jara, en el sentido de saeta, flecha o lanza, llamándose antiguamente “jarocha” a la vara o garrocha con que los arrieros puyaban a los animales, y jarochos a los que usaban este instrumento.

 

 

Esta misma designación recibían los milicianos negros integrados en los cuerpos o compañías de lanceros que custodiaban las costas. Estos lanceros negros formaron las milicias que defendieron el régimen español durante la Independencia de México.

La palabra "jarocho" también hacía referencia a los vaqueros mulatos, hijos de indígenas y africanos, del sur de Veracruz, que usaban lanzas o garrochas conocidas como jaras para arrear y dominar los hatos de reses al estilo andaluz. Detrás de esto hay una historia compleja que el lector deberá indagar por su parte…

 

 

Llamarle a esto vaqueros arrieros jarochos se popularizó hasta el siglo XIX, según el historiador José Velasco Toro, quien afirma que los jarochos eran contratados por un sueldo a cambio de desempeñar actividades en la época novohispana, era un tipo de "chalan" o ayudante.

 

 

Hay que recordar que en México, sobre todo en Veracruz, llegaron muchos africanos esclavos, y cimarrones (negros huidos) ya que los hacendados optaron por darles refugio a cambio de trabajo y un poco de protección a sus propiedades. Pero conforme transcurrió el periodo virreinal, comenzó a proliferar en el Sotavento, una población descendiente de indígenas y africanos: los mulatos, que luego serían llamados jarochos y podían ser libres siempre y cuando nacieran de madres indígenas.

 

 

Negros esclavos, huidos, libertos, mulatos, moriscos y más clasificaciones de castas que se impusieron en la Nueva España produjo una clase trabajadora libre dedicada a montar a caballo, capturarlo, al quebranto y manejo del ganado vacuno, que justo vivía al sur de Veracruz, la cual ya no sólo representaba a los vaqueros, sino al Sotavento en general.

 

Los Jarochos hoy

 

 

La región geográfica y cultural del Sotavento se ha reducido a Papaloapan y Coatzacoalcos. De hecho, Veracruz es un Estado lleno de mestizaje, además que la clasificación de las castas; siendo que existen poblaciones nahuas, popolucas, mixes, mazatecas, zapotecas, chinantecas, totonacas, mayas y muchos más pero por otras características, a todo veracruzano se le llama jarocho.  

Esto por dos razones: para el siglo XIX "ser Jarocho" comenzó a significar "la esencia de lo propio", no sólo de los llanos y del campo sotaventino; sino también de esferas más altas y urbanas, entre cuyos miembros estaban los políticos liberales del puerto de Veracruz? además de que a principios del siglo XX surge el son jarocho.

 

 

El baile (estereotípico) de los jarochos es el “zapateado” o son jarocho de todo Veracruz. Se toca con música de jaranas, requinto, arpa, pandero y quijada de burro entre otros instrumentos y se baila sobre una mesa, zapateando. Se acepta tiene un origen campesino.

El son jarocho, como en casi ninguna otra forma musical de México, conjunta tres raíces étnicas: la india, la negra (en los ritmos) y la europea (en los instrumentos y armonías).

 

 

El estereotipo del jarocho, no de la jarocha (ese es de otro artículo) es: guayabera blanca con paliacate rojo al cuello amarrado al frente ajustado con una argolla dorada, pantalón blanco y sombrero de cuatro pedradas; incluso los “botines” suelen ser blancos. En el caso de la vestimenta femenina también predomina el color blanco en las prendas, faldas anchas con bordes y encajes, (blusa, falda, enaguas, chalina y zapatos).

¿Hubo vida humana en México hace 30,000 de años?
MXCity
Es posible que América tuviera ocupación desde hace 30 mil años, lo que puede cambiar todo el rumbo de la historia.

Foto destacada: Monapart

La investigación sobre la vida en América tiene un alto grado de complejidad porque puede cambiar el rumbo de la historia.

 

. . .

 

La Cueva del Chiquihuite es uno de los lugares mexicanos en donde se están llevando a cabo diversas investigaciones que revelarían la ocupación de humanos desde hace 33 mil años y donde habrían permanecido en la cueva cerca de 20 mil años, de acuerdo con datos de la revista Nature.

