Algunos lugares fascinantes para conocer en la alcaldía Benito Juárez
MXCity
Estos lugares en alcaldía Benito Juárez forman parte de los sitios imprescindibles para todo turista y para aquello que deseen conocer más sobre la CDMX.

La Benito Juárez es uno de los sitios más visitados por turistas de todo el mundo.

 

Un plaza de toros, un estadio Azul, el World Trade Center y el Poliforum Cultural, así como cientos de teatros, recintos culturales, centros comerciales, restaurantes y parques recreativos, son solo unos de los tantos sitios que ofrece la alcaldía Benito Juárez para que turistas locales y extranjeros acudan a ella y disfruten de su estancia en la capital del país.

En 2015, el mercado turístico en esa demarcación generó 12 mil 794 millones de pesos, con un movimiento de 34.1 millones de personas y una capacidad de aforo cercana a los 45 millones de personas en los rubros de compras, entretenimiento, congresos y convenciones. Esta alcaldía se divide en cincuenta y seis colonias, muchas de ellas emanadas de antiguos barrios y pueblos de tiempos coloniales y prehispánicos, donde viven más de 360 mil habitantes.

Aquí te dejamos la lista de monumentos y lugares Históricos más fascinantes de esta hermosa alcaldía.           

 

Zona arqueológica

Montecito 38, Nápoles, CDMX.

 

 

Esta alcaldía limita al norte con la Calle 20, al sur con la Casa de Cultura Juan Rulfo, al este con la calle Pirámide y al oeste con el Periférico, en donde se encuentra una zona arqueológica poco conocida.  Los materiales provenientes de las excavaciones realizadas en los alrededores, indican que el lugar estuvo habitado desde el horizonte Preclásico Medio (1000 A.C.) y permitieron la construcción del palacio-templo del dios Mixcóatl. Mix es apócope de Mixtli que significa nube y coac proviene de cóatl que quiere decir serpiente o culebra, por lo tanto Mixcoac es “lugar donde se venera a la serpiente de nube”, es decir, la Vía Láctea.

 

Casa Museo Benita Galeana

Zutano No. 11. Colonia Segunda del Periodista, CDMX.

 

 

Esta casa museo es también llamada “Centro de Estudios de la Mujer y la Lucha Social”, y cuenta con cuadros, premios y objetos personales que enmarcaron la vida de Benita Galeana, así como con una biblioteca de 1345 libros de diversos temas (socialismo y movimientos sociales, literatura, arte, historia y temas sobre la mujer). Además de la biblioteca, dispone de una fototeca y un archivo personal de Benita Galeana. En la casa se realizan exposiciones de artes plásticas, conferencias, pequeños conciertos y cursos sobre la dignificación de la mujer.

 

Foro Cultural San Simón

Juan Escutia y Pascual Ortiz Rubio s/n. Colonia San Simón Ticumác, CDMX.

 

 

 

Las actividades del Foro Cultural San Simón se llevaban a cabo en una casa de campaña. Posteriormente, se  construyó un  centro donde la comunidad tiene un lugar de esparcimiento recreativo, donde concurren usuarios de todos grupos; desde niños y jóvenes, hasta adultos y personas de la tercera edad. Esta ubicación estratégica está siendo explotada para potenciar los servicios del foro, conformando actividades que están perfectamente dirigidas a dichos grupos.

 

Parque Hundido

Av. Insurgentes Sur S/N, Benito Juárez, Extremadura Insurgentes, CDMX.

 

 

El terreno del parque alguna vez estuvo ocupado por la Compañía Ladrillera de la Nochebuena; cuando la empresa abandonó el lugar, se sembraron varias especies de árbol, y el lugar se conoció como el Bosque de la Nochebuena.​ En la década de 1930, tras haberse pavimentado y ampliado la Avenida de los Insurgentes, el gobierno decidió aprovechar el emplazamiento para crear un nuevo parque, por lo que se acondicionó con jardines, andadores y fuentes. En 1972, se colocaron varias reproducciones de piezas arqueológicas distribuidas en diversos lugares del parque; se hicieron seis rutas: el altiplano, las culturas zapoteca, maya, olmeca, totonaca y huasteca, con reproducciones artísticas de los pueblos prehispánicos; cada ruta se marcó con una línea de color distintivo sobre el suelo.

 

Teatro Insurgentes

Av. de los Insurgentes Sur 1587, San José Insurgentes, CDMX.

