Vida Capital
Breve paseo por la historia de la fascinante Plaza de San Juan
MXCity
La historia del barrio de San Juan es de las más geniales debido a su ubicación en el centro histórico y a su contacto con tantos personajes de la vida política mexicana.

La Plaza San Juan está rodeada de varios lugares para visitar.

 

Sin duda, el barrio de San Juan es histórico. Su ubicación lo hace un lugar privilegiado, se encuentra al Suroeste del Centro Histórico abarcando parte de un ex barrio prehispánico, el barrio Chino y cuatro mercados construidos a finales de la década de 1950; asimismo, alberga la mayor cantidad de edificios considerados monumentos artísticos en el Centro Histórico.

El barrio de San Juan tiene su origen en el barrio prehispánico de Moyotlan, también conocido como el “lugar de mosquitos” en náhuatl, donde en años recientes se han descubierto testimonios de dos importantes construcciones que durante la época colonial y buena parte del siglo XIX, dieron identidad a lo que fue el barrio de indios de San Juan Moyotlan: el Convento de San Juan de la Penitencia y el Hospital Real de San José de los Naturales.

  

 

 

Moyotlan fue uno de los cuatro barrios en los que estaba dividido México-Tenochtitlán, y el más poblado e importante de ellos en su época. Después de la conquista española, la ciudad se dividió políticamente en tres partes, en la parte central del barrio se delimitó una plaza donde se estableció el tianguis para abasto de los indígenas y una capilla, en este caso bajo la advocación de Juan el Bautista.

En 1591 los representantes del barrio le ofrecieron al Virrey Luis de Velasco II el edificio de la hospedería para establecer un convento de monjas y la recaudación de suficientes limosnas para mantenerlo, pidiendo como condiciones el que fueran monjas franciscanas, y el derecho de dar sepultura en la iglesia a todos los vecinos del barrio. El virrey aceptó y los indígenas habilitaron la hospedería para poder albergar al convento, al cual llegaron las monjas clarisas el 18 de junio de 1598 y recibió el nombre de San Juan de la Penitencia.

 

 

El barrio de San Juan fue la parte más afectada de la ciudad por la gran inundación de 1629, y las posteriores epidemias y su población fue severamente diezmada. La parte oriente del barrio la componían pantanos y terrenos cenagosos, por lo que no tuvo desarrollo sino hasta finales del siglo XVIII, y el vecino barrio de la Candelaria Atlampa se fue despoblando hasta que casi desapareció.

 

 

 

Después de muchas reconstrucciones y cambios de dueño, fue hasta 1849 que se realizó el proyecto para la construcción de un mercado en la plaza de San Juan, el cual fue diseñado y construido por el arquitecto francés Enrique Griffon y fue concluido en 1850 y llamado Mercado de Iturbide.

El mercado fue diseñado con un concepto estrictamente utilitario y carente de ornamentos, que reflejaba la situación económica inestable del país, aunque el arquitecto Griffon introdujo en el edificio del mercado varias innovaciones para la época, como fue el uso de una armadura de hierro que permitió techar el patio central y al mismo tiempo le proporcionaba iluminación y ventilación, así como pisos de cemento y para los cajones exteriores se colocaron celosías de madera para ventilación así como protección para la lluvia.

 

 

 

A finales del siglo XIX se pretendió mejorar el estado que tenían algunos mercados de manera que fueran más higiénicos. El primero en modificarse fue el de San Juan en el año de 1879, en su construcción se utilizaron materiales como el hierro y el cemento y fue diseñado por el arquitecto Antonio Torres Torija.

En 1890 el empresario de origen francés Ernesto Pugibet y su esposa Guadalupe Portilla compran los terrenos y en 1884, Pugibet había fundado una fábrica de cigarros a la que le dio el nombre del Buen Tono, la cual había crecido rápidamente gracias a la rápida aceptación de sus productos y después de seis años se encontraba en plena expansión y fue necesaria la construcción de instalaciones adecuadas para la producción.