La cueva está ubicada a 2 740 m sobre el nivel del mar, en las montañas Astillero, en el norte de Zacatecas. La antigüedad de estos objetos halladoz, entre los que están 1 900 herramientas de piedra tallada, datan de 15 mil años antes de cualquier vestigio encontrado previamente, según una publicación del diario mexicano La Jornada.

 

 

“Nuestras investigaciones aportan nuevas pruebas sobre la antigüedad de la presencia de humanos en las Américas”, dijo a AFP Ciprian Ardelen, uno de los líderes de los estudios realizados en el lugar y arqueólogo de la Universidad Autónoma de Zacatecas. Los estudios también indican que lo más probable es que los humanos de esa época usaran el lugar de forma estacional.

Estos vestigios podrían cambiar nuestro conocimiento sobre los primeros pobladores de América. Pero más de diez años de investigación, un equipo internacional no han podido llegar a un consenso, pero las excavaciones corroboran evidencias culturales en América durante el Último Máximo Glacial, que se produjo hace entre 26,500 y 19,000 años y retroceden en el tiempo, "posiblemente entre 33,000 y 31,000 años", las fechas en que los humanos se dispersaron por la región.

 

BBC

 

El Último Máximo Glacial marca el punto en el que enormes placas de hielo cubrieron tierra firme y el mar estaba 120 metros por debajo de su nivel actual.  La hipótesis predominante plantea que las primeras migraciones humanas al continente americano aprovecharon el puente natural formado en el estrecho de Bering, hace aproximadamente 13,500 años, y que continuaron hacia el sur tras el deshielo de los glaciares en Norteamérica.

Pero esta hipótesis ha sido desafiada por descubrimientos como el que presentó, en 1997, el arqueólogo Tom Dillehay, de la Universidad de Vanderbil, que evidenció presencia humana en Monte Verde, al sur de Chile, cuando menos hace 14,500 años, lo que podría extenderse a más de 18,000 años.

 

BBC

 

La excavación en el Chiquihuite

 

El Sol de Zacatecas

 

Los arqueólogos han excavado tres metros de profundidad en la cueva, observando múltiples capas estratigráficas, que indican diferentes edades para los objetos encontrados. De todos los artefactos encontrados, la idea que sostendría la hipótesis es que la piedra de las puntas de lanza y las cuchillas fueron creadas por manos humanas, y llevadas a la cueva desde otra parte, porque ese tipo de piedra no existe naturalmente en la cueva.

Los huesos de animales, fragmentos de carbón y restos de plantas, indicaron que el ambiente próximo a la cueva que hoy seco y árido, en el pasado debió ser más verde y húmedo, rodeado por lagos o manantiales y con vegetación de pinos y abetos. Para determinar la edad de los objetos se enviaron muestras a Estados Unidos, al Reino Unido y al Laboratorio Nacional de Espectrometría de Masas con Aceleradores (LEMA) del Instituto de Física.

 

El sol de Zacatecas

 

Las muestras de carbono 14, pueden ser de cualquier tejido orgánico, o de carbón vegetal.  Para ello es necesario pasar el objeto por una limpieza mecánica y química para obtener solamente la fracción del tejido que contenga el carbono original.

Una vez dentro del sistema que consta de dos espectrómetros de masas acoplados a un acelerador de partículas, los átomos y moléculas de la muestra se aceleran a grandes velocidades para separar, por medios electromagnéticos, los isótopos 12C, 13C y 14C que la componen.

 

Zacatecas news

 

Así, los constituyentes de la muestra se cuentan, literalmente, átomo por átomo con el fin de determinar las dataciones válidas de siete muestras de carbón y de una muestra de sedimento. Esta investigación también hace posible detectar los restos de huesos más recientes, verificar los resultados según la influencia del medio ambiente como la humedad o la  temperatura.

Las investigadoras han ubicado la secuencia de ocupación de la cueva del Chiquihuite entre 33,150 y 31,405 años, un periodo anterior al Último Máximo Glacial, mientras que para el final de la secuencia de ocupación su modelo arrojó un periodo con una antigüedad de 20,090 a 17,830 años.