 

 

Fue construido a iniciativa de José María Dávila quien impulsó la idea de crear una sala de grandes dimensiones distinta a las edificaciones medianas que tenía la ciudad. El inmueble fue terminado en 1953 bajo la dirección del arquitecto Alejandro Prieto. La fachada ostenta un mural de Diego Rivera de 46 metros por 10 metros cuyo nombre difiere entre los críticos del arte.

 

Parque de los Venados

Av. Municipio Libre & Calle Uxmal, CDMX.

 

 

Este parque los fines de semana convoca a cientos de familias, es lógico porque allí no solo hay juegos para los niños, sino también hay trenecillos que simulan el metro que llevan a los más pequeños a dar vueltas alrededor del parque. También, los padres pueden rentar motocicletas y carritos para la diversión de los niños.

En el área norte de parque, se instalan tiendas que ofrecen talleres de arte para niños y jóvenes, así como productos artesanales para la venta.

 

Mural de la secretaría de comunicaciones y transportes

Eje 4 Sur (Xola) 1856, Alamos, CDMX.

 

También en la colonia Narvarte se ubican algunos edificios importantes como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; ubicado en la esquina de Xola y el Eje Central. Este edificio fue un hito de la modernidad y el nacionalismo, ya que sus muros fueron pintados por Juan O’gorman, nacido en Coyoacán, en la Ciudad de México, hijo del pintor irlandés, Cecil Crawford O’Gorman y de Encarnación O’Gorman Moreno.

 

El Muro de la Paz

Canova & Algeciras, Insurgentes Mixcoac.

 

 

Al fondo de la plaza Jauregui se encuentra el Muro de la Paz. Este monumento se recuerda a las matanzas más feroces que acontecieron a lo largo de la historia de la Humanidad. También incluye sucesos mexicanos como la Matanza de Tlatelolco. Se pueden leer frases inspiradoras que promueven la paz y la libertad entre todos los seres humanos. Así, se encuentran frases de Benito Juarez, San Mateo, la Madre Teresa de Calcuta y Mahatma Gandhi. También hay placas con las personalidades que visitaron este muro, alguno recibieron el Premio Nobel de la Paz como Lech Walesa y otros han sido embajadores de la paz como Chong Kwan Yoo.

 

Parroquia Emperatriz de América

Plateros 110, San José Insurgentes, CDMX.

 

 

La Parroquia de La Emperatriz de América es mejor conocida como la Iglesia de “La Bola”, debido al parque que tiene una bola blanca en el centro y que se encuentra frente a ella, así como también a la forma peculiar de su cúpula. Fundada en 1947 por el Padre Casiano Dubost y el Padre Bernardo Guillet, constituye la primera comunidad asuncionista de México.

 

Plaza Alfonso Esparza Oteo

Alabama 84, Nápoles, CDMX.

 

 

Con el fin de promover el Programa de Rescate de Espacios Públicos, este parque cuenta con 470,222 metros cuadrados de superficie en parques con juegos infantiles. Además cuenta con infraestructura para presentar espectáculos al aire libre. Esta situado en una de las zonas mas bonitas de la ciudad. Cerca del parque se encuentra el Poliforum Siqueiros y la Avenida Insurgentes Sur. Alfonso Esparza fue interprete y autor mexicano. Nacido en Aguascalientes en 1894.

 

Bellini, World Trade Center

Montecito 38 Piso 45 WTC, Nápoles, 03810

 

 

La Ciudad de México tiene una espectacular vista por sus particularidades. Al estar rodeada de volcanes y estar asentada en un extinto lago, presenta pocas irregularidades, por lo que su vasta y vertiginosa mancha de concreto (increíblemente encantadora en ocasiones) es muy nítida cuando se está a una altura considerable y el cielo está despejado. Uno de los mejores sitios para apreciar una vista ambiciosa de la cuidad está en el piso 45 del World Trade Center. Ahí está asentado el restaurante giratorio más grande del mundo y el único de México: el Bellini.

Las 15 salas favoritas de los amantes del cine en la ciudad
MXCity
Déjate cautivar por estos sitios para tener una experiencia cinematográfica fuera de las salas de cine habitual, y visita alguno de estos lugares increíbles.

Algunas de las mejores opciones para disfrutar cine en la CDMX.

 

A la par con el cine mudo nació el cine club y las publicaciones de gente apasionada por el séptimo arte, donde discutían intereses por ver diversas obras. Cuando llegó la era del sonido, había más personas interesadas en ver películas antiguas, lo que llevó al establecimiento de organizaciones como la Cinémathèque Française, el primer archivo importante dedicado a la preservación de películas.