 

 

 

El convento fue demolido para construir la nueva fábrica, dejando sólo el templo en pie. La construcción del complejo fue encargada al ingeniero Miguel Ángel de Quevedo, quien se convirtió en el arquitecto favorito de Pugibet. La nueva fábrica marcó el desarrollo y auge del barrio hasta su cierre a mediados del siglo XX.

En 1912 Ernesto Pugibet manda demoler el templo de San Juan de la Penitencia y le encomienda al ingeniero Miguel Ángel de Quevedo la construcción de un templo para los servicios religiosos de los trabajadores y directivos de la fábrica.​ El templo fue dedicado a la Virgen de Guadalupe en honor a Guadalupe Portilla, esposa de Pugibet. La reja del coro alto del templo de San Juan de la Penitencia fue trasladada a la entrada del Castillo de Chapultepec que en ese entonces fungía como residencia presidencial.

 

 

A mediados de los años 50, el Departamento del Distrito Federal reorganiza los mercados de la Ciudad de México, construyendo mercados modernos, y trasladando los viejos mercados a nuevas ubicaciones. De esta reorganización formaron parte el Mercado de Jamaica, el Mercado de la Merced y los cuatro mercados de la Lagunilla, así como los cuatro mercados del barrio de San Juan.

En 1955 los comerciantes fueron reubicados a una bodega que la Fábrica del Cigarros del Buen Tono cedió para este fin, en la calle que hoy se conoce como Ernesto Pugibet, dando origen al mercado San Juan Ernesto Pugibet. Los comerciantes del exterior del mercado fueron enviados al nuevo mercado San Juan Arcos de Belén, construido en 1956 y ubicado en la esquina de las calles de López y Arcos de Belén.

 

 

Los comerciantes reubicados en un mercado inaugurado en 1970 junto a la Plaza de San Juan, el cual es el mercado San Juan de Curiosidades. Y hoy en día, La festividad de San Juan se lleva a cabo el 24 de junio y se lleva a cabo principalmente en los 4 mercados donde los locatarios organizan verbenas. La más tradicional es la celebración del mercado Arcos de Belén, donde es costumbre hacer obsequios a los vecinos y clientes que visitan el mercado ese día. Conoce la hermosa plaza de San Juan.

 

 

 

Dónde: Ayuntamiento s/n, esquina con Dolores, Col. Centro (Área 1), C.P. 6000, México, Ciudad de México

Los sismos más impresionantes ocurridos en la historia de la Ciudad de México
MXCity
Existe un extenso listado de terremotos registrados en México, al menos desde la época prehispánica. Aquí te presentamos los más fuertes registrados en la historia sismológica de nuestra capital.

En Geofísica, se la llama subducción al movimiento o hundimiento de las placas litosféricas, unas debajo de otras, actividad que por su liberación de energía provoca sismos y actividad volcánica constante. En el mundo se ha registrado mayor actividad de subducción en las zona llamada Anillo o Cinturón de Fuego del Pacífico, que abarca gran parte de América y notoriamente México. 

En la historia de nuestro país, La Placa de Cocos, se ha subducido bajo la Placa de Norteamérica, mismas que han provocado fallas geológicas y por tanto importantes registros sismológicos. Del año 2000 al 2012, el Servicio Sismológico Nacional registró alrededor de 16,540 sismos en el país, con escalas superiores a 3.5 grados en escala de richter. O sea que en México se llevan a cabo entre 4 y 5 temblores por día, aunque su baja intensidad sea casi imperceptible. 