 

El sol de Zacatecas

 

Sus resultados se compararon con los de los otros laboratorios y confirmaron que, en general, la secuencia cronológica de la cueva del Chiquihuite coincide con la evidencia estratigráfica, o la edad de las capas donde se encontraron las muestras, y que la ocupación de la cueva pudo extenderse durante unos 20,000 años.

Aunque se demostró que los objetos de piedra fueron llevados a la cueva, algunos expertos cuestionan si en realidad son artefactos humanos, o si pudieron crearse por procesos geológicos naturales. Dillehay comentó para National Geography que le extrañaba la aparente falta de evolución tecnológica en estos artefactos, que sólo muestran cambios menores en el curso de un milenio. En comparación, las herramientas encontradas en Monte Verde presentan cambios notables. Sin embargo, admite que podrían ser un antecedente de otras puntas, halladas en el centro de México.

Chontales, un nombre compartido para dos pueblos originarios distintos
MXCity
Dos pueblos emparentados por el nombre chontal, pero alejados geográfica y culturalmente aunque no espiritualmente.

Foto destacada: INAH

Los chontales son comunidades homónimas en Tabasco y Oaxaca.

 

. . .

 

Chontal es un término mexica que significa "extranjero" pero que ahora designa a dos pueblos originarios mexicanos que no están relacionados entre sí, a no ser por el nombre. Pero como geográficamente se encuentran muy cercanos, quizá por eso se les dio el mismo nombre. Cada uno de estos extraordinarios pueblos merecen ser conocidos y aquí te compartimos un poquito de su grandeza.

 

 

Chontales de Oaxaca

 

 

Los Slijuala xanuc?, habitantes de las montañas, en lengua chontal oaxaqueña es el nombre original y correcto de este pueblo originario que habita la Sierra Madre del Sur, en los municipios San Carlos Yautepec, Santa María Ecatepec, Asunción Tlacolulita, San Miguel Ecatepec y Santa Magdalena Tequisistlán; pero también en las costas de Santiago Astata y San Pedro Huamelula.

Su origen se remonta al año 300 d. C. cuando después de haber habitado con los mixes Villa Alta y Choapam, fueron expulsados, lo que llevó a los chontales a la sierra del aire, que hoy es el municipio de Santa María Ecatepec. El fundador de la nación chontal fue el rey Alfane Leochine, quien en 1374 entró en guerra con los zapotecos por su constante expansión territorial.

 

 

Alianzas y batallas con zapotecos y mexicas escribieron la historia de los chontales hasta la llegada de Pedro de Alvarado a su territorio, momento desde el cual tuvieron que confrontar duras batallas, epidemias, evangelismo y prohibiciones absurdas como el cultivo de cochinilla y la explotación de las salinas de Tehuantepec, sus medios de sustento.

Aun con pérdidas, el pueblo chontal oaxaqueño ha preservado creencias religiosas antiguas y parte de su gastronomía milenaria. Su tradición religiosa consta de 18 deidades masculinas y 3 femeninas, de entre ellas el Gran Espíritu creador de los astros, el aire, el agua y el fuego. Su gastronomía parte de las deidades y su relación con los ciclos de la naturaleza; por ejemplo, en temporada de lluvias nunca faltan los hongos.

 

 

De entre sus obras manuales destacan la elaboración del mezcal y la fabricación de textiles de algodón teñidos con materias primas; ambas actividades se realizan por medio de técnicas tradicionales, mismas que se ven reflejadas en el uso y aplicación de medicamentos. La medicina chontal parte del concepto de enfermedad que se da por los opuestos, frío y caliente, cada uno causante de diferentes enfermedades.

El uso de las plantas para la cura de enfermedades es primordial en la medicina chontal que registra 365 enfermedades para las cuales existen 365 plantas agrupadas y clasificadas según la parte del cuerpo que curan, la parte de ellas que se utiliza, o la manera en la que se usan, algunas de estas enfermedades con el mal de vergüenza, la tirisia, el mal de ojo, el empacho y el susto; estas y el resto de enfermedades son detectadas por el curandero, quien no cobra al tratarse de un servicio a su comunidad.