Quizás la comunidad cinéfila más notable del siglo XX fue la que se desarrolló en París en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial. La afluencia de películas extranjeras que se habían retenido durante la Ocupación, así como los programas de proyección de los cine clubes locales, generaron interés en el cine mundial entre la cultura intelectual juvenil de la ciudad. Fueron ellos los que nos dejaron una plantilla para futuros grupos de ideas afines al tener un gran entusiasmo por las películas antiguas y contemporáneas.

Para los amantes contemporáneos de este arte, te dejamos 10 alternativas para ir a ver cine de calidad.

 

Cine Villa Olímpica

Insurgentes Sur 3493, dentro de la Villa Olímpica, en Tlalpan.

 

 

Principalmente se dedica a la exhibición de cine mexicano de todo tipo, en sola sala, 440 asientos y la nostalgia de los años pasados, lleno de cine independiente, clásico y estrenos. Además realiza muchos festivales y ciclos de cine extranjero. Lo mejor es que ofrece diversas actividades como matiné dominical para niños y jueves de documentales.

Cuándo: Todos los miércoles, jueves, viernes (16:30 y 19:00), sábados (11:00, 16:30 y 19:00) y domingos (12:00, 14:30 y 16:30) de agosto.

Entrada libre

Sitio web

 

Cine Club Condesa

Av. Veracruz 102, Roma Nte., 06700 Ciudad de México, CDMX

 

 

Este cine club creó un circuito alternativo de salas y espacios abiertos que funcionan como una verdadera opción para el público cinéfilo y en desarrollo. Estos espacios permanentes de exhibición en Museos y Centros Culturales, así como los proyectos temporales y festivales, son parte fundamental de la diversidad cinematográfica en esta gran ciudad.

Cuando: Lunes de 20:00 a 22:00

Entrada y palomitas gratuitas

Sitio web

 

Faro Aragón

517 S/N, Gustavo A. Madero, San Juan de Aragón.

 

 

El Faro Aragón está dedicado completamente a la cultura audiovisual y a los oficios relacionados a ésta. Además de los distintos cursos que se ofrecen (fotografía, sonido, maquillaje, vestuario…), todo el tiempo hay diferentes actividades como proyecciones, estrenos, retrospectivas, ciclos y convocatorias para que cualquiera pueda participar y ser parte de todos los chilangos que aman el arte y, principalmente, el cine.

Cuándo: Martes a domingo de 10:00 a 18:00

Facebook

 

Le Cinéma IFAL

Río Nazas 43, Cuauhtémoc.

 

 

Una muestra más de que el cine no conoce fronteras es Le Cinéma del Instituto Francés de América Latina (IFAL), la cual es una sala de cine abierta todos los días al público en general. Y aunque su fuerte es la exhibición de cine francés tanto clásico como contemporáneo, también da oportunidad a cintas independientes de otras naciones; pero eso sí: cuidando mucho la calidad. Aquí no sólo se va a ver los estrenos sino que se realizan diversas actividades como premieres, ciclos y cine debates que acercan a los espectadores con los realizadores a través de las charlas que se hacen después de cada proyección.

Cuándo: Lunes a Domingo, consulta cartelera.

Cuánto: General: $45 Descuento: $35

Sitio web

 

Barrio Alameda

Dr. Mora 9, Centro.

 

 

En esta azotea disfrutarás la experiencia de ver una película desde las alturas y al aire libre. Es el punto de encuentro para viajeros, personas con grandes ideas y amantes de los sabores. El Barrio Alameda es un complejo que reúne lo urbano, gastronómico y cultural que, inesperadamente, también le dedica un espacio a los cinéfilos y noctámbulos. Lo único malo es que tienes que esperar la función, así que deberás estar al tanto en su página de facebook.

Cuándo: Lunes a domingo de 10:00 a 23:00

Las palomitas son gratis e ilimitadas.

Sitio web

 

Pulquecinema Insurgentes

Insurgentes Sur 226, Roma.

 

 

Cada noche de miércoles se exhiben películas mexicanas que han tenido muy poca o nula distribución; incluso son presentadas por los propios realizadores. Así que además de ser un lugar de diversión y relajamiento, es también un espacio alternativo en el que jamás encontrarás un largometraje famosísimo internacional, pero sí una película bien mexicana, acompañada de un delicioso curado.

Cuándo: Miércoles 20:00 a 22:00

Entrada libre

Sitio web

 

Museo Nacional de Arte de México

Tacuba 8, Centro.

 

 

En el MUNAL se realizan constantemente ciclos y proyecciones temáticas sobre distintas cuestiones que aquejan a la sociedad o que sirven para generar conciencia. Tienes que estar pendiente de su calendario de actividades, porque muy seguramente este museo tendrá un espacio cinematográfico dedicado a los acontecimientos y fechas más relevantes de cada mes.