 

 

sismos mexico-

 

Existe un extenso listado de terremotos registrados en México, al menos desde la época prehispánica. Gracias a códices es como se han logrado deducir algunos de ellos aunque no se tiene la certeza de cuál fue su intensidad. En el Valle de México, los aztecas atribuían la actividad sísmica y demás manifestaciones devastadoras de la naturaleza con ciclos periódicos a los que eventualmente llamaron Soles. Creían que la existencia humana debía extinguirse de esta manera para renacer a un nuevo Sol y con él una nueva humanidad. El quinto Sol (o nahui ollin) por ejemplo, que corresponde al que actualmente vivimos, debería terminar a causa de un terremoto. Este cataclismo lo retrataban mediante chalchíhuatl, el agua preciosa del sacrificio.

Con la actividad volcánica y sísmica notoría y constante que hemos vivido últimamente, hoy conviene recopilar la historia de los sismos más fuertes de México, que si bien son muchos y puedes encontrar la lista completa aquí–, nos remitimos a enlistar solo los que por su magnitud azotaron la Ciudad de México de manera notable. Cabe resaltar que la magnitud proviene de su epicentro, por lo que la escala Ritcher que aquí te presentamos no influyó totalmente la magnitud que resintió la capital, sino la cercanía con su epicentro:

 

19 de junio de 1858

Magnitud: 9.0 / Con epicentro en Guerrero

Tuvo una duración aproximada de seis minutos. En la Ciudad de México, hubo grandes daños en el Palacio Nacional, Casa de Ayuntamiento, Teatro Principal, Santo Domingo, Sagrario, San Francisco, vías de Ferrocarril Jesús Nazareno y en una gran cantidad de casas y viviendas de la capital. La población de Texcoco quedó devastada.

 

28 de agosto de 1973

Magnitud: 8.8 / Con epicentro en Puebla, Oaxaca y Veracruz 

1200-3000 muertos en la zona centro de México, la destrucción completa del Este de Puebla y Centro de Veracruz, el sismo más costoso de México. 2000-4000 heridos, 310.000 damnificados, la mayoría de ellos mandados a otros lugares por sus familias. El sismo registró una profundidad de 84 km, y se trata del sismo más intenso de México hasta ahora.

 

28 de marzo de 1787

Magnitud: 8.6 / Con epicentro en las costas de Oaxaca

El llamado gran tsunami mexicano, ocurrió tan solo dos años antes de la intervención Francesa en México.

 

sismos mexico

 

19 de septiembre de 1985

Magnitud: 8.1 / Con epicentro en Michoacan 

La cifra del gobierno fue oficialmente de alrededor de 10 000 muertos; sin embargo, fuentes extraoficiales afirmaron que pudieron haber llegado a ser más de 40 000 sólo en la Ciudad de México. El sismo tuvo una grado de intensidad y afectación variable en el Valle de México, siendo catalogado en la porción central de la Ciudad de México como VIII (Destructivo) o IX (Ruinoso), mientras que en la parte metropolitana dentro del grado VI (Fuerte) en la escala de Mercal. Puedes ver imágenes del sismo aquí.

 

7 de abril de 1845

Magnitud:  8.0 / Con epicentro en Guerrero

En la Ciudad de México derrumbó el Hospital de San Lázaro y la cúpula de la iglesia del Señor de Santa Teresa, se registraron daños en el Palacio Nacional, en la cámara de senadores, la universidad, así como devastación en las poblaciones de Xochimilco y Tlalpan. Se cree que este sismo tuvo su epicentro en la Brecha de Guerrero.

 

9 de octubre de 1995

Magnitud: 8.0 / Con epicentro en las costas de Colima 

49 muertos, 1,000 damnificados. Aunque no afectó notoriamente a la Ciudad de México, se trata de uno de los terremotos más importantes ocurridos en México por su devastadora magnitud. 

 

28 de julio de 1957

Magnitud: 7.9 / Con epicentro en costas de Guerrero 

68 muertos, daños en varios edificios y casas de la capital del país; la estatua del Ángel de la Independencia colapsó. Por tal suceso es recordado coloquialmente como El sismo del ángel.