 

 

Chontales de Tabasco

 

 

El nombre del pueblo mayense que habita los municipios tabasqueños Centla, Centro, Jonuta, Macuspana y Nacajuca; es yoko t?anob o yoko t?an, que significa, el pueblo que habla yoko ochoco" que nada tienen que ver con los chontales de Oaxaca. Los chontales de Tabasco se instalaron en antiguos asentamientos olmecas, pero se trata de mayas que al tener contacto con los toltecas adquirieron el náhuatl también, es decir, se trataba de una población casi en su totalidad bilingüe.

Al territorio de los chontales de Tabasco llegó en 1518 Juan de Grijalva, un año después fueron visitados por Cortés quien, acompañado por Malintzi, entabló reuniones diplomáticas con el señor de los yoko t?an, Tabscoob. El pueblo acabó por aliarse al enemigo tras las grandes afectaciones que dejaron las enfermedades españolas.

 

 

Los yoko t?an desarrollaron su cultura en medio de la selva tropical, a la orilla de los bordos fluviales altos en el llano y lugares sobre la playa y la zona costera, tuvieron una fructífera agricultura y realizaron pesca en agua dulce y salada, hasta 1614 cuando se construyó de palma la primera iglesia en Nacajuca, la zona principal de los yoko t?an, la única sobreviviente del periodo colonial.

Se dice que para el siglo XVII el 95% de los chontales tabasqueños había desaparecido, donde había poblaciones la selva creció tapando los edificios, los sobrevivientes se vieron obligados a trabajar en la ganadería y la explotación del palo tinte y el cacao. Las mejores tierras fueron distribuidas entre españoles, los yoko t?an fueron desplazados a las tierras inundables y el pantano donde vivieron como abastecedores de cal de ostión, vigas de mangle, carbón y pescado.

 

 

El pueblo chontal de Tabasco es uno de los más segregados razón por la que su grupo es muy pequeño, por ende, se encuentran en peligro de perder sus tradiciones, mismas que en otros días permitieron la vida y la prosperidad en la selva ya que los yoko t?an conciben un mundo habitado e intervenido por las deidades.

Doña Bolom, originalmente Ix Bolom y que ahora es identificada con la virgen de la Asunción, es la diosa de la fertilidad, la luna, la dueña del mar a quien visitan los "hombres tigre" y "mecaguas", seres voladores que llegan a su morada en el cielo. Yumkaa, Chwakiok, Chibompam, son otras deidades encargadas de cuidar la selva, enfermado de la mente a los que la violentan.

 

 

Su medicina tradicional está casi por perderse, pero aún conservan el uso de algunas plantas en combinación de la medicina alópata. Para los yoko t?an la enfermedad se origina cuando hay una ruptura con el orden cósmico, para lo cual es necesario realizar ceremonias y la consulta a los hueseros, las ensalmadoras y las comadronas.

Curiosidades de los Yumanos, grupos indígenas de Baja California
MXCity
Las culturas del norte se aferran a las raíces indígenas y viven en la frontera conviviendo con tradiciones y modernidad.

Foto destacada: Contraseña

Existen 6 grupos indígenas en Baja California que tienen diversas costumbres.

 

. . .

 

Las cifras del INEGI reportan que en Baja California existen 41 mil 731 personas hablantes de lengua indígena entre los nativos y los inmigrantes. Los indígenas yumanos son un increíble grupo histórico y cultural que habitan Baja California, Arizona y California y están formados por una familia de lenguas emparentadas.

Entre los pueblos yumanos están los pa ipai, los kumiai, los kiliwa y los cucapá, todos pertenecientes a la misma familia lingüística y habitantes del estado de Baja California. Igual que las comunidades indígenas del sur, en Baja California existen grupos con un alto grado de marginación, discriminación y pobreza extrema que los está llevando a la extinción de su cultura. Es por eso que queremos hacerte un poco a estas culturas del norte para evitar una tragedia cultural.

 

 

La colonización tardía

 

 

En la mayoría de los Estados del norte, la colonización llegó tarde y algunos casos nunca llegaron del todo. Los misioneros católicos llevaron las misiones pero la introdujeron poco a poco, y las familias indígenas aceptaron las enseñanzas más a la costumbre que a la fuerza, y como dijimos al principio, en algunas comunidades del norte no se conoce el catolicismo. En el caso de los pueblos yumanos sí son católicos pero fueron colonizados en paz hasta el siglo XVIII.