Cuándo: Consulta cartelera aquí

Entrada libre

Sitio web

 

Videoteca digital “Carlos Monsiváis”

Avenida México Coyoacán 389, Xoco.

 

 

Dentro de las instalaciones de la Cineteca Nacional se encuentra la videoteca que además de ser un lugar en el cual se puede disfrutar de un catálogo muy extenso (7 mil títulos de cine mexicano y extranjero, que incluye la selección personal de Monsiváis conformada por 2 mil cintas); es un espacio de consulta e investigación en el que sólo es necesario llenar un formulario de registro y listo, el acceso es totalmente gratuito.

Cuándo: Miércoles 20:00 a 22:00

Entrada libre

Sitio web

 

The Movie Company

San Jerónimo 263, Tizapan.

 

 

Esta sala de cine alternativa exhibe todo tipo de películas: desde los grandes y esperados estrenos, hasta ciclos como el francés y pequeñas producciones independientes. Pero lo mejor no es la comodidad de sus butacas o la gran variedad de su cartelera, sino que todas las salas cuentan con servicio de bar. ¿Qué más podríamos pedir?

Cuándo: Lunes a domingo de 13:00 a 21:00

Cuánto: Desde $55 en miércoles

Sitio web

 

Bosque Cinema

Parque Nacional Bosque de Tlalpan, Camino a Santa Teresa Parque del Pedregal.

 

 

El Bosquecinema está en la salida del estacionamiento del Bosque de Tlalpan, y cada primer fin de semana del mes, podremos disfrutar de una función a la intemperie rodeados de naturaleza y tranquilidad. Este espacio fue el último en unirse a las actividades de cine al aire libre en la CDMX, pero desde su incorporación se ha convertido en un referente al sur de la ciudad.

Cuándo: Primer sábado de cada mes 20:00 hrs

Entrada gratuita

Sitio web

 

Autocinema Coyote

Av de los Insurgentes Sur 1729 Guadalupe Inn.

 

 

Al más puro estilo de los 50, cada semana el Autocinema Coyote nos presenta divertidas cintas que podemos ver desde la comodidad de nuestro auto. Este es un plan perfecto para ir con tu pareja, aunque también es muy divertido ir con tus amigos o familia. La idea es que disfrutes de una experiencia diferente junto a las personas que más te importan. Existen diferentes sucursales en la ciudad y dependiendo del lugar serán las películas disponibles.

Cuándo: Consulta la cartelera aquí

Costo: $250 boleto válido por auto sin limite de pasajeros

Sitio web

 

Cineteca Nacional

 

 

Cualquier persona enamorada de Coyoacán ha tenido que detenerse en este sitio. Se trata del único organismo gubernamental que se encarga de rescatar, clasificar, conservar, restaurar, preservar y difundir las obras cinematográficas tanto del país como del mundo. Inundado de un ambiente bohemio y artístico, la CN brinda una variedad de largometrajes de cine de arte, así como una cafetería y librería que valen la pena visitar al menos una vez.

Web: Cineteca Nacional

Dirección: Av. México-Coyoacán 389 , Col. Xoco, C.P. 3330, México, Distrito Federal

Horarios: De martes a sábado, 11:00 – 21:00 hrs.

 

Cine Tonalá

 

 

Ubicados en el corazón de la colonia Roma, el cine Tonalá refleja el amor a las artes audiovisuales  independientes que habita en la ciudad de México. Este inmueble no sólo ofrece una cartelera interesante, también una diversidad gastronómica y educativa dentro de sus aulas. ¿Qué esperas para ir?

Web: Cine Tonalá

Dirección: Tonalá 261, Roma Sur, México, Distrito Federal

Horarios: Todos los días, 13:00 – 00:00

Teléfono: (55) 5264 4101

 

Cinemanía Plaza Loreto

 

 

Imagina un lugar donde hay una buena tecnología en los proyectores del video, una buena selección de películas reconocidas en festivales alrededor del mundo, un ameno bar, una librería especializada y música de fondo. Este lugar se encuentra en Plaza Loreto, y cuenta tan sólo con tres salas de proyección con precios que varían desde 30 pesos hasta 60 pesos.

Web: Cinemanía Plaza Loreto

Dirección: Av. Revolución esq. Río Magdalena, Col. Tizapán San Ángel.