 

20 de marzo de 2012

Magnitud 7.8 / Con epicentro en Guerrero

El sismo registró una profundidad de 15 km. Dos muertos y varios heridos, se registraron afectaciones en 29 municipios del estado de Guerrero y 27 de Oaxaca, la mayoría localizados cerca de la zona epicentral. En la capital del país, el barandal de un puente peatonal cayó sobre un microbús, dejando levemente herido al conductor del vehículo; así también hubo afectaciones en la línea “A” del Metro por el movimiento de las vías y un puente agrietado que pasa sobre la vía del tren, entre otros daños menores en edificios y escuelas.

 

2 de julio de 1685

Magnitud: 7.7 / Con epicentro en Acapulco

Destrucción casi total de dicha población. Sufrieron daños el Fuerte de San Diego y en las capillas del Hospital y San José.

 

22 de noviembre de 1837

Magnitud: 7.7 / Con epicentro en Michoacán

Se estima tuvo una duración aproximada de 5 minutos.

 

7 de junio de 1911

Magnitud: 7.6 / Con epicentro en Michoacán 

40 muertos (33 artilleros y 7 mujeres) y 16 heridos en el derrumbe del ala derecha de los dormitorios del 3.er. Regimiento de Artillería ubicado en Rivera de San Cosme. La colonia Santa María la Ribera de la capital fue la que resultó más afectada, otros edificios como el Palacio Nacional, la Escuela Normal para Maestros, la Escuela Preparatoria, la Inspección de Policía y el Instituto Geológico registraron cuarteaduras; un total de 250 casas quedaron totalmente destruidas. Devastación en Ciudad Guzmán, Jalisco y el derrumbe del Edificio EL IMPARCIAL antes del Hotel Regis (1914 – 1985) hoy Plaza de la Solidaridad. Es conocido como el temblor maderista por haber ocurrido el día en que Francisco I. Madero entró a la Ciudad de México, en la etapa inicial de la Revolución Mexicana.

 

19 de noviembre de 1912

Magnitud: 7 .0 / Con epicentro en Acambay, Estado de México

Daños en la Colonia Guerrero, Avenida Álvarez, Alameda Central y el Palacio Nacional de la Ciudad de México. El municipio de Acambay quedó destruido, al igual que las comunidades aledañas. Tixmadejé fue la comunidad con más daños.

 

8 de septiembre de 2017

Magnitud: 8.2 / Con epicentro en Chiapas

50 millones de mexicanos han sentido el terremoto de una magnitud de 8,2 grados. En Chiapas, epicentro del sísmo, se ha declarado el estado de emergencia como consecuencia del terremoto que ha sacudido gran parte del país en esta noche, y que ha sido el mayor que ha sufrido México “en los últimos 100 años”. 

 

tuxtla-702x468

 

19 de septiembre de 2017

Magnitud: 7.1 / Con epicentro en Morelos

El sismo del 19 de septiembre de 2017 afectó más a una franja ubicada al centro de la Metrópoli, donde se encontraba el extremo poniente del Lago de Texcoco antes de la llegada de los españoles. En esa área se localizan los daños más significativos. 19 de septiembre, fatídico día para México.

Un mismo día, diferentes años, el país fue azotado por terremotos que dejaron cientos de muertos y miles de familias que aún no tienen un techo dónde vivir. Millones de jóvenes sólo sabían del sismo del 85 por relatos de sus padres o la crónica de cada año en los medios de comunicación.

Ahora ya saben, comprenden, cómo es vivir tras esta tragedia. Tras el sismo del 19 de septiembre en 2017 no hubo ninguna justa deportiva que recordar pero lo que sí hubo fue la solidaridad que renació 33 años después en cada uno de los mexicanos, la fuerza que despertó a un país que por momentos había olvidado lo que había sufrido en aquel entonces pero sobre todo, de lo que había sido capaz aquel fatídico día en el que la tierra sacudió a toda una nación.