 

¿Indígenas de Paz o guerra?

 

 

Entre investigadores hay una pelea, al menos en papel, en donde se afirma que los yumanos del desierto bajacaliforniano no eran indios de guerra, sino indios de paz. De hecho, no presentaron mayor resistencia a la colonización europea y permitieron su dominación y posterior exterminio o asimilación. La otra versión, es que los yumanos fueron gente de guerra y que la conquista, como en todo el país, irrumpió el medio ambiente y produjo traumas biológicos, psicológicos y culturales que condujeron a esta cultura hacia la absorción por la vía del mestizaje.

 

Lengua a punto de desaparecer

 

 

Las lenguas de los pueblos yumanos paipai, kiliwa, kumiai, cucapá y ku?ahl, se encuentran en grave riesgo de desaparición. La totalidad de los hablantes de estas cinco lenguas suman 772 personas, lo cual representa el 0.01 por ciento de la población nacional que habla una lengua indígena. Lamentablemente, en pocos años la familia lingüística yumana puede extinguirse de Baja California y en nuestro país.

 

Desnudos por la vida

 

 

Al menos cuando llegaron los colones hasta el siglo XVI, la cultura yumana andaba desnuda aunque las mujeres usaban una "falda". Los pericúes andaban desnudos y las mujeres usaban una manta sobre los hombros y una falda abierta por los lados. Los guaycuras lo mismo: niños y hombres desnudos y las mujeres con falda de carrizos con algunos adornos.

 

Cazadores y recolectores fascinantes

 

 

Los indígenas vivían cerca del mar así que fueron diestros en la fabricación de armas, en la construcción de flechas con piedra basáltica, obsidiana y cuarzo que ataban con cordeles de pita a una vara de jara o carrizo. Cazaban diversos animales como borregos, conejos, codornices, coyotes, cabras, tórtolas y patos. Sus hábitos alimenticios dependían de las estaciones del año y de la región.

 

La lengua Kiliwa está por desaparecer

 

 

Hasta hace 10 años solo existían 5 personas de la cultura kiliwa que conocían y practicaban su lengua original. Habitan en la comunidad Arroyo de León en el ejido Tribu Kiliwas en Ensenada. Debido al tipo de suelo desértico y con poca agua, los kiliwa salen de su comunidad para ir en busca de empleo en otros ejidos del Valle de la Trinidad donde existe riqueza forestal y ganadera, pero muchas veces ya no regresan?

 

Los Cucupá

 

 

 El pueblo cucapá se dedicaba casi por completo a la pesca, ya que están ubicados a  las orillas del río Colorado, de ahí el otro nombre con el que se les identifica, rianos. El cucapá se habla en México y otra variante se habla en Arizona. Los hablantes señalan que existe inteligibilidad entre los cucapá y los cocopa de Arizona, además de compartir las mismas tradiciones. Por lo que se identifican como un solo pueblo cucapá-cocopa cuyos miembros se ayudan entre sí.

 

Creación del mundo

 

 

En la creación del mundo para los yumanos, según el mito kiliwa, se cuenta que el Dios Meltíipá, o sea, el Dios Coyote-Gente-Luna, fabricó una sonaja arrancándose uno de los testículos. Luego, con esa sonaja divina, creó al universo y a los animales. Creó  la luz, las plantas. Hizo al venado, a las aves y a los demás seres.

 

La historia en piedra

 

 

A lo largo de la Península de Baja California los indígenas ancestrales trazaron y grabaron su historia en piedra. Esta práctica está rodeada de misterio porque hasta la fecha nadie sabe qué significado tienen estas pinturas rupestres. Aun así, la más grande de estas manifestaciones culturales está en la Sierra de San Francisco, cercana a la misión de San Ignacio en Baja California Sur.

 

Arte yumano

 

 

Todas las tribus hacen arte y realizan diversos de objetos, pero cada grupo étnico se especializa en un tipo de creación: los kumiai, la cestería; los paipai, la alfarería; los cucapá, la joyería con chaquira y los kiliwa hacen muñecas de tela, cuero y sauce.

x