Teléfonos: 5616 4836 ó 5616 4837

 

Centro Cultural Digital

 

 

Este sitio es ideal para experimentar el cine en diferentes ámbitos y maneras. Aquí podrás encontrar no sólo películas, también talleres de cines, pláticas con realizadores y productores contemporáneos e inclusive ejercicios de apropiación.

Web: Centro Cultural Digital

Dirección: Paseo de Reforma s/n Esquina Lieja, Col. Juárez.

 

Casa Bosques, la librería de arte más fabulosa de la colonia Roma
MXCity
Ven a esta casona de la Roma, siéntate con tranquilidad en una de las bancas y déjate sorprender por esta maravillosa librería.

En Casa Bosques, el arte, diseño, arquitectura, moda y teoría se conjunta en esta casona.

 

Las librerías varían en tamaño, espacio, cantidad de libros pero también en belleza. Las librerías independientes tal vez no pueden competir con el espacio ni la cantidad de libros que ponen a la venta, ni tampoco con pueden competir con los precios de las grandes sucursales, pero no tienen nada qué pedir cuando se trata de hermosura.

La idea de calidad sobre la cantidad impera en las libres independientes, y qué bueno sea así. Ya que para el buen lector resulta mejor revisar un catálogo pequeño, pero completo de los libros de interés, y con ello hablar con una persona que recomiende los mejores libros de entre los pocos ejemplares de la tienda. En cambio, en una gran sucursal el personal no sabe lo que vende, no tienen tiempo para atener y/o recomendar un texto, ya que regularmente demasiado ocupado atendiendo peticiones o acomodando libros.

 

 

 

 

Las librerías son espacios mágicos en todas las Ciudades, lugares que ofrecen tranquilidad y la atmósfera qué se genera por medio de la elección de colores, objetos, materiales y todos los detalles qué componen el lugar. Casa Bosques es uno de ellos, fue creado por Savvy Studio que después del éxito de la primera sucursal en Córdoba 25 decidieron abrir la segunda sucursal en Anatole 13.

Casa Bosques es una librería  especializada en fotografía, cine, arquitectura, música, arte contemporáneo y teoría crítica. Además de eso se puede encontrar los chocolates más exquisitos de la Ciudad, en colaboración con el maestro chocolatero Jorge Llanderal, el cual combina el cacao de diferentes países con especias como curry, cardamomo, romero, wasabi y jengibre, sin duda te sorprenderán por los distintos sabores que parecen fuera de este mundo.

 

 

 

El concepto es curado por el artista multidisciplinario Jorge de la Garza quien escoge cuidadosamente lo más relevante de la escena editorial independiente, nacional e internacional. Se escogen editoriales y las revistas importadas de Estados Unidos, Alemania e Inglaterra. Sin duda es el lugar correcto para encontrar lo más específico. El espacio alberga, además de la increíble librería opciones de moda, diseño industrial y gastronomía.

En efecto, la Librería Casa Bosques selecciona editoriales y publicaciones independientes para ofrecer a su público, pero también encuentras literatura, sobre todo esos títulos muy ciudados y que dan preferencia al diseño del ejemplar en sí. La librería ocupa dos cuartos bien iluminados y amplios –sobre todo por la disposición de sus muebles de madera– en una casona de la Roma que invita a la curiosidad y al sosiego. Puedes tomar el volumen que quieras y hojearlo de pie o en la sala que tienen frente a la caja.

 

 

 

 

Su selección está tan cuidada que permite renovarla prácticamente cada mes. Las revistas tienen un lugar especial en sus repisas. Toda buena publicación especializada es un pretexto para hablar de otros temas y aquí se encuentran las mejores.

A esta librería hay que llevar un espíritu de explorador, para encontrar publicaciones modernas o de arte contemporáneo que no habrían de faltar en una librería así, y encontrarse con ediciones raras que se salen de los límites del formato de libro. Las ediciones que puedes encontrar son de Monocle, Apartamento, Purple, Temps de Vacances, August, Fantastic Man o The Gourmand, que usa la comida para hablar de temas políticos, sociales, estéticos.

 

 

 

Aquí los fanzines tienen su propio espacio y llegar directamente de las manos de los creadores, sobre todo jóvenes mexicanos que buscan su lugar en el mundo de las publicaciones (o al menos que su material circule). El libro de artista desafía la definición del libro como un conjunto de hojas y letras y se vuelve un objeto con el que redescubrimos el gusto por las dos páginas que se enfrentan, los tipos de papel, la unión de texto e imagen, la sucesión de páginas, los espacios en blanco, el ritmo que todo esto genera.

 

 

 

 

 

Librería Casa Bosques

Dónde: Córdoba 25, Roma.