 

 

Con información de Servicio Sismológico Nacional 

 

Datos interesantes sobre el ángel de la independencia
MXCity
La Victoria Alada sostiene una corona de laurel y una cadena rota de tres eslabones sobre un pedestal escalonado, como el símbolo de la independencia de México.

Ángel de la Independencia.

 

Para conmemorar la independencia mexicana, se pensó construir un monumento similar al que se había construido años antes al rey español Carlos III, durante el virreinato. Se convocaron varios concursos entre 1821 y 1843, que nunca fructificaron por todos los cambios de gobierno que hubo en este periodo.​

Fue en 1843 en el periodo del presidente Antonio López de Santa Anna, que con el apoyo de la Academia de San Carlos, se convocó a un concurso para seleccionar el proyecto que recordara nuestra Independencia, a un monumento basado en una columna honoraria con una altura mínima de 42 m, rematada por una estatua de la victoria, a cuyo pie esté una base o pedestal adornada por estatuas y bajorrelieves, todo rodeado por una reja y otros monumentos menores que adornaran la plaza, todo recubierto de mármol, con estatuas y adornos de bronce.

 

 

Al concurso se presentaron participantes nacionales y extranjeros, ganando el proyecto el arquitecto francés Enrique Griffon, quien fue seleccionado por los jueces de la Academia de San Carlos. Sin embargo, el presidente consideró que el proyecto de Lorenzo de la Hidalga estaba más ad hoc a su gusto, y Santa Ana lo nombró ganador aunque hubiera quedado en segundo lugar. El premio de 300 pesos se entregó al francés Griffon pero se iniciaron los trabajos para construir el proyecto de Lorenzo de la Hidalga.

Hoy en día, el Ángel es uno de los monumentos más famosos y hermosos de nuestra capital; además de ser el lugar donde nos reunimos para festejar, protestar, celebrar a la selección o simplemente tomar fotos y vivir un poco. Es por eso que te dejamos estos otros datos interesantes sobre esta chulada de estatua.

 

Cofre con el Acta de Independencia

 

 

El general Porfirio Díaz colocó la primera piedra del ángel y puso un cofre dorado que contiene la primera Acta de Independencia y una serie de monedas de cuño corriente de la época.

 

Ángel de inspiración humana

 

 

Según la leyenda urbana, las hijas del arquitecto Rivas fueron modelos de este precioso Ángel dorado. Pero en realidad se ha documentado que el escultor Alciati tomó los modelos de yeso en Italia, para hacer el vaciado en bronce en Florencia.

 

Restos de los héroes de la Independencia

 

 

La columna es un mausoleo donde se encuentran los restos de 14 héroes de la Independencia. Entre ellos Miguel Hidalgo, Vicente Guerrero e Ignacio Allende. En 1923 se realizaron los trabajos en el interior del pedestal para la construcción de tres nichos que albergan las urnas con los restos de los diferentes héroes de la independencia.  Algunos otros restos se trasladaron desde la Catedral Metropolitana y de otros puntos del país en 1925.

 

Victoria Alada

 

 

Aunque es conocida como “El Ángel”, esta escultura se llama “La victoria alada” y representa a la diosa Niké de Samotracia: símbolo del triunfo entre los antiguos griegos. Esta escultura se asemeja a las de Berlín y Londres; es de bronce con recubrimiento de oro y mide 6.7 metros de altura y pesa 7 toneladas.  En una mano sostiene la corona de laurel símbolo de la victoria y en la otra una cadena con eslabones rotos;  lo que representa el fin de la esclavitud del dominio español.

 

Hermano del Teatro Juárez

 

 

El arquitecto Antonio Rivas Mercado retomó la idea para inspirarse en algunas famosas columnas del mundo como la de Trajano en Roma y la Alejandro en San Petesburgo. Finalmente su construcción estuvo a cargo de la dirección del proyecto, luego de trabajar en el Teatro Juárez de la Ciudad de Guanajuato.  Al proyecto se sumaron el escultor italiano Enrique Alciati; encargado de la realización de las esculturas y bajorrelieves, y el ingeniero Roberto Gayol quien se encargó  de la obra civil.

 

El terremoto de 1957

 

 

En 1957 la Victoria Alada cayó y se destrozó debido al terremoto que azotó a la Ciudad de México el 28 de julio. Al reconstruirla se le cambió el rostro y actualmente la cabeza de la antigua escultura se encuentra expuesta en la entrada del Archivo Histórico de la Ciudad de México.

Nostalgia urbana: Las peculiares esculturas de la Unidad Independencia
MXCity
La Unidad Independencia cuenta con 80 diferentes diseños de murales de mosaicos y preciosas plazas, jardines, andadores y juegos infantiles.

La Unidad Independencia es un legado de la arquitectura mexicana.

 

 

La Unidad Independencia está en la delegación Magdalena Contreras y ocupa una superficie de 37 hectáreas de las que casi la mitad correspondían a la antigua Hacienda El Batán. Fue un magno proyecto para edificar vivienda para los trabajadores de las fábricas del sur de la Ciudad de México.

Durante la década de 1950, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) determinó utilizar parte de sus reservas acumuladas para ampliar sus servicios, incluso en la prestación de vivienda. Al tiempo López Mateos sabía de un terreno ideal para llevar adelante su proyecto, ocupada por la familia Matsumoto que gozaba de gran renombre como creadora de jardines.

 

 

 

Benito Coquet Lagunes (1916-1993), director general del IMSS en aquel entonces, llamó a su amigo el arquitecto Alejandro Prieto Posadas para que formara un equipo de arquitectos jóvenes que realizaran el nuevo proyecto habitacional del IMSS, el cual no habría de ofrecer solamente un techo a los trabajadores, sino también los servicios del IMSS, facilidades sociales y artísticas, deportivas y recreativas, que contribuyeran al desarrollo de esa zona de la ciudad.

La construcción de la Unidad Independencia se inició en mayo de 1959. Fue diseñada y proyectada por los arquitectos Alejandro Prieto Posadas y José María Gutiérrez Trujillo en colaboración con el arquitecto Pedro F. Miret y un equipo de 23 arquitectos e ingenieros.

 

 

Se inauguró el 20 de septiembre de 1960 como parte de los festejos por el 150 Aniversario de la Independencia de México y el 50 Aniversario de la Revolución Mexicana. Tuvo un costo de 146 millones de pesos.​

Fue construida considerando el ahorro de costos con materiales durables (tabique hueco recocido, piedra braza, piedra bola, concreto hidráulico), y bajo la concepción urbanística de Unidad Vecinal. El conjunto habitacional consta de 2,235 viviendas en régimen de propiedad en condominio con una población cercana a 10,000 habitantes cerca del 55% mujeres.

 

 

La Unidad Independencia cuenta con instalaciones de servicios como un supermercado y tres zonas comerciales, un centro deportivo, clínica, 5 planteles educativos, guardería, teatro cubierto con 400 localidades, teatro al aire libre, una Plaza Cívica, un edificio social y centro de seguridad social.

Existen 635 casas unifamiliares de 2 y 3 recámaras, 36 edificios multifamiliares y 3 torres con 100 apartamentos considerados “de lujo” en el tiempo de su construcción. La Unidad Independencia se impulsó la fusión de la arquitectura con la escultura y la pintura. Destaca particularmente su Plaza Cívica, en donde Alejandro Prieto logró evocar la traza de las ciudades prehispánicas y se incorporó obra escultórica y arquitectónica alusiva a la mexicanidad, producto de la inspiración de Luís Ortiz Monasterio y Federico Cantú Garza, complementadas por el acueducto del propio Alejandro Prieto.