Cuándo: Lunes a viernes 11-19 hrs; viernes 11-18, sábado 11-17.

Entrada libre

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram

Algunos célebres lugares para visitar en el mítico barrio de Mixcoac
MXCity
Historia, gastronomía, sitios para relajarse y lugares llenos de vanguardia, así es el iniguable barrio de Mixcoac en la alcaldía de Benito Juárez.

La historia de la Mixcoac es peculiar y está llena de personalidades.

 

Mixcoac viene del Nahuatl mixtli (nube), coatl (serpiente), y puede interpretarse como “la serpiente de nubes”, “Víbora en la nube” o “Lugar de la Nube de Serpiente”, y alude a la Vía Láctea, y al dios Mixcóatl. Hoy en día se conoce más por ser un barrio de la alcaldía Benito Juárez, en la Ciudad de México.

Fue en Mixcoac donde vivió el prolífico Octavio Paz, un barrio que en su época era más bien un pueblo de tradición: “Mixcoac estaba vivo, con una vida que ya no existe en las grandes ciudades” dijo. En Mixcoac vivió en la casa de su abuelo Ireneo Paz, un abogado, escritor, periodista y soldado retirado de las fuerzas de Porfirio Díaz.

 

 

 

Hablar de Mixcoac hace necesario hacer referencia al río que lleva su nombre, ya que antes de la llegada de los españoles, se encontraba el pequeño asentamiento a las orillas del Lago de Texcoco, con una longitud de 7 km y una superficie de 37 km2. Con la conquista, en el lugar se establecieron numerosos ranchos y haciendas, entre las que destacó el obraje de Mixcoac, una hacienda textilera en cuyo casco se encuentra actualmente el campus México de la Universidad Panamericana y la Universidad Simón Bolívar.

 

 

A fines del siglo XIX y por su cercanía a la Ciudad de México y algunos pueblos vecinos como Tacubaya, San Ángel y Coyoacán, en el lugar se establecieron algunas residencias campestres de veraneo, de las cuales algunas se conservan. Este barrio es conocido por el Hospital de La Castañeda, que ofrecía servicios de atención psiquiátrica y asilo a personas de cualquier edad, bajo el auspicio del General Porfirio Díaz se construyó esta edificación monumental, misma que dejó de funcionar en 1967.

Pero Mixcoac también tiene otros lugares de interés y aquí te dejamos algunos de ellos para que no dejes de visitar este lugar lleno de historia.

 

Parroquia de Santo Domingo de Guzmán

Canova 2, Benito Juarez.

 

 

Aunque existen varias iglesias coloniales en la zona, una de las más representativas por su belleza dentro del estilo neoclásico es la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán. El templo data de 1648 y llaman la atención los grandes casetones que forman su techumbre; el arco de la portería y el claustro del convento son de 1595. Aquí sería imperdonable no entrar a admirar los espléndidos retablos barrocos dorados de la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, escenario de innumerables bodas.

 

Torre Manacar

Av de los Insurgentes Sur 1457, Insurgentes Mixcoac.

 

 

La Torre Manacar cuenta con 22 pisos y un centro comercial, está en esta zona sobre la esquina del Circuito Interior y la Avenida de los Insurgentes. A dos calles de la estación del metro se encuentra el mercado de Mixcoac, sitio en donde destaca un área dedicada a la venta de flores y otra zona de comidas donde prevalece. Ocupa el lugar del antiguo Cine Manacar, y es obra del arquitecto es el fallecido Teodoro González de León.

 

Parque Hundido

Av. Insurgentes Sur S/N, Extremadura Insurgentes.

 

 

Este parque es un hermoso jardín de más de cien mil metros cuadrados, caracterizado por un gigantesco reloj-jardín, lo que lo convierte en el lugar perfecto para pasar los domingos paseando al perro o jugando con los niños, gracias a que tiene una amplia zona de juegos.

 

Deportivo Mixcoac

Rebull No. 50, colonia Mixcoac.

 

 

Este deportivo cuenta con la infraestructura para ofrecer prácticas deportivas acuáticas como natación, clavados y buceo, así como patinaje artístico, ya que el deportivo tiene una alberca semiolímpica, una fosa para clavados de 5 metros por 5 metros, regaderas y una cancha de usos múltiples. Fue construido en honor al mejor deportista mexicano en juegos olímpicos Joaquín Capilla Pérez.

 

Escuela Secundaria No. 10 Leopoldo Ayala

Goya 34, Insurgentes Mixcoac.