 

 

 

Las fachadas de los diversos edificios multifamiliares fueron dotadas con obra plástica de Francisco Eppens Helguera, que configuran simbolismos en homenaje a la cultura prehispánica lo que alcanza 80 diferentes diseños de murales de mosaicos. Dos esculturas de Ernesto Tamariz (1904-1988) conmemoran las visitas de JFK y De Gaulle a la Unidad Independencia y la obra “Hidalgo Libertador” de Juan O’Gorman (1905-1982) ubicada en el Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (CIESS), también es parte del espacio arquitectónico.

La edificación de la Unidad Independencia fue motivo de gran orgullo para el gobierno de López Mateos, por lo que figuró en el itinerario de los mandatarios que visitaron México a principio de la década de 1960. Fue recorrida, entre otros, por Indira Gandhi, Jawaharlal Nehru Primer Ministro de la India, John F. Kennedy (el 30 de junio de 1962), Jorge Alessandri de Chile, Rómulo Betancourt de Venezuela, Juan Bosh de República Dominicana, el Mariscal Tito de Yugoslavia, Víctor Paz Estenssoro de Bolivia, la Reina Juliana de los Países Bajos, el Príncipe Akihito de Japón (13 de mayo de 1964), Charles de Gaulle de Francia (12 de agosto de 1964) y George Price, primer ministro de Belice.

Aquí te dejamos las fotos de esta construcción:

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías FB Unidad Independencia

Los Paseos Históricos gratuitos en la CDMX para celebrar las fiestas patrias
MXCity
Con estos Recorridos Históricos estarán llenos de vida y anécdotas que te harán ver con nuevos ojos nuestra ciudad y sus rincones mágicos.

Estos paseos llenos de historia nos enseñan todo sobre nuestra gran capital.

 

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México renueva su programa de paseos mensuales para que se conozcamos todos los rincones de la preciosa ciudad con estos los Paseos Históricos.

Para celebrar las fiestas patrias, este mes de septiembre se presenta un programa lleno de historia y cultura como lo es el “Escenario de la Decena Trágica”, “Por la ruta de los Insurgentes” y “Entre bambalinas y candilejas”; todos estos recorridos son completamente gratuitos y se llevarán a cabo en diversos espacios emblemáticos de la capital.

 

 

 

En primer recorrido se llamó Escenario de la decena trágica podrás tener una caminata en la Plaza de la Ciudadela que y más tarde adentrarte a la Biblioteca de México y culminar con una plática informativa en el Monumento a José María Morelos y Pavón para contar a los asistentes las leyendas, anécdotas y personajes que marcaron la historia cultural que define a nuestra capital.

Pero no te puedes perder los siguientes recorridos que prometen ser más sugerentes, llenos de vida y por supuesto, repletos de historia y anécdotas que te harán ver desde otra perspectiva a nuestra ciudad y sus rincones mágicos.

Recuerda que el domingo 15 de septiembre no habrá recorrido, porque coincide con el Grito de Independencia; pero aquí te dejamos los siguientes paseos:

 

Ruta de los insurgentes

 

 

 

En este recorrido podremos visitar el Parque Hundido, donde se encuentra el Monumento a Vicente Guerrero, y la Plaza de Toros México, el magno proyecto de Neguib Simón Jalife llevado a cabo desde 1939, quien adquirió parte de los terrenos del antiguo Rancho de San Carlos con el sueño de construir una ciudad de los deportes.

Dónde: Insurgentes Sur y Porfirio Díaz, alcaldía Benito Juárez.

Cuándo: domingo 22 de septiembre, 10:45 horas

Entrada Libre

 

Bambalinas y Candilejas

 

 

 

Este recorrido inicia en el mural sin nombre de Diego Rivera pintado en el Teatro de los Insurgentes, que plasma tanto la historia de los insurgentes como del teatro en México. El grupo de “Entre bambalinas y candilejas” partirá de Insurgentes sur y Mercaderes, en la alcaldía Benito Juárez.

Dónde: Insurgentes sur y Mercaderes, en la alcaldía Benito Juárez.

Cuándo: domingo 29 de septiembre, 10:45 horas

Entrada Libre