 

 

El  edificio  que  ocupa  esta escuela  secundaria  se  construyó  a  principios  del  siglo  XX  costeado  por  el  Sr.  Felipe Martell.  La  inauguración  de  este  se  hizo  el  diecinueve  de  diciembre  de  1904  y  desde  entonces  lo  ocupó  la  orden religiosa  llamada  Teresiana,  que impartía  instrucción  primaria  y  secundaria  a  un  número  aproximado  de  ochocientas  alumnas  entre  internas  y externas,  doscientas  de  las  cuales  estaban  becadas  y  otras  tantas  cubrían  cuotas  en  las  medidas  de  sus posibilidades.

 

Universidad Panamericana

Augusto Rodin 498, Insurgentes Mixcoac.

 

 

El campus de la universidad destaca por su composición arquitectónica, cuyo eje son tres inmuebles de gran valor histórico. Se trata del antiguo obraje de Mixcoac, edificio construido en el siglo XVIII y que forma parte del catálogo de monumentos coloniales del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Además, está la casa de campo que la familia Chancellor integró al entorno del obraje de Mixcoac a finales del siglo XIX y que hoy se conoce con el nombre de sus primeros dueños. Por último, el inmueble donde José Joaquín Fernández de Lizardi escribió El Periquillo Sarniento, y que también figura en el catálogo de monumentos coloniales del Instituto Nacional de Antropología e Historia, es parte del campus.

 

Centro Cultural Juan Rulfo

Campana 59, Insurgentes Mixcoac.

 

 

Este centro cultural es un edificio arquitectónico de estilo porfiriano, construido por órdenes del General Díaz en 1912 para ser ocupado por la prefectura política y municipal de Mixcoac. En su momento, el edificio fue despacho del señor Merced Gómez, Presidente Municipal de Mixcoac y colaborador cercano del perpetuo poder. Fue testigo del cautiverio y juicio de José de León y Toral y la Madre Conchita por el asesinato del general Álvaro Obregón.  En 1979 el artista Francisco Othon Eppens Heguera plasma su obra en un mural que se encuentra en la entrada principal. En 1986 se le nombra Centro Cultural Juan Rulfo en homenaje póstumo al escrito mexicano.

 

Callejón del Diablo

Callejón del diablo, Mixcoac insurgentes.

 

 

En este angosto callejón la gente cuenta que por la noche suelen aparecer sombras sospechosas y se oyen ruidos extraños. Dicen que se aparece Satanás para llevarse a quienes anden caminando por ahí y tengan cuentas pendientes que saldar. La versión más conocida de las diferentes explicaciones e historias que giran alrededor del Callejón del Diablo, cuenta que un hombre escéptico ante los rumores, un buen día se animó a caminar por ahí. No llevaba ni la mitad del callejón recorrido cuando vio una sombra detrás de un árbol, pero eso no lo detuvo y continuó su camino.

 

Casa de la Campana

Calle De La Campana 33, Mixcoac.

 

El número 47, una fachada larga provista de balcones abombados, es la sede de un convento de monjas, dicho monasterio ocupó antes la llamada Casa de la Campana en el número 33, de fachada neocolonial revestida de tezontle. La casa de la campana, es famosa por la campana que tiene sobre su puerta y que anteriormente se empleaba para la ceremonia del grito de independencia por el entonces ayuntamiento de Mixcoac.

 

Barrio Mágico Mixcoac

Centro de Mixcoac.

 

 

La pintoresca Plaza Jáuregui, de pequeñas dimensiones pero grande en cuanto a lo reposado de su ambiente. Pinos, sauces y eucaliptos aportan la frescura palpable de su sombra, junto con arbustos y algunas yucas. Su clásico quiosco de techumbre cónica revestida con tejas no puede faltar. Si te gusta el ajedrez o las damas chinas, rete a algún participante o amigo a jugar una partida en una de las bancas colocadas ex profeso.

 

Casa de José Joaquín Fernández de Lizardi

Augusto Rodin #456, Insurgentes Mixcoac.

 

 

Este sitio fue la residencia de uno de los escritores mexicanos más destacados del siglo XIX; mejor conocido como “El Pensador Mexicano”, el escritor de la célebre novela El periquillo sarniento, que refleja las costumbres mexicanas. Su basta obra abarca temas de política, literatura, periodismo, sociología, lingüística e historiografía. Actualmente es sede de la Universidad Panamericana.

 

Muro de la Paz

Esquina Canova, Algeciras, Insurgentes Mixcoac.

 

 

El Muro de la Paz es un espacio de libertad y expresión para todos los que creen y trabajan por la paz. Al fondo de la plaza Jauregui se encuentra este monumento que recuerda a las matanzas más feroces que acontecieron a lo largo de la historia de la humanidad. También incluye sucesos mexicanos como la Matanza de Tlatelolco. Se pueden leer frases inspiradoras que promueven la paz y la libertad entre todos los seres humanos.

 

Plaza Gómez Farías

Augusto Rodin esquina con Juan Francisco Millet

 

 

La pintoresca Plaza Gómez Farías se muestra ajardinada, arbolada y con dos esbeltas palmeras que acompañan a una sencilla fuente cantarina de forma circular. En su costado poniente se ubican dos casonas históricas: la del número 8 fue propiedad de Irineo Paz, abuelo del escritor Octavio Paz, la ocupa actualmente un convento de monjas, cuyas integrantes venden exquisitos panes (hay que tocarles la puerta).

 

Mercado de Mixcoac

Circuito Interior y Revolución s/n, Mixcoac.

 

 

Entre los puestos de comida favoritos de los locatarios está el de La Güera, quien durante años ha brindado calor por las mañanas mediante cafés solubles con leche, tacos dorados y pipián de chilacayotas. Don Alejandro Buendía, tablajero, al igual que todos los de su gremio, ejecuta una música singular mientras afila su cuchillo para afinar las milanesas. También están los machetes de la sección marina ejecutan a los pescados, capeados para tacos o cuando los vuelven quesadillas fritas sobre la calle Tiziano.

Sobre el convento que converge con la zona arqueológica de Tlatelolco
Mariana Gaxiola
Un poco sobre la historia del Antiguo Convento de Santiago Tlatelolco que se sitúa al lado de una majestuosa zona antigua.

Una hermosa yuxtaposición cultural se encuentra en esta zona emblemática de Tlatelolco.

 

Tras la caída de Tenochtitlán, la creación de la Nueva España trajo consigo infinitos cambios culturales, desde sociales hasta arquitectónicos. Para no dar fin a las costumbres indígenas, las nomenclaturas de varios barrios alrededor de la ciudad adoptaron nombres fusionados. Es por este motivo, que actualmente existen lugares en la urbe como San Pedro Actopan, San Andrés Míxquic, Magdalena Atlitic, Santa María Tomatlán y Santa Cruz Acalpixca.

También ocurrió con diversos monumentos y edificaciones. Tal fue el caso del Antiguo Colegio de la Santa Cruz de Santiago Tlatelolco. Se trata de la primera institución de educación superior para los indígenas de todo el continente americano.

La construcción de este colegio – que en realidad es una iglesia – data de 1521, justo después de la Conquista. Resultaba pertinente erigir templos en los terrenos que solían albergar centros ceremoniales indígenas, no sólo para aprovechar los cimientos sino por el significado y valor espiritual que otorgaba.

 

 

tlatelolco

 

Durante la primera mitad del siglo XVI, el convento fungió como un espacio científico, donde principalmente se instruía sobre la medicina nahua. Asimismo, se impartían clases de ciencias políticas. Con éstas, se pretendía preparar a los hijos de los caciques.

El convento buscaba una integración entre la cultura indígena y española. Es por esto que algunos frailes, como Bernardino de Sahagún, se esmeraban por encontrar un balance sano de prácticas pertenecientes a ambos estilos de vida. Sucedió también con el espacio. Vestigios prehispánicos se mantenían incólumes en el suelo, mientras un edificio virreinal se erigía a unos cuantos metros.

Para el siglo XIX, el convento dejó de ser una escuela y pasó a ser utilizado como una prisión militar. Así fue hasta el siglo XX, y hasta 1976 fue que se renovó para albergar el Archivo Histórico de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

 

tlatelolco

 

Actualmente, esta zona es una de las más emblemáticas de toda la ciudad. Se le conoce como la Plaza de las Tres Culturas, ya que aquí yacen conjuntos arquitectónicos propios de las tres etapas que más caracterizan a esta bellísima ciudad.

Vemos en este predio la cultura prehispánica, previa a la llegada de los españoles. Prevalecen ruinas y pirámides del pueblo mexica. También se hace presente la época colonial, donde se levanta el icónico Colegio de Santiago. Y finalmente la cultura moderna, que se representa con la Torre de Tlatelolco, actualmente conocido como el Centro Cultural Tlatelolco.

Este eclecticismo es lo que le da identidad a la Ciudad de México. Aunque suene como un oxímoron, la capital es un lugar repleto de choques armoniosos. Y la arquitectura es una de las mayores responsables de esto, por ser un reflejo de nuestra realidad e idiosincrasia.

 

tlatelolco